¿Qué es la Fuerza Quds?

Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán marchan durante un desfile militar anual en el mausoleo del ayatolá Jomeini

PHOTO/AP  –   Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán marchan durante un desfile militar anual en el mausoleo del ayatolá Jomeini

Su nombre no era muy conocido en Occidente hasta que el 3 de enero de 2020 un ataque aéreo norteamericano asesinó a su líder, Qassem Soleimani, junto con el comandante de la milicia iraquí Fuerzas de Movilización Popular (PMF, por sus siglas en inglés), Abu Mahdi al-Muhandis, y llevó a Washington y Teherán al borde de un conflicto.

La Fuerza Quds, cuyo nombre significa ‘Jerusalén’ en farsi y árabe, ciudad que sus combatientes prometen “liberar”, es el poderoso brazo paramilitar de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés), que es, a su vez, la organizaron militar más grande de Irán y está considerada por Estados Unidos como un grupo terrorista.

Nacida poco después de la Revolución iraní (1978-1979), el líder supremo, el ayatolá Jomeini, ante la poca confianza que guardaba al Ejército iraní, decidió crear un cuerpo que estuviera completamente bajo su control y mando. El Ejército nacional funciona bajo órdenes del Gobierno central, es decir, bajo el mandato del presidente de turno, pero la capacidad de actuación de la IRGC descansa en el líder supremo, ahora el ayatolá Alí Jamenei.

Cadetes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) durante una ceremonia de graduación en la Universidad Imam Hussein de Teherán
AFP PHOTO/HO/KHAMENEI.IR – Cadetes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) durante una ceremonia de graduación en la Universidad Imam Hussein de Teherán

Igual que Saddam Hussein, líder iraquí, usó la Guardia Revolucionaria, Jamenei usa las IRGC para reforzar su voluntad sobre el pueblo iraní y defender a este de cualquier peligro externo e interno.

Este cuerpo militar está compuesto por varios subgrupos, entre ellos la Fuerza Quds, que es el “ala clandestina” que se ocupa de las operaciones en el exterior. Varios son los ataques que se le atribuyen, como el atentado contra los cuarteles de Beirut en 1983, en el que fallecieron 241 soldados norteamericanos, 58 franceses y seis civiles libaneses. Pero estos movimientos no son los habituales, ya que prefieren apoyar y asesorar en lugar de estar en la primera línea de batalla. Sus efectivos rondan entre los 5.000 y los 10.000 miembros, aunque su capacidad de influencia es mucho mayor, ya que una de las principales actividades de este cuerpo es el entrenamiento de otras fuerzas de combate en los países de la región.

Miembros de la Guardia Revolucionaria del Irán marchan durante un desfile militar para conmemorar la guerra entre el Irán e IraK de 1980 a 1988 en Teherán, el 22 de septiembre de 2007
PHOTO/REUTERS – Miembros de la Guardia Revolucionaria del Irán marchan durante un desfile militar para conmemorar la guerra entre el Irán e IraK de 1980 a 1988 en Teherán, el 22 de septiembre de 2007
Irak, Afganistán y Siria, principales escenarios

A través de la Fuerza Quds, Irán ha ido cultivando a diferentes milicias chiitas en Irak, Siria y Afganistán; al tiempo que apoyaba a grupos como Hizbulá en Líbano y Hamas en Palestina.

Es en 1982 cuando lleva a cabo su primera actividad como unidad militar, involucrándose en la guerra civil de Líbano (1975-1990), tras la invasión de Israel del país. En el manifiesto fundacional del grupo terrorista libanés, la organización juró lealtad al ayatolá Jomeini, ya que ambos adoptan la idea de la Umma, la comunidad islámica; y tienen el mimo objetivo, establecer un régimen islámico chií. El nacimiento de la milicia libanesa tiene mucho que agradecerle a la Fuerza Quds, ya que no solo recibieron grandes cantidades de dinero, sino también entrenamientos y arsenal suficiente para repeler la invasión israelí.

Miembros de la milicia paramilitar voluntaria Basij de Irán participan en un mitin de duelo en la Plaza Felestin en honor a Qassem Soleimani, comandante de la fuerza de élite Quds de la Guardia Revolucionaria iraní
PHOTO/SAEID ZAREIN – Miembros de la milicia paramilitar voluntaria Basij de Irán participan en un mitin de duelo en la Plaza Felestin en honor a Qassem Soleimani, comandante de la fuerza de élite Quds de la Guardia Revolucionaria iraní

En la década de los 90, la atención de las fuerzas iraníes se centró en la frontera oriental de la República y brindó apoyo a la Alianza del Norte en Afganistán contra una fuerza emergente: los talibanes.

La unidad se hizo cada vez más visible en el escenario mundial del siglo XXI, después de la invasión estadounidense en Irak en 2003 y la inestabilidad regional que siguió a las primaveras árabes.

En Irak, desempeña un importante papel en la organización y ayuda de los esfuerzos de las milicias chiíes contra las tropas norteamericanas, coordinándose especialmente con la organización Badr. De hecho, tras la caída del régimen de Hussein, las tropas estadounidenses, junto con sus aliados, se enfrentaron a las milicias iraníes respaldadas por la Fuerza Quds. La Administración Trump culpó de la muerte de 600 soldados a Soleimani y a las milicias iraquíes pro-Irán, que formó y dirigió.

Soleimani, muy involucrado en los asuntos iraquíes, contribuyó a la formación de las PMF en 2014, como un conjunto de milicias, la mayor parte chiíes. Sin embargo, la pronunciada injerencia iraní en estas milicias ha producido la ruptura en dos bandos: los pro-iraníes; y los liderados por el gran ayatolá iraquí Ali al-Sistani, contrario a las intromisiones de Teherán.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei (C), el 13 de octubre de 2019, participando en una ceremonia de graduación de cadetes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) en la Universidad Imam Hussein de Teherán
AFP PHOTO/HO/KHAMENEI.IR – El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei (C), el 13 de octubre de 2019, participando en una ceremonia de graduación de cadetes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) en la Universidad Imam Hussein de Teherán

También la Fuerza Quds asumió un papel de liderazgo en la organización de las fuerzas terrestres contra Daesh en Bagdad. Esta lucha, durante un breve periodo de tiempo, consiguió lo imposible: que Estados Unidos y las fuerzas dirigidas por Soleimani trabajaran de forma conjunta en Irak y Siria, unidos por el mismo objetivo común: los fundamentalistas del grupo yihadista.

Siria ha sido otro escenario donde el ala de la Guardia Revolucionara ha extendido su influencia. La Fuerza Quds ha acudido en ayuda del presidente sirio Bachar al-Asad, cuyo régimen es un gran aliado para Irán, durante la guerra civil que asola al país desde el año 2011. Los vínculos entre Damasco y Teherán se remontan a la Revolución Islámica de 1979, cuando Hafez al Asad, padre de Bachar, fue el primer líder árabe en reconocer a la nueva República Islámica de Irán.

Además, Soleimani se erigió como el gran ingeniero de los brutales ataques contra manifestantes y rebeldes antigubernamentales en la guerra siria. 

En esta foto de archivo del 18 de septiembre de 2016 publicada por un sitio web oficial de la oficina del líder supremo iraní, el general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani
PHOTO/AP – En esta foto de archivo del 18 de septiembre de 2016 publicada por un sitio web oficial de la oficina del líder supremo iraní, el general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani
Después de Soleimani, ¿qué?

Tras el asesinato de Soleimani, el líder supremo Jamenei anunció a su sucesor pocas horas despeñes del ataque: Ismail Qaani, quien había ocupado hasta entonces el puesto de general mayor de la IRGC. Tanto Qaani como Soleimani compartían varias similitudes: ambos se unieron a las IRGC durante la guerra entre Irán e Irak, y ambos han sido acusados por Washington de haber cometido actos terroristas.

Sin embargo, y de acuerdo con los expertos, Qaani no posee la gran personalidad que rodeaba a su predecesor, algo que convirtió a Soleimani en la persona más conocida e importante de la República Islámica, solo por detrás del ayatolá.

El general Ismail Qaani
PHOTO/AP – El general Ismail Qaani 

Por ello, el ataque contra el ex jefe de la Fuerza Quds ha sido considerado como uno de los más significativos en Oriente Medio desde que en 2011 una operación militar norteamericana acabara con la vida de Osama bin Laden, exlíder de Al-Qaeda.

La actividad de estas fuerzas, en un segundo plano, ha servido a Irán para negar cualquier acusación de actos terroristas de forma oficial y para prestar apoyo a organizaciones criminales en Oriente Medio, pero Estados Unidos, como se ha mencionado anteriormente, designó a este brazo paramilitar como una Organización Terrorista Extranjera (FTO, por sus siglas en inglés).

El nuevo rumbo que tome la Fuerza Quds tras la desaparición de su líder más carismático está por ver, aunque todo apunta a que Qaani seguirá la misma línea que su predecesor: aumentar la influencia iraní y su ideario fundamentalista chií en la región.

atalayar.com

El coronavirus no impidió ataques terroristas durante Ramadán

Pakistán (Reuters) Pakistán (Reuters)

Al menos 320 personas han sido asesinadas por grupos yihadistas este año durante el mes sagrado de Ramadán. La pandemia generada por la Covid-19 no ha detenido a las organizaciones terroristas en la ejecución de atentados que dejaron un alto número de víctimas mortales a las que deben sumarse 289 heridos.

Los ataques más letales han sido atribuidos a grupos del Talibán, al Estado Islámico (ISIS por sus siglas en ingles) y a células reactivadas de Al-Qaeda en el Norte de Africa. Las agencias de informaciones y los cuerpos de seguridad de varios países árabes islámicos habían avisado desde marzo pasado que varios grupos terroristas se habían reagrupado y trabajaban en planificar acciones yihadistas concretas durante Ramadán.

Aunque este año la pandemia pudo amortiguar en parte el accionar yihadista, claramente no lo evitó. Los integristas, en su mayoría terroristas afganos, libios, sirios e iraquíes, han ejecutado un centenar de ataques documentados en más de una docena de países desde que se iniciaron las festividades de Ramadán a finales de abril. Durante sus operaciones, asesinaron unas 320 personas según indica la publicación en lengua árabe de la agencia Arab News e hirieron de gravedad a otras 289. La estadística equivale a que los terroristas islamistas han ejecutado a unas 10.6 personas e hirieron a otras 9.5 por día desde el comienzo de Ramadán en la noche del 23 de abril. Y no se descarta que al final del mes sagrado con la puesta del sol de hoy, sábado 23 de mayo, cuando se celebre la cena de Eid el Fitr (final del ayuno) las cifras alcancen incluso un número mayor de víctimas.

Las muertes producto de los ataques terroristas durante las tres primeras semanas de Ramadán este año han sido más bajas. El número disminuyó casi un 25 % en comparación con 2019, en cambio el número de heridos fue mayor. Sin embargo, la crímenes se han ejecutado y continuaron incluso cuando todos los gobiernos del mundo están confrontando la pandemia ocasionada por el coronavirus chino, lo cual pone de manifiesto el grado de fanatismo instalado en la ideología islamista y la falta de respeto por la vida humana que la caracteriza, incluso sobre sus propios hermanos musulmanes que conforman la mayoría en el número de sus víctimas.

Los talibanes afganos han sido responsables del mayor número de ataques al día de hoy. Este grupo narco-terrorista ha reconquistado regiones de Afganistán donde retomó con mayor ímpetu su actividad en la producción y tráfico de drogas que exporta a distintos puntos del planeta. La peligrosidad de las redes de la organización se profundizó luego de que rechazaron el alto al fuego propuesto por Kabul y respaldado por EE.UU., para este año y durante Ramadán.

A principios de marzo, los grupos terroristas ideológicamente afines del Talibán organizaron redes muy peligrosas en Afganistán con influencia en Pakistán, Siria e Irak, y pidieron la retirada completa de la presencia militar estadounidense y extranjera prometiendo no llevar adelante ataques sobre poblaciones civiles si eso ocurría. Sin embargo, la organización narco-terrorista intensifico sus ataques desde entonces enviando más de sus combatientes a Irak y Siria al tiempo que acordó con la filial de Al-Qaeda en Libia para extender sus operaciones en el Norte de África y así asegurar nuevas regiones desde donde colocar su producción de estupefacientes organizando redes en Libia, Túnez y Marruecos para enviar la droga a Europa.

Hoy, que la prensa internacional está focalizada en los eventos del Golfo Pérsico y otros problemas regionales estimulados por actores políticos conocidos, como el régimen iraní, que agita la región a través de sus organizaciones terroristas satelitales como Hezbollah, Hamas y la Yihad Islámica Palestina, no se debe soslayar que los talibanes han convertido a Afganistán en el país de mayoría musulmana más mortífero y peligroso durante Ramadán, y su expansión a través de su asociación reciente con Al-Qaeda configura un nuevo peligro en materia de narco-terrorismo islamista.

Un hombre musulmán chiíta lleva una máscara protectora, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), mientras camina junto a los libros religiosos durante el mes sagrado del Ramadán en Najaf, Irak, el 16 de mayo de 2020. REUTERS/Alaa Al-MarjaniUn hombre musulmán chiíta lleva una máscara protectora, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), mientras camina junto a los libros religiosos durante el mes sagrado del Ramadán en Najaf, Irak, el 16 de mayo de 2020. REUTERS/Alaa Al-Marjani

Sin embargo, sin perjuicio de la caída de su capacidad militar a gran escala sobre el terreno, el califato de ISIS en Irak y Siria continúa presente. Desde abril de 2019, está probado que el Estado Islámico y sus aliados dentro y fuera de Oriente Medio siguen siendo un problema muy difícil de resolver en materia de seguridad para los países de la región e incluso para Europa. Según informes recientes de seguridad, desde la primera semana de mayo el grupo ha intensificado sus ataques en Irak, y aunque sus acciones terroristas han disminuido considerablemente, no lo ha detenido la crisis de salud disparada por el coronavirus en Oriente Medio. Los talibanes, ISIS, Al-Qaeda y otros grupos aliados tribales en Libia, así como los hutíes-chiítas aliados del régimen khomeinista de la República Islámica de Irán en Yemen, no han cesado sus ataques a pesar de la pandemia.

La incongruencia reiterada de los terroristas islámicos ha estado presente nuevamente durante Ramadán, la mayoría de las víctimas de sus ataques fueron personas de fe musulmana. A pesar de ello, los líderes religiosos de estos grupos radicalizados no han mencionado que cientos de sus hermanos han sido asesinados por el accionar islamista, contrario a ello, instaron a sus combatientes y simpatizantes a sacrificarse y redoblar sus acciones criminales participando en la yihad durante Ramadán, arengando a sus seguidores con frases relacionadas a la shuhadda (martirio), diciendo que quien cayera combatiendo sería considerado shahid (mártir) privilegiado y compensado con mayores beneficios en el paraíso.

Una mujer ajusta la gorra de su hijo con una máscara facial, durante el mes de ayuno del Ramadán, en medio de la preocupación por la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en la ciudad vieja de Sidón, en el sur del Líbano, el 19 de mayo de 2020. Foto tomada el 19 de mayo de 2020. REUTERS/Ali HashishoUna mujer ajusta la gorra de su hijo con una máscara facial, durante el mes de ayuno del Ramadán, en medio de la preocupación por la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en la ciudad vieja de Sidón, en el sur del Líbano, el 19 de mayo de 2020. Foto tomada el 19 de mayo de 2020. REUTERS/Ali Hashisho

El aspecto positivo a señalar, es que a pesar de la barbarie y la violencia desatada por los grupos islamistas durante el mes sagrado de los fieles islámicos, la visión y vivencia de la gran mayoría de los musulmanes del mundo durante Ramadán difiere totalmente de los grupos violentos. La prueba de ello a pesar de las amenazas que reciben en sus países de residencia, es que han sido varias las voces de periodistas musulmanes pertenecientes a sectores reformistas islámicos que, como nunca antes, este año se han levantado contra los crímenes del islamismo radical.

infobae.com

Llegan nuevos terroristas a Europa procedentes de Libia

Combatientes de la unidad “Shelba”, aliada con el GNA, apuntan a las posiciones enemigas en el frente del barrio de Salah-addin en Trípoli

AP/RICARD GARCIA  –   Combatientes de la unidad “Shelba”, aliada con el GNA, apuntan a las posiciones enemigas en el frente del barrio de Salah-addin en Trípoli

Los mercenarios enviados por Turquía a Libia están huyendo hacia Europa. Con ese titular Atalayar abría el pasado 23 de enero para dar a conocer como algunos de los combatientes respaldados por Ankara, que fueron enviados al país norteafricano para luchar en las filas del Gobierno de Unidad Nacional (GNA, por sus siglas en inglés), habían comenzado a huir hacia el viejo continente, utilizando la vía italiana. Desde entonces, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR, por sus siglas en inglés), ha situado en cerca de 2.000 el número de combatientes que han abandonado Libia con destino a suelo comunitario, entre ellos, muchos terroristas de índole yihadista que forman parte de grupos como Daesh, Al-Qaeda o de sus filiales. 

Uno de los últimos casos registrados se ha conocido esta semana: el extremista Saif Abu Bakr, jefe de la milicia Hamzat, que entró en Libia para combatir junto con el GNA, ha utilizado un barco de las mafias de migrantes para entrar en el sur de Europa a través de Italia. La embarcación salió del puerto de Sabratha, enclave recuperado recientemente por el GNA. Así lo ha desvelado el analista Faraj Aljarih, un testimonio recogido también por el experto José Luis Mansilla (@Sahel_Intel). “Este es otro ‘embajador de buena voluntad’ que Erdogan ha enviado a Europa después de haber desplegado a decenas de miles en Libia. Europa lamentará entregar Libia a Turquía, y espero que Italia no sea la que pague el precio, mientras los alemanes y los franceses observan”, ha declarado Aljarih en su cuenta oficial de Twitter.

De la figura de Saif Abu Bakr se desconocen detalles, más allá de que es el dirigente de la milicia Hamzat, facción siria de la que se ha nutrido Ankara para apoyar al GNA junto con otras como Al-Mutasim, Sultán Murad, Suqur Al-Shamal y Suleiman Shah. En total, la nación euroasiática ha desplegado en Libia más de 9.600 mercenarios, de acuerdo con el SOHR, mientras que cerca de 3.300 todavía permanecen en Turquía recibiendo entrenamiento e instrucciones. Además, entre los que están luchando en el país norteafricano, la organización con sede en Londres ha registrado a al menos 180 menores de edad. Hasta el momento, 311 milicianos han perdido la vida en los enfrentamientos, incluyendo 18 personas de menos 18 de años.

En esta línea, el portavoz de la facción rival de la guerra libia -el Ejército de Liberación Nacional (LNA, por sus siglas en inglés) de Jalifa Haftar- Ahmed al-Mismari, ha denunciado este jueves que “cientos de mercenarios y extremistas pagados por Ankara llegaron a Europa y otros países vecinos desde Libia”, según ha podido saber el diario local Libya Akhbar.

Además, este viernes, el activista de la oposición siria y experto en asuntos de Oriente Medio, Bassam Al-Bunni, ha denunciado en sus redes sociales que “Turquía ha engañado al pueblo sirio”. “Solíamos pensar que Ankara vino a apoyar a los Luchadores por la Libertad [las milicias rivales a Bachar al-Asad], y descubrimos que su objetivo no otro que reclutarlos para luchar en Libia […] Erdogan practica una clara hipocresía política”, ha criticado.

atalayar.com

Más de 200 muertos por violencia en Sudán del Sur, según el dirigente opositor

Un joven de la tribu Luo Nuer en el condado de Yuai Uror, en Sudán del Sur

PHOTO/REUTERS  –   Un joven de la tribu Luo Nuer en el condado de Yuai Uror, en Sudán del Sur

Casi 250 personas fallecieron y 300 resultaron heridas en el estallido de violencia del pasado fin de semana en el estado de Jonglei, en el noreste de Sudán del Sur, aseguró este viernes el portavoz de la principal fuerza de la oposición armada sursudanesa, Manawa Peter Garkouth,
Garkouth, que actualmente es ministro de Aguas en el Gobierno de unidad nacional, dijo a Efe que 246 personas perecieron y 300 fueron heridas, y responsabilizó a la tribu Murle de estar detrás de la violencia en la localidad de Pieri. “Jóvenes armados de la tribu Murle atacaron zonas de los Nuer en una incursión que buscaba vengarse del robo de ganado”, explicó el portavoz de la facción rebelde liderada por Riek Machar, actual vicepresidente de Sudán del Sur.

Asimismo, lamentó que el Gobierno de Yuba aún no haya condenado lo sucedido ni iniciado una investigación de los hechos que han denunciado tanto la misión de Naciones Unidas en el país como organizaciones humanitarias internacionales. Garkouth señaló que, si no se aplican los acuerdos en materia de seguridad entre el Gobierno y las facciones opositoras, cuyas fuerzas armadas aún no han constituido un Ejército nacional, se producirá “un colapso de la situación de seguridad en la región”.

La misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) apuntó en un comunicado esta semana que la violencia podría atribuirse al “fracaso de los partidos políticos en acordar la designación de los gobernadores de los estados, incluido Jonglei, lo cual ha creado un vacío de poder que ha envalentonado a los que están involucrados en los combates”.

Combatientes del Ejército Blanco JIkany Nuer sostienen sus armas en el estado del Alto Nilo, en Sudán del Sur
PHOTO/REUTERS – Combatientes del Ejército Blanco JIkany Nuer sostienen sus armas en el estado del Alto Nilo, en Sudán del Sur

Por su parte, el responsable de la oficina administrativa del área de Pibor en la capital, Peter Ajak, explicó a Efe que los jóvenes Murle se vengaron de los ataques de los Nuer en febrero y marzo pasados en esas mismas zonas. Según Ajak, integrantes de la tribu Nuer habían matado a cientos de personas, secuestrado a más de 900 niños y mujeres, y robado más de 60.000 cabezas de ganado. “Los jóvenes se han movilizado por su cuenta para rescatar a los secuestrados; no son una fuerza organizada ni llevan uniformes militares”, explicó Ajak, aunque no pudo ofrecer una cifra de muertos y heridos en la violencia de los días 16 y 17 de mayo.

Además, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó el jueves de que cientos de personas murieron y otras muchas resultaron heridas, sin detallar el número exacto de víctimas. La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) atendió a 56 heridos en Pieri, donde tuvo que cerrar su pequeña clínica durante unos días debido a la violencia, en la que murió un miembro de su personal sanitario.

Angie Carrascal, coordinadora del proyecto de MSF en Lankien, localidad cercana a Pieri donde la ONG tiene un hospital al que fueron trasladados algunos heridos, dijo a Efe en una conversación telefónica que la violencia es “recurrente” en esta zona muy remota del país. La coordinadora afirmó que ahora la situación es “estable” pero que este tipo de incidentes tienen un “gran impacto” en la comunidad y llevan a la población a desplazarse de forma temporal e incluso indefinida, además de dificultar el acceso a asistencia médica como la que brinda MSF.

atalayar.com

La misteriosa “Oficina 39”, la organización clandestina que mantiene a flote a Kim Jong-un

Kim Jong-un lleva semanas con actividad reducida lo que laimenta los rumores sobre su estado de salud (REUTERS)Kim Jong-un lleva semanas con actividad reducida lo que laimenta los rumores sobre su estado de salud (REUTERS)

Todo o casi todo en Corea del Norte tiene un mismo creador: Kim Il-sung, el fundador de la dictadura y también el abuelo de Kim jong-un. La misteriosa Oficina 39 también fue su idea.

Oficialmente llamada Oficina 39 del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, esta organización secreta se puso en marcha en la década del 70 para recaudar fondos para las arcas reales. Con sus ingresos, la dinastía de los Kim logró mantener los lujos y caprichos exóticos, y también sus peligros programas nucleares.

Kim Il Sung, fundador de Corea del NorteKim Il Sung, fundador de Corea del Norte

Es que Kim Jong-un gusta de lo extravagante y brillante… Después de semanas de misterios -con incluso rumores que lo daban por muerto- se cree que el dictador está recluido en su complejo de lujo en Wonsan, uno de sus 17 palacios, que cuenta con su propio estadio deportivo y una pista de aterrizaje privada. También tiene su propia estación de tren debajo de su palacio de Pyongyang, un yate de lujo y una flota de Mercedes de alta gama.

Foto satelital del complejo de lujo del norcoreanoFoto satelital del complejo de lujo del norcoreano

Y además de vivir como pocos viven en el mundo, el norcoreano ha construido un arsenal de alrededor de 30 armas nucleares y miles de armas químicas y biológicas.

¿Cómo logró el lujo y las armas como se sabe que el país vive en constante crisis económica y niveles alarmantes de pobreza para la mayoría de su población? Gracias a la Oficina 39

Dirigida por la hermana del dictador, Kim Yo-jong -la misma que se señala como su posible sucesora- la Oficina 39 es un departamento misterioso cuyo único propósito de recaudar dinero por cualquier medio posible.

la implacable hermana del dictador, Kim Yo Jong, maneja la organizaciónla implacable hermana del dictador, Kim Yo Jong, maneja la organización

Según detallan The Sun y la CNNel listado de actividades clandestinas a las que se dedica es gravísimo. Incluye contrabando de oro, narcotráfico, falsificación de todo tipo de productos )incluso medicamentos) y ciberpiratería. Según los expertos de la inteligencia de los EEUU, la Oficina 39 recauda entre 500 y 2.000 millones de dólares al año, asegura The Sun.

La Oficina 39 es una organización para conseguir divisas para el líder”, dijo un desertor a la cadena norteamericana ABC news. “En Corea del Norte lo llamamos el ‘fondo revolucionario’”, agregó.

Drogas, medicamentos falsos, falsificaciones y ciberataques

El medio británico asegura que el KIm Jong-un contrató químicos japoneses para para producir anfetaminas y opiáceos que luego se venden en Japón, China y otras partes de Asia.

Corea del Norte mantiene un plan nuclear secreto y ha realizado decenas de test en los últimos añosCorea del Norte mantiene un plan nuclear secreto y ha realizado decenas de test en los últimos años

En 2003, recuerda el diario, las autoridades australianas incautaron de un cargamento norcoreano de 150 kilogramos de heroína, por valor de 25 millones de dólares, a bordo del buque coreano Pong Su. Según el experto en Corea del norte, el profesor norteamericano Robert Kelly, “el tráfico de drogas es una de las principales fuentes de ingresos del régimen de Kim”.

Además de narcóticos, la Oficina 39 está también acusada de fabricar medicinas falsas. De hecho, la dictadura ha estado implicada en varios incidentes relacionados con viagra falso, entre ellos el arresto en 2004 de un hombre vinculado a Pyongyang con 4.000 píldoras falsificadas. En un informe de 2005 sobre Corea del Norte, Japón afirmaba que Corea del Norte estaba produciendo pastillas de viagra falsas en fábricas de Chonglin, para su venta en Hong Kong (China) y el Oriente Medio.

Durante las últimas décadas, la misteriosa organización también se hizo famosa por lograr la falsificación más exacta del mundo del billete de USD 100. Se cree que llegó a circular 100 millones de dólares en billetes falsos, según un informe de la profesora Balbina Hwang, de la Universidad Americana, con un rendimiento estimado de 20 millones de libras al año. La fiesta se terminó para Norcorea cuando en 2013 se rediseñó el billete.

Kim Jong-un, monta un caballo en el Monte Paektu.Kim Jong-un, monta un caballo en el Monte Paektu.

Otra supuesta fuente de ingresos son los productos falsos que se hacen pasar para evitar las duras sanciones impuestas a las exportaciones norcoreanas. Hay imitaciones de todo, bolsos, lapiceras, relojes e incluso cigarrillos. Según The Sun, Corea del Norte recauda 150 millones de dólares al año con estos productos piratas.

El régimen, además aprovecha la extensísima frontera con China para contrabandear un sinfín de productos, incluso oro. “Exportamos todo lo que pudimos – oro, joyas, productos agrícolas – todo lo que vendimos para obtener dinero para él”, explicó a ABC el desertor, que fue asignado a la empresa comercial Kumgang para vender ginseng, piedras preciosas y oro de diferentes lugares de Asia.

Afirmó que las sanciones de las Naciones Unidas que prohíben la mayoría de las exportaciones de Corea del Norte se desvían fácilmente. “Sólo hay que cambiar los nombres de las empresas y tener sucursales en otros países. Es fácil operar en China. La frontera tiene mil kilómetros y está abierta de par en par, así que es fácil pasar de contrabando cualquier cosa”, agregó.

Otro de las actividades ilegales es el tráfico de armas. Desde 2006 y como respuesta a los ensayos nucleares, la ONU prohibió a Corea del Norte el lucrativo comercio de armas. Pero la Oficina 39 habría encontrado cómo seguir con el lucrativo negocio: empresas aparentemente legítimas como fachada y venta de armas a través de embajadas.

Un informe de las Naciones Unidas de 2014 reveló que las armas norcoreanas fueron compradas por Siria, Myanmar, Eritrea, Tanzania, Etiopía, Somalia e Irán.

Desde entonces miles de armas norcoreanos fueron confiscadas en el mundo. Hace siete años un barco que transportaba armas y partes de misiles fue retenido en Panamá. “Se cree que sus propietarios, Chongchongang Shipping, son una empresa tapadera de la Oficina 39”, asegura el diario británico.

Kim Jong Il también financió sus exóticos gastos con la "Oficina 39"Kim Jong Il también financió sus exóticos gastos con la “Oficina 39”

En 2016,l os Estados Unidos rastrearon un barco que navegaba bajo la bandera de Camboya, con una tripulación norcoreana, que navegó de Corea del Norte a Egipto llevando armas por valor de 25 millones de dólares. El cargamento Incluía 24.000 granadas propulsadas por cohetes y componentes para otras 6.000.

Y la última incorporación al listado de delitos de la misteriosa organización fue la ciberpiratería. Las autoridades norteamericanas sospechan que el ejército de hackers de Kim Jong-un intentó robar a Reserva Federal y que orquestaron el famoso ataque de rescate “Wannacry”, que golpeó a millones de computadoras en todo el mundo y paralizó brevemente al Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña.

Como todo en Corea del Norte, también la Oficina 39 transforma en propaganda sus golpes. Así, los ciberdelincuentes supuestamente han logrado robar aviones de guerra de Corea del Sur pirateando los ordenadores del ejército.

Las famosas y gigantes estatuas de bronce de Kim Il-sung y Kim Jong-Il en Pyongyang (AP Photo/Dita Alangkara)Las famosas y gigantes estatuas de bronce de Kim Il-sung y Kim Jong-Il en Pyongyang (AP Photo/Dita Alangkara)

“Está encontrando nuevo y fértil terreno en la cibernética. Pueden operar en igualdad de condiciones y competir eficazmente con cualquier poder. Es más difícil de detectar y aún más difícil de vigilar, por lo que es un campo de batalla perfecto para ellos”, acusó Go Myong-Hyun, del Instituto Asiático de Estudios Políticos con sede en Seúl.

Ahora bajo el mando de la implacable hermana del dictador, la Oficina 39 lleva 50 años financiando a los Kim.

infobae.com

Nuevos combates en Trípoli a la espera de la ofensiva aérea de Haftar

Combatientes leales al Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) disparan una ametralladora pesada durante los enfrentamientos contra las fuerzas leales al mariscal Jalifa Haftar

AFP/MAHMUD TURKIA  –   Combatientes leales al Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) disparan una ametralladora pesada durante los enfrentamientos contra las fuerzas leales al mariscal Jalifa Haftar

La prioridad es mantener el dominio sobre la capital. Esa parece ser la consigna que están siguiendo los estrategas militares del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés) de Libia. Apenas unas horas después de que el portavoz de la Aviación del Ejército Nacional Libio (LNA) rebelde anunciase “la mayor ofensiva aérea de la historia de Libia”, los enfrentamientos entre ambas partes se han recrudecido notablemente en los suburbios de la principal ciudad del país.

En el curso de las últimas horas, los dos bandos han estado combatiendo en torno a los pequeños núcleos de población que se encuentran situados a las afueras meridionales de la capital. Por el momento, el resultado de las luchas entre LNA y GNA ha sido más favorable a los segundos. Los combatientes del primer ministro Fayez Sarraj, en su mayoría, pertenecientes a organizaciones terroristas yihadistas de Siria, han lanzado un ataque por tierra sobre las posiciones del LNA de Jalifa Haftar en la línea de frente.

Desde hace algunas semanas, la zona donde se habían estado produciendo los choques entre los dos bandos se había mantenido bastante estable, sin que se produjeran avances significativos por uno u otro lado. Según ha podido documentar el diario local The Libya Observer, las unidades de combate del GNA han intentado con éxito desplazar un poco más hacia el sur las posiciones de sus adversarios.  

Fuerzas leales al Gobierno Acuerdo Nacional (GNA) en la puerta de entrada que conduce al antiguo aeropuerto de Trípoli
PHOTO/AFP – Fuerzas leales al Gobierno Acuerdo Nacional (GNA) en la puerta de entrada que conduce al antiguo aeropuerto de Trípoli

Así, los combatientes de Sarraj, que cuentan con apoyo logístico y armamentístico de Turquía han consolidado su dominio sobre las localidades de Salah al-Din y Ain Zara, situadas a unos doce kilómetros del centro de Trípoli, en las proximidades de la ronda de circunvalación exterior, y consideradas en el plano estratégico como la puerta de entrada a la capital desde el sur. Igualmente, se ha registrado fuego intenso en las cercanías del aeropuerto internacional de Trípoli, situado todavía más al sur, según han podido documentar diversos medios locales.

En la práctica, ¿qué supone este movimiento? En líneas generales, los integrantes del GNA consiguen ganar un poco de aire, aunque las tropas del LNA siguen teniendo bajo su control las ciudades de Qasr bin Ghashir y Tarhuna, dos núcleos urbanos de cierta importancia que pueden servir como base para lanzar próximas operaciones sobre la capital. Del mismo modo, el aeropuerto permanece bajo dominio de Haftar, si bien es cierto que el fortalecimiento de las posiciones del GNA en las áreas próximas supone una amenaza creciente sobre esa posición.

Refuerzos aéreos para el LNA

El gran interrogante que surge en el horizonte radica en si estas pequeñas ganancias territoriales servirán a Sarraj para afrontar con mayores garantías la inminente ofensiva aérea que ha anunciado el LNA. Todos los indicios apuntan a que los enfrentamientos van a tomar una nueva dimensión en las próximas horas.

Según informes del portal Bloomberg News, el mariscal Haftar ha reforzado su poderío aéreo con la llegada de ocho aeronaves de fabricación rusa. Se trata de seis cazas MIG-29 y dos del modelo Sukhoi-24. Aunque el Kremlin -uno de los aliados más destacados del LNA en lo que se refiere a la provisión de equipamientos bélicos- no ha confirmado oficialmente estos informes, imágenes de satélite muestran, al menos, un caza MIG-29 estacionado en la base aérea de Al-Jufra, situada en el interior del país, a unos 300 kilómetros al sur de la ciudad de Sirte.

Bloomberg apunta a que los refuerzos aéreos rusos para el LNA habrían llegado vía Siria, desde la base aérea de Khmeimim, localizada cerca de la ciudad de Tartus. Desde su nuevo emplazamiento en el desierto libio, estos cazas representan una nueva amenaza sobre Trípoli. No obstante, desde el bando de Sarraj dicen estar preparados para rechazar la nueva campaña de bombardeos del LNA. El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ha advertido de que sus buques de guerra, baterías de misiles y drones se encuentran en disposición de responder a cualquier ataque.

Foto de archivo de un bombardero ruso Sukhoi 24
PHOTO/REUTERS – Foto de archivo de un bombardero ruso Sukhoi 24

En efecto, las aeronaves no tripuladas turcas del modelo Bayraktar TB-2 han constituido, en los últimos meses, una pieza muy importante de los éxitos militares del GNA, tanto en la vertiente defensiva como en la ofensiva. Gracias a ellos, los combatientes de la administración de Trípoli han sido capaces de conquistar el litoral que se extiende desde Trípoli hasta la frontera con Túnez, así como la estratégica base aérea del Al-Wattiya. Previsiblemente, este será otro de los frentes donde se desarrollen los combates en los próximos días.

Por el momento, ambos bandos ya han lanzado numerosos avisos a la población civil para que se alejen, en la medida de lo posible, de las zonas más calientes. El LNA ha avisado de que considerará como blanco válido cualquier posición turca, mientras que el GNA ha conminado a los no combatientes a alejarse de las tropas de Haftar.

atalayar.com

Haftar anuncia un contraataque inminente en Libia

Jalifa Haftar pronuncia un discurso diciendo que tenía “un mandato popular” para gobernar el país

AFP/DIVISIÓN DE INFORMACIÓN DE GUERRA LNA  –   Jalifa Haftar pronuncia un discurso diciendo que tenía “un mandato popular” para gobernar el país

“Están ustedes a punto de presenciar la mayor campaña aérea en la historia de Libia”; una sentencia lapidaria con la que el Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés) envía todo un aviso a navegantes. Las palabras las ha pronunciado Saqr al-Jaroushi, máximo dirigente de la Aviación de Jalifa Haftar, según ha recogido el portal Bloomberg. El mariscal rebelde se dispone así a recuperar el territorio que los combatientes del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), terroristas yihadistas en su mayoría desplegados en el norte de África por Ankara, han arrebatado a sus filas.

Al-Jaroushi ha advertido de que sus aviones no darán cuartel: “Todas las posiciones e intereses de Turquía en todas las ciudades son blancos legítimos para los cazas de nuestra fuerza aérea; hacemos un llamamiento a los civiles a que permanezcan alejados de ellos”.

En abril del pasado 2019, el mariscal Haftar inició una campaña con el objetivo de conquistar todo el territorio del país. Hasta entonces, la soberanía había sido compartida con la administración del GNA de Fayez Sarraj, afincado en Trípoli, en virtud de los acuerdos de Skhirat. A lo largo de este último año, el LNA ha avanzado poco a poco desde el este del país y controla importantes núcleos urbanos costeros, como Bengasi o Sirte. 

Hace un par de meses, parecía que el GNA se encontraba en una situación crítica, sitiado en la capital y con la ciudad independiente de Misrata -afín a Sarraj- también bajo asedio. No obstante, la situación ha mejorado ostensiblemente gracias, en buena medida, a la llegada de mercenarios sirios facilitada por Turquía. Los frentes en Trípoli y Misrata han permanecido estables. La ofensiva del LNA no solo se ha estancado, sino que se ha revertido.

Fotografía de archivo. Trípoli, durante el bombardeo por las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar, el 9 de mayo de 2020
AFP/MAHMUD TURKIA – Fotografía de archivo. Trípoli, durante el bombardeo por las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar, el 9 de mayo de 2020

En el extremo occidental del país, a lo largo del litoral que se extiende desde Trípoli hasta la frontera con Túnez, una ofensiva aeroterrestre apoyada por los drones turcos ha permitido a Sarraj extender su dominio notablemente. Además, hacia el interior del país, al suroeste de la capital, sus combatientes han conseguido tomar bajo control un punto logístico y estratégico muy destacado: la base aérea de Al-Wattiya. La conquista de este aeródromo ha permitido al GNA lanzar bombardeos constantes sobre las posiciones del LNA que quedan en la zona.

Así pues, el bando de Haftar precisaba un golpe de efecto que le permitiese recuperar la iniciativa bélica en el oeste del país. Es posible que los ataques se centren en este sector, aunque no se puede descartar que se intensifique le bombardeo sobre Trípoli.

La campaña anunciada por sus portavoces está ideada, además, con un segundo propósito. Los recientes reveses militares habían sembrado la duda en algunos de los aliados más importantes del mariscal. Entre ellos, se encuentran Egipto y Emiratos Árabes Unidos. Hasta la fecha, los dos países, integrantes del denominado cuarteto árabe que también incluye a Bahréin y a Arabia Saudí, habían dado su respaldo a Haftar porque lo consideraban una opción fiable para frenar la expansión en Libia -y, por extensión, en la orilla sur del Mediterráneo- de los Hermanos Musulmanes.

Miembros del Ejército Nacional Libio (LNA), comandados por Jalifa Haftar
PHOTO/REUTERS – Miembros del Ejército Nacional Libio (LNA), comandados por Jalifa Haftar

Sin embargo, esas alianzas están cada vez menos claras, según ha informado recientemente el diario egipcio Mada Masr. El citado periódico apunta, igualmente, que el Elíseo, que también se ha situado junto al LNA, empieza a no ver claro su compromiso. Es probable, por tanto, que Haftar esté tratando de realizar una demostración de fuerza que pueda convencer a sus socios de que es necesario que sigan apostando por él.

A la espera de que la ofensiva se recrudezca, lo cierto es que las tropas del GNA siguen reforzándose a buen ritmo. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR, por sus siglas en inglés), el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ya ha proporcionado entrenamiento en su propio territorio a más de 11.000 mercenarios procedentes de la guerra de Siria. Más de 8000 ya han sido trasladados al conflicto norteafricano y se prevé que la cifra continúe creciendo paulatinamente.

De este modo, nada asegura a Haftar que una escalada en los ataques aéreos por sí sola vaya a generar resultados óptimos, al menos, no de forma inmediata. La lucha en los grandes núcleos urbanos, además, puede configurarse al estilo de una guerra de guerrillas, de modo que, si el LNA quiere conquistar ciudades importantes, podría verse en la tesitura de tener que batallar por cada casa.

atalayar.com