Muere el ex presidente peruano Alan García tras dispararse en la cabeza cuando iba a ser detenido

Video thumbnail
Muere el ex presidente peruano Alan García tras dispararse en la cabeza cuando iba a ser detenido EL MUNDO (Vídeo) // AFP (Foto)

El ex presidente peruano Alan García ha fallecido tras habersedisparado en la cabeza cuando iba a ser detenido por orden judicial por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht.

Así lo ha confirmado el presidente de Perú, Martín Vizcarra, en su cuenta personal de Twitter.

“La situación es muy grave”, había señalado la ministra en una rueda de prensa tras indicar que García estaba siendo operado y habían conseguido reanimarlo tras sufrir tres paros cardiorrespiratorios.

Tomas abandonó una reunión del Consejo de Ministros para ir hasta el hospital Casimiro Ulloa de Lima tras enterarse de la condición de García.

Policías peruanos custodian la entrada al hospital. | REUTERS

Según reveló el ministro del Interior, Carlos Morán, el ex presidente le dijo a los policías que llamaría a su abogado desde su habitación y segundos después se escuchó un disparo.

El director del hospital, Enrique Gutiérrez, explicó que el ex gobernante presentaba un disparo de arma de fuego en el cráneo “con orificio de entrada y salida” y que todos los médicos del Casimiro Ulloa, en el distrito limeño de Miraflores, participaron en la operación.

En medio de una gran confusión, el dos veces presidente peruano (1985-1990 y 2006-2011) fue ingresado en el hospital, a donde fue trasladado por la Policía que fue a detenerlo a su casa.

Según testigos consultados por la televisión peruana García estaba cubierto por una manta roja y poco después llegó al lugar uno de sus hijos y representantes del Partido Aprista Peruano (PAP).

DETENCIÓN PROVISIONAL

El suceso se produjo cuando agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad acudieron a la casa del político, sobre el que pesaba desde finales del año pasado una orden de impedimento de salida del país, para someterlo a una detención provisional por diez días ordenada por el Poder Judicial.

Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava,secretario presidencial bajo el Gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, ambos estrechos colaboradores del ex presidente y señalados como sus testaferros.

Además del ex ministro de Transportes y Comunicaciones y de Vivienda y Construcción, Enrique Cornejo, quien horas después se entregó a la Justicia.

La situación legal de García se complicó después de que el pasado domingo se difundiera que la empresa Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la Justicia peruana, reveló que Nava, y su hijo José Antonio Nava, recibieron 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

CINCO EX PRESIDENTES ANTE LA JUSTICIA

Todos los ex presidentes que han gobernado en Perú tras el fin del régimen militar de 1980 se enfrentan a problemas judiciales.

Alan García, el último en sumarse a la lista, tenía prohibido salir del país durante 18 meses mientras era investigado por los presuntos delitos de colusión agravada y lavado de activos. A finales de 2018 decidió convertirse en el primer ex mandatario peruano investigado por los sobornos de Odebrecht en solicitar un asilo a otro país.

Ollanta Humala (2011-2016) ha terminado tras las rejas. El ex gobernante pasó casi 10 meses en prisión preventiva junto a su esposa, Nadine Heredia, acusados de haber recibido tres millones de dólares de la constructora brasileña para financiar su campaña de 2011.

Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) está siendo investigado por supuesto lavado de activos después de que se descubriera que su constructora Westfield Capital facturó 782.000 dólares a Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando era ministro de Toledo.

Alejandro Toledo, por su parte, se encuentra en Estados Unidos, prófugo de la justicia peruana, a la espera de que se resuelva una solicitud de extradición. Está acusado de lavado de dinero, tráfico de influencias y colusión, por haber supuestamente recibido US$ 20 millones de Odebrecht a cambio de licitaciones.

Alberto Fujimori ha vuelto a la cárcel en enero de 2019 después de que la Corte Suprema anulara el indulto otorgado por Pedro Pablo Kuczynski.

elmundo.es

Radicales simpatizantes del Estado Islámico llaman a atentar contra la Semana Santa

Penitente de ‘La Paz’ el domingo de Ramos en Sevilla. CRISTINA QUICLER AFP

El espectro de los atentados sangrientos de Barcelona vuelve a posarse sobre España. Un canal propagandístico afín al debilitado Estado Islámico (IS) ha llamado a lanzar ataques contra las festividades de Semana Santa en España, aprovechando el inicio de las festividades religiosas. “Dónde estáis ahora, muyaidines de Alá, cuando se os necesita”, inquiere retóricamente un vídeo recién publicado a través del canal de la aplicación Telegram de la llamada Fundación Muntasir.

La grabación, de poco más de un minuto, incorpora imágenes del atentado barcelonés de verano de 2017, que mezcla con secuencias en Valencia y Málaga, con procesionesabarrotadas, y con fragmentos de un atropello o de un individuo escondiendo un arma blanca. El vídeo, en castellano, imita los mensajes que en el pasado emitieron medios manejados por miembros del IS. Insta a las llamadas células durmientes y lobos solitarios a actuar en nombre de la guerra santa.

“Lo más interesante desde mi punto de vista es la utilización de un fragmento de audio de Muhammad Yasin Ahram Pérez, alias El Cordobés, el hijo de la Tomasa, extraído del vídeo de reivindicación de DAESH de los atentados de Barcelona”, indica Carlos Seisdedos, responsable del área de ciberinteligencia de la empresa de ciberseguridad ISECAuditors. Las fuerzas de seguridad dan por muerto al Cordobés, pero no la amenaza que representaba.

Las fuerzas de seguridad han contado hasta seis amenazas explícitas contra España, en lo que va de año, proferidas por el entorno islamista radical. En todos los casos se trata de meras comunicaciones virtuales. Pero las autoridades mantienen la alerta y, con motivo de la Semana Santa, la han elevado al nivel cuatro – riesgo alto – de cinco establecidos. Uno de los objetivos es garantizar la seguridad evitando momentos de pánico innecesarios y peligrosos, como el ocurrido en la ‘Madrugá’ de Sevilla de 2017.

Al Muntasir, el medio que ha propagado la última amenaza, es un viejo conocido de los analistas. Ante el cierre de los canales ‘oficiales’ del Estado Islámico, este ha sido uno de los varios medios que les han tomado el relevo. El pasado diciembre, en un vídeo titulado Precio caro, pagado en Barcelona, la entidad señaló a los “cruzados” que “alimentáis el radicalismo” deteniendo a “musulmanes inocentes”. El mes pasado, volvieron a apuntar a los “cruzados” tras la matanza cristiana radical de Nueva Zelanda.

“Nunca se puede descartar que algún seguidor de estos grupos de Telegram haga suyo el llamamiento a atentar después del visionado de este tipo de contenido”, opina Seisdedos, aunque matiza: “Considero que estos vídeos y llamamientos forman parte de una estrategia de difusión y propaganda, que se ha visto intensificada por la entrada en escena de agencias no oficiales como Muntasir Media”. Su intención, cree, es “intentar ‘captar’ la atención de los seguidores que podrían encontrarse en el estadio de querer perpetrar un atentado o realizar algún tipo de acción violenta en nuestro país”.

El pseudocalifato del Estado Islámico fue derrocado por una alianza de fuerzas kurdas y árabes, con apoyo estadounidense y británico, el mes pasado en el este de Siria. La amenaza siguiente es la posibilidad de que sujetos afiliados al IS que huyan del control de las autoridades de allá y de aquí, en caso de retornar sin ser procesados, puedan seguir atacando. El Daesh ha pasado de ser una suerte de administración en Siria e Irak, con simpatizantes repartidos por el mundo, a una insurgencia que busca explotar las divisiones sectarias para seguir matando.

ELMUNDO.ES

El corredor de la vida y la muerte en la guerra olvidada de Europa

Foto: El monumento de la II Guerra Mundial Savur-Mogila, dañado durante los enfrentamientos entre el ejército ucraniano y los separatistas, cerca de Snizhne, Ucrania. (EFE)
El monumento de la II Guerra Mundial Savur-Mogila, dañado durante los enfrentamientos entre el ejército ucraniano y los separatistas, cerca de Snizhne, Ucrania. (EFE)

Miles de ucranianos hastiados por los cinco años de interminable guerra en el Donbás cruzan diariamente a pie el frente para comprar comida, visitar a sus familiares o cobrar sus pensiones. “El puesto de control de Stanitsia Luhanska es el único corredor abierto en todo el frente de la provincia de Lugansk donde la gente puede cruzar la línea divisoria”, explicó a Efe Noelia Dotsenko, portavoz de la guardia fronteriza ucraniana en la zona.

Sin llegar a ser una crisis humanitaria, la situación es insostenible para cientos de miles de habitantes de Lugansk, provincia partida en dos por el conflicto entre el Ejército ucraniano y las milicias prorrusas.

Vidas rotas, familias divididas, casas abandonadas y la amenaza de los francotiradores apostados en una colina cercana son el pan de cada día para los que recorren este corredor de la vida y de la muerte. “Una de nuestras principales misiones es garantizar la seguridad de los que cruzan la línea de separación. Los agresores organizan continuamente provocaciones y disparan tanto contra las posiciones del Ejército ucraniano como a las zonas aledañas”, comentó Dotsenko.

Miles de ucranianos cruzan por el corredor en Stanitsia Luhanska (EFE).
Miles de ucranianos cruzan por el corredor en Stanitsia Luhanska (EFE).

La zona está llena de minas, por lo que los que cruzan no deben desviarse ni un ápice de la carretera, aunque hay dos refugios, uno subterráneo, en caso de ataque. Tanto para los soldados ucranianos como para los reporteros el último lugar seguro es una improvisada empalizada donde está izada la bandera ucraniana.

Con todo, la procesión es interminable, ya que este es el único paso libre en más de 150 kilómetros de frente. Más de 10.000 personas pasan diariamente por este punto, cifra que puede alcanzar las 15.000 en verano. El puesto de control, que está abierto 12 horas cada día, parece más la sala de espera de una estación de tren. La mayoría son mujeres de avanzada edad. Como Sveta, que se apoya con una mano en una muleta y con la otra empuja a duras penas un oxidado carrito de la compra lleno de patatas.

ETHEL BONET. KIEV

La tensión entre los que cruzan y los soldados es latente. Algunos no esconden su animadversión hacia el Ejército y el presidente, Petró Poroshenko. “Poroshenko es un asesino. Ni los alemanes nos bombardearon con tanta saña”, comentó a Efe una airada mujer que vive en la capital provincial, controlada por la autoproclamada república popular de Lugansk (LNR).

Todos son malas caras. Muchos se cubren el rostro o dan la espalda en cuanto ven a un reportero. Los militares creen que los que temen hablar con la prensa son colaboradores de los “sépar”, como llaman a los separatistas.

Las milicias prorrusas inutilizaron en 2015 el puente, por lo que la única forma de recorrer los cinco kilómetros de ida y vuelta es a pie, agotadora caminata que para muchos pensionistas es un esfuerzo casi sobrehumano. Algunos tienen que recurrir a porteadores que, a cambio de una generosa compensación, les llevan en sillas de ruedas e improvisados carricoches de metal. No tienen elección, ya que deben demostrar una vez cada dos meses que están vivos si quieren cobrar la pensión en una sucursal bancaria móvil.

La singladura es especialmente ardua en invierno, cuando las temperaturas rondan los 15 grados bajo cero, ya que no hay lugar donde calentarse, además de que la nieve dificulta enormemente la caminata. Otros cruzan para formalizar el pasaporte, certificados de nacimiento y defunción, cobrar sus salarios, visitar a familiares o comprobar que sus casas están en buen estado. Entre los desplazados, algunos han podido alquilar sus viviendas, pero otros no han tenido tanta suerte y sus casas han sido desvalijadas.

IRENE SAVIO. ROMA

También se ven familias enteras cargando con productos, ya que los alimentos son mucho más baratos en territorio controlado por Kiev, debido al bloqueo gubernamental a las repúblicas separatistas. Algunos llevan electrodomésticos, ordenadores, teteras, aunque la carga nunca debe sobrepasar los 75 kilos por persona, según precisó Dotsenko. No todos cruzan por necesidad. La picaresca también está a la orden del día. La mitad de los que cruzan son porteadores, que ganan 300 grivnas (10 euros) por viaje, y “especuladores”, que venden toda clase de artículos en los mercados de Lugansk.

El Ejército ucraniano está dispuesto a reparar el puente que cruza el río Severski Donets para permitir el paso de automóviles y aliviar la dramática situación, pero los separatistas se han negado a declarar un cese del fuego. Casi todos los que cruzan el frente desean que llegue la paz, aunque la desconfianza entre ambos bandos es muy profunda. “Queremos volver a Ucrania. No queremos vivir más en la LNR. Demasiado dolor, guerra y terror. Al principio no era así, pero ahora muchos piensan igual que yo”, señaló a Efe Sveta, una ingeniera retirada, tras visitar a su hija y nieto.

ELCONFIDENCIAL.COM

Netanyahu promete Cisjordania (o parte) a los israelíes si gana las elecciones

Foto: Varios ultraortodoxos junto a un autobús y bajo un póster electoral de Netanyahu. (Reuters)
Varios ultraortodoxos junto a un autobús y bajo un póster electoral de Netanyahu. (Reuters)

En un último intento de evitar fuga de votos a otros partidos de la derecha, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, prometió este fin de semana, si gana las elecciones del martes, anexionar para Israel al menos parte de los territorios palestinos ocupados, donde la comunidad internacional apuesta por crear el futuro Estado palestino.

“Hasta hace poco, Netanyahu permanecía cuidadoso sobre la anexión formal, prefiriendo pequeños pasos que fortalecieran la conexión de los asentamientos con Israel. Prefería dejar los espacios abiertos en Cisjordania para un futuro acuerdo con los palestinos”, explicaba este domingo el analista Aluf Benn en el diario ‘Haaretz’. “Pero bajo la presión electoral y una creciente dependencia de sus socios de ultraderecha, mientras se acerca una decisión sobre su imputación porcorrupción, Netanyahu ha cambiado de dirección y ha empezado a sugerir su apoyo a una anexión apoyada por Estados Unidos”, indicaba el periodista.

El reciente reconocimiento por Washington de la soberanía israelí sobreel territorio sirio de los Altos del Golán -que el país ocupó en 1967 y se anexionó en 1981 sin reconocimiento de la comunidad internacional-, ha dado alas a los grupos que reclaman que se extienda la soberanía israelí a Cisjordania, o al menos a los grandes bloques de asentamientos judíos.

Los partidos a la derecha del Likud de Netanyahu, como Nueva Derecha, Zehut o la Unión de Partidos de Derechas, apuestan claramente por la anexión de la denominada Área C en los Acuerdos de Paz de Oslo, que abarca un 60% de Cisjordania y donde residen la mayoría de los colonos. Muchos en el Likud también apoyan la anexión de al menos partes de ese territorio y el Comité Central del partido lo pidió explícitamente en 2017, pero Netanyahu nunca había apostado tan claramente en público al respecto.

ELÍAS COHEN

El sábado, sin embargo, preguntado en una entrevista por qué en sus diez años al frente del Gobierno no había anexionado el asentamiento de Maale Adumim (cerca de Jerusalén) y el bloque de colonias de Gush Etzion (entre Jerusalén y Belén), respondió: “¿Quién dice que no lo voy a hacer?”.

Tras destacar el reconocimiento estadounidense de la soberanía israelí en el Golán, aseguró: “Seguiremos adelante con la próxima fase. Sí, extenderé la soberanía“. “Yo no distingo entre los bloques de asentamientos y los asentamientos aislados, porque cada asentamiento es israelí, y yo no lo entregaré a la soberanía palestina”, dijo, y prometió que no dividirá Jerusalén, no evacuará ninguna colonia y garantizará que “Israel controla el territorio al oeste del (río) Jordán”.

También aseguró que ha dejado claro al presidente de EEUU, Donald Trump, que no está dispuesto a sacar “ni a una sola persona” de las colonias en territorio ocupado. Todas ellas, cuestiones que imposibilitarían la creación de un Estado palestino viable e independiente.

Según una encuesta reciente, un 42% de la población israelí apoya algún tipo de anexión en Cisjordania. Una postura que mantienen no solo ciudadanos de derechas, sino que incluye a votantes del bloque de centro-izquierda.

ÁNGEL MARTÍNEZ

El analista Sever Plocker enmarcaba este domingo en el diario ‘Yediot Aharonot’ esta situación en el hecho de que “la clase media ha virado a la derecha“. “El bloque de centro-derecha ha reemplazado la aspiración de acabar con la ocupación -consintiendo un Estado-nación palestino soberano, contiguo y viable-, con el concepto de ‘separación’, que significa un Gobierno palestino civil limitado en partes de Judea y Samaria (Cisjordania), control militar exclusivo israelí sobre la mayor parte del territorio y la anexión de entre el 8 y el 80% del territorio”, afirma Plocker.

“Será un desastre nacional”

El experto en Oriente Medio Victor Kattan advierte de que la anexión “sería desastrosa para los palestinos” y también “enormemente dañina para Israel”. “Netanyahu lo sabe, pero también sabe que sus votantes se han movido hacia la derecha y que Trump le apoyará de todos modos”, valoraba este domingo en ‘Haaretz’.

La posible anexión también tiene detractores, como el autodenominado Movimiento de Comandantes por la Seguridad de Israel, grupo no partidista de unos trescientos exgenerales y altos cargos de Inteligencia que afirma que esta decisión, incluso si es parcial, sería “un desastre nacional”. “Está claro que el plan no pretende quedarse en un cajón: la anexión está aquí y traerá consigo un Estado binacional con 2,6 millones de palestinos que vivirán donde quieran en Israel y se moverán sin restricciones. Sanidad, educación y bienestar: nosotros pagaremos el precio. Este desastre debe ser parado antes de que sea demasiado tarde”, advirtió el grupo en un comunicado.

Los palestinos aseguraron no estar sorprendidos por la promesa de Netanyahu a sus votantes y el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina, Saeb Erekat, advirtió de que Israel “seguirá violando descaradamente la ley internacional mientras la comunidad internacional continúe recompensándole con la impunidad”.

ELCONFIDENCIAL.COM

Cerco al petróleo y choque Roma-París: los efectos para Europa de la guerra en Libia

Foto: Combatientes de las milicias de Misrata se preparan para avanzar hacia el frente de Trípoli. (Reuters)
Combatientes de las milicias de Misrata se preparan para avanzar hacia el frente de Trípoli. (Reuters)

“He mantenido en las últimas horas contactos directos con emisarios del general (Jalifa) Haftar y Al-Sarraj”, confirmó ayer el primer ministro italiano, Giuseppe Conte. “Italia está muy preocupada por la escalada militar” en el país, añadió. Después de que las milicias de los dos gobiernos libios se hayan enzarzado en violentos combates, Roma ha optado por desplegar todos sus esfuerzos diplomáticos para evitar que Libia -excolonia italiana- se hunda todavía más en la guerra civil. Una maniobra que refleja una preocupación inédita en Italia, ante la ausencia de una estrategia clara y unánime de los países de la Unión Europea y de la comunidad internacional, por las posibles consecuencias del conflicto.

Las repercusiones inmediatas, económicas y humanitarias, pueden ser mayúsculas.“Si el conflicto continúa, hay dos escenarios posibles: o que, para presionar a la comunidad internacional, Haftar cierre algunos yacimientos petroleríferos o que el otro bando opte por un enfrentamiento en la llamada ‘media luna petrolera’, en el centro del país y de donde se obtienen dos tercios de la producción libia”, dice Claudia Gazzini, analista italiana especializada en Libia del centro de estudios International Crisis Group.

“Estaríamos hablando de destrucción de infraestructuras para la extracción petrolífera”, aclara la analista. El miércoles, la petrolera estatal libia National Oil Corporation (NOC) condenó el bombardeo aéreo de una de sus empresas subsidiarias en el distrito de Qasr Bin Ghashir, en las afueras de Trípoli.

En este clima, ENI, la petrolera italiana, afincada en Libia desde 1959, evacuó el pasado fin de semana a muchos de sus trabajadores italianos. La empresa informó el sábado de la salida de sus empleados desplegados en sus oficinas de Tripoli y en los yacimientos de Al Wafa y El Feel, en el sur de Libia, en una operación realizada en colaboración con el Ministerio de Exteriores italiano.

IMANE RACHIDI. LA HAYA

Otro mal presagio es lo ocurrido a Repsol. Según informó la empresa española, su producción de petróleo durante el primer trimestre del año se redujo un 3%, con respecto a los 727.000 barriles obtenidos en el mismo periodo del año anterior, principalmente por el bloqueo del yacimiento de Al Sharara, en la cuenca de Murzuq, en el sur de Libia. El mencionado yacimiento, en el que Repsol opera junto con la austríaca OMV, la francesa Total, la noruega Hydro y la local NOC, estuvo inactivo hasta el pasado 4 de marzo por las amenazas de las milicias.

“Los puertos están cerrados”

La consecuencia inmediata de las dificultades para operar en los yacimientos libios sería un aumento de los precios del petróleo que repercutirá en el consumidor, según denuncia Michele Marsiglia, presidente de FederPetroli, un asociación que reúne a empresas italianas del sector petrolero. “Los puertos en Libia está cerrados. Eso significa que todos los días la industria está perdiendo dinero”, ha denunciado Marsiglia. “Además, tampoco hay que olvidar que, en caso de conflicto bélico, los costes de los seguros para los cargamentos son altísimos. Todo esto tiene consecuencias sobre los precios”, ha insistido.

“Los puertos en Libia está cerrados. Eso significa que todos los días la industria está perdiendo dinero”

En el caso de ENI y la francesa Total, la explotación de crudo libio también es “offshore”, es decir en zonas en el alta mar, que posiblemente sufrirán en menor medida los enfrentamientos armados.

Otra repercusión, también grave, es la que se cierne sobre la economía libia, puesto que el petróleo le supone el 95% del total de las exportaciones del país. Aunque, en paralelo, una caída de la producción libia podría a su vez aumentar la dependencia de Europa de otros productores.

Tensión en la UE

En este contexto, el caos libio también amenaza con profundizar la tensión entre los actuales gobiernos europeos. En particular, entre Italia y Francia, la otra potencia con grandes intereses económicos en la región. El miércoles, después de que se filtrara la información de que Francia podría estar bloqueando un comunicado conjunto de la Unión Europa para repudiar la ofensiva de Haftar, el vicepresidente y ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, cargó con todo contra París.

“Sería gravísimo si los intereses económicos y comerciales de Francia bloqueasen una iniciativa europea” para repudiar las maniobras de Haftar, dijo Salvini. “No me quedaré callado (…) Estamos intentando adquirir más información” sobre la postura de Francia, añadió Salvini, que hizo un paralelismo con la situación actual y lo ocurrido en 2011.Espero que, en esta ocasión, “no estén jugando a la guerra para hacer negocios. Es innegable que hoy (Libia) se encuentra en esta situación porque alguien, en 2011, antepuso sus intereses a los de los libios y de Europa”, señaló la ministra de Defensa italiana, Elisabetta Trenta.

En 2011, Francia lanzó una intervención militar en Libia para acelerar la caída del dictador Muamar el Gadafi, a la que posteriormente también se sumó una coalición de 16 países, amparados por la OTAN y una resolución de la ONU. Una intervención que desde entonces ha sumido el país en una situación de desgobierno y conflicto entre los numerosos clanes.

LAURA JIMÉNEZ

Francia ha rechazado estas acusaciones. El martes, el presidenteEmmanuel Macron incluso llamó por teléfono a Fayez Al-Sarraj, el primer ministro libio reconocido por la ONU, para negar que París esté ayudando a las fuerzas de Haftar, como llegó a sugerir incluso el presidente del Parlamento europeo, Antonio Tajani. “Haftar no tiene otro objetivo que el de hacerse con el poder”, le dijo Al-Sarraj a Macron, según publicó ‘The Libya Observer’.

Anteriormente, la versión de que Francia habría enviado asesores militares para aconsejar a Haftar también fue difundida por la televisión Libya Ahrar TV. Algo que provocó que el domingo Al-Sarraj llamara a consultas a la embajadora de Francia en Libia, Béatrice du Hellen, para pedirle explicaciones. Con ello, Macron también rechazó la idea de cualquier intervención militar en el país.

Con todo, en realidad, la tensión entre Italia y Francia por Libia no es cosa nueva. Se remonta a 2017, cuando Macron organizó una conferencia en París entre Al-Sarraj y Haftar, sin invitar a Italia. Algo que se volvió a repetir en mayo del año pasado, cuando el Gobierno francés llevó a cabo un encuentro con el enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salamè, y diversos líderes libios, lo que molestó al país transalpino. Roma respondió entonces con una conferencia en noviembre sobre Libia, en la que incluso Al-Sarraj y Haftar fueron fotografíados estrechándose la mano, pero que tampoco tuvo resultados relevantes.

La razón de esta serie de fracasos es también que lo que ha predominado hasta la fecha es la ambigüedad de las potencias internacionales. “Otro es el caso de Estados Unidos. En marzo intentó frenar la ofensiva de Haftar, pero no ha sido claros sobre qué hará si la guerra no para. Y también los rusos se han mantenido en buenas relaciones con ambas partes, probablemente porque consideran que el Gobierno de Al-Sarraj es incapaz de mantener la paz”, reflexiona la experta Gazzini.

Un soldado libio camina junto a una explotación petrolífera dañada en Ras Lanuf, Libia. (Reuters)
Un soldado libio camina junto a una explotación petrolífera dañada en Ras Lanuf, Libia. (Reuters)

Rebrote del ISIS

Según los analistas, mientras las potencias europeas discuten otros países están ampliando su influencia en el país y la región, entre ellosEgipto, Emiratos Árabes, Arabia Saudí e incluso Rusia. “Los rusos han armado a Haftar y no gratuitamente”, ha opinado el profesor Lucio Caracciolo, director y fundador de la revista de geopolítica Limes. Según él, la ausencia de una estrategia europea común en Libia y el desintéres manifestado por Estados Unidos, han permitido incluso la infiltración de China. “Podríamos incluso ver aparecer bases chinas en el Mediterráneo”, ha llegado a pronosticar Caracciolo.

“Aumentan las posibilidades de un nuevo éxodo hacia Europa, en particular hacia Italia y otros países del sur del continente”

“Hay potencias mundiales, no solo regionales” que se han involucrado en Libia, insiste el experto. “Egipto, gracias a Haftar, tiene la esperanza de finalmente hacerse con (la región oriental libia de) Cirenaica”, ha continuado. Y otro es el caso de Arabia Saudí. Tanto que allí viajó, ocho días antes de lanzar su ofensiva -era el 27 de marzo-, Haftar, en un viaje en el que también se reunió con el príncipe saudí Mohamed bin Salmán.

Una situación que, sumada a las tensiones sociales en Algeria y Marruecos, amenaza con convertirse en un grave problema de seguridad para el Viejo Continente, según Caracciolo. Más aún que un resultado nefasto del conflicto libio también podría ser que, en el medio de los enfrentamientos armados, organizaciones como el Estado Islámico encuentren un espacio para resurgir. Ya el martes, según la agencia Reuters, milicianos del Estado Islámico atacaron la ciudad libia de Fuqaha, en el sur de Libia, anteriormente en manos de milicias afines a Haftar. Una señal de que el grupo estaría aprovechándose de la salida de las tropas del general de la zona.

Migrantes atrapados

Otro asunto es la crisis humanitaria. “Los primeros que van a padecer el conflicto son los libios y los migrantes que siguen atrapados en ese país. Eso significa que aumentan las posibilidades de un nuevo éxodo hacia Europa, en particular hacia Italia y otros países del sur del continente”, afirma la analista Gazzini. Según informes indirectos recibidos por ACNUR y Médicos Sin Fronteras (MSF), algunos migrantes incluso estarían siendo obligados a trabajar para los milicianos involucrados en el conflicto, bajo la promesa de ser luego liberados. En la actualidad, según estimaciones, en el país vivirían alrededor de 800.000 migrantes, centenares de los cuales fueron devueltos en los últimos meses al país por los barcos de la Guardia Costera libia (financiada también por Italia).

En juego está la retórica de que Libia sería un “puerto seguro” para devolver a los migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo, un argumento que rechazan organismos como la OIM y la ACNUR, pero que apoya el actual Gobierno italiano. Tanto que, este mismo miércoles, Salvini volvió a festejar la devolución de unos 20 migrantes que pedían socorro en el Mediterráneo central. “Los famosos veinte que ‘se estaban hundiendo’ han sido rápidamente salvados por la Guardia Costera libia y devueltos a tierra. ¡Muy bien!”, celebró el ultraderechista italiano, cuyas políticas han inspirado a varios partidos europeos de su misma ideología.

ELCONFIDENCIAL.COM

El Ejército de Sudán saca a Omar al Bashir del poder tras 30 años

Foto: Manifestaciones en Sudán. (Reuters)
Manifestaciones en Sudán. (Reuters)

El presidente de Sudán, Omar al Bashir, fue derrocado hoy por el Ejército de su país poniendo fin a un Gobierno de 30 años que no ha podido superar la presión en las calles de las protestas que comenzaron hace cuatro meses y que en los últimos días llevaron a los militares a colocarse del lado de los manifestantes.

Al Bashir comenzó el jueves como presidente de Sudán, pero desde muy temprano, cuando el Ejército anunció que daría un importante mensaje a la nación, todo el mundo sabía que sus horas estaban contadas.

Las Fuerzas Armadas sudanesas decidieron en la madrugada del pasado domingo que la represión de los cuerpos de seguridad había llegado ya demasiado lejos y se puso del lado de los manifestantes, que dos días antes habían acampado en los alrededores del principal complejo militar de Jartum para pedir su apoyo.

EL CONFIDENCIAL

El ministro de Defensa de Sudán, el general Awad Ibn Auf, anunció este jueves que Al Bashir está detenido “en un lugar seguro” y que las Fuerzas Armadas han decidido comenzar un Gobierno transitorio de dos años.

A la esperar de conocer los términos de esa junta militar, denominada Consejo Militar Transitorio, el ministro anunció la suspensión de la Constitución de 2005 y la disolución de la Presidencia, el Parlamento, el Consejo de Ministros y los gobiernos regionales.

En esos dos años “se preparará el ambiente para la transición pacífica de la autoridad”, dijo Auf, quien afirmó que eso incluye el establecimiento de partidos políticos, la organización de “elecciones honestas” y la redacción de una “Constitución permanente”.

Asimismo, se ha ordenado la liberación “inmediata” de todos los presos políticos, el estado de emergencia durante tres meses y un toque de queda que se extenderá un mes y que estará en vigor desde horas de la noche hasta la madrugada. El espacio aéreo permanecerá cerrado en las próximas 24 horas, lo mismo que los pasos fronterizos, en este caso “hasta nuevo aviso”, indicó.

En su pronunciamiento, el ministro criticó la “corrupción del régimen” y las “promesas mentirosas” que agotaron la paciencia de los sudaneses, que protestan en las calles desde mediados de diciembre contra Al Bashir.

En las inmediaciones del cuartel general que en los últimos días ha servido de epicentro de la protesta, miles de personas celebraban el fin de Al Bashir, entre dulces, dátiles y bebidas gaseosas. Algunos incluso han llevado un cordero, lo degollaron y lo asaron a la espera de que se produzca la salida de los presos.

Sin embargo, las Fuerzas de la Libertad del Cambio de Sudán, una plataforma que aglutina a partidos y grupos opositores, afirmaron que el “régimen” ha dado un “golpe militar” para mantenerse en el poder tras deponer al presidente Al Bashir.

“Las autoridades del régimen han dado un golpe militar para reproducir las mismas caras e instituciones contra las que el gran pueblo hizo una revolución”, dijo el grupo en un comunicado publicado por la Asociación de Profesionales, miembro de este movimiento.

El grupo opositor rechazó el comunicado “golpista del régimen” leído minutos antes y afirmó: “los que destruyeron el país y mataron a nuestro pueblo intentan robar todas las gotas de sangre y sudor derramadas por el pueblo sudanés en su revolución”.

NURIA TESÓN. EL CAIRO

Los opositores han llamado al pueblo a que se mantenga concentrado ante el cuartel general de las Fuerzas Armadas y “en todas las regiones y las calles de la ciudades sudanesas” hasta que el poder sea entregado a “un gobierno transitorio civil que represente a la fuerza revolucionaria”.

En otro comunicado, la Asociación de Profesionales se dirige a los oficiales, suboficiales y soldados de las Fuerzas Armadas que se “inclinaron hacia el pueblo” a que se mantengan firmes.

Confiamos en que estéis del lado del pueblo, por la patria y para que las Fuerzas Armadas secuestradas vuelvan a la normalidad y sean las Fuerzas Armadas del pueblo”, se indica en el comunicado.

Hasan Abdalá, un comerciante de 40 años, aseguró a Efe en el lugar de la acampada que Al Bashir se ha marchado pero su régimen permanece y consideró que el consejo militar que ha asumido el poder durante dos años es “una nueva copia” del régimen porque integra a líderes de los aparatos de seguridad que han defendido a Al Bashir. Por ello, aseguró, seguirá acampando en contra de esa junta militar.

ELCONFIDENCIAL.COM

El grupo que atacó la embajada norcoreana en Madrid asegura que prepara una “gran acción”

Embajada Corea del Norte
Embajada de Corea del Norte en Madrid. EFE

El grupo opositor que se atribuye el ataque a la embajada norcoreana en Madrid ha asegurado que prepara una “gran acción” e instó a los medios a respetar el anonimato de sus miembros y a publicar solo detalles “verificados” sobre la organización.

“Ahora estamos preparándonos para una gran acción. Hasta que llegue ese momento nos mantendremos en silencio, como la calma antes de la tempestad”, explicó Cheollima Civil Defense (CCD) con el estilo críptico que caracteriza los mensajes que publica en su web.

La misteriosa organización añadió en el mensaje, escrito en coreano, que muchos artículos publicados sobre CCD contienen elementos que “no son verdad” y pidió a la prensa respetar el anonimato de sus integrantes y “publicar solo hechos que hayan sido verificados”.

En ese sentido, aseguró que no ha mantenido contacto con desertores norcoreanos residentes en Corea del Sur e instó a los medios a no “confiar en los refugiados que hablan sobre Free Joseon (el nuevo nombre que adoptó recientemente el grupo) ni en aquellos que se hacen pasar por miembros” de la organización.

Medios surcoreanos han publicado piezas en las que desertores norcoreanos han asegurado mantener contacto con CCD y han ofrecido detalles sobre sus supuestas actividades.

El mensaje del grupo opositor llega un día después de queCorea del Norte se pronunciara por primera vez sobre el ataque contra su embajada en Madrid, acaecido el pasado 22 de febrero.

Pionyang tildó el asalto de “grave ataque terrorista” y reclamó a las autoridades españolas una investigación a fondo para hallar a sus responsables y llevarlos ante la justicia.

Durante el ataque, que la semana pasada fue reivindicado por CCD, el personal de la embajada fue maniatado y golpeado durante unas cinco horas por un grupo de 10 hombres que se introdujo en las instalaciones y robó después equipos informáticos antes de huir, según el auto judicial publicado por la Audiencia Nacional española.

El juez encargado de la investigación ha solicitado a Estados Unidos, donde se encuentran los sospechosos del ataque, la extradición de las dos personas (ambas de origen coreano y con pasaporte mexicano y estadounidense, respectivamente) a las que considera cabecillas del grupo.

El grupo CCD, que apareció en la red por primera vez en 2017 y que aún no ha aclarado cuál fue el objetivo del ataque a la embajada, ha asegurado estar detrás del rescate de norcoreanos amenazados por el régimen y ha llegado a proclamar un gobierno en el exilio.

ELMUNDO.ES