Archivos para abril 30, 2012

Investigan asesinatos en serie de delatores de narcotraficantes 'Comba' y 'el Mellizo'

Para evitar nuevas vendettas, el entierro de los 7 hombres masacrados en el Cementerio de Cali estuvo custodiado por dos helicópteros de la Policía y efectivos de esa misma institución y del Ejército.

Foto: Juan B. Díaz

Van 8 crímenes y 11 desapariciones de personas que suministraron o planeaban dar información.

Solo hasta la semana pasada, el CTI de la Fiscalía de Cali tuvo noticias de un episodio que era un secreto a voces en el Valle y en Nariño: la desaparición de once personas a manos de hombres de Luis Enrique Calle Serna, alias ‘Comba’, el nuevo amo y señor del narcotráfico en el Pacífico.

El episodio se registró entre el 3 y el 5 de noviembre, cuando los hermanos Harold y Martín Narváez Reina, y su primo Mario Torres Narváez (empresarios de Nariño) fueron sacados de sus casas y llevados a una finca en el centro del Valle.

Según un reporte en manos de investigadores federales de Tampa (Florida), los hombres de ‘Comba’ obligaron a los Narváez a ubicar a su hermano Háder. Este último, conocido como ‘el Poli’, venía indagando con la DEA (en Cartagena) cómo arreglar el expediente que tiene pendiente en una corte de Tampa.

Sin embargo, decidió acudir antes al llamado de su familia. El epílogo de la historia es que los tres hermanos Narváez, su primo y siete guardaespaldas (entre ellos dos ex jugadores de fútbol de equipos de Cali) se esfumaron y hoy nadie conoce su paradero.

“Los Narváez, de San Juan (Nariño), fueron desaparecidos porque ‘Comba’ cree que Háder le estaba entregando a E.U. información sobre su organización”, se lee en un documento en manos de investigadores gringos.

En ese país están seguros de que alguien está filtrando los nombres de informantes que vienen trabajando con organismos nacionales y extranjeros a cambio de acuerdos o recompensas.

Es más, relacionan este episodio con otros en los que fueron asesinadas personas que entregaron caletas, y rutas de alias ‘Comba’ y de Miguel Ángel Mejía Múnera, ‘el Mellizo’.

Al respecto, la DEA confirmó que, debido a esta arremetida mafiosa, el coronel Germán Jaimes, segundo de la Dijín y quien había contactado a uno de los informantes asesinados (Juan Manuel Gaviria) tuvo que salir del país protegido por esa agencia.

Conexión, cementerio

La masacre de la familia Tolosa, en el Cementerio Central de Cali -el pasado 29 de noviembre- es otro de los casos que se indagan.

Martha Janeth Mancera, directora regional del CTI, reconoce que una de las hipótesis de este asesinato múltiple es que entre los muertos había dos informantes: Silvio Alfonso Tolosa Carabalí y Guartis Fernando Obando Paz.

Y la Sijín de la capital del Valle ya tiene evidencia de que, aunque los Tolosa decían ser humildes constructores de obra, manejaban lanchas rápidas en la costa del Pacífico nariñense. Pero la prueba de su nexo con la mafia es que el propio Miguel Ángel Mejía, alias ‘el Mellizo’ le hizo saber a EL TIEMPO, a través de su apoderado, que, efectivamente, dos de los muertos del cementerio eran empleados de su hermano Víctor Manuel Mejía.

El nexo entre ese caso y el de los Narváez es que, en ambos, las víctimas eran de Nariño. 

Además, a tres de los asesinados las autoridades los ubican en el llamado grupo de ‘los Culimochos’, una organización delincuencial al servicio del cartel del Norte del Valle y con nexos con el extinto capo Wílber Alirio Varela, alias ‘Jabón’.

Dentro de ese expediente, también se trata de establecer el presunto nexo comercial entre los hermanos Narváez y un senador del Valle que está siendo investigado por la Corte Suprema.

A ese senador, hasta ahora se le han imputado nexos con ‘paras’, pero los cargos podrían ampliarse al campo del narcotráfico. Por ahora, la única pista que se tiene sobre los asesinos de estos informantes es que todos, sin excepción, les están pidiendo a las viudas que les escrituren las propiedades de los muertos.

El caso del coronel Jaimes

A principios de octubre pasado, la DEA dispuso de un operativo secreto para sacar del país al coronel de la Policía Germán Jaimes, segundo al mando en la Dijín. Información de inteligencia aseguraba que la organización de Miguel Ángel Mejía Múnera, ‘el Mellizo’, en asocio con Daniel Rendón Herrera, alias ‘don Mario’, estaban ofreciendo un millón de dólares por la cabeza del joven oficial.

La razón: Jaimes participó en la espectacular captura de alias ‘don Mario’, efectuada por la Policía el 15 de abril. Y, además, la mafia asegura que el coronel  era el enlace  directo de Juan Manuel Gaviria Vásquez, el hombre que entregó las coordenadas exactas que les permitieron a las autoridades ubicar el sitio donde se encontraban los hermanos Mejía Múnera.

El informante también entregó bienes y caletas. Á cambio,  Gaviria Vásquez recibió parte de las jugosas recompensas que se ofrecían por los narcoparamilitares. Sin embargo, el informante no viajó a Centroamérica, como estaba pactado desde un comienzo para proteger su vida e identidad. Según dicen, se quedó  esperando el pago total de una de las recompensas.

Otro Gaviria en la mira

Pero la  mafia lo acusa de apropiarse  de varios de los bienes de los Mejía, presionando a sus esposas y secuestrando a sus cuñados. Incluso, se dice que en realidad postergó su viaje a Centroamérica porque estaba tras una caleta con lingotes de oro que los hermanos Mejía tienen escondida en el Bajo Cauca antioqueño. Lo cierto es que, semanas después de su asesinato -el 29 de julio-, uno de sus  hermanos tuvo que buscar protección con autoridades locales.

Incluso, EL TIEMPO confirmó con fuentes oficiales que el hombre fue resguardado temporalmente  en una especie de base oficial y que hasta allí llegaron varios sicarios para asesinarlo.

Por eso, el nuevo objetivo de las autoridades nacionales y extranjeras  es el de ubicar al escuadrón que la mafia conformó para asesinar a sus delatores e intimidar a los oficiales encargados de contactarlos.

 

‘Trabajan para mi hermano’

Uno de los apoderados de Miguel Ángel Mejía Múnera, alias ‘el Mellizo’, le aseguró ayer a EL TIEMPO que el señalado narcoparamilitar -preso en una cárcel de Warsaw (Virginia)- reconoció que dos de los muertos en la masacre del Cementerio Central de Cali trabajaron para su su organización criminal.

Según el abogado, ‘el Mellizo’ le señaló que los hombres eran empleados de su hermano Víctor Manuel Mejía, muerto por las autoridades en abril del 2008 y quien también tenía cargos por narcotráfico y paramilitarismo. No obstante, negó conocer los móviles del asesinato y la desaparición de los hermanos Narváez Reina.

Sin embargo, sí se refirió al caso de Juan Manuel Gaviria, el hombre que lo entregó a las autoridades. Al respecto, el señalado narcoparamilitar dijo que niega cualquier relación con el crimen de ese informante.

No obstante, dijo que le parecía extraño que Gaviria estuviera áun en Colombia -después de recibir jugosas recompensas-, tuviera bienes suntuosos en su poder y estuviera acompañado de un Policía el día de su muerte: el agente Luis Jairo Guerrero, el ‘Chiqui’.

Al respecto, fuentes oficiales informaron que el agente que fue muerto en compañía de Gaviria le estaba prestando el servicio de escolta, mientras se concretaba su salida de Colombia hacia Guatemala.

 

FUENTE: m.eltiempo.com

(CNN) – Dos hombres armados atacaron a un gobernador en el sur de Afganistán el sábado, matando a dos agentes de la policía.

Los atacantes entraron en el recinto en Kandahar con pistolas ocultas en sus botas.

Una vez en el recinto, comenzaron a disparar esporádicamente y continuaron durante 20 minutos antes de que las fuerzas de seguridad afganas les mataran.

Además de los hombres armados, dos policías afganos murieron en el tiroteo.

El portavoz talibán Qari Yusuf Ahmadi, reivindicó el ataque en un mensaje de texto.

 

FUENTE: CNN

Uno de los cuatro extranjeros capturados durante la investigación de los restos de los recientes combates entre Sudán y el sur de Sudán en la zona del yacimiento Heglig el 28 de abril de 2012, se acompañó de un avión por parte de soldados sudaneses en Jartum.

Uno de los cuatro extranjeros capturados durante los recientes combates entre Sudán y el sur de Sudán en la zona del yacimiento Heglig el 28 de abril de 2012.


(CNN) – Sudán ha detenido a los extranjeros en la disputada región de Heglig, la última en el conflicto en espiral entre los Sudaneses.

Los detenidos fueron identificados por el Ministerio de Defensa, como británicos, noruegos, sudafricanos y sudaneses del sur.

El gobierno dijo que se les detenía porque “Ellos se dedicaban a actividades sospechosas”.

 

FUENTE: CNN