Archivos para agosto 26, 2012

Los cárteles de narcotráfico de México han cortado hasta 22 carreteras del estado de Jalisco, en el oeste del país, prendiendo fuego a varios vehículos, en una práctica ya habitual en los últimos meses.

Una operación de la Policía mexicana en la localidad de Tonaya propició los 22 bloqueos perpetrados por las bandas de narcotráfico en Jalisco, según ha confirmado el secretario de Seguridad de Jalisco, Luis Carlos Nájera.

En una rueda de prensa, Nájera ha alertado de que las autoridades no fueron advertidas de estos bloqueos, por lo que no tuvieron margen de obra para prevenirlos. Un total de 35 vehículos fueron utilizados para bloquear las carreteras.

“Por la coordinación (de las fuerzas gubernamentales, los narcotraficantes) no lograron más objetivos, el patrullaje sigue y seguirá en la zona metropolitana de Guadalajara y en el interior del estado (de Jalisco), ya que todos los bloqueos fueron retirados”, ha afirmado Nájera.

Siete de los bloqueos se han producido en la ciudad de Guadalajara, mientras que los quince restantes han tenido lugar en diversas localidades del interior de Jalisco. En total, las 22 carreteras permanecieron cerradas al tráfico durante una hora.

Por otra parte, Nájera ha celebrado que tan solo se haya registrado un herido por arma de fuego, según ha recogido el diario mexicano ‘El Universal’.

No obstante, las autoridades de Jalisco han prolongado la alerta por posibles bloqueos en otros puntos del estado hasta este domingo, tal y como lo ha decidido el gobierno en una reunión de urgencia.

“Estamos en código rojo, por lo que los operativos y la vigilancia continuarán hasta que haya pasado totalmente la emergencia  aunque tras los hechos de esta tarde, no hayan continuado los ataques”, ha señalado un portavoz del ejecutivo de Jalisco.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

La red Haqqani ha afirmado que su jefe de operaciones, Badruddin Haqqani, sigue vivo, desmintiendo así la información proporcionada por fuentes del Ejército y de los servicios de inteligencia de Pakistán, que anunciaron que el líder insurgente podría haber muerto esta semana a causa de un ataque de un avión estadounidense no tripulado en la región de Waziristán del Norte.

Dentro de la red Haqqani, responsable de algunos de los ataques más importantes perpetrados en Afganistán contra objetivos occidentales y del Gobierno afgano, Badruddin Haqqani se encargaba de coordinar las operaciones y, al parecer, también de los negocios del grupo y de sus actividades de contrabando.

Maulvi Ahmed Jan, uno de los comandantes de la red, ha negado que Badruddin Haqqani haya fallecido. Según Jan, un ataque aéreo ejecutado el pasado 21 de agosto causó la muerte de un niño de trece años llamado Osama que era pariente lejano del líder insurgente, y la confusión se debe probablemente a que la población local pensó que su funeral era en realidad el de Badruddin.

“Cuando alguien de nuestra gente ha muerto mientras llevaba a cabo acciones o por ataques de aviones no tripulados, lo hemos anunciado con orgullo. La ‘yihad’ contra las fuerzas ocupantes en Afganistán es nuestra misión y la muerte es algo seguro cuando luchamos contra ellas. ¿Por qué lo íbamos a mantener en secreto?”, declaró este sábado. Jan ha añadido que pronto ofrecerán pruebas de que Badruddin Haqqani está vivo.

Los talibán afganos, aliados de la red Haqqani, también negaron que esté muerto, y varios familiares de Badruddin dijeron a la agencia Reuters que sigue con vida y continúa con sus actividades en el marco de la ‘yihad’. “Esas afirmaciones son infundadas”, ha asegurado uno de ellos.

Las fuentes oficiales paquistaníes indicaron que sus informadores les habían comunicado el fallecimiento del miliciano pero que no podían confirmarlo. Al parecer, Badruddin Haqqani se encontraba en la casa que fue bombardeada por el avión estadounidense cuando varios milicianos estaban colocando explosivos en un vehículo que pretendían preparar para un atentado contra las fuerzas de la OTAN en Afganistán.

Según un responsable de los servicios de inteligencia, la aeronave “disparó dos misiles contra la casa el pasado martes y mató a 25 personas, la mayoría de ellas miembros de la red Haqqani”.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

El último grupo rebelde de la República Centroafricana que quedaba en activo, la Convención de Patriotas por la Justicia y la Paz (CPJP), ha sellado este sábado un acuerdo de paz con el Gobierno que pone fin a décadas de violencia en el país.

“Tomamos las armas para combatir el mal gobierno, la corrupción, el nepotismo y la corrupción que ha caracterizado a este régimen, y creemos que nuestro mensaje ha sido escuchado”, ha declarado el líder de la CPJP, Abdulaye Issene Ramadan. “Hoy enterramos el hacha”, ha remachado.

La República Centroafricana se ha visto golpeada durante décadas por la violencia de las milicias desde que certificó su independencia de Francia en 1960.

No obstante, la virulencia de los enfrentamientos se recrudeció a partir de 2005, dos años después de que el presidente centroafricano, François Bozize, ascendiera al poder a través de un golpe de Estado. Bozize revalidó el año pasado su cargo en las elecciones generales a pesar de las acusaciones de corrupción vertidas por la oposición.

Desde el pasado año, la violencia había remitido de forma considerable debido a los acercamientos entre el Gobierno y las milicias, máxime tras la firma de un acuerdo de paz con los otros cuatro principales grupos armadas.

La CPJP, cuyo radio de actuación se focalizaba en el noroeste del país, ha mantenido intensos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad centroafricanas hasta mediados del pasado año, cuando firmaron un alto el fuego.

 

FUENTE: REUTERS

El Tribunal de Apelación de Odesa tomó la decisión el jueves pasado pero la información se conoció este sábado. Según el Canal Uno, los servicios especiales ucranianos llevaron al kazajo Ilia Pianzin desde el centro de prisión preventiva donde se encontraba desde el pasado enero hasta el aeropuerto de Odesa y desde allí viajó a Moscú, donde está recluido en un centro de detención.

“Los investigadores del Servicio de Seguridad Federal se encargarán de él dentro de poco”, añadió la cadena, según la agencia de noticias RIA Novosti. Adam Osmayev e Ilia Pianzin fueron detenidos en Odesa después de que otro sospechoso muriera allí en enero a causa de una explosión en una vivienda. Poco después confesaron que tenían pensado matar a Putin por orden del señor de la guerra checheno Doku Umarov.

Los dos hombres fueron acusados de formar un grupo terrorista y de planear un atentado terrorista, y un tribunal ucraniano ordenó la extradición de Osmayev el 14 de agosto. Pero sus abogados recurrieron el fallo ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la extradición está suspendida desde el día 22 a la espera del dictamen.

La noticia sobre el supuesto complot para asesinar a Putin se conoció durante la campaña electoral para los comicios presidenciales del 4 de marzo.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES