Archivos para marzo 8, 2013

Al menos 31 milicianos filipinos han muerto este jueves de madrugada a manos de las fuerzas de seguridad de Malasia después de que el primer ministro malasio, Najib Razak, haya rechazado la propuesta de alto el fuego presentada por los rebeldes filipinos que han ocupado el estado de Sabá, en el norte de la isla de Borneo, según ha informado el jefe de la Policía malasia, Ismail Omar.

   Desde el pasado viernes, al menos 52 milicianos y ocho agentes de Policía malasios han muerto a causa de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y un grupo de rebeldes filipinos, que reivindican su derecho de propiedad sobre el estado de Sabá.

“Queremos que los milicianos se rindan incondicionalmente y depongan sus armas”, ha declarado Najib en su primer viaje a la zona desde que estalló el conflicto hace un mes. El primer ministro ha afirmado ante los medios en Sabá que, si no se rinden, las acciones militares “durarán todo el tiempo que se tarde en eliminarlos”.

El pasado martes, la Policía advirtió a los ciudadanos de que permanezcan alerta, ya que varios milicianos, que han huido de los ataques militares, podrían estar escondidos en las plantaciones que predominan en la zona costera y podrían hacerse pasar por agricultores.

EL CONFLICTO

   El Estado malasio paga una cantidad de dinero anualmente al autoproclamado Sultanato de Sulú por el “alquiler” de Sabá, por virtud de un acuerdo que se remonta al periodo colonial británico, que se prolongó en todo el territorio hasta 1946 y parcialmente hasta 1963.

Los herederos del Sultanato de Sulú exigen al Estado malasio que les devuelva dichos terrenos, al considerar que el acuerdo bilateral carece de validez por haber sido firmado bajo la administración del Gobierno británico.

La lucha por el norte de Borneo ha causado ya varios problemas entre Kuala Lumpur y Manila, lo que, junto a la seguridad fronteriza y los flujos migratorios, ha contribuido a desgastar sus relaciones bilaterales.

En el año 2000, un grupo de milicianos islamistas del sur de Filipinas secuestró a 21 turistas en el complejo turístico de Sipadan, en Sabá. En 1985, hombres armados del sur de Filipinas irrumpieron en la localidad de Lahad Datu, también en Sabá, y mataron a 11 personas.

 

FUENTE: REUTERS

Los 21 miembros de la Fuerza Observadora de Naciones Unidas en los Altos del Golán (UNDOF) que fueron secuestrados el pasado miércoles por la milicia siria ‘Mártires de Yarmouk’ se encuentran bien, según han informado ellos mismos en varios vídeos difundidos por Internet.

   A lo largo del jueves se han publicado varios vídeos en los que los observadores internacionales han aparecido en grupos de entre tres y seis personas confirmando que se encuentran bien, a pesar de estar retenidos, según ha informado la cadena británica BBC.

“Pasarán a manos seguras cuando sea posible, porque el área está rodeada y las fuerzas gubernamentales la están bombardeando”, ha dicho a la agencia de noticias Reuters Abu Essam Taseel, un miembro de los ‘Mártires de Yarmouk’.

El presidente filipino, Benigno Aquino III, ha confirmado que los observadores internacionales se encuentran en buen estado y que las negociaciones están en marcha. “Esperamos que los 21 sean liberados este viernes”, ha revelado.

El portavoz de la organización internacional, Eduardo del Buey, confirmó el pasado miércoles que unos 30 hombres armados interceptaron a los observadores de la ONU cuando estaban realizando una misión regular de suministro en los alrededores de la localidad de Al Jamla.

Los rebeldes sirios anunciaron en varios vídeos publicados en YouTube que han capturado un convoy de la ONU cerca de los Altos del Golán, en el que viajaban 21 observadores internacionales de nacionalidad filipina.

En un principio, los ‘Mártires de Yarmouk’ indicaron que los observadores internacionales no serían liberados hasta que las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, se retiren de la localidad de Jamla, pero finalmente se han comprometido a no hacerles daño.

La UNDOF supervisa el acuerdo de alto el fuego entre Siria e Israel de 1974. Israel capturó los Altos del Golán en la guerra de 1967 y las fuerzas sirias no pueden entrar en este territorio. Los dos países siguen técnicamente en guerra y la zona es patrullada por las fuerzas de paz de la ONU.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

Corea del Norte ha declarado nulos todos los acuerdos de no agresión suscritos con Corea del Sur, según ha anunciado este viernes el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea en un comunicado publicado en la agencia de noticias KCNA.

   Además, el órgano propagandístico del régimen comunista ha indicado que, como consecuencia de la anulación de dichos acuerdos, “cerrará el canal de enlace entre el Norte y el Sur ubicado en la localidad fronteriza de Panmunjon”.

En este contexto, el líder norcoreano Kim Jong Un ha visitado a las unidades militares que el 23 de noviembre de 2010 bombardearon la isla surcoreana de Yeonpyeong, ubicada en el mar Amarillo, acabando con la vida de cuatro personas: dos civiles y dos militares.

Kim ha instado a las tropas norcoreanas desplegadas en los islotes de Mu y Jangjae a estar preparadas para destruir al enemigo, una vez sea dada la orden.

El anuncio llega horas después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas haya aprobado por unanimidad una resolución para ampliar las sanciones económicas y financieras contra Corea del Norte por la prueba nuclear que llevó a cabo el pasado 12 de febrero.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha considerado que la resolución “envía un mensaje inequívoco a Corea del Norte en el que informa de que la comunidad internacional no tolerará su actividad nuclear”.

La resolución de este jueves es el resultado de tres semanas de intensas negociaciones en el seno del Consejo de Seguridad y, sobre todo, de un acuerdo entre Estados Unidos y China, principal aliado de Corea del Norte.

Pyongyang había advertido de que, si el Consejo de Seguridad aprobaba nuevas sanciones en su contra, llevaría a cabo más pruebas nucleares y con misiles balísticos, subrayando que es capaz de alcanzar Seúl y Washington.

En respuesta, la Casa Blanca ha asegurado que Estados Unidos es “perfectamente capaz” de defenderse de una potencial agresión de Corea del Norte, subrayando que “no logrará nada mediante amenazas y provocaciones”.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES