Archivos para marzo 25, 2013

la-proxima-guerra-rebeldes-cerca-de-la-capital-republica-centroafricana

Tras conocerse la noticia de que los rebeldes de la República Centroafricana, conocidos como la coalición Séléka, habían tomado el palacio presidencial, situado en Bangui, Hollande anuncia el envío de nuevas tropas a la zona para defender a los ciudadanos franceses que allí residen.

Frente a esta tensión, el presidente francés ha explicado en un comunicado que toma nota de la renuncia del presidente François Bozizé y pide “a todas las partes calma y diálogo en torno al gobierno como resultado del Acuerdo firmado en Libreville el 11 de enero”.

François Hollande también hace un llamamiento a los grupos armados para que “respeten a la población civil”.

Fuentes de presidencia han confirmado que los rebeldes habían tomado el palacio y el control de la capital. No obstante, el presidente no se encontraba allí. “Tomamos el palacio presidencial. Bozizé no estaba allí. Ahora vamos a ir a la radio (nacional) para que el líder de Séléka, Michel Djotodia, tome la palabra”, dijo.

Según asesores presidenciales, el presidente Bozizé ha conseguido escapar y huye en estos momentos a través del río Congo. Una fuente militar, que ha preferido mantenerse en el anonimato, ha señalado que aún hay “focos de resistencia en la ciudad”, pero que “el equilibrio de poder estaba claramente a favor de losrebeldes” .

Aprovechando la anarquía reinante en Bangui, varios testigos, han relatado como se están produciendo numerosos saqueos de casas, tiendas y automóviles por parte de hombres armados vestidos de civiles, aunque no han podido identificar si se trata de rebeldes, ladrones o miembros de las Fuerzas de Seguridad.
La tensión en la República Centroafricana se intensificó este sábado después de que Francia anunciara el envío de tropas para asegurar el aeropuerto de Bangui tras el avance de los rebeldes.

En enero, se inició en Gabón un proceso negociador entre el Gobierno y la Séléka, que culminó con la firma de unos acuerdos de paz el día 11 de ese mes y que contemplaban una transición de un año con un gobierno de unidad nacional que parece no haber satisfecho las demandas de la rebelión.

La coalición Séléka, compuesta por cuatro grupos rebeldes, se alzó en armas en el norte del país el pasado mes de diciembre al considerar que Bozizé no había respetado unos acuerdos de paz firmados en 2007.

Fuente: El Mundo

la-proxima-guerra-buques-guerra-rusos-puerto-tartus-beirut-siria

Los buques de guerra rusos atracarán en el puerto de Beirut en lugar del de Tartus en Siria, donde Moscú tiene una instalación naval, ha informado esta mañana la agencia de noticias Interfax.

“La escalada del conflicto en Siriay las dudas sobre la entrada de barcos rusos en el puerto de Tartus nos obliga a buscar puertos más seguros para soporte, y uno de ellos se encuentra en Beirut,” dijo una fuente diplomática a Interfax.

Una flotilla de barcos rusos del Mar Báltico entró en el puerto de Beirut recientemente, agregó la fuente.
Sin embargo, la fuente insistió en que Rusia no estaba considerando abandonar su posición en Tartus por el momento. El puerto sirio actualmente sirve como estación de reabastecimiento de combustible parabarcos rusos, y actúa así ya que se trata del único puerto mediterráneo de Moscú.

“El puerto de Tartus continúa siendo la única instalación oficial para barcos rusos en el Mediterráneo”, explicó la fuente. “Una vez que los acontecimientos en Siria se hagan más predecibles, podremos tomar una posición respecto a la continuación del uso de Tartus.”

Rusia es uno de los principales aliados del régimen sirio y ofrece soporte tanto diplomático como militar al asediado presidente Bashar al-Assad, cuyo régimen ha matado a cerca de 70.000 personas – según la ONU – desde el levantamiento de marzo de 2011.

Fuente: Al Arabiya

  Milicianos islamistas, por un lado, y militares franceses y malienses, por otro, se han enfrentado en la ciudad de Gao, en el norte de Malí, en el que supone ya el segundo día consecutivo de enfrentamientos, según vecinos de la zona.

   El ataque de los islamistas se produce apenas unos días después de que el presidente francés, François Hollande, anunciara que prácticamente se había logrado restaurar la soberanía del Gobierno maliense en el norte del país. Sin embargo, esta es la tercera gran ofensiva de los yihadistas sobre Gao desde que la localidad fue tomada por las fuerzas malienses y francesas, a finales de enero.

“Esta vez hay muchos y están muy decididos”, ha señalado una fuente militar desde Gao en declaraciones bajo condición de anonimato. “Estamos intentando rodearles. Muchos han muerto y otros vuelven a sus casas para mezclarse con la población”, ha explicado.

Un testigo de Reuters ha informado de que pudo ver a cuatro islamistas, dos de ellos armados con fusiles Kalashnikov, otro con un lanzagrandas y otro con lo que parecía un chaleco de explosivos. Los milicianos cruzaron corriendo una de las calles de la ciudad.

En la tarde del sábado también se produjeron intensos combates durante aproximadamente dos horas. Los milicianos islamistas lograron infiltrarse por los controles militares y entrar en la ciudad, pero la calma se restableció durante la noche.

Francia tiene en el país uno 4.000 militares, a los que habría que sumar las fuerzas del propio Ejército de Malí y los efectivos de la misión de paz de los países de la región.

Gao, antiguo reducto del Movimiento para la Unidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO), fue la última ciudad en caer en la ofensiva francesa tras diez meses bajo control de los islamistas, que impusieron la versión más dura de la ‘sharia’ o ley islámica.

 

FUENTE: REUTERS

Unos 250 milicianos Mai Mai se han entregado a los efectivos de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) después de que ayer atacaran un cuartel y la oficina del gobernador de la Provincia de Katanga, en el sur del país. El ataque se produjo en Lubumbashi, la segunda ciudad del país, y en él murieron al menos 35 personas.

   “La MONUSCO acoge con satisfacción la rendición pacífica de 245 combatientes Mai Mai Kata Katanga que han buscado refugio en el complejo de la MONUSCO en Lubumbashi”, ha informado la propia misión de la ONU en un comunicado. Entre los milicianos que se han entregado había 54 heridos, 15 de ellos de gravedad.

Hasta el momento el Gobierno congoleño sólo ha confirmado la muerte de 15 personas, todos ellos miembros del grupo atacante, que lanzó su ofensiva con apenas una treintena de armas de fuego, arcos y machetes. Efectivos de la Guardia Republicana, un cuerpo militar de élite, lanzaron inmediatamente un contraataque que permitió repeler la agresión. Según residentes de la ciudad, parte de los atacantes eran menores de edad y muchos de ellos parecían drogados.

“Los rebeldes deben ser entregados pronto al Gobierno, tras las negociaciones con la mediación de la MONUSCO entre el gobernador de Katanga, las autoridades militares y provinciales y los Mai Mai”, añade el comunicado de la MONUSCO.

 

FUENTE: REUTERS

 El argelino Djamel Okacha ha reemplazado al también argelino Abdelhamid Abú Zeid como líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) para la región del Sáhara, según ha informado este domingo la cadena argelina Ennahar TV.

   Una fuente de seguridad ha revelado a la agencia de noticias brotánica Reuters que la prioridad de Okacha será reorganizar AQMI tras la pérdida de dos importantes líderes: Abú Zeid y Mojtar Belmojtar.

Okacha, de 34 años de edad y conocido también como Yahia Abu El Hamam, “es la mano derecha” del líder de AQMI, Abdelmalek Droukdel. “Combatieron juntos durante 12 años, antes de que se uniera al sur”, ha dicho la fuente.

Okacha se unió a AQMI en 2004 cuando se encontraba en el norte de Malí. “Estuvo presente en el ataque contra los cuarteles militares de Mauritania, en 2005, y en la ejecución del estadounidense (Christopher Leggett), en 2009”, ha apuntado.

Francia confirmó el pasado sábado “con certeza” que Abú Zeid, uno de los máximos dirigentes de AQMI, fue abatido a finales del pasado mes de febrero por su Ejército en la región de las montañas de Ifoghas, en el norte de Malí.

El Elíseo ha destacado la “desaparición” de “uno de los principales dirigentes de AQMI”, considerando que se trata de un “hito en la lucha contra el terrorismo en el Sahel”.

El pasado mes de marzo, Chad informó de que las tropas que tiene desplegadas en Malí habían acabado con la vida de Abú Zeid. Fuentes de AQMI también habían confirmado su fallecimiento, pero lo atribuían a un bombardeo francés.

Abú Zeid estaba considerado uno de los tres principales comandantes de AQMI, junto con Belmojtar y Abu Musab Abdel Wadoud. El fallecido era dirigente del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, ahora AQMI, y está acusado del secuestro de más de 20 ciudadanos occidentales desde 2008, así como del asesinato del rehén británico Edwin Dyer en 2009 y del francés Michel Germaneau (78 años) en 2010.

La muerte de Abú Zeid implica, además, la desaparición de los millones de euros en rescates pagados para la liberación de rehenes occidentales, ya que era el único que sabía en qué lugar del desierto del Sáhara estaba escondido este dinero.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

La organización terrorista Al Qaeda ha secuestrado este domingo al agente de Inteligencia Militar Jaled Masood en la ciudad de Mudiya, ubicada en la provincia de Abyan, en el sur de Yemen.

  “Supuestos miembros de Al Qaeda han asaltado su casa armados con fusiles y se lo han llevado a paradero desconocido”, ha dicho una fuente gubernamental al diario ‘Yemen Post’.

Las fuerzas de seguridad de Abyan han lanzado ya un operativo para localizar y rescatar a Masood.

Los enfrentamientos en Abyan entre las fuerzas de seguridad y Al Qaeda y sus aliados se han intensificado en las últimas semanas. Este fin de semana, se han registrado choques en las ciudades de Al Qafr y Maraksha.

Desde 2001, el Gobierno de Abd Rabbu Mansour Hadi, con la ayuda de los grupos tribales y de los aviones no tripulados (‘drones’) de Estados Unidos, trata de expulsar a los ‘yihadistas’ de las provincias meridionales.

Los terroristas islámicos se hicieron con el control del sur de Yemen durante las revueltas populares contra el Gobierno de Alí Abdulá Salé, que obligaron a las fuerzas de seguridad a centrarse en la capital del país árabe, Saná.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

  El argelino Djamel Okacha ha reemplazado al también argelino Abdelhamid Abú Zeid como líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) para la región del Sáhara, según ha informado este domingo la cadena argelina Ennahar TV.

   Una fuente de seguridad ha revelado a la agencia de noticias brotánica Reuters que la prioridad de Okacha será reorganizar AQMI tras la pérdida de dos importantes líderes: Abú Zeid y Mojtar Belmojtar.

Okacha, de 34 años de edad y conocido también como Yahia Abu El Hamam, “es la mano derecha” del líder de AQMI, Abdelmalek Droukdel. “Combatieron juntos durante 12 años, antes de que se uniera al sur”, ha dicho la fuente.

Okacha se unió a AQMI en 2004 cuando se encontraba en el norte de Malí. “Estuvo presente en el ataque contra los cuarteles militares de Mauritania, en 2005, y en la ejecución del estadounidense (Christopher Leggett), en 2009”, ha apuntado.

Francia confirmó el pasado sábado “con certeza” que Abú Zeid, uno de los máximos dirigentes de AQMI, fue abatido a finales del pasado mes de febrero por su Ejército en la región de las montañas de Ifoghas, en el norte de Malí.

El Elíseo ha destacado la “desaparición” de “uno de los principales dirigentes de AQMI”, considerando que se trata de un “hito en la lucha contra el terrorismo en el Sahel”.

El pasado mes de marzo, Chad informó de que las tropas que tiene desplegadas en Malí habían acabado con la vida de Abú Zeid. Fuentes de AQMI también habían confirmado su fallecimiento, pero lo atribuían a un bombardeo francés.

Abú Zeid estaba considerado uno de los tres principales comandantes de AQMI, junto con Belmojtar y Abu Musab Abdel Wadoud. El fallecido era dirigente del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, ahora AQMI, y está acusado del secuestro de más de 20 ciudadanos occidentales desde 2008, así como del asesinato del rehén británico Edwin Dyer en 2009 y del francés Michel Germaneau (78 años) en 2010.

La muerte de Abú Zeid implica, además, la desaparición de los millones de euros en rescates pagados para la liberación de rehenes occidentales, ya que era el único que sabía en qué lugar del desierto del Sáhara estaba escondido este dinero.

 

FUENTE: EUROPAPRESS.ES