Archivos para julio, 2013

Al menos ocho insurgentes y dos soldados paquistaníes han fallecido en la noche del martes tras un ataque armado contra un puesto de control en la localidad de Darra Adamjel, ubicada en la provincia de Jiber.

   Fuentes militares han señalado que el asalto ha sido ejecutado por alrededor de 60 milicianos “fuertemente armados”. El ataque se ha saldado además con otros cinco soldados heridos, según ha recogido el diario paquistaní ‘Dawn’.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

El grupo armado kurdo Comités para la Protección del Pueblo Kurdo (YPG) ha emitido este martes un comunicado en el que ha pedido “a todo aquel capaz de portar las armas” que se una a sus filas para combatir contra las milicias vinculadas a la organización terrorista Al Qaeda presentes en el país, según ha informado el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos.

   “A pesar de nuestras reiterados llamamientos a la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y de la Revolución Sirias (CNFORS) y al Ejército Libre Sirio (…), han fracasado a la hora de adoptar una postura clara contra los radicales”, ha apuntado.

El comunicado ha sido publicado apenas horas después del asesinato del miembro del Consejo Superior Kurdo Isa Huso, quien ha fallecido a consecuencia de la explosión de una bomba ubicada en su vehículo frente a su vivienda en la localidad siria de Al Qamishli, cerca de la frontera con Turquía.

En las últimas semanas se han registrado fuertes enfrentamientos en el noreste del país entre el YPG y la milicia radical islamista siria Frente al Nusra, que está contando con el apoyo del Estado Islámico de Irak y el Levante, que cuenta con combatientes iraquíes y sirios. Ambas organizaciones están vinculadas directamente con Al Qaeda.

En el marco de los mismos, la YPG ha arrebatado el control de varias localidades a los grupos extremistas, incluyendo Ras al Ain, situada en la frontera con Turquía.

La YPG, que controla la mayoría de las ciudades kurdas de las provincias de Hasaka y Alepo, está formada por jóvenes del Kurdistán sirio con el apoyo de la Unión Democrática Kurda (PYD) y del Consejo Nacional Kurdo (KNC). Se trata de un grupo insurgente que se ha alzado en armas tanto contra el Gobierno de Bashar al Assad como contra la actual oposición armada siria.

Este grupo armado, que en julio de 2012 se hizo con varias localidades mayoritariamente kurdas de la provincia de Alepo, ha asumido la responsabilidad de garantizar la seguridad de las poblaciones kurdas. Pese a su extracción mayoritariamente kurda, entre sus miembros figuran milicianos árabes descontentos con la actual oposición armada siria.

Las milicias kurdas han aprovechado el actual conflicto armado sirio para reclamar los derechos que les han sido negados durante años por Damasco en el noroeste del país, donde son mayoría. No obstante, también han expresado su temor de que el triunfo de los movimientos rebeldes no contribuya a la consecución de la ansiada autonomía y han recordado, al respecto, el apoyo dispensado por las autoridades turcas –enfrentadas a sus propios independentistas kurdos– a los insurgentes sirios.

Las reivindicaciones de los kurdos habían sido pacíficas hasta el pasado noviembre, cuando el principal grupo armado rebelde suní, el Ejército Libre Sirio (ELS), entró en la localidad de Ras al Ain, lo que provocó la respuesta armada de la YPG para expulsar del municipio a los rebeldes, a los que acusó de actuar a “las órdenes de Turquía”. El pasado 20 de enero, la YPG firmó una tregua con el ELS después de meses de enfrentamientos.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

El Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas (MCCD)se estrenará el próximo 27 de septiembre, fecha en la que tiene previsto alcanzar su capacidad operativa inicial con el objetivo de «contribuir a la respuesta adecuada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la Defensa Nacional», así lo anunció ayer el comandante jefe del Mando Conjunto de Ciberdefensa, el general del Ejército del Aire Carlos Gómez López de Medina.

En una reunión informativa ante el ministro de Defensa, Pedro Morenés, el general de brigada detalló que el recién creado Mando de Ciberdefensa contará con una plantilla de 70 personas, de las cuales 49 serán militares y 21 civiles. Actualmente, su personal se cifra en 19 personas, teniendo que elevarse la plantilla en los siguientes dos meses.

Entre los cometidos del Mando de Ciberdefensa se encuentran garantizar el libre acceso al ciberespacio con el fin de cumplir las misiones asignadas a las Fuerzas Armadas; ejercer la respuesta oportuna, legítima y proporcionada ante amenazas oagresiones que puedan afectar a la Defensa Nacional y obtener, analizar y explotar la información sobre ciberataques e incidentes en las redes y sistemas de su responsabilidad..

Tres capacidades: de la defensa al ataque

El Mando, según su responsable tiene tres capacidades: defensa, explotación y respuesta. La primera refiere a la defensa de «nuestros sistemas de información ante ataques» y recuperarlos en caso de fallo o inutilización total o parcial.

La explotación se relaciona estrechamente con labores de inteligencia al entrar en los sistemas adversarios e investigar «lo que hay en ellos». Por último, la capacidad de respuesta, ha explicado el general, es«literalmente la capacidad de ataque» para neutralizar total o parcialmente los sistemas adversarios.

El Mando de Ciberdefensa –creado oficialmente por el Ministerio de Defensa en el mes de febrero– será un órgano perteneciente al Estado Mayor de la Defensa, integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas. Tendrá su cuartel en Retamares (Madrid) y antes de que su capacidad inicial operativa sea una realidad el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, deberá aprobar la instrucción sobre «Organización del Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas».

El ministro Pedro Morenés resaltó por su parte la importancia que este nuevo mando de las Fuerzas Armadas tiene para la sociedad civil, «algo esencial para lo que viene en el futuro».

De la «ciberdefensa» al «ciberataque» militar

Aunque todavía se encuentre en su fase germinal, el comandante del Mando de Ciberdefensa, general Carlos Gómez López de Medina (EA), esbozó ayer ante el ministro de Defensa, Pedro Morenés, las primeras líneas maestras del recién creado «Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas», un órgano dependiente del Jemad y que vio la luz el pasado mes de febrero para dar respuesta a las amenazas en el ciberespacio (un tema cada vez más preocupante en la OTAN con EE.UU. a la cabeza).

De la exposición del general de brigada -a la que pudimos asistir los periodistas en la sede del Estado Mayor de la Defensa en su primera parte «no clasificada»- se deduce que la ciberdefensa aspira a ser «ciberataque» preventivo, si me permiten el término.

Así en su estrategia se reconoce como uno de los cometidos «ejercer la respuesta oportuna, legítima y proporcionada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la Defensa Nacional». Es decir, se consagran términos como «respuesta oportuna» ante «amenazas», algo que hablando de ciberguerra está aún en un campo experimental en cuanto a legislación y doctrina militar (he aquí el desarrollo legal que debe venir, tanto a nivel nacional como nivel OTAN, cuyo centro de excelencia de Tallin, en Estonia, aborda estas materias de índole legal).

¿Cuándo un país puede declarar la ciberguerra a otro?, he ahí una cuestión complicada, máxime cuando los grandes ataques no se organizan con el concepto clásico de guerra sino que se utilizan otros vericuetos caminos: hackers en terceros países que realizan los ataques, por ejemplo.

Con una plantilla final de 70 personas (49 militares y 21 civiles), el novedoso Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD) de las Fuerzas Armadas aspira a convertirse en el gran «cerrojo» ante ataques sensibles para la Defensa Nacional o (he aquí una gran cuestión) los intereses industriales y económicos de España, ya que es el espionaje industrial una de las grandes amenazas que se libra en el ciberespacio (Alemania es el gran altavoz en esta cuestión en el seno de la OTAN).

El general Gómez López de Medina explicó que será el 27 de septiembre cuando el MCCD comience a estar operativo en un nivel inicial meramente defensivo, que parece ser la principal prioridad a la que se enfrenta ahora. En esta primera fase se tiene que adiestrar a militares especialistas en ciberdefensa y habilitar las instalaciones donde se ubicarán en el cuartel de Retamares (Madrid) con software y hardware especializado para este cometido. Además deberán definir capacidades «Combat Ready» o lo que es lo mismo… estar listo para combatir en este terreno.

«EXPLOTACIÓN» Y «RESPUESTA»

Sin embargo el «quid» de la cuestión es pasar de esa fase defensiva a otra segunda fase denominada de «Explotación» y una tercera de «Respuesta». La capacidad de «Explotación» se relaciona estrechamente con labores de inteligencia al entrar en los sistemas adversarios e investigar «lo que hay en ellos». La capacidad de «Respuesta», explicó el general, es «literalmente la capacidad de ataque» para neutralizar total o parcialmente los sistemas adversarios.

A falta de que el Jemad apruebe la instrucción sobre «Organización del Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas» o que, por ejemplo, el Gobierno se dote con una estrategia de seguridad nacional de ciberdefensa (ya tiene un borrador), el MCCD prosigue su trabajo para estar a punto en un campo en el que la OTAN se muestra cada vez más impaciente para que sus socios se armen para la guerra que viene. Como dijera el exsecretario de Defensa de EE.UU. Leon Panetta: «El objetivo es evitar un Pearl Harbour digital».

 

FUENTE: ELESPIADIGITAL.COM

Al menos diez personas han fallecido este lunes a consecuencia de una cadena de explosiones en la localidad nigeriana de Kano, ubicada en el norte del país, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

   Testigos han indicado que el objetivo de los ataques ha sido el barrio de Sabon Gari, de mayoría cristiana, que ya ha sido atacado en varias ocasiones por milicianos de la secta islamista Boko Haram.

El ataque ha tenido lugar apenas dos días después de que al menos 20 civiles fallecieran a causa de un presunto ataque armado contra la localidad de Baga, ubicada en el lago Chad y hasta hace poco un bastión de Boko Haram.

La localidad fue escenario en abril de unos enfrentamientos entre tropas internacionales y milicianos de Boko Haram que se saldaron con 37 muertos según el balance oficial, si bien líderes locales elevaron la cifra de víctimas hasta las 185, la mayoría de ellos civiles.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, declaró el 14 de mayo el estado de emergencia en varias regiones del norte y ordenó el despliegue de miles de efectivos para contrarrestar la creciente presencia de Boko Haram en la zona. Desde el inicio de la operación, los atentados han caído drásticamente, aunque se han producido varios ataques contra escuelas.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

Las fuerzas de seguridad afganas han matado a 65 insurgentes en la provincia de Paktiya (este), cerca de la frontera con Pakistán, en las últimas 24 horas, en el marco de una campaña militar lanzada contra los talibán en el este del país.

   El Ejército ha concretado que los bombardeos se han centrado en los presuntos escondites utilizados por los insurgentes en la localidad de Aryub Zazai, según ha informado el diario afgano ‘Khaama Press’.

Este mismo lunes, el Ministerio de Defensa ha confirmado la muerte de los 83 milicianos durante la operación ‘Simurgh’ en los distritos de Azra y Hesarak, en las provincias de Logar y Nangarhar, respectivamente.

Las Fuerzas Armadas han subrayado que el objetivo de la misma es hacer frente a los grupos insurgentes “que trabajan para desestabilizar dichas provincias”.

En este sentido, el alto cargo militar Afzal Aman ha sostenido que la misma ha sido lanzada debido “al importante crecimiento de las actividades de los milicianos en la ciudad, lo que ha provocado numerosas quejas por parte de los residentes”.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

Unos 250 presos, incluidos 30 milicianos, han conseguido fugarse de la cárcel de Dera Ismail Jan, una de las principales de Pakistán, tras el ataque efectuado este lunes por los talibán, según ha informado este martes la cadena británica BBC.

   El comisionado civil de la localidad, Mushtaq Jadun, ha declarado al canal de televisión ARY News que hasta 70 insurgentes habían conseguido entrar en la prisión de Dera Ismail Jan, en el centro del país (frontera con Afganistán), mientras que otros disparaban morteros y granadas propulsadas por cohetes fuera de la cárcel.

Asimismo, Jadun ha añadido que al menos doce personas murieron en el ataque, incluidos seis agentes de policía, y que los atacantes cortaron la electricidad antes de acceder al recinto penitenciario.

De acuerdo con la BBC, las autoridades habían recibido una alerta de los servicios de Inteligencia en la que se hablaba de un ataque inminente, pero un responsable de la prisión, aseguró que no lo esperaban tan pronto.

El grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, han reclamado este martes la autoría del ataque, según ha indicado el diario paquistaní ‘Dawn’, que previamente cifró en alrededor de 45 el número de milicianos de alto nivel que habían logrado fugarse de la cárcel.

La prisión alberga a unos 5.000 reclusos entre ellos miembros talibán y milicianos de grupos prohibidos como el suní Lashkar-e-Jhangvi (LeJ). Los enfrentamientos se han extendido también durante la madrugada y las autoridades han impuesto un toque de queda para toda la ciudad, situada unos 320 kilómetros al oeste de Lahore.

Además de la cárcel, el asalto también ha derivado en la toma de una casa cercana y de un hospital. En ambos casos, los atacantes han utilizado a los civiles como rehenes en su lucha contra las fuerzas de seguridad, a las que han tendido varias emboscadas en las inmediaciones

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

Hasta 94 personas han fallecido en los últimos enfrentamientos entre dos etnias rivales en la región sudanesa de Darfur, según han confirmado los líderes tribales.

   De entre los fallecidos, 86 son de la etnia salamat y ocho de la misseriya, de acuerdo con el líder de esta última etnia, Ahmed al Jeiri, en declaraciones a Reuters.

Por su parte, un líder salamat ha asegurado que los misseriya atacaron un área de su influencia a bordo de 30 todoterrenos y que el balance de víctimas mortales fue de 52.

Los principales choques entre ambas etnias se registraron el pasado viernes, según el líder misseriya, en la localidad de Um Dujun. La violencia étnica ha registrado un repunte en las últimas semanas.

Desde 2003, cuando las tribus africanas tomaron las armas contra el Gobierno sudanés, alrededor de 300.000 personas se han visto desplazadas a consecuencia de lso combates entre las etnias y con el Ejército sudanés.

FUENTE: REUTERS