Las fuerzas afganas podrían necesitar respaldo durante otros cinco años

Las fuerzas de la ISAF en Afganistán

   El comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), Joseph Dunford, ha afirmado que las fuerzas de seguridad del país podrían necesitar el respaldo de las tropas internacionales durante otros cinco años debido a las grandes pérdidas de personal que sufren en sus enfrentamientos con los insurgentes.

   “Lo considero un asunto serio, y así lo ven también los comandantes. No creo que el número de víctimas sea sostenible”, ha dicho, antes de puntualizar que es “demasiado pronto” para decir si la decisión de la OTAN de poner fin a su presencia en el país a finales de 2014 es acertada.

Dunford ha agregado que las fuerzas afganas, que cuentan con un total de 350.000 miembros, aún necesitan apoyo en los campos de logística, planificación, recopilación de información de Inteligencia y respaldo a aviones y helicópteros en operaciones difíciles.

En este sentido, ha sostenido que las tropas internacionales podrían tener que permanecer en el país hasta 2018 para hacer frente a estos problemas. “Creo que el desarrollo de las fuerzas de seguridad sería muy probable en un periodo de entre tres y cinco años”, ha apuntado.

“Eso no significa que no puedan hacer cosas hoy, sólo hablo del punto en el que no necesitarían apoyo ni ayuda de ningún tipo”, ha añadido Dunford, según ha recogido la agencia afgana de noticias Pajhwok.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES

Secuestrada la hija del exjefe de Inteligencia libio tras ser liberada de prisión

La hija del exjefe de la Inteligencia libia Abdulá al Senussi ha sido secuestrada en la tarde del lunes inmediatamente después de ser liberada de prisión, según ha informado el diario ‘The Libya Herald’.

   El ministro de Justicia, Salá Marghani, ha afirmado que Anud al Senussi ha sido raptada apenas cien metros más allá de las puertas de la sección femenina de la prisión Ruhaimi, ubicada en la capital del país, Trípoli.

Marghani ha sostenido que el secuestro ha tenido lugar después de que el convoy en el que estaba siendo transportada fuera atacada por un grupo de hombres armados no identificados, en lo que ha descrito como “un plan bien ejecutado”.

Asimismo, ha apuntado que el incidente “es una bofetada a la Revolución del 17 de Febrero”, que se saldó con la caída del Gobierno del exlíder libio Muamar Gadafi, quien fue capturado y ejecutado en octubre de 2011 en los alrededores de Sirte, al tiempo que ha solicitado la ayuda de todo el mundo, “y especialmente de los ‘thuwar’ (revolucionarios)”.

La tribu Megraha, a la que pertenece la familia Al Senussi, ha acusado a la Policía Judicial de participar en el secuestro y ha argumentado que el incidente no habría tenido lugar sin la ayuda del organismo.

Anud fue arrestada el 6 de octubre de 2012 en un hotel de la capital tras entrar al país ese mismo día a través de la frontera argelina, presuntamente con un pasaporte falso con el nombre Anud Abdulá Mohamed.

La semana pasada, Marghani anunció que las autoridades habían iniciado los preparativos para ponerla en libertad tras pasar diez meses en prisión, lo que fue acogido con sorpresa, ya que no llegó a ser condenada por el suceso.

La semana pasada, la Fiscalía General anunció que Abdulá al Senussi será juzgado en septiembre junto a Saif al Islam Gadafi, hijo del exlíder libio, por crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra durante la revolución de 2011.

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha solicitado en varias ocasiones a las autoridades del país que proceda a la entrega de ambos, si bien Trípoli ha rechazado dicha posibilidad.

En su orden de detención, el TPI mantiene que Al Senusi se valió de su cargo para atentar contra los enemigos políticos de Gadafi. Por su parte, Francia ha anunciado su intención de juzgarle por su vinculación con el atentado contra un avión que estalló en pleno vuelo y se saldó con más de un centenar de muertos, 54 de ellos franceses, en 1989.

Al Senusi también ha sido relacionado con el atentado terrorista de Lockerbie, que supuso la muerte en 1988 de 270 personas que viajaban en un vuelo de PanAm que sobrevolaba esta localidad escocesa.

FUENTE: EUROPAPRESS.ES