Archivos para septiembre, 2014

FOTOGALERÍA

Gregorio de Jesús frente al Rancho San Pedro, Veracruz. / SAÚL RUIZ

En las primeras horas del domingo 31 de agosto, Gregorio de Jesús Garay, de 84 años, escuchó dos o tres ráfagas de disparos que lo hicieron saltar de su cama. Es de los pocos testigos de lo que ocurrió ese día en Sierra de Agua, una localidad en Acultzingo (Veracruz, a unos 270 kilómetros de la capital de México).

A los visitantes que habían ido a su comunidad los había recibido con gritos y amenazas. Hoy sí quiere hablar. “Aquí llegaron, y los vi. Hubo muchos tiros, pero los hombres no se espantan”. Es el velador. Dice que cuando comenzó el tiroteo, salió por la puerta de atrás y se puso a silbar. Por la entrada principal hay marcas de disparos y una mancha de sangre de unos tres metros. Ese día llegaron el Ejército, la Marina de México y la policía de Veracruz con el objetivo de desmantelar un “campamento de entrenamiento” del crimen organizado. El saldo: 33 detenidos y tres presuntos sicarios muertos.

El rancho San Pedro, el supuesto campamento, tiene más de casa abandonada que de sofisticado campo paramilitar. Una nota publicada en El Universal dice que se confiscaron unos rifles y una pistola: nada que ver con los poderosos arsenales que manejan los carteles mexicanos. Hay un alambre de espino, catres y poco más.

Yo sé que Diosito me cuida, pero también debo cuidarme de los humanos”, dice una habitante

Entre frases cortadas, don Gregorio explica que ahí antes había “chavitos”: jovencitos que no rebasarían los 20 años y que, según las autoridades, eran entrenados para ejercer como futuros guardaespaldas del grupo criminal que domina la zona. Pocos entran por voluntad propia, explica un funcionario que pide no ser identificado. “Ellos se los llevan, los secuestran. Son chicos que no tienen otra opción. Tienen que venir aquí para ver la situación. Hay mucho abandono”. Y a ellos casi nadie se atreve a llamarlos por su nombre. Solo un chico, en Acultzingo, y tras cerciorarse que “no lo están grabando”, explica: “Es que allá [en Sierra de Agua] están los de La Letra”. Los Zetas, uno de las bandas más sanguinarias de México.

La deslumbrante belleza de Sierra de Agua, de unos mil habitantes, contrasta con el inquietante silencio que rodea a la comunidad. Hay poquísimas personas en sus veredas y, entre los que hay, nadie vio nada, nadie supo nada y nadie sospechaba nada. “Aquí es mejor no enterarse de lo que ocurre”, dice un habitante. Solo cuenta que ese 31 de agosto “se puso bien feo”.

En el comunicado oficial, difundido por el Gobierno de Veracruz, no hay nombres ni de los muertos ni de los detenidos, salvo la aclaración de que fueron entregados al Ministerio Público. También indica que al día siguiente de la operación, la policía municipal de Acultzingo no había acudido a trabajar. “Eso no es verdad, aquí está nuestra policía”, dice un funcionario municipal.

El hecho es que sí hubo una policía municipal que no acudió a trabajar al día siguiente, pero no fue la de Acultzingo, sino la de Maltrata, un pueblo vecino de unos 14.000 habitantes. Tal y como dice el comunicado, al día siguiente de la operación, todos sus policías municipales huyeron. Pero no los de Acultzingo: los de Maltrata. Dicen que de ahí era el hombre encargado del supuesto campamento: un hombre al que apodaban El Bucanas, un hombre rubio señalado como exjefe de la policía de ahí.

Los encargados de la seguridad de Maltrata son ahora una decena de policías estatales que permanecen encapuchados todo el tiempo, incluso cuando el alcalde del pueblo, Miguel Ángel Barreda, recibe, altanero, a los visitantes. Se le pregunta por El Bucanas: “Yo, por apodos, no conozco a nadie” es su única respuesta.

Comunidad de Acultzingo, Veracruz. En esta zona se situaba un campo de entrenamiento del cártel de los Zetas hasta el 1 de septiembre de 2014. / SAÚL RUIZ

Los habitantes afirman que se sienten mucho más seguros con los policías encapuchados que con los que huyeron. “Ahora sí se puede pasear por las noches, estamos mucho mejor”, dice Aurelia Bartolo, de 49 años, a las puertas de la iglesia del pueblo. La mujer cuenta que hasta dejó de ir a “la hora santa” que oficiaba todos los días el párroco de Maltrata debido al miedo. “Yo sé que Diosito me cuida, pero también debo cuidarme de los humanos”.

Hablan de que los asesinatos, las violaciones y los desaparecidos eran comunes en el pueblo. “Pregunte a don Epifanio, a él le secuestraron a una hija”. Epifanio Huerta es un hombre de unos 50 años que, de muy mala gana, acepta hablar a través de la ventana de su casa. “Mire, se llevaron a mi hija y yo me he cansado de denunciarlo. Nadie hace nada. No hicieron nada. Aquí no nos ayuda nadie. Estoy harto”, dice, indignado, antes de cerrar la ventana.

Acultzingo y Maltrata son dos comunidades enclavadas en la Sierra Madre Mexicana y rodeadas de espectaculares cumbres, entre ellas el Pico de Orizaba, la más alta del país con 5.600 metros de altitud. El acceso a los pueblos no es asunto sencillo. Tras la visita al rancho San Pedro, Eduardo Contreras, enlace de la Policía Municipal de este municipio con la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), insiste en que no se puede ir del lugar sin probar sus truchas. “Para que vean que no todo es feo”. Apenas sentados en el comedor situado junto a la carretera que conduce a Sierra de Agua, aparece un coche del Ejército y se mete a la comunidad. Solo tarda unos minutos en volver a salir.

Al regresar, hay dos mujeres llorosas en una de las casas vecinas al rancho San Pedro. “Se llevaron a mi marido”, dice una. Apenas cuenta “que se dedicaba al campo”. Que ella no estaba ahí cuando lo detuvieron. No han pasado ni 10 minutos de lo ocurrido. Ella y la otra mujer, de nuevo, se niegan a dar más detalles. No vieron nada. Nadie vio nada.

Mire, se llevaron a mi hija y yo me he cansado de denunciarlo. Nadie hace nada”, dice un vecino de Maltrata

Los 33 capturados tras el operativo fueron trasladados a cárceles en el norte de México, a casi 2.000 kilómetros de Veracruz. Permanecieron 48 horas custodiados por el Ejército, según un informe oficial. Los tres muertos eran dos chicos menores de edad y uno de 27 años. Luis tenía 17 años y “apenas había ingresado a la banda”, explica su propia madre. Pascua, también de 17, vivía en Acultzingo. Sus padres fueron a identificar su cuerpo. El tercero tenía 27 años, se llamaba Juan Manuel Piedras Morales, y fue el primer identificado. Sus funerales también fueron vigilados por las Fuerzas Armadas. La policía que patrulla Maltrata, los que no se quitan la capucha ni con el alcalde enfrente, reconoce en voz baja: “Nosotros vamos a morir acá. Pero vamos a morir con nuestro honor intacto, porque nunca hemos sido corruptos”.

ELPAIS.COM

Enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad afganas y un grupo de talibanes en el distrito de Dur Baba. / NOORULLAH SHIRZADA (AFP) (AFP)

Los talibanes han lanzado en los últimos días una ofensiva en la zona de Ghazni, una importante provincia del este de Afganistán, en la que han acabado con la vida de cerca de un centenar de personas. Hasta 15 de las víctimas han sido decapitadas, según aseguran las autoridades regionales, que temen que la zona caiga en manos de los milicianos integristas.

El Gobierno provincial de Ghazni ha informado de que ha perdido el contacto con la Policía del distrito de Ajrestan, en el este de la región. El subdirector de la Policía en la zona, Asadulá Safi, ha advertido: “Si no hay ayuda urgente del Gobierno central, el distrito caerá”. Los intensos combates han continuado este viernes. Safi ha afirmado que un conductor suicida ha atacado con su vehículo un puesto de control provincial a primera hora de la mañana antes de que las autoridades hayan perdido el contacto con este distrito.

Los talibanes han multiplicado sus ataques este verano en diferentes provincias afganas aprovechando la crisis política en Kabul por los resultados de las elecciones presidenciales del pasado junio.

Ghazni está estratégicamente situada al suroeste de la capital de Afganistán, Kabul. El ataque de unos 700 talibanes comenzó hace cinco días y los primeros informes apuntan a que hay más de un centenar de muertos, ha asegurado el subgobernador provincial, Ahmadulá Ahmadi.

Las autoridades provinciales han pedido al nuevo Gobierno afgano que envíe refuerzos cuanto antes pero, hasta el momento, no han llegado, ha explicado Ahmadi. “Hemos pedido repetidamente helicópteros para evacuar a los heridos pero hasta el momento no se ha hecho nada”, ha denunciado.

Un portavoz regional del Ejército afgano, Nazif Sultani, ha asegurado que este jueves se enviaron refuerzos a la zona aunque no ha podido aportar más datos.

La batalla por este distrito ilustra los difíciles retos que afrontan el nuevo presidente del país, Asrhaf Ghani, y las fuerzas de seguridad para lograr mantener el control del territorio cuando se replieguen las fuerzas internacionales a finales de este año.

El control de Ajrestan, un distrito situado a unos 200 kilómetros de Kabul, permitiría a los talibanes contar con un punto desde el que lanzar ataques contra las vecinas provincias de Uruzgán y Daikundi.

ELPAIS.COM

How Armies Eat Around The World

Publicado: septiembre 26, 2014 en 1- NEWS

 

Leave it to reddit to open our minds on the stark differences of our eating habits around the world.

Redditor user itsrattlesnake has created an interesting photo project that unbiasedly documents the ready-to-eat meals (MREs) armies are equipped with while on the field. Thanks to itsrattlesnake, we learned a couple of interesting things about the men and women who dedicate their lives to protecting their countries and its citizens. One, candy is a must. And two, a heating device is an invaluable part of an MRE (because really, we all deserve a warm meal).

From this glimpse into the window of the army’s food world, we also get a look of how each country packs its culture with them on the go. The Italians start their day with a shot of alcohol (smart thinking), the British are supplied with tons of tea (naturally), and the French, well the French go fancy with duck confit, deer pate and a Dupont d’Isigny caramel. (And no, the Spanish are not supplied condoms in their MREs, despite what it may look like in the picture below — so lets just get your mind out of the gutter already.)

Take a look at how these 11 countries feed their men and women in service. If you have any information on how other countries prepare their MREs, we’d love to hear about it in the comments section below.

  • 1
    Germany
    You’re looking at: Sour cherry and apricot jams, several sachets of grapefruit and exotic juice powder to add to water, Italian biscotti, liver-sausage spread and rye bread, and Goulash with potatoes.
  • 2
    Canada
    You’re looking at: Bear Paws snacks, salmon fillet with Tuscan sauce or vegetarian couscous for the main meal, the makings of a peanut butter and jelly (raspberry jam) sandwich for breakfast and a shocking omission of maple syrup.
  • 3
    United States
    You’re looking at: Almond poppy seed pound cake, cranberries, spiced apple cider, peanut butter and crackers, pasta with vegetable “crumbles” in spicy tomato sauce and a flameless heater – it heats up enough to warm the plastic meal pouch.
  • 4
    France
    You’re looking at: Deer pâté, cassoulet with duck confit, creole-style pork and a crème chocolate pudding, some coffee and flavored drink powder, muesli for breakfast and a little Dupont d’Isigny caramel. (There is also a disposable heater.)
  • 5
    Italy
    You’re looking at: A breakfast shot of 40 percent alcohol cordiale (seriously), a powdered cappuccino, lots of biscotti, a pasta and bean soup, canned turkey and a rice salad. Dessert is a power sport bar, canned fruit salad or a muesli chocolate bar. (And there’s a disposable camping stove for heating parts of the meal.)
  • 6
    UK
    You’re looking at: Kenco coffee, Typhoo tea, a mini bottle of Tabasco, chicken tikka masala, a vegetarian pasta, pork and beans for breakfast, trail mix, an apple “fruit pocket” with packets of Polos.
  • 7
    Estonia
    You’re looking at: Stuffed peppers, chicken-meat pâté, smoked sprats, liver sausage with potatoes, crispbreads, halva with vanilla (for dessert), and muesli with fruit pocket and honey.
  • 8
    Australia
    You’re looking at: Vegemite, jam sandwich biscuits, a tube of sweetened condensed milk, meatballs, chili tuna pasta, a can-opener-spoon for getting at the Fonterra processed cheddar cheese, lots of sweets, soft drinks, and two unappetizing-looking bars labelled “chocolate ration.”
  • 9
    Denmark
    You’re looking at: Earl Grey tea, beans and bacon in tomato sauce, a golden oatie biscuit and Rowntree’s Tooty Frooties. (Also, a flameless heater.)
  • 10
    Spain
    You’re looking at: Cans of green beans with ham, squid in vegetable oil, pate, a sachet of powdered vegetable soup, crackers, and peaches in syrup for dessert. (There is a disposable heater with matches and fuel tabs, as well as lots of tablets: Vitamin C, glucose, water purification and rehydration.)
  • 11
    Singapore
    You’re looking at: Butter-flavored biscuits, instant noodles, isotonic drink, Ego fish-shaped biscuit, honey teriyaki chicken noodle, sweet potato in red bean soup, apple and blueberry bar and mini packs of Mentos.

La campaña militar de Estados Unidos contra el Estado Islámico no aplaca las teorías que circulan en las calles de Bagdad y en los más altos niveles del Gobierno, según las cuales la CIA estaría detrás de los mismos extremistas. “Sabemos quién ha creado Daesh”, dijo al diario ‘The New York Times‘ Bahaa al Araji, un viceprimer ministro iraquí, usando una abreviatura árabe para el Estado Islámico.

El político asistió el sábado a una manifestación convocada por el clérigo chiíta Muqtada al Sadr para advertir contra el posible despliegue de tropas terrestres estadounidenses.

En un discurso pronunciado la semana pasada, Sadr culpó públicamente a la CIA de crear el Estado Islámico, mientras que las encuestas realizadas entre la mayoría de los pocos miles de personas que nutrían la manifestación, incluyendo decenas de miembros del parlamento, sugieren que apoyan la misma hipótesis.

La prevalencia de la teoría en las calles de Irak pone de relieve las profundas sospechas ante el regreso de los militares de EE.UU. a Irak más de una década después de la invasión en 2003.

Obama se ha comprometido a no enviar tropas de combate a Irak, pero parece haber convencido a pocos iraquíes. “No confiamos en él”, señala Raad Hatem, un local de 40 años. Al Assadi coincide con él: “El Estado islámico es una creación clara de Estados Unidos, y Estados Unidos está tratando de intervenir de nuevo bajo la excusa del Estado islámico”.

Según él, milicias y voluntarios chiíes ya estaban respondiendo al llamado de los líderes religiosos para defender a Irak contra el Estado Islámico sin la ayuda estadounidense.

El Frente al Nusra y otro grupo islamista evacúan sus bases en provincia siria

Los combatientes del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y los del grupo rebelde sirio Movimiento Islámico de los Libres de Sham (Levante), evacuaron sus bases ante la posibilidad de ser bombardeadas por la coalición internacional, liderada por EEUU.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que el Frente al Nusra abandonó sus cuarteles en pueblos de la zona rural de Idleb (norte) después de que varias de sus posiciones fueran blanco de los bombardeos ayer. Según esta ONG, al menos 50 milicianos de la filial de Al Qaeda perecieron ayer por los bombardeos de la aviación internacional en una zona en la frontera entre Idleb y la provincia siria de Alepo.

El Pentágono y el presidente estadounidense, Barack Obama, revelaron que el blanco de ese ataque fue una célula de veteranos de Al Qaeda, denominada Jorasán, que pertenecía al Frente al Nusra y que planeaba un atentado “inminente” contra EEUU e intereses occidentales.

Por otro lado, la comandancia del grupo rebelde sirio Movimiento Islámico de los Libres de Sham (Levante) ordenó hoy la evacuación de todas sus bases. En un comunicado, el grupo pidió a sus combatientes que quiten todos los aparatos de comunicación por satélite que tengan en sus cuarteles y los escondan, además de ocultar las armas pesadas.

Además, instó a los civiles que vivan en casas cercanas a sus bases que se alejen.

El Movimiento de los Libres de Sham es una de las formaciones principales que integran la alianza rebelde islamista más importante de Siria, el Frente Islámico, que ha luchado junto al Frente al Nusra contra las fuerzas del régimen de Bachar al Asad y contra el EI.

Un activista del Frente Islámico, que pidió el anonimato, no descartó en declaraciones a Efe por internet que la coalición internacional vaya a atacar también a su organización.

De la misma opinión es el opositor Mohamed Abdu, un activista sirio que opera desde la provincia de Idleb, quien señaló que estos grupos disponen de mucha implantación popular en las zonas tomadas por los insurgentes en Siria y se oponen a una intervención estadounidense.

Las monarquías dictatoriales del Golfo se unieron a los bombardeos contra los yihadistas en Siria tras conseguir involucrar militarmente a EEUU, con la esperanza de que desemboque en la caída del presidente Bashar Al Asad, estiman los expertos.

A corto plazo, la alianza con EEUU presenta un doble riesgo para estas monarquías: el posible refuerzo del régimen de Asad y la oposición de parte de la opinión pública de sus países sunitas a combatir a grupos de su misma confesión, como el Estado Islámico (EI), añaden.
Desde 2011, los países del Golfo han tenido que lidiar con las vacilaciones del presidente estadounidense, Barack Obama, que primero tuvo dudas, luego se mostró reticente y al final se había opuesto a implicarse militarmente contra Asad. Y algunos de estos Estados estuvieron acusados de financiar a grupos islamistas sunitas en Siria.

Para unirse a la coalición ideada por Washington, las monarquías del Golfo pusieron “una condición muy clara: no habría apoyo a la política estadounidense (contra el) EI en Irak sin una acción militar en Siria”, explica Mustafa Alani, analista del Gulf Research Center, con sede en Ginebra.

La alianza se oficializó el 11 de septiembre en la ciudad saudí de Yeda, donde diez ministros árabes se comprometieron, ante el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, a participar en la “lucha global contra el EI”, incluida la “campaña militar coordinada”. Esta participación se explica, ante todo, por el hecho de que se acusaba a estos países de “ayudar y financiar al EI y a otros grupos terroristas”, recalca Abdulkhaleq Abdula, profesor de ciencias políticas de la Universidad de los Emiratos. Sin embargo, “el EI es en realidad una amenaza para la seguridad (de estas monarquías) y también para la legitimidad ideológica de Arabia Saudí”, cuna del wahabismo (versión fundamentalista del islam), añade Abdula.

También es “significativo” ver a Arabia Saudí y a Catar en el mismo bando meses después de que Riad acusara a los cataríes de haber apoyado a los islamistas y amenazado la seguridad regional, explica Frederic Wehrey, especialista del Golfo y de la política estadounidense en Oriente Medio en el Institut Carnegie Endowment for International Peace.

Según François Heisbourg, de la Fundación para la Investigación Estratégica (FRS), la campaña en Siria es una versión ampliada de la guerra de 2011 en Libia con la intervención de aviones emiratíes y cataríes. Pero, como por aquel entonces, las acciones de hoy contra el EI no significan que los países implicados persigan los mismos objetivos, recalca. “Con el tiempo, veremos divergir las agendas de los que apoyan a los Hermanos Musulmanes (Catar, Turquía) y los otros Estados de la región”.

Frederic Wehrey asegura que en un primer momento, la intervención de los países del Golfo podría beneficiar a Damasco, pero Mustafa Alani piensa lo contrario. En opinión de Alani, “la presencia de aviones estadounidenses en el espacio aéreo sirio, principalmente en el norte, transforma esta parte de Siria en una ‘No Fly zone’ (zona de exclusión aérea) para el Ejército sirio”.

Según Abdula, aparte de la eliminación de los grupos islamistas radicales, el objetivo último de los países del Golfo es que Asad “vuelva a un ciclo de negociaciones, ‘Ginebra III’, con la esperanza de que al final se vaya, como sucedió con (Nuri) Al Maliki”, el exprimer ministro iraquí.

Paralelamente a la campaña aérea, Riad decidió entrenar a los rebeldes de la oposición siria “moderada” (algo que no existe). Entre tanto, estima Wehrey, los Estados del Golfo podrían verse confrontados a “una agitación por participar en una coalición dirigida por EEUU”.
En Arabia Saudí, “los bombardeos contra el EI son impopulares entre un segmento de la población”. “En el Golfo, también se cree que EEUU ataca a los sunitas y prioriza las minorías como los kurdos o los yazidíes, y en particular, los chiitas”, añade Wehrey.

Seguimos con el “juego”. Kerry: “EE.UU. asignará 40 millones de dólares para la oposición siria”

Washington planea destinar 40 millones de dólares a la denominada oposición moderada siria, afirmó el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en el marco de una reunión con los representantes de los rebeldes sirios en la sede de la ONU.

“Me alegro de anunciar que EE.UU. asignará 40 millones de dólares adicionales como ayuda inmediata para la oposición [siria]”, afirmó John Kerry en el marco de su reunión con los representantes de la Coalición Nacional Siria. De los 40 millones, 15 serán utilizados para abastecer a los grupos armados, según informa Itar-Tass.

El apoyo de Washington a la denominada oposición moderada en Siria tiene como objetivo aumentar las capacidades de la Coalición Nacional en su lucha tanto contra los yihadistas del Estado Islámico y otros grupos extremistas, como contra las fuerzas gubernamentales del presidente sirio Bashar al Assad, según la estrategia de EE.UU. en la crisis en Irak y Siria.

EE.UU. continuará apoyando a la oposición siria “mientras esté presente la amenaza del Estado Islámico y Al Assad permanezca en el poder”, según Kerry. Cabe recordar que aunque en el inicio de la crisis vigente en EE.UU. se discutió la posible cooperación con Damasco en la lucha contra los radicales, las afirmaciones posteriores de los políticos estadounidenses parecen promover la continuación de la estrategia de derrumbar al presidente Al Assad.

Análisis: Los bombardeos de EE.UU. podrían agudizar la guerra civil en Siria

Expertos opinan que los ataques de EE.UU. contra el Estado Islámico en Siria complicarán las perspectivas de estabilidad en el país. El observador político internacional de la revista ‘Slate’, Joshua Keating, recuerda que desde que recibió el premio Nobel de la paz en 2009, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha ordenado o ampliado operaciones militares en siete países: Afganistán, Pakistán, Yemen, Libia, Somalia, Irak y Siria.

Según Keating, no está claro qué traerá consigo la nueva operación militar, aunque opina que, en cualquier caso, se tratará de escenarios “problemáticos”. Los bombardeos de este lunes causaron la muerte de alrededor de 70 milicianos del EI y ocho civiles, incluidos tres niños, según la oposición siria. A diferencia de los bombardeos en Irak, que debían impactar contra unidades del EI, los ataques en Siria tienen como blanco la sede de los yihadistas en Raqqa.

Los bombardeos de Irak no han tenido “un efecto significativo” para los movimientos de los yihadistas, opina Keating, conjeturando que los ataques habrían podido servir para atajar el progreso del EI mientras la inteligencia recababa datos para llevar acabo acciones más importantes en Siria.

Se trata de “un giro inesperado de la trágica historia reciente de Siria”, opina Keating, ya que después de tres años de debate acerca de si EE.UU. necesitaba utilizar la fuerza militar contra el Gobierno de Bashar al-Asad, los aviones estadounidenses ahora atacan “a los enemigos del presidente sirio”.

Si los bombardeos logran diezmar al Estado Islámico, opina el observador, EE.UU. se enfrentará a dos posibles escenarios, “ambos igual de problemáticos” para Washington, que se opone al Gobierno sirio. En el primero de ellos, Al Asad mantendría su poder en Siria, mientras que en el segundo “la prolongada guerra civil se agudizará a largo plazo y podría involucrar a varios países”. “Esto es otra operación militar abierta de EE.UU. y otro conflicto complejo en Oriente Medio que presenta pocas probabilidades de mejora o de resolución”, explica.

“El presidente puede creer que la intervención es la mejor opción, pero sería interesante saber cómo el candidato que se hizo famoso por decir que no estaba en contra de todas las guerras, sino sólo contra las ‘estúpidas’, terminará la última operación militar de EE.UU.”, concluye Keating.

Reacciones a los bombardeos de EEUU en Siria

El secretario de la Federación Musulmana de España, Yusuf Fernández, recuerda que no es la primera vez que Washington crea monstruos que luego acaban actuando contra sus propios intereses.

Presidente de Chechenia: “El líder del Estado Islámico fue reclutado por la CIA”

Ramzán Kadírov, presidente de la República de Chechenia, ha acusado a EE.UU. de favorecer la propagación del terrorismo y afirma que el líder del EI es un agente de la CIA. El presidente de la República de Chechenia, Ramzán Kadírov, afirmó en su cuenta de Instagram que, según algunos datos, el líder del Estado Islámico, Abu Bakr Al-Baghdadi, fue reclutado por el exdirector de la CIA, David Petraeus. Según el presidente checheno, EE.UU. y Europa favorecen la propagación del terrorismo en el mundo.

“El problema del terrorismo en Irak, Siria y otras naciones en la región se vuelve más peligroso. EE.UU. y Europa favorecen la propagación de esta peste. Hay pruebas de que el líder del Estado Islámico, Abu Bakr Al-Baghdadi, fue reclutado por el general estadounidense David Petraeus”, escribió Kadírov.

“EE.UU. forma y financia varios grupos y hace que se enfrenten uno a otro para que mueran miles de personas. EE.UU. necesita controlar territorios de Oriente Medio ricos en petróleo sin musulmanes”, afirmó el jefe de la república.

“Rusia tiene fuerzas y medios que no permitirán que esta peste cruce nuestra frontera. Si alguien se atreve a llegar a Chechenia, lo mataremos, lo que ya hicimos con Abu Walid, Abu Hafs, Jattab y Shamil Basáyev”, concluyó Kadírov.

EL AVIONCITO DE OBAMA EN SIRIA

Por Manuel Freytas


El sistema capitalista se sostiene en dos columnas vertebrales centrales. La economía globalizada de la sociedad de consumo, y la economía de guerra. Y hablando de guerra y de máquinas de matar, y para tener en claro de qué hablamos, EEUU y Obama acaban de estrenar un chiche nuevo en Siria. Es el cazabombardero estadounidense F-22 Raptor, considerado el jet de combate más avanzado en el mundo, valuado en 358 millones de dólares, y que realizó su primera “misión de combate” en Siria el martes.

Su fabricante es Lockheed Martin, la primera armamentista del complejo militar industrial de EEUU y el mayor contratista con el Pentágono. Lockheed Martin encabeza el ránking de las 5 primeras armamentistas del mundo (todas estadounidenses) y factura US$ 41.000 millones anuales con las guerras. Su nueva máquina de matar en Siria, el F-22 Raptors, es el único avión de combate capaz de desarrollar simultáneamente misiones aire-aire y aire-tierra. Es considerado el jet de combate más avanzado en el mundo, gracias a su habilidad para evadir la detección por radar. También es capaz de volar más lejos que su predecesor, el F-15, con un alcance de cerca de 3.200 km y es más rápido, alcanzando velocidades superiores a Mach 2 (dos veces la velocidad del sonido, unos 2.472 km por hora).

El F-22 puede portar una gran variedad de armas, incluyendo las llamadas bombas “inteligentes” de 500 kilos. Con su velocidad y sus sistemas antidetección, es capaz de disparar bombas guiadas por láser a 25 km del blanco. A un costo de 358 mllones de dólares por unidad, 195 aviones fueron construidos, de los cuales 187 están operativos, con un costo total de 70.000 millones de dólares (cifra equivalente al PBI anual de un país como Ecuador).

Se estima que 50 de estas máquinas de masacres masivas están listas para entrar en operaciones en Siria, Irak y todo Medio Oriente. ¿Vamos entendiendo lo que quiere decir economía capitalista de guerra? ¿Y vamos entendiendo porque el sistema capitalista no puede prescindir de la “guerra permanente”? ¿Y vamos entendiendo el por qué y el para qué de las masacres militares masivas?

ELESPIADIGITAL.COM

Soldados libaneses llegan a las afueras de Ersal, el 4 de agosto. / BILAL HUSSEIN (AP)

La crisis desatada por el Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nusra en Líbano hunde progresivamente al país en el caos. Las fuerzas de seguridad libanesas arrestaron este jueves a 250 refugiados sirios en la ciudad de Ersal —a 17 kilómetros de la frontera este con Siria—, epicentro de los combates entre yihadistas y tropas libanesas el pasado mes de agosto. La ola de arrestos, que suman un total de 450 detenidos en seis días, llega como respuesta a los repetidos ataques contra efectivos del Ejército libanés.

Tras las masivas detenciones, medios locales citaban la respuesta de Al Nusra (Rama Siria de Al Qaeda), que reaccionaba a través de un mensaje en Twitter: “Al pueblo libanés. Vuestro Ejército está trazando el camino de vuestro futuro al entrar en Ersal y humillar a las gentes suníes. ¿Estáis preparados para pagar el precio por confiar en él? Estamos esperando vuestra respuesta.”

“A las cuatro de la mañana, entraron en nuestra tienda. Nos llevaron a mí y a mi tío”, relata Wisam, de 30 años, que rehúsa dar su apellido por temor a represalias. El joven asegura no tener vínculo alguno con Al Nusra ni con el EI. Fue liberado el mismo día de su arresto. “Nos llevaron a una sala y me interrogaron sobre a quién conocía de los terroristas. Me golpearon repetidas veces hasta romperme varios dientes y hacerme una brecha en la cabeza”, relata al teléfono desde Ersal tras haber sido tratado de sus heridas.

El pasado 2 de agosto, yihadistas del EI y combatientes de Al Nusra atacaron varias posiciones de las Fuerzas Armadas libanesas, dejando un balance de 72 muertos (55 civiles) y más de 200 heridos (135 civiles). En respuesta a la participación del partido-milicia chií Hezbolá, que lucha junto al régimen de Bachar el Asad, los yihadistas optaron por transferir la lucha a territorio libanés. Tras cinco días de combate se replegaron a territorio sirio capturando a 30 uniformados entre soldados y policías. Respondiendo a una llamada hecha por el líder del EI, Abubaker al Bagdadi, en un vídeo difundido por Internet, los milicianos intentan canjear los soldados por islamistas encarcelados en la prisión libanesa de Rumieh.

Ante la negativa del Gobierno libanés de entablar negociación alguna, los yihadistas han cumplido sus amenazas. En lo que va de mes, el EI ha decapitado a dos de los soldados capturados, mientras que Al Nusra ejecutó de un tiro a un tercero. Otros dos uniformados fallecieron en un atentado con explosivos ocultos en una carretera de Ersal. A diferencia de otras zonas en Siria, en la región de Calamún, fronteriza con Líbano, Al Nusra y el EI coordinan sus operaciones.

Ersal es un oasis suní en medio de la región chií de la Bekaa, controlada por Hezbolá. Sus habitantes apoyan abiertamente a los rebeldes sirios y han acogido a decenas de miles de refugiados. Es también la única válvula de escape para los 5.000 rebeldes que se estima que combaten en Calamún para aprovisionarse de munición, alimentos y poner a salvo a sus familiares. “Hoy salieron seis camiones del Ejército repletos de sirios. Las detenciones son un mensaje por parte del Ejército libanés hacia los yihadistas. Les quieren decir que si no liberan a los soldados, las represalias caerán sobre los refugiados sirios. Entre los refugiados hay muchos allegados de combatientes de Al Nusra y del EI”, asegura una fuente cercana a la alcaldía de Ersal.

La unidad del Ejército libanés se resquebraja bajo la presión desde diferentes flancos. Los familiares de los 22 soldados que permanecen capturados han iniciado una agresiva campaña mediática instando a políticos, militares y religiosos a negociar por la liberación. Los intentos de mediación por parte del Consejo de Sheijs suníes no sólo no han dado resultado, sino que han exacerbado las diferencias entre el Ejército y la comunidad suní. La connivencia, incluso colaboración, de algunos refugiados sirios para con los yihadistas ha despertado una ola nacional de rechazo hacia los refugiados. Los grupos suníes más conservadores acusan a su vez a las Fuerzas Armadas libanesas de connivencia con Hezbolá, y han protagonizado en los últimos días varios ataques contra posiciones del Ejército. Acusado de cortocircuitar las negociaciones con los yihadistas, el líder de Hezbolá, Hasan Nasralá, declaró este martes que no se opone a una negociación para liberar a los presos, pero que esta ha de hacerse “desde una posición de fuerza”.

ELPAIS.COM

La milicia kurda siria, conocida como las Unidades de Protección Popular (YPG, en kurdo), consiguió contener ayer la ofensiva de los combatientes yihadistas del Estado Islámico (EI) en el norte de Siria. “Los enfrentamientos en Kobane [Ayn al Arab, en árabe] son intensos en los tres frentes y Daesh [acrónimo del nombre árabe del EI] sigue a unos ocho kilómetros”, describe en conversación por Skype el portavoz de las YPG Redur Xelil. “Vamos a luchar hasta el último minuto y no tenemos miedo, no vamos a permitir que Kobane caiga. Pero necesitamos que la coalición y la comunidad internacional nos proporcionen asistencia lo antes posible”.

Los kurdos cuentan con poco más que armas ligeras para hacer frente a los tanques y la artillería pesada de los yihadistas, que han tomado decenas de poblados en la zona y rodeado Kobane por el oeste, el sur y el este. Su avance ha provocado un éxodo masivo de refugiados hacia el lado turco de la frontera en el norte.

La coalición internacional contra el EI, liderada por EE UU, ha bombardeado posiciones yihadistas cerca de Kobane, aunque estos ataques han sido hasta el momento inefectivos, según las YPG y habitantes de la localidad. “Los ataques aéreos no están sirviendo de nada porque no han acertado”, lamenta Xelil, que propone coordinación de las YPG y la coalición.

La defensa kurda y el hacinamiento de los refugiados sirios en el lado turco han conllevado que muchos kurdos sirios quieran regresar a Kobane. “Aquí no tengo dónde quedarme, tengo siete hijos y no puedo comprarles comida”, dice Nuh Hambo en el puesto fronterizo de Mursitpinar, mientras las fuerzas de seguridad turcas gesticulan para que los sirios se den prisa en pasar. “Y si puedo regresar a Kobane, pelearé al lado de las YPG”, añade Hambo, de 38 años y que había llegado a Turquía hace sólo cinco días.

“Mis hijos están luchando con las YPG, voy a ir a verlos y no voy a regresar nunca, ¿qué puedo hacer aquí?”, comenta también Usman Naif Sinjar, de 70 años.

A sólo siete kilómetros, en el paso fronterizo de Yumurtalik, la escena es la contraria: miles de personas se acumulan en el lado sirio de la frontera para poder entrar a Turquía. El paisaje es plano y marrón, con Kobane visible al otro lado de las verjas. El sol cae con dureza. Policías turcos registran en un primer control a los refugiados. Después, personal de la ONU y de la Media Luna Roja turca les dan agua y comida, y atienden a los enfermos. Finalmente son registrados por AFAD (agencia turca para emergencias). En total, ya han cruzado 144.000.

Oseb Berkal Hawa, un hombre de 47 años que acaba de entrar en Turquía, asegura que llevaba seis días esperando junto a su familia al otro lado. Cuenta que el puesto estaba abierto pero que las autoridades turcas no permiten llevar animales, y que él tiene 100 ovejas y 15 vacas. Dice que miles de personas, con muchísimas cabezas de ganado, siguen al otro lado sin saber qué hacer, y que ya hay animales que están muriendo por la falta de agua y comida. “Si Daesh toma Kobane lo perderemos todo, ¿y entonces qué podremos hacer?”, se pregunta casi llorando.

“En cinco días, Turquía ha recibido 144.000 personas, que es la misma cantidad de refugiados que han llegado a Europa en los últimos tres años”, señala Selin Unal, portavoz de ACNUR en Turquía, mientras se oye una explosión y al otro lado de la frontera, en la distancia, se levanta una columna de humo. Unal describe este éxodo como el mayor en tan poco tiempo desde que se inició la guerra en Siria, en 2011, y lamenta que Naciones Unidas sólo ha recibido un 20% de los 497 millones de dólares que pidió para asistir a los refugiados en Turquía durante 2014. “Esta crisis es una responsabilidad global”, dice Unal.

[El Ejército iraquí recuperó ayer Al Sijir y Albu Etha, en la provincia iraquí de Al Anbar, hasta ahora en poder de los yihadistas del EI, informa Reuters]

ELPAIS.COM

Una supuesta célula terrorista vinculada al autodenominado Estado Islámico (EI o ISIS, en sus siglas en inglés) ha sido desarticulada en una operación hispano-marroquí contra el yihadismo desarrollada en las ciudades de Melilla (España) y Nador (Marruecos), según han informado fuentes antiterroristas y el Ministerio del Interior. Los agentes han detenido durante la pasada madrugada a nueve personas, -un español y ocho marroquíes-, entre los que se encuentran captadores y “desplazados”, han asegurado las mismas fuentes, sin precisar si estos últimos iban a partir hacia Siria o Irak o ya estaban de regreso. El español es el supuesto cabecilla.

La operación, aún abierta, ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y de la Dirección General de Vigilancia del Territorio de Marruecos. La operación se está desarrollando en España bajo la supervisión del magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción número tres, quien ha declarado secretas las actuaciones.

La operación se desarrolla en unos de los puntos calientes de captación y envío de yihadistas hacia zonas de conflicto. Con esta, ya son 20 las operaciones desarrolladas por España (sola o en compañía de otros países) contra el yihadismo en lo que va de legislatura. Durante esas operaciones han sido detenidas más de 60 supuestos terroristas (519 detenidos desde los atentados del 11-M de 2004).

La colaboración entre Marruecos y España en la lucha contra el yihadismo es especialmente estrecha, especialmente tras la constatación por parte del país vecino de que entre 1.500 y 2.000 de sus compatriotas combaten junto al ISIS. Y que los que sobrevivan van a regresar formados para instruir a otros en técnicas terroristas y de combate. Las zonas transfronterizas con España son especialmente delicadas por ser una posible vía de salida hacia los países donde se combate.

Melilla, así, vuelve a ser el centro de una operación contra el yihadismo. En los últimos meses, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civilhan desarticulado tres células que captaban yihadistas en esa ciudad y en Ceuta. El pasado marzo, la policía desarticuló un importante grupo  con base en Melilla que envió a “decenas” de luchadores —la mayoría franceses y marroquíes— a los conflictos de Siria, Malí y Libia, según destacó entonces el Ministerio del Interior.

Entre los siete detenidos destacó Mustafa Maya Amaya, de 51 años,español residente en Melilla, quien, a través de Internet, se encargaba de escoger a los yihadistas voluntarios, cualquiera que fuese su nacionalidad. Maya Amaya, un minusválido residente en Melilla, seleccionaba a los aspirantes a yihadistas y les facilitaba las relaciones necesarias para que pudieran llegar, a través de pasadores, hasta la organización terrorista de destino.

Esta trama disponía de ramificaciones en numerosos países como Marruecos, Bélgica, Francia, Túnez, Turquía, Libia, Malí, Indonesia y Siria. El EI era una de las organizaciones receptoras de estos voluntarios captados por la red de Maya Amaya.

La detención de este grupo supuso la primera operación conjunta de España y Marruecos contra una célula islamista, una cooperación que se repite ahora.

ELPAIS.COM