Archivos para marzo, 2015

Regreso del boomerang en Libia

Publicado: marzo 31, 2015 en 1- NEWS

alt

Por Manlio Dinucci

Mientras todos derraman lágrimas por las víctimas de la matanza perpetrada en Túnez, Manlio Dinucci recuerda que la situación tunecina es consecuencia del caos libio, a su vez provocado por la guerra de la OTAN que destruyó la Yamahiriya. Italia, en primer lugar, Francia y otros países de Europa ahora se preparan a luchar nuevamente en Libia, esta vez del lado del «gobierno de Tobruk». Oficialmente, lo harán para restablecer la seguridad pública. Aunque probablemente lo que quieren es “terminar el trabajo” dividiendo el país.

El ataque terrorista registrado en Túnez, en el que también murieron varias personas de nacionalidad italiana y francesa, está estrechamente vinculado al caos en Libia, señalan en estos días los medios gubernamentales y los medios europeos.

Lo que no dicen es que el caos existente en Libia es consecuencia de la guerra de la OTAN que, hace exactamente 4 años, destruyó el Estado libio.

En efecto, el 19 de marzo de 2011 se iniciaba el bombardeo aeronaval contra Libia. En 7 meses la aviación de Estados Unidos y de la OTAN realizaba 10 000 misiones de ataque, utilizando contra Libia más de 40 000 bombas y misiles.

Al mismo tiempo, se financiaba y armaba a los sectores tribales hostiles al gobierno de Trípoli así como a grupos islamistas hasta entonces clasificados como terroristas. Incluso se infiltraban en Libia fuerzas especiales, entre las que se hallaban miles de comandos qataríes. En esta guerra, en la que Estados Unidos daba las órdenes a través de la OTAN, participaba Italia –con sus bases militares y fuerzas armadas–, pero sobre todo Francia y el Reino Unido [1].

Múltiples factores hacían de Libia un país importante para los intereses estadounidenses y europeos:
sus reservas de petróleo –las más importantes de África y particularmente valiosas por su alta calidad y por su bajo costo de extracción– y de gas natural que, al seguir bajo control del Estado libio, ofrecían a las compañías extranjeras limitados márgenes de ganancia;
los fondos soberanos –unos 200 000 millones de dólares que desaparecieron después de ser confiscados por las potencias occidentales– que el Estado libio había invertido en el exterior y que habían permitido la creación de los primeros organismos financieros autónomos de la Unión Africana;
su posición geográfica, entre el Mediterráneo, África y el «Medio Oriente».

Así que, como se ha documentado ampliamente, fueron Estados Unidos y sus principales aliados en la OTAN quienes financiaron, armaron y entrenaron para la lucha contra Libia –en 2011– grupos islamistas a los que hasta poco antes calificaban de terroristas, grupos entre los que se encontraban los primeros núcleos del futuro Emirato Islámico.

También les proporcionaron armas, a través de una red organizada por la CIA (según la investigación del New York Times, cuando, luego de haber participado en el derrocamiento de Kadhafi, esos yihadistas llegaron a Siria para derrocar a Assad. Y también fueron Estados Unidos y la OTAN quieres favorecieron la ofensiva del Emirato Islámico en Irak, cuando el gobierno de al-Maliki se alejaba de Washington y se acercaba a Pekín y Moscú.

El Emirato Islámico juega así un papel determinante en la estrategia de Estados Unidos y la OTAN, estrategia consistente en destruir Estados mediante guerras secretas. Eso no significa que la masa de sus militantes, con historias personales vinculadas a las trágicas situaciones sociales provocadas por la primera guerra del Golfo y las que vendrían después, esté consciente de su condición de instrumento.

El ataque terrorista perpetrado en Túnez tuvo lugar precisamente al día siguiente de las declaraciones en las que Aqila Saleh, presidente del «gobierno de Tobruk», advirtió a Italia que «el Emirato Islámico puede pasar de Libia al país de ustedes», presionando así a Roma para que intervenga en Libia.

El ministro [italiano de Relaciones Exteriores] Gentiloni se apresuró a responder que «cumpliremos con nuestro deber». Y el general Danilo Errico, nuevo jefe del estado mayor [de Italia], aseguró que «si el gobierno da luz verde» a una intervención en Libia, «nosotros estamos listos».

Listos para luchar junto al «Ejército Nacional Libio», brazo armado del «gobierno de Tobruk», encabezado –según el documentado artículo publicado en The New Yorker el 23 de febrero de 2015– por el general Khalifa Haftar, quien «después de haber vivido durante dos décadas en Virginia (Estados Unidos), donde trabajaba para la CIA, volvió a Trípoli para participar en la guerra por el control de Libia» [2].

alt

El mando militar estadounidense muestra su preocupación por el deseo de Rusia de aumentar significativamente el alcance de sus misiles de crucero navales y aéreos, declarando que éstos amenazan la seguridad de EE.UU.

Así lo expresó el almirante William Courtney, jefe del Comando Norte de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, durante las audiencias en el Senado celebradas a mediados de marzo.

Rusia continúa trabajando en su programa de despliegue de “misiles de crucero de largo alcance con ojivas convencionales”, que pueden ser lanzados desde sus bombarderos, submarinos y buques de guerra, que están fuera del alcance de medios antiaéreos de Estados Unidos. Esto está dando al Kremlin “opciones de disuasión” adicionales “al umbral nuclear”, dijo Gortney, quien también dirige el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, por sus siglas en inglés), citado por CNN.

“En caso de que estas tendencias continúen, el NORAD se enfrentará a un mayor riesgo para defender a los Estados Unidos contra el aire ruso, las amenazas de misiles marítimos y de crucero”, dijo.

¿De qué riesgos se trata?

El almirante estadounidense ha tenido razón. Las causas para su preocupación son abundantes. Se trata tanto de patrullas de bombarderos estratégicos rusos cerca de aguas territoriales de Estados Unidos, como de la construcción de nuevos submarinos que portan misiles de crucero.

En la víspera de sus declaraciones, en los astilleros Sevmash se puso de quilla el quinto submarino avanzado de ataque de propulsión nuclear del proyecto 855 clase Yasen. El sumergible portará 24 misiles de crucero de largo alcance, misiles de crucero 3M-55 Ónix, o los 3M-14E Club. La peculiaridad de estos misiles es que pueden afectar no sólo a buques de superficie, como portaaviones o barcos de transporte, sino también atacar objetivos en tierra que se encuentren cerca de las costas enemigas.

Según la cadena de televisión militar rusa Zvezdá, el comandante de la Marina rusa, Viktor Chirkov, señaló también que hasta 2020 Rusia llevará a cabo una profunda modernización de 10 submarinos de propulsión nuclear de proyectos anteriores (971 y 949), que recibirán nuevos sistemas de propulsión, de soporte de vida y armas. Según el almirante ruso, serán actualizados absolutamente todos los sistemas de estos sumergibles. “Sólo quedará intacto su casco”, dijo.

Además, la modernización se centrará sobre todo en la instalación en buques de los nuevos sistemas de misiles como el Ónix y el Club.

La característica del 3M-55 Ónix es que dispone de inteligencia artificial ‘incrustada’ en sus misiles guiados, lo que le permite actuar en contra de una sola nave, o como una ‘manada’ de misiles contra una flotilla.

Los misiles propios clasifican sus objetivos en función de la importancia y eligen las tácticas del ataque. Su sistema de control incorpora no sólo los datos para las interferencias a radares enemigos, sino también las tácticas para evadir misiles de sistemas de defensa antiaéreos. Después de destruir el objetivo principal de una agrupación naval, los misiles restantes atacarán a otras naves del convoy. Así se evita la posibilidad del impacto de un solo objetivo por varios misiles a la vez.

Según algunos informes, los sistemas Ónix usarían en un futuro los misiles hipersónicos Zircon.

No menos interesante es el sistema Club, que incluye una familia de misiles de crucero con índice ZM. Estos misiles pueden ser utilizados desde submarinos y lanzarse a través de tubos lanzatorpedos del calibre 533 mm.

Por ejemplo, el misil 3M-14E está equipado con un sistema de guía combinado que le permite volar a altitudes muy bajas con seguimiento del relieve del terreno, hecho que lo hace prácticamente invisible para radares de defensa aérea.

“Estados Unidos han notado con preocupación las crecientes oportunidades de nuestros misiles de disuasión. Lo siento mucho. ¡Cómo los entiendo!”, apuntó en su cuenta de Twitter el viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin, encargado de la industria de defensa nacional.

ELESPIADIGITAL.COM

alt

La gira latinoamericana del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, le ha llevado estos días a Colombia, uno de los mayores aliados de Estados Unidos y la OTAN en América Latina, escribe hoy Rossiyskaya Gazeta.

Expertos del periódico hacen hincapié en esta visita, que sucede a un viaje de Lavrov a Cuba y precede otro a Nicaragua, porque Colombia es uno de los países más proestadounidenses en toda América Latina.

Al mismo tiempo, las fuentes diplomáticas consultadas por Rossiyskaya Gazeta sostienen que las autoridades colombianas han expresado su disposición a elevar a otro nivel las relaciones con Rusia, a pesar de que esto no le guste a Washington.

Lavrov no había estado en Colombia desde 2008.

Durante la reciente visita, que tuvo lugar los días 24 y 25 de marzo, el jefe de la diplomacia rusa se reunió con el presidente Juan Manuel Santos y la canciller María Ángela Holguín.

Según la Cancillería rusa, en 2014 el volumen del intercambio comercial entre Rusia y Colombia alcanzó los 375 millones de dólares.

Este 2015 se cumplen 80 años desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Moscú y Bogotá.

 

ELESPIADIGITAL.COM

(defensa.com) El 30 de marzo entraron en servicio en la Armada Nacional de Colombia dos nuevas patrulleras de costa de la clase CVP-46, construidas en Corea del Sur,  en las instalaciones del astillero internacional STX OFFSHORE & SHIPBUILDING CO, ubicado en la ciudad de Jinhae. Están construidas en acero y aluminio naval con unas dimensiones de 45,25 metros de eslora (largo) y 7,1 metros de manga (ancho). Estas nuevas patrulleras estarán desplegadas en el Pacífico colombiano, cumpliendo misiones de vigilancia y soberanía de esta importante región para el país, que en la actualidad cuenta con muy pocas unidades navales que permitan la protección de los recursos naturales, la pesca ilegal y la lucha contra el narcotráfico.

El bautizo y la afirmada del pabellón nacional se llevará a cabo en las instalaciones de la Base Naval ARC “Málaga” en Bahía Málaga, con la presencia del Presidente, Juan Manuel Santos Calderón, y serán bautizadas como ARC “Punta Ardita” y ARC “Punta Soldado”, poblaciones de la costa del Pacífico colombiana.

Se les instalará como armamento principal el sistema DYNAMIC T-25 “Bushmaster”, estación remota de armas que monta un cañón Bushmaster M242 de 25 mm, desarrollado por la empresa colombiana Thor Defense Systems, junto con la Dirección de Armas y Electrónica de la ARC “DARET”y que se encuentra en pruebas finales en la patrullera CPV-46 ARC “Punta Espada”, que ya opera en aguas del Caribe colombiano, a un costo aproximado de 17 millones de dólares por unidad. La Armada de Colombia espera contar con 16 de estas unidades, que reforzarán la débil presencia de unidades navales en las aguas territoriales del país. (Carlos Vanegas – corresponsal grupo Edefa en Colombia)

(defensa.com) Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil de la Unidad Central Especial número 2 y de la Sección de Información de la Zona de Cataluña han detenido esta madrugada en Badalona (Barcelona), a cuatro personas relacionadas con el envío de yihadistas a Siria, en una operación dirigida por el Juzgado Central de Instrucción, número 5, de la Audiencia Nacional y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Entre los detenidos figuran dos menores de 16 años que estaban preparando su partida inminente hacia Siria a través de Marruecos. En los últimos días, las investigaciones han permitido averiguar que los dos menores tenían previsto salir esta misma mañana desde Badalona hacia Marruecos y ya habían contactado con miembros de las redes de captación y envío para facilitarles su viaje a través de Turquía.  Los dos menores detenidos, que habían dejado su formación académica en Badalona para realizar estudios coránicos en una madraza de Tetuán (Marruecos), estaban inmersos en un proceso de radicalización y se iban a desplazar a la zona en conflicto sirio-iraquí con pleno conocimiento de su entorno más directo, en especial, la madre, que tenía otro hijo que falleció en el mismo conflicto integrado en el grupo terrorista Harakat Sham al Islam.

Los detenidos estaban siendo investigados por el alto grado de radicalización que presentaba su entorno inmediato. De hecho, un hermano de los menores ya se había desplazado a Siria captado por grupos yihadistas, falleciendo en 2014, y del que se cree que se habría integrado en las filas de grupos terroristas afines al DAESH.

(defensa.com) Una delegación procedente de Bahrein visitó las instalaciones de la Agrupación de Apoyo Logístico (AALOG) Nº 41 ubicadas en Casetas, Zaragoza, donde se almacenan los 53 carros de combate Leopard 2A-4 retirados del servicio activo por el Ejército de Tierra, siendo almacenados por un período previsto de cinco años en Zaragoza, donde son mantenidos y custodiados por la Agrupación de Apoyo Logístico Nº41.

El Royal Bahraini Army podría estar interesado en estos blindados  españoles para reemplazar a su carro de combate principal, el veterano M60 A3. La comisión técnica de Bahrein comprobó sobre el terreno el estado de los carros de combate y se interesó por el almacenamiento de estos. Además una tripulación procedente de la Brigada de Infantería Acorazada (BRIAC) “Guadarrama XII” se encargó de realizar una demostración de capacidades, permitiendo a los miembros de la delegación subir a bordo. Los miembros de la BRIAC también realizaron una presentación del vehículo como sistema de armas.


Estos carros de combate proceden del lote de 108 que se alquilaron mediante leasing a Alemania en 1995 y que después de años de uso fueron comprados por un valor residual de 15 millones de euros en 2006. El Ministerio de Defensa los almacenó por un período previsto de cinco años, que expira en 2018, habiendo tres opciones disponibles para su futuro. Una sería modernizarlos hasta la versión Leopardo 2E, opción económicamente inalcanzable, otra sería la conversión de algunos en vehículos lanzapuentes y de ingenieros, la opción que más interés despertó en el Ejército. Por último, la que parece más interesa al Gobierno, es la venta en el extranjero de este parque.

Antes de Bahrein,  ya Perú estudió la posible adquisición de estos carros, de hecho, en mayo de 2013, una delegación del Ejército del Perú realizó una visita a Zaragoza para comprobar su estado. El informe elaborado por el Centro Técnico Evaluador (CETO) cuyas conclusiones publicamos en noviembre de 2013 desaconsejaba la compra por dos motivos. En primer lugar el número, el Ejército del Perú deseaba incorporar 110 carros de combate, y en segundo lugar consideraron que el estado de los carros y sus torres no era el idóneo, evaluando que era necesario invertir al menos un millón de euros para poner al día cada uno. (J.N.G.)

Carteles del presidente Goodluck Jonathan en Kano. / BEN CURTIS (AP)

Hace un año, Nigeria se estrenaba como primera potencia económica de África. Sin embargo, ni siquiera la euforia de superar a Sudáfrica en el ranking continental ha podido endulzar el sabor amargo de la difícil situación en la que se encuentra sumido este gigante: país más poblado de África (unos 175 millones de habitantes) y primer productor de crudo, pero al mismo tiempo amenazado por la pujante violencia terrorista de Boko Haram en el noreste, corroído por una insoportable corrupción y en plena caída libre económica por el descenso de los precios del petróleo, lo que ha empeorado aún más las condiciones de vida de los nigerianos. Por todo ello, las elecciones presidenciales que se han celebrado este fin de semana, las más ajustadas en la historia de su joven democracia entre dos candidatos muy diferentes, se han vivido con una enorme tensión y bajo extremas medidas de seguridad. El peligro de violencia partidaria es real.

Nacida hace 13 años, la secta Boko Haram (que significa “la educación occidental es pecado”) se ha convertido en algo más que una amenaza. En los últimos meses, los radicales liderados por Abubakar Shekau habían logrado hacerse con el control de una amplia zona de límites difusos en el noreste del país en la que habían proclamado un califato independiente, lanzando incluso incursiones en los países vecinos. Tan solo la creación el pasado mes de febrero de una fuerza multinacional con la destacada participación de Chad, Níger y Camerún abrió la puerta a que el Ejército nigeriano haya podido recuperar ya una treintena de ciudades.

Sin embargo, el problema que más acucia a los nigerianos está relacionado con la economía. La caída de los precios del petróleo, que supone el 70% de los ingresos del Gobierno y el 35% de su PIB, ha hecho entrar a Nigeria en la senda del decrecimiento. Dos de cada tres nigerianos viven bajo el umbral de pobreza y el paro es galopante y estructural en muchas regiones, sobre todo las del norte empobrecido. Si además se suma la enorme extensión de la corrupción, que en 2013 llegó a su cénit con la malversación de 15.000 millones de euros procedentes del petróleo, un caso denunciado por el propio gobernador del Banco Central de Nigeria, se entiende la frustración de buena parte de la población.

En esta situación, dos son los candidatos con opciones reales de alcanzar la presidencia y parten en situación de empate técnico. Por un lado está el actual presidente, Goodluck Jonathan, cristiano procedente del sur, quien ha tenido cinco años para mostrar su incapacidad a la hora de resolver estos desafíos pero que cuenta con el respaldo del partido con mejor implantación en el país, el Partido Democrático del Pueblo (PDP). El escándalo de la fastuosa boda de su hija con reparto de iPhones a los invitados acabó por socavar una imagen pública ya desgastada por su falta de carisma. Jonathan ha prometido acabar con Boko Haram en abril, profundizar en la diversificación económica para reducir su dependencia del petróleo y la creación de dos millones de puestos de trabajo al año.

Frente a él, el exgeneral Muhamadu Buhari, musulmán y del norte, se perfila como un candidato más agresivo. También ha anunciado que acabará con Boko Haram en pocos meses, que corregirá el rumbo de la economía y que liquidará la corrupción de una vez. “Si no acabamos con ella, ella acabará con Nigeria”, ha llegado a decir. Su aval es el año y ocho meses que ya estuvo al frente del Gobierno a principio de los años ochenta, tras protagonizar un golpe de Estado. Entonces se hizo célebre por su austeridad y su intolerancia al mal gobierno.

Sin embargo, quizás el más importante desafío de los comicios celebrados este fin de semana es que no acaben degenerando en violencia entre partidarios de uno y otro candidato, tal y como ocurrió en 2011 con un resultado de 800 muertos. Ya el sábado surgieron enormes problemas con los carnés electorales y el nuevo sistema de identificación biométrico, lo que obligó a suspender los comicios en 300 colegios y reanudarlos al día siguiente. Este hecho ha provocado algo insólito y es que se han ido filtrando resultados en algunos Estados mientras en otros se estaba aún votando. Incluso antes del cierre de las urnas este domingo, el partido opositor anunció que las votaciones en el Estado petrolero de Rivers han sido “una farsa”, palabras que no auguran nada bueno.

ELPAIS.COM