Archivos para abril, 2015

alt

Por Antonio Fournier*

En el pasado los servicios de inteligencia estatales y las empresas estaban en contacto fundamentalmente para prevenir situaciones relativas a la seguridad de sus centros operativos y de sus empleados. El riesgo era de atentados terroristas a bienes y personas, prevención de secuestros y otras situaciones de peligro en zonas de conflicto.

Hoy en día esos riesgos persisten aunque de otra índole, pero se ven además completados por una panoplia de nuevas amenazas que han surgido con las nuevas tecnologías (ciberataques), con la expansión internacional de sus empresas y con auténticos conflictos no ya bélicos, sino económicos. En nuestro tiempo, el campo de batalla principal es económico. Incluso a nivel europeo y entre socios y aliados.

La importancia estratégica de la inteligencia ha pasado de los responsables de seguridad en la empresa a la mesa del presidente o CEO de la compañía

El CNI ha pasado del Ministerio de Defensa a depender de la Vicepresidencia del Estado precisamente por ampliar también su marco de acción de la seguridad y defensa del Estado a los intereses generales de éste. Y, en el ámbito del capital privado, la importancia estratégica de la inteligencia ha pasado de los responsables de seguridad en la empresa a la mesa del presidente o CEO de la compañía. El término de nuevo cuño es Inteligencia Corporativa.

En el siglo XXI, los servicios de inteligencia de los Estados han reforzado sus divisiones de inteligencia económica, específicamente dedicadas a la defensa de intereses económicos, financieros y empresariales, en definitiva al seguimiento y vigilancia de todo aquello que sea susceptible de generar un interés económico nacional en clave defensiva o expansiva. Del mismo modo, los presidentes de las grandes compañías se han dotado de esta ventaja competitiva con la contratación de consultores especialistas en esta materia.

En clave defensiva, un Estado vigilará todo aquello que pueda desestabilizar la economía, las finanzas o el comercio del país. Por ejemplo, todos los países que dependen de un recurso mineral o fósil seguirán y apoyarán a sus industrias del sector, estratégicas para el Estado. Si en lo primero que se piensa es en el petróleo o en la energía en general, ya sea en Europa, por la dependencia del suministro, en otras latitudes ricas energéticamente sorprende que la mayor amenaza sea por ejemplo el corte de las rutas de suministro de agua o aprovisionamiento de alimentos. En 48 horas de bloqueo, algún país del Golfo árabe sufriría graves consecuencias para su población.

Esta situación de crisis podría venir provocada por un conflicto bélico cercano, por un boicot o represalias a unas sanciones económicas, o hasta por una huelga de transportistas. Ahora escuchamos como la bajada drástica del precio del petróleo puede desestabilizar a algunos países y hace tres años los mercados financieros se ensañaron particularmente con España, hablándose de rescate. Los recursos, la economía, los mercados financieros y el ciberespacio son los principales campos de batalla actuales.

En clave expansiva, es habitual que las empresas y consorcios empresariales tengan apoyo de sus embajadas y de los servicios de inteligencia económica de sus países de origen –si éstos disponen de ellos–, así como de sus socios empresariales locales. Países aliados en el plano político son puntualmente formidables adversarios comerciales con empresas o consorcios que compiten entre sí en concursos o contratos internacionales. Como precisa José Antonio Llorente en estas páginas, es imprescindible disponer de información y del correcto análisis de ésta, por un lado, y de la capacidad de relacionamiento público y privado, por otro. Por ello, además de los imprescindibles servicios de despachos de abogados, consultores de comunicación y de relacionamiento institucional, se contratan servicios de inteligencia estratégica.

Además de los imprescindibles servicios de despachos de abogados, consultores de comunicación y de relacionamiento institucional, se contratan servicios de inteligencia estratégica

Es relevante destacar que el relacionamiento público (o lobbying) se tiende a confundir con la capacidad de influencia o presión (advocacy) y con la actividad de inteligencia. Todas se complementan. La influencia se ejerce sobre todo a través de la comunicación y el plan de relacionamiento con todos los stakeholders de la empresa, generando así una opinión favorable a nuestros intereses, mientras que el lobbying profesionalizado, a su vez, ejerce esta labor de argumentación y defensa de intereses (advocacy en el mundo anglosajón) con líderes de opinión y decisores estratégicos, aportando información y argumentos clave que ayuden a diferenciar las ventajas competitivas. La inteligencia corporativa, a su vez, investiga y analiza el estado de opinión de todos los interlocutores, sus círculos de confianza e influencia y las estrategias y movimientos tácticos de los competidores. En Francia lo llaman veille stratégique o vigilia estratégica. Esto no se deja al azar y se contrata expresamente, ya sea de forma permanente o cuando está en juego un contrato o una adquisición a gran escala.

Mientras que en Estados Unidos, Francia, Reino Unido o Alemania son varias las empresas de consultoría especializadas en esta actividad de inteligencia que aportan valor añadido de primer orden estratégico a sus clientes, en España somos pocas.

*Presidente del Consejo Asesor de Llorente & Cuenca

Fuente: Revista Uno

Varias personas murieron el viernes por la noche a causa de los ataques saudíes contra Yemen, ofensivas en las que se utilizaron gases tóxicos, anunció el sitio Web Yemen Alaan. Los ataques aéreos tuvieron por blanco la localidad de Faj Atan, al sur de Saná, capital yemení, donde varias viviendas quedaron completamente destruidas y numerosas familias abandonaron sus hogares por temor a que se repitieran tales ataques.

Un experto militar, que habló con Yemen Alaan bajo condición de anonimato, señaló que los gases tóxicos utilizados la noche del viernes en los ataques aéreos son “muy peligrosos” y tendrán consecuencias muy graves para los residentes de Faj Atan.

El experto llamó a abrir inmediatamente investigaciones al respecto y agregó que actualmente los habitantes de dicha zona presentan dificultades para respirar.

Según testigos oculares, el corte de electricidad imperante ha obstaculizado la llegada de ambulancias a la zona, cuyas infraestructuras han quedado completamente destruidas por los bombardeos perpetrados por los cazas saudíes.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, denunció el jueves la situación en Yemen y pidió, por primera vez, a Arabia Saudí que ponga fin a sus ataques contra el país más pobre del mundo árabe, hecho que enojó a Riad y sus aliados.

El portavoz del Ejército yemení, el coronel Sharaf Luqman, informó, el pasado 13 de abril, que como consecuencia de la ofensiva saudí, al menos 2571 civiles han perdido la vida, incluidos 381 niños menores de 15 años y 214 mujeres, cinco de ellas embarazadas.

Pese a los incesantes ataques saudíes, los combatientes del movimiento popular Ansarolá, los únicos que en estos momentos luchan contra Al-Qaeda en Yemen, siguen ganando terreno.

Arabia Saudí usa armas prohibidas contra pueblo yemení

Fuentes yemeníes denuncian el uso de armas y equipamientos militares prohibidos internacionalmente por Arabia Saudí durante sus ataques contra Yemen.

Cuando estaba en el hospital de Al-Jomhuriya de la ciudad de Saná (capital), se trasladaban víctimas en estados catastróficos. Estos casos demuestran que se usa armas prohibidas internacionalmente contra la nación yemení, como armas y bombas de racimo”.

De acuerdo con el informe de este domingo del canal iraní de habla árabeAl-Alam, fuentes médicas y activistas yemeníes denuncian el uso de gases venenosos y químicos por Arabia Saudí y el consiguiente envenenamiento de cientos de yemeníes.

Según han relatado médicos yemeníes, como consecuencia de los ataques del régimen de Al Saud en diferentes partes del territorio yemení, se han lanzado grandes nubes de gases venenosos y cientos de yemeníes han sido asfixiados.

“Cuando estaba en el hospital de Al-Jomhuriya de la ciudad de Saná (capital), se trasladaban víctimas en estados catastróficos. Estos casos demuestran que se usa armas prohibidas internacionalmente contra la nación yemení, como armas y bombas de racimo”, ha recalcado la médica yemení, Iman Abu Hadi.

Por otro lado, el informe destaca el aumento de ataques saudíes contra diferentes provincias yemeníes, en especial contra la capitalina ciudad de Saná, y la matanza de un sin número de gente.

En este sentido, afirma que la ciudad de Saná, el palacio presidencial y el cuartel de la guardia nacional son los principales objetivos de los saudíes, y reporta también el desplazamiento de cientos de familias yemeníes.

Hasan Mayali, un analista yemení, ha detallado a Al-Alam que esta expansión del dominio de ataques saudíes contra Yemen es “por su temor al fracaso”, ya que “es consciente de que el pueblo yemení conservará su unidad” y no permitirá la materialización de objetivos saudíes en su territorio.

“Es por eso que Arabia Saudí ha aumentado sus ataques contra Yemen y ataca fuertemente las instalaciones e infraestructuras de ese país, mientras que a nivel internacional es prohibido atacar tales instalaciones”, ha precisado.

Al final, el informe menciona los empeños de los líderes yemeníes para obstruir los ataques saudíes a través de la promoción de un entendimiento popular y nacional y el fortalecimiento de la unidad del pueblo.

De acuerdo con Saleh al-Jolani, uno de los líderes del movimiento popular yemení Ansarolá, “hemos acordado en formar un comité popular para defender el país e impedir las claras agresiones extranjeras”.

Nuestra responsabilidad hacia la patria y nuestro deber de mejorar nuestra respuesta a los ataques ilegítimos son la base de ese acuerdo, ha agregado.

Yemeníes rescatan a un niño víctima  de ataques aéreos saudíes contra zonas residenciales en Yemen.

El pasado 26 de marzo, Arabia Saudí comenzó una ofensiva aérea contra Yemen sin el visto bueno de las Naciones Unidas, pero con luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar en el poder al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi; un fiel aliado de Riad.

Pese a las incesantes incursiones aéreas de Riad y sus aliados contra Yemen para debilitar al movimiento popular Ansarolá, cuyo único resultado ha sido la muerte de al menos 2571 civiles, incluidos 381 niños menores de 15 años y 214 mujeres, 5 de ellas embarazadas, el grupo Ansarolá sigue arrebatando el terreno a Al-Qaeda y según uno de sus dirigentes, Ali al-Bujaiti, continuará su lucha hasta erradicar completamente a Al-Qaeda en Yemen.

Por su parte, los yemeníes han protagonizado varias marchas en condena de los bombardeos saudíes y en rechazo a la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que impone un embargo de armas contra ese movimiento.

La coalición advierte de un ataque de los hutíes a la frontera entre Yemen y Arabia Saudí

Los rebeldes del movimiento chií de los hutíes están preparando un ataque a la frontera entre Yemen y Arabia Saudí, comunicó hoy el portavoz de la coalición internacional, general Ahmed Asiri. “Se están tomando las medidas para impedir que los hutíes realicen un ataque de la provincia fronteriza de Saada a las regiones entre Arabia Saudí e Yemen”, dijo Asiri en una rueda de prensa en Riad.

Según sus palabras, las fuerzas del Ejército leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi ya se han dirigido a la provincia de Saada, el bastión de los hutíes que fronteriza con Arabia Saudí.

Los rebeldes arrestan en esa zona a los ciudadanos que apoyan a las autoridades legítimas del país, precisó Asiri.

Cazas saudíes atacan el palacio presidencial en Taiz

Cazas saudíes han bombardeado este domingo el palacio presidencial en la ciudad yemení de Taiz y edificios adyacentes, informa la cadena iraní Press TV.

Taiz es la tercera ciudad más grande de Yemen. Desde finales de marzo está bajo el control de los rebeldes hutíes.

Según detalla, a su vez, el portal ‘The Iran Project‘, los ataques contra la zona continúan desde el viernes. El sábado, los médicos locales dieron un saldo preliminar de 27 víctimas fatales en Taizz, entre civiles y militares fieles al presidente destituido Alí Abdula Saleh, apoyado en teoría por Riad.

Arabia Saudita efectúa bombardeos sobre Yemen desde hace 25 días. Se calcula que el número de víctimas fatales de estos ataques llegó ya a 2.655 personas, mujeres y niños incluidos.

ELESPIADIGITAL.COM

(defensa.com) En octubre del año pasado anunciamos la intención de las Fuerzas de Autodefensa de Australia de dotar a sus helicópteros de reconocimiento armado (ARH) Tigre de Airbus con el sistema de cohetes con guiado de precisión láser APKWS del fabricante BAE Systems. Ahora se ha conocido que las primeras pruebas en vuelo de estos sistemas de armas tuvieron lugar en noviembre del año pasado. El Advanced Precision Kill Weapon Systems (APKWS) fue probado primero en tierra en agosto del año pasado en el campo de maniobras de la Real Fuerza Aérea Australiana de Woomera donde se realizaron siete lanzamientos, todos exitosos.

En esta ocasión se realizaron diez lanzamientos en vuelo en un ambiente muy caluroso, con objetivos situados a distancias entre 1.500 y 4.500 metros, a altitudes entre 200 y 1.500 pies y con velocidades de hasta 140 nudos. Los diez lanzamientos alcanzaron su objetivo con una desviación máxima de un metro respecto al punto señalado por el designador láser.

El APKWS es un sistema de armas de bajo coste que se basa en la instalación de un sistema de guiado mediante láser semiactivo en un cohete no guiado de 70 mm. del tipo Hydra, siendo el único sistema de este tipo cualificado por el Departamento de Defensa estadounidense. En el caso particular de Australia, en lugar de un cohete tipo Hydra se ha instalado el sistema de guiado en un cohete del fabricante belga FZ (Forges de Zeebrugge), que es el suministrador de los cohetes en servicio en los helicópteros Tigre australianos. (J.N.G.)

Fotografías:
·Infografía del Tigre lanzando el APKWS.
·Sistema de guiado del APKWS.
·Pruebas en tierra del APKWS.

(defensa.com) Así nos lo han confirmado durante LAAD fuentes de IWI, en cuyo stand expone la chilena FAMAE, responsable de la fabricación local del bloqueador, la caja de mecanismo, el cañón el montaje, el tratamiento de superficie y el ensamblaje de los Galil para el Ejército de Chile. El primer lote acordado con Israeli Weapons Industries  (IWI) para proveer al Ejército de Chile abarca la entrega de 20.000 fusiles de asalto Galil ACE-NC de 5,56 mm, de los que ya se han entregado varios miles y que bien podría definirse como el fusil estrella en América Latina por su muy extendida dotación.

El Galil ACE es un desarrollo actualizado del fusil de asalto Galil diseñado en Israel hace años y que se encuentra en servicio en varios ejércitos de Latinoamérica, siendo también fabricado bajo licencia en Colombia por Indumil. El Galil ACE en calibre 5,56 x 45 normalizado OTAN comprende tres modelos, los ACE 21, 22 y 23 que difieren principalmente en la longitud del cañón que va desde los 21,5 cm del ACE 21 a los 46 cm. del ACE 23 lo que influye en la longitud y peso total del arma y en la velocidad del proyectil a la salida del cañón, mayor cuanto más largo es este. Emplea los cargadores del Galil con una capacidad de 35 proyectiles y puede funcionar en modo automático o semiautomático, disponiendo de culata extensible y capacidad de disparo ambidiestra.

En consonancia con los modernos requerimientos, el arma presenta una gran ergonomía y dispone de varios railer Picatinny para la instalación de elementos de puntería de diversos tipos  (holográficos, diurnos o nocturnos) o para accesorios (empuñaduras tácticas o linternas por ejemplo).

El nuevo rey saudí agita el puño

Publicado: abril 19, 2015 en 1- NEWS

Voluntarios saudíes de las tribus Fayfa en una reunión tribal en la provincia de Jizan, cerca de la frontera con Yemen. / FAYEZ NURELDINE (AFP)

Dos meses después de convertirse en rey de Arabia Saudí, Salmán Bin Abdelaziz, iniciaba a finales de marzo una operación militar en Yemen, su vecino del sur, que aún continúa. La inusitada muestra de determinación por parte de una monarquía habitualmente sigilosa en sus políticas y que dependía de Estados Unidos para su defensa, ha causado sorpresa. El objetivo declarado es frenar a los rebeldes Huthique se estaban haciendo con el control del empobrecido país árabe. Sin embargo, la intervención también envía un mensaje a Irán, su rival por la supremacía en Oriente Próximo, al que acusa de apoyar a esa y otras milicias en la zona, y cuya reintegración en la comunidad hace temer a Riad una pérdida de influencia.

“No se trata de una política para Yemen sino para toda la región; si funciona, habrá otras operaciones, tal vez en Siria. Es lo que he llamado en un reciente artículo la doctrina Salmán”, declara a EL PAÍS Jamal Khashoggi, un destacado columnista saudí. No obstante, reconoce que “más allá de que Arabia Saudí tenga un nuevo líder hay dos factores que la impulsan: El desastre que nos rodea con el extremismo del Estado Islámico, por un lado, y el expansionismo de Irán, por otro; y la falta de interés de Estados Unidos y Occidente, en general”. En su opinión, eso “ha presionado al rey Salmán para actuar, tomar la iniciativa y liderar”.

Un experto: “Si esta funciona, habrá otras operaciones, quizá en Siria”

Desde las revueltas árabes iniciadas en 2011, Arabia Saudí ha visto peligrar el statu quo regional que siempre ha defendido. Para el reino“tal vez sea el período más difícil desde los años sesenta del siglo pasado”, en palabras de un antiguo embajador europeo en Riad. La contrarrevolución que ha encabezado como respuesta no sólo no ha evitado la inestabilidad regional sino que, según sus detractores, la ha exacerbado. En el camino, se enfriaban sus relaciones con Washington que, desde la perspectiva de Riad, dejó caer a Mubarak en Egipto, optó por la inacción en Siria y ahora flirtea con Teherán al hilo del pacto nuclear. A esto se suma un período de bajos precios del petróleo.

“Abdalá hubiera hecho lo mismo. Es el trono saudí lo que está en peligro. El control Huthi de todo Yemen significa una amenaza para el régimen”, defiende en un email el Julian Asange saudí, un crítico cuya identidad se desconoce pero que desde la cuenta @Mujtahidd(1,8 millones de seguidores) ha revelado numerosos casos de corrupción de la familia real y secretos que sólo alguien de dentro del sistema puede conocer.

Es cierto que el anterior monarcaenvió tropas a Bahréin en 2011 y que dos años antes el Ejército saudí ya libró una guerra limitada contra los Huthi, pero la actual intervención en Yemen es de otra envergadura, según coinciden todos los analistas consultados.

“Se aprecia un cambio significativo con respecto al reinado de Abdalá, aunque esté en consonancia con el patrón político general de la última década. Las opiniones de las figuras más jóvenes de la camarilla gobernante, que se alinean con el ala dura, han encontrado más espacio para expresarse. Los halconesestán pidiendo que Arabia Saudí ejerza de superpotencia suní, que haga valer su peso en la región y se enfrente a Irán”, interpreta por su parte Andrew Hammond, analista del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

La necesidad de plantar cara a Irán, erigido en faro del islam chií, era una presión tanto interna como regional. Los extremistas suníes (para los que el chiísmo es una herejía) estaban criticando a la monarquía por apoyar la coalición internacional contra el Estado Islámico (en Siria) mientras no hacía nada frente a las milicias chiíes. Los Huthi, que profesan una variedad del chiísmo y cuya revuelta jalean los responsables iraníes, se lo han puesto en bandeja con su empeño en dominar la escena política yemení y su rechazo a negociar.

“Tal vez sea su periodo más difícil desde los sesenta”, dice un diplomático

El rápido y bien orquestado relevo a la muerte de Abdalá subrayó la estabilidad y el continuismo que constituyen los pilares del mayor exportador de petróleo del mundo. Pero en los decretos reales que siguieron ya se intuían cambios significativos para los estándares saudíes. Destacaba la concentración de poder en manos de dos príncipes: el hijo favorito del rey, Mohamed Bin Salmán (MBS), como ministro de Defensa, jefe de la Corte Real y zar económico, y su primo Mohamed Bin Nayef (MBN), como segundo en la línea de sucesión, ministro del Interior y zar de seguridad. Hasta el punto de que algunos observadores han hablado de un reino con dos coronas y atribuido la intervención en Yemen al hijo del monarca.

Es improbable que una medida de esa envergadura la haya tomado solo ni el joven príncipe ni siquiera su padre. “La decisión tuvo que ser del núcleo central de la familia”, estima el embajador antes citado que ahora trabaja en un país vecino y sigue manteniendo contactos en el reino. En su opinión, el giro político se veía venir “cualquiera que fuera el rey”, pero la forma en que se ha ejecutado “es otro asunto”. “La ambición de MBS ha hecho la respuesta más rápida”, afirma Mujtahidd, para quien el rey es sólo una figura decorativa.

Aunque los analistas coinciden en la centralidad de Yemen para la política saudí, había otras opciones que Riad podía haber tomado. Es ahí donde apuntan a factores locales.

“El rey y su hijo [deseaban] reafirmar su autoridad y distraer la atención sobre los problemas internos”, señala Hammond antes de recordar que “el régimen ha encarcelado a mucha gente por delitos de opinión desde 2011”.

Es con todo una apuesta arriesgada. A pesar de la imagen de unidad que transmite la familia real, alguno de sus miembros más veteranos parece haber tenido reservas sobre esta guerra. Si sale mal, afectará a la reputación del rey y de su hijo.

ELPAIS.COM

Fotograma del vídeo difundido por el Estado Islámico. / AFP

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha difundido este domingo un vídeo en el que muestra el asesinato de 28 hombres en Libia, a los que presenta como cristianos etíopes. La cinta, de 29 minutos, publicada en webs yihadistas muestra a un grupo de al menos 16 hombres muertos en una playa y a otros 12 hombres que reciben un tiro en la cabeza por parte de sus verdugos, que aparecen todos ellos encapuchados. Etiopía no puede asegurar si son ciudadanos de su país.

Uno de los asesinos pronunció antes del asesinato un discurso en inglés en el que aseguraba que el Estado Islámico lleva a cabo una batalla entre “la fe y la blasfemia” y “la verdad y la falsedad”.

Los crímenes, según la grabación, cuya autenticidad no ha podido ser verificada, se llevaron a cabo en alguna parte del sureste de Libia, región conocida tradicionalmente con el nombre de Fazan.

Las imágenes de la muerte de los supuestos etíopes cristianos se intercalan con el asesinato, el pasado febrero, de una veintena de egipcios coptos que habían sido secuestrados en la ciudad siria de Sirte, en el norte de Libia. Como consecuencia de aquel asesinato, Egipto lanzó varios bombardeos sobre territorio libio en represalia.

Libia sufre la peor crisis desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, el 20 de octubre de 2011. Con dos Gobiernos y dos parlamentos -solamente unos, los de Tobruk, reconocidos internacionalmente- y continuos combates en el este, se teme que el país caiga en otra guerra civil.

Desde el asesinato el pasado agosto del periodista James Foley, que el Estado Islámico difundió en un vídeo, el grupo yihadista ha utilizado esta vía para hacer propaganda de sus atroces crímenes. El pasado febrero también propagaron en una cinta la muerte del piloto jordano Moaz al Kasasbeh, al que quemaron vivo.

ELPAIS.COM

alt

Turquía y Arabia Saudí están manteniendo diálogos de alto nivel destinados a crear una alianza militar para lanzar una intervención militar en Siria con el fin de derrocar al Gobierno de Damasco después de que sus apoyos a los grupos terroristas en Siria no dieran los resultados esperados.

En el marco de este plan, Turquía ofrecerá fuerzas terrestres, que contarán con el apoyo de los ataques aéreos saudíes, para respaldar a los grupos armados que luchan contra el Ejército sirio, reveló el lunes el diario estadounidense The Huffington Post, citando a “fuentes familiarizadas con las conversaciones”.

La fuente aseguró que la iniciativa ha sido abordada con Catar cuyo emir, Sheij Tamim Bin Hamad al-Thani, habló del tema con el presidente estadounidense, Barack Obama, durante una reunión en febrero pasado.

Desde el inicio de la crisis siria en 2011, tanto Turquía como el régimen de Al Saud no han escatimado ningún esfuerzo para acabar con el Gobierno sirio, pero se trata de la primera vez que se habla de una injerencia militar directa en Siria.

The Huffington Post estima que Arabia Saudí ha demostrado recientemente su voluntad de intervenir militarmente en la región librando una guerra contra Yemen que, según el periódico, ha recibido el apoyo logístico y de inteligencia de Estados Unidos.

El régimen autoritario de Al Saud, con ideología wahabista, trata de convertirse en la principal potencia del Oriente Medio y para alcanzar su objetivo se vale del terrorismo y arma a los grupos extremistas en países como Irak y Siria.

Riad convenció a algunos de sus aliados regionales de iniciar el pasado 26 de marzo una guerra contra Yemen, donde pretende debilitar al movimiento popular Ansarolá, que, de hecho, lucha contra el grupo terrorista de Al-Qaeda en el país más pobre del mundo árabe.

La nueva aventura de Al Saud carece de la luz verde de la Organización de las Naciones Unidas y países cruciales de la región, como Irán, Turquía, Paquistán, Siria e Irak, que se han opuesto a la intervención militar en Yemen, abogando por una solución política.

ELESPIADIGITAL.COM