Intervención rusa en Siria: un paso atrás del abismo

Publicado: enero 16, 2016 en 1- NEWS

Por The Saker

Es cierto que varios funcionarios estadounidenses, inclusive Kerry, hicieron declaraciones sobre que Assad no tiene por qué irse en este momento, que una “transición” es importante o que “las instituciones del Estado” tienen que ser preservadas pero, por supuesto, lo que para mí y muchos otros realmente significa era que los EEUU necesitaban cambiar fundamentalmente su política hacia el conflicto sirio. Además, dado que Turquía cometió un acto de guerra contra Rusia bajo el “paraguas” de los EEUU y la OTAN,  esto también crea una situación increíblemente peligrosa en el que un Estado delincuente como Turquía podría tener la impresión de ser impune debido a su pertenencia a la OTAN. Una vez más, lo que se necesitaba no era sólo una declaración positiva sino un cambio fundamental en la política de los EEUU.

En primer lugar, hubo algunas declaraciones para nada ambiguas de John Kerry en Moscú. Las más destacadas fueron:

“Como he subrayado hoy, los Estados Unidos y nuestros socios no están buscando el llamado ‘cambio de régimen’, como se le conoce en Siria” (enlace a fuente).

“Ahora, nosotros no tratamos de aislar a Rusia como una cuestión de política, no” (enlace a fuente).

Ahora, soy muy consciente de que Kerry ha “perdido” toda negociación única que ha tenido con los rusos y he escrito sobre eso muchas veces. También soy consciente de que Kerry tiene un historial de decir A mientras está con los rusos y no-A tan pronto como llega a casa. Por último, también entiendo que Kerry no es el que realmente toma las decisiones, sino que esto es lo que hace el “Estado profundo” de los EEUU. Pero con todas estas advertencias en mente, es innegable que estas dos declaraciones constituyen un pronunciamiento oficial, aunque no necesariamente fáctico, un giro de 180 grados, un abandono de las metas oficiales de Estados Unidos hacia Rusia y Siria. Por otra parte, hemos visto no sólo palabras, sino acciones reales de los estadounidenses. En primer lugar, los EE.UU. y Rusia han acordado elaborar una lista común de “terroristas reconocidos” (en lugar de luchadores por la libertad “moderados”). Si bien es discutible en cuanto a quién va a terminar en la “lista de los buenos”, lo cierto es que todos los que importan en Siria – al-Qaeda y Daesh – llegarán a la lista de “chicos malos”. Eso, a su vez, hará que sea mucho más difícil, pero no imposible (recordemos la Contra!), para los EEUU seguir ayudándolos y financiarlos. Pero los EE.UU. hicieron algo aún más interesante:

Los EEUU anunciaron que retiraban a 12 de sus F-15 de Turquía, 6 F-15C y 6 F-15E. Ahora bien: esto podría no parecer mucho, pero éstos son aviones muy simbólicos, ya que son los aviones que fueron sospechosos de haber dado “cobertura” a los F-16 turcos que derribaron el SU-24 ruso. Los F-15E, en particular, son puros combatientes aire-are, que sólo podrían haber sido dirigidos contra las aeronaves rusas en Siria. Obviamente, los EEUU declararon que se trataba de una rotación normal, que ha sido un ejercicio, pero el trasfondo es el siguiente: mientras que el Secretario General de la OTAN Stoltenberg se había comprometido a reforzar la presencia de la OTAN en Turquía, los EEUU simplemente sacaron precisamente 12 aviones de primera línea. Compare eso con los rusos, quienes siguieron incrementando sus capacidades en Siria, especialmente su artillería (vea aquí, aquí y aquí). Por otra parte, está este muy interesante hecho noticioso: “la ‘máquina de giros’ de Erdogan ahora culpa al jefe de la Fuerza Aérea de Turquía del derribo del SU-24“. Lea el artículo completo. Parece que han lanzado un globo de ensayo en los medios sociales turcos para culpar del derribo del SU-24 al jefe de la Fuerza Aérea de Turquía (no importa que Erdogan declaró públicamente que dio personalmente esa orden). Por último, Rusia logró que el Consejo de Seguridad adoptara  unánimemente una resolución rusa contra la financiación de Daesh. Huelga decir que si la Resolución fue oficialmente dirigida a las fuentes de dinero de Daesh, esto realmente pone a Qatar, Arabia  Saudita y, sobre todo, a Turquía, en una situación muy difícil: la Resolución no sólo prevé sanciones contra cualquiera país o entidad que haga tratos con Daesh; sino que la investigación de cualquier demanda por este tipo de relaciones financieras será conducida por las Naciones Unidas. Según Russia Today,

“la Resolución también pide a los países que informen, dentro de los 120 días, sobre lo que han logrado respecto de la interrupción de la financiación del Estado Islámico. También llama al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, a que redacte un ‘informe de nivel estratégico’ que analice las fuentes de ingresos del Estado Islámico dentro de los 45 días. ‘Contamos con que será un informe muy concreto y honesto’, dijo Churkin a RT. Churkin también mencionó el involucramiento de Turquía en el tráfico ilegal de petróleo con el Estado Islámico, enfatizando en que tanto los individuos turcos como las empresas podrían ser sancionadas en virtud de la Resolución. Añadió que los países podrían incluso   ser sancionados ‘si resultara que (alguno de ellos) no implementó suficientes medidas efectivas en la lucha contra la financiación del terrorismo’. Según el enviado de la ONU, Rusia fue el único miembro que podría proporcionar las pruebas del sistema concreto utilizado por otros países para participar en el comercio ilegal de petróleo con el Estado Islámico y cómo el Estado Islámico es capaz de utilizar los ingresos de esas transacciones para la compra de armas de otros países, en particular de unos pocos de Europa del Este. El documento, que se basa en el artículo VII de la Carta de la ONU y tiene efecto inmediatamente, pide a los miembros ‘moverse vigorosa y decisivamente para cortar el flujo de fondos’ hacia el Estado Islámico. Se dice que los gobiernos deben impedir a sus ciudadanos la financiación o la prestación de servicios a las ‘organizaciones terroristas o terroristas individuales para cualquier propósito, incluyendo pero no limitado al reclutamiento, entrenamiento o transporte, incluso en ausencia de un enlace a un acto terrorista específico’”.

Así que ahora los rusos no sólo tienen los medios para canalizar su inteligencia sobre la colaboración entre Daesh y Turquía al Consejo de Seguridad, sino que el Secretario General de la ONU ahora producirá un informe basado, en parte, en esta inteligencia. Todo esto es una muy, muy mala noticia para Ankara.

Entonces ¿qué está pasando aquí?

Esto es lo que pienso que podría haber ocurrido.

Mi hipótesis

En primer lugar, el derribo del ruso SU-24 se está convirtiendo en una carga importante. Los rusos inmediatamente habían afirmado que se trataba de una emboscada cuidadosamente planeada y cobarde, pero ahora los mejores expertos occidentales están de acuerdo con Rusia. Esto es muy embarazoso, y podría resultar mucho peor con el desciframiento de los registradores de vuelo del SU-24 (que los rusos han encontrado y llevado a Moscú). La imagen que surge es la siguiente: no sólo fue una provocación deliberada, una emboscada, sino que hay pruebas abrumadoras de que los turcos utilizaron la información que los rusos han proporcionado a los EE.UU. sobre sus salidas planeadas. El hecho de que los estadounidenses dieron esa información a los turcos es bastante malo, pero el hecho de que los turcos luego utilizaran esa información para derribar un avión ruso hace a los EEUU directamente responsables. Los EEUU también son responsables por el simple hecho de que no hay manera de que los turcos pudieran haber montado esta compleja emboscada sin que los EEUU estuvieran al tanto. Ahora, es posible que algunos en la máquina militar de EEUU sabían de ello, mientras que otros no lo sabían. Toda esta operación me suena como exactamente el tipo de plan de “buena caída” por el cual la CIA es famosa, así que puede ser que Kerry al Estado o incluso Obama en realidad no “sabe” al respecto. O lo hicieron y ahora están fingiendo como que no lo hicieron. Cualquiera que sea el caso, los EEUU están ahora, obviamente, tratando de descargar este último lastre sobre Erdogan y él está tratando de descargarlo en su jefe de la Fuerza Aérea. Lo que es seguro es que el plan fracasó, los rusos no mordieron el anzuelo y no tomaron represalias militarmente, y que ahora las consecuencias políticas de este desastre están empezando a acumularse. En cuanto a Erdogan, él quería salir de esto como el Big Pasha, el hombre duro de la región, pero que ahora se ve como un cobarde irresponsable (Putin ridiculizó cómo los turcos corrieron a la OTAN tan pronto como fue abatido el caza ruso SU-24 cuando dijo: “de inmediato corrió a Bruselas, gritando: ‘socorro, hemos sido heridos’ ¿Quién te está haciendo daño? ¿Tocamos a alguien allí? No. Comenzaron cubriéndose con la OTAN”. Incluso los EEUU y Europa están, al parecer, hartos y enojados con él. En cuanto a los rusos, parecen creer que él es un “Saakashvili v2″ – un tipo con el que no hay nada que discutir y que el Kremlin considera políticamente muerto.

En segundo lugar, mirar a Siria. Incluso bajo la presión máxima, los rusos no hicieron lugar a la o mostraron signos de vacilación, sino que hicieron exactamente lo contrario: duplicaron con creces su presencia, trayendo sistemas de artillería pesada e incluso flotando la idea de abrir un segundo aeropuerto principal en Siria (esta intención era más tarde negada por funcionarios rusos). Para los estadounidenses esto significaba algo muy simple: mientras que los rusos son mucho más débiles en Siria que los EE.UU., ellos estaban claramente decididos y no solamente honrando esa tierra, sino atrincherándose en ella. En otras palabras, estaban listos para la guerra…

Quiero creer que las diversas advertencias emitidas por muchos, incluido yo mismo, podrían haber contribuido a convencer a los analistas estadounidenses que los rusos estaban realmente dispuestos a luchar. Primero, es Peter Lavelle quien en su programa de RT “CrossTalk” ha estado advirtiendo sobre el camino a la guerra para literalmente meses. Pero ha habido muchos otros, incluyendo Pepe Escobar, Paul Craig Roberts, Alastair Crooke, Stephen Landeman, Stephen Cohen, que fueron la voz de alarma y advertencia del Imperio de que Rusia no “parpadeará” o “mirará hacia abajo” y que la guerra era un muy real, posiblemente inevitable, peligro. Sé cómo funciona el proceso de inteligencia y creo que un coro tan fuerte de advertencias debe haber jugado algún rol en la decisión de Estados Unidos de cambiar de rumbo, aunque sólo para el futuro inmediato.

Como he subrayado una y otra vez, el “contingente táctico-operacional de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas en Siria” (ese es su nombre oficial) es pequeño, aislado y vulnerable. Siria ha quedado atascada entre la OTAN y el CENTCOM y los EEUU pueden, si es necesario, llevar una inmensa cantidad de poder de fuego en Siria y no hay nada que los rusos podrían hacer al respecto. Vea usted mismo el número de bases aéreas que los EEUU tiene en CENTCOM y Turquía haciendo clic aquí:http://imageshack.com/a/img908/9391/B61WCG.jpg (alta resolución, 7MB imagen creada por Southfront). Pero hay una cosa que incluso una pequeña fuerza puede hacer: convertirse en una fuerza “cable trampa”.

Independientemente de las limitadas capacidades de la fuerza de tareas de Rusia en Siria, es lo suficientemente grande como para ser considerada una fuerza “cable trampa” -un ataque resultaría en una guerra a gran escala con Rusia. Si los americanos tenían alguna duda al respecto, las mismas se disiparon al instante cuando oyeron a Putin declarar oficialmente “te ordeno que actúes con decisión muy extrema. Cualquier objetivo que amenace al grupo de Rusia o a nuestra infraestructura terrestre debe ser inmediatamente destruido”.

La combinación de todos estos factores fue, al parecer, suficiente para convencer a los EEUU de pisar el freno antes que las cosas realmente se salieron de control.

Una vez más, no estoy afirmando que esto es lo que tuvo lugar, pero quiero creer que estoy en lo correcto y que alguien en los EEUU finalmente entendió que la guerra con Rusia era inevitable si los EEUU continuaban por el mismo sendero y tomó la decisión de abandonarlo antes que fuera demasiado tarde. Si esto es realmente lo que pasó, esto es muy alentador y muy, muy buena noticia. Mientras que la estupidez y la locura, por no hablar francamente mal, están sin dudas presentes en el máximo comando del Imperio Anglo-Sionista, siempre existe la posibilidad de que las personas decentes y sensatas hagan lo correcto y traten de detener a los locos (como hizo el almirante Mike Mullen cuando los neoconservadores querían iniciar una guerra con Irán).

El otro gran hecho de la semana fue, por supuesto, la conferencia de prensa anual de Vladimir Putin. A Putin se le preguntó sobre si Rusia quería mantener una base en Siria siempre. Aquí está lo que él respondió:

“Algunas personas en Europa y los EEUU en repetidas ocasiones dijeron que nuestros intereses serían respetados, y que nuestra base (militar) puede permanecer allí si lo deseamos. Pero no sé si necesitamos una base allí. Una base militar implica una considerable infraestructura e inversión. Después de todo, lo que nosotros tenemos hoy allí son nuestros aviones y módulos temporales, que sirven como cafetería y habitaciones. Podemos empacar en cuestión de dos días, tener todo a bordo de aviones de transporte Antei y volver a casa. El mantenimiento de una base es diferente. Algunos creen, incluso en Rusia, que nosotros necesitamos una base allí. No estoy tan seguro. ¿Por qué? Mis colegas europeos me dijeron que probablemente me estoy nutriendo con esas ideas. Pregunté por qué, y me dijeron: porque así se pueden controlar las cosas allí. ¿Por qué íbamos a querer controlar las cosas allí? Esta es una pregunta importante. Nos mostró que en realidad nosotros no tenemos ningún misil de mediano alcance. A todos ellos los destruimos, porque todo lo que teníamos eran misiles de mediano alcance en tierra. Los americanos también han destruido sus misiles de medio alcance basados en tierra Pershing. Sin embargo, han mantenido su mar y sus Tomahawks basados en aviones. No teníamos tales misiles, pero ahora lo hacemos -un misil Kalibr de 1.500 kilómetros de alcance basado en el mar y aviones llevando misiles Kh-101 con un alcance de 4.500 kilómetros. Así que ¿por qué necesitamos una base allí? Si necesitamos alcanzar a alguien, podemos hacerlo sin una base. Podría tener sentido, no estoy seguro. Todavía tenemos que dedicarle algo de evaluación. Tal vez podríamos necesitar algún tipo de sitio temporario, pero echando raíces allí y terminando nosotros mismos fuertemente involucrados no tiene sentido, creo. Vamos a dedicarle algo de evaluación”.

Esta respuesta me parece bastante sorprendente. ¿Te imaginas un presidente de los EEUU pensar realmente de esa manera y decirlo abiertamente? Putin bastante obviamente se está burlando de los así llamados “expertos” que nos han estado diciendo durante años lo tanto que Rusia se preocupaba por una base en Tartus y que ahora nos dicen que la base aérea en Khmeimim es la siguiente “base para siempre” de Rusia no tanto para proteger a Siria sino para proyectar poder ruso.  Resulta que Rusia no tiene interés ni deseo de cualquier costosa proyección de poder: “si necesitamos llegar a alguien podemos hacerlo sin una base”.

Por cierto, esta traducción es incorrecta. Lo que Putin realmente dijo fue “Если кого-то надо достать, мы и так достанем”. La palabra “dostat” se traduce aquí por “llegar” pero me gustaría traducirlo como “conseguir”, que significa “si tenemos que conseguir a alguien (en el sentido de ‘atacar a alguien’) ya podemos hacer eso (es decir, sin una base)”. Esto fue definitivamente una amenaza velada, incluso si la traducción oficial no lo hace con precisión (y sí, un misil crucero supersónico y cauteloso con un alcance de 4.500 km. sí permite a Rusia “llegar” a cualquiera en cualquier parte del planeta, sobre todo cuando es lanzado por aeronaves con un rango de vuelo 12.000 km.).

Cuando los líderes y expertos occidentales suponen que Rusia está determinada a la construcción de bases en el extranjero en realidad sólo están proyectando su propia, imperial, mentalidad. Lo he dicho que una y otra vez: Rusia no tiene intención de convertirse en un imperio nuevo simplemente porque ser un imperio es malo para Rusia. Lo que toda Rusia busca es ser un estado verdaderamente soberano y no ser una colonia de los Anglosionistas, y no tiene ninguna intención de convertirse en un “anti-EEUU” o una “Unión Soviética reloaded”. Hillary puede asustarse a sí misma por la noche con la pesadilla de Putin reconstruyendo la URSS, pero no hay un consenso en Rusia por dicho plan. Rusia quiere ser libre y fuerte, sí, pero un imperio, no.

Es bastante sorprendente el ver cómo los líderes y expertos occidentales proyectan su propio modo de pensar a los demás y luego terminan aterrorizándose a sí mismos en el proceso. Es bastante patético, de verdad.

En conclusión, me limitaré a añadir que es bastante probable que el foco se desplazará a Ucrania de nuevo. En Ucrania no sólo es la hora en que se dirige hacia un default oficial, sino que los Ukronazis amenazan abiertamente con Crimea, no es broma, ¡con un “bloqueo naval”! Teniendo en cuenta el poco entusiasmo de EEUU y la OTAN por el derribo de Erdogan del caza ruso SU-24, dudo mucho que nadie en Occidente esté encantado con esa idea tonta. Así que entre el colapso económico, el caos político, el invierno y los monstruos nazis y sus planes locos de luchar contra Rusia, hay una buena posibilidad de que el próximo punto de inflamación será nuevamente en la Ucrania ocupada por los nazis. Dudo que los EEUU tienen el “poder de CPU mental” para hacer frente a ambas crisis al mismo tiempo, al menos no de una manera sostenida y enérgica. Esto, de nuevo, es una buena noticia – el Imperio se ha comprometido y sobrecargado demasiado y suele ser la única situación en la que está dispuesto a hacer concesiones. Próximamente sabremos si mi optimismo muy cauteloso se justifica o no.

Semana Doce de la Intervención Rusa en Siria: ¡Zag!

En mi artículo pasado sobre la intervención militar rusa en Siria escribí que Kerry había perdido cada negociación que había tenido con los rusos y que tenía un récord sobre realizar acuerdos en A sólo para volver a los EEUU y luego declarar no-A. Esta vez, de nuevo, los estadounidenses no cambiaron su modus operandi, a excepción de que fue el propio Obama quien declaró, una vez más, que Assad se debe ir, lo que resulta en lo que algunos comentaristas llaman la “esquizofrenia de la Casa Blanca“. Otros, sin embargo, señalaron que esto podría ser simplemente un caso de negación para salvar la cara. Personalmente, creo que ambas explicaciones son correctas.

No hay duda de que Obama es un presidente excepcionalmente débil, e  incluso ignorante. El hombre ha demostrado no tener ninguna visión, ningún entendimiento de las relaciones internacionales, su cultura es mínima, mientras que su arrogancia parece ser infinita -tiene que ver con la forma por sobre la sustancia. Esta es la combinación ideal para ganar una elección presidencial en los EE.UU., pero una vez en la Casa Blanca también es una receta para el desastre. Cuando una no-entidad se coloca en la parte superior de la rama ejecutiva del gobierno, las diferentes partes del gobierno no reciben un mensaje claro de cuál es la política y, en consecuencia, cada uno de ellos comienza haciendo lo suyo sin preocuparse mucho de lo que el POTUS (acrónimo de Presidente Of The United States; nota del traductor) tiene para decir. El reciente artículo de Sy Hersh “militar a militar” es ilustrativo de ese fenómeno. Siendo débil y carente de visión (o incluso de comprensión) la principal preocupación de Obama es ocultar sus limitaciones y por lo tanto cae en el más antiguo de los trucos políticos: le dice a su público lo que quiere oír. Exactamente lo mismo vale también para Kerry. Ambos hombres dirán una cosa a los gobernantes rusos o durante una entrevista con un periodista ruso, y exactamente lo contrario a un periodista estadounidense. Ese tipo de “esquizofrenia” es perfectamente normal, sobre todo en los EEUU.

Para utilizar la expresión acuñada por Chris Hedges, los EEUU son un “Imperio de la Ilusión“. La sociedad estadounidense tiene una tolerancia aparentemente infinita para la falsedad mientras lo falso parece vagamente similar a la cosa real. Esto es cierto en todos los niveles, que van desde los alimentos que los estadounidenses comen, a la forma en que se entretienen, a los políticos que eligen y a la putativo invencibilidad de las fuerzas armadas que sus impuestos pagan. Es todo una gigantesca mentira, pero a quién le importa, siempre y cuando se trata de una diversión, de una mentira emocionalmente tranquilizadora. En el contexto de Siria, esta capacidad de ignorar los resultados reales en el soporte del terrorismo en nombre de la democracia conduce a la realización de una campaña “anti-Daesh” que se traduce en un aumento espectacular del territorio de Daesh, a la acusación de que Assad utilizó armas químicas y ahora a la política de “Assad puede quedarse, pero se tiene que ir”. Esta capacidad de completo desacoplamiento entre la retórica y la realidad a veces puede tener un efecto secundario positivo. Por ejemplo, incluso si esta semana se vio una Zag! (un hito, aclaración del traductor) desde la Administración de Estados Unidos en términos de retórica, esto no significa necesariamente que los EEUU no continuarán intentando derrocar a Assad. Lo contrario también es cierto, sin embargo. El hecho de que los EE.UU. han dicho que Assad se puede quedar de ninguna manera implica que los EEUU dejarán de intentar derrocarlo.

La conclusión es la siguiente: sí, definitivamente hubo una Zag! esta semana, pero sólo el tiempo dirá cuánto de hito se trata.

En este contexto yo recomiendo encarecidamente el reciente artículo de Alexander Mercouris titulado “La diplomacia rusa logró durante el último mes un trío de Resoluciones del Consejo de Seguridad que dan a Rusia una ventaja decisiva” en el que explica cómo Rusia ha logrado una victoria tras otra en el Consejo de Seguridad de la ONU. Lo importante aquí es que con cada una de estas Resoluciones patrocinadas por Rusia se está reduciendo gradualmente el número de opciones disponibles para los EEUU. Otro factor que reduce las opciones de los Estados Unidos es todos los éxitos tácticos del ejército sirio cuyo progreso es lento, pero constante. El ritmo intensivo de ataques aéreos rusos está teniendo un efecto sobre Daesh y los sirios están avanzando lentamente en todos los frentes. No ha habido ningún colapso de Daesh todavía, pero si los sirios continúan avanzando como lo han hecho hasta ahora su ofensiva con el tiempo llegará a un punto crítico cuando la cantidad de sus pequeñas victorias (tácticas) acabará desencadenando una reacción cualitativa (operacional) y Daesh comenzará a derrumbarse. Por supuesto, los combatientes de Daesh tendrán la opción de encontrar seguridad en Turquía, Jordania, Irak y otros lugares, pero el impacto psicológico de la derrota de Daesh en Siria será enorme.

Hasta el momento no hay indicios de una posible invasión turca del norte de Siria, no hay señales de que alguien está todavía pensando en la imposición de una zona de exclusión aérea, y además del asesinato de Samir Kuntar en un ataque aéreo israelí, parece que los S-400 están logrando el efecto disuasorio deseado.

En otras palabras, mientras que los líderes de Estados Unidos tienen la cabeza profundamente extraviada en sus propios delirios, los acontecimientos sobre el terreno están lenta pero constantemente reforzando la posición de Rusia y reivindicando la postura de Rusia.

Mientras tanto, los cristianos sirios que siguen el calendario gregoriano están celebrando la Navidad en las calles de Latakia en una clara señal de que una Siria multiconfesional todavía existe y tiene un futuro.

Traducción: Leo DG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s