China construye un radar que ‘todo lo ve’ en las islas en disputa

Foto ilustrativa

Pekín está construyendo en aguas del mar de la China meridional un nuevo radar de alta frecuencia capaz de detectar los cazas estadounidenses de tecnologías furtivas más avanzadas, según un informe del Centro estadounidense de Estudios Estratégicos e Internacionales.

El informe del centro analítico, con sede en Washington, reza que la construcción se está llevando a cabo en una de las isletas artificiales de las Spratly, objeto de disputa territorial entre varias naciones en aguas del mar de la China Meridional.

Las nuevas instalaciones permitirán a Pekín “seguir incluso los aviones estadounidenses más avanzados en la tecnología ‘stealth’: el B-2, el F-22 o el F-35”, según recoge ‘The National Interest’.

El documento contiene imágenes satelitales del supuesto lugar de construcción de las instalaciones. “Dos probables torres han sido levantadas en la parte septentrional y una cantidad de postes de 20 metros de alto han sido erigidos a lo largo de la zona meridional. Estos postes pueden ser una instalación de radar de alta frecuencia, el cual mejoraría significativamente la capacidad de China de monitorear la superficie y el tráfico aéreo en la parte sureña del mar de la China Meridional”, reza el análisis.

“En caso de guerra, el Pentágono debería eliminar tales radares antes de lanzar ataques”, señala ‘The National Interest’.

actualidad.rt.com

La temible sicaria ‘La China’ fue detenida en México porque la delató su novio

Melissa Margarita Calderón Ojeda, alias ‘La China’, fue delatada por su novio, Pedro Héctor Gómez Camarena, cuando se encontraba detenido por las fuerzas policiales. La sicaria fue sorprendida por los agentes cuando estaba a punto de abandonar El estado de Baja California Sur desde el aeródromo de la ciudad de Cabo San Lucas.

 

'La China'

Melissa Margarita Calderón Ojeda, alias ‘La China’, una de las pocas mujeres influyentes en el mundo del narcotráfico, fue delatada el pasado mes de julio por su novio, Pedro Héctor Gómez Camarena, cuando este fue apresado por la policía. ‘La China’ estaba a punto de abandonar el Estado de Baja California Sur desde el aeródromo de la ciudad de Cabo San Lucas, cuando fue sorprendida y arrestada el pasado 19 de septiembre, informa ‘Proceso’.

Su novio la traicionó brindando información sobre su paradero en medio de las negociaciones para reducir su pena. Además, Héctor Gómez confesó detalles del funcionamiento de la organización criminal que lidera la sicaria y reveló donde se escondían los cuerpos de sus víctimas. El criminal reveló, además, que agentes policiales están involucrados en la organización delictiva.

Por su parte, Álvaro de la Peña, el secretario de Gobierno de Baja California Sur, informó que la detención de ‘La China’ pudo darse “gracias al intercambio de información de Inteligencia” y destacó que la captura se realizó “de una manera totalmente limpia, sin armas de fuego y sin disparo alguno”.

‘La China’ era una de las delincuentes más buscadas por las fuerzas estatales, federales y militares de México, por haber participado en la narcoguerra entre varias organizaciones criminales en la ciudad de La Paz. En ese sentido, se la acusa por homicidios y de formar parte de una ola de violencia desatada por dichas organizaciones que se ha cobrado la vida de más de 170 personas.

actualidad.rt.com

Turquía está de facto en una situación de guerra. La Inteligencia rusa muestra como el régimen de Erdogan ayuda a los yihadistas

La negativa de Ankara a cooperar desacredita a Turquía como aliado y reduce su papel como un actor serio en la política regional, señala un periodista turco. “Turquía está de facto en una situación de guerra, aunque todavía no sea de jure”, escribe el periodista turco Nuray Mert en el periódico ‘Hurriyet’. “Los belicosos partidarios del Gobierno ya han empezado a celebrar ‘la nueva guerra de independencia’ en nombre de la ‘venganza por la supresión de los turcos como líderes de musulmanes'”, añade.

La guerra indirecta de Turquía se ha convertido en una situación de guerra recientemente cuando “algunos ciudadanos turcos comenzaron a viajar abiertamente a Siria para combatir junto con los turcomanos o quienes quieran”, mientras que “algunos de estos voluntarios llaman a la tierra de Siria ‘parte de la tierra de sus antepasados otomanos'”, denuncia el periodista.

Finalmente, la lucha contra los miembros del Partido de la Unión Democrática (PYD) y las Unidades de Protección Popular (YPG) se ha convertido en una política oficial. Sin embargo, la situación turca se hace cada vez más controvertida ya que Turquía lucha contra un aliado (el YPG) de los aliados occidentales de Turquía.

Un momento crítico fue el ataque en Ankara la semana pasada, del cual los servicios de seguridad rápidamente culparon a las PYD/YPG. Sin embargo, ni siquiera los aliados de Turquía parecen convencidos por estas conclusiones sobre la responsabilidad de los ataques que “pondrían en peligro las relaciones de las PYD/YPG con los poderes occidentales y mancharían su legitimidad como un socio fuerte en la tierra en la lucha contra el Estado Islámico en Siria”. Asimismo, la autoría de los ataques fue reivindicada por Halcones de la libertad del Kurdistán, un grupo kurdo violento.

Este último evento contribuirá aún más a formar la imagen de Turquía como “un alborotador que hace todo lo posible para complicar los asuntos para sus aliados y entorpecer la lucha contra el EI”, señala Mert.

“La negativa constante de Turquía a ser un aliado cooperativo parece trabajar en su contra, desacreditando aún más al propio país como un aliado y disminuyendo su papel como un actor serio en la política regional”, añade. “Los gobernantes de Turquía tienen demasiadas guerras en las que luchar contra demasiados enemigos”, concluye el periodista.

‘The Washington Post’: Erdogan empuja a Turquía a un profundo agujero del que no hay escapatoria

El presidente turco ha creado tantos problemas para su país, que es casi imposible su normalización, afirma el diario estadounidense.

Turquía se enfrenta a una verdadera “pesadilla estratégica”, con sus ciudades que están siendo atacadas por terroristas, dentro del país se aviva un enfrentamiento con los kurdos, sus fronteras se han vuelto inseguras, la economía turca está en depresión y sus principales aliados ignoran sus peticiones, informa el diario ‘The Washington Post’.

Hasta hace cuatro años, ese país estaba por convertirse en uno de los principales ganadores de la primavera árabe, era considerado por Occidente como modelo y en la región lo veían como uno de sus líderes. Pero todo ha cambiado debido a evoluciones en el panorama geopolítico y en el conflicto sirio, señala el diario norteamericano.

Una “catástrofe multifacética” a la vista

“Turquía se enfrenta a una catástrofe multifacética. Este es un país que a menudo ha tenido problemas en el pasado, pero la magnitud de lo que está sucediendo ahora está más allá de la capacidad de Ankara para hacerles frente”, cita el periódico palabras del profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Ipek de la capital turca, Gokhan Bacik.

Esta semana Ankara no consiguió el apoyo incondicional de su principal aliado (EE.UU.) para una operación contra la milicia kurda en Siria que lucha contra el Estado Islámico. Turquía “se encuentra completamente aislada, atrapada en un laberinto de problemas, que en parte fueron creadas por ella misma”, señala el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Kadir Has de Estambul, Soli Ozel.

“Ha echado a perder las relaciones con todo el mundo y ahora no puede convencer a nadie hacer algo. Es un país cuyas palabras ya no tienen ningún peso. Alardea pero no cumple las promesas. No puede proteger sus intereses vitales, y está en desacuerdo con todos, incluso con sus aliados. Para un país que hasta hace poco era visto como potencia regional emergente, estos hechos son desastrosos”, lamentó Ozel.

Se le subieron los humos a la cabeza de Erdogan

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha dado a entender que está dispuesto a iniciar una operación militar en territorio sirio, pero no cuenta con el apoyo público ni de las Fuerzas Armadas.

Erdogan está empujando al país a “un agujero cada vez más profundo del que no hay escapatoria”, y parece ser que el mandatario calculó mal su estrategia y no consideró los parámetros cambiantes de su maniobra en Siria, agrega ‘The Washington Post’.

El presidente turco “ha administrado mal la política exterior a causa de la arrogancia. En 2010 estaba demasiado confiado en que Turquía era el favorito de todo el mundo, y se le subió a la cabeza”, comentó por su parte Henri Barkey, experto en Turquía en el Centro Wilson de Washington.

Un escenario nada alentador para Turquía

Bacik considera que “no pueden descartarse más pasos en falso” por parte de Erdogan. No puede decirse que “Turquía ha perdido la cabeza y está preparada para la guerra, pero la postura de Ankara es muy extraña y podríadar lugar a sorpresas”, agregó el académico.

“Lo que está ocurriendo en Siria es una cuestión de supervivencia para Erdogan, por lo que no se puede descartar nada. En cuanto a Turquía, no se presenta un buen escenario de ahora en adelante”, advirtió Bacik.

Informe de la inteligencia rusa eja en evidencia el actual apoyo de Turquía al Emirato Islámico

Según informes, representantes del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) [1], con ayuda de los servicios de inteligencia de Turquía, han establecido en Antalya una amplia red para reclutar a personas que han llegado a Turquía desde Estados de la antigua Unión Soviética, con el fin de facilitar su participación en el conflicto sirio y el posible traslado a la Federación de Rusia.

El grupo de reclutadores está constituido por las siguientes personas:
Abdullah, ciudadano de Kirguistán;
Azmet, oriundo de Adygea;
Elnar, oriundo de Tatarstán;
Ilyas, ciudadano de la Federación de Rusia;
Adil Alievan, ciudadano de Azerbaiyán; y
Nizam, oriundo de Karacháyevo-Cherkesia.

Está bajo el mando de un ciudadano de la Federación de Rusia, Ruslan Rastyamovich Khaibullov (conocido también como Baris Abdul o por el seudónimo “El Maestro”), nacido el 1º de abril de 1978 en Tatarstán. Vive con su familia en Antalya y tiene un permiso de residencia permanente en Turquía.

El reclutamiento se lleva a cabo con el conocimiento de la administración penitenciaria [turca]. Si un detenido acuerda aceptar el Islam y participar en actividades terroristas, los reclutadores le prometen «hacer un trato» con los organismos turcos encargados de hacer cumplir la ley y le ofrecen, gratuitamente, los servicios de un abogado turco: Tahir Tosolar. Sultan Kekhursaev, un checheno que es ciudadano turco, también ha visitado centros penitenciarios donde hay extranjeros detenidos, con el propósito de reclutarlos.

En septiembre de 2015, un grupo de más de 1 000 combatientes del EIIL procedentes de países de Europa y de Asia Central fueron llevados de Turquía a la República Árabe Siria a través del paso fronterizo de Alikaila (Gaziantep).

Las rutas utilizadas para trasladar a los combatientes pasan muy cerca de la frontera sirio-turca por Antakya, Reyhanli, Topaz, Şanlıurfa y Hatay.

En marzo de 2014, el jefe del Organismo Nacional de Inteligencia de Turquía, Sr. Hakan Fidan, coordinó el traslado de una unidad del EIIL que estaba integrada por muchos efectivos y estaba bajo el mando del ciudadano libio Madhi al-Kharati [2]. Los combatientes fueron trasladados por mar desde Libia hasta la República Árabe Siria a través del paso de Barsai, en la frontera entre Turquía y la República Árabe Siria.

Desde fines de diciembre de 2015, con ayuda de los servicios de inteligencia de Turquía, se usa una ruta aérea para transportar a combatientes del EIIL al Yemen desde la República Árabe Siria, a través de Turquía, con servicios de transporte aéreo militar de Turquía. Un medio alternativo es transportar a los combatientes por mar hasta el puerto de Adén, en Yemen.

Varios ciudadanos de la Federación de Rusia que mantienen contactos con representantes de las autoridades administrativas, policiales y de seguridad en varias ciudades de Turquía, incluida Estambul, reclutan combatientes en las madrazas turcas.

Es bien sabido que los combatientes heridos del EIIL pueden descansar y recibir tratamiento en zonas de Turquía limítrofes con la República Árabe Siria. En 2014 había al menos 700 combatientes que se recuperaban en Gaziantep.

Según informes, a partir de 2015, los servicios de inteligencia de Turquía ayudaron a llevar de Antalya a Eskişehir, una llamada «aldea de tártaros» que albergaba a combatientes de la etnia tártara, cómplices del grupo terrorista Jabhat al-Nusrah y oriundos de Tatarstán, Bashkortostán y Mordovia. Algunos de ellos tienen doble nacionalidad rusa y turca.

Una persona muy activa en la aldea es Timur Maunirovich Bichurin, ciudadano ruso oriundo de Kazán nacido el 15 de diciembre de 1969, quien desde enero de 2014 ayuda a islamistas a luchar en la República Árabe Siria.

En diciembre de 2014, los servicios de inteligencia de Turquía ayudaron a establecer campamentos en Turquía, particularmente en la provincia de Hatay, a fin de concentrar a migrantes ilegales para adiestrarlos antes de enviar bandas extremistas a la República Árabe Siria.

En enero de 2015, el Organismo Nacional de Inteligencia de Turquía participó en la operación de fusionar 3 bandas terroristas, a saber, Osman Gazi, Omer bin Abdulaziz y Omer Mukhtar, en un grupo llamado Brigada Sultan Abdulhamid, que nombró comandante a Omer Abdullah. Los miembros de este grupo se entrenan en un campamento de Bayır-Bucak, en Turquía, bajo el mando de instructores de las unidades de operaciones especiales del Comando General de las Fuerzas Armadas de Turquía y de personal del Organismo Nacional de Inteligencia. Las actividades de la Brigada Sultan Abdulhamid se coordinan con las de los combatientes de Jabhat al-Nusrah, en el norte de la provincia siria de Latakia.

Es bien sabido que el 21 de septiembre de 2015, en la ciudad siria de Tall Rifaat, representantes de la oposición siria que habían recibido formación militar en un campamento emplazado en Kırşehir, en Turquía, entregaron armas a combatientes de Jabhat al-Nusrah.

Al parecer, se siguen entregando armas a grupos terroristas en la República Árabe Siria, para lo que se usan los servicios de las fundaciones basadas en Turquía Insan Hak ve Hürriyetleri ve Insani Yardım Vakfı (IHH) [3], Imkander [4] y Öncü Nesil Insani Yardım Derneği.

Diversos tipos de armas, equipo militar y municiones llegan del extranjero a través del puerto turco de Iskenderun. El equipo y los suministros militares se transportan desde allí, a través de la provincia de Hatay (por el cruce fronterizo de Oncupinar), hasta Alepo e Idlib, en la República Árabe Siria, en vehículos de IHH, de Imkander y de Öncü Nesil con las matrículas turcas 33 SU 317, 06 DY 7807, 33 SU 540, 33 SU 960, 42 GL 074 y 31 R 5487. Una vez en la República Árabe Siria, las armas y municiones se distribuyen a bandas turcomanas y unidades de Jabhat al-Nusrah.

El 15 de septiembre de 2014, representantes de IHH usaron vehículos para transportar armas y medicamentos destinados a grupos del EIIL desde Bursa, a través del cruce fronterizo de Ceylanpınar (distrito de Reyhanlı), hasta la República Árabe Siria. Ese envío fue seguido y escoltado a través de Turquía por un vehículo que transportaba personal del Organismo Nacional de Inteligencia de Turquía.

NOTAS

[1] Esta organización yihadista es también comúnmente conocida como Emirato Islámico, Estado Islámico o designada como Daesh, su acrónimo árabe, así como por las siglas EI, EIIL, ISIL o ISIS. Nota de laRed Voltaire.

[2] Probablemente, el yihadista libio Mahdi al-Harati. Nota de laRed Voltaire.

[3] Organización humanitaria de la Hermandad Musulmana. Nota de laRed Voltaire.

[4] Esta fundación apoya los movimientos musulmanes independentistas en el Cáucaso. En 2013, Rusia solicitó al Comité de Sanciones 1267/1989 del Consejo de Seguridad de la ONU que incluyera a Imkander en la lista de organizaciones vinculadas a al-Qaeda, pero el Reino Unido, Francia y Luxemburgo se pronunciaron en contra. Nota de la Red Voltaire.

Revelan que militares turcos cooperan con el Estado Islámico en la frontera

Un periódico turco reveló una prueba más de que existen lazos entre los turcos y los yihadistas del Estado Islámico que operan en la frontera sirio-turca, publicando transcripciones de las llamadas telefónicas que mantienen los militares de Turquía y los terroristas.

Según el diario turco Cumhuriyet, se trata de transcripciones de conversaciones entre oficiales turcos y Mustafa Demir, un miembro del Estado Islámico, que es una figura destacada en la frontera sirio-turca.

El periódico destaca que Demir recibió dinero de los contrabandistas en la frontera y cooperó con los oficiales. Una de las transcripciones revela que el yihadista llamó a un militar turco “gran hermano” y le pidió organizar que hable con el comandante, a lo que el oficial le respondió que lo hará.

En otra transcripción, Demir supuestamente habla con otro oficial turco, quien le responde que él y sus compañeros están “en el campo de minas” y le pide a Demir venir inmediatamente. “Está bien, gran hermano mayor, [estoy] llegando… ¿Es [el campo de minas] el lugar donde di un coche al primer teniente Burak?”, responde Demir.

No es el único caso de cooperación entre los militares turcos y el Estado Islámico. En mayo Cumhuriyet informó que un convoy turco que fue presuntamente alcanzado por un ataque aéreo en el noroeste de Siria estaba transportando armas a organizaciones terroristas.

Análisis: Cómo apoya Turquía a los yihadistas

Por Thierry Meyssan

Con su presentación al Consejo de Seguridad de la ONU de un informe de inteligencia sobre el activo apoyo de Ankara a los yihadistas, Rusia plantea de hecho la cuestión del futuro de Turquía. El documento incluye una decena de revelaciones que denuncian las acciones de los servicios de inteligencia turcos (MIT). El problema es que cada una de las operaciones citadas está vinculada a otras operaciones en las que los mismos actores procedieron junto a Estados Unidos o junto a los aliados de Estados Unidos y en contra de Rusia. Estos datos de inteligencia viene a agregarse a los que ya estaban disponibles sobre los vínculos personales del presidente turco Erdogan con el banquero de al-Qaeda y sobre la participación del hijo del propio Erdogan en la comercialización ilícita del petróleo robado por el Emirato Islámico.

Rusia entregó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU un informe de inteligencia sobre las actividades de Turquía a favor de los yihadistas que operan en Siria [1]. Este documento revela una decena de hechos que constituyen, todos y cada uno de ellos, violaciones de una o de varias resoluciones del Consejo de Seguridad.

Con la entrega de esos datos de inteligencia, Rusia pone a los miembros del Consejo de Seguridad frente a sus propias responsabilidades y lo mismo sucede, por ende, con varias organizaciones intergubernamentales. Si aplicara estrictamente el derecho internacional, el Consejo de Seguridad tendría que exigir las pruebas correspondientes sobre todo lo que aparece en el informe de inteligencia ruso y exigir además explicaciones de parte de Turquía. Y si llegara a comprobarse la culpabilidad de Turquía, el Consejo de Seguridad tendría que imponer sanciones bajo el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, o sea recurriendo al uso de la fuerza.

Por su parte, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Organización para la Cooperación Islámica tendrían que decretar la exclusión de este Estado renegado [2], mientras que la Unión Europea debería poner fin a las negociaciones de adhesión.

Pero una lectura cuidadosa del informe de la inteligencia rusa muestra que un análisis de los hechos que en él se mencionan provocaría la apertura de muchos otros expedientes y acabaría implicando a otras potencias. Por esa razón, lo más probable es que ese informe no sea objeto de discusión pública y que el futuro de Turquía acabe negociándose a puertas cerradas.

El caso de Mahdi al-Harati

Nacido en Libia, en 1973, Mahdi al-Harati emigró a Irlanda, donde fundó una familia.

En mayo de 2010, Mahdi al-Harati se halla a bordo del Mavi Marmara, buque insignia de la «Flotilla de la Libertad», organizada por la ONG turca IHH para enviar ayuda humanitaria a la franja de Gaza. En un verdadero acto de piratería, las fuerzas armadas de Israel asaltan la flotilla en aguas internacionales, provocando un escándalo internacional. Tsahal [3] secuestra en aguas internacionales a los pasajeros de la flotilla, llevándolos ilegalmente a Israel, y finalmente los libera [4]. El entonces primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, visita en un hospital a los militantes heridos durante el asalto y recientemente liberados. Su oficina difunde entonces una fotografía en la que puede verse a uno de esos militantes besando a Erdogan en la frente, como a un padre. Este personaje es un turco-irlandés, El Mehdi El Hamid El Hamdi, en realidad, el libio-irlandés Mahdi al-Harati.

En julio de 2011, se reporta un robo con efracción en el domicilio de al-Harati en Rathkeale (Irlanda). Su compañera, Eftaima al-Najar, recurre a la policía y denuncia el robo de preciosas joyas egipcias y libias y de 200 000 euros en billetes de 500. Al ser contactado telefónicamente, Mahdi al-Harati confirma a la policía haberse reunido con las autoridades de Qatar, Francia y Estados Unidos y haber recibido de la CIA la suma mencionada para contribuir al derrocamiento de Muammar el-Kadhafi [5]. Pero más tarde negará aquellas primeras declaraciones, cuando la Resistencia libia trata de sacar el caso a la luz [6].

En julio-agosto de 2011, Mahdi al-Harati encabeza la Brigada de Trípoli –de la que también es miembro su cuñado, Hosam al-Najjair–, una unidad de al-Qaeda que actúa bajo las órdenes de miembros de la Legión Extranjera de Francia y a la que la OTAN ha ordenado tomar el hotel Rixos [7]. Oficialmente, el hotel Rixos es el centro de prensa internacional, pero el constructor turco del edificio ha puesto en conocimiento de la OTAN que allí existe un sótano, accesible desde el exterior, donde se refugian varios miembros de la familia de Kadhafi y responsables de la Yamahiriya. Durante varios días, Mahdi al-Harati, sus yihadistas y los militares franceses luchan contra los soldados de Khamis Kadhafi que defendían el hotel [8].

En septiembre de 2011, la OTAN nombra a Mahdi al-Harati como segundo de Abdelhakim Belhadj, el jefe histórico de al-Qaeda en Libia, quien a su vez se había convertido en «gobernador militar de Trípoli», también por obra y gracia de la OTAN [9]. Al-Harati dimite el 11 de octubre, supuestamente por divergencias con Belhadj [10].

Pero, en noviembre de 2011, y nuevamente junto a Abdelhakim Belhadj, Mahdi al-Harati dirige un grupo de entre 600 y 1 500 yihadistas de al-Qaeda en Libia –antiguamente conocida como Grupo Islámico Combatiente en Libia (GICL)– registrados como refugiados y transportados por vía marítima hasta Turquía bajo la responsabilidad de Ian Martin, ex secretario general de la Fabian Society y de Amnistía Internacional, convertido en representante especial de Ban Ki-moon.

A su llegada a Turquía, los yihadistas son trasladados en autobuses, escoltados por el MIT (los servicios secretos turcos), hasta Siria. Ya en suelo sirio, se instalan en Jabal al-Zuia, donde crean –por cuenta de Francia– el Ejército Sirio Libre (ESL). Durante cerca de 2 meses, Abdelhakin Belhadj y Mahdi al-Harati reciben a todos los periodistas occidentales que tratan de cubrir los acontecimientos en Siria pasando por Turquía. Pero los reciben en un lugar previamente transformado en una «aldea Potenkim» [11]. La oficina del primer ministro Erdogan participa directamente en la operación de propaganda poniendo a los periodistas en contacto con individuos que los transportan en motocicleta –violando la frontera turco-siria– hasta Jabal al-Zuia. Allí, los periodistas pueden ver diariamente miles de personas haciendo manifestaciones «contra la dictadura de Bachar al-Assad y por la democracia». La prensa occidental concluye así que se trata de una revolución, hasta que el periodista Daniel Iriarte, del diario español ABC, comprueba que la mayoría de los manifestantes no son sirios y reconoce a sus jefes libios, Abdelhakim Belhadj y Mahdi al-Harati [12]. Poco importa. La farsa montada por La Brigada de los Halcones del Levante (Suqour al-Sham Brigade) ya ha logrado el resultado que se quería. El mito de un «Ejército Libre Sirio» supuestamente integrado por «desertores del ejército sirio» ya está en marcha y los periodistas que lo alimentaron nunca reconocerán haberse dejado engañar.

En septiembre de 2012, Mahdi al-Harati vuelve a Libia por razones de salud, pero sólo después de haber formado –junto a su cuñado– un nuevo grupo yihadista, Liwa al-Umma (la Brigada de la Umma) [13].

En marzo de 2014, Mahdi al-Harati escolta un nuevo grupo de yihadistas libios que llega a Turquía por mar. Según el informe de la inteligencia rusa, el número 2 del régimen turco, Hakan Fidan, jefe del MIT (los servicios secretos turcos), quien acaba de reincorporarse a sus funciones, se hace cargo de ese grupo. Estos yihadistas se unen al Emirato Islámico pasando por el puesto fronterizo de Barsai. Esta decisión es resultado de la reunión organizada en Washington por la consejera de seguridad nacional del presidente Obama, Susan Rice, con los jefes de los servicios secretos de las monarquías del Golfo y de Turquía con vistas a confiarles la continuación de la guerra contra Siria, supuestamente sin tener que utilizar a al-Qaeda y el Emirato Islámico [14].

En agosto de 2014, Mahdi al-Harati resulta «electo» alcalde de Trípoli, con el apoyo de Qatar, de Sudán y de Turquía. Depende entonces del gobierno de Trípoli, dominado por la Hermandad Musulmana, y rechaza el gobierno de Tobruk, respaldado por Egipto y los Emiratos Árabes Unidos.

La trayectoria de Mahdi al-Harati demuestra los vínculos existentes entre al-Qaeda en Libia, el Ejército Sirio Libre, el Emirato Islámico y la Hermandad Musulmana, lo cual reduce a polvo la teoría de la supuesta revolución democrática en Siria. También demuestra el apoyo que esa red recibió de Estados Unidos, Francia y Turquía.

El traslado de combatientes del Emirato Islámico desde Siria hacia Yemen

El informe de la inteligencia rusa revela que los servicios secretos turcos organizaron el traslado de combatientes del Emirato Islámico desde Siria hacia Yemen. Estos yihadistas fueron trasladados a Adén por avión o por barco.

Esta información ya había sido dada a conocer, el 27 de octubre de 2015, por el general Ali Mayhub, vocero del Ejército Árabe Sirio. Según sus declaraciones, al menos 500 yihadistas del Emirato Islámico había recibido ayuda del MIT turco para viajar a Yemen. Habían sido enviados en 2 aviones de Turkish Airlines, uno de Qatar Airways y otro de los Emiratos Árabes Unidos. A su llegada a Adén, fueron divididos en 3 grupos. El primero viajó al estrecho de Bab el-Mandeb, el segundo a Marib y el tercero fue enviado a Arabia Saudita.

Ampliamente difundida por los medios de prensa árabes pro-sirios, esta información fue totalmente silenciada por la prensa occidental. Del lado yemenita, el general Sharaf Luqman, vocero de los militares fieles al ex presidente Saleh, confirmó la denuncia siria y agregó que los yihadistas habían sido recibidos en Yemen por mercenarios de Blackwater-Academi.

El traslado de combatientes del Emirato Islámico desde un teatro de operaciones hacia otro demuestra la existencia de una coordinación de las operaciones en Siria y en Yemen. En este traslado de yihadistas están implicados Turquía, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Blackwater-Academi.

La «aldea tártara»

El informe de la inteligencia rusa menciona además el caso de la «aldea tártara», un grupo étnico tártaro inicialmente basado en Antalya y posteriormente desplazado por el MIT más hacia el norte, hasta Eskisehir. Aunque el informe precisa que dicho grupo incluye combatientes de al-Qaeda y que está implicado en la ayuda a combatientes islamistas en Siria, no explica por qué fue desplazado a un lugar donde se halla geográficamente más lejos de la frontera siria ni precisa en qué consisten sus actividades.

 

Los tártaros constituyen la segunda minoría étnica rusa y son muy pocos los que comulgan con la ideología yihadista de la Hermandad Musulmana o del Hizb-ut-Tahrir.
Sin embargo, en marzo de 2012, islamistas árabes de Tartarstán atacaron una exposición sobre Siria «cuna de la civilización» en el museo de Kazán. Semanas después, el 5 de agosto de 2012, yihadistas árabes y tártaros se reúnen en Kazán. Representantes de al-Qaeda participan en el encuentro.
En diciembre de 2013, yihadistas tártaros panturquistas del movimiento Azatlyk (Libertad), abandonan el teatro de operaciones sirio y viajan a Ucrania para formar parte de un servicio de protección de los manifestantes de la plaza Maidan, en espera del golpe de Estado. Mientras tanto, otros miembros de la misma organización realizan manifestaciones en Kazán.
El 1º de agosto de 2015, un Congreso Mundial de Tártaros se desarrolla en Ankara, con apoyo y participación de los gobiernos de Ucrania y Turquía. Preside este congreso el célebre agente de la CIA durante la guerra fría, Mustafa Yemilev, y decide crear una «brigada musulmana internacional» para «liberar» Crimea. Yemilev es recibido de inmediato por el ahora presidente turco Recep Tayyip Erdogan [15]. Esa brigada dispone de instalaciones en Jersón (Ucrania) y organiza varios sabotajes en Crimea, entre ellos un corte gigantesco de electricidad (provocado desde Ucrania). Posteriormente, al no lograr penetrar masivamente en Rusia, sus miembros van a servir de refuerzos a las tropas ucranianas en el Donbass.

 

Si el Consejo de Seguridad de la ONU se interesara por investigar un poco sobre la «aldea tártara» se daría rápidamente cuenta de que Estados Unidos, Turquía y Ucrania sirven de sponsors a los yihadistas tártaros en Siria, en Crimea y en Tartatstán, lo cual incluye a miembros de al-Qaeda y del Emirato Islámico.

Los turcomanos de la Brigada Sultan Abdulhamid

Turquía, que no ha movido un dedo para socorrer a los turcomanos iraquíes masacrados por el Emirato Islámico, en cambio utiliza a los turcomanos sirios en contra de la República Árabe Siria. Esos elementos están organizados por los «Lobos Grises», partido político turco de carácter paramilitar históricamente vinculado a los servicios secretos de la OTAN en su lucha contra el comunismo [en el marco de la «Operación Gladio»]. Por ejemplo, fueron los Lobos Grises quienes organizaron el intento de asesinato contra el papa Juan Pablo II, perpetrado en 1981 [16]. Los Lobos Grises están presentes en Europa, principalmente entre los socialdemócratas belgas y los socialistas neerlandeses, llegando incluso a instalar una coordinación europea en Francfort. En realidad, los Lobos Grises no son un partido por sí mismos sino que constituyen la rama paramilitar del MHP (Milliyetci Hareket Partisi, Partido de Acción Nacionalista).

Las brigadas turcomanas organizan, con el MIT [los servicios secretos turcos], el saqueo de las fábricas de la ciudad siria Alepo. Expertos turcos viajan a las regiones de Alepo bajo control de los grupos armados anti-Assad, desmontan las máquinas herramientas de las instalaciones industriales y las envían a Turquía, donde serán montadas nuevamente para su explotación. Al mismo tiempo, las brigadas turcomanas ocupan la zona fronteriza con Turquía, donde el MIT instala y controla campos de entrenamiento de yihadistas.

En noviembre de 2015, es la vedette de los turcomanos sirios, el turco Alparslan Celik –miembro de los Lobos Grises y uno de los comandantes de la Brigada Sultan Abdulhamid– quien ordena el asesinato de los dos pilotos del bombardero táctico Su-24 derribado por cazas turcos, con ayuda de un avión de vigilancia y control radioeléctrico AWACS de Arabia Saudita. Uno de los pilotos rusos fue efectivamente ejecutado.

En 1995, los Lobos Grises habían organizado, con la firma inmobiliaria turco-estadounidense Celebiler isaat (que financia las campañas electorales de Hillary Clinton), un amplio reclutamiento de 10 000 yihadistas para enviarlos a luchar en Chechenia. Se instala entonces una base de entrenamiento en la ciudad universitaria de Top Kopa, en Estambul. Uno de los hijos del general Djokhar Dudayev dirigía el traslado de los reclutados desde Turquía a través de Azerbaiyán, junto al MIT.

El informe de la inteligencia rusa revela que el MIT turco creó la Brigada Sultan Abdulhamid –que reagrupa los principales grupos armados turcomanos– y que entrenó a sus miembros en la base de Bayir-Bucak, bajo la dirección de instructores de las fuerzas de intervención especial del estado mayor del ejército turco y de agentes del propio MIT. El documento precisa que la brigada turcomana colabora con al-Qaeda.

Toda investigación un poco más profunda llevaría al Consejo de Seguridad de la ONU a reabrir viejos expedientes criminales y a comprobar los vínculos entre la Brigada Sultan Abdulhamid, los Lobos Grises y al-Qaeda.

La IHH e Imkander

El informe de la inteligencia rusa revela el papel de 3 ONGs humanitarias turcas en la entrega de armamento a los yihadistas. Se trata de la IHH, de Imkander y de Oncu Nesil. La Declaración Final del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (GSIS, siglas en inglés), reunido en Munich durante los días 11 y 12 de febrero de 2016, parece validar esa acusación ya que en ella se estipula que, en lo adelante, Estados Unidos y Rusia se ocuparán de garantizar que los convoyes humanitarios no transporten otra cosa que material humanitario. Hasta ese momento, el gobierno de Damasco y la prensa habían denunciado constantemente que las mencionadas ONGs estaban apoyando a los yihadistas, pero nadie escuchaba esas denuncias. En septiembre de 2012, un barco fletado por la IHH transportó armas hacia Siria por cuenta de la Hermandad Musulmana [17].

Sólo conozco las dos primeras organizaciones mencionadas.

La IHH es una asociación fundada e impulsada por el Partido de la Prosperidad turco (Refah), de Necmettin Erbakan, pero sin ningún vínculo orgánico ni en materia de estatutos con esa formación política. Se registró primeramente en Alemania, en Friburgo-en-Brisgau, en 1992, bajo la denominación de Internationale Humanitäre Hilfe (IHH), y posteriormente, en 1995, fue registrada en Estambul (Turquía), bajo la denominación Insani Yardim Vakfi. Al ser su nuevo acrónimo IYV, en vez de IHH, incluyó delante de su nombre las palabras Insan Hak ve Hurriyetleri, lo cual significa en turco «Derechos humanos y libertades». Bajo la pantalla de la entrega de ayuda humanitaria a los musulmanes de Bosnia y Afganistán, esta organización les enviaba armas, lo cual correspondía perfectamente con la estrategia de la OTAN. Seguidamente, la IHH también respaldó militarmente el Emirato Islámico de Ichkeria (en Chechenia) [18]. En 2006, la IHH organizó en la mezquita Fatih de Estambul un funeral multitudinario, sin el cuerpo pero con decenas de miles de militantes, por el yihadista checheno Chamil Basayev, muerto por las fuerzas rusas después de haber dirigido la masacre perpetrada en la escuela de Beslan [19].

La IHH adquirió renombre internacional al organizar junto al AKP (partido sucesor del Refah) la ya mencionada «Flotilla de la Libertad» que transportaría ayuda humanitaria hasta Gaza, rompiendo así el bloqueo israelí. La operación contaba con el visto bueno de la Casa Blanca, que quería humillar al primer ministro israelí Benyamin Netanyahu. Entre los pasajeros de la flotilla estaba en también ya mencionado Mahdi al-Harati. El informe de la Comisión de la ONU presidida por Geoffrey Palmer muestra que, contrariamente a lo que se había dicho, la flotilla no transportaba ninguna carga humanitaria, lo cual lleva a la conclusión de que la IHH sabía de antemano que no llegaría a Gaza y abre una lógica interrogante sobre los verdaderos objetivos de aquella expedición.

El 2 de enero de 2014, la policía turca –que acababa de detener por blanqueo de dinero a los hijos de 3 ministros y el director de un importante banco– intercepta un camión de la IHH cargado de armas destinadas a los yihadistas sirios [20]. Posteriormente realiza un registro en la sede de la IHH, detiene en sus oficinas a Halis B., sospechoso de ser el líder de al-Qaeda en Turquía, y a Ibrahim S., segundo al mando de al-Qaeda en el Medio Oriente [21]. El gobierno de Erdogan logra finalmente destituir a los policías y libera a los sospechosos.

İmkander (que significa en turco “Fraternidad”, en referencia a la Hermandad Musulmana) es otra asociación «humanitaria» creada en Estambul, en 2009. Se especializó en la ayuda a los chechenos y la defensa de los yihadistas del Cáucaso. En el marco de esas actividades organizó en Turquía una campaña mediática cuando Berg-Khazh Musayev, alias «Emir Khamzat» y representante de Doku Umarov –el autoproclamado «emir del Cáucaso»–, muere asesinado en Estambul. En aquella época, el FSB ruso se consideraba en guerra contra los Estados que apoyaban militarmente a los yihadistas y no vacilaba en eliminarlos en esos países (como en los casos de Zelimkhan Yandarbiyev, en Qatar, y de Umar Israilov, en Austria). Imkander organizó entonces grandes funerales en la mezquita Fatih de Estambul.

Los días 12 y 13 de mayo de 2012, con el respaldo de la alcaldía de Estambul, Imkander organizó un congreso internacional –siguiendo la tradición de los congresos que organizaba la CIA en tiempos de la guerra fría– en apoyo a los independentistas del Cáucaso. Al final del encuentro se creó de manera permanente el Congreso de los Pueblos del Cáucaso, reconociendo como única autoridad de ese territorio el Emirato del Cáucaso de Doku Umarov. Los delegados acusaron al Imperio Ruso, la Unión Soviética y la Federación Rusa de haber practicado y de seguir practicando el genocidio contra los habitantes del Cáucaso. A través de un video, el emir Doku Umarov llamó a todos los pueblos del Cáucaso a unirse a la yihad. Rusia denunció enérgicamente aquel encuentro [22].

En 2013, Rusia solicitó al Comité de Sanciones 1267/1989 del Consejo de Seguridad de la ONU que incluyera Imkander en la lista de organizaciones vinculadas con al-Qaeda. El Reino Unido, Francia y Luxemburgo se negaron a ello [23]. Aunque Imkander proclama públicamente su respaldo político a al-Qaeda en el Cáucaso, los occidentales consideraron que Rusia no aportaba suficientes pruebas sobre su participación en las operaciones militares.

Estas dos ONGs están directamente implicadas en el tráfico de armas –en el caso de IHH– y –en lo que concierne a Imkander– en el respaldo político a los yihadistas. Cuentan con el respaldo del AKP, el partido –actualmente en el poder– creado por el hoy presidente Erdogan como sustituto del Refah, prohibido por el Tribunal Constitucional de Turquía.

¿Qué hacer con el informe de la inteligencia rusa?

Es poco probable que el Consejo de Seguridad de la ONU estudie el informe de la inteligencia rusa. El papel de los servicios secretos es un tema que generalmente se aborda en secreto. En todo caso, Estados Unidos tendrá que precisar lo que piensa hacer con su aliado turco, sorprendido con las manos en la masa mientras violaba las resoluciones del Consejo de Seguridad.

A los datos de inteligencia presentados por Rusia ya se suman además los vínculos personales del presidente turco Erdogan con Yasin al-Qadi, el banquero de al-Qaeda [24] y la información sobre el papel de su hijo, Bilal Erdogan, en la venta del petróleo robado por el Emirato Islámico [25].

No parece haber duda de que la bravuconería turca que denotan los anuncios de Ankara sobre una posible invasión militar contra Siria, no pasan de ser una manera de desviar la atención. Lo que sí es seguro es que, en caso de guerra entre Turquía y Rusia, el informe de la inteligencia rusa bastaría para privar a Ankara del respaldo de la OTAN (Artículo 5 de la Carta de la alianza atlántica).

NOTAS

[1] «Informe de la inteligencia rusa sobre actual apoyo de Turquía al Emirato Islámico», Red Voltaire, 18 de febrero de 2016.

[2] O Estado canalla, según el término inglés Rogue state que tanto agrada a los funcionarios del Departamento de Estado. Nota de laRed Voltaire.

[3] Literalmente, las «Fuerzas de Defensa de Israel». Nota de laRed Voltaire.

[4] «Flotilla de la Libertad: el detalle que Netanyahu no conocía», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 11 de junio de 2010.

[5] “Tinker raiders, Soldier, Spy”, Sunday World, 7 de noviembre de 2011.

[6] “Dublin man denies receiving funds from US to assist overthrow of Gadafy”, Mary Fitzgerald, Irish Times, 22 de noviembre de 2011.

[7] “Irish Libyans join rebels trying to oust Gadafy”, Paulo Nunes Dos Santos, Irish Times, 13 de agosto de 2011.

[8] La misión que había recibido al-Harati –cuyas especificaciones se habían determinado durante una reunión secreta de la OTAN, en Nápoles, con la participación del entonces ministro de Exteriores de Francia, Alain Juppé– incluía orden expresa de aprovechar la confusión en el hotel Rixos para eliminar físicamente al autor de este artículo.

[9] «De cómo los hombres de al-Qaeda llegaron al poder en Libia», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 7 de septiembre de 2011.

[10] “Libyan-Irish commander resigns as deputy head of Tripoli military council”, Mary Fitzgerald, Irish Times, 11 de octubre de 2011.

[11] En el siglo XVIII, durante la visita de la emperatriz Catalina II de Rusia a Crimea, el ministro ruso Grigori Potemkin hizo construir lujosas fachadas de cartón para esconder la pobreza de las aldeas. Desde entonces, la expresión «aldea Potemkin» designa la creación de un lugar ficticio con fines de propaganda.

[12] «Islamistas libios se desplazan a Siria para “ayudar” a la revolución», por Daniel Iriarte, ABC, 17 de diciembre de 2011.

[13] “Irish Syrian fighters pass on lessons of revolution”, Mary Fitzgerald,Irish Times, 1º de agosto de 2012.

[14] “Spymasters gather to discuss Syria”, David Ignatius, The Washington Post, 19 de febrero de 2014.

[15] «Ucrania y Turquía han creado una brigada internacional islámica contra Rusia», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 15 de agosto de 2015.

[16] El objetivo del atentado contra el papa Juan Pablo II era obligar la Santa Sede a abandonar la Ostpolitk que el secretario de Estado del Vaticano, Agostino Casaroli, aplicaba desde la misma óptica que el canciller alemán Willy Brandt.

[17] “Brotherhood ‘buying influence with arms’”, Sheera FrenkelThe Times, 14 de septiembre de 2012.

[18] «The role of Islamic charities in international terrorist recruitment and financing», Evan F. Kohlmann, Danish Institute for International Studies, 2006.

[19] “Turkey pays homage to Basayev”, IHH, 14 de julio de 2006.

[20] «Confisca la policía turca cargamento de armas enviadas a la oposición siria», Red Voltaire, 2 de enero de 2014.

[21] «La justicia turca acusa a la IHH de vínculos con al-Qaeda»,Red Voltaire, 15 de enero de 2014.

[22] «De “la Conférence Internationale sur le Caucase” à Istanbul», in «Le briefing d’A.K. Loukachevitch, porte-parole du Ministère des Affaires étrangères de la Russie, le 18 mai 2012».

[23] “Commentaire du Département de l’Information et de la Presse du Ministère des Affaires étrangères de la Russie sur une demande russe adressée au Comité des sanctions du Conseil de sécurité de l’ONU contre Al-Qaïda”, Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa, 12 de septiembre de 2013.

[24] «El primer ministro turco se reunía en secreto con el banquero de al-Qaeda»; «Al-Qaeda, eterno auxiliar de la OTAN», por Thierry Meyssan,Al-Watan (Siria), Red Voltaire, 2 y 6 de enero de 2014.

[25] «Vínculos de la familia Erdogan con el Emirato Islámico»,Red Voltaire, 26 de julio de 2015; «Rusia presenta las pruebas del petróleo de Daesh a través de Turquía», por Valentin Vasilescu,Red Voltaire, 3 de diciembre de 2015.

ELESPIADIGITAL.COM

China envía aviones de combate a una de las islas en disputa en el mar de la China Meridional

La cadena estadounidense Fox News informa que se trata de unos diez aviones de combate, entre ellos Shenyang J-11s y Xian JH-7s.

 

Aviones de combate J-11B de la fuerza Aérea de China. Julio 2 de 2015.

China ha enviado aviones de combate a una de las islas que se disputan varios países en el mar de la China Meridional. Se trata del mismo territorio en donde el gigante asiático desplegó misiles tierra-aire la semana pasada, según han declarado dos oficiales estadounidenses a la cadena Fox.

La inteligencia de EE.UU. detectó “al menos diez” aviones de combate en la isla de Woody, informa Fox News citando a un oficial. Entre los aviones, según su información, había Shenyang J-11s y Xian JH-7s.

El pasado 17 de febrero se informó de que el Ejército chino ha desplegado un sistema avanzado de misiles tierra-aire en la isla de Woody (reclamada por Taiwán y Vietnam) en el archipiélago en disputa en las aguas del mar de la China Meridional.

Según Fox News, la información fue verificada mediante imágenes satelitales de la compañía ImageSat International. En ellas, se observa la presencia de dos baterías equipadas cada una con cuatro lanzadores de misiles y un sistema de radar, material bélico que se presume llegó a la isla a principios de febrero.

A principios de esta semana, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China afirmó que su defensa reforzada en las islas del mar de la China Meridional es similar a las acciones de Estados Unidos en Hawái, añadiendo que Washington no debería involucrarse en la disputa territorial.

“No hay diferencias entre el despliegue de China de las instalaciones que necesitan defensa nacional en su propio territorio y la instalación de defensa de EE.UU. en Hawái”, afirmó el portavoz de la cancillería china, Hua Chunying, a periodistas en una rueda de prensa regular el lunes.

 

actualidad.rt.com