Archivos para mayo, 2016

Moscú, (Sputnik). – Hanói no se opone al regreso de los rusos a la bahía de Cam Ranh, siempre y cuando esta cooperación no apunte contra terceros países, declaró el embajador de Vietnam en Rusia, Nguyen Thanh Son.

“La política de Vietnam radica en no entrar en bloques militares o aliarse con un Estado contra otro”, dijo en una entrevista a RIA Novosti.

En este contexto, prosiguió, el uso de los puertos de la bahía de Cam Ranh en la cooperación multilateral “para servicios de transporte marítimos, reparación de buques y desarrollo de tecnología militar para asegurar la paz y la estabilidad en la región es una opción apropiada”.

El embajador indicó que pese a muchos problemas en la región, los países de la ASEAN coinciden en que “los conflictos deben resolverse sobre la base de los principios internacionales, en particular, la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, la Declaración sobre Conducta de las Partes Concernientes y el Código de Conducta en el Mar del Sur de China, evitando las amenazas y el uso de la fuerza y al mismo tiempo diversificando relaciones basadas en el respeto de la soberanía y la integridad territorial”.
LA COOPERACIÓN MILITAR CON RUSIA

El diplomático calificó de “positiva” la colaboración militar ruso-vietnamita.

“Vietnam siempre ha visto a Rusia como su socio cercano y tradicional, las relaciones de confianza con Rusia son una prioridad en la política exterior del país”, afirmó.

Además indicó que Vietnam envía a muchos de sus nacionales a estudiar en centros de formación militares rusos.

“Vietnam continuará desarrollando la cooperación con Rusia en todos los ámbitos, incluida la defensa, para satisfacer los intereses de ambos países y contribuir de esta manera a la paz y la estabilidad en cada región”, subrayó.

La Unión Soviética instaló una base naval en la bahía vietnamita de Cam Ranh, en el Mar de la China Meridional, que hasta mediados de los 2000 fue utilizada como punto de apoyo logístico por la Armada rusa. (Sputnik)

El domingo, el Ejército gubernamental aumentó el número de tropas alrededor de la ciudad, situada a 65 kilómetros al oeste de Bagdad.

Ahmad Al-RubayeAFP

 

“Hemos lanzado una operación para infiltrarnos en Faluya hoy temprano por la mañana”, ha comentado a la agencia de noticias AFP el portavoz del servicio de lucha contra el terrorismo la entrada de las fuerzas iraquíes a la ciudad de Faluya, uno de los bastiones del Estado Islámico.

Un oficial militar iraquí afirmó a Reuters que la unidad militar del Gobierno trata de adentrarse en Faluya. En el sur del distrito de Naimiya de la ciudad se oyen explosiones y disparos, según los informes.

Además, el Ejército iraquí ha izado la bandera del país en el edificio del departamento de policía al sur de la ciudad de Faluya, según lo anunció este lunes el centro de información militar del Ministerio de Defensa de Irak.

El pasado domingo el ministro de Defensa iraquí, Haider al Abadí, anunció el inicio de la operación militar para retomar la ciudad de Faluya, tomada por terroristas del EI. Según Al Abadí, la ofensiva había sido programada hace más de dos meses, pero fue aplazada debido a varias crisis políticas y algunos problemas de seguridad.

El mayor Dhia Thamir declaró el domingo que las tropas iraquíes habían recuperado el 80 por ciento del territorio alrededor de la ciudad desde que empezó la operación. Según el primer ministro de Irak, la “actual segunda fase de la operación de Faluya” tendrá una duración de no más que 48 horas.

Hace unos días el Ejército ya arrebató al grupo extremista el control del distrito de Karma, situado a 7 kilómetros al noreste de Faluya. Posteriormente se desplegó para librar una batalla que permitiría a las fuerzas progubernamentales entrar en la ‘ciudad de las mezquitas’.

Miles de ‘atrapados’

Cerca de 800 personas han logrado escapar de la ciudad iraquí de Faluya desde que el Ejército de Irak, asistido por algunos pelotones de la Peshmerga kurda, las milicias chiitas y la aviación de una coalición internacional, empezó la ofensiva decisiva contra los yihadistas del Estado Islámico atrincherados en la ciudad. Mientras tanto, se calcula que en Faluya quedan como máximo 50.000 civiles.

El representante de la ONU en Irak, Jan Kubis, instó a las partes del conflicto a agotar los esfuerzos para proteger a la población, en sintonía con los principios internacionales humanitarios, y a permitir que los civiles abandonen de manera digna y segura las zonas de combate. Sin embargo, los extremistas impiden que los civiles abandonen la ciudad, que puede sufrir un asalto en cualquier momento.

“La operación de Faluya significa salvar a los civiles”

No obstante, no todos los participantes se apresuran a conquistar el terreno. Un portavoz de la milicia chiita conocida como Hashd al Shaabi ha declarado a la agencia persa Rudaw que los líderes de la milicia no quieren precipitarse en entrar al centro urbano debido a su preocupación por la vida de los civiles, tal y como insta la ONU.

“Hay dos cosas que no son cruciales para nosotros —dijo Al Shaabi. Una es el marco temporal de la operación. Y la otra es un rápido avance hacia la ciudad. La operación de Faluya significa salvar a los civiles que han quedado bajo el control del EI”.

actualidad.rt.com

alt

Por Jean-Claude Paye

En el contexto de los atentados cuya autoría reclama el Emirato Islámico (Daesh), el gobierno francés impone una serie de reformas tendientes a reforzar considerablemente los poderes de la policía y de la administración a expensas de la justicia. Dado el hecho que esas reformas no tienen nada que ver con la prevención de ese tipo de atentados, que exigiría en primer lugar medidas de orden político, Francia se dirige hacia un régimen de arbitrariedad.

Por amplia mayoría y casi sin debate, la Asamblea Nacional [de Francia] acaba de adoptar –el 9 de marzo de 2016– el nuevo proyecto de ley de reforma penal que «refuerza la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado» [1]. Ese texto tendrá que obtener aún la aprobación del Senado y, por tratarse de un procedimiento acelerado, habrá sólo una lectura en cada cámara.

Este proyecto transfiere al derecho común una serie de disposiciones que hoy se consideran parte de un derecho de excepción. Por ejemplo, en el texto presentado para obtener la opinión del Consejo de Estado, el gobierno confirma su voluntad de «reforzar de forma perenne las herramientas y medios a la disposición de las autoridades administrativas y judiciales, fuera del marco jurídico temporal, aplicado en el marco del estado de urgencia» [2].

Un estado de urgencia sin estado de urgencia

Si bien los dos textos están estrechamente relacionados, no debe confundirse este proyecto de ley con la ley del 20 de noviembre de 2015, que prolonga el estado de urgencia por un nuevo periodo de 3 meses mientras refuerza las restricciones de las libertades privadas y públicas enunciadas en la ley de 1955 [3], porque la nueva ley ya no persigue solamente a los actos sino también a las intenciones. Aunque las medidas de excepción se prolongan nuevamente, el gobierno no ha renunciado a reformar el procedimiento penal. Se trata de incorporar al procedimiento penal una serie de medidas contrarias a las libertades, aunque autorizadas en el marco del estado de urgencia, para poder aplicarlas sin tener que llegar a declarar el estado de urgencia. El objetivo de este último liberarse del principio de separación de los poderes, liquidar el poder judicial y concentrar el conjunto de prerrogativas en manos del poder ejecutivo y de la policía. El procedimiento de reforma del procedimiento penal se inscribe también en ese objetivo.

El texto proporciona una vía penal a los dispositivos legales utilizados en el espionaje contra los ciudadanos franceses. Como se expresa en la exposición de los motivos del proyecto de ley, «el arsenal de prevención», implantado por la ley de Inteligencia [4], «debe completarse con un instrumento judicial» [5]. Gracias a este último, la información obtenida a través de las falsas antenas Imsi-catchers, de la vigilancia con medios de video, de la grabación de imágenes y la implantación de micrófonos en un domicilio podrán ser utilizados para fundamentar acciones penales.

Reforzamiento formal del papel del fiscal

El proyecto de ley refuerza las prerrogativas del fiscal, magistrado dependiente del poder ejecutivo. Se inscribe así en lo que ha sido una constante de la acción gubernamental, independientemente de la tendencia política en el poder, el interés en restringir el papel del juez de instrucción, función vista como demasiado independiente del poder ejecutivo. Lo que se busca es privar al juez de instrucción del carácter exclusivo de algunos de sus poderes, como el control de los procedimientos de investigaciones intrusivas, para ponerlos también en manos del fiscal de la República.

En el texto votado por la Asamblea Nacional, el fiscal se convierte además en un «director de investigación». El fiscal dirige las «investigaciones preliminares», en cuyo marco tiene la prerrogativa de enviar al sospechoso ante los tribunales. Y, posteriormente, expone la acusación en el marco de un proceso judicial que él mismo ha iniciado. O sea, al hallarse simultáneamente en misa, en procesión y repicando campanas, el fiscal se encargará también de verificar si las «investigaciones efectuadas por la policial judicial han sido efectivamente realizadas en busca de elementos incriminatorios tanto como de elementos favorables al sospechoso».

En las investigaciones realizadas bajo la dirección del fiscal, el acceso al expediente se pospone hasta que terminan dichas investigaciones. De esa manera, en el momento de ser acusada, la persona incriminada no dispone de los medios necesarios para cuestionar la legalidad o la necesidad de una técnica investigativa. Contrariamente a lo que sucede con el procedimiento vinculado al juez de instrucción, el acceso al expediente acusatorio sigue siendo de carácter no sistématico. Para «dar nuevos derechos al sospechoso» y, sobre todo, para perennizar el control del fiscal sobre el procedimiento penal, el proyecto de ley introduce una reforma que permite al acusado intervenir en el proceso de investigación. Pero, esto, que parece ir en el sentido correcto, en realidad resulta ser una perversión del sistema judicial y de los derechos de la defensa.

Una perversión del sistema penal

El proyecto de ley introduce así una importante modificación del sistema penal: el paso de un procedimiento inquisitorio, que giraba alrededor del juez de instrucción, a un sistema que se acerca al sistema acusatorio utilizado en los países anglosajones. El texto prevé que se introduzca –desde la etapa de la investigación preliminar, en investigaciones de más de un año– un debate contradictorio con los sospechosos y sus abogados [6]. Estos últimos tendrían la posibilidad de solicitar al fiscal la realización de actos determinados, como audiencias y consultas con expertos. Con la introducción de esos nuevos procedimientos sucederá lo mismo que ya sucede en Estados Unidos: sólo estarán en condiciones de defenderse los individuos que tienen dinero. Para los demás, lo que prevé este proyecto de ley es simplificar las modalidades de presentación ante el juez que pronuncia las liberaciones y detenciones, para poder juzgar a esas personas aún más rápidamente en el marco de un procedimiento de comparecencia inmediata.

A falta de algún tipo de comportamiento sospechosos y de infracción, el fiscal tiene actualmente la facultad de autorizar de forma preventiva que se controle la identidad del sospechoso y que se realicen registros en los vehículos que se encuentren en un lugar preciso y por un periodo determinado. El proyecto de ley extiende este procedimiento al registro de equipajes, que actualmente sólo puede ser autorizado en el marco de una pesquisa. Recordemos que esas inspecciones no apuntan necesariamente contra personas sospechosas sino también a toda persona que se encuentre en un lugar determinado. La extensión prevista por el proyecto incrementa sobre todo el poder de las fuerzas del orden. Los registros no van a realizarse porque los policías tengan algún indicio de que existe un delito sino simplemente porque tienen derecho a llevarlos a cabo, so pretexto de que si están ahí es para evitar o buscar infracciones.

Se aparta al juez de instrucción

El fiscal de la República dispone así de más de las prerrogativas que hasta ahora se reservaban para los jueces de instrucción. El proyecto de ley aparta nuevamente al juez de instrucción, que ya se ve –en Francia– circunscrito a sólo una pequeña parte de los casos.

El juez de instrucción es inamovible: sólo puede desplazarlo el ministro de Justicia y su jerarquía no puede quitarle un caso. En cuanto a su nominación, se impone la opinión del Consejo Superior de la Magistratura, lo cual también garantiza su autonomía. Este magistrado, cuya independencia es intocable, es privado así de la especificidad de su acción: decidir si el sospechoso debe ser enviado o no ante los tribunales e investigar sobre la existencia de elementos incriminatorios o, por el contrario, que favorezcan al sospechoso. Disminuye así el papel del juez de instrucción, y se incrementan el del fiscal así como el de la policía judicial que, es importante recordarlo, no depende del ministerio de Justicia sino del ministerio del Interior, lo cual indica que prevalece su función de guardián del orden.

La vigilancia con medios de video, la recogida de imágenes y la implantación de micrófonos en un lugar o en un domicilio también estaban, hasta ahora, limitadas a las informaciones judiciales que se ponían en manos de un juez de instrucción. Ahora podrán utilizarse desde la fase de investigación preliminar, después de una simple autorización del juez de libertades y detenciones.

Observemos que el incremento de los poderes del fiscal se implanta sin que exista una modificación del estatuto de la fiscalía que otorgue a esta última un mínimo de autonomía en relación con el poder ejecutivo. Ni siquiera llega a concretarse la reforma, anteriormente prevista por [el presidente francés] Francois Hollande, que debía garantizar que el gobierno nombraría a los fiscales después de haber obtenido la conformidad del Consejo Superior de la Magistratura [7].

Una policía incontrolable

En la práctica, el reforzamiento de la función del procurador sólo existe en relación con la del juez de instrucción. En lo que concierne a la policía judicial, el control de este magistrado es sólo formal. En Bélgica, ante la comisión parlamentaria sobre la creación, en 1999, de la policía única, presentada como «estructurada en dos niveles» [8], los fiscales ya hicieron saber que, después de que se autoriza la investigación, ya no tienen el control efectivo del desarrollo de dicha investigación. Esta realidad es aún más acentuada en Francia. La fiscalía ya está tremendamente desbordada de trabajo ya que, al ser poco numerosos, los fiscales tienen un poder de cuasi jurisdicción y tratan la mayoría de los expedientes judiciales. Las nuevas prerrogativas que este proyecto de ley otorga a la fiscalía agravarán ese exceso de trabajo y harán casi imposible que se vigile el trabajo de la policía. Esta última es, en efecto, la gran ganadora de estas reformas, confirmando así su papel central en el actual ejercicio del poder estatal.

Una policía todopoderosa

El incremento de los poderes de la policía se confirma con la extensión del marco de la legítima defensa para las fuerzas del orden. Los policías serán reconocidos como penalmente «irresponsables» si disparan, en caso «de absoluta necesidad», sobre «una persona que haya matado o tratado de matar y esté a punto de hacerlo nuevamente». Cuando se sabe que ya existe una jurisprudencia que reconoce a la policía la legítima defensa por haber matado por la espalda a una persona en fuga [9], se entiende que el objetivo de ese artículo no es tanto proteger a los policías de posibles acciones penales como hacer saber a los ciudadanos que pueden verse tratados como enemigos. Un ejemplo extremo así lo demuestra. La Corte Europea de Derechos Humanos condenó a Francia en un caso donde la justicia [francesa] había pronunciado una orden de sobreseimiento a favor de un gendarme que había matado por la espalda a una persona esposada que había tratado de huir mientras se hallaba en detención preventiva [10]. Las fuerzas del orden también podrán retener a cualquier persona, incluso aunque sea menor de edad, y fuera de la presencia de un abogado, aunque esa persona esté en posesión de un documento de identidad, si existen «serias razones» para pensar que esa persona tiene un «vínculo» con una actividad terrorista, lo cual constituye una condición extremadamente nebulosa e hipotética.

Una versión anterior del proyecto iba aún más lejos con la creación de un delito de «obstrucción al registro». Aunque fue abandonado, ese último artículo muestra perfectamente que el gobierno pretende criminalizar toda forma de resistencia ante la arbitrariedad de la policía. Esta disposición debía acallar las protestas surgidas en respuesta a los abusos cometidos durante la ola de registros autorizados por el estado de urgencia. Además, esta versión anterior del texto indicaba que los policías podían incautar cualquier objeto o documento sin comunicarlo al fiscal [11]. De haberse aprobado aquella versión, la policía se habría visto liberada del último elemento de control judicial, el control del fiscal, ejercido por un magistrado, incluso a pesar de que ese mismo magistrado está a su vez directamente sometido al poder ejecutivo.

El juez de libertades y detención: una coartada

El poder ejecutivo no puede controlar el trabajo de la policía a través del fiscal. El poder judicial también es completamente incapaz de hacerlo a través de la otra figura valorizada por el proyecto de ley, la del juez de libertades y detención. Es sin embargo en este último en quien reposan gran parte de las autorizaciones de aplicación de las disposiciones de la ley. El control de la legalidad y la proporcionalidad de las medidas sólo puede ser formal ya que ese juez no tiene conocimiento del fondo del caso. Sólo tiene acceso al expediente en el momento en que se le entrega y cuando tiene que tomar su decisión. Después de haber extendido la autorización, este juez no dispone de ningún medio que le permita controlar la acción del fiscal y de la policía.

En materia de estatus, el proyecto fragiliza al juez de libertad y detención. Este juez no tiene el grado de independencia de un juez de instrucción, ya que no es nombrado por decreto sino por el presidente de la jurisdicción, que puede sacarlo de esa función de un día para otro si, por ejemplo, se niega a autorizar las escuchas. [12].

En materia de terrorismo, y con la autorización previa del juez de libertades y detención, los registros nocturnos serán autorizados en los domicilios y a partir de la investigación preliminar. Este procedimiento sustituye la autorización que concedía el juez de instrucción en la fase de investigación propiamente dicha (En el marco del estado de urgencia, el prefecto puede ordenarlas [13]). En lo adelante, los registros también podrán realizarse de manera preventiva, en base a la posible existencia de un peligro, cuando se trate de «prevenir un peligro de acción contra la vida o la integridad física» [14].

Los registros nocturnos en los domicilios se convierten en algo muy normal. el texto habla de «un riesgo de acción» sin calificarlo de actual ni de inminente. Se refiere a muy numerosas situaciones, sobre los actos contra la vida, pero también contra la integridad física. O sea, vagas sospechas podrán dar lugar a esas intrusiones en los domicilios y estas irán generalizándose si la limitación de esa medida únicamente a los casos de infracciones terroristas pasa a ser únicamente de carácter temporal.

Registro en los medios informáticos sin garantía judicial

El texto prevé también extender las posibilidades de vigilancia en los lugares públicos y el uso de los IMSI-catchers, antenas capaces de suplantar las estaciones repetidoras corrientes para espiar así los teléfonos y ordenadores. Los IMSI-catchers captan también todos los teléfonos públicos que se hallan dentro de su radio de acción. Se trata de un dispositivo de captura de datos masiva e indiferenciada. Su uso no estará limitado a las investigaciones antiterroristas y podrá renovarse, mensualmente, por periodos muy largos, abriendo así el camino a una captura masiva de información sobre los ciudadanos franceses. El uso de los IMSI-catchers será autorizado por el juez de libertad y detención o, de manera «urgente», por el fiscal de la República. Obsérvese que es generalmente la policía misma quien decide si se trata de una situación «urgente».

Hasta ahora, el uso de los IMSI-catchers podía autorizarse sólo en el marco de investigaciones judiciales, pero estos dispositivos habían sido poco utilizados por los jueces de instrucción debido a la poca claridad jurídica que rodeaba esos dispositivos. La Ley de Inteligencia ya legalizó su uso por parte de los servicios secretos.

El artículo 3 del proyecto de ley sobre el procedimiento penal también prevé extender la captura de datos informáticos a los datos archivados. Será posible capturar el conjunto de datos contenidos en los dispositivos informáticos. Ya no se trata de algo similar a las escuchas selectivas, que apuntan a las conversaciones actuales y futuras, sino que se trata de una búsqueda que puede extenderse a datos muy antiguos. Este último procedimiento normalmente presenta algunas garantías, como la presencia de la persona considerada sospechosa o la presencia de 2 testigos, así como la realización de una copia de seguridad que limita el riesgo de modificación o de intervención exterior en las informaciones recogidas. Por supuesto, ya no es así cuando se trata de la captura de datos [15].

El prefecto: agente del estado de excepción permanente

Al igual que en el estado de urgencia, se refuerzan los poderes del prefecto. El proyecto de reforma sobre el procedimiento penal está en estrecha correspondencia con la ley del 20 de noviembre de 2015, que prolonga el estado de urgencia en el que se criminalizan intenciones, en vez de los actos concretos. La intención terrorista atribuida a las personas que regresan de Siria también está en el centro del dispositivo de «vigilancia» autorizado por el prefecto.

Actualmente, a los «regresos de Siria» se les da seguimiento judicial. Los sospechosos son investigados, puestos bajo detención provisional o bajo control judicial. En lo adelante, los prefectos podrán poner en prisión domiciliaria por un mes y exigirles –durante 3 meses– los códigos de sus teléfonos y ordenadores, obligarlos a prevenirlo de todos sus desplazamientos y prohibirles hablar con determinadas personas. Por supuesto, esas disposiciones presentan las características de un procedimiento judicial, pero se trata de un acto puramente administrativo, de un control sin juez. Esto abre espacio a la arbitrariedad y no deja a la persona afectada ninguna posibilidad de hacer frente a las alegaciones de las que está siendo objeto. A la persona afectada se le atribuye una intención, sin que tenga posibilidades de defenderse. De esa manera, al igual que en el estado de urgencia, el ministro del Interior suplanta al juez de instrucción a través del prefecto. Ese proyecto de ley otorga al ministro del Interior el poder necesario para privar a una persona de su libertad, sin que esa persona haya cometido ningún tipo de infracción penal.

La criminalización de los «regresos de Siria» se inscribe en un procedimiento de doble discurso del poder. El ex ministro [francés de Relaciones Exteriores] Laurent Fabius había declarado públicamente, en agosto de 2012, que «Bachar al-Assad no merece estar sobre la tierra». Y en diciembre de 2012, afirmó ante los medios de prensa, sin ser por ello objeto de ninguna acción judicial bajo la acusación de «apología del terrorismo» [16], que «el Frente al-Nusra está haciendo un buen trabajo». Esta organización yihadista acababa entonces de ser catalogada como terrorista por Estados Unidos [17]. O sea, el gobierno de Francia proclama su respaldo a los grupos terroristas, pero demoniza y persigue a las personas que pudieran haberse visto influenciadas por su retórica.

El juez administrativo: un control aparente

El proyecto de ley otorga al juez administrativo un poder de control sobre los dispositivos vinculados a los «regresos de Siria». Este juex debe «controlar la exactitud de los motivos presentados por la administración, como motivos de su propia decisión y pronunciar la anulación de esta cuando el motivo invocado se basa en hechos materialmente inexactos». De esa manera, contradiciendo el principio mismo de separación de poderes, la administración se controla a sí misma. Además, la vigilancia es puramente formal. El juez administrativo, contrariamente al juez de instrucción y al juez de libertad y detención, interviene sólo después y el control que ejerce es aleatorio. Sólo interviene si la persona arrestada recurre a él. Lo más importante es que este juez no dispone de elementos concretos para fundamentar su decisión. Sólo puede basarse en documentos imprecisos y que no mencionan las fuentes: las notas blancas de los servicios de inteligencia, o sea documentos sin firmas, sin fechas y que ni siquiera precisan de qué servicio provienen.

Por autorización del prefecto y en un marco puramente administrativo de «prevención del terrorismo», la policía podrá proceder también a la inspección visual y registrar equipajes y vehículos. Se ve además liberada de la necesidad de obtener la autorización previa del fiscal si se trata de instalaciones o establecimientos que el prefecto ha declarado «sensibles».

El texto de ley consagra así «la entrada del prefecto en el código de procedimiento penal». Pero, se trata de un retroceso ya que, antes de que la reforma de 1993 [18] se los quitara, el prefecto disponía, en el pasado, de poderes de policía judicial. El antiguo artículo 10 del código de procedimiento penal permitía al prefecto, en caso de actos contra la seguridad interna o de espionaje, hacer el papel de oficial de la policía judicial, o sea ordenar arrestos y acciones de control. Esta concentración recurrente de prerrogativas judiciales en manos del prefecto indica que, en el país de Montesquieu, la separación de poderes, considerada un patrimonio nacional, ha sido siempre, como mínimo, errática.

NOTAS

[1] «Projet de loi renforçant la lutte contre le crime organisé et son fonctionnement, l’efficacité et les garanties de la procédure pénale», Assemblée nationale, 3 de febrero de 2016.

[2] Jean-Baptiste Jacquin, «Les pouvoirs de police renforcés pour se passer de l’état d’urgence», Le Monde, 6 de enerodo de 2016.

[3] «Loi n° 55-385 du 3 avril 1955 relative à l’état d’urgence, version consolidée au 15 mars 2016».

[4] «Loi française sur le Renseignement, Société de surveillance ou société surmoïque», Jean-Claude Paye, Réseau Voltaire, 28 de noviembre de 2015.

[5] «Projet de loi renforçant la lutte contre le crime organisé, le terrorisme et leur financement, et améliorant l’efficacité et les garanties de la procédure pénale » (JUSD1532276L), Consejo de ministros del 3 de febrero de 2016.

[6] Jean-Baptiste Jacquin, «Réforme pénale: les procureurs prennent la main sur les enquêtes», Le Monde, 4 de marzo de 2016.

[7] Jean-Baptiste Jacquin, «Comment la réforme pénale renforce les pouvoirs des procureurs», [en español, “Cómo la reforma penal refuerza los poderes de los fiscales”]. Le Monde, 4 de marzo de 2016.

[8] Ver, Jean-Claude Paye, «Vers un État policier en Belgique?», Le Monde diplomatique, noviembre de 1999 y Vers un État policier en Belgique, EPO, Bruselas 2000, 159 p.

[9] «Acquittement du policier qui avait tué un braqueur et colère des parties civiles», [en español, “Absolucion del policía que mató a un asaltante y cólera de las partes acusadoras”], L’express.fr, 15 de enero de 2016.

[10] «Le gendarme tue le gardé à vue: la France condamnée par la CEDH»,Net-iris.fr, 18 de abril de 2014.

[11] Sylvain Rolland, «Sécurité: l’inquiétante dérive vers la surveillance de masse», La Tribune.fr, 4 de diciembre de 2015.

[12] Questions/réponses critiques du Syndicat de la magistrature sur le projet de loi criminalité organisée/terrorisme, [en español, “Preguntas/respuestas críticas del Sindicato de la Magistratura sobre el proyecto de ley criminalidad organizada/terrorismo], Syndicat de la Magistrature, 14 de marzo de 2016, p. 9.

[13] En Francia, el prefecto es un alto funcionario nombrado directamente por el Estado en un departamento o región para representar ese mismo Estado y sus instituciones y garantizar el respeto de la ley en el territorio bajo su responsabilidad. Nota del Traductor.

[14] Jean-Baptisque Jacquin, «Les pouvoirs de la police renforcés pour pouvoir se passer de l’état d’urgence», Le Monde, 6 de enero de 2016.

[15] Op. Cit. p. 8.

[16] La acusación por apología del terrorismo fue creada por la Ley que refuerza las disposiciones sobre la lucha contra el terrorismo, ley aprobada el 14 de noviembre de 2014. Ver Jean-Claude Paye, «Criminalización de Internet en Francia», Red Voltaire, 26 de septiembre de 2015.

[17] «Des Syriens demandent réparation à Fabius», Le Figaro con AFP, 10 de diciembre de 2014; y «Des Syriens attaquent l’État en appel», Le Figarocon AFP, 7 de septiembre de 2015.

[18] «Loi n° 93-2 du 4 janvier 1993 portant réforme de la procédure pénale, Version consolidée au 13 mars 2016», Légifrance.

alt

Por Thierry Meyssan

Según la prensa estadounidense, el mes pasado un grupo armado entrenado por el Pentágono atacó a otro grupo… entrenado por la CIA. ¿Cuál es la lógica, superior a la del Departamento de Defensa y a la de los servicios secretos, que anima los actos de la Casa Blanca? ¿Por qué Washington está dispuesto a sacrificar a sus aliados para seguir prolongando más y más esta guerra? ¿Por qué impusieron Rusia y China su veto a Estados Unidos, desde 2012?

Traducción íntegra del video

Thierry Meyssan: Hola. Hace un mes, la prensa estadounidense revelaba que tropas entrenadas por el Pentágono estaban luchando contra otras tropas, entrenadas por la CIA, en el norte de Siria.

La prensa, en Estados Unidos, se asombraba ante estas contradicciones. Nosotros, en cambio, llegamos a una conclusión.

Hasta ahora, habíamos interpretado las oposiciones internas de la política de Estados Unidos como una oposición entre dos grupos diferentes: de un lado, los que eran favorables a la paz aquí [en Siria], y del otro lado, los que querían continuar con el proyecto de rediseño del “Gran Medio Oriente” y, por consiguiente, desbaratar todo.

Pero este hecho, estos grupos que luchan entre sí, nos muestra que hay otra lógica diferente a esas dos y una lógica que es superior a esas dos. ¿Cuál es esa lógica?

En realidad, para entender lo que constituye el fondo de la estrategia internacional de Estados Unidos no podemos limitarnos a mirar Siria y nada más. Hay que mirar simultáneamente el conjunto del proyecto en el mundo entero.

Y, ¿qué vemos entonces?

Hay actualmente dos grandes focos de guerra: Siria y Ucrania. Hay, además, tensiones en desarrollo en el Mar de China. ¿Por qué? Porque Estados Unidos, para conservar su dominación económica y política sobre el resto del mundo, tiene que garantizar que China y Rusia nunca lleguen a desarrollar vías comerciales continentales que les permitirían invadir los mercados europeos y, finalmente, llegar a dominar económicamente el conjunto del planeta.

Por lo tanto, Estados Unidos tiene como proyecto impedir la construcción de la “Nueva Ruta de la Seda” que el presidente chino había anunciado en 2012 y que constituye el objetivo mismo de su presidencia. Ustedes recuerdan seguramente que la Ruta de la Seda es aquella ruta que existió en la Antigüedad, alrededor de 500 años antes de Cristo, y que iba desde la antigua capital china, en Xi’an, hasta el Mediterráneo a través de toda Asia Central y luego Pakistán, Irán, Irak, Siria. Esa Ruta pasaba por el desierto, llegaba a Palmira y luego a Damasco, donde se dividía en dos. La mercadería pesada partía hacia Antioquía, hoy perteneciente a Turquía, lo cual es reciente porque entonces era siria, y había una segunda ruta para la mercadería más ligera, ruta que era por consiguiente más rápida y que iba hacia Tiro, hoy territorio libanés. De allí, las mercancías chinas llegaban a todo el Mediterráneo y a toda Europa.

El proyecto del presidente chino Xi Jinping es restablecer esa ruta comercial y crear además otra, que iría a través de Rusia y Ucrania hasta Berlín y toda Europa.

Así que la operación realizada en Ucrania corta la Ruta de la Seda en ese punto. Se proyectó entonces pasar por Bielorrusia, el señor Xi viajó entonces a Bielorrusia y se firmaron muchos tratados en aquel momento. Pero ahora Bielorrusia está cambiando de bando y ustedes saben que, hace algunos meses, Bielorrusia vendió armas a Qatar, armas que probablemente fueron utilizadas por los yihadistas aquí [en Siria]. Pero eso último no es seguro. También es posible que se hayan utilizado en Libia o en Yemen.

En todo caso, la ruta que debía pasar a través del Asia Central no puede, en este momento, atravesar el desierto iraquí ni el desierto sirio. Pero hay otras dos posibilidades: pasar por Turquía o pasar por el Canal de Suez, y ya se sabe que el año pasado China multiplicó por dos la capacidad del Canal de Suez.

O sea, si analizamos todo esto, eso quiere decir que no es posible –por el momento– liberar la totalidad del territorio sirio y que hay que considerar que, en un primer momento, la frontera entre Siria e Irak seguirá siendo una zona de caos. Pero, aún así, eso no impide que se libere el resto del territorio. Eso debe implicar una reorientación de la estrategia militar ya que, de ser exacto este análisis, Estados Unidos no permitirá nunca –en la actual situación– que se restablezca la paz en la frontera sirio-iraquí, aunque sí es posible desde ya liberar Idlib y Alepo, por ejemplo.

Así que tenemos que conservar en mente esta estrategia. Darnos cuenta de que esta estrategia domina las relaciones internacionales en su conjunto ya que, hoy en día, por ejemplo, las negociaciones comerciales de Estados Unidos –el TTIP con Europa, el TPP con la ASEAN [Asociación de Países del Sudeste Asiático]– tienen como único objetivo mantener la Unión Europea fuera de los contactos con Rusia y la ASEAN fuera de los contactos con China. Pero es en ambos casos la misma estrategia de Estados Unidos para impedir la creación de la Nueva Ruta de la Seda.

Mantengamos entonces este análisis en mente y reorientemos la estrategia militar.

alt
 
Por Gonzalo Araluce
“Fuerzas kurdas iraquíes y chiítas turcomanas han recapturado la ciudad de Bashir al Estado Islámico”. La información ofrecida por la agencia France Press habla de la importancia de este enclave y de otras aldeas próximas, en las que los miembros del Daesh habían perpetrado ataques químicos que habían acabado con la vida de tres niños. La toma de Bashir, bastión ubicado en la provincia de Kirkuk, al norte de Irak, representaba una inyección de moral en la lucha contra el terror yihadista. Y, en la operación, participaron tres ex militares españoles que han viajado hasta el Kurdistán para combatir contra los radicales.

Simón, El Gallego y El Paraca son los sobrenombres con los que se conoce a los tres españoles integrados en una unidad coordinada por peshmergas kurdos. Los dos primeros formaron parte de diferentes cuerpos del Ejército español; el tercero deberá afrontar una causa por un delito de deserción cuando regrese a España por abandonar la autoridad castrense.

“A las 4 de la madrugada, con dos vehículos Hamvees, los voluntarios extranjeros y en unión a nuestra brigada peshmerga, nos hemos unido a la toma de Bashir en una operación conjunta del ejército iraquí, los peshmergas y las milicias chiíes”, relatan los españoles. “Ocho horas de combate”, explican, en los que hubo “intercambio de artillería y fuego de morteros”. Por parte del Daesh, “coches y camiones bomba”; por el lado kurdo-chií, “helicópteros artillados”.

El asalto a Bashir, cuentan, concluyó a las 18.00 del 30 de abril. Aunque durante la noche todavía se registraron “intercambios de disparos”: “Quedan focos de resistencia”, advierten. Tras la toma de la ciudad, una ducha para regresar de nuevo al frente: “Todos los cercanos, bien -explican-. Sin bajas entre conocidos”. La ciudad fue reconquistada 23 meses después, cuando fue tomada por el Estado Islámico.

Una victoria para calmar los ánimos

“Ahora está la cosa más tranquila, sobre todo a partir de la batalla de Bashir”, reconoce un amigo de Simón, uno de los combatientes españoles. Según cuenta, en los últimos compases del conflicto, el batallón compuesto por voluntarios extranjeros -en el que están integrados los exmilitares de las Fuerzas Armadas- se habían visto envueltos en los combates que esporádicamente sostienen los kurdos y los chiítas. Ambas fuerzas combaten contra el Estado Islámico, pero también tienen sus diferencias entre sí.

“Dos días antes de esa batalla fue cuando los chiítas habían atacado un poblado kurdo y éstos habían contestado”, apunta. Una circunstancia que hizo que los españoles se sintieran “molestos”: “Están con los kurdos y les deben obediencia, pero ellos no están ahí para enfrentarse a los chiítas -afirma-. Los del Daesh deben estar frotándose las manos”.

Pero la lucha para tomar Bashir, en la que chiítas y kurdos participaron junto con las tropas oficiales iraquíes, valió para “calmar los ánimos” con este asunto. “Ahí se acabó el problema del conflicto interno. Desde entonces no ha habido problemas”, asegura el amigo de Simón.

Los exmilitares alcanzaron el Kurdistán a través de una agencia francesa, que organiza las gestiones para que los “voluntarios” puedan integrarse en las filas que combaten contra el Estado Islámico. Simón, El Gallego y El Paraca forman parte de una “unidad de intervención rápida”. Sus funciones, enumera el amigo de Simón, son “hacer de escolta de los mandos, desactivar explosivos, recogen refugiados que huyen de los lugares controlados por Daesh y también combatir en el frente en batallas como las de Bashir”.

En los vídeos y fotos que hacen llegar a España se pueden ver los enseres que les acompañan. Una bandera española con el mensaje “Reinaré en España, ¡viva Cristo Rey!”, una figura de la Virgen de Lourdes, un patito de plástico vestido con hábito franciscano. Y las armas, siempre a punto para entrar en combate.

El futuro de los tres españoles

Tanto Simón como ElGallego consideran que, cuando regresen a España, difícilmente podrán ser juzgados o condenados por su participación en el conflicto. Los pasaportes y los visados están en orden y en el Kurdistán cuentan con un permiso de armas especial. Fuentes diplomáticas advierten, no obstante, que la participación en una guerra al margen de las decisiones tomadas por el Gobierno español -aunque sea integrados en los peshmerga, bando reconocido como actor válido por la comunidad internacional- puede constituir un delito.

El Ministerio de Asuntos Exteriores es tajante en cuanto a la posibilidad de viajar a Irak: “El Estado no resultará responsable en modo alguno ni por ningún concepto de los daños o perjuicios que, tanto por la observancia como por desconocimiento o no atención de la recomendación, pudieran ocasionarse a personas o bienes”, advierte.

Más certero es el futuro que le depara al Paraca, que abandonó su unidad en las Fuerzas Armadas sin avisar y será juzgado por este delito al regresar. Pero, según cuenta el amigo de Simón, no piensan en lo que les ocurrirá cuando llegue la hora de volver: “Son conscientes del peligro que corren y están preparados para todo, hasta para el peor desenlace -asevera-. Por eso, la menor de sus preocupaciones es lo que la Justicia española pueda hacer con ellos”.

Es posible gracias a la modificación IWBU, que dota al B-52 con bombas inteligentes de alta precisión y aumenta el alcance de sus vuelos.

Bombardero estratégico de largo alcance B-52

Bombardero estratégico de largo alcance B-52US AIR FORCEAFP

 

La semana pasada, el 96.º Escuadrón de la Bomba de la Fuerza Aérea estadounidense en la Base Barksdale (estado de Luisiana) se convirtió en la primera unidad en capacitar a sus pilotos usando bombarderos estratégicos Boeing B-52 Stratofortress con una mejora que hace más letal a este avión militar popular de la Fuerza Aérea del país norteamericano, escribe el portal de noticias Airforce-technology.

Se trata de la modificación 1760 Internal Weapons Bay Upgrade (IWBU), el proyecto de modernización del B-52 que prevé dotar al bombardero con un novedoso sistema lanzador convencional rotatorio. IWBU proporciona al B-52 la capacidad de transportar hasta ocho bombas guiadas inteligentes JDAM (antes los B-52 solo podían lanzar bombas no guiadas). El proyecto IWBU se inició en 2013 y tiene un coste de 313 millones de dólares.

Según uno de los instructores del servicio de sistemas de armas del 96.º Escuadrón de la Bomba, el capitán Kenny, esta modificación hará más letal a este avión al permitirle “reducir el número de aviones necesarios para ejecutar una misión”. Kenny también afirmó que IWBU disminuirá los gastos de combustible, lo que ampliará su alcance.

¿Qué son las bombas inteligentes JDAM?

JDAM es la abreviación de Joint Direct Attack Munition (munición de ataque directo conjunto), unas bombas de precisión desarrolladas por EE.UU. que convierten a las bombas de caída libre en bombas guiadas o bombas ‘inteligentes’. En su cola estas bombas disponen de un sistema de navegación inercial asociado al sistema de posicionamiento satelital GPS. Las bombas con este sistema de posicionamiento tienen una precisión circular de aproximadamente 13 metros.

Se prevé que el B-52 permanezca activo en la flota de la Fuerza Aérea hasta el año 2040, momento en el que habría completado casi un siglo de servicio. El B-52 está apoyando a la coalición antiterrorista de EE.UU. y a las fuerzas aliadas en Siria en el marco de la operación Inherent Resolve (‘determinación inherente’).

actualidad.rt.com

¿Nueva guerra en Oriente Medio?

Publicado: mayo 28, 2016 en 1- NEWS

El libro “El Arte de la Guerra” del general, estratega y filósofo chino Sun Tzu (considerado el mejor libro de estrategia de todos los tiempos y libro de cabecera de estadistas como Maquiavelo, Napoléon o Mao Tse Tung), es un tratado que enseña la estrategia suprema de aplicar con sabiduría el conocimiento de la naturaleza humana en los momentos de confrontación. La doctrina geopolítica de Obama diseñada por Zbigniew Brzezinski sería en gran parte deudora de dicho manual pues intenta desentrañar las raíces de un conflicto y buscar una solución, aplicando la máxima de Sun Tzu “la mejor victoria es vencer sin combatir y esa es la distinción entre el hombre prudente y el ignorante”, con lo que se adelantaría casi 2.500 años al desenlace del contencioso nuclear iraní. Así, tras 21 meses de negociaciones , Irán y los países del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania) han alcanzado un acuerdo sobre el programa nuclear del país asiático, por el que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) e Irán acuerdan un calendario de actividades para poder certificar antes de que termine 2015 «todos los asuntos pasados y presentes pendientes, que todavía no han sido resueltos por el OIEA e Irán». Dicho acuerdo incluiría el beneplácito de Washington para que Teherán enriquezca su uranio y lo transforme en combustible para el reactor iraní, (siempre bajo control de la OIEA), lo que permitiría un mejor control del stock de uranio enriquecido de Irán y fuente de inquietud entre los occidentales e Israel, que temen que Teherán lo pueda emplear para fabricar armas atómicas, (acusaciones que Irán ha desmentido siempre categóricamente) y en el supuesto de restablecerse las relaciones diplomáticas entre ambos países, Rowhani conseguiría su objetivo de que se reconozca el papel de Irán como potencia regional logrando de paso el incremento de cooperación irano-estadounidense y la resolución del avispero sirio e iraquí, (Conferencia de Viena y Plan Biden).

El contencioso nuclear iraní

Irán adquirió una dimensión de potencia regional gracias a la política errática de Estados Unidos en Iraq, (fruto de la miopía política de la Administración Bush obsesionada con el Eje del Mal ) al eliminar a sus rivales ideológicos, los radicales talibanes suníes y a Sadam Husein con el subsiguiente vacío de poder en la zona y propuso una negociación global con el grupo de contacto para tratar todos los aspectos que le enfrentan a los países occidentales desde hace treinta años, tanto el asfixiante embargo ha ha azotado a la República Islámica como los activos iraníes bloqueados en Estados Unidos , el papel regional de Irán y la cooperación relativa a la seguridad en Iraq y Afganistán. El presidente Mahmoud Ajmadinejad estiró la cuerda hasta el límite en la seguridad que Estados Unidos no atacaría y limitaría cualquier acción individual de Israel (proyecto descartado de bombardear la central de Natanz con jets comerciales), pues un bloqueo del estrecho de Ormuz por el que pasa un tercio del tráfico energético mundial podría agravar la recesión económica mundial y debilitar profundamente todo el sistema político internacional.

Así, en una entrevista a Brzezinski realizada por Gerald Posner en The Daily Beast (18 de septiembre de 2009) afirmó que “una colisión estadounidense-iraní tendría efectos desastrosos para Estados Unidos y China, mientras Rusia emergería como el gran triunfador, pues el previsible cierre del Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico donde atraviesa el transporte de petróleo destinado al noreste asiático (China, Japón y Sur-Corea), Europa y Estados Unidos, elevaría el precio del oro negro a niveles estratosféricos y tendría severas repercusiones en la economía global , pasando a ser la UE totalmente crudodependentiente de Rusia”.

Según estimaciones de la AIE (Agencia Internacional de la Energía), 13,4 millones de barriles por día (bpd) de crudo pasarían a través del estrecho canal en buques petroleros, (lo que representaría el 30 % del suministro de crudo que se comercializa mundialmente), bloqueo que por mimetismo se extendería al paso del Canal de Suéz , considerado como uno de los puntos más importantes para el comercio mundial ya que transporta 2,6 millones de barriles de crudo al día (lo que representa casi 3% de la demanda mundial diaria de petróleo) y asimismo es una ruta relevante para el gas natural licuado (GNL), pues cerca de 13% de la producción mundial de dicho gas transitó por ella en el 2010 y su hipotético cierre provocaría la interrupción del suministro de alrededor de 2,6 millones de barriles diarios y al Golfo de Adén que conecta a través del Canal de Suéz el Océano Índico con el Mar Mediterráneo y con un tránsito de más de 18.000 buques según estadísticas oficiales citadas por el diario económico búlgaro, Capital.

Irán poseería según los expertos, las terceras mayores reservas probadas del mundo de petróleo y gas pero carecería de la tecnología suficiente como para extraer el gas en los yacimientos más profundos y necesita una urgente inversión multimillonaria para evitar un deterioro irreversible en sus instalaciones, pues de acuerdo con el quinto plan quinquenal 2015-2020 , el Gobierno iraní estaría obligado a invertir unos 155.000 millones de dólares para el desarrollo de la industria petrolera y gasística , lo que en la práctica se traduce en un enorme pastel para las multinacionales rusas, chinas y occidentales y en un incremento de la oferta de crudo iraní hasta los 1,5 millones de barriles/día en el plazo de un año con el consiguiente desplome de los precios de los crudos de referencia Brent y Texas. Además,la revitalización del acuerdo de cooperación energética del 2010 entre Irak, Irán y Siria para la construcción del gaseoducto de South Pars a Homms que conectaría el Golfo Pérsico con el Mar Mediterráneo relativizaría la importancia estratégica del Proyecto del Gasoducto Trans-Adriático (TAP), (sustituto del fallido gasoducto Nabucco proyectado por EEUU para transportar el gas azerbaiyano a Europa a través de Turquía),así como el papel relevante de los Emiratos Árabes como suministradores de crudo a Occidente, lo que explicaría el afán de Qatar, Arabia Saudí y Turquía por torpedear el acuerdo del G5+1-Irán.

¿Nueva Guerra en Oriente PROME?

El inesperado triunfo de Netanyahu en las recientes elecciones ha supuesto la formación de un Gobierno de Guerra totalmente contrario a la existencia de dos Estados independientes (Israel y Palestina) que ha acelerado la construcción de nuevos asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este y aumentado la presión a la Administración Obama para abandonar la ronda de conversaciones del G5+1 con Irán. Sin embargo, el mensaje diáfano de la Administración Obama hacia Israel sería que “la paz en Oriente Próximo y Medio (Oriente PROME) es posible a través del diálogo y que Israel y Estados Unidos tienen que negociar con Irán y con Siria, dos actores cruciales en la política de Oriente Próximo”, postulados que serían un misil en la línea de flotación del Gobierno de Netanyahu y de la Cuarta Rama del Poder de EEUU que aspiran a resucitar el endemismo del Gran Israel (Eretz Israel).

En consecuencia, tras la aprobación del Congreso y Senado de EEUU de una declaración preparada por el senador republicano Lindsey Graham y el democráta Robert Menéndez que señala con rotundidad que “si Israel se ve obligado a defenderse y emprender una acción (contra Irán), EEUU estará a su lado para apoyarlo de forma militar y diplomáticamente” y la firma de un acuerdo definitivo del G 5+1 con Irán sobre el contencioso nuclear iraní que no contaría con el visto bueno de Netanyahu , asistiremos al aumento de la presión del lobby pro-israelí de EEUU ( AIPAC) para proceder a la desestabilización de Siria e Irán por métodos expeditivos en la etapa post-Obama. Dicha guerra será un nuevo episodio local que se enmarcaría en el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría EEUU-Rusia e involucrará a ambas superpotencias teniendo como colabores necesarios a las potencias regionales (Israel, Egipto, Arabia Saudí e Irán), abarcando el espacio geográfico que se extiende desde el arco mediterráneo (Libia , Siria y Líbano) hasta Yemen y Somalia y teniendo a Irak como epicentro ( rememorando la Guerra de Vietnam con Lindon B. Johnson (1963-1.969).Así, Siria, Líbano e Irak serían tan sólo el cebo para atraer tanto a Rusia como a China y tras desencadenar una concatenación de conflictos locales (Libia y Líbano), desembocar en un gran conflicto regional que marcará el devenir de la zona en los próximos años y cuyo desenlace podría tener como efectos colaterales el diseño de una nueva cartografía favorable a los intereses geopolíticos de EEUU, Gran Bretaña e Israel con la implementación del Gran Israel (“ Eretz Israel”).

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ-Analista