El montaje del “bombardeo químico”: Según la ONU, “No podemos confirmar que el ataque químico en Siria fuera aéreo”. Y Trump no se sabe si sube o baja…

Publicado: abril 7, 2017 en 1- NEWS

El alto representante de la ONU para Asuntos de Desarme indica que ni Naciones Unidas ni la Organización para la Prohibición de Armas Químicas pueden confirmar cómo se ejecutó el ataque.

La ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) no pueden confirmar en el momento actual que el incidente con armas químicas de la provincia siria de Idilb fuera resultado de un ataque aéreo, ha declarado este miércoles el alto representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, informa TASS.

Según Won-soo, continúa llegando información sobre lo sucedido y, por el momento, no se tiene una idea completa del incidente. “Según los informes, el ataque se efectuó desde el aire y afectó a una zona residencial. Sin embargo, no se puede confirmar con certeza el modo de ejecución del presunto ataque en la etapa actual”, explicó.

“El proyecto es inaceptable”

Horas antes, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, denunció que el “inaceptable” proyecto de resolución sobre armas químicas en Siria propuesto por Occidente tiene “carácter antisirio” y puede imposibilitar el proceso de negociaciones. Según explicó Zajárova, Moscú considera que los medios de comunicación occidentales se han apresurado a culpar a Damasco del supuesto uso de armas químicas y aboga por llevar a cabo una investigación completa.

¿Qué hace Occidente para ayudar a Siria?: Rusia arremete contra Reino Unido ante la ONU

El viceembajador ruso ante la ONU critica con dureza la actitud de Londres.

Durante la reunión de emergencia que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha celebrado este miércoles, el viceembajador de Rusia ante ese organismo, Vladímir Safronkov, ha arremetido con dureza contra Reino Unido.

Safronkov ha declarado que las acusaciones británicas a Rusia son “irresponsables” y “una falta de respeto”, debido a que el Gobierno de Theresa May “no hace nada” para resolver la situación en Siria, salvo presentar “borradores provocadores” ante el Consejo de Seguridad.

Este diplomático ruso se ha manifestado de este modo después de que el embajador de Reino Unido ante la ONU, Mark Rycroft, demandara que Rusia deje de apoyar al presidente de Siria, Bashar Al Assad, con el argumento de que “teníamos un plan” que contaba con “apoyo”, pero Moscú “lo rechazó para proteger a Assad”.

Vladímir Safronkov ha destacado que los británicos “no tienen” ningún sentido de la responsabilidad en Siria porque solo se guían por “la necesidad de cambiar el régimen” y esa “obsesión” dificulta el trabajo del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Consejo de Seguridad de la ONU se ha reunido de urgencia un día después de que un supuesto ataque químico en la región siria de Idlib matara a un mínimo de 100 personas y provocara heridas a alrededor de 400, que mostraron síntomas de asfixia.

  • El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el secretario de Estado del país, Rex Tillerson, han atribuido la responsabilidad por el “ataque químico” al Gobierno de Bashar al Assad.
  • El Ejército sirio niega rotundamente el uso de materiales químicos o tóxicos en la localidad y responsabiliza del ataque a los grupos terroristas que operan en la zona.
  • El enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha anunciado que el Consejo de Seguridad de la organización se reunirá este martes para tratar este ataque “horrible”.
  • Por el momento, ni la ONU ni la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) han reportado los resultados de su investigación del ataque.
  • Tras la aparición de las informaciones sobre el uso de armas químicas en el ataque, EE.UU., Francia y el Reino Unido han presentado ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución sobre lo sucedido.
  • Este proyecto de resolución resulta “inaceptable”, tiene un “carácter antisirio” y puede provocar que las negociaciones resulten imposibles, según ha manifestado la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

Rusia presenta ante la ONU su proyecto de resolución para investigar el ataque químico en Idlib

Rusia ha presentado ante el Consejo de Seguridad de la ONU su propio proyecto de resolución para investigar el supuesto uso de armas químicas en el ataque a la provincia siria de Idlib.

Rusia ha presentado este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU su propio proyecto de resolución con el fin de investigar el incidente del supuesto uso de armas químicas en la ciudad siria de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, que se cobró decenas de vidas este martes.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Fiódor Strzhizhovski, ha señalado que el documento representa una alternativa al proyecto de resolución propuesto por Occidente.

Este miércoles la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha calificado de “inaceptable” la iniciativa de los países occidentales e indicó que tiene un “carácter antisirio”. Strzhizhovski ha agregado que su proyecto de resolución parece haber sido elaborado “con prisa y de manera extremadamente negligente”.

Asimismo, ha señalado que el conciso proyecto elaborado por Moscú se enfoca “en la investigación real y no en declarar quiénes son los culpables antes de que se establezcan los hechos”. Los miembros del Consejo de Seguridad ya han iniciado las consultas para elaborar un proyecto de resolución que sirva de compromiso.

Siria entregó a la OPAQ evidencias sobre transporte de sustancias químicas a Siria por Al Nusra

El viceministro de Relaciones Exteriores y Expatriados, FaIsal Mikdad, ha subrayado que hace unas semanas el gobierno sirio proporcionó a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) información sobre el transporte de sustancias tóxicas a Siria por parte de la organización terrorista Al Nusra y dijo que Siria se opone a la utilización de armas químicas por cualquier persona, en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia.

Mikdad indicó que, en las últimas semanas, el gobierno sirio ha facilitado a la OPAQ y a la ONU informes documentados sobre el transporte de sustancias tóxicas a Siria y el almacenamiento de esas actividades por parte de organizaciones terroristas, entre ellas Al Nusra, señalando que estos documentos fueron obtenidos por la OPAQ y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Él afirmó que el Ejército Árabe Sirio no posee armas químicas y nunca ha utilizado tales armas ni siquiera en las batallas más feroces con los grupos terroristas, aclarando que Siria ha cumplido todas sus obligaciones con la OPAQ y la organización lo ha admitido.

El viceministro reiteró que el uso de armas químicas por parte de organizaciones terroristas de nuevo en los territorios sirios tiene como objetivo lograr una ganancia política barata y justificar su fracaso en las conversaciones de Astaná y Ginebra.

“Sacrificar las vidas de los civiles sirios de esta manera para lograr objetivos políticos es una política barata”, dijo Mikdad, refiriéndose a este respecto a la declaración del jefe del régimen turco, Recep Tayyip Erdogan, en la que arrojó lágrimas de cocodrilo por el destino del pueblo sirio, aunque es responsable de la muerte de decenas de miles de sirios por su apoyo a los grupos terroristas.

“Estamos siendo testigos de uno de los ataques que se han repetido en las últimas semanas y meses”, continuó diciendo, Mikdad, indicando que la victoria de Alepo y los avances logrados por el Ejército Árabe Sirio en los alrededores de Damasco y Hama y el fracaso de las ofensivas terroristas de An Nusra en tales lugares son la razón que está detrás de esta campaña.

Él exhortó al enviado especial de la ONU a Siria, Staffan de Mistura, a que sea razonable y practique el papel de mediador honrado, y no se ponga al lado de los terroristas, agregando que los grupos terroristas y sus partidarios en Gran Bretaña, Francia, Turquía y Arabia Saudí son los que cometieron este crimen.

Mikdad pidió a la comunidad internacional que procesen a las partes que cometieron este crimen, considerando que los debates de la Conferencia de Bruselas que se celebrará el miércoles serán para fabricar cargos contra Siria.

“Los grupos terroristas y las llamadas oposiciones sirias no han estado en línea con los planes y objetivos del proceso de restablecer la seguridad y la estabilidad de Siria, y, por lo tanto, todos estos partidos están lanzando hoy una campaña sistemática e injusta contra Siria”, dijo.

“Estamos condenando enérgicamente estos ataques contra nuestro pueblo por parte de las organizaciones terroristas y sus partidarios, en particular los regímenes turco y saudí”, dijo Mikdad, señalando que estos dos regímenes no dudan en usar cualquier arma en sus intentos de socavar la voluntad del pueblo sirio y fabricar acusaciones contra el gobierno sirio”.

Ataque químico en Siria: “estamos ante un montaje”

La aviación siria atacó un depósito donde los terroristas fabricaban armas químicas. Pero EEUU, Europa y la ONU, dieron la vuelta a los hechos: lo vendieron como un ataque químico por parte de las fuerzas sirias. Sin presentar las pruebas que dice tener, la voz estelar del canciller británico Boris Johnson acusó al Gobierno legítimo de Bashar Asad.

El pasado martes la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y Revolucionarias de Siria acusó a las tropas gubernamentales del supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun, con un balance de 80 muertos y 200 heridos.

El analista internacional y director de Elespiadigital.com Juan Antonio Aguilar indica que “en este nuevo incidente nos volvemos a encontrar con los mismos actores de siempre”. Y explica cómo se dio la sucesión de hechos. La noticia se supo “a través de “un ‘télex’ de la agencia Reuters citando al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que todos sabemos ya que es una entidad llevada por un personaje oscuro en Coventry, creada por el MI6 británico, y es el que emite el primer comunicado que reproduce Reuters”.

Aguilar prosigue. “Posteriormente llegan las primeras acusaciones de los ‘Cascos blancos’, que es el Frente Al Nusra, y tras ello el comunicado de la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y Revolucionarias de Siria, que es otra entidad fantasmal que no sabemos a quién agrupa y a quién representa”.

“Inmediatamente comienza a actuar la segunda línea de actores. Se transmite a todos los medios de comunicación occidentales, y aparecen los mismos personajes de siempre: el señor (Stafan) de Mistura por la ONU, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), la señora (Federica) Mogherini por la UE, el ministro de Exteriores británico (Boris Johnson), el Gobierno francés, Amnistía Internacional. Es decir, los mismos actores de siempre, con los mismos argumentos de siempre, y sin presentar ninguna prueba. Estamos ante un escenario que ya hemos visto otras veces”.

“Ante la posibilidad de que la administración norteamericana se avenga a un acuerdo con Rusia para la finalización del conflicto, los otros actores a los que eso no les interesa en lo más mínimo, intentan boicotearlo”.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que la aviación siria atacó cerca de Jan Sheijun los depósitos con armas químicas que se iban a enviar a los terroristas en Irak.

Juan Aguilar desmonta el bulo del ataque químico. “Los terroristas señalan que han sido atacados con gas sarín. Esto podemos ponerlo en duda ya, simplemente por las fotos que esa organización sospechosa llamada ‘Cascos blancos’ ha hecho públicas en las que se ve cómo los afectados son atendidos por una serie de personas que no llevan ni siquiera guantes. Ya no digo escafandras u otro tipo de trajes de protección. Se sabe que el gas sarín se pega a la piel y produce intoxicación en pocos minutos. En cambio no se ve ese tipo de protección”.

Aguilar avanza en el análisis que le permiten hacer las fotos que se han hecho públicas como pertenecientes al ataque. “Es muy posible que la intoxicación fuera por cloro, y no por gas sarín. Ahora bien, si es por cloro, es evidente que ningún arma militar lanza cloro. Ese es un componente que suele estar en los depósitos donde se fabrican las armas químicas”.

Con estas acusaciones, para Aguilar se intenta ocultar la matanza de civiles realizadas por Occidente días atrás, tanto en Irak como en Siria. “Por otro lado, sólo la semana pasada, bombardeos de la alianza liderada por EEUU mataron a unos 300 civiles en la zona de la ciudad iraquí de Mosul y de la siria de Raqa. ¿De qué estamos hablando”, se pregunta el analista. “Y es que la mentira, la manipulación, empieza a ser tan excesivamente descarada, que ya no sé si nos tratan a todos como imbéciles”.

“En la guerra híbrida, uno de los factores fundamentales es el control de la información, porque la información se convierte en arma de presión, no tanto directamente a los Gobiernos, y menos a los Ejércitos, como sí ante las opiniones públicas de los distintos países”.

“Yo creo que una vez más estamos ante un montaje, con foco en el Reino Unido, apoyado por los mismos actores de siempre, Israel, la UE, el señor de Mistura, etc, para intentar alargar lo más posible el conflicto en Siria y en Irak, no tiene otro sentido. Es una forma también de presionar a la administración Trump, a las opiniones públicas, y de seguir intoxicando a la gente”, concluye Juan Aguilar.

DECLARACIONES EN SPUTNIK RADIO

¿Falsa bandera? El periodista ‘visionario’

La versión más repetida por los medios occidentales apunta al Gobierno sirio como responsable del ataque sobre la localidad siria. Sin embargo, existen puntos oscuros cuanto menos inquietantes sobre el tema.

Numerosos líderes internacionales -entre ellos el presidente de EE.UU., Donald Trump- no han dudado en atribuir de inmediato al Gobierno de Bashar al Assad la responsabilidad por el ataque químico del pasado martes en la provincia de Idlib (Siria), antes incluso de que se haya llevado a cabo ninguna investigación. Por su parte, el Ejército sirio niega rotundamente el uso de materiales químicos o tóxicos en la localidad y responsabiliza de lo ocurrido a los grupos terroristas que operan en la zona.

Una ‘visionaria’ campaña mediática

Siete horas antes de que tuviera lugar el ataque en Jan Sheijun, Feras Karam, un periodista local de la cadena Orient TV, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje un tanto inquietante: anunciaba el lanzamiento de una campaña mediática para denunciar ataques aéreos químicos en la vecina provincia de Hama antes de que estos hubieran tenido lugar.

“Mañana se lanzará una campaña mediática para cubrir la intensificación de los ataques aéreos sobre la gobernación de Hama y la utilización de cloro tóxico contra civiles”, reza la publicación.

3 preguntas que conviene hacerse antes de acusar al Gobierno sirio del ataque químico

Tras el ataque con supuesto uso de armas químicas en la provincia siria de Idlib, Occidente se apresuró a culpar al Gobierno de Bashar al Assad. Sin embargo, antes de sacar conclusiones, conviene hacerse una serie de preguntas:

  • ¿Quién se beneficia de la situación?
  • ¿Tenía el Gobierno sirio motivos para realizar este tipo de ataque?
  • ¿Por qué el ataque tuvo lugar en este momento concreto?

Esta es la opinión de varios analistas:

“Los únicos que se beneficiaron del ataque son los rebeldes”

Charles Shoebridge, analista británico de seguridad y experto en la lucha contra el terrorismo, argumenta en declaraciones a RT que los rebeldes son los únicos que “se han beneficiado del incidente”, porque “han obtenido una importante ventaja política en un momento en que están luchando estratégica y geopolíticamente”.

El experto explica que las fuerzas gubernamentales sirias, de hecho, no tenían ningún motivo para llevar a cabo este ataque, ya que ya están “obteniendo victorias importantes” sobre los grupos armados de oposición y los terroristas en todo el país, mientras que un ataque de este tipo solo habría de provocar “la condena de la comunidad mundial” y sería absolutamente ineficaz desde el punto de vista militar.

Shoebridge también hace hincapié en el momento del ataque, ya que tuvo lugar días antes de una importante conferencia sobre Siria en Bruselas copresidida por la ONU y los Gobiernos de Alemania, Kuwait, Noruega, Catar y Reino Unido, centrada en “impulsar el apoyo a una solución política duradera para el conflicto sirio a través de un proceso de transición político inclusivo y liderado por Siria bajo los auspicios de la ONU”, según el sitio web oficial de la Comisión Europea.

Según Shoebridge, en Siria ya ocurrieron en el pasado incidentes similares en vísperas de algunos acontecimientos internacionales importantes. En este sentido, recuerda el ataque químico masivo en la ciudad siria de Ghouta en 2013, que tuvo lugar justo cuando “los inspectores de la ONU estaban llegando a Damasco”, mientras que en septiembre de 2016 otro ataque químico se registró en vísperas de una “gran conferencia en Londres donde la oposición siria se reunió con sus donantes extranjeros”.

El Ejército sirio no tenía motivos

Ammar Waqqaf, experto en Oriente Medio, también cree que “siempre que hay una especie de conferencia internacional sobre Siria tenemos de repente estos ataques químicos”. Waqqaf señala a RT que no hay pruebas que demuestren que el Ejército sirio está detrás del ataque, a lo que se une el hecho de que no tenía motivos para lanzarlo.

“¿Por qué el Ejército sirio solo ataca a civiles con estas armas químicas? ¿Por qué no ataca a todos esos enjambres de yihadistas?”, se pregunta el analista para añadir que, si las fuerzas gubernamentales no están usando armas químicas ni siquiera contra los terroristas como el Estado Islámico, “¿por qué habrían de usarlas contra civiles en un momento concreto?”

“Lo que pasa es que están perdiendo”

En la misma línea se expresa, Robert Inlakesh, investigador y analista político de Sídney, Australia, que en declaraciones a la cadena Press TV asegura que los llamados rebeldes moderados apoyados por Occidente utilizan las tragedias como la de Idlib para encubrir su crímenes contra el pueblo sirio y culpar a Damasco “cada vez que empiezan a perder una batalla”.

El analista ha recordado que los milicianos han usado varias veces la táctica de lanzar ataques químicos contra civiles para provocar sentimientos a escala global y acumular más presión sobre el Gobierno en Damasco, y que cada vez que esto sucedió fue, precisamente, cuando estaban perdiendo”.

“Lo que pasa es que están perdiendo ahora”, ha agregado el analista, haciendo referencia a la derrota de los milicianos después de una feroz batalla en Alepo.

Socavar la cooperación entre Rusia y EE.UU. y frenar el avance del Ejército sirio

Por su parte, el analista Ígor Dimítriev opina en un artículo publicado por el periódico ruso ‘Vzgliad’ que se trata de “una provocación” preparada por una unidad de propaganda del Frente Al Nusra con el fin de frenar el avance del Ejército sirio en Idlib y “socavar la cooperación emergente” entre Rusia y EE.UU. en la lucha contra los grupos terroristas.

El experto recuerda que los Cascos Blancos han sido acusados en varias ocasiones de participar en videos propagandísticos falsos y de mantener vínculos con organizaciones terroristas.

Por otro lado, Dimítriev destaca el incidente protagonizado por un líder de la oposición siria Muhammad Alush, que publicó en su cuenta de Twitter la recomendación de no enterrar a las víctimas del ataque inmediatamente después de la pérdida de señales de vida, ya que las personas intoxicadas con este tipo de gas venenoso a menudo vuelven en sí unas cinco horas después. Cuando en los comentarios le preguntaron cómo sabía qué tipo de sustancia se utilizó en el ataque, el mensaje fue eliminado.

Putin avisa a Netanyahu: “Las acusaciones no justificadas relacionadas con el ataque en Idlib son inaceptables”

El mandatario ruso ha hablado por teléfono con el primer ministro de Israel y ha criticado las acusaciones lanzadas antes de conocerse los detalles de esa ofensiva.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha mantenido una conversación telefónica este jueves con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en la que ha destacado que cualquier acusación relacionada con el presunto ataque con armas químicas que se produjo este martes en Idlib (Siria) resulta “inaceptable” antes de que se lleve a cabo una investigación “profunda e imparcial” de los hechos, informa el Kremlin.

Moscú ha detallado que los israelíes iniciaron la conversación y que ambos líderes han abordado “los aspectos clave” sobre la colaboración de Rusia e Israel en la lucha contra el terrorismo, que se han mostrado “dispuestos” a aumentar “para garantizar la estabilidad y seguridad” en Siria “en primer lugar” y en todo Oriente Medio. Asimismo, Putin y Netanyahu han destacado la importancia de aumentar los esfuerzos de la comunidad internacional para combatir el terrorismo.

Moscú: “Todos los precursores químicos salieron de Siria en 2014 con ayuda de EE.UU.”

Desde la Cancillería rusa instan a investigar a fondo lo sicedido en Idlib y tildan de “prematuro” acusar a Damasco del ataque químico.

Todos los precursores químicos existentes en Siria fueron retirados del país a mediados de 2014 con la asistencia de EE.UU., ha recordado este jueves el director del Departamento para la No Proliferación y el Control de Armamento de la Cancillería rusa, Mijaíl Uliánov, informa RIA Novosti.

“La carga principal entonces recayó sobre Damasco y Rusia, pero los estadounidenses también hicieron una contribución importante. La cooperación ruso-estadounidense en la salida de productos químicos de las fronteras de Siria fue, en general, bastante exitosa”, ha explicado.

Las declaraciones de Pence, “sin fundamento”

Asimismo, Uliánov ha afirmado que la acusación del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, a Moscú y Damasco por no haber cumplido supuestamente con su obligación de destruir el arsenal nuclear sirio carece de fundamento.

“No quisiera malas palabras, especialmente en relación a la segunda persona en la jerarquía de América, pero creo que en este caso no se trata tanto de una irresponsabilidad, como de un insuficiente conocimiento de la materia“, ha afirmado el representante de la Cancillería. “La nueva Administración estadounidense solo ha comenzado a revisar su política recientemente (…) no hay ningún fundamento para declarar que el acuerdo entre EE.UU. y Rusia (sobre la destrucción de armas químicas sirias) de 2013 no ha funcionado”, ha añadido.

“Es prematuro acusar a Damasco”

El representante de la Cancillería rusa ha afirmado que desde EE.UU. están intentando culpar a las autoridades sirias de ocultar parte de su arsenal químico. “Pero este tipo de acusaciones tienen que demostrarse fehacientemente y a los estadounidenses esto no les sale“, ha apuntado Uliánov, añadiendo que culpar a Damasco es, cuando menos, “prematuro”. “Primero es necesario llevar a cabo una investigación de calidad”, ha concluido.

Las señales que envía EEUU acusando a Siria de realizar unsupuesto ataque químico

Expertos rusos comentaron a Sputnik por qué el Gobierno de Bashar Asad no pudo haber sido el culpable de lanzar un ataque con armas químicas contra la ciudad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib (Siria).

Según Ígor Nikulin, analista militar ruso y exmiembro de la Comisión de Armas Biológicas y Químicas de la ONU, todo el arsenal químico de Siria fue requisado en 2014. Barack Obama se adjudicó ese éxito. Las armas fueron destruidas en presencia de los inspectores de la OPAQ siguiendo íntegramente el procedimiento requerido.

“Sin embargo, nadie se incautó de las armas químicas de la llamada oposición siria”, apuntó.

También se encontraron varios laboratorios de armas químicas en Alepo, agregó. Además, se cree que las fuerzas de la oposición disponían de estas instalaciones en Hama. Los bombardeos a uno de estos centros dieron como resultado un gran número de víctimas.

Asimismo, Nikulin indicó que la composición de las armas químicas de la oposición es diferente de las que estaban en servicio del Ejército sirio. De esta manera, los observadores internacionales podrían analizarlo y revelar el hecho de que las fuerzas gubernamentales no utilizaron armas químicas en Idlib. No obstante, es poco probable que la oposición siria permita llevar a cabo una inspección.

Nikulin explicó que el gas sarín —compuesto organofosforado con potencia como agente nervioso que fue utilizado en Idlib- está considerado como una de las toxinas más fuertes, de manera que se necesitará mucho tiempo para liquidar las consecuencias.

A juicio del politólogo ruso Oleg Glazunov, EEUU está volviendo a intentar presionar al líder sirio, a pesar de las recientes afirmaciones de que el Gobierno de Bashar Asad es una “realidad política”.

Además, Glazunov expresó que es probable que Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países- también disponga de armas químicas, dada la existencia de un gran laboratorio químico en la Universidad de Mosul (Irak).

“No podemos descartar que un ataque fuera lanzado sobre las bases de los terroristas e impactara sobre un almacén de armas químicas”, destacó.

De esta manera, las acusaciones de EEUU fueron dirigidas al Gobierno de Asad como un guiño hacia Arabia Saudí. Esto implica que Washington seguirá mostrando su rechazo frontal al actual presidente sirio y apoyando a los saudíes y sus aliados, subrayó.

“Fue una señal de que EEUU no ha cambiado su postura en Oriente Próximo y de que Asad sigue siendo el enemigo de los pueblos de la región”, profundizó Glazunov.

Saíd Gafúrov, especialista en temas de Oriente del portal Pravda.ru, afirmó que las acusaciones de EEUU no son nada más que una “provocación”. El analista basó su afirmación en el hecho de que los estadounidenses se dan cuenta de que el Gobierno de Siria no dispone de armas químicas, ya que fueron liquidadas con la ayuda financiera de Washington gracias a tecnologías rusas.

Asimismo, es imposible sacar adelante una investigación en la provincia de Idlib, debido a que está controlada por las fuerzas de la oposición y varias organizaciones terroristas que luchan entre sí.

Congresista de EEUU reconoce que Al-Asad no usaría armas químicas contra su pueblo

El congresista estadounidense Thomas Massie descarta en CNN que el Ejército sirio realizara ningún ataque químico el martes en la provincia de Idlib.

El legislador, republicano representante del estado de Kentucky, dejó pasmada a la presentadora del programa At This Hour, en la cadena estadounidense CNN, considerando que el presidente Bashar al-Asad no usaría armas químicas contra su pueblo.

“No creo que sirva a los fines de Al-Asad atacar a su propio pueblo con armas químicas, o sea que me resulta difícil entender para qué iba a hacer eso, suponiendo que lo hiciera”, explicó Massie mientras la conductora, Kate Bolduan, quedaba sin palabras y sacudía la cabeza.

El congresista había expresado anteriormente su rechazo a un llamado del senador John McCain a atacar militarmente a Siria a raíz de lo sucedido el martes en Jan Sheijun, en la norteña provincia siria de Idlib, donde según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) 72 personas murieron por efecto de gases tóxicos.

Un hipotético ataque militar estadounidense empeoraría aun más la situación en el país árabe, argumentó Massie, que insistió en que se ha de esperar a que se esclarezca lo sucedido y explicó que, de acuerdo con sus datos, el incidente se produjo a raíz de un ataque aéreo a un depósito de munición en el que había armas químicas, lo que habría originado la fuga del gas.

Bolduan, a quien no le agradaba la postura de Massie, insistió en una intervención militar contra el presidente Al-Asad refiriéndose a un vídeo en el que una niña siria pide el fin de la guerra, paz y escuela, para acusar al congresista de no entender lo que pasa en el país árabe.

El legislador, sin embargo, recordó las devastadoras consecuencias de la invasión de Irak y señaló que Estados Unidos no creó “un mejor ambiente escolar para los niños de Irak desestabilizando ese país ni creo que sirva a los niños sirios desestabilizar aún más Siria”.

El Occidente acusa al Gobierno sirio de emplear armas químicas, pese a que Damasco entregó a partir de 2014 todo su arsenal químico a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), tras lo cual esta organización internacional anunció la total destrucción de esas armas en enero de 2016.

Tras el incidente del martes, la Defensa de Rusia —país que presta apoyo aéreo a las tropas sirias en su lucha contra el terrorismo— informó al día siguiente de que el lugar atacado era “un taller de fabricación de minas artesanales con sustancias tóxicas” y que ese arsenal químico estaba destinado a ser usado por grupos terroristas en Irak.

Damasco, por su parte, entregó hace unas semanas informes documentados a la OPAQ y a las Naciones Unidas sobre el traslado de material tóxico a Siria por parte de los grupos terroristas, incluido el Frente Al-Nusra (antigua rama siria de Al-Qaeda, actualmente denominado Frente Fath Al-Sham).

“Para el Gobierno sirio no tiene sentido usar armas químicas”

La creciente ola de acusaciones contra las autoridades sirias por el presunto ataque con armas químicas en Idlib es muy apresurada y carece de una investigación equilibrada, comentó a Sputnik el parlamentario francés Gerard Bapt, del partido socialista.

EEUU, Francia y Gran Bretaña presentaron en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución sobre el presunto ataque químico en la provincia siria de Idlib, del cual responsabilizan al Gobierno del país árabe.

Mientras tanto, la misma ONU comentó el asunto de una manera más reservada, alegando a que todavía se requiere una investigación para conocer todos los detalles de la tragedia. Moscú, bajo crítica ‘colateral’ por su apoyo a Damasco, llama a una investigación completa de lo ocurrido antes de designar a los culpables.

Para Gerard Bapt, diputado del partido socialista galo y también presidente del grupo de amistad franco-siria en el Parlamento de Francia, las conclusiones “son apresuradas ya que todavía no hubo un análisis equilibrado de los hechos”.

“Para el Gobierno de Siria no tenía ningún sentido provocar un escándalo en su contra justamente la víspera de las consultas en Bruselas sobre la crisis siria. Lo ocurrido no ha traido ningún beneficio para las autoridades, al revés: ahora esto se parece más a la propaganda que utiliza una tragedia para facilitar el derrocamiento del régimen”, argumentó Bapt en su comentario para Sputnik.

El parlamentario recordó otro episodio resonante vinculado con las armas químicas, el de Guta Oriental de 2013, cuando el Ejército sirio fue inmediatamente acusado de haber usado las sustancias prohibidas contra los civiles, lo que casi provocó una acción bélica por parte de EEUU.

En aquel entonces, las inconsistencias en la evidencia presentada, así como los esfuerzos diplomáticos de Rusia lograron alcanzar la distensión de la situación y promover el acuerdo sobre la destrucción completa de los arsenales químicos de Siria, proceso vigilado por el propio EEUU.

Más tarde, surgieron nuevos testimonios y análisis independientes, como el del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), que pusieron en duda la narrativa popular del ataque, recuerda Bapt.

“El comité estadounidense que investigaba el ataque en Guta determinó que ya antes de la entrada en vigor del acuerdo sobre la destrucción de los arsenales químicos, las partes beligerantes —el Gobierno y la oposición— poseían las mismas cantidades de armas químicas. En este sentido, tras destruir el Gobierno su parte de las sustancias, son los opositores los que poseen mayores arsenales químicos en el país”, destacó el parlamentario francés en conclusión.

Al-Asad: En Siria hay 100.000 terroristas dispuestos a atacar Europa

El presidente sirio, Bashar al-Asad, advierte del alcance de la amenaza que suponen para los países europeos los terroristas que operan en Siria.

En una entrevista concedida al diario croata Vecernij List, cuyo texto ha sido hecho público hoy jueves por la agencia oficial siria de SANA, Al-Asad estima que en Siria y sus países vecinos hay “al menos 100.000 (…) o quizás cientos de miles” de extremistas que podrían dirigirse a Europa.

“Si Europa quiere protegerse del terrorismo, antes que nada tendría que dejar de apoyar a los terroristas en Siria. Deberían dejar de respaldar de inmediato a los terroristas”, considera antes de apostillar que las bandas radicales están vinculadas a los planes de ciertos países occidentales y de la región, sobre todo Arabia Saudí y Turquía.

Sobre los movimientos de entrada o salida de extremistas del territorio sirio no hay datos exactos, dice el mandatario, o al menos no dispone de ellos Damasco, ya que la frontera norte está controlada por Turquía, país que, según el líder sirio, facilita el traslado de los terroristas y les reúne todas las condiciones necesarias.

Al-Asad hace especial hincapié en la entrevista en que en Siria no hay grupos armados de “oposición moderada”, sino terroristas. “Esa oposición moderada no existe”,  subraya.

Para el jefe del Ejecutivo sirio, la llamada “oposición” está “adoctrinada en un sentido tergiversado que no acepta el diálogo ni otra solución que no sea el terrorismo”.

“Es por eso que prácticamente no podemos alcanzar ningún resultado real con esta parte de la oposición”, lamenta, al tiempo que recuerda los ataques lanzados por los rebeldes contra las ciudades de Damasco (capital del país) y Hama durante los diálogos de paz de Astaná (capital kazaja).

Al ser preguntado sobre los motivos de Damasco para sentarse a negociar con los opositores, Al-Asad asevera que se trata de demostrar al mundo que esas agrupaciones no son aptas para participar en la política, puesto que son grupos terroristas en el fondo y lo seguirán siendo.

De todos modos, el dignatario señala los importantes avances del Ejército y la liberación de manos de los terroristas de las ciudades de Alepo, en el norte, y Palmira, en el centro del país, para luego expresar que hay luz de esperanza de un fin al conflicto sirio.

Análisis: “Trump arroja de nuevo a EE.UU. a las arenas movedizas de Oriente Medio”

Un presidente que prometió menos intervenciones “podría encontrarse hundiéndose cada vez más en las arenas movedizas de Oriente Medio, dilapidando sangre y dinero”, asevera un analista internacional.

El enfoque de Donald Trump para combatir el terrorismo arroja a EE.UU. “de nuevo a las arenas movedizas de Oriente Medio”, sostiene en un nuevo artículo para la revista ‘Politico’ Colin Kahl, analista internacional y asesor de Seguridad Nacional del exvicepresidente estadounidense Joe Biden.

Según Kahl, en los pocos meses que lleva en el cargo, Trump ha dejado claro que su prioridad número uno en política exterior es “demoler y destruir” el terrorismo.

Al trazar su estrategia para hacerlo, el nuevo mandatario “ha aceptado y rechazado” algunos elementos de los enfoques de George W. Bush y Barack Obama, pero lo ha hecho de una manera “casi totalmente disfuncional”. El analista advierte que si no enmienda la doctrina que tiene planeada, esta “resultará en más guerra, pero con pocos logros sostenibles contra el terrorismo en la que es la región más peligrosa del mundo”.

Más intervención y víctimas civiles, menos transparencia

Trump ha prometido mantener el ritmo de las acciones militares contra las redes terroristas, incluso si esto aumenta los riesgos para los civiles, mientras que aboga por mantener sus planes “en secreto”, recuerda el autor del artículo, agregando que “hasta ahora, parece estar cumpliendo sus promesas”:

  • Así, el mandatario norteamericano “parece estar desplegando más fuerzas” en Siria y Irak, y desplazando a las que ya están allí hacia zonas más cercanas al frente de batalla.
  • Además de reforzar la participación estadounidense en las zonas de guerra establecidas, el republicano ha autorizado ampliar las atribuciones para llevar a cabo operaciones militares fuera de estas áreas.
  • La administración Trump ha tomado medidas para reducir la transparencia de las operaciones militares.

Una “derrota estratégica” a largo plazo

El analista pronostica que, a corto plazo, este enfoque “puede matar a más terroristas y lograr algunos avances tácticos”, pero advierte de que conlleva “verdaderos peligros” que podrían provocar “una derrota estratégica”.

En primer lugar, detalla Kahl, la estrategia de Trump ya está incrementando significativamente los riesgos para los civiles “atrapados en la creciente campaña militar de EE.UU.”. También señala que, a medida que la lista de países considerados zonas de hostilidades activas crece más allá de Irak y Siria, se pueden esperar más víctimas inocentes en lugares como Yemen y Somalia. Más allá de las implicaciones morales, “una oleada de bajas civiles puede socavar la eficacia” de la campaña antiterrorista estadounidense, asevera el experto.

En segundo lugar, prosigue, el enfoque del presidente de EE.UU. no va acompañado con “elementos civiles”, es decir, “pone poco valor en la diplomacia y en la ayuda extranjera”, lo cual es “un gran error”, al igual que lo es la falta de transparencia y de debate público.

“El peor de los mundos”

De esta manera, el enfoque de Trump en la lucha contra el terrorismo yihadista en Oriente Medio parece “representar el peor de los mundos”, puesto que contiene “la suficiente arrogancia y escalada militar” para garantizar una “cada vez más profunda implicación” del país sin una estrategia clara para estabilizar los logros militares.

Como resultado, un presidente que prometió en su campaña menos intervenciones en el extranjero “podría encontrarse hundiéndose cada vez más en las arenas movedizas de Oriente Medio, dilapidando sangre y dinero” y provocar una mayor espiral de violencia en la región, concluye Kahl.

elespiadigital.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s