Tras meses de ocultar el genocidio saudí en Yemen, ahora el Pentágono quiere convertir las víctimas en verdugos y acusa a los temeníes de atacar Arabia Saudí

Publicado: abril 21, 2017 en 1- NEWS

WASHINGTON (Sputnik) — El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, acusó a los rebeldes hutíes de atacar Arabia Saudí con misiles de producción iraní.

“Vemos que los hutíes lanzan a Arabia Saudí los misiles que les suministra Irán (…), es necesario ponerlo fin”, dijo Mattis citado por el servicio de prensa del Pentágono.

Asimismo, Mattis expresó la esperanza de que la ONU logre solucionar el conflicto en Yemen cuanto antes por vías políticas.

Yemen es escenario de violentos enfrentamientos desde 2014 entre los hutíes del movimiento Ansar Alá y los partidarios del expresidente Alí Abdalá Saleh y las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu MansurHadi.

Estas últimas son apoyadas desde el 26 de marzo de 2015 por una coalición de países del Golfo Pérsico y África del Norte, liderada por Arabia Saudí.

EEUU y Arabia Saudí pactan atacar a Yemen como Siria desde el mar

EE.UU. y Arabia Saudí buscan repetir en Yemen el ataque estadounidense desde el mar a una base de Siria, según fuentes yemeníes.

Fuentes afiliadas al expresidente yemení Ali Abdolá Saleh han revelado un nuevo acuerdo de Washington y Riad el cual implica el freno de los ataques aéreos saudíes a Yemen.

Sin embargo, ambas partes consensuaron como alternativa a los bombardeos aéreos saudíes que buques de guerra de EE.UU. atacasen los objetivos del movimiento popular yemení Ansarolá como lo que hizo Washington en el reciente ataque a la base aérea siria de Al-Shairat, en la provincia central de Homs.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis que se encuentra en Riad, destacó el martes a los periodistas la necesidad de “detener” permanentemente lo que llamó ataques con cohetes de los miembros de Ansarolá a Arabia Saudí.

A pesar de que muchos especialistas consideran que la actual crisis en Yemen tiene una solución política y no militar, Arabia Saudí y sus aliados siguen bombardeando al pueblo de Yemen y las fuerzas yemeníes responden con ataques de represalia.

De acuerdo con informes circulados en los medios de comunicación, Mattis llegó a Arabia Saudí como parte de una gira regional, que incluye Egipto, Catar y los territorios ocupados palestinos, para abordar el fortalecimiento de las alianzas de Washington con sus socios y la solución de asuntos de interés común, como la guerra en Yemen y las crisis en Siria e Irak.

Mattis resaltó la colaboración de EE.UU. con Arabia Saudí respecto al conflicto yemení y aseguró que Washington está presionando a las diferentes facciones para el reinicio de las negociaciones que pongan fin al conflicto en Yemen “tan pronto como sea posible”.

Riad trata en realidad con sus bombardeos de restaurar en el poder al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi para imponer sus intereses en la región. Las ambiciones de la monarquía saudí han dejado ya 12 mil civiles muertos en Yemen.

Desde el inicio de los ataques de Arabia Saudí y sus aliados en 2015 contra Yemen, sobre este país pesa un embargo aéreo y marítimo. Riad justifica sus ataques arguyendo que busca acabar con la supuesta “amenaza” de Ansarolá, que lucha contra los terroristas de Al-Qaeda en la zona.

La campaña militar saudí ha permitido que Al-Qaeda, fortalezca su presencia en la península arábiga, en particular en Yemen.

Fuerzas yemeníes matan a 100 mercenarios sudaneses de Riad

El Ejército y el movimiento popular de Yemen, Ansarolá, alegan haber matado a un centenar de mercenarios sudaneses de Arabia Saudí en el suroeste yemení.

“Los héroes de los comités populares lograron limpiar los montes estratégicos de Al-Nar en el este de Al-Moja (en la provincia suroccidental de Taiz) e infligir graves daños a los agresores”, informó el martes una fuente militar a la agencia oficial yemení SABA.

La fuente, que prefirió el anonimato, sostuvo que en esas operaciones murieron casi un centenar de mercenarios sudaneses.

Desde marzo de 2015, Riad lleva a cabo una campaña ilegal de ataques aéreos contra el país más pobre del mundo árabe, en un intento por restaurar en el poder a su estrecho aliado, el fugitivo expresidente yemení AbduRabuMansurHadi.

12 militares saudíes y 3 tripulantes muertos en el derribo de un helicóptero saudí en Yemen

Un sistema de defensa antiaérea emiratí ha derribado por error un helicóptero saudí cerca de la ciudad yemení de Maarib, según fuentes locales.

Las fuentes indicaron que 12 oficiales saudíes y tres miembros de la tripulación murieron después de que el helicóptero, un Black Hawk, fuera alcanzado por un misil.

La razón del derribo del helicóptero saudí aún no ha sido revelada por la coalición saudo-estadounidense, que se limitó a indicar que está esperando los resultados de una investigación en curso.

El corresponsal de Al Manar en Yemen dijo que el helicóptero se acercaba a la base de Tadawin, en Maarib, cuando las fuerzas yemeníes (Ejército y Ansarulá) dispararon un misil contra ella. Fue en ese punto que otro misil Patriot de los EAU fue lanzado y él tomó erróneamente como blanco al helicóptero saudí, derribándolo, indicaron fuentes militares yemeníes.

Arabia Saudí ha perdido numerosos helicópteros en la guerra de Yemen. En enero de este año, fuerzas yemeníes derribaron un helicóptero Apache perteneciente a fuerzas pro-saudíes en el espacio aéreo del país.

Varios informes dijeron que el helicóptero fue derribado en el distrito de Dhubab de la provincia de Taiz, al norte del estratégico Estrecho de Bab el Mandeb.

En diciembre de 2006, por citar otro caso reciente. las fuerzas yemeníes abatieron otro helicóptero saudí Apache en la provincia de Nayran, en el sur del reino wahabí, en otro nuevo ataque en respuesta a la mortífera agresión militar de Riad.

La televisión Al Masirah de Yemen informó que el helicóptero fue derribado mientras atacaba las posiciones de los combatientes yemeníes.

Ansarulá asesta una derrota a mercenarios pro-saudíes cerca de la ciudad de Muja

En Yemen, y también en Arabia Saudí, el Ejército yemení y los Comités Populares, afiliados en Ansarulá, continúan rechazando los ataques de la coalición militar dirigida por Riad y defendiendo su territorio.

La lucha contra los mercenarios del presidente dimisionario, Abed Rabbo Mansur Hadi, y la coalición militar dirigida por Arabia Saudí continúa en las diferentes provincias de Yemen así como en el territorio saudí, donde las posiciones del Ejército saudí se han convertido en el blanco de misiles yemeníes.

Unos 30 mercenarios pro-saudíes resultaron muertos el lunes 17 de abril durante los enfrentamientos con el Ejército yemení y los Comités Populares al este de Muja.

En esta región, el Ejército y los Comités Populares han frustrado la progresión de los mercenarios pro-saudíes que avanzaron en Yabal al Nar, gracias a la cobertura que les ofrecían los aviones de combate de Arabia Saudí. El martes, el Ejército yemení y los comités populares lograron liberar todas las posiciones situadas en Yabal al Nar y sus alrededores.

La reacción rápida de las fuerzas yemeníes costó a los mercenarios, en especial takfiris y sudaneses, fuertes bajas y pérdidas materiales, incluyendo varios vehículos y equipos militares.

En la provincia de Asir, en el sur de Arabia Saudí, las posiciones del Ejército saudí fueron atacadas por obuses de cañón. Un militar saudí falleció por el disparo de un francotirador yemení en la provincia de Yizan. Medios yemeníes han publicado un vídeo de una emboscada tendida a militares saudíes en esta provincia.

Análisis: Desde Camp Darby, armas estadounidenses para la guerra contra Siria y Yemen

Manlio Dinucci

Oficialmente, Estados Unidos ya no participa en la operación de destrucción que se desarrolla contra Siria y Yemen. Supuestamente, está luchando contra los yihadistas. Pero el Departamento de Defensa sigue enviando armas a los yihadistas. Acaba de abrirse una línea regular de aprovisionamiento.

Se llama LibertyPassion, o sea “Pasión por la Libertad”. Es un modernísimo y enorme barco estadounidense del tipo Ro/Ro –concebido para transportar vehículos y carga sobre ruedas– de 200 metros de largo, con 12 puentes y una superficie total de más de 50 000 metros cuadrados, capaz de transportar el equivalente de 6 500 automóviles.

Ese navío, propiedad de la compañía estadounidense Liberty Global Logistics, hizo su primera escala –el 24 de marzo de 2017– en el puerto de Livorno, Italia. Se inició así oficialmente un enlace regular entre Livorno y los puertos de Aqaba, en Jordania, y de Yedda, en Arabia Saudita, garantizado mensualmente por el LibertyPassion y otros dos barcos similares, el LibertyPride (“Orgullo de Libertar”) y el LIbertyPromise (“Promesa de Libertad”). La apertura de ese servicio de transporte fue celebrada como «una fiesta para el puerto de Livorno».

Pero nadie dice por qué la compañía estadounidense escogió precisamente ese puerto italiano. Un comunicado de la administración marítima estadounidense explica –el 4 de marzo de 2017– que el LibertyPassion y los otros dos barcos que garantizan la línea Livorno-Aqaba-Yedda forman parte del «Programa de Seguridad Marítima» que, en el marco de una asociación entre intereses privados y estatales «garantiza al Departamento de Defensa una poderosa flota móvil de propiedad privada, con bandera y tripulaciones estadounidenses».

Eso aclara la razón que llevó la compañía estadounidense a escoger el puerto italiano de Livorno para abrir esa línea de transporte marítimo hacia dos puertos del Medio Oriente. El puerto de Livorno está conectado con Camp Darby, la base logística de Estados Unidos (en Italia), que garantiza el aprovisionamiento de las fuerzas terrestres y aéreas estadounidenses en el área mediterránea, el Medio Oriente, África y más allá.

Camp Darby es la única instalación de las fuerzas armadas de Estados Unidos donde el material de guerra «preposicionado» (tanques, carros de asalto, etc.) se almacena en el mismo lugar que las municiones. Los 25 búnkeres de Camp Darby contienen todo el equipamiento necesario para 2 batallones blindados y 2 batallones de infantería mecanizada.

En Camp Darby están almacenadas también enormes cantidades de bombas y misiles para aviones de guerra y los “kits de montaje” para la instalación rápida de aeródromos en zonas de guerra. Todo eso y otros tipos de material de guerra puede enviarse rápidamente a los teatros de operaciones a través del puerto de Livorno, vinculado a Camp Darby por el Canal de Navicelli –recientemente ampliado– y también a través del aeropuerto de Pisa, también en Italia. De allí salieron las bombas utilizadas en las guerras contra Irak, Yugoslavia y Libia.

En su viaje inaugural –según reportan fuentes documentadas como Asianews y otras–, el LibertyPassion transportaba 250 vehículos militares desde Livorno hasta el puerto jordano de Aqaba, al que llegó el 7 de abril después de cruzar el Canal de Suez.

Dos días antes, el presidente Trump recibía en Washington, por segunda vez desde febrero, al rey Abdallah y reafirmaba el apoyo de Estados Unidos a Jordania ante la amenaza que representan los terroristas provenientes de Siria. Pero nadie dice que es precisamente en Jordania donde se entrenaron durante años –bajo el mando de instructores estadounidenses, británicos y franceses– los miembros del “Ejército Libre Sirio” que cometen actos de terrorismo en Siria.

Diversos informes mencionan crecientes movimientos de tropas estadounidenses, equipadas con tanques y vehículos blindados, en la frontera entre Jordania y Siria. El objetivo sería apoderarse, utilizando también tropas jordanas, de la franja meridional del territorio sirio, donde ya operan fuerzas especiales de Estados Unidos y Gran Bretaña en apoyo al “Ejército Libre Sirio”, que supuestamente se enfrenta al Emirato Islámico (Daesh). Ya en febrero, el presidente Trump había discutido con el rey Abdallah «la posibilidad de establecer zonas seguras en Siria». En otras palabras, la posibilidad de balcanizar Siria, dado que es imposible controlar todo su territorio debido a la intervención rusa.

En esta operación de guerra, y en otras, como la guerra de Arabia Saudita que está masacrando civiles en Yemen, será utilizado el armamento estadounidense que sale de Livorno, ciudad a la que, por invitación del alcalde Nogarin (del movimiento 5 Estrellas), probablemente realizará una visita el papa Francisco, quien hace poco denunciaba nuevamente a «los traficantes de armas que ganan dinero a costa de la sangre de hombres y mujeres».

Pero en Livorno se festeja la designación de ese puerto toscano como escala de la Liberty Global Logistics, con grandes perspectivas de desarrollo. Como dice el título del conocido film de Alberto Sordi: «Mientras hay guerra, hay esperanza».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s