Filipinas: peligro de golpe

Publicado: junio 15, 2017 en 1- NEWS

El domingo pasado, el ejército filipino dijo que los Estados Unidos les están ayudando a enfrentar a los militantes de un grupo terrorista que juró lealtad al ISIS. La operación militar ya ha durado varias semanas en la ciudad de Marawi, en el sur del país. Un detalle importante: el Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, dijo que no sabía nada acerca del llamamiento de ayuda del ejército filipino a sus colegas estadounidense. Explicó la arrogancia del Ministerio de Defensa con fuertes sentimientos proamericanos entre los militares filipinos.

Demostración de deslealtad

Las acciones del Ministerio de Defensa de Filipinas, que no había informado al Presidente sobre la invitación a los militares estadounidenses hasta que llegaron, demuestran que en una situación de emergencia, las fuerzas de seguridad inclinadas hacia los Estados Unidos interceptan las principales palancas de poder, evitando así que Duterte se aleje de las políticas pro-americanas hacia el acercamiento con Rusia y China. La ley marcial impuesta por Duterte en la isla de Mindanao no condujo al fortalecimiento de su poder personal, sino al fortalecimiento de los militares en detrimento suyo.

Terroristas-atlantistas

Muchos expertos creen que no fue una coincidencia el que el ataque terrorista coincidiera con la visita de Rodrigo Duterte a Moscú. durante la misma, estaba planeado que, además de firmar contratos a gran escala, los presidentes discutieran planes para el futuro, y que Duterte estableciera contactos personales con Putin. Como resultado, los planes sólo se cumplieron a la mitad. Los terroristas actuaron de facto en interés de los Estados Unidos, y tal vez hubo alguna influencia extranjera. Debe mencionarse que las actividades de las fuerzas armadas de Filipinas desencadenaron la escalada y provocaron el ultraje islamista justo en el momento del viaje de Duterte a Rusia.

Previsiones

Mientras continúan los combates en Marawi y surgen nuevos focos de conflicto, los Estados Unidos tendrán razones adicionales para fortalecer su presencia en Filipinas, que enterrará los planes de Dutherte de retirar a las tropas estadounidenses de las islas. La participación de los estadounidenses en los combates no ayudará a destruir el terrorismo islámico, sino que llevará a la reanudación de la guerrilla de los insurgentes izquierdistas -el Nuevo Ejército Popular. La desestabilización general socavará aún más la posición de Dutterte y fortalecerá la posición de los militares. No se descarta el peligro de un golpe militar, cuando todos los errores y fracasos sean atribuidos al presidente del país si se niega a seguir el rumbo pro-americano.

Fuente: Geopolítica.ru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s