400.000 personas abandonan sus casas en Filipinas en las zonas ocupadas por Daesh

Unas 400.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en la ciudad filipina de Marawi, ocupada por combatientes de Daesh, y más de 400 han muerto por los combates, informa la agencia AFP.

Liza Mazo, director regional de defensa civil citado por la agencia, afirma que no solo han sido los habitantes de la ciudad de Marawi los que se han visto forzados a abandonar sus casas sino también los residentes de las zonas próximas.

En total, unas 389.300 personas han huido, y de estas, 70.380 han sido reubicadas en 79 centros de evacuación del Gobierno, según cifras del Departamento de Bienestar Social de la región.

Según Mazo, la situación se agrava porque en los centros de evacuación se están dando brotes de enfermedades, casos alarmantes de gastroenteritis e infecciones. 26 personas han fallecido en hospitales por este tipo de dolencias.

“También se están dando casos de traumas psicológicos por los combates”, asegura Mazo.

Mientras tanto, las fuerzas del Gobierno continúan combatiendo para retomar la ciudad, la que mayor población musulmana concentra de toda Filipinas, un país de mayoría católica.

A finales de mayo grupos armados que juraron lealtad a Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y en otros países— se lanzaron a la conquista de Marawi. A principios de junio el Gobierno filipino desplegó aviones de combate, helicópteros de asalto y vehículos con artillería para eliminar a los terroristas.

El presidente del país, Rodrigo Duterte, decretó la ley marcial en mayo en el sur del país para poder lidiar con la crisis y aseguró el 30 de junio que el Gobierno acabaría con los terroristas.

“No nos iremos [de Marawi] hasta que el último terrorista sea ejecutado”, sentenció Duterte durante su discurso.

Rusia alerta de la nueva estrategia del Estado Islámico

El grupo terrorista ahora considera Asia Central como uno de sus objetivos prioritarios. No obstante, se enfrenta a un potente rival en la región.

El Estado Islámico busca someter a los talibanes y a otros grupos armados locales para establecerse en Afganistán y ampliar su influencia en Asia Central, según ha señalado el director del Centro Antiterrorista de la Comunidad de Estados Independientes, Andréi Nóvikov, en su intervención en la sede de la ONU en Nueva York.

El grupo armado “exporta un nuevo modelo de actividad terrorista y extremista desde las zonas de combate [en Siria e Irak] hacia los países de Asia Central“, ha alertado Nóvikov, cuyas afirmaciones recoge TASS. En particular, ha enfatizado que la actividad creciente de los talibanes en las regiones del norte de Afganistán podría indicar que algunos comandantes del grupo están cambiando lealtades y uniéndose al Estado Islámico.

El director del Centro Antiterrorista ha recordado que los talibanes nunca reclamaron territorios fuera de Afganistán, mientras que en 2015 el Estado Islámico anunció la creación en ese país de una ‘provincia’ que se extendía también a territorios de países de Asia Central.

Rivalidad entre dos grupos armados

“El análisis de los enfrentamientos militares en Afganistán muestra que los militantes [locales] no solo adoptan la estrategia del Estado Islámico, sino también conceptos militares de la organización”, ha aseverado. Nóvikov ha precisado que ahora los extremistas buscan apoderarse de grandes ciudades y luego tomar bajo su control el territorio circundante, preparando los cimientos para una mayor expansión.

Sin embargo, el Estado Islámico está en confrontación con varias fuerzas de los talibanes por el control de territorios afganos. “A medio plazo, el Estado Islámico se ha establecido el objetivo de ampliar su influencia en las regiones del norte de Afganistán y conseguir acceso a las áreas fronterizas de los países de Asia Central, así como de la región autónoma china de Sinkiang”, ha concluido Nóvikov.

ELESPIADIGITAL.COM

Boko Haram degüella a aldeanos y secuestra a 37 mujeres en un ataque transfronterizo en Níger

Es probable que la localidad se haya convertido en objetivo del ataque por su resistencia al dominio yihadista, asegura el gobernador de la región.

 

Boko Haram degüella a aldeanos y secuestra a 37 mujeres en un ataque transfronterizo en Níger

Zanah Mustapha / Reuters

Cerca de 40 mujeres han sido tomadas como rehenes después de que integrantes de Boko Haram llevaran a cabo una incursión transfronteriza en una aldea de Níger. Las fuerzas de seguridad han puesto en marcha una operación para encontrar a los cautivos.

Montados en camellos, los yihadistas de Boko Haram atacaron el pueblo de Ngalewa el domingo por la noche, degollaron a varios aldeanos y capturaron a decenas de mujeres.

“Elementos de Boko Haram (…) degollaron a nueve personas, (…) tomaron a 37 mujeres y se las llevaron”, informó este martes el gobernador de la región de Diffa, Laouali Mahamane Dan Dano, quien agregó que espera que en los próximos días las fuerzas de seguridad logren encontrar y liberar a estas mujeres.

Según el gobernador, es probable que el pueblo se convirtiera en objetivo del ataque debido a su resistencia al dominio yihadista. El alcalde del distrito, Abba Gata Issa, confirmó los nueve muertos, añadiendo que decenas de mujeres y niños habían sido secuestrados en la localidad, ubicada a 50 kilómetros de la frontera con Nigeria.

actualidad.rt.com