“Europa no se convertirá en África”: un barco de la ultraderecha llega al Mediterráneo

Jóvenes de la “derecha identitaria” -franceses, italianos, alemanes y austriacos- han alquilado un barco gracias a donaciones. Su misión: patrullar frente a las costas de Libia y “vigilar” a las ONG
Foto: El barco de la organización Defend Europe parte hacia las costas de Libia.
El barco de la organización “Defend Europe” parte hacia las costas de Libia.

AUTOR

“Con la llegada del verano la gente está preparando sus vacaciones”, comienza a relatar en inglés un joven de camiseta blanca estilo hipster y que habla con un marcado acento alemán. Pronto el discurso se tuerce: “…pero en nuestros corazones sabemos que este no es un verano como los demás, es un momento decisivo para saber si Europa y Occidente tendrán un futuroOleadas de inmigrantes ilegales están llegando…”. y el resto es conocido.

Un puñado de jóvenes de la derecha identitaria, uno de los nombres blanqueados de la extrema derecha mundial, de diversas nacionalidades – aunque fundamentalmente franceses, italianos, alemanes y austriacos- han decidido, como advierte el autor del vídeo “no irse de vacaciones”, para que “Europa no se convierta en África”.

La organización que integran, “Defend Europe”, ha alquilado gracias a las donaciones de simpatizantes un barco con bandera de Djibuti, con capitán incluido, el C-Star, y ya han cruzado el Canal de Suez en dirección a Sicilia, donde embarcarán los 30 tripulantes que pasarán el verano haciendo “más seguro el Mediterráneo” patrullando las costas de Libia. Su enemigo principal son las ONG: “ahora mismo las autodenominadas ONG humanitarias están introduciendo a miles de inmigrantes ilegales en Europa y están poniendo en peligro la seguridad y el futuro de nuestro continente. Ellas son responsables de las muertes de miles de africanos en el Mediterráneo”.

 

Para decir esto sin rubor los ultraderechistas citan, aunque con una retórica más radicalizada, declaraciones de organismos como Frontex o de las autoridades libias. Los jóvenes pasarán sus vacaciones “ayudando” a ambas. “Frontex y Libia están de acuerdo en que las ONG dificultan la situación”, proclaman. “No vamos a seguir mirando para otro lado, haremos algo contra ello”.

Su ‘modus operandi’ -declarado- será patrullar las aguas libias y comunicar a las autoridades de aquel país si detectan alguna embarcación con migrantes para que sean estas las repatrien a sus costas. Se acercarán, para ello, lo máximo posible a la costa del país norteafricano. También contemplan, por supuesto, hundir o pinchar las embarcaciones abandonadas “para que los traficantes no puedan volver a utilizarlas”.

Queremos supervisar a las ONG, intervenir si hacen algo ilegal” y “por supuesto (sic) rescatar a los inmigrantes” que estén en situación de dificultad, siempre para, claro “rescatarlos y devolverlos”, dicen en otro de sus vídeos. Su objetivo, repiten una y otra vez, es parar el tráfico humano. Y de paso, claro, que Europa no se llene de inmigrantes.

Muchas las organizaciones humanitarias han dado la voz de alarma ante la llegada de este barco de dudosas intenciones, sobre todo por las dudas que presenta desde el punto de vista legal, por descontado desde una perspectiva humanitaria. Fabienne Lassalle, de SOS Mediterranee, explica que la legislación marítima obliga a “prestar asistencia a las embarcaciones en apuros” y también a que se lleve a sus ocupantes a un puerto seguro, lo que excluye, a su juicio, Libia, que “no es para nada un país seguro”.

Puertos seguros como los de Sicilia, en los que la afluencia masiva de refugiados, desembarcados por las ONG, han hecho desbordarse también la paciencia de las autoridades italianas, que recientemente pidieron más ayuda a la UE para que otros puertos acojan su parte proporcional de migrantes y refugiados.

ÓSCAR VALERO. ATENAS

En ese sentido, el hartazgo de los países del sur de Europa con la falta de solidaridad de sus socios del norte es el perfecto caldo de cultivo para organizaciones como “Defend Europe”, que además cuentan con amplio apoyo implícito entre los partidos políticos de extrema derecha en la UE.

No hay más que seguir la línea de puntos para encontrar a Clément Galant, miembro destacado de “Defend Europe” y militante de Génération Identitaire, movimiento de base del Frente Nacional francés, partidario de la teoría de la “sustitución”: los inmigrantes musulmanes norteafricanos están a punto, si nadie lo remedia, de ser mayoritarios en Francia y por tanto, ‘sustituir’ las costumbres francesas por las de sus países. Esta teoría, si bien basada en pura xenofobia, es uno de los pilares del FN.

“Nuestra época es una locura. Los acontecimientos se aceleran. Millones de no europeos ya se han instalado en Europa. Otros vienen de camino. Los estados europeos no hacen nada bajo la excusa del humanitarismo, dan la mano a esta invasión”, decía Galant recientemente en una entrevista en un medio de la “alt-right” francesa. “¿Qué hacer, una manifestación? ¿Esperar a 2022 (próximas presidenciales francesas?”, reflexionaba, “¿somos más tontos que una organización de izquierda como SOS Méditerranée que tiene un barco para recuperar inmigrantes? Menos ricos, menos apoyados por las empresas, seguro. Pero no menos organizados, no menos capaces y sin duda mucho más decididos”.

Como buen grupo de ultraderecha,” Defend Europe” también utiliza el victimismo y el orgullo de clase. Se presenta como una organización desamparada que no recibe ayuda pública a diferencia de las ONG, a las que nombran en su vídeo de petición de fondos junto a la cantidad de dinero que supuestamente han recibido. “Estas ONG criminales recogen donaciones para alquilar barcos y recoger inmigrantes frente a las costas libias. No se avergüenzan de trabajar con traficantes. Hay que parar a estos criminales”, denuncian.

Lo cierto es que no han sido pocos los obstáculos que han superado para conseguir los 80.000 dólares que decían necesitar para hacerse con ese barco de 40 metros de eslora construido en los setenta. Las denuncias y presiones de organizaciones de todo tipo desde que anunciaron su iniciativa forzaron a PayPal a cerrarles la operación de crodwfunding y a que el Crédit Mutuel les cancelara la cuenta bancaria. Ellos encontraron otro servicio alternativo de recogida de donaciones, muchas de las cuales fueron anónimas, y llegaron a los más de 100.000 dólares.

“Defend Europe” reconoce que su mayor fuente de inspiración es la tenebrosa campaña australiana de “No Way (you will make Australia home)” (de ninguna manera vas a convertir Australia en tu hogar) con la que Canberra pretendía espantar a los inmigrantes procedentes del sudeste asiático y predicaba la tolerancia cero con las llegadas, incluso con la creación de campos de internamiento externalizados en condiciones infrahumanas. Siempre bajo el paraguas de lo humanitario. “Protegiendo Europa salvamos vidas en las dos orillas del Mediterráneo”, opina, orgulloso, el identitario Galant, “los solidarios no pueden decir lo mismo”.

elconfidencial.com

Turkey ready to splash out $2.5bn for Russia’s S-400 air defense system – report

Turkey ready to splash out $2.5bn for Russia’s S-400 air defense system – report
Ankara and Moscow have reportedly thrashed out the much-talked-over purchase of Russia’s S-400 advanced anti-missile system, Bloomberg reports. The deal will allegedly see two batteries being delivered to Turkey as well as a technology transfer.

The parties to the deal, which has been in the works since November 2016, have finally agreed on the price of the contract, which should amount to $2.5 billion, the magazine reported Wednesday, citing an anonymous Turkish official.

However, no timeframe has been set as to the signing of the deal yet, as the countries are still discussing the technical aspects, the official told Bloomberg, adding that he expects the negotiations to last for about a year.

One of the cornerstones of the agreement, according to the Turkish official, is that it envisions not only transfer of the state-of-the-art complexes but also that of technology. In addition to the two S-400 batteries, which would be manufactured in Russia and supplied to Turkey, the deal would enable Ankara to assemble two missile systems on its own.

For now, it’s not clear how much time will pass for the systems to be installed on Turkish soil once the deal is finalized, the unnamed official said, noting that Moscow doesn’t have any spare missile systems in stock and will have to embark on their construction first.

READ MORE: Turkey ‘in talks to buy Russian S-400 anti-missile system’ after snubbing China deal

He suggested that to speed up the delivery Moscow might take away a missile system from a batch bound for another customer and send it to Turkey instead. The official did not specify the country, however.

Russia had previously secured contracts with India and China to procure S-400 anti-missile systems.

The systems would be incompatible with NATO equipment stationed in Turkey, a long-time NATO member. Air base in Incirlik serves for US forces as a storage site for its tactical nuclear weapons and has been used by NATO to launch attacks against Islamic State (IS, formerly ISIS/ISIL) in Iraq and Syria. The potential problems with the missile systems integration into the NATO infrastructure sparked concerns among its member-states. However, Turkish defense minister Fikri Işık said in March that Ankara did not plan to fit the missile systems into the existing NATO infrastructure.

Last month, Russian President Vladimir Putin said that while Moscow does not currently produce the systems abroad, he did not rule out the possibility of its happening in the future.

“Overall, there’s nothing impossible,” Putin said on the sidelines of St. Petersburg economic forum, revealing that, for its part, Moscow is “ready” to deliver missile systems to Turkey.

The Rostec Corporation reported in early June that it had agreed technical issues with the Turkish colleagues and was waiting for the financial aspect of the deal to be resolved.

“As for the S-400 system, the discussions are going on, all the technical issues have already been agreed upon, the current discussions refer to the financial issues,” Rostec CEO Sergey Chemezov said, noting that Ankara was seeking a loan to purchase the systems.

There were hopes that the final touch to the deal could have been added at the meeting between Russia’s President and his Turkish counterpart Recep Tayyip Erdoğan in Russia’s Black Sea resort of Sochi in May.

READ MORE: Putin, Erdogan may discuss S-400 sale to Turkey in early May in Sochi – Kremlin

Speaking ahead of the meeting, Turkish foreign minister Mevlüt Çavuşoğlu, said that Ankara “agreed in principle with Russian on the S-400 purchases,” noting that the countries had yet to work out financial part of the deal.

Turkey has long been seeking to build a national air defense system, but was lacking the appropriate technology.

In 2015, Turkey canceled a $3.4 billion agreement with China for a delivery of a similar long-range air defense system, the FD-2000, reportedly after Beijing refused to share technological know-how as part of the agreement.

Explaining the decision to turn to Moscow, despite attracting NATO’s criticism, the Turkish defense minister said in April that NATO partners had failed to present Turkey with a “financially effective” offer.

READ MORE: ‘Support your NATO ally, not terrorists:’ Erdogan slams US amidst row over alleged YPG supplies

Relations between the US-led alliance and Ankara suffered a blow in the aftermath of a foiled coup attempt last July, followed by a large-scale purge in the military and civil service unleashed by Erdogan. The reluctance by the US to extradite the alleged mastermind behind the coup, Fethullah Gullen, to Turkey, where he is considered to be a founder and a leader of a terrorist organization, further inflamed tensions. Another point of contention is the US longstanding supportfor Syria’s Kurdish-led Syrian Democratic Forces (YPG) in their fight against ISIS. Ankara deems YPG to be a wing of the outlawed Kurdistan Workers Party (PKK).

Erdogan has repeatedly asked Washington to withdraw its backing from the YPG fighters, decrying Washington’s decision to assist a “terrorist organization.”

rt.com

Arabia Saudí: ¿cambios peligrosos en la región?

alt

Carlos Santa María

La selección de Mohamad bin Salman, hijo del rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, como nuevo heredero al trono es importante de analizar pues no es un simple cambio, sino que adquiere un significado duro en la inestable situación de la región.

En primer lugar, cabe señalar que el nuevo heredero es quien ha dirigido y estimulado la agresión a Yemen lo que implica por una parte ratificar su mandato y, por otro, aceptar las demandas en cuanto a mejorar sustancialmente el presupuesto para financiar a las tropas que combaten en esa guerra. Cabe señalar que no solo mantiene su puesto al frente del Ministerio de Defensa, sino que también ha sido designado como viceprimer ministro del reino árabe.

En segundo lugar, el mes de abril, el rey Salman nombró al hermano de Mohamad, el príncipe Jaled bin Salman bin Abdulaziz Al Saud, como nuevo embajador saudí en Estados Unidos, el cual fue sido piloto en las Fuerzas Aéreas y participó directamente en la agresión a Yemen. También, nombró a otro hijo suyo, Abdulaziz bin Salman bin Abdulaziz Al Saud, como ministro de Asuntos de la Energía del país, ratificando que se concentra el poder familiar junto con abrir los lazos con Washington para futuros negocios de armamento y recepción de órdenes, que ya se dieron con la visita geoestratégica de Donald Trump.

En tercer lugar, Mohamad era el segundo en la línea de sucesión del país árabe después de su primo, Mohamad bin Nayef bin Abdulaziz Al Saud, lo que implica un reforzamiento claro de su padre en la Administración para marcar la línea dura de su mandato y dejar la opción de nombrarlo pronto como el nuevo rey. Respecto al sustituido, Bin Nayef, se conoce que ha manifestado su lealtad a Mohamad, sin conflictos por haber sido despojado de su cargo.

Esta decisión del rey saudí permite predecir que la tensión en la zona se incrementará paralelamente a las amenazas de la OTAN a Rusia, a Irán, a Venezuela y otras naciones insubordinadas a la hegemonía imperial, puesto que la idea es generar nuevos conflictos o agudizar los existentes con el fin de incrementar el mercado de armas, a la vez que se maneja al pueblo con el miedo a una confrontación, lo que permite el mejor dominio de la población y reprimir de modo directo sin consecuencias.

La elección indica que el poder debe concentrarse en gente absolutamente fiel a los principios del reino, los que están vinculados al terrorismo de Daesh y Al Qaeda como política no pública aunque real, así como a la alianza con los tradicionales enemigos de la nación palestina como son el régimen israelí y estadounidense. No se puede olvidar que es una monarquía y la política la decide el rey sin tomar en cuenta el parecer de los ciudadanos sino basado en su propia convicción de lo que es bueno o malo para su feudo.

En términos estratégicos se confirma que Mohamad bin Zayed Al Nahyan, el príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), está como mentor de Bin Salman, según revelaban medios de comunicación develando un plan para hacer que el príncipe heredero adjunto saudí, Mohamad, accediera al trono antes del final de este año, asesorado  para que pueda obtener el apoyo de Estados Unidos a través una campaña mediática intensa que lo convierta en héroe nacional.  La estrategia que propondría Al Nahyan Bin Salman sería, presuntamente, acabar con el gobierno del wahabismo y tendría que abrir un fuerte canal de comunicación con Israel. El año pasado se reveló que tanto Riad y el régimen de Tel Aviv, sin relaciones diplomáticas formales, cohonestaron todos los esfuerzos para impedir la firma del Acuerdo Nuclear de la República Iraní con la Casa Blanca.

Algunos analistas sostienen que el agravio al príncipe heredero Mohamad bin Nayef daría lugar a una lucha por el poder interno afectando al rey Salman, ya que la actual restructuración es un paso directo para aumentar la influencia de esta rama del árbol genealógico de los Al Saud. Informes   muestran que ya han tenido lugar llamamientos a las protestas a nivel nacional, además del despliegue de las fuerzas de seguridad en las calles centrales de la capitalina ciudad de Riad, lo que señalaría la manifestación de movimientos opositores en el reino.

Esta puede ser una coyuntura favorable para que los opositores al régimen puedan salir a las calles, aunque con el riesgo de muerte inminente al protestar por la política unívoca del rey y la falta de garantías democráticas mínimas. Es una posibilidad.

Lo evidente es que las tensiones se agravarán en la zona dada la continuación de la línea intransigente de la Casa Al Saud y la región deberá soportar alianzas públicas entre regímenes dictatoriales. Sin embargo, el avance de las fuerzas sirias e iraquíes y la defensa sólida de Yemen, por dar ejemplos, hacen predecir también que el polo multicolor de la democracia será restaurada pronto en términos históricos, aunque difíciles de precisar en sus consecuencias.

Catar empieza a hablar: Príncipes saudí y emiratí apoyan a Al-Qaeda en Yemen

Catar ha desclasificado un documento diplomático que indica el papel directo de los príncipes herederos de Arabia Saudí y EAU en apoyar a Al-Qaeda en Yemen.

El documento de nueve páginas, fue enviado al canciller catarí, Mohamad Abdulrahman Al Thani, el 26 de octubre de 2016, e incluye las comunicaciones entre el embajador de Catar en Washington y el subsecretario para Terrorismo e Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de EE.UU., según recoge el sitio web ‘Al-Arabi’.

El texto indica que los príncipes herederos de Arabia Saudí y de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamad bin Salman y Mohamad bin Zayed Al Nayhan, respectivamente han proporcionado ayuda a las dos destacadas figuras terroristas vinculadas al grupo Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA).

“El príncipe Mohamad bin Salman ha estado en comunicación constante con las figuras mencionadas en el informe. Él ha logrado, según el subsecretario, reunirse con algunos grupos leales a AQAP, una fuerza contra los Hutíes (el movimiento popular yemení Ansarolá)”, se lee en las notas filtradas.

El reporte dijo que Bin Salman ha mantenido contactos con Ali Abkar al-Hasan y Abdolá Faisal Sadiq al-Ahdal, dos figuras que se encuentran desde el año 2016 en la lista negra de Estados Unidos para los individuos y entidades que apoyan al terrorismo.

El príncipe (saudí) Mohamad bin Salman ha estado en comunicación constante con las figuras mencionadas en el informe. Él ha logrado, según el subsecretario, reunirse con algunos grupos leales a AQAP, una fuerza contra los Hutíes (el movimiento popular yemení Ansarolá)”, se lee en las notas filtradas.

Estados Unidos considera que el AQAP, con sede en Yemen, la rama más peligrosa del grupo terrorista Al-Qaeda, es una organización que ha aprovechado la prolongada agresión liderada por Arabia Saudí en Yemen, para expandir su presencia en varias zonas del este y sur del territorio yemení.

“Desde al menos el otoño de 2012, Abkar era un combatiente de AQAP y viajó con un grupo de otros jeques a Arabia Saudí y los EAU para reunirse con los príncipes saudíes y el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamad bin Zayed”, agregó el texto.

También revelaron que Abkar recibió 1,6 millones de dólares en 2015 a través del jefe de inteligencia saudí Jalid bin Ali al-Humaidan para proporcionar equipo militar a AQAP y a otros grupos terroristas activos en Yemen.

El documento añadió además, que Al-Ahdal había suministrado fondos a AQAP desde 2009 y manejado a combatientes extranjeros y que había sido un líder tribal de alto rango en la provincia oriental yemení de Hadramawt.

Bin Salman, el principal arquitecto de la devastadora guerra de dos años de Arabia Saudí en Yemen, fue nombrado heredero del trono el mes pasado. El joven de 31 años, también se cree que está detrás del reciente bloqueo diplomático y económico impuesto por Riad y sus aliados árabes a Catar.

Informe revela los “principales financiadores” del extremismo islamista en Occidente

El centro analítico británico Henry Jackson Society ha publicado un informe sobre la financiación extranjera de las ramas extremistas del islam en el Reino Unido. Arabia Saudita ha sido nombrado claramente como uno de los principales países ‘exportadores’ de extremismoen todo el mundo.

En los últimos 50 años, Riad, el aliado más cercano de Londres en Oriente Medio, ha invertido por lo menos 86.000 millones de dólares en el extremismo wahabí, la base ideológica de los movimientos extremistas y yihadistas en Occidente, muchos de los cuales se desarrollan en el Reino Unido, de acuerdo con el informe.

El mismo vincula a varias organizaciones benéficas sauditas con el crecimiento registrado en el número de ciudadanos británicos que se radicalizan y dejan el país para luchar por el grupo yihadista Estado Islámico en Irak y Siria. La forma de educación proporcionada por estas organizaciones promueve, según el centro analítico, una “dura interpretación wahabí de del islam aprobada por el Gobierno saudita”.

Recientemente, según apunta el informe, el financiamiento toma la forma de proveer dinero a librerías, escuelas y colegios que distribuyen literatura extremista, incluyendo textos que instan a los musulmanes a convertir al Reino Unido en un Estado completamente islámicocomo Arabia Saudita.

“Declaraciones infundadas”

Una manifestación en el lugar del atentado contra musulmanes en Finsbury Park, Londres, el R3eino Unido, 20 de junio de 2017 / Marko Djurica / Reuters

Los diplomáticos saudíes en Londres, por su parte, ya han rechazado las conclusiones tomadas por el centro Henry Jackson Society.

En una declaración a la BBC, la Embajada saudí afirmó que las declaraciones sobre su supuesto apoyo al terrorismo son “infundadas y carecen de pruebas creíbles”.

“No aprobamos ni toleramos las acciones o la ideología del extremismo violento y no nos detendremos hasta que estos pervertidos y sus organizaciones sean destruidos“, aseveraron desde la misión diplomática saudí en la capital británica.

Limitar la financiación del extremismo

El informe señaló que varios países han tomado medidas para limitar la financiación del extremismo proveniente de otros Estados. En Austria, la financiación extranjera a mezquitas e imanes es ilegal desde 2015.

En Alemania, la influencia wahabí, alimentada por el dinero del petróleo de Arabia Saudita, también juega un papel clave en la radicalización de los musulmanes, según la investigadora Susanne Schröter, citada por Deutsche Welle. Por ello, los legisladores también han propuesto medidas para limitar la cantidad de donaciones dirigidas a grupos religiosos del extranjero.

La información disponible sobre la financiación extranjera del extremismo religioso en el Reino Unido es demasiado escasa para llegar a una conclusión completa, por lo que el Gobierno británico, no tiene ninguna legislación propuesta al respecto y debe iniciar una investigación pública sobre el tema, concluyó el informe.

ELESPIADIGITAL.COM