La Geopolítica desde América Latina

alt

Salvador González Briceño

El escenario mundial actual es de ruptura, y caos —efecto mariposa, lo llaman algunos—. Y de una crudeza tal que promueve, amenazante, la violencia en todas sus formas, como el terrorismo dirigido —capacitado, financiado y armado—, con fines estratégicos —propaganda en las redes y falsas banderas a la orden del día.

El principal promotor es, desatado, el imperialismo estadounidense, convertido en enemigo de países, instituciones, sociedades, culturas. Porque se resiste a perder su carácter hegemónico.

Por su parte, la globalización económica —expresión light del capitalismo desarrollado en imperialismo— sirvió para meter a países y regiones al orden liberal, con instituciones del sistema financiero como el BM, FMI, BCE, OCDE, a nombre de una libertad y democracia (¡ah, el ardid de los derechos humanos!) que el imperio exige pero no practica.

Devino la destrucción de los Estados nación desde la siembra obligada del modelo neoliberal por todo el planeta —con honrosas excepciones—, a partir de los años 80 del siglo XX vía la privatización patrimonial del Estado de bienestar. De ahí surgió la desestabilización de los países, la ilegitimidad, la ingobernabilidad y los poderes fácticos, como el que representa el crimen organizado. La riqueza profundizó las diferencias al interior de sociedades y países.

Pero como las leyes del capitalismo no perdonan, el sistema cayó en desgracia cuando llegó la crisis económico-financiera de 2008, que agudizó la decadencia sistémica de la cual el mundo no se recupera todavía.

Siguen los lastres, en la vida económica, política y social mundial, con amenazas de destruir a la especie. Es la ambición por la riqueza, la furia del interés privado, que se impone por encima de todo.

Por lo demás, si el mundo actual entró a una fase superior de la globalización, ¿cómo llamarle cuando su principal característica es la complejidad? Solo no olvidemos el trasfondo.

Una hipótesis es cierta, el desorden internacional de ahora superó ya los escenarios de la Guerra Fría. Aquél era un equilibrio tenso, pero con ciertas reglas. La ONU era respetada, la OMC contribuía a un ajuste más o menos equilibrado del comercio. Todo aquello se acabó.

Ahora rige un sistema financiero global que lo domina todo. Con algunos países al frente.

Gran Bretaña y los Estados Unidos de América (EUA) —por cierto los principales promotores de la destrucción de los Estados con la herramienta del neoliberalismo—, hoy no quieren recoger los lastres que han dejado a su paso décadas atrás.

Al contrario, el Brexit de Gran Bretaña y el muro de la ignominia de EUA con México, son ejemplo del repudio a la inmigración, cuando como garantes del capitalimperialismo se han servido de los recursos y la mano de obra esclava. Latinoamérica, Asia, pero sobre todo África son el ejemplo.

Hoy sabemos que el orden internacional pasó de la bipolaridad surgida desde el fin de la Segunda Guerra, a la unipolaridad tras la caída de la Unión Soviética en 1991, y que el hegemón estadounidense adoptó el “fin de la historia” como premisa.

Y que EUA actuó en consecuencia. La ofensiva de “guerra perpetua” contra el mundo, irrumpió tras los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York en 2001, como meta de sobrevivencia imperial.

Ahí anidó el caos, las guerras por los recursos energéticos y el rompimiento del orden global anterior. El mundo entró en una nueva etapa o periodo de guerras continuas, por eso es que hoy no se ve más que desorden y caos. Cero reglas. Y a río revuelto…

Desde entonces quedó claro que EUA no quiere competencia, ni por el empuje económico de China ni por el resurgimiento de Rusia durante la era Putin; ambas potencias emergentes. Claro que China está a un tris de superar a los EUA en la economía global, y Rusia ha remontado ya en el terreno de la geopolítica.

Eso explica la reacción en cadena. Los países que conforman la OTAN tratan de contener a Rusia en el escenario continental europeo, con el Pentágono al frente; es decir, hoy la confrontación no es —como en la Guerra Fría— de EUA vs. la URSS, sino de la OTAN vs. Rusia. Con todo y Rusia promueve el comercio con Europa, no así la confrontación. Sin embargo, hay que recordar que el potencial nuclear está de por medio, y no solo es disuasivo.

Desde el punto de vista geopolítico, es claro que de manera paulatina se ha ido fortaleciendo militarmente desde Europa Oriental el cerco contra Rusia, como el corazón de “Eurasia”; de igual manera, no cesa la presencia terrorista desde la “región cardial”, la periferia o el Heartland de Mackinder, como son Iraq, Afganistán, Siria, etcétera. Los dos grandes frentes de guerra de la OTAN y el Pentágono en tierra firme contra Rusia.

El otro frente está en el Mar meridional, la región de Asia Pacífico en contra de China, comandado por las fuerzas marítimas estadounidenses, con una fuerte presencia en la región.

Hay otros frentes que estarían prestos a entrar en acción. Es el caso de la ciberseguridad, el ciberespionaje, la ciberguerra y el ciberterrorismo, que tanto amenazan desde las redes del internet y herramientas todas para distintos tipos de atentados, como verbigracia la llamada “guerra hibrida” —todo como parte de la complejidad.

De ese modo la estrategia geopolítica desde el mundo Occidental con EUA al frente, está claramente dirigida contra Rusia, pero también China, tanto por la OTAN como por el Pentágono. Una tiene como escenarios los países del este europeo, otra la región del Pacífico.

Es claro que Occidente sabe que Rusia posee el arsenal atómico de la ex Unión Soviética, altamente disuasivo. Además, que fueron ejército y pueblo soviéticos quienes pusieron límites al expansionismo fascista de Hitler y puso fin a la Segunda Guerra Mundial.

Mientras tanto, Rusia y China impulsan mecanismos de cooperación y desarrollo por el mundo —aún dentro de la globalización, el libre comercio— con mecanismos  como BRICS, APEC, OCS, y la puesta en marcha de la nueva “ruta de la seda y la franja”. En tanto EUA continúa amenazante con las guerras, de ahí sus elevados presupuestos militares.

En todo esto la geopolítica tiene mucho qué decir. No como estrategia de guerra —la alemana de la Segunda Guerra o la estadounidense de hoy—, sino como método para entender la realidad; tan pragmática como coyuntural, para una realidad manipulada desde los centros del poder global. Afortunadamente existe ya la geopolítica crítica, la desarrollada por la escuela francesa.

Para este espacio, “México Rusia Hoy” es un pretexto. Porque la guía de este proyecto es, sobre todo, como lo dicta el eslogan: “La Geopolítica desde América Latina”. O, La Geopolítica Hoy.

Crisis en Siria: murieron unos dos mil civiles en Guta Oriental en los últimos tres meses

Más de dos mil civiles fueron muertos y casi cinco mil resultaron heridos en los últimos tres meses en Ghuta Oriental, el área al este de Damasco controlada por grupos de la oposición y donde hay unos 400.000 civiles asediados.

 

Lo denunció en una conferencia de prensa en Estambul Salwa Aksoy, vicepresidenta de la Coalición Nacional Siria, en el exilio en Turquía.

 

“Lo que está sucediendo en Ghuta es una guerra de exterminio y un crimen contra la humanidad”, dijo Aksoy, según informó ANSA.

 

Según la Coalición Nacional Siria, en los últimos tres meses son 32 las estructuras médicas destruidas en el área por los ataques de Damasco y sus aliados, incluyendo a Rusia.

 

La exponente de la oposición a Bashar al Assad sostuvo luego que, según las reglas de la ONU, Moscú no debería poder votar en la resolución del Consejo de Seguridad sobre Ghuta, en discusión en estas horas en Nueva York, porque está directamente involucrada en el conflicto.

infobae.com

Informe: La actividad militar de EE.UU. en Latinoamérica pretende “cambiar de régimen” en Venezuela

Informe: La actividad militar de EE.UU. en Latinoamérica pretende "cambiar de régimen" en Venezuela

Un miembro de la Fuerza Aérea de EE. UU. durante la operación AmazonLog, en Tabatinga, Brasil el 11 de noviembre de 2017.
Leonardo Benassatto / Reuters

La Administración de Donald Trump adelanta una guerra de amplio espectro contra Venezuela, asegura un informepublicado por el  Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag)

El texto, titulado ‘Fuerzas Armadas en América Latina: armas, capacitación y el cerco a Venezuela’, precisa que esta acción implica la conformación de una fuerza multilateral para intervenir la nación gobernada por Nicolás Maduro, “en lo económico y político, también en lo militar”.

Según el documento, los recientes movimientos militares registrados en Panamá y Colombia; las bases militares con las que EE.UU. cuenta en Colombia, Perú y Honduras; los ejercicios militares denominados AmazonLog, y, por si fuera poco, los acuerdos con las fuerzas armadas argentinas suponen una “demostración de fuerza” para el “cambio de régimen” en Caracas.

La presencia de EE.UU en Centroamérica justificada por el ejercicio militar “Nuevos Horizontes” coincide con el calendario de las elecciones presidenciales venezolanas establecidas para Abril. ¿Pura coincidencia?

➡️ http://www.celag.org/ffaa-america-latina-armas-capacitacion-cerco-venezuela/ 

Para el Celag, no es coincidente que tropas estadounidenses aterrizaran el pasado mes de enero en Panamá para la realización de los ejercicios denominados Nuevos Horizontes. Estas maniobras, organizadas por el Comando Sur, durarán hasta mediados de 2018, un período “que abarca las elecciones presidenciales venezolanas establecidas para abril”, resalta la publicación.

Este tipo de operativos, agrega el documento “forman parte de escenarios que [aparentemente] requieren una intervención humanitaria, en países con ‘desorden interno'”.

Por último, y luego de detallar las millonarias compras de armamento realizadas durante 2016 por los gobiernos de Colombia, México, Brasil y Argentina, el Celag recuerda que el Ministerio de Defensa de Perú también informó sobre la ejecución del llamado Ejercicio Fuerzas Aliadas Humanitarias entre los días 16 y 27 de abril de 2018.

“La realización del ejercicio también coincide con el período en el que se llevarán a cabo las elecciones en Venezuela”, finaliza el texto.

actualidad.rt.com

12 militares de EAU muertos y 4 vehículos blindados destruidos en emboscada de fuerzas yemeníes

alt

Doce soldados emiratíes a bordo de 4 vehículos blindados fueron abatidos el domingo a consecuencia de una emboscada de las fuerzas yemeníes en el frente de Mozaa (oeste).

Algunos oficiales se encuentran entre los militares muertos, dijo una fuente militar citada por el canal yemení Al Masirah, quien informó sobre la destrucción de 4 vehículos militares.

Un número de mercenarios, respaldados por la aviación de la coalición, fueron enviados rápidamente al campo de batalla para evacuar a los muertos emiratíes, dijo la fuente.

Sin embargo, los soldados del Ejército y Ansarulá rodearon a los emiratíes en Mozaa, impidiendo a los mercenarios acercarse a ellos.

Durante estos combates varios mercenarios fueron muertos y heridos. Pero esta vez, no fallecieron por disparos yemeníes sino por las bombas de racimo lanzadas por aviones de la coalición liderada por Arabia Saudí contra aquellos que intentaron huir y retirarse de Mozaa.

En Maarib y Taiz, varios mercenarios de la coalición hallaron la muerte tras una ofensiva de las fuerzas yemeníes y a consecuencia de los disparos de artillería que alcanzaron sus posiciones.

Este lunes, las fuerzas yemeníes destruyeron un vehículo saudí y bombardearon posiciones de los mercenarios en Nayran (sur de Arabia).

ELESPIADIGITAL.COM

Un nuevo informe señaló que desaparecieron 82 mil personas durante el conflicto armado en Colombia

La desaparición forzada es una violación al Derecho Internacional Humanitario, y también fue una de las prácticas más usadas por los actores armados en el marco del conflicto colombiano de más de 50 años. 10.350 casos a manos de guerrilla fueron registrados por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH): 3.606 de las FARC y 615 del ELN.

 

Así reveló a Blu Radio el director del CNMH, Andrés Suárez, quien dijo que los mayoresresponsables del flagelo son los grupos paramilitares, a los que se les atribuyen 26 mil casos. Aunque las cifras pueden aumentar, porque muchos de esos casos están “escondidos” bajo otros mecanismos criminales como el secuestro.

Tal cual se reavivó el caso de Enrique Márquez Díaz, secuestrado hace 19 años por el Frente 53 de las FARC. Después de ese tiempo sin saber nada de él, la familia hoy supo qué fue de su paraderoSu captor, el ex guerrillero Henry Castellanos, alias ‘Romaña’, confesó que lo habían asesinado.

 

El CNMH aclara que otros grupos armados ya extintos también fueron responsables de desapariciones forzadas. Y hasta la fecha tienen registro de 82 mil casos en total, indicaBlu Radio.

 

Pero la situación ya no se trata de cifras históricas, estas se siguen alimentando en medio de un posconflicto con las FARC, que intenta salir adelante mientras otros grupos insurgentes siguen alzados en armas. Reza un reciente informe de Amnistía Internacional que pese al acuerdo de paz, el conflicto se intensificó en 2017 en algunas zonas de Colombia por los enfrentamientos de dichas organizaciones.

Norte de Santander, Cauca, Antioquia, Nariño y Chocó son los departamentos más afectados por violaciones de derechos humanos como la instalación de minas antipersonas, el reclutamiento forzado de niños, la violencia sexualdesplazamientos forzados colectivos y homicidios selectivos.

 

Uno de los ejemplos que da la organización son los enfrentamientos entre la guerrilla del ELN y grupos mafiosos herederos del paramilitarismo –como El Clan del Golfo, considerado el más grande–, que se disputan el control de la producción de cultivos ilícitos, poniendo en “grave peligro” comunidades indígenas y afrodescendientes.

infobae.com

La desorientación geopolítica del gobierno argentino que ignora al sistema mundo del siglo XXI

alt

Miguel Ángel Barrios

Antes de la caída del muro de Berlín en 1989 hemos venido afirmando que la implosión de la Unión Soviética no significaba la caída de un  polo y la victoria del otro polo –refiriéndonos al  de los Estados Unidos- como lo sostenía el entonces presidente de los Estados Unidos George Bush (padre) que anuncio un “Nuevo Orden Mundial” y el teórico japonés Norteamericano Francis Fukuyama en su libro tan publicitado “El Fin de la Historia”, como si se tratase de que el paradigma de la sociedad norteamericana representaba la cúspide de la evolución humana.  Recordamos que muchos intelectuales, universidades, políticos, empresarios, economistas, etc, se convirtieron en fanáticos de éste último.

Pero la realidad, demostró contundentemente que no estábamos en el fin de la historia sino que la historia nunca se había ido, y por lo tanto se iniciaba una nueva lógica mundial que conducía inexorablemente a contramano de lo que decía Fukuyama hacia un “nuevo orden mundial” multipolar, desoccidental, multicivilizacional y donde los Estados Regiones o Continentales con matriz civilizacional propia serían los únicos que tendrían la capacidad de autonomía –Soberanía- en un sistema mundo interdependiente y asimétrico.

En el año 2008 sacábamos un poco en soledad el Diccionario Latinoamericano de Seguridad y Geopolítica con un grupo de investigadores latinoamericanos (Barrios Miguel Ángel –Director-.  Diccionario Latinoamericano de Seguridad y Geopolítica. Biblos. Bs As. 2008).  Allí planteábamos el descenso relativo de los EEUU en el sistema mundial y la emergencia de poderes regionales del Asia Pacífico.  Y decíamos, que los EEUU, China, Rusia y la India eran los Estados Continentales Industriales con capacidad de juego en el sistema mundial.  Adelantábamos que Europa se estaba transformando en un continente museo en la medida en que no resolvía su identidad entre la Unión Europea, la OTAN y el Euro.  También apuntalábamos el papel central como Estados pivot en sus respectivas regiones de Turquía e Irán.  Y por último, señalábamos la urgente necesidad de consolidar una doctrina de defensa nacional y de seguridad ciudadana, primero en América del Sur, para luego si las fuerzas nos daban  la densidad necesaria llevarla a América Latina y al Caribe con el Comandantes Chávez.

Eran épocas de victorias, que parecían estructurales, pero a la luz de los acontecimientos observamos que fueron fugaces, tal vez altisonantes en los discursos pero en la práctica el entusiasmo no nos brindó la madurez de articular el proyecto.  Y como se dice vulgarmente la historia nos dió una vieja lección: los imperios no duermen.  Pero esto no quiere decir que quedemos anestesiados, sino  pensar y accionar con fineza estratégica.

El gobierno del Presidente Macri de un principio, como ignorando la nueva correlación de fuerzas a nivel mundial, en forma irresponsable se alinea automáticamente y acriticamente con la política exterior de los EEUU, no solo ignorando la vieja tradición diplomática argentina del Derecho Internacional de la neutralidad y el pacifismo,( nos referimos a la doctrina Calvo y la doctrina Drago) en el ámbito latinoamericano opinando sobre la democracia en Venezuela y optando por un llamativo silencio en el golpe de estado en el Brasil a Dilma Roussef o los asesinatos de líderes sociales –más de 100- en Colombia sino que la cuestión tomó mayor gravedad, cuando el gobierno argentino se inclina decididamente con la política norteamericana en Medio Oriente –a tal punto que fue uno de los pocos países latinoamericano que se abstuvo sobre el status de Jerusalén en el que EEUU pretende hacerla capital de Israel- y creando tal incertidumbre, que si se agudiza lo que el Papa Francisco denomina “la tercera guerra mundial a trozos”, la Argentina corre el riesgo de ser llevada a un conflicto mundial.

Es decir, sin medias tintas hay que plantear directamente el tema: o hay un alineamiento irrestricto con una Estados Unidos desorientada estratégicamente y considerado un Estado Terrorista por muchos prestigiosos analistas mundiales, o estamos siendo engañados en el rostro por el gobierno argentino.  Más aún, bajo la mentira del alineamiento irrestricto no ha entrado un solo dólar al circuito productivo argentino sino al círculo financiero especulativo, en la cual el gobierno de Macri y mucho de sus integrantes son socios con los Fondos Buitres que pretenden saquear a la Argentina con la deuda externa.  Y todos los días entra miles de dólares y salen doblemente por la vía de la rentabilidad especulativa.

Debíamos necesariamente realizar esta introducción, y por primera vez en mi caso particular como académico comprometido con la Argentina, porque ha ocurrido un hecho gravísimo que nos brinda la prueba definitiva a que está jugando el gobierno argentino.  Esto no quiere decir para nada, de que estamos realizando un análisis de cabotaje partidario, sino de denunciar que el Interés Nacional está en peligro.  Nos hemos acostumbrados en los últimos años, que cualquier disidencia era elevada a nivel de traición de la patria.  Nada más alejado que esa falsa interpretación.

Desde el gobierno de Bush (hijo), EEUU al crear la doctrina de guerra preventiva (es decir,de poder atacar anticipadamente en cualquier jurisdicción del mundo a un actor “terrorista”, sin precisar que es el terrorismo) empieza a aplicar en América Latina y el Caribe la categoría geopolítica de “Estados Fallidos” (categoría geopolítica emanada de la revista “Foreign Policy” dirigida por Samuel Huntington, en la que en base a variables subjetivas identifican a estados “inseguros” y “carentes de gobernabilidad”.  Nosotros, en el Diccionario Latinoamericano de Seguridad y Geopolítica, afirmamos que con ese criterio, EEUU podría ser considerado legítimamente como un “Estado Fallido” o “Imperio Fallido”.  En ese sentido debe señalarse la peligrosidad de utilizar este concepto en forma mecánica y acrítica.  Lamentablemente, la mayoría de los “grandes especialistas” en Relaciones Internacionales utilizan el concepto de “Estado Fallido” como un concepto indiscutiblemente científico, signo del imperialismo anglosajón en las disciplinas de las Relaciones Internacionales).

Por lo tanto, se traslada a América Latina y el Caribe la categoría geopolítica de “áreas sin gobierno” o “Estados Fallidos”, bajo una doctrina de la “inseguridad nacional”, con el fin de norteamericanizar la seguridad de América del Sur, policializando a las Fuerzas Armadas y transformando a las policías en Guardias Auxiliares, y con esta nueva Doctrina que tiene dos enemigos extremos en apariencia: el Terrorismo y el Crimen Organizado, bajo el argumento de Nuevas Amenazas.

Aclaramos al pasar, que no desconocemos las amenazas en nuestra región, que son la pobreza, la exclusión, las desigualdades económicas, la baja institucionalidad y también el narcotráfico etc.

Pero aclaramos, que una doctrina de Defensa Nacional y de Seguridad Ciudadana debe surgir desde nosotros mismos.  El Terrorismo es una táctica de la violencia con fines políticos (o sea no hay una definición única de Terrorismo y puede ser desde un Estado a una persona individual, pero terrorista no es un actor social o un ciudadano islámico como lo aclaró muy bien el Papa Francisco.  Las causas más profundas del terrorismo siempre son la pobreza, etc) y el crimen organizado (actor político-económico que lleva a cabo diversos tipos de delitos a partir del narcotráfico está aliado al sistema financiero global, por lo tanto no hay crimen organizado sin alianza con los paraísos fiscales).

Por lo tanto, todos no hace pensar que la norteamericanización de la seguridad tiene una solo finalidad apropiarse de nuestros recursos naturales y llenar de bases militares a América del Sur, incluso con el pretexto de combatir las catástrofes naturales.

Por eso denunciamos abiertamente que el gobierno argentino  desde un principio con Patricia Bullrich como Ministra de Seguridad reorientó una política en la cual el enemigo es el crimen organizado y el terrorismo (encima en la llamada Triple Frontera).  Y se lleva de su visita a Washington el compromiso para crear pronto un “task forcé” contra el crimen internacional y el narcotráfico para el Noreste argentino con analistas de la DEA.  Además la delegación argentina busca colaboración estadounidense para revitalizar un “Centro de Análisis” en la Triple Frontera (es un espacio de intersección entre Paraguay Argentina Y Brasil.  Su extensión se circunscribe a tres ciudades: Ciudad del Este –Paraguay-, Puerto Iguazú –Argentina- y Foz de Iguazú –Brasil-, y a los tránsitos y flujos fronterizos.  Siempre fue el hito de las tres fronteras –como frutos de la hermandad-, pero a partir de los atentados a la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 se empieza a denominar en los Estados Unidos: “Triple Frontera”.  El 11 de Setiembre de 2001, Douglas Feith, uno de los directores máximos del departamento de defensa, aconsejo la invasión de la zona porque era un santuario terrorista.  Sin embargo nunca se comprobó nada e inclusive hay informes de la CIA que allí estuvo Ben Laden, sin ninguna prueba de ningún tipo).

Esto significa, con la visita de la funcionaria en el FBI y otros organismos, coartar la política de seguridad exitosa que está llevando a cabo la policía de la provincia de Misiones bajo la conducción del Comisario General (Re) Manuel Céspedes, que llegó a decomisar la friolera cifra de casi veinte mil kilos de marihuana.  Y mientras tanto, en detrimento de este éxito se debatía la nueva “Doctrina de Seguridad” en función del FBI.

Asimismo EEUU y Argentina cooperarán sobre la amenaza de la “influencia” del “Movimiento de Resistencia Islámico” de El Libano (Hezbolá) según lo conversado entre el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Tillerson en su gira por Argentina, en el encuentro con el Presidente Macri. Y a eso responde que las Fuerzas Armadas van a empezar a participar directamente en actividades “antiterroristas” en la Argentina, según lo anunciado por el Ministro de Defensa Aguad.

Esto, es la demostración definitiva, de porque Argentina no tiene una política de Defensa Nacional ni de Seguridad Ciudadana, por una sola razón las mismas son dictadas desde los Estados Unidos.

Hallaron 400 kilos de cocaína en la embajada de Rusia en la Argentina: hay un policía y diplomáticos detenidos

En un operativo conjunto en Buenos Aires y en Moscú, fueron detenidos un policía de la Ciudad y funcionarios diplomáticos vinculados con un hallazgo realizado en diciembre de 2016 pero que por sus características aún impresiona: 389 kilos de cocaína repartidos en 12 valijas que se encontraban en la Escuela de la Embajada de Rusia en la Argentina.

Si bien los detalles de la investigación se conocieron este jueves, la causa se inició hace casi un año por una denuncia que realizó el propio embajador ruso en la Argentina, Viktor Koronelli.  En ese momento la Gendarmería incautó la droga y se inició un expediente a cargo del juez federal Julián Ercolini, que derivó en las detenciones realizadas ayer.


Mapa: Escuela de la Embajada de Rusia, en Posadas al 1600

Está previsto que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, brinde una conferencia de prensa para dar más detalles sobre el caso. Uno de los involucrados que fue detenido es Iván Blizniouk, un policía argentino hijo de rusos. Había ingresado a la fuerza el 10 de agosto de 2013 proveniente de la Prefectura Naval Argentina. Según informaron desde la fuerza de seguridad, “en su legajo no aparecen sumarios ni licencias médicas ni extraordinarias”.

El año pasado fue transferido al Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) a partir de una delegación proveniente de Rusia. Por su manejo del idioma era el enlace con el Ministerio del Interior de Rusia, con el que la Policía de la Ciudad tiene un convenio y varios efectivos de la Ciudad han ido a distintos institutos de ese país para capacitarse y realizar cursos.

Blizniouk fue detenido en el Aeropuerto de Ezeiza, cuando regresaba a la Argentina junto a su mujer.

La valuación del cargamento de droga es incalculable sobre todo por la máxima pureza de la cocaína“, explicaron los investigadores consultados por Infobae. En principio, no hay ninguna relación con el Mundial de Fútbol pese a que en algún momento se pensó en esa hipótesis.

El procedimiento, denominado “12 Reinas”, realizado a la par en Argentina y Rusia, tuvo detalles cinematográficos. Según trascendió, se montó una entrega controlada en un avión del servicio federal ruso que voló desde la Argentina en la que se reemplazó la droga por harina y se incluyeron rastreadores con GPS.

Tal fue la magnitud del movimiento, que las maletas con la droga falsa estuvieron un año almacenadas en la sede diplomática hasta que un importante representante del gobierno ruso involucrado en el operativo realizó una maniobra de engaño para sacar el supuesto cargamento y detener a los sospechosos.

El operativo terminó con cuatro personas detenidas, entre ellos el ex contador de la sede diplomática en Buenos Aires, identificado como Alexander Chikalo.

infobae.com

“Entre sangre y mentiras”: cómo nació el actual Gobierno ucraniano

Hace cuatro años, a finales de febrero de 2014, la revolución del Maidán llegaba a su etapa final. El 20 de febrero, en la Plaza de la Independencia de Kiev, unos francotiradores abrieron fuego contra los participantes de las protestas y dejaron múltiples víctimas.

El actual Gobierno ucraniano, que culpó más tarde a Rusia de la violencia, nacía de la sangre. Ahora, hechos revelados por Sputnik, indican que los disparos provenían de los francotiradores reclutados por la oposición.

Disparos contra Ucrania

Los primeros disparos sonaron en la mañana del 20 de febrero en la Plaza de la Independencia, donde se desplegaba el campamento de la oposición, y en la calle Institútskaya. Sobre las nueve de la mañana, los opositores lanzaron una ofensiva, tomaron el monumento de la Independencia y el palacio de Octubre. Las fuerzas especiales retrocedían y el tiroteo se intensificaba.

El ataque se cobró la vida de 53 personas: 49 manifestantes y cuatro agentes del orden público.

Los líderes de la oposición y los representantes de Estados Unidos y la UE acusaron inmediatamente “al régimen de Víktor Yanukóvich” (el presidente del país en la época) de la masacre. Sin embargo, esta versión parecía poco creíble desde el principio.

Ya en marzo de 2014 se hizo público el registro de la conversación entre la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, y el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Urmas Paet. La conversación evidenciaba que los disparos provenían de los francotiradores de la oposición. En 2018 se han dado a conocer nuevas pruebas que lo confirman.

Sputnik publicó una entrevista con los francotiradores georgianos del Maidán Koba Nergadze y Alexandr Revazishvili. Ellos aseguraron que los disparos se discutieron con Andréi Parubi, presidente del Parlamento ucraniano en 2016, y Serguéi Pashinski, diputado del Parlamento. Los tiradores fueron instruidos por un exsoldado estadounidense, Christopher Bryan. El propio Pashinski llevó armas a los edificios del conservatorio y del hotel Ucrania, acompañado de unos desconocidos. El día de la masacre, Pashinski también disparó con una ametralladora.

“El Gobierno actual de Ucrania está basado en la sangre y las mentiras”, comentó el ex primer ministro ucraniano Mikola Azárov.

Cómo se rindió Yanukóvich

Los eventos que siguieron a la masacre llevaron al colapso del sistema estatal ucraniano. Arrinconado, el presidente Yanukóvich, de hecho, se negó a resistir. El 21 de febrero firmó un acuerdo sobre el arreglo de la crisis política con los representantes de la oposición, tras lo cual se anunciaron elecciones presidenciales anticipadas en el país.

Las autoridades fueron amenazadas con una continuación de la violencia si el presidente no renunciaba. En la noche del 21 de febrero, Yanukóvich cumplió esta exigencia y dejó Kiev.

En Ucrania reinó el caos. Los activistas de la oposición desplazaban a las autoridades en las regiones y tomaban las instituciones estatales. El poder recayó sobre los líderes del movimiento de Maidán, que actuaban sin ningún fundamento legal.

Las fuerzas de orden y seguridad abandonaron el barrio donde se encuentran las instituciones gubernamentales, que inmediatamente fue ocupado por la oposición. Se completó el cambio de poder. Se desconocía el paradero del presidente y sus partidarios no oponían resistencia. Entonces Andréi Parubi anunció que la oposición había establecido un control total sobre Kiev.

Donetsk entrega al TEDH unas 1.800 denuncias sobre crímenes de Kiev en Donbás

DONETSK, UCRANIA (Sputnik) — Más de 1.800 denuncias de crímenes de guerra cometidos por las fuerzas ucranianas en Donbás fueron entregadas al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) desde agosto de 2015, comunicó a Sputnik el portavoz de la comisión para los crímenes de guerra de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Iván Kopil.

“Desde agosto de 2015, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos fueron entregadas 1.835 denuncias de los residentes de Donbás afectados por las acciones de las Fuerzas Armadas ucranianas”, dijo Kopil.

Agregó que “desde diciembre de 2016, otros 625 expedientes fueron presentados a la Corte Penal Internacional, incluidos los relacionados con torturas”.

Según el portavoz, 332 casos fueron “confirmados” por la Corte Penal Internacional, 41 de ellos están relacionados con torturas.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos.

Rusia: Atacaremos a destructores de EEUU en caso de agresión

Un almirante de la Armada rusa ha advertido a Estados Unidos contra su creciente presencia militar en el mar Negro mientras asegura la ‘respuesta debida’ de Rusia a cualquier acción ‘hostil o provocativa’ de destructores estadounidenses recién estacionados en la región.

Rusia está monitoreando de manera constante los destructores lanzamisiles de la Fuerza Armada de EE.UU., USS Carney y el USS Ross—de la clase Arleigh Burke—, enviados al mar Megro, señaló el almirante Vladimir Valúev.

“Los buques destructores (de EE.UU.) están en el radar, eso es cierto. En el caso de que realicen cualquier acto hostil o provocativo, recibirán una respuesta debida” por parte de Rusia, resaltó el también excomandante de la Flota del Báltico rusa.

Según indicó Valúev, el sistema de reconocimiento de la Flota rusa del mar Negro coloca a algunos casos en el llamado “objetos prioritarios”, el cual podría incluir los buques destructores USS Carney y el USS Ross, recogió un informe publicado el martes por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Un oficial del Ejército estadounidense en una entrevista a la cadena local CNN, explicó que Washington ha enviado los mencionados destructores al mar Negro en un intento para “desensibilizar a Rusia”.

Los buques destructores (de EE.UU.) están en el radar, eso es cierto. En el caso de que realicen cualquier acto hostil o provocativo, recibirán una respuesta debida” por parte de Rusia, resaltó Vladimir Valúev, un almirante de la Armada rusa.

El vicepresidente primero del comité de Defensa y Seguridad de la Cámara Alta de Rusia, Evgueni Serébrenikov, a su vez, denunció tales comentarios, los que tachó como “una flagrante mentira”, que busca desviar la atención del aumento de la presencia militar de EE.UU. en la región.

La escalada militar de Washington en el mar Negro se produce para defender a sus aliados en la zona y la defensa colectiva de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ante “amenaza rusa”. Moscú denuncia que estas actividades amenazan la seguridad de la región y del mundo.

ELESPIADIGITAL.COM

El informe anual de Amnistía Internacional denunció torturas y detenciones arbitrarias en Venezuela

(Reuters)
(Reuters)

Amnistía Internacional (AI) dedica en su último informe un extenso capítulo a Venezuelaen el que se señala que cientos de personas fueron detenidas de forma arbitraria, se recibieron numerosas denuncias por malos tratos contra manifestantes y aumentaron las peticiones de asilo en otros países.

“Las fuerzas de seguridad continuaron empleando fuerza excesiva e indebida para dispersar protestas”, se indica en el informe 2017/18 al referirse a las manifestaciones antigubernamentales que se desarrollaron entre abril y julio del año pasado y que dejaron al menos 120 fallecidos y más de 1000 heridos.

 Las fuerzas de seguridad continuaron empleando fuerza excesiva e indebida para dispersar protestas

AI echa mano de los datos de la ONG local Foro Penal Venezolano que, en el contexto de las protestas, informó que se detuvo a 5.341 personas, de las cuales se juzgó a 822 y a 726 de ellas -que eran civiles- se las sometió a jurisdicción militar y se les acusó de delitos militares por manifestarse contra el Gobierno.

“Al terminar el año permanecían recluidas en espera de juicio 216 personas”, se indica en el informe.

En cuanto a los fallecidos, recuerda que la Fiscalía General, dirigida por la ahora depuesta Luisa Ortega, denunció excesos cometidos por las fuerzas de seguridad durante las protestas, en las que murieron varios manifestantes.

Se produjeron, en los meses de protestas “al menos 47 redadas ilegales en múltiples comunidades y viviendas en 11 estados del país”, unos operativos que, dice el reporte, “se caracterizaron por el uso ilegal de la fuerza” y “detenciones masivas arbitrarias”.

En este escenario también hubo grupos armados “que hostigaron e intimidaron a residentes durante las redadas”.

Se destaca, asimismo, que “la crisis alimentaria y médica siguió empeorando” y que afecta especialmente a niños, personas con enfermedades crónicas y embarazadas.

El Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores informó de que, en diciembre, la cesta de bienes de consumo de una familia de cinco miembros -que se empleaba para definir el índice de precios al consumo- era 60 veces superior al salario mínimo, lo que representaba un incremento del 2.123 % desde noviembre de 2016″, dice el documento.

 La crisis alimentaria y médica siguió empeorando

Sobre este aspecto también señala que la organización humanitaria Cáritas Venezuela concluyó que el 27,6 % de los niños estudiados estaban en riesgo de malnutrición, y el 15,7 % de ellos sufría malnutrición de leve a grave.

Sobre el proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición que se inició a fines de 2017 en República Dominicana se indica que estas conversaciones no produjeron avances concretos “en cuestiones relativas a los derechos humanos”.

Parte importante del capítulo Venezuela en este informe es el referido a la libertad de expresión y se resalta que “la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por el cierre de 50 emisoras de radio” por parte del Estado.

Además destaca que el Gobierno ordenó retirar de las cadenas nacionales de televisiónpor cable algunos canales extranjeros de noticias, entre los que destacan CNN, RCN yCaracol.

 

(Con información de EFE)

infobae.com

Afganistán: ¿Por qué los talibanes no se irán?

alt

Seth Ferris*

Se han gastado miles de millones en el conflicto en Afganistán. Primero, el objetivo era liberar al país de los soviéticos, en un momento en el que nadie realmente creía que eso pudiera ocurrir como un toque en la Guerra de Charlie Wilson. Pero al menos al menos los haría sangrar como le ocurrió a los estadounidenses y franceses en Vietnam.

Luego fue para eliminar a los talibanes, los grupos “buenos” que antes habían sido financiados y armados. Ahora es para apoyar al gobierno afgano a construir una realidad virtual, simulando que hay una administración en funcionamiento en un país que el gobierno solo puede controlar parcialmente, y que aún depende de los ataques aéreos periódicos de EE.UU. para mantener a los talibanes a raya.

Al igual que Al-Qaeda, cuya presencia en Afganistán fue la razón original de la presencia de los EE.UU. allí, los talibanes se atribuyen la responsabilidad de cualquier acto de terrorismo para parecer omnipotentes, según afirma, el sospechoso más probable en el reciente bombardeo de un hotel de Kabul, que se ha cobrado más de 100 vidas.

Los hoteles atraen visitantes internacionales, incluso en Afganistán, y la presencia de extranjeros es el problema que tienen los talibanes con el gobierno afgano. El bombardeo es exactamente el tipo de gesto simbólico que satisfaría a los partidarios de los talibanes y avergonzaría al gobierno afgano, que debería garantizar la seguridad de los huéspedes. También demuestra a una audiencia mundial que los talibanes siguen siendo noticia, y todos deben saber el valor de tal publicidad.

Es poco probable que muchos afganos deseen que los talibanes vuelvan al poder. Pero muchas cosas que la organización propone, en ausencia de cualquier otra persona que las represente, suenan bien para los afganos. Estados Unidos probablemente pensó, como lo hicieron los soviéticos en la década de 1970, que importar su propia visión daría a la gente algo nuevo y mejor en que creer. Pero ignoraron una lección vital de la historia: que Afganistán nunca ha sido conquistado permanentemente por ningún otro país, incluyendo las grandes potencias que se unieron contra ellos para asegurar las rutas comerciales.

Entra en Afganistán y asumirás la identidad completa de cada afgano, pasado y presente. El personal militar sucesivo y los posibles conquistadores han descubierto que esto no es un cambio de frase, sino una realidad concreta. Mientras los talibanes sigan representando esa identidad, por desagradables que sean muchas de sus acciones y enseñanzas, no pueden ser derrotados y Afganistán no podrá prosperar. Pero, ¿puede alguno de los poderes que desean ayudar al país a avanzar?

No juegues en nuestro patio trasero

Todos fuimos educados en historias que salieron de Afganistán. Pocos lo notaron o les importó cuando se convirtió en comunista en 1973, cuando se pensaba que el poderoso imperio soviético estaba demasiado controlado como para desaparecer. Entonces los soviéticos mismos intervinieron y eliminaron a los comunistas locales, una acción que pocos en Occidente, y cada vez menos en la Unión Soviética, podrían explicar.

Este golpe fue descrito en su momento como la “voluntad del pueblo”, como suele ser. Pero como también el ascenso de los talibanes, era voluntad popular. El golpe de 1973 que derrocó a la monarquía no había logrado muchos de sus objetivos, y la gente había comenzado a sentirse decepcionada y desconfiada de la avalancha de asesinatos y arrestos. Entonces, cuando los comunistas tomaron medidas, ¿en dónde podría el pueblo buscar un salvador? En este sentido, la toma del poder por los comunistas fue, de hecho, la “voluntad del pueblo”

El comunismo afgano fue esencialmente secular. Declaraba los derechos de las mujeres e introducía una represión severa diseñada para reducir la influencia del Islam. La mayoría de los afganos se oponía a estas cosas porque eran extranjeras, y los extranjeros no pueden decirle a los afganos qué hacer y salirse con la suya.

La mayor derrota militar británica fue en Afganistán, y el duque de Wellington era comandante en jefe del ejército británico en ese momento. A pesar de las tres guerras, los británicos fueron expulsados ​​cada vez porque los afganos establecen sus propias reglas, no respetan las impuestas desde el exterior.

Cuando varios grupos armados se rebelaron en 1979, el gobierno afgano respetó la “voluntad del pueblo” al permanecer en el poder pero asesinando al presidente, por lo que el régimen de partido único podría distanciarse de Moscú. Para Occidente, esto no significó un cambio político en el país. Pero los soviéticos se opusieron a esta situación de ganar-ganar e intervinieron para poner en el poder a un dirigente leal a los soviéticos. Así comenzaron casi cuarenta años de guerra continua, que cualquiera que conociera la historia del país podría haber visto venir.

Los afganos siempre afirman que su victoria final sobre la Unión Soviética, con considerable ayuda material occidental, fue el factor que condujo a la caída de todo el imperio soviético. Lamentablemente, Occidente cometió el mismo error que los soviéticos: olvidar el final del juego y lo que vendría después.

Estados Unidos declaró que organizaría elecciones libres para elegir el próximo gobierno, pero luego permitió que la facción muyahidín particular que controlaba la parte de Kabul donde están los edificios del gobierno, y algunos otros lugares, se declarase como el legítimo  gobierno afgano. Este gobierno fue luego reconocido en todo el mundo, sin que se consultara a los afganos, lo que fue visto como otra imposición extranjera.

Ninguno de los otros grupos que Occidente había armado tenía una mejor pretensión de gobernar el país, pero todos estaban en desacuerdo con el grupo de Burhan Rabbani que decía ser el gobierno entero. A medida que los combates continuaron y las alianzas entre diferentes grupos se formaban y disolvían semanalmente, la gente perdió la fe en cualquiera de los combatientes, quienes continuaron sus campañas sin apoyo popular, a menudo dirigidos a poblaciones civiles enteras debido a cambios políticos que esas poblaciones no habían hecho o incluso conocido.

Esta es la razón por la cual los talibanes pudieron avanzar sobre Kabul sin tener que librar una gran batalla. En lugar de predicar el Islam radical y fomentar el terrorismo, mantuvo el sistema de Pashtunwali, el código de valores tradicional de la comunidad Pashtun, que históricamente había sido dominante. Incluso si las personas no son pashtunes, entienden y respetan este código. En efecto, fue el concepto de Margaret Thatcher de “valores victorianos”: un sistema moralmente superior que restauraría al país a su antigua gloria.

Los afganos pronto se dieron cuenta de que los talibanes son una pandilla de matones amoral y corrupta cuya interpretación radical del Islam es la de un psicópata que justifica su comportamiento al citar las Escrituras. Pero la alternativa son los extranjeros, o aquellos que perciben que reciben órdenes de los extranjeros que los pusieron allí y han construido un estado virtual. Los propios talibanes son utilizados por los EE.UU. para sus propios fines, como finalmente lo están todos los grupos terroristas, siendo parte de la cadena de suministro de drogas que financia al ISIS y al propio talibán. Pero nadie más ha venido para darles a los afganos otro conjunto de valores que puedan apoyar, despojados del extremismo inaceptable que caracteriza a los talibanes en Occidente.

Cuanto más nos alejamos de los días del régimen talibán, más persuasivo parecerá su apoyo a la independencia afgana y los valores tradicionales. Estas cosas todavía son, y siempre serán, la “voluntad del pueblo”. Occidente no podrá contrarrestarlos ofreciendo tejanos y refrescos a cambio de unirse al ejército afgano. Tendría que hacer de la preservación y promoción de los valores afganos la pieza central de su propia política, pero como hemos visto en muchos otros países, no puede hacer eso simplemente porque es Occidente.

Siempre lo deletreé de esa manera y siempre lo haré

Todo gran imperio piensa que su manera de hacer las cosas es mejor que la de cualquier otro, simplemente porque gobierna a muchas personas. Si quiere conquistar a más personas, hace las mismas cosas que siempre porque esas formas son demostrablemente superiores, simplemente porque tiene un territorio más grande.

Cuando los imperios comienzan a declinar, como recuerdan los rusos, sus líderes comienzan a cuestionar esas formas de ver las cosas en otros modelos. Pero este es un proceso interno: en política exterior, las viejas formas se promueven con mayor vigor, para justificar el país a los ojos del mundo. Los belgas siempre se opusieron a lo que estaba haciendo su Rey Leopoldo en el Congo Belga, que era su propio negocio privado, y lo pusieron en manos del Estado para detener esos abusos, pero muchos de esos crímenes de lesa humanidad continuaron porque Bélgica no podía admitir que estaba mal.

El imperio estadounidense está ahora en declive debido a su debilitamiento económico y al sobreestiramiento militar. Los propios estadounidenses cuestionan la creencia arraigada de que The American Way of Life es el que todos los demás países eligen libremente seguir. Entonces, ¿cómo se defiende Estados Unidos? Siendo aún más insistente en que el modelo de Estados Unidos debe ser impuesto en cada nación.

Es esto, más que lo que las tropas occidentales han hecho, lo que ha llevado a los talibanes a permanecer como una fuerza en Afganistán. Los afganos respetan la democracia, pero no una que les haya impuesto una potencia extranjera, estructurada de la forma en que una potencia extranjera quiera. Tradicionalmente han tenido diferentes sistemas propios, como la institución de Loya Jirga, aproximadamente equivalente a la Cámara de los Lores. Del mismo modo, aunque un pashtún no será inquilino de otro pastún, no tiene ningún problema en ser inquilino de un representante de uno de los cientos de otros grupos étnicos en el país, y esto se extiende a las relaciones políticas, donde imponer una franquicia universal es un disparate.

Del mismo modo, los afganos tienen relaciones comerciales sofisticadas entre ellos y con el resto del mundo, basados ​​en principios monetarios islámicos que han existido durante siglos, más que las ideas de Adam Smith y David Ricardo, que forman la base del libre comercio moderno. La mayoría también paga impuestos voluntarios bajo el sistema Zakat, que tiene un efecto sobre el uso gubernamental de los impuestos. Sobre todo, si ven un caso justo que permita tomar una acción para el bienestar, simplemente lo hacen, sin ver la necesidad de hacer cosas como registrar organizaciones benéficas y controlar cómo se usa el dinero. No se les podrá decir qué pueden y qué no pueden hacer mediante un programa de ayuda, por bien intencionado que esté.

La forma de derrotar a los talibanes es institucionalizar los sistemas afganos tradicionales, que son comprendidos incluso por aquellos que no los quieren o los practican, de la misma manera que la Iglesia Ortodoxa y sus enseñanzas y prácticas son entendidas por los no ortodoxos en Rusia. Si estos se convierten en la base de la práctica gubernamental, y luego son protegidos por las tropas extranjeras, esto convertiría a los ocupantes extranjeros con sus formas infieles occidentales en amigos.

Pero también significará que EE.UU. no tiene tanto para ofrecer como cree que tiene, y esto pone en duda su papel en todos los demás países. Estados Unidos podría manejar esta tormenta adoptando la misma política en todas partes y fomentando un orden global más diverso basado en la asociación. Pero hay muy pocas señales de que Estados Unidos piense de esta manera; de hecho, ha sido todo lo contrario durante generaciones cualquiera que sea el color ideológico de la Casa Blanca.

Como se ha señalado, los países que los EE.UU. recientemente han invadido, como Libia, Irak y Siria, todos tomaron una decisión antes de la intervención estadounidense: abandonar el dólar y, por lo tanto, volverse más independientes del control financiero estadounidense. Del mismo modo, el modelo occidental, que es el de los Estados Unidos, dependiendo de qué país lo esté predicando, sigue siendo el único que sus amigos pueden aceptar. Viktor Yanukovych tenía sus propios planes para Ucrania, que necesitaban ayuda tanto occidental como rusa para realizarse. Sin embargo, le dijeron que eligiera, lo que significaba que sus planes deberían ajustarse al modelo del donante elegido en lugar de ser el de Ucrania, y todos sabemos lo que sucedió allí.

Occidente no puede convertirse en el guardián de todos los afganos que piensan que es bueno, porque Occidente no respeta esas cosas y no puede desarrollar ese respeto. Por muy malo que sea el Talibán en la práctica, aún defiende esos valores en la teoría. Las buenas acciones realizadas por Occidente en Afganistán solo funcionan mientras las personas no vean o no se preocupen por las condiciones. Pero cada vez que Occidente da un paso en falso, incluso en países lejanos, los afganos no ven las buenas acciones, y se encuentran de acuerdo con los talibanes, aunque a regañadientes.

Agotado por ustedes mismos

El hecho de que Occidente no respete a los afganos presenta oportunidades tanto para Rusia como para China. Ambos países están posicionados, ya sea directamente o por intermedio de estados musulmanes, para hacer las dos cosas que Estados Unidos no hará: apoyar a un gobierno y sistema basados ​​en las tradiciones afganas y eliminar el elemento radical de los talibanes, dejando sus valores positivos. Es poco probable que Rusia lo intente, dada su historia previa en Afganistán. Pero China no tendrá reparos en convertirse en el nuevo protector de Afganistán, siempre que el precio sea el correcto.

Evil Red China es tan roja como siempre. Pero Occidente no puede prescindir de sus fondos, así que de repente esto no importa. Si China quiere algo que está en Afganistán, como carreteras, minerales o regaliz, pagará por ello siempre que vea el beneficio. Como se ha visto, no será necesario decirle al gobierno qué hacer para obtener la influencia que necesita para lograr sus objetivos, y el hecho de que Occidente se haya doblegado ha establecido la fórmula de cómo otros países responden a las propuestas de cooperación económica de China, que están hechas por empresas estatales. La economía de los EE.UU. está condenada al fracaso.

Los chinos se acercarían a Afganistán de la forma en que Occidente no puede: apoyando a los locales y su cultura desde detrás de la escena para perseguir sus propios intereses. Pero esto también crea un problema para Occidente. Tal es su deseo de imponer sus propias formas de pensar que todo lo bueno que sale de Afganistán debe ser un logro occidental. Occidente seguirá un camino peligroso si ayuda a Afganistán a volver a ponerse en pie y luego le cede gran parte de la nueva infraestructura a los chinos, convirtiendo a Pekín en el socio principal de cualquier acuerdo geopolítico.

Los talibanes descubrieron por las malas que no tienen sitio en los corazones del pueblo afgano. Pero algunos de sus valores siguen siendo, desafortunadamente, los mejores disponibles desde el punto de vista afgano. Tratarlo como un enemigo irredimible, que ha bombardeado su camino hacia la mesa de negociaciones, no resolverá eso. Solo un cambio en el enfoque político eliminarían a los talibanes de la escena, pero si Occidente realiza ese cambio, Afganistán podría ser finalmente el responsable de la muerte de otro Gran Imperio.

*periodista de investigación y politólogo, experto en asuntos de Medio Oriente