Bolivia: dos muertos y diez heridos en una segunda explosión en Oruro

Al menos dos personas fallecieron y otras diez resultaron heridas en la explosión registrada este martes en Oruro, por la que fueron detenidas tres personas en relación con la investigación de las causas del suceso, informó una fuente oficial.

Otras dos personas pudieron haber fallecido, pero esa información se está “verificando” aún, declaró a los medios en La Paz el ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero.

 

El ministro indicó que uno de los fallecidos es una mujer y el otro un menor y señaló que los heridos fueron hospitalizados en esta ciudad del altiplano andino.

Romero añadió que tres personas fueron “aprehendidas” en el marco de la investigación del suceso, quienes presuntamente se encontraban en el lugar en el momento de la explosión, que ocurrió “pasadas las 18.30” hora local (22.30 GMT).

 

View image on TwitterView image on Twitter

encuentran en uno de los coches sospechosos pero abandonado. La Policía sigue con la búsqueda.

Las detenciones las realizó la fuerza especial de lucha contra el crimen de la Policía Boliviana con el fin de recabar información que “oriente la investigación”, dijo la autoridad.

Al respecto, detalló que dos de los aprehendidos circulaban en un vehículo que fue interceptado y que presentaba daños presumiblemente producidos al encontrarse en la zona del suceso, mientras que la otra también estaba en el lugar de la explosión.

Un grupo desfila durante el Carnaval de Oruro el sábado (REUTERS/David Mercado)

Un grupo desfila durante el Carnaval de Oruro el sábado (REUTERS/David Mercado)

“No podemos descartar ninguna hipótesis”, subrayó sobre la causa de lo ocurrido, en un punto cercano a donde el pasado sábado ocho personas fallecieron y cuarenta resultaron heridas por otra explosión, atribuida por la Policía a una fuga de gas.

En ese contexto, relató que la nueva explosión presenta diferencias respecto a la del sábado, al haber dejado un cráter “de dimensión significativa” en la calle.

El ministro se comprometió a esclarecer en “corto tiempo” lo sucedido y determinar “si hay conexión” entre ambos hechos.

La Policía estableció un dispositivo en la ciudad y sus accesos, para el control de personas y vehículos, apuntó.

Asimismo, destacó que fueron enviados desde La Paz a Oruro equipos policiales especializados para reforzar la investigación.

El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, descartó la hipótesis de una fuga de gas y calificó de “acto criminal” la explosión, en declaraciones a la televisión estatal boliviana.

“Pedimos a la Policía, inclusive al Ejército, la movilización inmediata, de esta forma enfrentar este acto criminal que algunos están sembrando zozobra en Oruro”, declaró a Bolivia TV.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, manifestó a través de Twitter su consternación “porque nuevamente la tragedia y muerte de inocentes enluta al país con nueva explosión en Oruro”.

Muy consternado y preocupado porque nuevamente la tragedia y muerte de inocentes enluta al país con nueva explosión en Oruro. Toda nuestra solidaridad a los heridos y familias de las víctimas fatales. He instruido una investigación rápida y exhaustiva hasta encontrar las causas.

“He instruido una investigación rápida y exhaustiva hasta encontrar las causas”, aseguró en la red social, en un mensaje en el que expresó su solidaridad “a los heridos y familias de las víctimas fatales”.

Oruro se convirtió el sábado y domingo en la capital de la festividad folclórica y religiosa más importante de Bolivia, donde miles de danzarines bailan a lo largo de unos cuatro kilómetros de calles y avenidas.

(Con información de EFE)

infobae.com

¿Por qué México paga 100 millones de dólares por misiles que no necesita?

El país latinoamericano no se encuentra participando en ningún conflicto armado ni ha sufrido las amenazas de ninguna potencia extranjera.

 

¿Por qué México paga 100 millones de dólares por misiles que no necesita?

Imagen ilustrativa
Tomas Bravo / Reuters

La compra de misiles es otra imposición más de EE.UU. que México acepta. El país latinoamericano no está en guerra con otra nación ni padece la amenaza de potencia alguna. Pero tiene que adquirir misiles, torpedos, pertrechos y capacitación estadounidenses, por 98.400.000 de dólares, como si tuviera que iniciar una ofensiva a gran escala. Expertos en seguridad nacional y Fuerzas Armadas advierten que la compra es resultado de una integración subordinada de los militares mexicanos al Comando Norte de EE.UU. (USNORTHCOM, por su acrónimo en inglés).

Observan que la milicia del mar, la Armada –que operará el nuevo equipo bélico–, se ha convertido en la punta de lanza de una política de defensa de los intereses estadounidenses, no los de México. Y es que los misiles solo constituyen el más reciente anuncio de adquisición de armamento.

De acuerdo con Guillermo Garduño Valero, a lo largo de los 6 años de gobierno de Enrique Peña Nieto, México ha gastado más de 3.500 millones de dólares en equipo bélico para sus tres Fuerzas Armadas: el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. El principal vendedor ha sido EE.UU.

Imagen ilustrativa. / PATRICK DIONNE / US NAVY /

El doctor en sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), especialista en América Latina por la Universidad de Pittsburgh y conferencista en el Colegio de la Defensa Nacional, señala que “definitivamente México no necesita este armamento”.

El experto en Fuerzas Armadas observa que “el problema” de la seguridad nacional de México es que “las premisas están marcadas desde el exterior”. Garduño Valero dice que aunque parezca sorprendente, a quienes gobiernan el país y a los propios cuerpos castrenses se les debe aclarar que “nuestro interés nacional no es el mismo de EE.UU.; es la primera regla que tenemos que contemplar”.

“Las sobras” de las fuerzas armadas de EE.UU.

La compra, que aún se encuentra en proceso, no fue anunciada en México. La noticia fue destapada a principios de año en EE.UU. por la Agencia de Cooperación de Seguridad, del Departamento de Defensa. Mediante un documento que da cuenta de la “autorización” del Departamento de Estado para realizar una “venta militar extranjera”, se informa del armamento que adquirirá México.

Se trata de seis lanzamisiles terrestres Harpoon Block II RGM-84L; 23 misiles tácticos tipo Rolling Airframe Block II, y seis torpedos ligeros MK 54 Mod 0. El lote se complementa con una serie de pertrechos, entre los que se incluyen ocho contenedores de envío y almacenamiento con cartuchos de memoria RAM modificados; dos lanzadores de triple tubo MK; 32 tubos para torpedo de vasija; 250 municiones tipo AA98; 750 de práctica tipo A976; y 480 cartuchos de munición de espoleta. Además, se garantiza la asistencia técnica de representantes del gobierno estadounidense y de empresas fabricantes.

Sin ambages, el documento del Departamento de Defensa señala que esta venta “respaldará la política exterior y la seguridad nacional de EE.UU. al ayudar a mejorar la seguridad de un socio estratégico”.

Es un negocio redondo para los estadounidenses. Ellos venden equipo bélico que terminará protegiéndolos y consigue que las Fuerzas Armadas de otro país dependan de su tecnología militar. Además, la calidad y el precio del armamento vendido son cuestionables.

Imagen ilustrativa. / ROSLAN RAHMAN /

A Guillermo Garduño no le sorprenden las armas adquiridas por México. “Es chatarra de EE.UU., sobras que sus Fuerzas Armadas ya no utilizarán por obsoletas”, juzga el experto en asuntos militares.

Considera que los 3.500 millones de dólares que el país ha gastado en armas adquiridas en el extranjero se debieron haber erogado “en la creación de una fábrica que produjera nuestro propio armamento, además de crear investigación y desarrollo en esa materia; y esto nos haría más autónomos del exterior”.

La política de seguridad y defensa

El especialista en seguridad Martín Gabriel Barrón Cruz señala que la compra de ese armamento viene a demostrar el cambio de doctrina entre las Fuerzas Armadas Mexicanas.

El doctor en humanidades por la Universidad Autónoma Metropolitana, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales y catedrático en el Centro de Estudios del Ejército y Fuerza Aérea de la Secretaría de la Defensa Nacional señala que la actual doctrina no respaldaría tales adquisiciones: “México tiene un Ejército de paz y no necesita de ese tipo de armamento. A menos que la colaboración con EE.UU. ya haya modificado eso”.

Barrón Cruz también destaca que, de las tres Fuerzas Armadas Mexicanas, la que cuenta con el mayor beneplácito de EE.UU. es la Armada, de la Secretaría de Marina: “La adquisición de estos equipos bélicos es también muestra de la confianza de los estadounidenses hacia la Armada de México. Hay mayor trabajo coordinado de ese país con la Marina”.

El senador Luis Humberto Fernández Fuentes señala que la política de seguridad nacional de México “está ahogada en la confusión”. Por ello se toman decisiones como la de comprar misiles.

El integrante de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional del Poder Legislativo mexicano reconoce que es tendencia global que se vea la seguridad nacional como parte de una seguridad regional. “Tiene que haber una coordinación entre los socios comerciales y socios en materia de seguridad, como es el caso de EE.UU. y México”.

Sin embargo, acota el legislador integrante de Partido del Trabajo, México no debe perder de vista que tiene que cuidar su propia seguridad nacional, soberanía, independencia y la supervivencia del Estado.

RT solicitó a la Secretaría de Marina una entrevista para conocer las razones de la adquisición de misiles y las ventajas de tal equipo para la política de seguridad y defensa de México. La dependencia declinó comentar al respecto, “en virtud de que no hay un contrato de compraventa” aún.

Zósimo Camacho

China prueba avanzado cañón de riel electromagnético naval

alt

Las imágenes publicadas el miércoles en línea parecen sugerir que China ha montado lo que parece ser un prototipo de cañón de riel electromagnético en un barco, y comenzado las pruebas con la posibilidad de equipar sus buques de la Armada con esta arma poderosa.

En las fotos publicadas el 31 de enero, se ve a un buque de la Armada china, aparentemente un barco de desembarque tipo 072 III Haiyangshan, que porta un cañón de riel en su proa y varios contenedores de tamaño estándar en el medio, según recogieron el jueves los medios.

Los cañones de riel usan fuerzas electromagnéticas para lanzar proyectiles de alta velocidad por medio de una armadura deslizante que se acelera a lo largo de un par de rieles conductores. Los proyectiles normalmente no contienen explosivos, dependiendo de la alta velocidad del proyectil para infligir daño.

Las fuerzas electromagnéticas imparten energía cinética muy alta a un proyectil, excediendo fácilmente la producida por pistolas de fuego explosivas.

Otra ventaja de estas armas es la ausencia de explosivos propulsores o cabezas nucleares para almacenar y manejar, así como el bajo costo de los proyectiles en comparación con el armamento convencional como los misiles de crucero.

Estados Unidos y Rusia son entre pocos países que dotan de estas armas. Pero los cañones de riel son sistemas terrestres, y aún no se ha instalado ninguno de estos en un barco de la Armada de EE.UU.

De confirmarse la noticia, una posible prueba exitosa de un cañón de riel en el mar convertiría a China en el primer país del mundo en montar dicho sistema a bordo de un barco.

Este avance de China en el sector militar supone una señal de alarma para EE.UU. dadas las tensiones entre ambas partes, que han suscitado previsiones sobre el posible estallido de una guerra entre Washington y Pekín.

ELESPIADIGITAL.COM