La energía juega contra los olvidados saharauis

Phil Butler*

En el norte de África, los devastadores efectos del colonialismo europeo aún arden. Cientos de millones de vidas se ven afectadas, la libertad es reprimida y el progreso se ve sofocado por las influencias externas que aún gobiernan en gran medida. Un buen ejemplo es el territorio del Sáhara Occidental, y un pueblo que el mundo ha olvidado. Es necesario denunciar la difícil situación de los saharauis, víctimas del nuevo imperialismo franco-estadounidense.

El Sáhara Occidental es un territorio en disputa en la región del Magreb del norte de África que quedó en el limbo cuando España renunció a su control en 1975. Una tierra desértica que limita al oeste con el Océano Atlántico, al norte con Marruecos, Argelia al noreste y Mauritania al sur, el Sáhara Occidental es el territorio sin gobierno más grande del mundo. También es uno de los más escasamente poblados con solo unas 500,000 personas que ocupan un área de más de 100,000 millas cuadradas. La gente de allí, el saharaui nómada y culturalmente diverso, ha buscado la autodeterminación desde hace muchas décadas. España, tras entregar la custodia de sus tierras a Marruecos y Mauritania durante la descolonización, los dejó en una especie de limbo político.

Marruecos todavía reclama el territorio con el apoyo de Francia y los Estados Unidos, mientras que el movimiento nacionalista saharaui, el Frente Polisario, ha proclamado la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). La RASD actualmente mantiene un gobierno en el exilio en Argelia mientras que Marruecos todavía mantiene el control de la región. Mientras tanto, las Naciones Unidas reconocen la legitimidad del Frente Polisario. De ahí mi argumento de que el medio millón de saharauis están encarcelados en un estado indeterminado. Por sorprendente que sea la anexión ilegal del Sáhara Occidental, el hecho de que Estados Unidos fuera la causa del conflicto es aún más inquietante.

No muchos lectores lo sabrán, pero Estados Unidos jugó un papel clave al presionar a España para que aceptara el Tratado de Madrid mediante el cual España cedió el Sáhara a Marruecos en 1975. Desde entonces, Estados Unidos se ha alineado con Marruecos, básicamente considerando al Frente Polisario como un aliado de la URSS durante la Guerra Fría. Hoy, la política de Estados Unidos es como en cualquier otro lugar, encerrada en el esquema general de la hegemonía global y su inamovible estrategia. La tenacidad de los “dinosaurios” de la política estadounidense hacia la situación del Sáhara Occidental refleja fielmente las fallas de Estados Unidos en todo el mundo. El mejor ejemplo de esta obstinada ridiculez de la distensión es el hecho de que el ex embajador de los EE. UU. en las Naciones Unidas y actual consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, desempeñó un papel fundamental en consolidar el destino del Sáhara Occidental. Sí, lo leíste correctamente.

El Sáhara Occidental sirve como un ejemplo perfecto de todo lo que está mal en la política de los EE. UU. durante las últimas siete décadas. Básicamente, Washington es y siempre ha sido un club de ladrones hambrientos de poder, viejos narcisistas del dinero y privilegiados que han aprovechado los buenos tiempos. El asesor de seguridad nacional de Donald Trump, John Bolton, es un chico de ese cartel de los todopoderosos. Al leer su evaluación (PDF) de la situación del Sahara Occidental de 1998, cualquier persona con inteligencia podía descubrir lo  idiota que es este hombre. Permítanme citar una párrafo que muestra su incompetencia y necedad.

“Ahora, parte de nuestra opinión en la primavera de 1991 sobre el Sáhara Occidental, creo, fue motivada por una mala lectura temprana si se quiere de las lecciones de la ONU en la Crisis del Golfo Pérsico. Y confieso, yo mismo malinterpretaré esas lecciones al menos por un tiempo, aunque, creo que he avanzado un poco desde entonces. Pero una de las interpretaciones erróneas fue que prácticamente podíamos hacer lo que quisiéramos en el Consejo de Seguridad. . Tienes una crisis, tráelo, revuélvelo un poco, y llegas a una Resolución, apagas y nos vamos “.

No, no estoy inventando esto. Estas son las propias palabras de Bolton. No solo está admitiendo su propia arrogancia y la de los legisladores estadounidenses, nos está revelando el juego infantil que estos imbéciles de Washington han hecho de la política mundial. Él excusa la difícil situación de un pueblo olvidado gimoteando sobre lo ocupado que él y sus compañeros psicópatas están arruinando a otra nación. “Resolver el conflicto del Sáhara Occidental”, leído antes del Foro de Defensa del Congreso y Política Exterior de 1998, es un escalofriante recordatorio de lo que el poder excesivo. Bolton es uno de los hombres más peligrosos en este mundo.

Lo que es aún más preocupante en el caso del Sáhara Occidental es el hecho de que personas como Bolton han desempeñado un papel clave desde el principio. El papel de Bolton se remonta, al menos, a 1989, cuando era Subsecretario de Asuntos de Organización Internacional del Departamento de Estado. Antes de este tiempo, fue el abogado general de USAID, lo que sin duda lo puso en contacto con la CIA en el norte de África. Pero mi misión aquí no es quemar la carrera al halcón belicista de Trump. El mundo de los analistas sabe que las manos de John Bolton están sangrientas desde antes de su participación en el asunto Iran Contra. Una última nota sobre Bolton, trabajó gratis desde 1997 y 2000 como asistente de  James Baker, en su calidad de enviado al Sáhara Occidental. Lo que nos lleva al legendario James Baker, ex Secretario de Estado y / o Jefe de Gabinete de Reagan y George HW Bush.

Baker se desempeñó como enviado de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental mientras trabajaba para la infame Enron. El papel de Baker en el Sáhara Occidental era garantizar que Marruecos superara las negociaciones aplacando al Frente Polisario. Esto se ilustra por el hecho de que el llamado “Plan Baker I” fue redactado por un equipo legal marroquí. El segundo plan de Baker fue básicamente una excusa diseñada para dejar en el lugar el status quo de la autodeterminación del Sáhara Occidental. No entraré aquí en este legalismo burocrático. Lo que es más interesante es el papel de Baker en Enron y una compañía de energía poco conocida como Enron Wind. La compañía, asumida por GE cuando Enron se arruinó, fue uno de los principales actores en el emprendimiento eólico en Marruecos para suministrar energía alternativa masiva a Europa. Los detalles son demasiado complicados para discutir aquí, pero ese era el papel de Baker:

Encontrar las conexiones exactas de Baker con los negocios en Marruecos no es tarea fácil. Su conexión con Enron y la apuesta de Enron Wind para el proyecto masivo de parques eólicos no son condenables, excepto por el hecho de que Marruecos NO generaba megavatios masivos ni para Europa ni para sus ciudadanos locales. ¿Quizás el papel de Baker y / o Enron era torpedear la energía alternativa? ¿Quién puede decirlo? Pero otra compañía en negocios con Enron, CMS Energy más tarde invirtió en una planta de energía de carbón en Marruecos. Resulta que esta empresa de Michigan construyó allí la mayor central eléctrica independiente de África, también es la compañía acusada de acuerdos fraudulentos de energía en 2002. En aquel entonces, el auditor de CMS no era otro que Arthur Andersen, que se hizo famoso por encubrir actividades fraudulentas para Enron. De nuevo, esta pieza de Wayne Madsen en Counterpunch en 2003 entra en detalles. Aquí es también donde entra en juego el conglomerado Total Fina Elf de Francia, uno de los titanes internacionales de la energía. Hoy en día, las noticias sobre el oleoducto de Marruecos a Europa vuelven a plantear los parques eólicos gigantes para enviar energía barata a los europeos. Y aquí vemos los esfuerzos exitosos de James Baker a costa de la situación del Sáhara Occidental. ¿Y el pueblo saharaui pisoteado? Bueno, este informe completa esta historia.

*investigador de políticas y analista, científico político y experto en Europa del Este

Ortega expulsa de Nicaragua a la misión de derechos humanos de la ONU que investigaba la represión

Un hombre levanta un arma casera durante las protestas antigubernamentales en Managua. INTI OCONAFP

La misión del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU abandona este sábado Nicaragua tras una orden del gobierno de Daniel Ortega, molesto con un informe del organismo sobre la represión en el país.

La decisión se produce dos días después de que el organismo emitiera un duro informe sobre abusos contra los manifestantes antigubernamentales, que el gobierno de Ortega consideró una “extralimitación” de las facultades de la entidad. En una misiva hecha pública el viernes, la cancillería nicaragüense da por “concluida la invitación (a la misión de la ONU) y finalizada la visita a partir del 30 de agosto de 2018”.

Desde el inicio de las protestas en abril, la violencia deja más de 320 muertos, 2.000 heridos, una cantidad no precisa de detenidos y desaparecidos, así como miles de desplazados a Costa Rica.

El representante de la misión de la ONU, Guillermo Fernández, fue llamado a la cancillería para una reunión con el ministro Denis Moncada, en un ambiente tenso y lleno de protocolo, según una imagen exhibida sin audio por el estatal Canal 6 de televisión. La misión llegó a Nicaragua el 24 de junio y “le ha comunicado al Gobierno la salida de este equipo (de cuatro miembros) el 1 de septiembre”, ha dicho Fernández en rueda de prensa. El funcionario se ha mostrado sorprendido por la reacción del Gobierno: “No esperábamos que hubiera una decisión en este sentido”.

La Alianza Cívica (de estudiantes, empresarios y sociedad civil), contraparte del Gobierno en el estancado diálogo con mediación de la Iglesia Católica, ha repudiado “enérgicamente la salida forzada” de la ONU y sostiene que “las causas y condiciones” para su presencia en el país “siguen vigentes”.

La misión de la ONU continuará de forma remota

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA también ha lamentado la salida de la misión de la ONU y se ha comprometido a “cooperar entre sí, cada uno dentro de sus respectivas competencias” para lograr un diálogo inclusivo y útil en Nicaragua “lo más pronto posible”.

El organismo de la ONU ha anunciado en una nota de prensa que “proseguirá su labor” de monitorizar e informar sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua “de forma remota”, conforme su mandato conferido por la Asamblea General de la ONU.

También indica que continuará apoyando a las víctimas y familiares, al tiempo que “reitera su disposición” de apoyar a las autoridades para que Nicaragua cumpla sus obligaciones internacionales de derechos humanos. “Con la expulsión de los funcionarios de Naciones Unidas, Ortega le toma el pulso a Michelle Bachelet, que asumirá en pocos días como Alta Comisionada para Derechos Humanos“, ha escrito en Twitter José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch en América.

Amnistía Internacional considera que la decisión de Ortega “deja en evidencia los crímenes cometidos y su desdén por las obligaciones internacionales” y advierte de una estrategia de aislamiento con intención de “continuar la represión”.

La decisión del Gobierno ha venido acompañada de un ambiente de intimidaciónen las proximidades de la sede de Naciones Unidas en Managua, donde se han desplegado grupos de simpatizantes del Gobierno con música de protesta y entre estallidos de potentes bombas artesanales.

Según el Gobierno, la invitación a la misión de la ONU tenía como objetivo acompañar el desmantelamiento de los bloqueos de carretera que mantuvieron los manifestantes antigubernamentales hasta julio, y que eliminó con una violenta campaña denominada “operación limpieza”.

Denuncia de la ONU: “Un clima de miedo”

El informe de la ONU, divulgado el miércoles en Ginebra, destaca el “clima de miedo” en Nicaragua tras la violenta reacción a las protestas contra la administración de Ortega. “La represión y las represalias contra los manifestantes prosiguen en Nicaragua, mientras el mundo aparta la vista”, señaló en Ginebra el Alto Comisionado Zeid Ra’ad Al Hussein.

Entre las violaciones documentadas en el informe figuran “el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, que a veces se tradujo en ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y generalizadas, torturas y malos tratos”. El Consejo de Seguridad de la ONUanalizará la crisis de Nicaragua el 5 de setiembre, según Fernández.

El opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD) ha señalado que la decisión del Gobierno implica un “desconocimiento de sus responsabilidades derivadas de la carta de la ONU” y lo responsabiliza por las sanciones que pueda adoptar ese organismo.

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) Vilma Núñez ha calificado de “insólita” e “inoportuna” la expulsión de la ONU, lo que “refleja el ánimo de una persona (Ortega) que se siente completamente perdida, que ya no puede ocultar sus responsabilidades”.

La vicepresidenta Rosario Murillo ha declarado a los medios oficiales que “aquí no hay cabida para el odio y para seguir atentando contra la paz. Este es un pueblo altivo que no baja la cabeza”, sin citar la orden contra la misión de la ONU.

Ortega, de 72 años y con 11 en el poder, refutó el miércoles duramente el informe, y acusó al organismo de la ONU de ser “un instrumento de políticas de terror, mentira e infamia”. Las protestas se iniciaron el 18 de abril contra una reforma al sistema de pensiones, que se convirtió en una demanda de salida de Ortega y Murillo, acusados de instaurar una dictadura.

ELMUNDO.ES

Tres heridos en un ataque con cuchillo en una estación de tren de Ámsterdam

Un agente habría disparado al atacante, que habría resultado herido. Por el momento se desconoce el estado en el que se encuentran las víctimas
Foto: La estación central de Ámsterdam, donde se ha producido el ataque con cuchillo. (Reuters)
La estación central de Ámsterdam, donde se ha producido el ataque con cuchillo. (Reuters)
AUTOR

Al menos tres personas resultaron heridas hoy en un apuñalamiento en la Estación Central de trenes de Ámsterdam, entre ellos el atacante, que recibió un disparo de los agentes de seguridad, según confirmó la Policía holandesa.

En un mensaje de Twitter, la Policía explicó que el incidente ocurrió en el túnel de la estación principal de Ámsterdam, la más frecuentada por los turistas que llegan a la ciudad. Se desconoce si hay una relación entre el atacante y las otras dos víctimas, aunque no se descarta que se trate de un ajuste de cuentas.

Según la web de NS, la compañía ferroviaria de Holanda, no hay trenes circulando desde y hacia la Estación Central, ya que la Policía ha cerrado el túnel donde tuvo lugar el incidente mientras se lleva a cabo la investigación.

elconfidencial.com

Se registran explosiones cerca de una base aérea en Damasco

La prensa internacional informa que se debió a un ataque con misiles, pero agencias oficiales sirias indican que las explosiones ocurrieron debido a un cortocircuito.

Una serie de explosiones se han registrado la madrugada de este domingo cerca de una base aérea a las afueras de la capital de Siria. La agencia SANA, citando fuentes militares, informa que las explosiones tuvieron lugar en un depósito de municiones y se debió a un cortocircuito.

Inicialmente, la prensa internacional informó que se había tratado de un ataque con misiles, y que algunos de los proyectiles habían sido interceptados por los sistemas antiaéreos del Ejército sirio.

Majd Fahd 🇸🇾

@Syria_Protector

: explosion struck ammo depots in Al-Mazzeh airbase

El canal Al Mayadeen incluso reportó que la base de Al-Mazzeh, que se encuentra al oeste de Damasco, fue atacada por Israel. Pero esa información también fue desmentida en un comunicado enviado a la agencia SANA por sus fuentes militares.

La base aérea de Al-Mazzeh “no fue blanco de ninguna agresión israelí y los sonidos que se escucharon eran de las explosiones en un depósito de municiones cerca de la base, (cuyo incendio) se debió a un cortocircuito”, señala el documento.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

dimpenews@dimpenewscom

The airbase was heavily bombed by Ιsrael.

actualidad.rt.com