Duque exige al ELN que entregue a todos los secuestrados, no sólo a seis

No volverá a la mesa de negociación. La liberación de seis secuestrados no es suficiente para el Presidente Duque. Mientras no devuelvan al resto de rehenes que aún tienen en su poder y suspendan “todas las actividades criminales”, no moverán ficha.

“Porque si no empezamos por ahí, lo que terminamos es validando la violencia como medio de acceso a la negociación con el Estado. Eso ha sido un error histórico que se ha cometido en Colombia”, dijo Duque en un acto con magistrados que ya estaba previsto, tras conocer el regreso a la libertad de los secuestrados. “Si nosotros aceptamos que se hable de paz cuando se produce actos de violencia, lo que le estamos diciendo al país es que es un mecanismo legítimo para llegar al oído del estado. Eso termina debilitando a las instituciones, la legalidad, la Constitución y la ley”.

La firmeza con que el gobierno afrontó el secuestro del soldado Jesús Alberto Ramírez Silva, los policías Luis Carlos Torres Montoya, Yemilson Fernando Gómez Correa y Wílber Rentería, así como de dos contratistas, ocurrido hace más de un mes en el Chocó, al oeste de Colombia, terminó por convencer al ELN de claudicar. Aunque había exigido una serie de condiciones para hacerlo, como el cese de actividades militares en la zona y la presencia de delegados internacionales, al obtener perenne una negativa por respuesta, optaron por entregar a los rehenes a una Comisión humanitaria.

Hasta un punto del Chocó, llegó una delegación conformada por el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Iglesia Católica y la Defensoría del Pueblo para recibirles. El comandante responsable del Frente de Guerra occidental Omar Gómez, que se hace llamar “Uriel”, también invitó a medios de comunicación locales para cubrir la entrega que realizó sin recibir ninguna contraprestación a cambio por parte del Ejecutivo de Duque.

CICR Colombia

@CICR_co

🔴 | Hoy en Chocó acompañamos la comisión humanitaria que facilitó la liberación de 6 personas que estaban en poder del ELN desde agosto. Nos alegra saber que pronto podrán reencontrarse con sus familias
| @DefensoriaCol @episcopadocol @ELN_Paz @ComisionadoPaz

Al otro lado del país, en Arauca, frontera con Venezuela, el ELN que comanda alias “Pablito” mantiene en su poder a cinco secuestrados, un alto funcionario del ayuntamiento de Arauca, por el que exige una suma millonaria de dinero, un ingeniero y tres militares a los que raptaron cuando estaban de permiso.

Para “Pablito” es más fácil mantener cautivos a sus rehenes puesto que acostumbra a secuestrarlos en Colombia y cruzarlos a Venezuela, donde se mueve a sus anchas, amparado por la Guardia Nacional.

elmundo.es

Italia y Hungría crean un “eje antiinmigración”

CAPTION: El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, en Milán (Italia), el pasado 28 de agosto. (Imagen tomada de un vídeo de RT France).CAPTION: El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, en Milán (Italia), el pasado 28 de agosto. (Imagen tomada de un vídeo de RT France).

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, se han comprometido a crear un “eje contra la inmigración” con el objetivo de contrarrestar las políticas promigratorias de la Unión Europea.

En una reunión en Milán celebrada el 28 de agosto, Orbán y Salvini se comprometieron a cooperar con Austria y el Grupo de Visegrado –la República Checa, Polonia y Eslovaquia– para oponerse a un grupo de países de la UE –encabezado por el presidente francés, Emmanuel Macron–, partidarios de la migración.

 

Orbán y Salvini están intentando seguir una estrategia coordinada de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de marzo de 2019 para derrotar al Partido de los Socialistas Europeos (PES, por sus siglas en inglés), una formación a favor de la inmigración y paneuropea que representa a los partidos socialistas a nivel local de todos los países miembros de la UE. El objetivo es cambiar la composición política de las instituciones europeas, incluido el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, para revertir las políticas migratorias de puertas abiertas de la UE.

En una rueda de prensa conjunta, Salvini dijo:

Hoy empieza un trayecto que continuará en los próximos meses hacia una Europa distinta, un cambio en la Comisión Europea, de las políticas europeas, que sitúe en el centro el derecho a la vida, el trabajo, la salud, la seguridad; todo lo que las élites europeas, financiadas por [el multimillonario filántropo húngaro George] Soros y representadas por Macron, niegan.

Nos acercamos a un punto de inflexión histórico a nivel continental. Me asombra el estupor de una izquierda política cuya única razón de ser hoy es desafiar a los demás y creer que Milán no debería acoger al presidente de un país europeo, como si la izquierda tuviese la autoridad de decidir quién tiene derecho a hablar y quién no. Y después se preguntan por qué ya nadie les vota.

Esta es la primera de una serie de reuniones para cambiar los destinos, no sólo de Italia y Hungría, también de todo el continente Europeo“.

 

Por su parte, Orban añadió:

Las elecciones europeas se van a celebrar pronto, y deben cambiar muchas cosas. Por el momento hay dos bandos en Europa: uno está encabezado por Macron, que defiende la migración masiva. El otro está encabezado por los países que quieren proteger sus fronteras. Hungría e Italia pertenecen al segundo.

Hungría ha demostrado que podemos frenar a los migrantes en tierra. Salvini ha demostrado que podemos frenar a los migrantes en el mar. Le damos las gracias por proteger las fronteras de Europa.

Los migrantes tienen que ser devueltos a sus países. Bruselas dice que no podemos hacerlo. También dijo que era imposible frenar a los migrantes en tierra, pero lo hicimos.

Parece que Salvini y yo compartimos el mismo destino. Es mi héroe“.

 

Macron respondió:

Si querían verme como su principal oponente, tenían derecho a hacerlo. Es evidente que hoy se está construyendo una oposición fuerte entre los nacionalistas y los progresistas y no haré ninguna concesión a los nacionalistas y a quienes defienden el discurso del odio“.

 

Salvini devolvió el disparo:

Desde principios de 2017 hasta el día de hoy, la Francia del “bienhechor” Macron ha rechazado a más de 48.000 inmigrantes en la frontera italiana, entre ellos mujeres y niños. ¿Es esta la “receptiva y solidaria” Europa de la que hablan Macron y los bienhechores?

En lugar de dar lecciones a otros, invitaría al hipócrita presidente francés a reabrir sus fronteras y dar la bienvenida a los miles de refugiados que ha prometido aceptar.

Italia ya no es el campo de refugiados de Europa. ¡La fiesta de los traficantes y los bienhechores se ha terminado!

En julio, Salvini dijo que quería crear una red paneuropea de partidos nacionalistas de mentalidad similar:

Para ganar [las elecciones italianas] tuvimos que unir a Italia, y ahora tenemos que unir a Europa. Estoy pensando en una “Liga de las Ligas de Europa”, aunando a todos los gobiernos libres y soberanos que quieren defender a sus pueblos y fronteras“.

Salvini propuso que la red incluyera al canciller austriaco, Sebastian Kurz, al líder del Partido por la Libertad holandés, Geert Wilders, a la líder del Frente Nacional de Francia, Marine Le Pen, y a Orbán, de Hungría, entre otros. También ha dichoque las elecciones al Parlamento europeo de 2019 deberían ser un referéndum sobre “una Europa sin fronteras” frente a “una Europa que proteja a sus ciudadanos”.

Salvini ha criticado repetidas veces a la Unión Europea a propósito de la migración masiva, acusando al bloque de haber abandonado a Italia en su lucha por lidiar con los más de 600.000 migrantes que han llegado al país desde 2014. El problema se ha visto exacerbado por las regulaciones de la UE.

Según una norma de la UE –conocida como el Convenio de Dublín–, los migrantes deben solicitar asilo en el primer país al que llegan de la Unión Europea. Esto ha puesto una carga excesiva sobre Italia, dada su proximidad geográfica con África.

Italia ha intentado durante mucho tiempo que se revise el Convenio de Dublín, pero otros países miembros de la UE, especialmente Hungría, se han opuesto a cambiar el acuerdo. La disputa subraya las dificultades de formar un eje unido contra la inmigración a nivel de la UE: los intereses de muchos países miembros de la UE son diametralmente opuestos.

Aunque Italia y Hungría, por ejemplo, están de acuerdo en que se debería frenar completamente la migración masiva, discrepan en cómo gestionar los migrantes que ya están en la UE. Aunque Italia quiere que los migrantes sean redistribuidos a otros países de la UE, Hungría y los países de Visegrado se oponen obstinadamente a aceptar a ningún migrante en absoluto.

En una entrevista con el periódico checo DNES, el primer ministro checo, Andrej Babiš, de cara a su reunión del 28 de agosto en Roma con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dijo:

Insisto en que no aceptaremos a ningún migrante ilegal desde Italia o desde cualquier otra parte. Esto no es nada contra Italia, que tiene nuestras simpatías; es una estrategia fundamental. Es, bajo mi punto de vista, una señal clave, un símbolo y un mensaje a los migrantes y traficantes de que no tiene sentido zarpar a Europa“.

 

 

Si Italia no acepta migrantes y Malta tampoco… entonces lo hará España

 

 

Babiš añadió que la Unión Europea debe superar sus diferencias y ponerse de acuerdo en una política migratoria paneuropea:

Si Italia no acepta migrantes, y Malta no los acepta, entonces lo hará España. Estamos enviando el mensaje de que es posible llegar a Europa desde Marruecos a través de España. Debemos frenar el flujo migratorio. Quiero hablar sobre ello con mis socios en Italia, Malta y, por supuesto, con la canciller alemana Angela Merkel, que ahora ha actuado con España. Tenemos que trabajar muy duro en la solución porque hemos perdido tres años sin necesidad con el absurdo debate de las cuotas. Debemos proteger lo que nuestros antepasados construyeron durante más de mil años. No es un eslogan, es una realidad“.

El apoyo de Salvini a Orbán también ha puesto de manifiesto las diferencias en la coalición gobernante de Italia, compuesta de la Liga de Salvini y la formación populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S), liderado por Luigi Di Maio.

El 23 de agosto, Di Maio amenazó con retener los pagos italianos a la Unión Europea si en una cumbre de alto perfil en Bruselas fijada para el 24 de agosto no se lograba el compromiso de otros países de la UE de aceptar migrantes desde Italia. En una entrevista con la televisión italiana, que también publicó en su cuenta de Facebook, Di Maio dijo:

Si mañana no sale nada de la reunión de la Comisión Europea, si no deciden nada respecto a la […] redistribución de los migrantes, el Movimiento Cinco Estrellas y yo ya no estaremos dispuestos a dar 20.000 millones de euros a la Unión Europea cada año“.

Después de que en la reunión de la UE no se produjera una solución, los líderes del M5S en la Cámara de Diputados y el Senado de Italia,Francesco D’Uva y Stefano Patuanelli, respectivamente, emitieron un comunicado:

Los países que no participan en la reubicación y que ni siquiera se dignan a responder a la petición de ayuda de Italia no deberían seguir recibiendo fondos europeos de nosotros, y entre ellos, en estos momentos, está Hungría“.

En una entrevista el 27 de agosto con el periódico La StampaDi Maio volvió a atacar a Orbán:

La Hungría de Orbán levanta vallas alambradas y rechaza las asignaciones de migrantes. Los que no aceptan la asignación no deberían tener derecho a la financiación europea“.

Salvini defendió a Orbán: “Respeto el absoluto derecho de Hungría a defender las fronteras y la seguridad de sus ciudadanos. El objetivo compartido es la defensa de las fronteras externas“.

Orbán respondió: “Necesitamos una nueva Comisión Europea que esté comprometida con la defensa de las fronteras de Europa. Necesitamos una Comisión después de las elecciones europeas que no castigue a aquellos países que, como Hungría, protegen sus fronteras“.

 

Soeren Kern es analista de política europea para el Instituto Gatestone en Nueva York.

latribunadeespana.com

¿El fin del TLCAN?

alt

Eliana Gilet

El investigador en economía, Oscar Ugarteche analizó para Sputnik el comportamiento de Estados Unidos en sus relaciones comerciales y advierte que ha dejado de lado la política multilateral de los últimos 30 años.

El anuncio de un acuerdo bilateral entre México y Estados Unidos es la evidencia del fin del plurilateralismo en América del Norte, señaló a Sputnik Oscar Ugarteche, investigador titular del Instituto de Economía de la Universidad Nacional y del Sistema Nacional de Investigadores mexicano.

Para Ugarteche, es inminente que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se convierta en dos acuerdos comerciales por separado: el ya logrado entre México y Estados Unidos y otro que, según analiza el investigador, se concretará cuando Canadá rechace las condiciones ya pactadas en el primero.

“Para analizar si estamos o no ante el fin del TLCAN, si uno mira la política comercial de EEUU y busca cuál es su línea, nota varias cosas”, analizó Ugarteche, quien es también coordinador del Observatorio Económico Latinoamericano (OBELA).

Puntualizó que “EEUU no tiene una política comercial. Si mirás los últimos 80 años, desde los años 40 para acá, ves que ha sido un país librecambista, ha sido proteccionista, bilateralista o unilateralista. Lo que nunca le ha gustado ha sido que otros países se agrupen para negociar”.

Agregó que Estados Unidos no tiene demasiado espacio en su proceso de reestructuración económica interna para hacer un tratado trilateral. Sostuvo que si eso sucediera, “no podría obtener los términos que está obteniendo en la negociación bilateral con México, porque Canadá no los aceptará”.

¿El fin del TLCAN?

Estos dos elementos señalados por el académico obligan a pensar que estamos ante el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que aunque fue promovido por Estados Unidos hace 24 años, ahora decide dejarlo caer.

“El rumbo que ellos habían marcado como su norte en la década de los años 90 hizo dos cosas en simultáneo, que son contradictorias: por un lado, Washington promovió la instalación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y por otro, promocionó el TLCAN, que protegía el comercio dentro del espacio de los tres países. Es un contrasentido”, explicó Ugarteche.

“A EEUU el libre cambio le interesa a veces y con algunos [países]”, graficó. Según su análisis lo que ahora busca la dirección del país norteamericano es “proteger las ramas industriales que no son rentables en EEUU: la rama automotriz, la farmacéutica, aceros y aluminio. Por ahí está comenzando, vamos a ver qué más cosas protege”, analizó.

Ilustró que la situación planteada es similar a la que sucedió durante la década de 1920, “que terminó en 1930 cuando fue la cúspide, con aranceles de 180%, que terminaron con el comercio internacional, un momento crítico”.

Sobre el papel de Canadá que fue dejado de lado en el acuerdo bilateral anunciado por los Gobiernos de Donald Trump y Enrique Peña Nieto, el economista sostuvo que “Canadá no admitiría los términos de la negociación con México, por lo que no tiene sitio EEUU para su restructuración económica. No podía negociar con Canadá en los términos que lo hizo con México; con quien creo que tampoco negoció porque fue un walkover, EEUU le pasó por encima”.

La primera consecuencia de estas modificaciones en el acuerdo marco, señaló, probablemente será que Washington promueva la reforma de los otros Tratados de Libre Comercio que tiene en el continente, con Colombia, Chile, Perú y los países de Centroamérica, para volverlos uniformes.

Economía de sobreconsumo

Ugarteche explicó que el déficit que tiene Estados Unidos es “de sobreconsumo porque los estadounidenses están consumiendo más de lo que producen”. “No es la maldad del mundo la que está tras de ellos, lo que está atrás de ellos es que tienen un nivel salarial que está evidentemente muy por arriba de su capacidad productiva”, indicó.

Explicó también a Sputnik que debido al tipo de cambio que maneja Estados Unidos, tiene dificultades para exportar su producción, algo que se refleja, señaló Ugarteche, en que sus exportaciones no logran superar el 10 % de su PBI, cuando hay países que exportan entre un 30 y un 50% de su producto.

“Exportan poco pero importan como locos, porque lo que importan es más barato y de mejor calidad. La de EEUU es una economía de consumo que dejó de producir a precios competitivos. El nivel salarial está desalineado con la capacidad productiva. El nivel de vida ahora es de mentiritas, a pesar de que tiene el salario congelado hace una década”, sostuvo.

Crisis de liderazgo

Lo clave para entender el momento actual es que la economía mundial vive una “crisis de liderazgo”, explicó Ugarteche, que no se vivía desde la década de 1930.

“Estamos en una situación donde EEUU no lidera pero tampoco aparece otro que lo haga. Lo que Washington está haciendo no es liderar, sino imponiendo acuerdos bilaterales de comercio. Si pudiera liderar, mantendría el sistema multilateral, que ellos mismos inventaron”, explicó.

Ese “multilateralismo” en las relaciones internacionales fue promovido por el presidente Woodrow Wilson en 1918 al final de la Primera Guerra Mundial como una “Sociedad de Naciones” y se fue afianzando con la entronización de los organismos de crédito como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

“Resulta que el multilateralismo no les importa porque ellos no lo pueden liderar y el Tercer Mundo tiene un papel importante. Por eso EEUU entra en una dinámica bilateral otra vez en su historia. El problema es que ellos no lideran pero nadie más lidera. Tampoco Rusia o China están decidiendo cuáles son las nuevas reglas del juego que todo el mundo quiere segur, eso no está pasando”, señaló.

Por esto, explicó, el destino de esta crisis de liderazgo mundial que está atravesando Estados Unidos y que Ugarteche identifica, es aún incierto. “Estamos en un proceso de reestructuración del liderazgo mundial pero ahora ni EEUU lidera ni deja a otro lo haga”, concluyó.

EE.UU.: “El mensaje a Irán es claro: si no actúa de manera civilizada, será castigado”

En una rueda de prensa, el secretario de Energía de EE.UU. lanzó de manera inesperada una serie de amenazas a la república islámica.

 

EE.UU.: "El mensaje a Irán es claro: si no actúa de manera civilizada, será castigado"

El secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, luego de las conversaciones con el ministro ruso de Energía, Alexánder Nóvak, en Moscú, el 13 de septiembre de 2018.
Serguéi Karpujin / Reuters

El secretario de Energía de EE.UU., Rick Perry, aprovechó una rueda de prensa conjunta celebrada este jueves en Moscú con su homólogo ruso, Alexánder Nóvak, para arremeter contra Irán y nuevamente intentar destacar la superioridad de la posición de Washington en la arena internacional.

La mecha la ha prendido una pregunta que le han formulado acerca de si no creía que era contradictorio que EE.UU. acuse a Rusia de haber supuestamente utilizado la política energética como herramienta política, a la vez que el propio Washington amenaza con reducir “a cero” los ingresos petroleros iraníes. Perry evitó contestar directamente la pregunta y en su lugar afirmó que su país disfruta de una posición única que le permite dictar su voluntad en varios asuntos.

“El mensaje a Irán es que esperamos que sean vecinos aceptables, miembros aceptables de la sociedad”, dijo Perry, y agregó que esta no es solo la voluntad de Washington, sino también la de “algunos vecinos” de la república islámica. El secretario especificó que Arabia Saudita es “muy partidaria de las actividades en las que [EE.UU.] está involucrado” en la región y considera que el comportamiento de Teherán es “inaceptable”.

El político acentuó que todos los países tienen “responsabilidades sobre [sus] acciones en el mundo” como miembros de la “ciudadanía global”, aparentemente siempre y cuando no contradigan los intereses de Washington. “Esperamos que el Gobierno iraní actúe de una manera que consideramos civilizada“, puntualizó Perry.

“El mensaje al Gobierno iraní es claro: si no puede (…) actuar como un ciudadano razonable, deberá enfrentarse a sanciones (…) Hoy en día Estados Unidos está en una posición que le permite enviarles a los países que no participan de una manera civilizada el mensaje de que serán castigados“, señaló el alto cargo, agregando que hay “muchas maneras diferentes” de castigar y que las sanciones contra la industria energética es solo “una de ellas”.

Perry en ningún momento llegó a contestar la pregunta que se le había formulado. Tampoco mencionó que fue EE.UU. el que salió de manera unánime del acuerdo nuclear internacional, una medida que fue condenada por todas las otras partes del tratado, incluidos los principales aliados de Washington en Occidente, que tienen la intención de mantener sus vínculos con Irán. Por su parte, Teherán tampoco cede a la presión del país norteamericano e incluso demandó a Washington en la Corte Internacional de Justicia por las sanciones impuestas en su contra.