ALGERIA 2018-2019: PSD TEAM LEADERS AND PSD OPERATORS

ALGERIA

POSITION: PSD TEAM LEADERS AND PSD OPERATORS

VACANCIES: 12 MALE.

DATE: 2018-2019

PLACE: ALGERIA.

PROFILES LANGUAGE:

  • ENGLISH.

 

Here are the criteria:

1- Previous Military (5 years Operative Teams), Law Enforcement (5 years Operative Teams), or Private Security Company (PSD) experience of at least five (5) years.

2- Team Leader Private Security Company (PSD) experience of at least five (5) years.

3- If not from a country where English is the official language, the contractor will provide proof of language ability based on B2 Level.

4- Formal certificated training in Close Protection/PSD which can be externally validated BY Company if required.

5-  FPOS-I qualification.

6- Minimum twelve (12) months APT operational experience in HRA, Iraq is a plus.

7– RRTSIA Membership (Contact RRTSIA to obtain it).

 

If you meet all the requirements, you must to perform the RRTSIA Selection Access Tests:

Fitness Test, Shooting Test and Tactical Test (PSD, Tactical Medicine, etc…)

 

INFO@RRTSIA.COM

Vostok-2018: Rusia pone en acción misiles sigilosos

alt

Las fuerzas de defensa antiaérea lograron derribar todos los misiles de crucero lanzados durante un ataque masivo simulado, como parte de los ejercicios militares.

Rusia puso en prueba sus misiles de crucero de baja visibilidad –sin parangón en el mundo– durante las actuales maniobras militares Vostok-2018. Así lo afirmó el jefe de la 76.ª división de defensa antiaérea, coronel Serguéi Tíjonov, en entrevista con el semanario Zvezdá.

La prueba consistió en “un ataque masivo convencional” que involucró el lanzamiento de más de 30 misiles de entrenamiento especiales contra el polígono de Telemba, en la región rusa de Buriatia. De acuerdo con Tíjonov, todos fueron abatidos por los sistemas de defensa antiaérea rusos Buk-M2TorPántsir-S y S-400 Triumf.

Sin embargo, varios de esos proyectiles, hechos a semejanza de los misiles de crucero reales, representaron múltiples dificultades para los sistemas antiaéreos, debido a sus capacidades de dirigirse hacia su objetivo “siguiendo el relieve del terreno” y de burlar los sistemas de radar, una característica que el coronel resaltó.

alt

“Se utilizaron imitaciones especiales con visibilidad de radar muy baja; es decir, con tecnología de sigilo o de ‘invisibilidad’. Estos misiles de imitación son superiores a todos los análogos extranjeros conocidos, en términos de misiles reales”, afirmó Tíjonov sin especificar el armamento que fue utilizado.

Rusia desarrolla las maniobras militares Vostok-2018 (‘Este 2018’, en ruso) del 11 al 17 de septiembre. Se trata de unos ejercicios sin precedentes desde la época de la Unión Soviética. Cuentan con la participación de 300.000 efectivos y decenas de miles de vehículos blindados, helicópteros, aviones y drones.

ELESPIADIGITAL.COM

¡Sicarios con micrófono!

alt

Renán Vega Cantor

“[Que] peligroso puede ser un micrófono en las manos de un cretino, cuando el tal cretino goza de total impunidad”.

Alfonso Sastre

1

El 4 de agosto durante la celebración del 81 aniversario de la Guardia Nacional se llevó a cabo un atentando contra el presidente legítimo y constitucional de Venezuela Nicolás Maduro. El atentado fue frustrado por la acción rápida y oportuna de los equipos de la Guardia Presidencial encargados de inhibir señales, quienes desorientaron y desviaron a los dos drones utilizados en la acción criminal, como resultado de lo cual uno fue derribado y el otro estalló fuera del blanco previsto, dejando siete guardias heridos. Los dos costosos drones DJ1 M600, cargados con pólvora y un kilo del explosivo C-4 fueron enviados a la avenida Bolívar, donde se realizaba el acto militar; uno debía explotar en la parte superior de la tarima presidencial y el segundo en la zona frontal. El objetivo era claro: asesinar al presidente de Venezuela, a su esposa, a los miembros del gabinete que se encontraban allí y a los altos mandos militares.

Los dos grupos operativos que manejaban los drones fueron capturados el mismo día del atentado: uno en plena actividad y el otro mientras huía hacia Colombia. Uno de sus miembros confesó que había recibido entrenamientos para manejar drones en la finca Atalanta, ubicada en el municipio de Chinácota, Norte de Santander y quienes lo adiestraron le ofrecieron 50 millones de dólares y residencia en los Estados Unidos.

En este hecho ha sido evidente la participación de círculos terroristas que operan contra el gobierno venezolano, que se mueven como Pedro por su casa en Estados Unidos y Colombia, donde cuentan con el apoyo abierto o encubierto de los gobiernos de esos dos países. Resulta acaso pura coincidencia que en una de sus últimas declaraciones como presidente, el tenebroso Juan Manuel Santos haya dicho, luego de reunirse con Julio Borges –uno de los implicados en el atentado de Caracas– estas palabras: “veo cerca la caída del régimen de Maduro en Venezuela[…] ojalá mañana mismo terminará”. ¿Simples deseos o anuncios de lo que iba a venir?

Este criminal atentado ha puesto de presente una vez más hasta donde ha llegado el envilecimiento del periodismo por parte de falsimedia mundial, puesto que el hecho no ha sido presentado como lo que es, un acto terrorista, sino que se ha puesto en duda su misma existencia y los titulares de la prensa y de la televisión, hablan de “supuesto”, “pretendido”, “simulado” atentado. Esto indica, además, un doble rasero, porque mientras un accidente de tránsito en Londres o un ataque con cuchillo en Bruselas o París son catalogados como “atentados terroristas”, el intento de asesinar a un jefe de estado es catalogado como algo supuesto e incluso sus autores son alabados como “rebeldes” o “luchadores por la libertad”.

Tras fracasar el atentado, emergieron las voces que lo reivindicaron sin que nadie los estuviera llamando a declarar, hablando desde dos lugares emblemáticos de la guerra contra Venezuela: Miami y Bogotá. En esta última ciudad, y según lo dice la revista Semana –conocida por su visceral postura contra el gobierno legal de Venezuela: el “expreso político venezolano, el ex policía Salvatore Lucchese, quien aseguró en Bogotá haber formado parte del plan. ‘Teníamos un objetivo y al momento no se pudo materializar’, dijo durante la toma de posesión de Iván Duque”. La misma revista dice estar sorprendida porque “Ni Casa de Nariño ni ningún actor de la oposición ha explicado su presencia en Colombia. ‘Es el gran misterio’, dice una diputada de Voluntad Popular, partido en el que militó el ex policía hasta enero. ‘Él se apareció allí y más nada. No fue representando a nadie. Una semana antes estuvo en Venezuela en una boda, entonces sacó a su familia hacia Miami y él viajó a Bogotá’, agrega una fuente cercana a su familia”. ¡Y todavía dicen que los gobiernos colombianos, el de Santos y ahora el de Duque, no tienen nada que ver con el atentado, si ellos mismos lo están reconociendo a través de noticias como esta que difunde uno de sus principales medios de desinformación, en donde se dice que un individuo que reivindica el atentado contra Nicolás Maduro está presente en la posesión del nuevo presidente de Colombia! ¡Difícil encontrar más cinismo y descaro!

Desde Miami, vino la confesión bomba, hecha de manera voluntaria y deliberada, en lo que puede considerarse como el mejor (o peor) ejemplo de lo que es la cloaca periodística y humana, por la boca del periodista y presentador peruano Jaime Bayly, radicado en esa ciudad de La Florida. Este individuo afirmó que estaba enterado de lo que había sucedido en Caracas, porque había sido invitado a participar en una de las reuniones donde se maquinó el atentado y se comentaron los detalles del mismo: “yo me enteré del plan durante la semana […] y me dijeron ‘el sábado vamos a matar a Maduro con drones’ y yo les dije “háganle’” y les propuso “¿quieren que yo les compre un dron más, avísenme, por favor”.

Luego describió con detalles el complot: “el plan era sobrevolar la tarima presidencial con dos cargadores explosivos, bajar sigilosamente los drones que podían parecer cámaras de la televisión oficial y despistar a la guardia presidencial y a sus francotiradores y hacerlos estallar con poderosa carga explosiva bien cerquita del dictador, para eliminarlo, darlo de baja y así tal vez iniciar una nueva etapa de libertad”.

Como para que no quedaran dudas de su apología al asesinato del presidente de Venezuela, ese sicario con micrófono que es Jaime Bayly agregó: “Así que yo estoy con ellos, con los héroes”, porque no son “terroristas ni sicarios los que hicieron volar esos drones son patriotas, son gentes de honor, son venezolanos ejemplares”. En forma despreciativa y haciéndole una vulgar apología al crimen indicó que ojalá Maduro “se vaya a reunir con Chávez”. Lamentó que “el atentado no haya tenido éxito […] que Maduro este todavía en pie y respirando porque le hace un daño vicioso e incalculable a Venezuela y si la libertad de Venezuela presupone dar de baja a Maduro, hay que hacerlo sin compasión”. Añadió, lamentándose por el acto fallido: “Es una lástima, [que] los conspiradores hayan fallado esta vez, pero no por eso van a desmayar, van a tirar la toalla, seguramente están ya preparando un próximo atentado”.

2

Cuando se amenaza a un periodista se denuncia que se pone en cuestión la libertad de prensa, pero no sucede nada cuando un sicario que hace las veces de periodista, como el peruano de marras, amenaza al presidente de un país, hace una apología abierta del terrorismo criminal, encubre a una banda de asesinos, propaga el odio y el culto a la muerte y al magnicidio. ¿Eso debe defenderse a nombre de la libertad de prensa? Los que ejercen como periodistas pueden amenazar, aplaudir a criminales (como los radicados en Miami y Bogotá) porque los protege el manto de la impunidad, de la misma impunidad que ampara a los asesinos cuando conspiran contra un gobierno que no es del gusto de Washington y sus lacayos de América Latina, como los que están organizados en ese Cartel de Delincuentes que se llama Grupo de Lima.

Por supuesto, ante este vergonzoso ejemplo de indignidad periodística los voceros de la Sociedad Interamericana de Prensa, de Reporteros sin Fronteras y los periodistas de Colombia, Madrid y todos los lugares donde se destila esta campaña de muerte y saboteo contra Venezuela se han quedado callados. Los comentaristas de los medios colombianos no han dicho ni una sola palabra sobre este alevoso atentado y su infame justificación por un sicario con micrófono radicado en Miami.

En el caso de Colombia no nos debemos sorprender, con el tipo de periodismo “independiente” que aquí impera, propiedad de los grandes capitalistas del país, quienes controlan los canales de televisión, las cadenas radiales y los periódicos y revistas de circulación nacional y cuya pauta informativa con respecto a Venezuela está dictada por la lógica de la mentira y la falsedad. Solo basta colocar dos ejemplos sobre amenazas de muerte contra el presidente de Venezuela hechas desde Colombia. La primera sucedió cuando el ex presidente de México Vicente Fox, neoliberal de pura sangre y altamente responsable del actual desangre de México, en la ciudad colombiana de Barranquilla señaló que era necesario matar al presidente Maduro, con esta expresión de “gran nivel”: “Sale con su renuncia o sale con las patas por delante en un cajón”. Esta invocación al asesinato fue inmediatamente replicada por los canales de televisión de Caracol y RCN, con títulos destacados en la pantalla en que se podía leer: “Dictador Maduro, renuncia o morirás” (RCN) y “Hay que derrocar al dictador” (Caracol) y también fue reproducido por las redes sociales en el twitter oficial de Caracol TV. Entre otras cosas, esa fue una de las razones por las cuales esa red de sicarios con micrófono que es Caracol, fue sacada del aire en Venezuela. Y, en el colmo del cinismo, todavía preguntan, en forma aparentemente ingenua, por qué les hicieron eso.

Y el otro hecho ha sido protagonizado por el abogado de la mafia Abelardo de la Espriella, defensor de paramilitares, criminales, asesinos, y amigo cercano del campeón de los capos y ex presidente de Colombia, quien en columnas de prensa y en un libro ha justificado el asesinato del presidente Maduro. En efecto, en su columna titulada “Muerte al tirano”, publicada en El Heraldo en julio de 2017 señaló: Los venezolanos de bien y la comunidad internacional en pleno deben entender que la muerte de Nicolás Maduro se hace necesaria para garantizar la supervivencia de la República. No se trataría de un asesinato común, sino de un acto patriótico que está amparado por la constitución venezolana y que resulta, por demás, moralmente irreprochable”. Y en marzo de 2018, ese mismo abogado de la lumpenburguesía colombiana publicó un libro con el mismo título “Muerte al tirano” en donde vuelve a hacer una vulgar apología del asesinato del presidente venezolano. Y todavía SemanaEl TiempoEl Espectador y sus comentaristas a sueldo se preguntan por qué razones el gobierno venezolano dice que las acciones desestabilizadoras y terroristas se organizan en Colombia, con participación de gobernantes, paramilitares y periodistas. Porque aparte de todo, esos medios de desinformación posan de mansas palomas, cuando son apologistas del crimen y del terrorismo y no solo mediático, como lo demuestra lo sucedido en estos días con el atentando al presidente de un país suramericano. Podemos concluir, parafraseando a Alfonso Sastre, en una frase que es necesario citar todas las veces que sea necesario: lo peligroso que resulta un micrófono, una cámara de televisión o un procesador de palabras en manos de cretinos y sicarios morales y sobre todo cuando estos gozan de completa impunidad.

La posible guerra entre Colombia y Venezuela: informe estratégico

alt

José Negrón Valera

El 10 de septiembre, factores políticos contrarios al Gobierno venezolano realizarán una nueva operación de propaganda para seguir atizando el ambiente de injerencia contra el país suramericano. La han llamado la ‘fórmula Arria’ y la posicionan como el paso definitivo para que el Consejo de Seguridad asuma una actitud más enérgica contra Venezuela.

Dicha ‘fórmula’ solo servirá para mantener en el clímax mediático la situación venezolana, y es poco probable que traiga efectos prácticos, tal y como lo ha explicado la embajadora Claudia Salerno:

Deshojar la margarita

Sin embargo, a pesar de los deseos de la oposición venezolana, no parece haber consenso entre los altos mandos militares colombianos y estadounidenses sobre una agresión directa.

Al menos eso se desprende de las últimas palabras de Iván Duque, sobre la solicitud hecha a Estados Unidos de repensar una acción unilateral, pues considera que “no es el camino” para tratar el caso venezolano.

La motivación de Duque no está guiada por el altruismo.

Haciendo un análisis sobre la composición y entrenamiento del ejército colombiano, es posible pensar que este, por sí solo, no está en capacidad de mantener una guerra superior a 30 días. Es un ejército para la guerra de guerrillas, pero no de profundidad o de largo aliento.

Además, si evaluamos que la FARC se ha dividido y que el incipiente diálogo con el ELN no brinda frutos, un deterioro de la situación fronteriza sería una verdadera crisis humanitaria, pero para los colombianos.

Otro aspecto, nos lo brinda la perspectiva antropológica. Los estrategas de la guerra, deben estar cada vez más convencidos que una agresión del tipo militar que se mantenga en el tiempo, solo cohesionaría a los venezolanos y posiblemente a los movimientos sociales de izquierda en Suramérica.

Aquí en Venezuela tenemos un refrán: “Una cosa es invocar el diablo y otra verlo venir”. Más allá que los opositores a Nicolás Maduro rueguen vía redes sociales por una intervención, la concreción de un escenario similar, uniría al país.

Ya no se trataría de un asunto de chavistas o no chavistas, sino de venezolanos. Creo que a Bogotá lo que  menos le conviene es la repotenciación de un nacionalismo profundo como el que impulsó Hugo Chávez.

Además, existe una razón de índole netamente comercial. A las mafias del contrabando en la frontera, así como las que operan con el diferencial cambiario en Cúcuta,  no les interesa una escalada del conflicto.

Para esos factores, el objetivo es seguir la hemorragia de los recursos estratégicos de Venezuela, así como de alimentos, lo cual ha resultado un gran negocio.

Sin embargo, el anuncio del Gobierno venezolano de imponer controles a la venta de gasolina a través del Carnet de la Patria y elevar su precio a los estándares internacionales, les resulta un obstáculo muy grave.

Ahora bien, si Maduro logra imponer un verdadero bloqueo a quienes trafican el combustible, no hablo de pimpineros, sino de las gandolas con miles de litros que pasan la frontera, la situación podría cambiar. Pero es algo que se evalúa minuto a minuto.

Recordemos este dato que resulta clave para entender las dimensiones de lo que está en juego para las mafias del narcotráfico colombiano:

“La gasolina de contrabando desde Venezuela, por su bajo costo, es un ingrediente fundamental para la producción de la pasta de cocaína en Colombia, el mayor productor de esa droga en el mundo. Un kilogramo de cocaína demanda unos 10 galones (unos 37,8 litros) de gasolina para su producción. Esto quiere decir que la producción de cocaína en Colombia, el año pasado, demandó unos 9 millones 210 mil galones de gasolina, unos 34 millones 813 mil litros de combustible que seguramente provenían desde Venezuela”.

¿Qué hacer con Venezuela?

En la Casa Blanca, hay dos posturas en el caso de cómo tratar a Venezuela, una de ellas es la del “martillo” que es la que desea Trump, sin embargo, está la otra, la de la “anónima Resistencia” que actúa bajo la doctrina de “no interrumpas a su enemigo cuando se esté equivocando”.

Al pensar en el perfil de quienes integran los organismos de seguridad del Gobierno de los Estados Unidos, nos damos cuenta de que todos son expertos en “operaciones negras y psicológicas” y la doctrina que priva es la “destrucción del Estado-Nación venezolano”. Agudizar los conflictos internos, como producto de los grandes desequilibrios económicos, parece ser la estrategia a seguir.

Ellos saben que una intervención necesitaría ser relámpago y además contar con una fuerza militar y política en terreno que garantice la gobernabilidad del “día después”. Nada de eso existe.

La oposición en el exterior no tiene la capacidad, más allá de los deseos, de mantener el control político en el país. No poseen ningún tipo de legitimidad, ni tampoco arraigo en la Fuerza Armada Bolivariana.

Pienso en Thomas Barnett, un influyente analista del Pentágono, y estoy cada vez más convencido de que no habrá, en el corto plazo, ningún tipo de acción militar mientras no se consigan aliados al interior del ejército venezolano.

Un artículo publicado por el New York Times, donde se informa que Trump estaría evaluando planes para un golpe de Estado, en conjunto con ex miembros de la Fuerza Armada Bolivariana, brinda la oportunidad para entender esta posición.

​Y aunque tampoco puede descartarse que dicho artículo del New York Times, sea parte de una operación de información dirigida al componente militar venezolano, con el fin de captar alguna voz disonante, lo que sí queda claro es que la Casa Blanca busca urgentemente a alguien que les provea una garantía de administración política del país.

Si el Ejército bolivariano se mantiene cohesionado, fiel al proyecto político chavista y sigue actuando bajo la premisa de la unión cívico-militar, la posibilidad de una intervención puede alargarse indefinidamente.

El tiempo se agota

Hay que prestar mucha atención al desespero que se siente en Bogotá y Washington, ante el debilitamiento de la opción militar sostenida con la excusa de la migración.

La oleada de venezolanos que le piden al Gobierno venezolano ayuda para regresar al país, es muy mala prensa para el Pentágono y sus aliados en Suramérica.

Una hipótesis de conflicto directo, no está totalmente descartada. Pero todo parece que lo primero dentro del tablero del Pentágono será Siria, por cómo se están moviendo los medios militares de la OTAN.

Por tanto, en el caso de venezolano…

— Si no hay guerra entre Colombia y Venezuela ¿entonces qué habrá?—me preguntarán.

— Pues, guerra —diré sin vacilar—. La intensificación de la guerra no convencional.

Evaluarán planes de asesinatos selectivos contra los líderes de la revolución pero también de la oposición. Intentaran ingresar drogas de alta pureza y experimentales nunca antes vistas que causen un daño fuerte en la población. Intentarán infiltrar a los responsables de los servicios públicos, ocasionar sabotajes y daños a la infraestructura crítica. Acentuar el debilitamiento moral de la sociedad y la capacidad del Estado para dar respuestas. Las operaciones de bandera falsa serán otras de las punta de lanza. Aquí, ninguna hipótesis podrá ser descartada como improbable.

​Pero por sobre todas las cosas, buscarán sabotear cualquier política que adelante el Gobierno de Maduro, y lo harán a través del miedo y la doctrina del shock. Y su primer objetivo, probablemente apunte a las bombas de gasolina y sus trabajadores destacados a lo largo de la frontera con Colombia.

“Lo próximo será la desesperanza”, proclama Phil Carter, un personaje literario de la novela “Reyes y Dinosaurios”. Ese es, y será, el leitmotiv de los próximos planes contra Venezuela. Si no me cree, quizá sí lo convenza la portada del Time. Al igual que The Economist, siempre tiende a una extraña clarividencia cuando se trata de presagiar la próxima jugada de las élites dentro del escenario mundial.

La artillería siria destruye los lanzamisiles de los terroristas en Latakia y los liquida en el desierto tras el acuerdo Putin-Erdogan

Una fuente militar siria comunicó a Sputnik que, en el norte de la provincia de Latakia, la artillería pesada de las fuerzas gubernamentales de Siria llevó a cabo una ofensiva contra las posiciones de los terroristas. En el transcurso del ataque fueron destruidos sistemas lanzamisiles y bases para drones equipados con bombas, según la fuente.

Las coordenadas con la ubicación del enemigo fueron ofrecidas por la inteligencia, que monitoriza minuciosamente la situación en las zonas colindantes con la frontera turca. Los puntos de observación del Ejército sirio se encuentran en los altos estratégicos cerca de las aldeas de Qabbani y Badama.

Según la fuente, los terroristas del Frente al Nusra —prohibido en Rusia y otros países- bombardearon en múltiples ocasiones las poblaciones civiles en el norte de Latakia, tanto con morteros como por medio de drones.

El Ejército sirio limpia el desierto de los terroristas

El Ejército sirio continúa su ofensiva contra los terroristas atrincherados en el sur del país, en el desierto de Suwaida. El corresponsal de Sputnik logró hacerse con un vídeo desde los altos Tulul al Safa, donde las fuerzas gubernamentales libran combates contra los radicales.

Durante las últimas operaciones, los militares sirios cortaron las vías logísticas del grupo terrorista ISIS —Estado Islámico, organización terrorista proscrita en Rusia y otros países—, así como eliminaron a los francotiradores que vigilaban los accesos a los almacenes de los terroristas.

Los propios almacenes con alimentos y municiones han sido destruidos. El Ejército sirio sigue avanzando en Suwaida con el fin de rodear a los terroristas.

En particular, los militares bloquearon para los yihadistas el acceso a las fuentes de agua dulce. Durante varios días se libraron feroces combates por los depósitos de agua pertenecientes a los radicales. Ahora, los controla el Ejército sirio.

La peculiaridad de este teatro de batalla radica en que los tanques y los vehículos pesados no pueden acercarse a las posiciones de los terroristas debido a la superficie rocosa.

Así, la infantería con el apoyo de los ataques masivos de aviación lleva la mayor carga de la ofensiva.

VIDEO

Putin y Erdogan echan a EEUU y compañía de Siria

Un acuerdo que expulsa y deja sin opción a réplica, ni a juzgarlo como un acto no humanitario. Es el resultado de la zona de desmilitarización que pactaron los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, que deja en todos los efectos en fuera de juego a EEUU y sus aliados occidentales en territorio de Siria.

La zona estará en la línea de contacto entre la oposición armada y las tropas del Ejército sirio. Según el periódico Al Watan, se prevé que el pacto se desarrolle en tres fases. La primera indica que para el 15 de Octubre de estar creada la zona de desmilitarización de 15 kilómetros en torno a la ciudad de Idlib. Para la segunda, que se extiende hasta el 10 de noviembre, todas las armas pesadas deberán ser requisadas bajo el control de Rusia y Turquía. Y la tercera etapa es la del traspaso de funciones de las instituciones del Estado a Idlib que se realizará  hasta fin de año.

Y para aquellos grupos que se nieguen a abandonar las zonas residenciales y entregar las armas pesadas, hay ultimátum: serán considerados terroristas, y todos, incluido el Ejército turco, tendrán la obligación de combatirlos.

Hubo reacciones, y todas favorables. La primera en aplaudir el acuerdo fue la propia Siria, y se comprometió a asumir su cumplimiento. Y mientras que para Irán el pacto muestra una ‘diplomacia responsable’, para EEUU es un intento alentador para evitar una embestida militar en la región, en tanto que Alemania aboga por implementarlos. También está de acuerdo la oposición siria.

En principio, hay mucha gente de acuerdo con el acuerdo. En este sentido, el analista internacional Juan Aguilar explica que eso se debe a que “no les queda más remedio que estar de acuerdo”. De no haberse concretado, el escenario que se preveía era “una ofensiva militar de Siria y todos sus aliados, que además prácticamente ya habían empezado las acciones militares, sobre todo las de bombardeo de objetivos por parte de la Federación Rusa y Siria”.

“Una ofensiva militar en toda regla y con alta potencia, porque hay que recordar que es la única provincia de toda Siria que aún está bajo control de agrupaciones terroristas yihadistas. Esta acción militar sobre una provincia que tiene unos tres millones de habitantes, es lógico pensar que iba a producir víctimas civiles, una situación humanitaria delicada, la huida de, tal vez, alrededor de un millón de personas hacia la frontera turca, o hacia otras zonas de Siria. Todo esto era delicado, como acción militar, era una acción compleja”, explica el experto.

Asimismo, incide en que “había que desmontar la operación de falsa bandera que estaba perfilándose de un falso ataque químico con el que acusar de nuevo al Gobierno sirio y que justificara una intervención de nuevo de potencias occidentales contra Damasco. Y además también esto dejaba en una posición delicada a Turquía, en el sentido que podría empezar a recibir otra vez a cientos de miles de refugiados ante la ofensiva militar, y porque si algún sitio ya les queda para huir a las agrupaciones terroristas, es a Turquía. Y a Erdogan no le hace ninguna gracia que se les metan allí 10, o 15 o 20 mil terroristas”.

Aguilar se pregunta qué puede decir la Unión Europea respecto a este acuerdo, si lo que han estado clamando ha sido para evitar la catástrofe humanitaria, y ahora que hay posibilidad de evitarla, “van a decir que sí, qué bien”. “Tienen que aprobarla, no les queda otra. Es en el mismo sentido que puede decirlo la Casa Blanca. Les quedan pocos argumentos para oponerse a un acuerdo de ese tipo”.

Para Aguilar, “desde el punto de vista táctico, el acuerdo es bueno, ya se gana tiempo, se van a desarmar muchas de las facciones, seguramente incluso habrá acuerdos con algunas de ellas como ya se ha hecho en otras regiones para reintegrarse en la sociedad siria, incluso algunos se han pasado al Ejército sirio. Los perjudicados aquí son aquellos que quieren mantener viva la guerra en Siria porque son los grandes beneficiarios, y que son todos esos países del Golfo Pérsico, y sobre todo al Estado de Israel”.

En este contexto, y horas más tarde, un avión ruso Il-20 fue derribado por un misil del sistema S-200 sirio cuando regresaba a la base aérea de Hmeymim. El Ministerio de Defensa de Rusia declaró que la aeronave fue expuesta al fuego debido a que los cazas israelíes la usaron como escudo mientras atacaban las instalaciones sirias en Latakia.

“Escudándose tras el avión ruso, los pilotos israelíes lo han expuesto al fuego de la defensa antiaérea de Siria. […] Es imposible que el avión, al iniciar el aterrizaje desde una altitud de cinco kilómetros, pasara desapercibido por pilotos de los F-16 y controladores israelíes, que sin embargo han realizado esta provocación intencionalmente”, declaró el portavoz del ente, Ígor Konashénkov.

Además, en ese mismo momento radares rusos detectaron lanzamientos de misiles desde la fragata francesa Auvergne, emplazada en el mar Mediterráneo. Como resultado, un total de 15 efectivos rusos perdieron la vida.

Juan Aguilar es contundente al respecto: “ha sido una acción cobarde más de Israel, porque lo que han hecho ha sido escudarse tras el avión ruso, que no es que haya sido derribado, sino que ha sido alcanzado en medio del fuego del arma antiaérea siria intentando interceptar la agresión con misiles de Israel y de una corbeta francesa, esto no hay que olvidarlo tampoco, porque nos indica el estado de guerra sucia que Israel y las potencias occidentales tienen contra Siria y contra cualquier enemigo de Israel”.

“Ha sido una acción indignante, es bochornoso que un país que se dice democrático pueda hacer este tipo de actos, es deleznable, indica la mentalidad criminal del Gobierno israelí. Y aquí surge una pregunta muy dura: ¿por qué el mundo, por qué los países siguen consintiendo que Israel haga lo que le da la gana?”, se pregunta en voz alta el también periodista.

Aguilar explica que no es la primera vez, ni siquiera esta semana, que Israel agrede de forma injustificada a Siria. “Es que es ataque tras ataque y se le está consintiendo. Y al final esto iba a pasar, y ha pasado con un avión ruso, pero es que cualquier día puede pasar con un avión comercial lleno de pasajeros. Lo de Israel es permanente: violan el espacio aéreo del Líbano, de Egipto, atacan cuando les da la gana y donde les da la gana y como quieren, porque nadie les dice nada, ni les para los pies”.

El también analista militar explica que a Tel Aviv le favorece que en Siria permanezca el conflicto. “Por eso Israel ha evacuado a los Cascos Blancos, apoyaba a los grupos yihadistas que estaban en los Altos del Golán, por eso no ha hecho nada contra el terrorismo islamista durante siete años en la guerra en Siria”, señala el experto.

“¿Nadie se pregunta por qué ninguno de los yihadistas ataca a Israel, y sí a todos los demás, incluidos países europeos? Pues ahí es donde están las claves de lo que está ocurriendo. Y el acuerdo de Erdogan con Putin no es bueno porque es un paso más hacia la finalización del conflicto sirio, a dejar sin argumentos a la presencia de EEUU allí, a los kurdos con sus pretensiones de Estado independiente que no lo va a permitir Turquía, a la UE y a EEUU con respecto al cambio de régimen en Damasco, y sobre todo a Israel, que ve irse la posibilidad de que este conflicto acabe con dos Gobiernos enemigos como son los de Damasco y Teherán, y las milicias libanesas”, observa Aguilar.

“Y esto es lo triste, y es que hay algunos que en función de sus propias políticas les importa un rábano incendiar el mundo entero”, se lamente Juan Aguilar.

AUDIO COMPLETO

“Asad ganó y EEUU debe irse de Siria”

A medida que las fuerzas gubernamentales sirias se acercan a poner fin a la guerra civil en este país árabe y eliminar el último bastión de los ‘rebeldes’ en Idlib, EEUU está doblando su apuesta para una intervención en Siria, opina el analista militar Gil Barndollar.

El mandatario de EEUU, Donald Trump, advirtió el 3 de septiembre a través de su cuenta de Twitter a Bashar Asad que no lance un ataque “imprudente” contra Idlib. No obstante, en su artículo para el medio estadounidense The National Interest, Barndollar destaca que otro hecho tuvo más importancia.

Según el diplomático James Jeffrey, nuevo representante especial de EEUU para Siria, EEUU ahora “ha redefinido sus objetivos” en Siria.

Entre estos objetivos está la retirada de todos los iraníes y sus socios en Siria, así como el “establecimiento de un Gobierno estable y no amenazante que sea aceptable para todos los sirios y la comunidad internacional”, aclaró Jeffrey, citado por The National Interest.

“Esto significa que no tenemos prisa alguna [por irnos]”, agregó Jeffrey.

La retirada de las Fuerzas Armadas de EEUU que Donald Trump anunció en marzo no tendrá lugar, señala Barndollar. Sin embargo, el analista militar pone en duda que se pueda usar la autorización creada después del 11S para estos fines.

“La Autorización del Uso de la Fuerza Militar en la lucha contra grupos terroristas se estiró como una artimaña legal para la campaña de 2014 contra el ISIS —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—. Su uso para justificar una intervención contra Asad o Irán sería inadmisible”, sostiene el columnista.

Más inconsistencias, menos aliados

Barndollar opina que la política estadounidense en Siria destaca por su inconsistencia. Gran parte de la reputación de Trump se basó en la reconciliación con Rusia. No obstante, ahora el mandatario de EEUU amenaza con enfrentarse a las fuerzas rusas “en un país donde no hay intereses nacionales que estén bajo amenaza”.

Como consecuencia, varios aliados del país norteamericano —Turquía, Israel y los kurdos— están distanciándose. Un ejemplo de esto es que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que no le importa que Asad continúe en el poder.

Los kurdos, entretanto, están negociando con el Gobierno de Siria y ya se instalaron al lado de las fuerzas gubernamentales sirias en algunas localidades.

“¿Solos y sin ases en la manga, qué creemos poder conseguir en Siria?”, se pregunta Barndollar.

¿A quién defiende Trump en Idlib?

Hay que recordar que las fuerzas ‘rebeldes’ en Idlib no están compuestas por “seculares ‘Thomas Jefferson’ proccidentales”, insiste Barndollar. En su mayoría son yihadistas salafistas que son “almas gemelas” de Al Qaeda, también proscrita en Rusia.

La mayoría de ellos fueron enviados a Idlib desde otras regiones después de llegar a acuerdos locales y entre ellos hay muchos fanáticos extranjeros cuya reconciliación con Asad es poco probable.

“Probablemente algunos de los defensores de Idlib se tomaron unos momentos la semana pasada para celebrar el aniversario del 11S”, comenta.

Aunque en 2016 Donald Trump prometió que “la intervención y el caos” llegarían a su fin, los hechos muestran una constante obsesión de la Casa Blanca con Irán, lo cual probablemente desembocará en más intervenciones y más caos.

Pase lo que pase, no hay nada en Siria por lo que valga la pena que las fuerzas de EEUU y Rusia entren en confrontación, destaca el autor.

“Asad es el vencedor de la guerra civil en Siria. EEUU debería reconocer lo obvio”, concluye Barndollar.

La provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, fue ocupada en 2015 por varios grupos insurgentes, entre ellos el Frente al Nusra —también conocido como Fatah al Sham, organización terrorista prohibida en Rusia—.

Gracias a los acuerdos entre insurgentes y Damasco, se fueron trasladando a Idlib las facciones que se negaron a abandonar la lucha armada durante las operaciones antiterroristas de Alepo, Homs y Guta Oriental.

En 2017, Idlib pasó a integrar una zona de distensión patrocinada por Turquía.

Damasco declaró en julio pasado que se reserva el derecho de usar la fuerza militar para recuperar la provincia de Idlib si los rebeldes rechazan la reconciliación.

ELESPIADIGITAL.COM

China urge a EE.UU. a retirar las sanciones por su cooperación con Rusia o “asumirá consecuencias

Pekín continuará promoviendo la cooperación estratégica con Moscú, pese a las sanciones de Washington.

 

China urge a EE.UU. a retirar las sanciones por su cooperación con Rusia o "asumirá consecuencias"

Sergei Grits / AP

China expresa su “extrema indignación” por las sanciones de EE.UU. que castigan su cooperación militar con Rusia, según lo ha afirmado este viernes en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores del país, Geng Shuang.

El diplomático ha destacado que la cooperación entre Rusia y China, incluso en el ámbito de defensa, no viola el derecho internacional y no va dirigida contra terceros países, mientras que las sanciones estadounidenses representan una grave violación de “las normas básicas de las relaciones internacionales”.

“Instamos firmemente a la parte estadounidense a corregir los errores de inmediato y a revocar las llamadas sanciones. De lo contrario, EE.UU. debe asumir las consecuencias“, aseveró Geng, adelantando que Pekín seguirá promoviendo la cooperación estratégica con Moscú, pese a las restricciones de Washington.

Sanciones contra Pekín por comprar armas rusas

El Departamento de Estado de EE.UU. informó el jueves a través de un comunicado que “ha impuesto sanciones” contra oficiales militares de un departamento de la Comisión Militar Central de China, órgano supremo de dirección militar china, por “estar involucrados en transacciones significativas con Rosoboronexport”, el consorcio ruso especializado en exportaciones de armamentos y materiales de defensa.

El documento precisa que estas transacciones incluían la compra por parte de China de 10 aviones de combate SU-35 en 2017 y de sistemas antiaéreos S-400 en 2018 en violación de un amplio proyecto de ley de sanciones de Estados Unidos promulgado en 2017.

Steve Herman

@W7VOA

US is placing nearly three dozen alleged spies and military officers from on a sanctions blacklist.

Las sanciones también impiden que la agencia china solicite licencias de exportación y participe en transacciones de divisas en jurisdicciones de Estados Unidos.

La medida contra los militares chinos se produce en medio de una escalada de la guerra comercial entre ambos países. Esta semana, Washington anunció aranceles de importación a productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares, y Pekín respondió con el anuncio de aranceles de represalia contra Estados Unidos, que afectarán a mercancías por un valor de 60.000 millones de dólares a partir del próximo 24 de septiembre.

 

 

actualidad.rt.com

Mientras Israel intenta justificarse ante la indignación general, General ruso pide que se derribe todo avión israelí que entren en el espacio aéreo sirio

Como reacción a la caída del avión militar ruso Il-20, a causa de un F-16 del Ejército israelí que lo utilizó como escudo sobre el Mediterráneo, el general ruso Leonid Ivashov, presidente de la Academia Rusa de las Cuestiones Geopolíticas, subrayó que Moscú debe derribar a partir de ahora a los aviones israelíes que entren en el espacio aéreo sirio.

Este ex alto funcionario del Ministerio de Defensa ruso hizo referencia a la destrucción del avión militar ruso causada por la Fuerza Aérea israelí el lunes por la noche en la provincia siria de Latakia, y señaló que Rusia tenía que expulsar el embajador israelí en Rusia y destruir los aviones de este régimen que ingresen en el espacio aéreo de Siria.

“No solo el Ejército ruso debe hacer todo lo posible para eliminar a los terroristas en Siria, sino que también debe luchar y enfrentarse a cualquier acción extranjera agresiva que viole la seguridad del espacio aéreo sirio; es por eso que Rusia debe expulsar al embajador de Tel Aviv y reducir el nivel de su cooperación en diversos campos con este régimen”, dijo el general Ivashov.

Como segundo paso, el general retirado ruso señaló que la exención de visados entre Rusia e Israel y el intercambio de información e inteligencia deben reducirse drásticamente.

“Todos los aviones israelíes que ingresen al espacio aéreo sirio ilegalmente deben ser derribados. Aquí, no hablamos de un ataque directo contra los aeropuertos israelíes, pero le corresponde a Moscú asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad del espacio aéreo sirio y evitar la entrada ilegal de aviones extranjeros”, insistió.

Assad a Putin: El derribo del Il-20 es el “resultado de la arrogancia y el desenfreno de Israel”

El presidente sirio ha manifestado la esperanza de que Moscú y Damasco continúen luchando juntos contra el terrorismo.

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha enviado a Vladímir Putin un telegrama para expresar sus condolencias por la muerte de 15 militares rusos que iban a bordo del Il-20 derribado por un misil antiaéreo sirio la noche del pasado 17 de septiembre.

“En mi nombre y en nombre del pueblo sirio expreso sinceras condolencias por el derribo del avión militar ruso Il-20 en el mar Mediterráneo, lo que llevó a la muerte de los militares héroes rusos que estaban cumpliendo el noble objetivo de las Fuerzas Armadas de Rusia de luchar contra el terrorismo en Siria”, cita la agencia SANA el mensaje de Bashar al Assad.

El mandatario sirio ha reiterado que responsabiliza a Israel de la tragedia. “Este triste incidente es resultado de la arrogancia y el desenfreno de Israel, que constantemente utiliza los métodos más sucios para alcanzar sus objetivos sórdidos y perpetrar agresiones en la región”, afirmó.

Al Assad también ha expresado la certeza de que tragedias como esta no frenarán la cooperación militar entre Moscú y Damasco, y que los dos países continuarán la lucha antiterrorista en la que se derrama la sangre tanto de militares sirios, como rusos.

Militares israelíes viajarán a Moscú para intentar justificarse sobre el derribo del Il-20 ruso en Siria

Las Fuerzas de Defensa de Israel enviarán a Moscú una delegación encabezada por el comandante Amikam Norkin este 20 de septiembre. Durante esa visita oficial a la capital de Rusia, los militares israelíes compartirán la información que poseen acerca del derribo del avión ruso Il-20 en Siria la noche del pasado 17 de septiembre.

La delegación de Israel presentará un informe sobre “todos los aspectos” del suceso, desde los datos previos al derribo hasta la investigación que ha llevado a cabo Tel Aviv.

Israel “lamenta” la muerte de los militares rusos que viajaban en avión siniestrado, pero considera que el Gobierno de Siria es “totalmente responsable” de los hechos y también responsabiliza “a Irán y a la organización terrorista Hezbolá por este desafortunado incidente”.

Los israelíes también presentarán a Moscú sus pruebas sobre los “continuos intentos” de Teherán para suministrar armas estratégicas” a esa organización militarizada chiita libanesa y “establecer una presencia militar iraní en Siria”.

Turquía arremete contra Israel por la catástrofe del Il-20 en Siria

El asesor presidencial turco Yasin Aktay respaldó a los altos funcionarios de la Defensa rusa que criticaron a Israel por su papel en el derribo del avión ruso Il-20.

“Las declaraciones de Rusia tras la caída del avión estaban justificadas. Al fin de cuentas el avión fue derribado de manera injusta y las investigaciones técnicas demostraron claramente que el avión cayó como consecuencia de una acción realizada por Israel”, aseguró Aktay en un comentario para Sputnik.

Según el asesor del presidente Recep Tayyip Erdogan, nadie busca empeorar la situación; sin embargo, Rusia tiene todo el derecho de responder a este tipo de ataques.

Además, el político turco opina que el objetivo de Israel habría sido perjudicar la actual atmósfera constructiva en Siria y dinamitar los esfuerzos emprendidos por Rusia y Turquía para solucionar el problema de Idlib.

El Líbano condena a Israel por la caída del Il-20

El Ministerio del Exterior libanés arremetió contra Israel por atacar territorio sirio y provocar el derribo del Il-20, que costó la vida a 15 militares rusos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores libanés emitió una declaración el miércoles 19 de septiembre en la que denunció el ataque aéreo de Israel contra Siria. También expresó sus condolencias a la nación y el gobierno rusos por la muerte de 15 soldados de ese país, muertos en el incidente del Il-20.

El lunes 17 de septiembre, un centro perteneciente a la industria militar del Ejército sirio en Latakia fue blanco de los misiles israelíes. Simultáneamente a este ataque, un avión militar ruso Il-20 desapareció de las pantallas del radar mientras volaba sobre una localidad no lejos de la base militar de Hamaimim en Siria.

El Ministerio de Defensa ruso ha identificado oficialmente a Israel como la causa de la destrucción de su avión, y agregó que uno de los cuatro aviones israelíes que atacaron objetivos militares en Latakia se escondió detrás de la I-20 para escapar a los sistemas de defensa antiaérea de Siria.

Durante esta agresión, un avión F-16 del Ejército israelí se refugió en efecto detrás de un II-20 ruso, cuando los sistemas de defensa aérea sirios abrieron fuego contra el avión israelí. Esto provocó la caída del avión ruso causando la muerte de las 15 personas que llevaba a bordo, dijo el Ministerio de Defensa ruso.

El martes, el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, dijo que la responsabilidad del accidente aéreo ruso y la muerte de lo que iban a bordo recae enteramente en el Ejército israelí. También señaló que su país se reservaba el derecho de tomar represalias contra esta acción de Israel.

“Asumir la culpa en público”: ¿Tiene que dar un paso atrás Israel en su presencia en Siria?

Medios israelíes han comentado el accidente del avión ruso Il-20 en la provincia siria de Latakia.

A pesar de hacer todo tipo de especulaciones sobre la tragedia, Haaretz y Jerusalem Post han reconocido que al menos la culpa es parcialmente achacable a las Fuerzas Aéreas de Israel.

“Hay pocas razones para dudar de los detalles básicos. Israel llevó a cabo probablemente el ataque aéreo; Rusia recibió una advertencia anticipada —si fue con la suficiente antelación seguirá siendo motivo de fricción-; y el Il-20 quedó atrapado casi con certeza en la línea de fuego de los misiles antiaéreos sirios”, escribe Haaretz.

El autor del artículo, Anshel Pfeffer, también reconoce que el incidente pudo haber sido causado en parte por la notificación intencionadamente tardía de Israel. También se afirma en el texto que se debió en parte a un error de comunicación entre los aliados rusos y sirios.

Cualesquiera que fueran las causas, es muy probable que Israel tenga que limitar su presencia en Siria en las próximas semanas y meses y “asumir la culpa en público”. No obstante, según Pfeffer, las relaciones entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, son tan estrechas que la situación se va a arreglar en el futuro próximo.

“Es difícil imaginar que Israel arriesgue su acuerdo con el mandatario ruso, que le ha permitido operar libremente contra objetivos iraníes en Siria”, opina Pfeffer.

De acuerdo con Seth J. Frantzman y su artículo para el Jerusalem Post, Rusia ha acusado a Israel del ataque al Il-20 porque no puede culpar a Siria. Las defensas aéreas sirias son de fabricación rusa, por lo que sería, en realidad, una autocrítica con respecto a la tecnología.

En opinión de Frantzman, hay numerosas fuerzas rusas, sirias y de otro tipo que operan en las inmediaciones y se ponen en peligro unas a otras. Y el incidente reciente ilustra que estas fuerzas no se comunican bien.

El periódico Yediot Ajronot, por su parte, califica la versión de la deliberada provocación israelí como infundada y acusa a las tropas “negligentes” del Gobierno sirio del incidente.

El medio expresa preocupación sobre las posibles entregas al Ejército sirio de los sistemas de defensa aérea S-300, lo que puede complicar las acciones de la aviación israelí en la región.

Israel entrena a mercenarios saudíes en Néguev para atacar Yemen

Los mercenarios de Arabia Saudí que atacan Al-Hudayda (oeste de Yemen) reciben entrenamiento israelí y financiamiento emiratí, revela un informe.

“Cientos de mercenarios occidentales financiados por Emiratos Árabes Unidos (EAU) participan en el ataque contra la provincia yemení de Al-Hudayda, luego de recibir intensivos entrenamientos de combate en Israel”, según informó el miércoles Al-khaleej online.

Citando a fuentes cercanas al Comité de Inteligencia del Congreso de EE.UU., este portal de noticias árabes indica que dichos mercenarios, de diversas nacionalidades, atacan contra Al-Hudayda a fin de derrotar a las fuerzas del movimiento popular yemení Ansarolá “que han mostrado una resistencia feroz”.

El pasado mes de junio, Arabia Saudí, junto con los EAU, lanzó un ataque contra Al-Hudayda, haciendo caso omiso a las advertencias de la comunidad internacional sobre los riesgos que esta operación representa para la vida de millones de personas.

Pero las fuerzas atacantes no pudieran alcanzar su objetivo de tomar el control de la ciudad y solo causaron bajas civiles y agravaron la catastrófica situación humanitaria en el país más pobre del mundo árabe.

Cientos de mercenarios occidentales financiados por Emiratos Árabes Unidos (EAU) participan en el ataque contra la provincia yemení de Al-Hudayda, luego de recibir intensivos entrenamientos de combate en Israel”, informa Al-khaleej online.

Las fuentes estadounidenses revelaron también el establecimiento de unos “campos de entrenamiento secretos” para mercenarios en el desierto de Néguev, situado en el sur de los territorios ocupados palestinos, tras un acuerdo entre el régimen de Tel Aviv y Abu Dabi.

Además, el proisraelí Muhamad Dahlan, el exlíder del Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah), visitó estos campamentos y supervisó personalmente el entrenamiento de los mercenarios —en su mayoría colombianos y nepaleses— realizado por el ejército israelí y con el conocimiento del príncipe emiratí, Muhamad bin Zayed Al Nahyan, agregaron las fuentes.

En cuanto a la razón de la elección del sitio de entrenamiento, las fuentes dijeron que “fue deliberada, porque el clima, el ambiente desértico y la estructura tribal que caracteriza al desierto de Néguev son muy similares a Yemen”.

Análisis: El fallido intento de Israel de comenzar la Tercera Guerra Mundial

Tom Luongo*

Hay una cosa que Israel teme más que cualquier otra cosa en Siria. La pérdida de su capacidad para volar sus F-16 con total impunidad y golpear a cualquier objetivo que quiera alegando medidas de defensa para detener a Irán, su enemigo existencial.

Israel finalmente admitió haber llevado a cabo más de 200 de esas misiones en los últimos 18 meses, solo algunas de las cuales alguna vez fueron noticiadas por algún medio internacional.

Y con el ataque furtivo a Latakia que tuvo como consecuencia el derriba de un avión de guerra ruso IL-20 ELINT, Israel ahora no solo ha elevado las apuestas a un nivel inaceptable, sino que también ha asegurado que este sea el último asalto aéreo que jamás será capaz de llevar a cabo.

La situación es bastante clara. Israel y Francia coordinaron un ataque contra objetivos múltiples dentro de Siria sin la participación pero con el conocimiento absoluto de Estados Unidos para provocar que Rusia se ladeara atacando la intrascendente fragata francesa que ayudó al ataque aéreo de Israel.

Cualquier denuncia de intenciones siniestras por parte de las Fuerzas de Defensa israelíes es hueca  porque si no hubieran tenido la intención de provocar un conflicto más amplio, hubieran dado a  Rusia más de un minuto para despejar sus aviones de la zona.

Eso constituiría un ataque contra un estado miembro de la OTAN y requeriría una respuesta de la OTAN, obteniendo así la escalada exacta necesaria para continuar la guerra en Siria indefinidamente y acabar en una Guerra Mundial.

Esto claramente anularía cualquier objeción a un conflicto más amplio por parte del presidente Trump, que tendría que responder militarmente a un ataque ruso contra un aliado de la OTAN. También reafirmaría la necesidad de la OTAN en la opinión pública, intensificándose aún más los ataques contra Trump y cualquier iniciativa de paz.

No debe descartarse que este incidente haya tenido lugar a 60 días de las elecciones de mitad de período.

Este ataque ocurrió horas después de que los presidentes Erdogan y Putin negociaron un acuerdo «pacífico» para la provincia de Idlib al declarar una zona desmilitarizada (DMZ) de 15-20 kilómetros de ancho que todos, incluidas las mascotas de Erdogan, Jabhat al-Nusra, tendrían que respetar.

La paz estaba estallando en Siria e Israel y los halcones de guerra en Washington no estaban para eso.

Al realizar este ataque, Israel y muchos en la OTAN supusieron que ganarían.Si Rusia ataca a Francia, entonces la OTAN invoca el Artículo 5 y consiguen una guerra más amplia.

Si Rusia no devuelve el golpe, Putin pierde popularidad dentro de Rusia, que cae 5 puntos y John Bolton comienza a salivar ante la perspectiva de un cambio de régimen en Rusia. Sí, están tan locos.

Era una clara maniobra geopolítica, casi como un judo. Rusia y Siria parecían estar al borde de la victoria, sobre un gran conflicto que resultaría en meses de mala prensa. Estábamos esperando un posible ataque de armas químicas de falsa bandera, gritos de crisis humanitaria y todo el resto de la monserga habitual, que es lo que podemos esperar de ‘diplomáticos’ estadounidenses que ha sido demasiado común incluso bajo Trump.

Lo que obtuvimos fue todo lo contrario, un asalto cuidadosamente elaborado contra las fuerzas militares rusas en el que los sistemas de defensa aérea de Rusia serían culpados por la muerte de su propia gente y un contraataque equivocado que justifica la narrativa «Putin es un vil guerrero» para justificar una invasión estadounidense a Siria que se ha intentado desde 2013 y la habilidad de Putin para desactivar esa situación a través de medios diplomáticos.

Por una vez, esto casi parecía un plan bien pensado. No son las groserías usuales que hemos tratado en los últimos años. Pero, aquí está el problema.

No funcionó.

Al responder militarmente de forma inmediata y caer en la «niebla de la guerra», Rusia y Putin nuevamente demuestran ser más hábiles en esto que sus adversarios.

Porque nada de lo que acabo de esbozar sucederá. Y Francia, Israel y EE. UU. serán los que perderán aquí. Y con Israel traicionando la indulgencia de Putin después de los ataques aéreos de abril en Damasco, no tendrá más remedio que mejorar los sistemas de defensa aérea de Siria de S-200 a S-300 y posiblemente a S-400.

Esta es la peor pesadilla de Israel. Una situación en la que cualquier asalto aéreo contra objetivos dentro de Siria sería una misión suicida, perforando el mito de la superioridad de la fuerza aérea israelí y cambiando el delicado equilibrio de poder en Siria decididamente en contra de ellos.

Esta es la razón por la que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, trabajó tan duro con Putin en los últimos dos años. Pero, este incidente limpia esa pizarra. Esta fue una traición cínica a la confianza y paciencia de Putin. E Israel ahora pagará el precio por su error de cálculo.

Dar a Siria los S-300 no vengará a los quince soldados rusos muertos. Putin tendrá que responder a eso de una manera más concreta para apaciguar a los intransigentes en su gobierno y en casa. Su paciencia y aparente pasividad están siendo llevadas a su límite políticamente. Esto es, después de todo, un beneficio lateral de todo esto para los halcones neoconservadores y globalistas en DC, Europa y Tel Aviv.

Pero la verdadera pérdida aquí para Israel será que Rusia establezca una zona de exclusión aérea sobre el oeste de Siria. Cualquier respuesta menor de Putin será aprovechada por y la situación escalaría desde aquí. Luego, Putin tiene que desplegar los S-300. Y una vez que eso sucede, la solución real a Siria comenzará en serio.

Porque en ese momento a Estados Unidos solo le quedaría invadir sin provocación previa, ahora que existe una solución en Siria entre Rusia y un miembro de la OTAN, Turquía.

La única buena noticia en todo esto es que las fuerzas estadounidenses no estuvieron involucradas. Esto todavía me dice que Trump y Mattis todavía están a cargo de su cadena de mando y que otras fuerzas están conspirando para arrastrarlos a un conflicto que nadie en su sano juicio desea.

*Analista norteamericano