Putin: “Hay que empezar a elaborar desde hoy nuevos tipos de armamento”

alt

El mandatario ruso subraya que los nuevos tipos de armamento “definirán la imagen del Ejército ruso en las próximas décadas”.

Rusia tiene que “empezar a elaborar desde hoy nuevos tipos de armamento”, ha anunciado este miercoles el presidente ruso, Vladímir Putin en una reunión con representantes del complejo industrial-militar.

“El asunto importante clave de nuestra agenda es la definición del arranque de la formación del próximo programa estatal de armamento”, ha dicho el mandatario.

Según Putin, “novedosas unidades de armamento que, por sus características tácticas y técnicas, superan a sus análogos extranjeros, serán entregadas a las tropas”.

Entre las nuevas armas, el presidente ha destacado el misil balístico intercontinental RS-28 Sarmat, el caza furtivo de quinta generación Su-57, el tanque avanzado de la plataforma Armata, así como el sistema de misiles antiaéreos S-500 y el submarino del proyecto 677 Lada.

“Es importante para nosotros seguir adelante y empezar hoy mismo a planear la elaboración y la producción de los modelos modernos de material bélico para el futuro, que definirá la imagen del Ejército ruso a largo plazo, en las próximas décadas”, ha declarado Putin.

Rusia desarrolla un radar para los drones que se utilizarían en el Ártico

MOSCÚ (Sputnik) — El consorcio ruso RTI desarrolló y sometió a pruebas un radar que podría utilizarse para el reconocimiento de la situación de los hielos en el Ártico, declaró a Sputnik el director general de la empresa, MaximKuziuk.

“El nuevo radar, que podría instalarse en vehículos aéreos no tripulados, es capaz de determinar el grosor de los hielos, su tipo y trayectoria de movimiento, y observar la situación meteorológica”, recalcó.

Kuziuk explicó que el radar ártico es muy oportuno porque hasta el momento Rusia no tiene radares producidos en serie para reconocer la situación de los campos de hielo y seguir la deriva de los icebergs.

“Como consecuencia, disminuye la eficacia de las operaciones de búsqueda y salvamento, se complican los trabajos de prospección geológica y decae la seguridad de navegación en las rutas árticas”, precisó.

El nuevo radar, además, puede brindar apoyo informativo a las operaciones de salvamento y llevar a cabo observación ecológica de la plataforma continental del Ártico, agregó el director general del consorcio RTI.

ELESPIADIGITAL.COM

Tras el atentado en Irán que produjo 29 muertos, militares iraníes acusan: “Los terroristas estaban vinculados con EE.UU. e Israel”

Los terroristas que este sábado perpetraron un ataque mortal durante el desfile militar en la ciudad iraní de Ahvaz no pertenecen al Estado Islámico, pero están “vinculados a EE.UU. e Israel”, según Abolfazl Shekarchi, portavoz del Ejército de Irán citado por la agencia IRNA.

El vocero agregó que los atacantes fueron entrenados por dos estados árabes del Golfo.

“Responderemos rápido”: Irán culpa del atentado a las potencias regionales y a “sus amos de EE.UU.”

El ministro iraní de Exteriores advierte que su país responderá “rápida y decisivamente” al ataque mortal ocurrido este sábado en un desfile militar en la ciudad iraní de Ahvaz.

El canciller iraní, Javad Zarif, ha responsabilizado a ciertos países de la región y a “sus amos de EE.UU.” por el atentado perpetrado este sábado durante un desfile militar en la ciudad de Ahvaz, y ha prometido una respuesta “rápida y decisiva”.

“Los terroristas reclutados, entrenados, armados y pagados por un régimen extranjero han atacado Ahvaz”, ha afirmado el ministro a través de su cuenta de Twitter, agregando que “niños y periodistas” se encuentran entre las víctimas del atentado.

“Irán responsabiliza a los patrocinadores regionales del terrorismo y a sus amos estadounidenses por estos ataques”, aseguró Zarif, antes de advertir que Teherán “responderá de forma rápida y decisiva para proteger la vida de los iraníes”.

29 muertos y 53 heridos

Un atentado perpetrado la mañana de este sábado contra un desfile militar en la ciudad de Ahvaz, al sur de Irán, ha dejado al menos 29 muertos y más de 50 heridos, según la agencia IRNA. Inmediatamente se ha difundido en las redes un video grabado por testigos del mortífero ataque.

En el video varias personas tendidas en el suelo, entre ellas soldados, intentan evitar ser alcanzadas por los disparos de los hombres armados que abren fuego tras las tribunas.

El atentado ha ocurrido durante las celebraciones con el motivo del primer día de la Semana de la Defensa Sagrada, que conmemora la guerra contra Irak de 1980-1988. De acuerdo con la TV iraní, varios hombres armados abrieron fuego desde detrás de las tribunas. Según medios locales, los atacantes, que llevaban uniformes militares, dispararon por espacio de diez minutos.

El ataque ha sido reivindicado por el Estado Islámico a través de su agencia de noticias Amaq.

EIIL reivindica mortal atentado en Irán

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha reivindicado el ataque contra un desfile militar en la ciudad de Ahvaz, en el suroeste de Irán, según los medios.

Tanto medios locales, como la agencia de noticias Sky News, citando a Amaq, el órgano de propaganda de Daesh, han atribuido a este grupo terrorista la autoría del atentado de este sábado por la mañana en Irán. En un principio se la atribuyó el grupo terrorista Al-Ahvazia, respaldado por Arabia Saudí.

De momento, sin embargo, las autoridades iraníes todavía no han confirmado la autoría del ataque.

En esta vía, el presidente iraní, Hasan Rohani, se ha puesto en contacto con el gobernador de la provincia de Juzestán, Qolamreza Shariati, y ordenado el inicio de una investigación con el fin de identificar a los atacantes y “a sus dirigentes”.

La respuesta de la República Islámica de Irán a la menor amenaza será aplastante, y los que apoyan a estos terroristas deberán rendir cuentas”, ha advertido el presidente de Irán, Hasan Rohani.

“La respuesta de la República Islámica de Irán a la menor amenaza será aplastante, y los que apoyan a estos terroristas deberán rendir cuentas”, ha advertido el presidente del país persa.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, ha lamentado la muerte de ciudadanos iraníes en el atentado y ha acusado del mismo a los patrocinadores del terrorismo y a sus amos estadounidenses.

Medio estatal saudí elogia implícitamente atentado en Irán

La cadena de televisión estatal saudí Al-Arabiya niega catalogar de “terrorista” el ataque en un desfile militar en la ciudad iraní de Ahvaz (suroeste).

Diferentes medios de comunicación reflejaron el ataque, no obstante, algunos rehusaron llamarlo terrorista, como la cadena estatal saudí Al-Arabiya que calificado el incidente de “asalto armado”, hecho que se puede traducir en un apoyo implícito del régimen saudí al acto terrorista.

Ciertos medios occidentales como la televisión BBC y las agencias de noticias Reuters y AFP, entre otros, han tomado una posición similar al medio saudí respecto al atentado terrorista en Ahvaz.

El portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general Ramezan Sharif, ha achacado a su vez el atentado al grupo terrorista Al-Ahvazie, que cuenta con el apoyo de Arabia Saudí.

El régimen de Riad ha manifestado en reiteradas ocasiones su hostilidad abierta hacia la República Islámica, so pretexto de infundadas acusaciones de que Teherán desestabiliza la región. El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, incluso ha señalado que busca “llevar la guerra” al país persa.

Teherán ha denunciado una y otra vez las declaraciones amenazantes de las autoridades saudíes y ha indicado que suponen una clara muestra del apoyo de la monarquía saudí al terrorismo en Irán.

Medios occidentales se niegan a llamar terrorista ataque en Irán

Medios de comunicación occidentales se han negado a calificar de terrorista el ataque durante un desfile militar en Irán que ha dejado varios civiles muertos.

La cadena británica de televisión BBC, la agencia británica de noticias Reuters, la agencia de noticias francesa AFP, entre otros medios occidentales han insistido en titular el incidente ocurrido este sábado como un “ataque armado” o disparos efectuados por “hombres armados”.

Pocos después del ataque, el portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general Ramezan Sharif, ha afirmadoque el atentado de Ahvaz (suroeste) fue perpetrado por los integrantes del grupo terrorista Al-Ahvazie.

La banda takfirí, financiada desde Riad, ha lanzado los asaltos para causar miedo entre la gente y ensombrecer la grandeza del desfile de las Fuerzas Armadas de Irán, ha aseverado el portavoz del CGRI. El atentado ha dejado al menos 24 muertos y 53 heridos, en su mayoría civiles, de acuerdo con datos oficiales.

El grupo extremista Al-Ahvazie ha realizado en varias ocasiones ataques contra la población civil. En 2017, los insurgentes de este grupo asaltaron a un grupo de pasajeros que visitaban los sitios afectados durante la guerra impuesta por Irak en Ahvaz.

Títulos de medios occidentales sobre el ataque terrorista durante un desfile militar en Irán.

Entretanto, funcionarios iraníes señalan que el ataque puede significar la desesperación de ciertos regímenes regionales y occidentales para crear caos en distintas provincias. El fracaso del proyecto de desestabilizar el país persa ha causado que los países patrocinadores del terrorismo decidan comenzar los ataques terroristas y las masacres.

Rohaní responsabiliza de EEUU y sus “títeres regionales” del ataque de Ahvaz

MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Irán, Hasán Rohani, responsabilizó a EEUU y sus “títeres regionales” del ataque que causó decenas de muertos y heridos el sábado en la ciudad de Ahváz.

“Es EEUU el que apoya a estos pequeños países títeres de la región. Son los estadounidenses los que les provocan. Son los estadounidenses quienes les proporcionan las capacidades necesarias para perpetrar esos crímenes”, afirmó el presidente antes de emprender el viaje a Nueva York donde asistirá al 73 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

El mandatario iraní, citado por su oficina de prensa, añadió que “los estadounidenses nunca alcanzarán sus objetivos en Irán”.

“El gobierno está listo para contrarrestar cualquier acción de Estados Unidos y los estadounidenses van a lamentarlo”, advirtió

Irán cita a embajadores de Holanda, Dinamarca y el Reino Unido tras atentado en Ahvaz

MOSCÚ (Sputnik) — La Cancillería iraní convocó a los embajadores de Países Bajos y Dinamarca y al encargado de negocios interino del Reino Unido tras el atentado en Ahvaz (suroeste del país), informó IRNA citando al portavoz del ente diplomático persa, Bahram Qasemi.

Según la agencia, a los representantes de los tres países europeos les fue denunciado el hecho de que sus gobiernos ofrecen asilo a miembros de los grupos terroristas implicados en el ataque en Ahvaz.

Qasemi afirmó que Teherán ya avisó a las tres naciones europeas de que los terroristas siguen en su territorio y llamó a arrestar y a enjuiciarlos.

“Es inadmisible que la Unión Europea no incluya a los miembros de estos grupos terroristas en las listas negras hasta que perpetren crímenes en el territorio europeo”, dijo Qasemi.

Añadió que Teherán insiste en la extradición de los culpables a Irán.

Washington expresa condolencias por el atentado en Irán

WASHINGTON (Sputnik) — EEUU apoya al pueblo iraní en la lucha contra el terrorismo islamista y condena todos los atentados terroristas incluido el ocurrido en la ciudad de Ahvaz (suroeste), declaró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

“Estamos al tanto del ataque terrorista en un desfile militar en Ahvaz, nos solidarizamos con el pueblo iraní en la lucha contra el terrorismo islamista radical y le expresamos nuestras condolencias en este momento tan horrible”, dijo Nauert.

Agregó que “EEUU condena todo acto terrorista y muertes de personas inocentes”.

España y Francia condenan enérgicamente ataque terrorista en Irán

El Gobierno de España y de Francia condenan el atentado “terrorista” que ha sufrido Irán durante un desfile militar en el suroeste del país persa.

“España condena enérgicamente el atentado terrorista que esta mañana se ha producido en Ahvaz (suroeste de Irán) durante un desfile militar para conmemorar el 38.o aniversario” de la Semana de la Defensa Sagrada, los ocho años de guerra impuesta por Irak a Irán, ha resaltado este sábado el Gobierno español a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

En la misiva, Madrid también ha expresado su solidaridad con el pueblo y las autoridades iraníes, ha transmitido sus condolencias a los familiares de las víctimas y deseado un “pronto” restablecimiento de los heridos.

Francia, por su parte, a través de su Cancillería, también ha condenado “rotundamente” y lamentado el mencionado atentado terrorista, que ha dejado 29 víctimas mortales y 60 heridos.

Análisis: ¿Quiénes están detrás del ataque mortal en Irán?

Rasoul Goudarzi

Otro ataque terrorista se registra en Irán, esta vez, el blanco ha sido un desfile militar en la ciudad sureña de Ahvaz. El atentado dejó decenas de muertos y heridos.

En este artículo pretendemos estudiar los motivos detrás de este ataque terrorista y sus posibles patrocinadores.

Ataque mortal

El incidente tuvo lugar, este sábado, media hora después de que comenzaron los actos conmemorativos, cuando varios terroristas, vestidos como soldados, dispararon contra la multitud que presenciaba el desfile y también contra los militares que participaban en el evento.

Es de mencionar que entre las víctimas mortales se encuentran niños y periodistas. Inmediatamente dos grupos terroristas reivindicaron la autoría del atentado, Daesh y Al-Ahvaziya, respaldados por Arabia Saudí.

Las reacciones fueron inmediatas.El presidente de Irán, Hasan Rohani, advirtió de una respuesta contundente y de inmediato, diciendo:”La respuesta de la República islámica a la más mínima amenaza será terrible”. Añadió: “Quienes aportan apoyo en materia de inteligencia y propaganda a estos terroristas tendrán que responder por ello”.

En este mismo sentido, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif,acusó a patrocinadores del terrorismo y sus amos estadounidenses por los ataques terroristas y afirmó que los atacantes fueron reclutados, entrenados, armados y pagados por un régimen extranjero.

¿A quiénes podría referirse Zarif?

Inmediatamente después del ataque mortal, el asesor del príncipe heredero de Abu Dabi, Abdul Jaleq Abdulá, a través de un tuit defendió el atentado, diciendo: “Un ataque militar a un blanco militar no es un acto terrorista”. Añadió que “extender el conflicto al territorio iraní es una opción que se había declarado antes y que aumentará en el futuro”.

Sus palabras concuerdan exactamente con las del príncipe heredero Saudí quien había afirmado previamente que se debe extender el caos al territorio iraní. Algo que pone de relieve que estos dos países pueden estar detrás de los últimos dos ataques terroristas en el territorio iraní.

Es de mencionar que ambos grupos terroristas que reivindicaron la autoría del atentado reciben apoyos logísticos y financieros de parte de los países ribereños del Golfo Pérsico. El objetivo principal de los patrocinadores es crear división en el sur de Irán, a través de poner a la minoría árabe frente al sistema.

¿Por qué quieren a un Irán en caos?

El motivo reside en el papel que desempeña Teherán en las ecuaciones regionales y su postura antiterrorista. Desde el inicio de los conflictos en Siria e Irak, entre otros, hace 7 años, Irán se encuentra en el frente de la lucha contra los grupos terroristas que actúan en la región para derrocar a los gobiernos de Irak y Siria. El fruto de la presencia iraní fue el fracaso absoluto de los terroristas y la perdida de su influencia que se extendía como una sombra de muerte en la región.

Es fácil de entender que tales grupos no pueden suministrar el fondo y arma necesaria para sus operaciones y deben recibir ayudas. Por lo tanto, el fracaso de los terroristas significa el de sus patrocinadores.

En este caso, no solo ha fracasado el plan de Arabia Saudí, Emiratos Árabe Unidos y sus patrocinadores occidentales de dividir Siria e Irak para frenar la influencia de Irán en la región, sino hoy, Irán tiene una mayor influencia en la región y se considera como uno de los actores claves tanto en las ecuaciones regionales como internacionales. Algo que no les ha gustado para nada a estos países, por lo tanto, se han dedicado a extender la inseguridad al territorio iraní para poder así reducir su influencia.

¿Cómo serían las consecuencias de tales medidas desestabilizadoras?

Si fijamos bien en la historia reciente de Oriente Medio, la región siempre ha estado en conflicto y esto mediante la presencia directa e indirecta de los extranjeros, en concreto, Estados Unidos. El resultado de este escenario para los países de la región ha sido el saqueo de los recursos petroleros de la región y la permanente inseguridad que ha cobrado la vida de decenas de miles de personas. Pero para EEUU ha sido totalmente contrario, es decir, ha beneficiado a este país y a sus aliados mediante la venta de armas y el saqueo de petróleo sin haberse afectado negativamente.

En este sentido, cabe recordar las palabras de Mijaíl Gorbachov, quien dijo que de momento Irán es una excusa para la venta de armas de EEUU y sus aliados en Oriente Medio y el próximo blanco será Arabia Saudí.

Con todo lo expuesto, se puede decir que el perspectivo de la situación en Oriente Medio no solo camina hacia el mejor sino para el peor y esto seguirá mientras los países de la región no se unan contra los planes separatistas y desestabilizadores de los terceros.

ELESPIADIGITAL.COM

La primacía de China en África: ¿cómo funciona?

alt

Maksim Egorov*

A principios de septiembre, se celebró en Beijing un gran foro chino-africano que reunió a  los jefes de 54 estados africanos y 27 organizaciones regionales. La escala sin precedentes del evento se refleja en la cantidad de avances políticos y económicos que se lograron en el curso de las negociaciones.

El principal resultado político de la cumbre es la llamada Declaración de Beijing, que se dio a conocer al público en general el 4 de septiembre, que consolidó los enfoques de varios estados africanos a los desafíos del mundo actual junto con restablecer las prioridades de China que apuntan a la promoción de su iniciativa global OBOR.

Es cierto que Beijing logró resaltar todos sus ejes principales en los 24 artículos de la declaración, de los que se puede considerar la agenda exclusiva de Beijing, como el reconocimiento formal de la política de “Una China” por prácticamente todos los estados africanos, junto con su Perspectiva mundial, basada en el apoyo que ha estado brindando a todos los africanos como parte de un único proyecto económico, político y de civilización que está consagrado en la noción de que la humanidad comparte un destino común. Se afirma que este enfoque beneficia a todas las personas de cada país en particular en este mundo. Beijing sostiene que sus objetivos están estrechamente vinculados con la agenda de la Unión Africana hasta 2063 y las estrategias nacionales de desarrollo de varios estados africanos.

La declaración contiene un conjunto de puntos generalmente acordados que reflejan la visión común de los líderes africanos y Xi Jinping. La Declaración establece un objetivo común: la paz y el desarrollo, junto con la promesa de enfrentar amenazas como el terrorismo, la pobreza, el cambio climático, la seguridad alimentaria, las infecciones y las epidemias en conjunto, a la vez que se descarta el proteccionismo.

Beijing reafirmó en la Declaración su intención de brindar apoyo financiero y de otro tipo a las operaciones de mantenimiento de la paz bajo los auspicios de las Naciones Unidas desplegadas en las regiones del continente africano, fortaleciendo la cooperación con los Estados africanos en el Consejo de Seguridad para restablecer el papel que la ONU juega en los asuntos mundiales. Al leer esta Declaración, también se puede encontrar una tesis sobre la necesidad de desmantelar la mentalidad de la Guerra Fría, junto con la idea de que el Consejo de Seguridad de la ONU debe ser reformado de conformidad con el Consenso de Ezulwini que exige que se otorgue a los estados africanos un una mayor representación en el Consejo de Seguridad. Este documento también enfatiza la importancia de los BRICS.

En cuanto a las relaciones bilaterales entre China y los Estados africanos, los líderes locales prometieron su compromiso con el intercambio de experiencias con Beijing en esferas de la vida pública como la lucha contra la pobreza, la lucha contra la corrupción, el desarrollo socioeconómico, la promoción de la igualdad, etc.

La Declaración destaca el papel de China en el desarrollo de la infraestructura del continente, principalmente la infraestructura ferroviaria, mientras que da la bienvenida a las inversiones de Beijing en la industria del turismo, el desarrollo de servicios de transporte aéreo en ciertos países africanos.

Por supuesto, el entusiasmo de los estados africanos por el apoyo que muestran a China en estas iniciativas no es altruista. Después de todo, el chino Xi Jinping ya prometió invertir otros 60.000 millones de dólares en el desarrollo de la economía de los países africanos además de los 120 mil millones de dólares que Pekín ya ha invertido en el continente en las últimas dos décadas. Formalmente, los fondos invertidos deben devolverse, pero no todos, y las partes acuerdan una suma de 45 mil millones de dólares. Los 15 mil millones de dólares restantes son contribuciones voluntarias de China a las economías de África. Sin embargo, si esas inversiones van a ser pagadas o no, todavía es una gran pregunta.

No es coincidencia que durante la mencionada cumbre, China declaró que estaba dispuesta a excusar a los países africanos más endeudados de los procedimientos a su favor. Está claro que a partir de los montos prometidos recientemente, muchos préstamos de una forma u otra también se eliminarán de los libros.

Está claro que las promesas generosas que normalmente siguen las inversiones masivas no pueden ser rechazadas por los líderes de los países africanos, incluso frente al público en general que expresa su preocupación por la creciente dependencia de África de China.

Está claro para todos que Beijing no perdonará la deuda que los estados africanos llevan por completo, sino que más bien la “convertirá” en suministros de materias primas, o en el apoyo político que ciertos estados africanos se verán obligados a mostrar las iniciativas de China en el ámbito internacional. Después de todo, incluso en este momento, el nivel de deuda en ciertos países africanos alcanza hasta el 75% de su PIB. Pero estos hechos difícilmente pueden ser considerados como un obstáculo para los jugadores regionales. La aguda demanda de desarrollo económico es tan grande en todo el continente africano que, desde el punto de vista de los líderes africanos, sería una tontería objetar la asistencia financiera de China.

Por lo tanto, todos los argumentos formulados en Washington y Londres sobre el agresivo “colonialismo crediticio” de Beijing caen en saco roto en África. Si algunos estados están dispuestos a escuchar a esos mentores occidentales de alto nivel, como lo hacen en Kenia, los políticos locales solo limitarán el papel de China en su economía, pero no lo prohibirán. ¡Y cómo podría Kenia oponerse a los proyectos chinos si las exportaciones de Pekín exceden las importaciones de Kenia en 10 veces! Y el ferrocarril intercontinental de Mombasa es fundamental para el desarrollo de la economía de Kenia, y China está dispuesta a invertir mil millones de dólares, mientras que su costo total apenas alcanza los 3.800 millones de dólares.

Una situación similar se puede observar en Namibia, donde China ya ha pasado por alto a Sudáfrica como el mayor proveedor de bienes a este país, mientras que obtiene una participación del 20% de las exportaciones de este país a cambio. Más aún, Pekín se dedica a la modernización del aeropuerto de Windhoek, que pronto se llenará de empresarios y turistas chinos.

Aún así, muchos tienen una pregunta sobre los verdaderos objetivos de China en África. Claramente, son estratégicos en su naturaleza, ya que Beijing trabaja en cooperación con un total de 51 de 54 países africanos, mientras se dedica a la construcción de 2.500 instalaciones industriales y de infraestructura. En aras de la comparación: ¡la URSS solo cooperaría con un total de 35 estados africanos y logró construir 360 instalaciones en África en los años ochenta! Washington está expresando su profunda preocupación por que China se asegure sus puntos de entrada al continente, concretamente en Djibouti y Kenia, construyendo una poderosa infraestructura con modernos ferrocarriles que se adentran en el corazón del continente. Al mismo tiempo, Djibouti acordó albergar la base naval más grande de ultramar de China, que puede albergar a un total de 10.000 militares.

Muchos observadores occidentales sostienen que China no solo está dispuesta a comerciar con África, sino que está preparando al continente para la construcción de grandes instalaciones de producción a fin de externalizar sus necesidades de producción a África. En cuanto a su propio territorio, lo usará para las creaciones de empresas de alta tecnología de acuerdo con las tendencias de la cuarta revolución industrial. El juego parece valer la pena el riesgo: al trasladar la producción a África, China reducirá drásticamente la producción y los costos logísticos, ya que no será necesario transportar recursos y petróleo de África a China para enviar mercancías. Este hecho hará que todos los países africanos sean ávidos partidarios de las políticas de Pekín. De hecho, Pekín quiere hacer con África lo que Estados Unidos hizo con ella en la década de los noventa, cuando las capacidades de producción estadounidenses se transfirieron a China, conseguir la base de producción lo más cerca posible de los consumidores reales. ¿Beijing logrará cumplir este objetivo? Si bien no hay certeza sobre las perspectivas reales de esta ambición debido a la naturaleza altamente turbulenta de la política africana, Pekín no puede darle la espalda a este compromiso. Demasiado esfuerzo se ha invertido en su “proyecto africano” ya.

*observador político para Medio Oriente

La ‘sorpresa de octubre’ de Trump: ‘cambio de régimen’, ¿primero en Siria o en EEUU?

alt

Alfredo Jalife-Rahme 

Las trepidantes turbulencias en EEUU, al borde de una guerra civil entre Trump y el ‘Deep State’, que busca su decapitación por cualquier vía judicial o multimediática, pueden llevar a un ‘cambio de régimen’ en Washington y quizá orille a Trump a una guerra de distracción en Siria con el fin de salvar su pellejo, en vísperas del 6 de noviembre.

Pat Buchanan —influyente asesor de tres expresidentes del Partido Republicano: Nixon, Ford y Reagan— pregunta si Trump está a punto de “intervenir militarmente en la guerra civil de Siria”, mientras que el presidente Bashar Asad intenta recuperar la estratégica provincia de Idlib con ayuda de Rusia e Irán.

En Idlib, ubicada estratégicamente en la frontera de Siria con Turquía, viven hacinados 3 millones de civiles y refugiados, 70.000 rebeldes —10.000 de Al Qaeda y 20.000 uigures importados de la provincia sunita china de Xinjiang— donde están concentrados con sus familias los yihadistas expulsados de otras regiones.

Pat Buchanan reporta la voltereta de Trump en Siria, de acuerdo a The Washington Post: “ahora EEUU no abandonará Siria y sus 2.200 soldados que mantiene ahí de forma ilegal hasta que salgan todos los militares de Irán”.

Varias fuentes citan el ultra-belicismo de James Jeffrey —antiguo funcionario del servicio exterior, quien fue nombrado representante en Siria por el secretario de Estado, Mike Pompeo, exdirector de la CIA— quien ha esbozado una ‘nueva línea roja’: “EEUU no tolerará un ataque” en Idlib y, según The Washington Post, constituiría otra “abdicación dañina al liderazgo de EEUU”.

James Jeffrey fue becario del faccioso Washington Institutefor New East Policy (WINEP): excrecencia del facineroso American Israel PublicAffairsCommittee (AIPAC) y quien prácticamente aplica las exigencias del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Pat Buchanan analiza el doble belicismo de The Washington Post y James Jeffrey en Idlib, donde “EEUU podría enfrentar militarmente a las fuerzas de Rusia y Siria para obligarlas a retroceder”.

Buchanan divulga que en la relevante cumbre tripartita en Teherán —nótese la relevancia de la capital escogida— “Putin y el presidente iraní, Hasán Rohaní, le dijeron al presidente Erdogan de Turquía que la reconquista de Idlib seguía su curso”.

Según Buchanan, “la coalición entre Asad, Putin y Rohaní decidió aceptar el riesgo de un enfrentamiento con los estadounidenses para dar fin a la rebelión”, lo cual coloca el balón del lado del campo de EEUU.

Buchanan señala la preocupación de Moscú de que en Idlib se cocine “una operación de falsa bandera con cloruro arrojado a los civiles para desencadenar y justificar la intervención de EEUU” y que varios en Washington, “capital rusófoba, se deleitarían de una confrontación con Putin aún más que de una guerra de EEUU contra Irán”.

Según The Wall Street Journal, “Asad planea un ataque con cloruro, dice EEUU”, por lo que “el presidente Trump amenazó con llevar a cabo un ataque masivo contra Asad si implementa una masacre en Idlib”.

Los desacreditados Cascos Blancos, teledirigidos por Reino Unido, inculparían al régimen de Asad de un ‘FAKE’ autoataque con ‘armas químicas’.

¿Busca Trump la balcanización de Siria con un territorio estadounidense-israelí al este del río Éufrates?

Philip Giraldi, antiguo funcionario de inteligencia militar de la CIA, advierte que “una nueva guerra” de EEUU en Siria puede representar la “sorpresa de octubre” de Trump con el fin de salvar su pellejo y alebrestar el jingoísmo de sus partidarios en vísperas de las elecciones de medio período del 6 de noviembre, que pudieran ser desfavorables para el presidente en la Cámara de Representantes, donde obtendría mayoría el Partido Demócrata.

Giraldi, en TheUnzReview —propiedad del empresario californiano-israelí Ron Unz, vinculado al Partido Republicano y quien es muy crítico de los excesos de Israel— rememora que EEUU hace un año describió a la provincia de Idlib como “el refugio seguro más grande de Al Qaeda desde el 11S”, pero que ahora Trump “intenta rescatar”.

El antiguo funcionario de inteligencia militar de la CIA afirma en forma sanguinaria que EEUU “ha entrenado y armado a algunos de los hombres armados atrapados” en Idlib y que se está dando “el escenario para que los mismos terroristas lleven a cabo una operación de falsa bandera que será endosada a Damasco y que llevaría a una respuesta brutal contra el régimen y sus fuerzas armadas por EEUU, Reino Unido y Francia”, de lo cual ha advertido sin tapujos NikkiHaley, la amazona representante permanente de EEUU en la ONU.

Giraldi sopesa qué país usaría Trump para “iniciar una guerra con el fin de congregar al país detrás de su Gobierno”.

Debido a la posesión de armas nucleares por Corea del Norte, “los objetivos obvios para una guerra mejorada serían Irán y Siria”, pero como Irán no es “enemigo fácil de derrotar, se sospecha que algún género de expansión del actual esfuerzo bélico en Siria sería preferible”.Giraldi agrega que “sería deseable evitar un conflicto abierto con Rusia, que sería impredecible, pero un ataque contra las fuerzas del Gobierno sirio, que producirían un resultado expedito, pudiera ser plausiblemente descrito como una victoria” digna de considerar por Trump.

Para Giraldi, “el ‘establishment’ de Washington y sus manipuladores israelíes han estrechado las opciones para lidiar con Siria y su defensor regional, Irán” y se encaminan a una guerra que serviría de salvavidas para las elecciones de medio término del 6 de noviembre ante el naufragio que padece Trump y que puede sufrir su propio ‘cambio de régimen’.

Karen DeYoung del The Washington Post enuncia que Trump tiene “un nuevo plan para Siria” y ha acordado un “esfuerzo militar indefinido” cuando hace cinco meses deseaba ‘salirse’ de su embrollo.

Washington continuará su ilegal ocupación en el noreste, que es la región kurda y que pretende seguir manipulando para tener en jaque a Turquía. Además, EEUU intenta expulsar a Irán y a la guerrilla libanesa Hizbulá y seguir presionando a Damasco para un ‘cambio de régimen’.

Para AlastairCrooke —exespía británico del MI6 y exconsejero de la Cancillería europea de Javier Solana—, con tantos frentes abiertos domésticos y extranjeros en todos los ámbitos, desde el comercial hasta el militar, “EEUU intenta mantener su posición de superpotencia y de hablar alto y fuerte”. El problema de Washington es que se encuentra sumergida en “una grave crisis interna constitucional y política (y financiera en los meses por venir)” cuando “EEUU dispone sin duda de una gran potencia militar, pero políticamente su poder está fragmentado en campos enemigos abiertamente en guerra”.

Para Crooke, la ‘línea roja’ en Siria implica y preocupa a China, ya que la presencia masiva de terroristas de origen uigur (etnia turcófona sunnita de la región autónoma china de Xinjiang, parte del antiguo Turkestán oriental) y cuyo retorno a China sería una calamidad para la seguridad regional y del mismo gigante asiático, además del sabotaje a la Nueva Ruta de la Seda.

Pekín está tan preocupada, que es partidaria del ataque a Idlib e incluso está dispuesta a enviar destacamentos de soldados chinos, al unísono de su participación en los ejercicios militares de Vostok 2018 y la presencia por primera vez del mandatario chino, Xi Jinping, al cuarto Foro Económico del Lejano Oriente en Vladivostok, presidido por el mandatario ruso, Vladímir Putin.

A juicio de Crooke, la cumbre tripartita realizada en Teherán entre Rusia, Turquía e Irán es probable que haya desembocado en un ‘endurecimiento’ del presidente Putin cuando “Rusia debe ahora decidir ignorar el ‘bluff’ estadunidense y continuar su ofensiva o dejar un poco de tiempo al tiempo”, en espera del resultado de las elecciones de mitad de período del 6 de noviembre en EEUU.

¿Quién caerá antes? ¿Asad o Trump o ninguno de los dos?

Escala la guerra comercial: Arrancan aranceles por 260.000 millones de dólares entre EE.UU. y China

Los nuevos impuestos de Washington por 200.000 millones de dólares se han topado con aranceles por 60.000 millones de parte de Pekín.

 

Escala la guerra comercial: Arrancan aranceles por 260.000 millones de dólares entre EE.UU. y China

Imagen ilustrativa
Shannon Stapleton / Reuters

Pekín ha puesto en marcha la recaudación de aranceles a mercancías estadounidenses por el equivalente a 60.000 millones de dólares este 24 de septiembre, misma fecha para la que Washington había anunciado la entrada en vigor de impuestos a importaciones chinas por un valor de 200.000 millones de dólares, informa AP.

Las medidas de EE.UU. corresponden a aranceles sobre casi 6.000 ítems que van desde bienes de consumo hasta alimentos, con una tasa del 10 % que a partir del próximo año aumentará al 25 %. Entretanto, las contramedidas chinas abarcan desde aviones pequeños, computadoras y textiles hasta productos químicos, carne y vino.

En concreto, más de 3.500 productos estadounidenses se ven ahora sujetos a un arancel adicional del 10 %, mientras que otros 1.600 ítems se gravan con un adicional de 5 %, de acuerdo a la Administración General de Aduanas china.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, introdujo estas barreras comerciales como parte de su lucha en contra de las políticas tecnológicas de China, país que se ha negado a ralentizar sus desarrollos impulsados por el Estado en robótica y otras industrias tecnológicas a pesar de las presiones estadounidenses.

A fines de julio y agosto, ambas potencias se impusieron entre sí gravámenes adicionales sobre bienes con un valor equivalente a 50.000 millones de dólares.

China condena las medidas de EE.UU.

Pekín se ha pronunciado respecto a la actual disputa comercial, afirmando que Washington “ha predicado descaradamente el unilateralismo, el proteccionismo y la hegemonía económica, haciendo acusaciones falsas contra muchos países“.

Según condena el gigante asiático, EE.UU. “intimida a otros países a través de medidas económicas como la imposición de aranceles” y, en este caso, intenta imponer a China “sus propios intereses […] a través de presiones extremas”.

actualidad.rt.com

Primera medida de respuesta rusa al derribo del Il-20

Mientras Rusia está trabajando en una respuesta formal a la suprema provocación del régimen israelí en el Mediterráneo, que causó la muerte a 15 soldados rusos, un primer elemento de esta respuesta se ha producido ya: el Ministerio de Defensa ruso anunció el jueves, 20 de septiembre, el cierre del tráfico aéreo y marítimo en el Mediterráneo oriental debido a un nuevo “ejercicio militar”. Esta medida incluye una vasta región que se extiende desde las costas siria y libanesa hasta Chipre. Fue en esta misma área que un F-16 israelí, que utilizó a un Il-20 ruso como escudo, provocó su caída. Según Haaretz, que recoge esta información, los nuevos ejercicios rusos en el Mediterráneo oriental durarán hasta el miércoles.

Según algunos analistas, Rusia, con esta decisión, ha privado automáticamente a la Fuerza Aérea israelí de cualquier posibilidad de lanzar ataques desde el mar o desde el cielo libanés. Los ataques aéreos israelíes ahora solo pueden realizarse desde Israel o desde el espacio aéreo jordano. La zona de exclusión rusa en el Mediterráneo oriental impide de hecho que los misiles israelíes lleguen a la costa siria.

El presidente ruso anunció durante un discurso que iba a dotar a las dos bases -la aérea de Hamaimim y la naval de Tartús- de nuevos dispositivos de control y vigilancia. Según el diario sirio Al Watan, los dispositivos de vigilancia electrónica se desplegarán ampliamente en los dos sitios rusos para contrarrestar cualquier futuro ataque enemigo. La base de Hamaimim fue blanco de docenas de ataques con drones de los grupos terroristas de Idleb antes de que Israel llevara a cabo su agresión con misiles el martes (17 de septiembre).

El anuncio del establecimiento de una zona de exclusión aérea rusa en el Mediterráneo oriental parece haber llamado la atención de los círculos militares israelíes, que ahora están apostando por un “enfrentamiento entre EEUU y Rusia” para salir del callejón sin salida. Así, el sitio Debka, vinculado a los servicios de inteligencia israelíes, evoca la presencia del portaaviones USS Harry S. Truman, que se está preparando para unirse a la sexta flota estadounidense. “El portaaviones transporta 6.000 tripulantes, 9 escuadrones de cazabombarderos en sus cubiertas y lleva además una escolta de cruceros y destructores con misiles guiados”, dice el sitio que ve en la presencia de estos buques “una primera gran respuesta de la administración” Trump al despliegue por parte de Rusia de una armada de 25 buques de guerra frente a la costa siria desde la última semana de agosto”.

Sin embargo, los expertos creen que Israel deja volar su imaginación. En las horas posteriores a la destrucción del Il-20 ruso, el Pentágono negó formalmente cualquier participación en este incidente y afirmó que Israel no le había informado previamente. Incluso Francia, que Rusia había señalado en las primeras horas después del incidente del Il-20, ha negado formalmente cualquier participación. Para muchos analistas, el intento israelí de desatar un choque sangriento entre Rusia, por un lado, y EEUU y la OTAN, por otro, ha fracasado hasta ahora miserablemente.

Rusia reforzará la seguridad de sus bases en Siria

El Ministerio de Defensa de Rusia está tomando medidas para mejorar la seguridad de las bases militares rusas en Siria y la instalación de instrumentos de control automatizados es una de las soluciones técnicas en las que se está trabajando actualmente, dijo el viceprimer ministro Yuri Borisov a los periodistas el miércoles.

“El presidente Vladimir Putin emitió instrucciones antes (del incidente del lunes sobre el avión de reconocimiento ruso Ilyushin-20) para incrementar la protección de nuestras bases en Hamaimim y Tartus”, dijo. “Por ejemplo, la corporación Kalashnikov ha presentado soluciones técnicas en forma de instrumentos de control automatizados que se instalarán allí para construir una defensa de las instalaciones”.

“El Ministerio de Defensa presta la debida atención a los problemas de seguridad”, dijo Borisov al responder una pregunta sobre la posible mejora de la seguridad militar rusa en Siria, que Putin mencionó después del incidente del Ilyushin-20. “Este esfuerzo está en pleno apogeo hoy”.

El ministerio dijo más tarde que el avión había sido derribado por un sistema sirio antiaéreo. Los pilotos israelíes utilizaron el avión ruso como escudo y atrajeron el fuego de un grupo de misiles antiaéreos S-200.

Los funcionarios del ministerio descartaron la posibilidad de que el avión de combate ruso pudiera haber pasado desapercibido para las tripulaciones israelíes, ya que se aproximaba a tierra desde una altura de 5 km sobre el nivel del mar. El portavoz oficial del ministerio, el general Igor Konashenkov, dijo que la parte rusa consideraba la acción israelí como una provocación.

Vladimir Putin dijo, por su parte, que el incidente relacionado con el avión ruso parecía una cadena de coincidencias trágicas. Añadió que Rusia tomaría medidas para reforzar la seguridad de su contingente en Siria.

El ministro de Defensa, Serguei Shoigu, acusó directamente a Israel y dijo que toda la culpa del derribo del Ilyushin-20 era del lado israelí. Prometió que Moscú no dejaría pasar este incidente sin represalias.

Grupos terroristas atacan al Ejército sirio en Latakia. El Ejército sirio bombardea sus posiciones en Idleb y Hama

Grupos terroristas atacaron posiciones del Ejército sirio en el norte de Latakia con drones armados unos días después del acuerdo de Idleb entre Rusia y Turquía.

El ataque, sin embargo, se frustró cuando las fuerzas del gobierno derribaron un dron armado antes de que este pudiera lanzar sus explosivos sobre las posiciones del Ejército cerca de Salma.

El Ejército sirio respondió con ataques de artillería pesada y cohetes contra posiciones terroristas en Yisr al Shugur, donde se cree que fueron lanzados los drones.

El ataque fallido de los terroristas se produjo unos días después de que Rusia y Turquía concluyeran un acuerdo sobre una zona desmilitarizada a lo largo de las líneas de frente en las provincias de Idleb, Hama y Latakia.

El Ejército regular sirio ha lanzado, por su parte, una gran ofensiva contra posiciones terroristas en las provincias de Latakia e Idleb.

El miércoles 19 de septiembre, el Ejército sirio disparó varios obuses de artillería y misiles contra posiciones terroristas en la provincia norteña de Latakia y el oeste de la provincia de Idleb.

Según una fuente militar en Latakia, “el Ejército sirio y sus aliados de las Fuerzas de Defensa Nacional (FDN) llevaron a cabo estos ataques en represalia por el ataque lanzado el lunes por los terroristas”.

El Ejército sirio disparó proyectiles de artillería y misiles contra las posiciones terroristas cerca del área de Yabal al Akrad, en la provincia de Latakia, y en el distrito de Yisr al Shugur, en Idleb.

Por qué Putin no dejó que Siria acabara con el último brote de ‘peste terrorista’

Denis Lukyanov

La operación en Idlib, controlada por grupos armados opuestos a Bashar Asad, ha sido cancelada. Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y RecepTayyipErdogan, llegaron a un acuerdo que supone la creación de una zona desmilitarizada en esta provincia siria. El analista militar TaimourDwidar comentó a Sputnik los puntos clave del pacto.

El mayor problema con Idlib sigue presente. Una parte considerable del área es un enclave terrorista controlado por Tahrir al Sham, heredero del Frente al Nusra —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—.

Tras la firma del determinante acuerdo entre Putin y Erdogan, Ankara propuso a los integrantes de esta agrupación armada entregar las armas. Los yihadistas, no obstante, se negaron a hacerlo.

“Ahora la tarea de acabar con los grupos terroristas que se encuentran en Idlib recae sobre los hombros de Turquía. Considero que los turcos, en cooperación con los militares rusos, estabilizarán la situación en la zona”, dijo Dwidar.

Este enfoque salvará muchas vidas, si bien la operación puede prolongarse en el tiempo.

Cabeza fría

Entretanto, la introducción de la zona desmilitarizada beneficia a ambas partes, indicó el experto. Las tropas gubernamentales y las fuerzas rebeldes —moderadas— se retirarán de la línea de separación, mientras que los denominados puestos de observación de Rusia y Turquía seguirán en su lugar.

La zona desmilitarizada tendrá un ancho de entre 15 y 20 kilómetros, suficiente para separar a las partes y evitar que “se irriten mutuamente y obstruyan la lucha antiterrorista”.

Para Moscú sería mucho más provechoso dar luz verde a la operación de las tropas gubernamentales sirias en Idlib, según algunos analistas.

En situaciones como esta, no obstante, nunca se puede estar 100% seguro de quién saldrá victorioso en una confrontación a gran escala, planteó TaimourDwidar.

Idlib es una provincia que cuenta con una concentración enorme de individuos armados. Según varias fuentes, su número puede alcanzar los 100.000. De estos, cerca de 10.000 son miembros del Frente al Nusra, un grupo terrorista que logró hacerse con las riendas de una gran cantidad de pequeñas agrupaciones armadas, dando inicio así a Tahrir al Sham.

A pesar de que la provincia de Idlib sigue siendo un enclave terrorista, no es razonable “meterse en un enredo como este”.

“Hay que actuar con prudencia, y esto es precisamente lo que están haciendo Moscú y Ankara al llegar a un acuerdo. Se puede sacar músculo, pero siempre es mejor tomar decisiones racionales. Hay que tener en mente que todos los habitantes de Idlib, casi tres millones de personas, son virtualmente presos”, señaló.

Dwidar no excluyó que los terroristas prohíban a los civiles salir de la zona por los corredores humanitarios organizados por Rusia y los usen como escudos humanos.

Entendimiento mutuo

“Ahora todos hablan de algunas concesiones mutuas entre Rusia y Turquía porque suponen que hay discrepancias entre los dos. Por mi parte, no veo ninguna discrepancia, ya que Moscú y Ankara comparten un objetivo: erradicar la amenaza terrorista”, destacó.

De ninguna manera se puede hablar de confrontación, ni de que Rusia y Turquía tengan puntos de vista opuestos en cuanto al problema sirio.

Más bien el contrario, Moscú y Ankara se muestran dispuestos a cumplir con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU. En otras palabras, pretenden facilitar la formación de un nuevo Gobierno dotado de autoridad real en el país.

Asimismo, el documento prevé que el país apruebe una nueva Constitución y celebre elecciones bajo la supervisión de Naciones Unidas.

“Hay quienes de verdad buscan un desacuerdo en las relaciones entre Rusia y Turquía justo cuando se produce un acercamiento entre ambos países no solo en el campo económico, sino también en el terreno político. Aunque Ankara es miembro de la OTAN, Moscú es casi un aliado para los turcos. Para los dos es más provechoso ser amigos que enemigos”, declaró.

Moscú tendrá que realizar consultas con Damasco. Es poco probable que Siria se muestre en contra de la decisión ruso-turca porque Irán, uno de sus aliados principales, también apoyó la decisión.

Turquía, por su parte, tendrá que ejercer presión sobre la oposición siria, pero casi no controla a grupos como Tahrir al Sham, en opinión de Dwidar.

Retórica sangrienta

Además de Idlib, existe otro punto caliente en el mapa sirio que no deja dormir a los dirigentes del país otomano: se llama Rojava. El territorio está controlado por kurdosirios, a los que Ankara acusa de connivencia con los separatistas del Kurdistán turco.

“No es ningún secreto que Turquía planea atajar la cuestión kurda de manera radical. Ankara emplea una ‘retórica sangrienta’ a este respecto”, añadió.

Moscú, a su vez, tiene una posición indiferente, puesto que los kurdos tratan de cooperar tanto con Rusia como Estados Unidos, e incluso participan en las consultas con Damasco al mismo tiempo.

“Tratan de nadar entre dos aguas, y es una táctica bastante rara. Es obvio que aspiran a ampliar sus derechos con una futura autonomía, pero la postura de Ankara a este respecto es tajante”, argumentó Dwidar.

El problema será resuelto una vez que se cumpla la resolución 2254 y se forme un Gobierno interino con plenos poderes.

“En caso de que Siria logre establecer un Gobierno con una Constitución antes de que termine 2018, se puede esperar que en 2019 se convoquen elecciones bajo la supervisión de la ONU”, vaticinó.

Análisis: Rusia pone a Turquía del lado correcto de la historia – Los terroristas e Israel reaccionan mal al acuerdo de Sochi sobre Idlib

Andrés Perezalonso

Dada la presencia militar de Turquía en el norte de Siria y su apoyo a los grupos militantes de Idlib, era de esperar que la ofensiva del Ejército Sirio en la región se aplazara hasta que se llegara a un arreglo entre Erdogan y los aliados de Assad, como expliqué antes. Por tercera vez en menos de un mes, el presidente ruso Vladimir Putin mantuvo conversaciones con su homólogo turco Erdogan, en Sochi, el 17 de septiembre. Acordaron establecer una zona desmilitarizada en Idlib; más tarde, el Ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu confirmó a los periodistas que no habría una operación militar de gran envergadura en la provincia.

Según fuentes diplomáticas rusas que hablaron con el periódico Al-Watan, el acuerdo entre Rusia y Turquía se aplicará en tres etapas:

  1. La primera etapa entrará en vigor a mediados de octubre para crear una zona libre de armas de 15 a 20 km a lo largo de la línea de contacto entre los grupos militantes y las fuerzas gubernamentales. Todos los grupos radicales, incluidos ISIS y Jabhat al-Nusra/Al Qaeda, tendrán que abandonar esta zona, que será patrulladaconjuntamente por unidades militares rusas y turcas.
  2. En la segunda etapa, las armas pesadas serán recolectadas en la región hasta el 10 de noviembre y los militantes abandonarán las zonas civiles.
  3. En la tercera etapa, que durará hasta finales de este año, las instituciones estatales reanudarán sus actividades en Idlib.

Nótese que para completar las tres etapas es necesaria la cooperación de los grupos militantes. Éste es el factor que puede conducir al colapso parcial o total de los esfuerzos de desmilitarización; pero eso no es necesariamente un fracaso.
South Front informa que fuentes pro-militantes afirman que HayatTahrir al-Sham (la coalición afiliada a Jabhat al-Nusra, también conocido como Al Qaeda en Siria) y algunos otros grupos, incluyendo el Partido del Turkistán Islámico (compuesto por musulmanes uigures intransigentes de China) han rechazado el acuerdo. (Originalmente se informó que Jaish al-Izza, un grupo del Ejército Libre de Siria, también lo había rechazado, pero ahora eso parece ser incorrecto). Además, el Centro para la Reconciliación Siria del Ministerio de Defensa ruso advirtió, después de la reunión entre Putin y Erdogan, que los Cascos Blancos y los miembros de Al-Nusra todavía estaban preparando un ataque químico de bandera falsa para culpar al gobierno de Assad. Esto no es sorprendente, ya que, después de todo, Siria está lidiando con facciones yihadistas (literalmente terroristas); no con una mezcla de “rebeldes moderados” y unas cuantas manzanas podridas, como insiste la narrativa occidental. Por definición, los terroristas son como mínimo poco cooperativos, especialmente cuando se les pide que entreguen sus armas y dejen que el Estado haga su trabajo.

Si la información sobre la reacción de los grupos terroristas es correcta, Jabhat al-Wataniya al-Tahrir (alias, el Frente Nacional de Liberación) y Jaish al-Izza, ambos patrocinados por Turquía y afiliados al FSA [Ejército Libre Sirio, por sus siglas en inglés], serían las únicas partes potencialmente dispuestas a seguir el plan. De hecho, Putin y Erdogan nunca esperaron ni tuvieron la intención de hacer tratos con grupos que todo el mundo reconoce como radicales, particularmente con Al-Nusra, que fue explícitamente mencionado por Putin en la conferencia de prensa de Sochi, mientras que Erdogan se comprometió a “despejar estos territorios de elementos radicales”. Por lo tanto, en el contexto de Idlib, cuando oímos a Rusia o Turquía hablar de “rebeldes moderados”, se refieren a los apoderados turcos.

Antes de la última cumbre de Sochi, Erdogan exigía una solución política a la situación en Siria, aparentemente por razones humanitarias, cuando en realidad tenía tres objetivos:

  1. Salvar a las fuerzas leales a Turquía en la zona.
  2. Minimizar la cantidad de refugiados y yihadistas que cruzarían la frontera hacia Turquía.
  3. Mantener toda la influencia posible con respecto al futuro del norte de Siria.

Está claro que Putin entendió que Turquía no abandonaría la región por sí sola y que, por lo tanto, la ofensiva de Idlib habría supuesto el riesgo de una peligrosa confrontación directa entre Estados. Así que aceptó proceder por la “ruta política”, plenamente consciente de que Turquía tendría que comprometerse a unirse a la lucha contra los grupos oficialmente reconocidos como terroristas (incluso los que recibieron su apoyo directo o indirecto en el pasado) y, al mismo tiempo, jalar las riendas de sus apoderados o incluso voltear las armas en contra de los que se rebelaran. Además, Turquía da otro paso para acercarse a Rusia, Irán y Siria, y se aleja de la OTAN y sus maquinaciones en Oriente Medio. En última instancia, el punto crucial del acuerdo no es cuántos militantes abandonarán las armas o no, sino que Turquía está ahora del lado de los libertadores de Siria. Se podría decir que Putin “persuadió gentilmente” a Erdogan para que hiciera lo correcto.

Perder el juego, volcar el tablero

Por supuesto, hay otra ventaja de suspender una ofensiva importante en Idlib: Hace más difícil (aunque no imposible) que los países occidentales y sus aliados protesten, amenacen y tomen represalias contra algún crimen de guerra imaginario, y que los terroristas perpetren un ataque contra civiles, invitando a tales represalias.

Algunos actores geopolíticos empeñados en la guerra parecen haber tomado las noticias tan mal como para cometer errores significativos. Hay varios observadoresincluido un asesor de Erdogan, que creen que el último demencial truco criminal de Israel, que resultó en el derribo de un avión militar ruso Il-20 y la muerte de 15 soldados rusos, fue una respuesta al acuerdo de Sochi alcanzado apenas horas antes. Efectivamente, en la política casi no existen las coincidencias. Pero no debemos olvidar que el mismo día (lunes 17 de septiembre) el Ministerio de Defensa ruso presentó pruebas que contrarrestan el informe holandés sobre la tragedia del vuelo del MH17 sobre Ucrania; un acontecimiento de importancia que puede haber inspirado a las mentes maquiavélicas de los israelíes para desviar la atención del público de esos datos.

La tragedia del Il-20 ruso fue el producto de la típica “estrategia” militar israelí, cobarde y engañosa. Durante un bombardeo ilegal y sin justificación contra objetivos gubernamentales en Siria, de los que se notificó al Ministerio de Defensa ruso con menos de un minuto de antelación, cuatro aviones de combate F-16 israelíes que volaban a baja altitud “crearon una situación peligrosa para otros aviones y buques en la región… Los pilotos israelíes utilizaron el avión ruso como cobertura, convirtiéndolo en objetivo de las fuerzas de defensa aérea sirias. Como consecuencia, el Il-20, que tiene una sección transversal de radar mucho mayor que un F-16, fue derribado por un misil del sistema S-200”, dijo una declaración del Ministerio de Defensa. La reacción del ministro de Defensa ruso SergeyShoigu fue amarga:

“La culpa del derribo del avión ruso y de la muerte de sus tripulantes recae directamente en el lado israelí”, dijo el ministro ruso. “Las acciones de los militares israelíes no se ajustaron al espíritu de la asociación ruso-israelí, así que nos reservamos el derecho de responder”.

Evidentemente, los israelíes buscaban intencionadamente causar problemas a los militares rusos. Sin embargo, a juzgar por el tiempo que tardaron en responder oficialmente ante el enfado de Rusia, da la impresión de que calcularon mal y no esperaban que se perdiera una aeronave rusa; tampoco esperaban que Rusia les echara la culpa. Éste fue el gran error de Israel: Es probable que Rusia dificulte o incluso obstruya por la fuerza cualquier futura operación israelí en Siria o en los aires de Siria. Las palabras de Putin sobre el refuerzo de la seguridad del personal ruso en Siria y la adopción de “medidas que todo el mundo notará” apuntan en esa dirección.

La mala situación empeoró cuando finalmente surgió una respuesta arrogante de parte de Israel. No hubo disculpas; todo lo que Rusia recibió fue una expresión de “pesar” y mucha asignación de culpas a terceros:

Fuerzas de Defensa Israelíes: Israel expresa su pesar por la muerte de los miembros de la tripulación del avión ruso que fue derribado esta noche debido al fuego antiaéreo sirio. Israel considera al régimen de Assad, cuyo ejército derribó el avión ruso, plenamente responsable de este incidente.

Fuerzas de Defensa Israelíes: Israel también responsabiliza a Irán y a la organización terrorista Hezbolá por este desafortunado incidente.

Para añadir un insulto al perjuicio, los israelíes cuestionaron la versión rusa de los hechos. Alguien está mintiendo aquí, y dudo que sea la parte agraviada:

Fuerzas de Defensa Israelíes: 2. Cuando el ejército sirio lanzó los misiles que impactaron contra el avión ruso, los aviones de la Fuerza Aérea Israelí ya se encontraban en el espacio aéreo israelí.
3. Durante el ataque contra el objetivo en Latakia, el avión ruso que fue alcanzado no se encontraba dentro del área de la operación.

Fuerzas de Defensa Israelíes: 4. Las baterías antiaéreas sirias dispararon indiscriminadamente y, según tenemos entendido, no se molestaron en asegurarse de que no hubiera aviones rusos en el aire.

Hay otro hecho interesante en esta historia, que parece estar desapareciendo rápidamente de los informes de los medios de comunicación. La fragata “Auvergne” de la Armada Francesa se encontraba en la región en ese momento, y según el Ministerio de Defensa ruso, se detectaron varios lanzamientos de misiles desde ese buque. ¿A qué apuntaban esos misiles? ¿Qué papel jugó la Armada francesa en el bombardeo de Siria el lunes por la noche y/o en el derribo del Il-20 ruso?

Con habilidad diplomática, Putin volvió a resolver el “problema de Turquía” en Siria, al menos por ahora. Desafortunadamente, será mucho más difícil solucionar el “problema de Israel y la OTAN”. El discurso y el comportamiento de los neoconservadores y sionistas demuestra que no tienen ningún interés en la estabilidad y la prosperidad de Siria, o en un Oriente Medio pacífico. Mientras comentaba sobre la política estadounidense, Putin señaló alguna vezque es “difícil tener un diálogo con gente que confunde a Austria con Australia”. Podríamos añadir que es aún más difícil razonar con gente que confunde la guerra con la paz y la verdad con la mentira.

Andrés Perezalonso tiene grado de Doctorado en Política, Maestría en Estudios Internacionales, Licenciatura en Comunicación, y ha trabajado profesionalmente en análisis de medios.

ELESPIADIGITAL.COM

Las exigencias occidentales sobre Siria

alt

Thierry Meyssan

En el terreno, la guerra está llegando a su fin y sólo queda la región de Idlib por liberar del control de los terroristas. Sin embargo, los occidentales vuelven a la carga. Ahora acaban de presentar sus exigencias al enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura. Por supuesto, Estados Unidos rechaza el proceso de paz encabezado por Rusia, sólo porque los estadounidenses no han sido partícipes. Mientras tanto, el Reino Unido y Francia pretenden imponer en Siria instituciones que les permitirían controlar el país por debajo de la mesa.

Nombrado en 2014, antes de la intervención militar de Rusia contra los terroristas, Staffan de Mistura es un diplomático proestadounidense que supuestamente tendría que favorecer la paz en Siria en nombre de la ONU. Cuatro años después de su nominación, de Mistura sigue tratando de buscar subterfugios por cuenta de las potencias occidentales. 

El enviado especial del secretario general de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, recibió en Ginebra una delegación del Grupo de Astaná (Irán, Rusia y Turquía). Después, el 14 de septiembre, de Mistura se reunió con una representación del Small Group (el “Pequeño Grupo”, o sea Arabia Saudita, Egipto, Estados Unidos, Francia, Jordania y Reino Unido).

Del lado de los occidentales, el embajador James Jeffrey y el coronel Joel Rayburn encabezaban la delegación estadounidense mientras que el embajador y ex director de la DGSE (la Dirección General de la Seguridad Exterior, o sea el servicio francés de inteligencia para el exterior) FrancoisSenemaud presidía la delegación de Francia.

Cada delegación del Pequeño Grupo entregó a la ONU un documento secreto con sus exigencias, con vistas a influir en las negociaciones entre los sirios. La televisión Russia Todayreveló el contenido del documento occidental [1]. Anteriormente, hace dos semanas, el diario ruso Kommersanthabía revelado las directivas internas de la ONU [2].

Primera observación, el punto 3 del documento del Pequeño Grupo retoma la directiva interna de la ONU:

«No habrá asistencia internacional para la reconstrucción en las zonas controladas por el gobierno sirio sin un proceso político creíble que conduzca inevitablemente a la reforma constitucional y a elecciones bajo la supervisión de la ONU, de manera satisfactoria para los potenciales donantes.» [3]

Aunque ha participado en algunas reuniones del Pequeño Grupo, Alemania no parece haber estado representada en la reunión con de Mistura. El día anterior, el ministro alemán de Exteriores, HeikoMaas, había emitido una declaración contraria al punto mencionado. Justo antes de reunirse con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, el jefe de la diplomacia alemana había anunciado en Twitter que Alemania está dispuesta a participar en la reconstrucción de Siria «si existe una solución política que lleve a elecciones libres» [4] [5]. O sea, para el Pequeño Grupo, y para la ONU, la reconstrucción no puede comenzar mientras los potenciales países donantes no hayan alcanzado sus objetivos de guerra, pero Alemania estima que la reconstrucción puede realizarse al mismo tiempo que el proceso de reconciliación política.

Segunda observación: los diferentes interlocutores internacionales mencionan la resolución 2254 del 18 de diciembre de 2015 [6]. Pero el Pequeño Grupo extrapola el sentido de ese texto. La resolución del Consejo de Seguridad estipula que la redacción de una nueva Constitución siria es únicamente una cuestión de los sirios que debe discutirse entre los sirios mientras que el Pequeño Grupo afirma que la Constitución debe ser redactada única y exclusivamente por un comité controlado y supervisado por la ONU.

El objetivo es, evidentemente, echar abajo las decisiones adoptadas en Sochi, o sea destruir lo que se hizo durante los últimos meses y oponerse así al papel de Rusia en la solución de la crisis [7]. Estados Unidos quiere conservar su rango de potencia indispensable mientras que Reino Unido y Francia pretenden continuar su proyecto colonial.

Tercera observación: el Pequeño Grupo no sólo pretende transferir a Ginebra la responsabilidad de redactar la Constitución, hasta ahora en manos de Sochi, sino que ya anuncia su propia visión de cómo tendrá que ser la nueva Constitución: una copia de la Constitución que Washington impuso a Irak y que actualmente mantiene ese país inmerso en una crisis permanente, lo cual beneficia enormemente a las potencias occidentales. Según la Constitución que pretenden imponer a Siria, los poderes del presidente serían exclusivamente protocolares, los del primer ministro serían simplemente inexistentes a nivel regional y los del ejército serían limitados.

Las potencias coloniales mantienen su poder en el Medio Oriente gracias a democracias de fachada. Siempre logran conformar gobiernos que no representan a los pueblos. Desde 1926 en el Líbano y desde 2005 en Irak, las instituciones han sido concebidas sobre todo para impedir que esos países vuelvan a convertirse en Estados-naciones. El Líbano fue dividido en comunidades religiosas. Irak fue dividido en regiones separadas donde predomina una comunidad religiosa. Israel, mientras tanto, tampoco tiene un gobierno representativo, pero no por causa de su Constitución –que no la tiene– sino debido a su sistema electoral.

Cuarta observación: la resolución 2254 del Consejo de Seguridad estipula que las elecciones deben desarrollarse bajo la supervisión de la ONU. Pero el Pequeño Grupo considera que el órgano encargado de organizar elecciones tendrá que trabajar diariamente bajo las órdenes de la ONU, principalmente en lo tocante a eventuales denuncias de fraude.

Las potencias occidentales se reservarían así la posibilidad de anular los resultados de las elecciones si esos resultados no corresponden a lo que ellos quieren: bastaría con la presentación de una denuncia de fraude y con declararla válida. El Pueblo sirio tendría derecho a votar… si acepta caer en la trampa que le tienden y, además, a condición de que luego vote por los individuos ya designados para gobernarlo.

En Europa, los europeos están en busca de su soberanía. En Siria, el Pueblo está luchando por su independencia.

NOTAS

[1] “Statement of Principles for the Syria Small Group”, Voltaire Network, 15 de septiembre de 2018.

[2] «Parámetros y principios de la asistencia de la ONU en Siria», por Jeffrey D. Feltman, Red Voltaire, 3 de septiembre de 2018.

[3] “There will be no international reconstruction assistance in Syrian-governement-held areas absent a credible political process that leads unalterably to constitutional reform and UN-supervised elections, to the satisfaction of potential donor countries”.

[4] “WenneseinepolitischeLösung in #Syriengibt, die zufreienWahlenführt, sindwirbereitVerantwortungbeimWiederaufbauzuübernehmen”

[5] «Alemania toma posición contra la directiva Feltman», Red Voltaire, 14 de septiembre de 2018.

[6] «Resolución 2254 (Plan de Paz para Siria)», Red Voltaire, 18 de diciembre de 2015.

[7] «Consenso entre sirios en Sochi», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 6 de febrero de 2018.