Todos vigilados por la angloesfera: El Gran Hermano posa ‘Cinco Ojos’ sobre usted

alt

Darius Shahtahmasebi

Apenas la semana pasada, las principales potencias fisgonas del mundo emitieron silenciosamente y sin previo aviso una inquietante advertencia a los gigantes de la tecnología, al exigirles que cedieran el acceso secreto sin precedentes a los datos de sus ciudadanos.

No mucha gente lo sabe, pero el Reino Unido tiene algunas de las capacidades de espionaje más extremas del mundo desarrollado. A finales de 2016, al aprobar lo que algunas personas llamaron el “Acta del Fisgón”, el Reino Unido promulgó algunas de las leyes antiprivacidad más draconianas que jamás hayamos conocido, lo que permitió a su gobierno obligar a las empresas a romper su propio encriptado.

El Reino Unido desempeña un papel fundamental en la llamada alianza de los Cinco Ojos, que también incluye a Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Nadie lo sabía en ese momento, pero la base militar estadounidense al lado de la que crecimos mi familia y yo ha desempeñado un papel crucial en la realización de ataques con aviones teledirigidos estadounidenses en todo Oriente Medio y más allá. El régimen de “ataques con drones” de Estados Unidos, considerado en gran medida ilegal por numerosas razones, no es algo en lo que los países deberían participar voluntariamente, a la ligera y sin escrutinio público.

¿Por qué menciono esto? Porque va al meollo de la cuestión: hasta qué punto sabemos o no sabemos lo que nuestros Gobiernos están haciendo a puerta cerrada es, literalmente, una cuestión de vida o muerte.

Ahora, se ha revelado que la alianza de los Cinco Ojos, dedicada a una tarea de vigilancia global de coleccionarlo todo, ha emitido un memorando en el que pide a sus gobiernos que exijan a las empresas de tecnología que creen una “puerta trasera” para que los estados accedan a los datos encriptados de los usuarios o que se enfrenten a medidas que obliguen a las empresas a cumplir.

El memorando fue publicado silenciosamente con poca cobertura mediática la semana pasada por el Departamento de Asuntos Internos de Australia, y esencialmente exigía que los proveedores “crearan soluciones personalizadas, adaptadas a sus arquitecturas de sistemas individuales, que sean capaces de cumplir con los requisitos de acceso legales”. El memorándum fue publicado después de que los ministros de las agencias de inteligencia de las naciones de los Cinco Ojos se reunieran en la Costa Dorada de Australia la semana pasada.

El aspecto más ridículo, por supuesto, fue la frase inicial, que irónicamente dice: “los gobiernos de Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda están comprometidos con los derechos personales y la privacidad, y apoyan el papel de la encriptación en la protección de esos derechos”.

Sí, por supuesto. También es digno de mención el orden en que aparecen esos países en el memorándum, que claramente va desde el mayor abusador en el patio de recreo hasta el niño de la escuela que se siente feliz y contento de formar parte del “club“.

Si vamos a tomar el memo en su valor nominal, el cifrado de principio a fin es potencialmente nuestro mejor amigo. El memorando en sí mismo admite que algunos datos cifrados son casi imposibles de descifrar por sí solos para las agencias de inteligencia, ya que están luchando por encontrarle sentido a los datos que están interceptando en la actualidad. Es por eso que están haciendo un llamamiento a los principales proveedores de tecnología del mundo para que hagan su trabajo por ellos.

¿Cederán las empresas de tecnología a las demandas del gobierno? Puede apostar su último dólar a que, con el tiempo, sí, es muy posible que lo hagan. Aunque Facebook no hizo comentarios directos sobre el memorándum, sino que intentó pasar las preguntas a un blog público que el gigante de los medios sociales publicó en mayo explicando sus políticas sobre el cifrado, falta un ingrediente importante en el futuro de estas políticas.

Después de la elección de Donald Trump en 2016, el establishment de los EE.UU. y sus cohortes de medios de comunicación entraron en un frenesí de “noticias falsas” en el que Barack Obama lanzó un severo ataque contra Facebook directamente, supuestamente uno de los principales difusores de noticias falsas. Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook, descartó por completo la idea de que Facebook desempeñara un papel sustancial en esto, afirmando que:

“Los votantes toman decisiones basadas en su experiencia de vida. Realmente creemos en las personas. Generalmente no te equivocas cuando confías en que la gente entiende lo que les importa, y construyes sistemas que lo reflejan”.

A pesar de esta declaración, y esperando que nadie se hubiera dado cuenta, apenas unos días después, Facebook anunció que sí estaba adoptando una serie de medidas para luchar contra las “noticias falsas” después de todo.

¿Por qué el repentino cambio de opinión? ¿Podría ser que, segúnel Washington Post, en ese trivial espacio de tiempo, Barack Obama personalmente apartara a Zuckerberg en una sala privada, al margen de una reunión de líderes mundiales en Perú, para que el presidente le pidiera personalmente a Zuckerberg que se tomara más en serio la amenaza de las “noticias falsas”?

Comentario: Lo más probable es que la misma gente que controlaba a Obama le “informara a Zuckerberg” quién tenía la sartén por el mango. Pueden regular Facebook, destruirlo, arrebatárselo de las manos de Zuck, o simplemente hacer que “sufra un accidente”. Como nos debe quedar claro para todos ahora, el poder real se ejerce desde las sombras…

En otras palabras, estas grandes empresas siempre cederán inevitablemente a la presión del gobierno, estén o no de acuerdo con lo que dicen tales gobiernos. Según el New York Times, un funcionario de Facebook dijo que el memorándum australiano “no tenía garras”, pero que en realidad era “parte de una guerra cada vez mayor entre los gobiernos y los gigantes tecnológicos de Silicon Valley por el acceso a los datos privados de la gente”.

Comentario: “Silicon Valley” es una encarnación del complejo militar-industrial del Estado Profundo de los EE.UU. Todo comenzó con DARPA, es decir, el Pentágono y “la comunidad de inteligencia”: “Silicon Valley” es el gobierno. Juntos forman la Corporación Gobierno.

En ese contexto, las advertencias hablan por sí solas. Las empresas que no cumplan con las demandas de estas naciones serán castigadas con “medidas tecnológicas, de aplicación, legislativas o de otro tipo para lograr soluciones de acceso legal”, según el memorando, que no detalla qué tipo de medidas serán. Tampoco está claro cuánto acceso y qué es exactamente lo que proponen los gobiernos de los Cinco Ojos. Sin embargo, parece probable que lo mínimo que permitiría a cada gobierno sea el acceso a datos codificados de llamadas y mensajes relacionados con sus ciudadanos.

Dado que Facebook ha estado violando nuestra privacidad a favor de las agencias gubernamentales durante mucho tiempo, puede estar seguro de que Zuckerberg no pondrá ninguna resistencia significativa a este nuevo decreto emitido por la red de los Cinco Ojos.

Esta idea de las “noticias falsas” y las afirmaciones aún sin fundamentode una amplia interferencia extranjera en las democracias occidentales determinaron más o menos el enfoque de la reunión de los Cinco Ojos en Australia. Tal vez, sólo tal vez, el objetivo de estos gobiernos no era discutir qué hacer con respecto a la trata de niños o el crimen internacional, como afirman, sino algo más amplio relacionado con la contención del adversario número uno de estos poderes (aquí hay dos pistas).

Vale la pena señalar que casi no se ha criticado a estos poderes de los Cinco Ojos por atacar de forma tan flagrante nuestro derecho a la privacidad. Recuerde que, por supuesto, el presidente ruso Vladimir Putin está intentando “tomar el control de Internet”, como escribióel Guardian hace aproximadamente tres años. Pero estas mismas empresas de medios de comunicación occidentales guardan un silencio incómodo sobre lo que sus propios gobiernos se proponen hacer, algo que otras naciones sólo podrían soñar con lograr a una escala tan global.

Hay que decir que ahora es el momento de empezar a prestar atención. Si piensa que los mismos gobiernos que facilitan el terrorismo en todo el planeta quieren acceder a sus datos de buena fe para no hacer otra cosa que frustrar planes terroristas, usted no es nada menos que ingenuo.

La privacidad importa, crea o no, y si no me cree, ¿quién mejor para demostrarlo que el propio Mark Zuckerberg?

“Esta misma división se puede ver con el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, quien en una entrevista infame en 2010 declaró que la privacidad ya no es una ‘norma social'”, señaló el periodista Glenn Greenwald en su charla TED, “WhyPrivacyMatters”.

“El año pasado, Mark Zuckerberg y su nueva esposa compraron no sólo su propia casa, sino también las cuatro casas adyacentes en Palo Alto por un total de $30 millones para asegurar que disfrutaran de una zona de privacidad que impidiera a otras personas monitorear lo que hacen en sus vidas personales”, continuó Greenwald.

Entonces, ¿por qué importa todo esto? Si no tiene nada que ocultar, no tiene nada que temer, ¿cierto?

En primer lugar, los investigadores de seguridad y otros críticos de estas propuestas de acceso por la puerta trasera han declarado una y otra vez que no existe una forma viable de crear una “puerta trasera segura” que no sea vulnerable a la interceptación por parte de hackers a quienes no se les haya otorgado el acceso a los datos.

En segundo lugar, esta absurda línea de pensamiento fue amablemente desacreditada y arrojada al fuego, para nunca ser vista de nuevo, por nada menos que por el infame denunciante Edward Snowden, quien declaró:

“…la privacidad no se trata de algo que ocultar. La privacidad es algo que hay que proteger. Eso es lo que eres. La privacidad se inculca en nuestro lenguaje, en nuestros conceptos básicos de gobierno y de nosotros mismos en todos los sentidos. Por eso lo llamamos “propiedad privada”. Sin privacidad no tienes nada para ti mismo”.

“Argumentar que no te importa la privacidad porque no tienes nada que ocultar es como argumentar que no te importa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir.”

Para aquellos de nosotros que tenemos mucho que decir, el memorando no es más que un ataque a todos nuestros derechos y libertades fundamentales, y debería ser rechazado de la misma manera en que los medios de comunicación han decidido ignorarlo.

Darius Shahtahmasebi es un analista jurídico y político con sede en Nueva Zelanda, especializado actualmente en inmigración, refugiados y derecho humanitario.

La des-occidentalización continúa el espacio a través de la integración euroasiática

alt

Salman RafiSheikh*

El contexto para cambiar el orden de la política mundial nunca ha sido más adecuado de lo que es ahora. Por un lado, el declive de Occidente se debe a las violaciones masivas que el desacuerdo estratégico interno sobre cuestiones que van desde el acuerdo climático de París al acuerdo Irán-nuclear han causado en el sistema posterior a la Segunda Guerra Mundial que los Estados Unidos habían construido.

Pero lo que realmente ha sido un evento catastrófico es el sorprendente ascenso de China y Rusia desde en el ámbito internacional, que tienen la capacidad de desafiar a los Estados Unidos, el autoproclamado campeón de la política y economía mundiales, y también establecer un orden mundial alternativo a través de diferentes configuraciones regionales y extrarregionales, que muestran su capacidad no solo para integrar el mundo en el nuevo orden, sino también para conducir a regiones afectadas por el conflicto a la paz y la estabilidad.

El recientemente celebrado Foro Económico Oriental en Vladivostok trajo, una vez más, un gran paso hacia la realización de las perspectivas de una mayor integración de Eurasia. Mientras que varios aspectos diferentes, que van desde la integración del Lejano Oriente ruso con Eurasia hasta la construcción de la red ferroviaria transcoreana y la asociación Rusia-Japón, se presentaron el Foro este año, no se puede negar cual es el objetivo subyacente que caracteriza a todos: la mayor integración de Eurasia a través de una potencial unión de la iniciativa Belt& Road de China con EAEU, OCS y ASEAN.

En el corazón de este plan de integración se encuentra la asociación estratégica entre China y Rusia y el intento de establecer un orden mundial alternativo al liderazgo estadounidense, con el dólar estadounidense como pieza central y un orden mundial decadente.

La simbiosis, sin embargo, no es solo económica, también involucra poder militar. Casi paralelamente a las reuniones del Foro Eurasiático se realizanlas mayores maniobras militaresVostok 2018, que reúnen a cientos de miles de tropas de Rusia, China y Mongolia, añadiendo un simbolismo sustancial a la importancia de la configuración en la que China y Rusia están en vanguardia. Significativamente, estas maniobras involucran todas las formas de aparatos militares, lo cual es en sí mismo un esfuerzo dirigido a traer la coordinación militar de vanguardia, una necesidad del mundo contemporáneo y una parte esencial de las contra maniobras de Rusia con respecto a la OTAN.

Por supuesto, nada de esto podría haber sido posible si Rusia y China no hubieran soldado sus relaciones nuevamente, enterrando la rivalidad que estropeó todas las posibilidades de tal cooperación durante la Guerra Fría. Esto ha sido más evidente a través de un aumento masivo en su comercio bilateral. La facturación entre Rusia y China se disparó alrededor del 50 por ciento solo en la primera mitad de 2018, dijo el presidente ruso. “Tuvimos un volumen de negocios de $ 87 mil millones el año pasado y aumentó en un 50% durante el primer semestre de este año, y lo más probable es que alcancemos un volumen de negocios de $ 100 mil millones este año”, agregó Putin.

Esto fue corroborado por el presidente chino, que no solo elogió el interés de Putin en una mayor cooperación entre China y Rusia, sino que también dijo que “en medio de la cambiante situación internacional y los factores de inestabilidad e imprevisibilidad, la cooperación de Rusia y China adquiere cada vez mayor importancia.

El mensaje, por lo tanto, está claro para los EE. UU. y el resto del mundo: el dúo chino-ruso liderará la nueva configuración regional y global, reduciendo progresivamente el espacio para EE. UU., finalmente obligándolo a retirarse. Asia está ofreciendo la oportunidad.

Tal como están las cosas, el presidente Trump se saltará dos cumbres principales en Asia en noviembre, dando al dúo chino-ruso el margen para abrir las puertas de entrada y hacer nuevos compromisos con la ASEAN y la Cooperación Económica de Asia y el Pacífico.

Mientras Trump, que está ocupado preparando una nueva ronda de aranceles para China, estará ausente del evento APEC, Xi de China no solo asistirá a la cumbre sino que también realizará su propia cumbre con los líderes del Pacífico para abogar por el comercio y el desarrollo con China y Belt& Road Initiative.

Si bien el presidente Trump no sería el primer presidente de los EE. UU. en perderse la cumbre de la APEC, no se puede negar que la presencia del presidente habría agregado una gran cantidad de sustancia simbólica a la estrategia estadounidense del “Indo-Pacífico” y permitió a los países reflexionar más de cerca sobre lo serio y comprometido que es la administración Trump para la región. Sin embargo, en ausencia del presidente, la cuestión de una posible salida de EE.UU. sería mucho más plausible de lo que hubiera sido de otra manera, y la cuestión de la integración de Eurasia sería mucho más significativa y prominente de lo que hubiera sido el caso si el presidente de EE. UU. hubieraestado allí para defender sus intereses.

Lo que todo esto significa es que el espacio para una mayor integración eurasiática continúa ampliándose a una escala sin precedentes tanto económica como estratégicamente. Y, como confirmó Xi, China y Rusia promoverán “la resolución política de problemas de puntos críticos, defendiendo resueltamente los estatutos y principios de la ONU y oponiéndose firmemente al unilateralismo y proteccionismo para construir un nuevo tipo de relaciones internacionales y una comunidad de futuro compartido para la humanidad”.

Y cada paso dado hacia esta dirección significaría una progresiva des-occidentalización del orden mundial. Este es el panorama general que describe y establece el contexto para la creación de un espacio geopolítico suficientemente grande para la cooperación económica, logística e informática, la paz y la seguridad de Asia a Europa y viceversa.

Sin entender este panorama general, no se puede hacer un análisis de las medidas políticas más amplias que están tomando Rusia y China u otros países de la región. Y, sin tomar en cuenta esta imagen, un análisis del orden mundial en transformación echaría mucho en falta el aspecto real de la transformación de los hechos que tiene lugar en Eurasia y en todo el mundo.

*investigador-analista de Relaciones Internacionales y Asuntos Internacionales y Extranjeros de Pakistán

El papel del dragón en los ejercicios Vostok 2018

alt

Raúl Zibechi

La cooperación militar entre Rusia y China resulta estratégica desde la mirada del dragón en todos sus proyectos de largo aliento: desde la defensa de su soberanía ante la creciente presión de EEUU, hasta la construcción del Cinturón y la Ruta de la Seda que está trazando un largo puente entre Asia y Europa.

Aunque la participación china en los ejercicios militares Vostok 2018 en septiembre fue pequeña desde el punto de vista cuantitativo (3.200 soldados y 900 blindados), reafirma una alianza estratégica que se consolida ante la creciente beligerancia de la Administración Trump.

The New York Times esboza un análisis completamente diferente, pues sostiene que los ejercicios son “un recordatorio tácito a Pekín de que Moscú es capaz y está dispuesto a defender su escasamente poblado Lejano Oriente”. Más aún, el diario asegura que “Moscú tuvo que invitar a las fuerzas armadas de China y Mongolia, dada la proximidad de los ejercicios de guerra en sus fronteras y porque la escala hizo que los países vecinos los hayan visualizado, probablemente, como una amenaza”.

Sin embargo, la mirada china sobre su participación en Vostok 2018 es importante, ya que implica un viraje de largo aliento. El Ministerio de Defensa habló de profundizar la cooperación militar y “mejorar las capacidades de ambas partes para responder de manera conjunta a varias amenazas de seguridad”.

De hecho, China se aproxima a Rusia en el terreno militar, al punto de participar por primer vez en ejercicios de envergadura que enfurecen al Pentágono y advierten a los países de la región de la potencia de la alianza.

Con su participación en Vostok 2018, China envía un mensaje a EEUU de que las presiones que está sufriendo, desde la guerra comercial hasta la ofensiva en la provincia de Xinjiang, de mayoría musulmana, la empujan a establecer una alianza militar de largo aliento. Esta alianza es de tal envergadura que pone en aprietos a los estrategas del Pentágono, que la consideran extremadamente peligrosa para sus intereses.

Cuando EEUU y China llegaron a un acuerdo en 1972, Washington “reconocía al Partido Comunista como legítimo Gobierno de China y este último aceptaba el liderazgo estadounidense en la región Asia-Pacífico”. Según el Observatorio de la Política China, al dragón le permitió un fenomenal crecimiento económico y a EEUU le brindaba “la posibilidad de salir de la guerra de Vietnam sin que China explotase en su beneficio esta situación de debilidad estadounidense. Pero ese acuerdo ya no le sirve a China, ya que la encajona en “un cerco geoestratégico sobre China con la participación de Japón, Australia y la India”.

Para eludir esto, China está construyendo junto a Rusia y otros países la ‘Gran alianza euroasiática’, en palabras de Pepe Escobar, donde convergen la Ruta de la Seda, la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), la ASEAN y la Unión Económica Euroasiática. Se trata de una ‘asociación estratégica integral’ entre China y Rusia, que abarca desde la construcción de vías férreas y puertos hasta la seguridad regional, según Escobar.

De alguna manera, los Vostok 2018, finalizados el 17 de setiembre, y el IV Foro Económico Oriental en Vladivostok del 12 de setiembre, se complementan. Según el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, durante la séptima visita de Xi Jinping a Rusia y la tercera reunión de Xi y Putin en cuatro meses, “trazaron el futuro rumbo de la asociación estratégica integral”.

Desde el punto de vista militar, China tiene mucho interés en profundizar la cooperación ya que Rusia le proporciona parte de su armamento más moderno, “desde sus cazas SU-35 hasta el sistema de defensa aérea S-400”. “Un armamento con el que China cuenta para desplegarlo en sus puntos potencialmente más calientes, como el mar del Sur de China, que considera parte inalienable de su territorio y las cercanías de Taiwán”.

Debe recordar que en mayo el Pentágono canceló la invitación a China para participar en sus maniobras bianuales Ejercicios RIMPAC, cerca de Hawái, lo que evidencia la creciente frialdad entre ambos países.

El acercamiento entre Pekín y Moscú debió sortear una larga historia de desconfianzas. En 1962 se produjo la ruptura entre ambos países que llegaron al enfrentamiento armado por disputas territoriales fronterizas entre marzo y setiembre de 1969.

El análisis del oficialista Global Times en un editorial titulado ‘Ejercicios de guerra rusos deben inspirar la reflexión’, resulta una pieza esclarecedora de la posición de Pekín. “En opinión del pueblo chino, el propósito político principal de los ejercicios es mostrar la fuerza militar de Rusia y no la de prepararse para la batalla con un enemigo específico”.

De ese modo marca distancia con los analistas occidentales que enfatizan que Vostok 2018 va dirigido contra ciertos países, incluyendo veladamente a China. El editorial destaca que la alianza Rusia-China “es defensiva” y que le ha dado a los dos países “una sensación de seguridad”. Agrega que hay dos propósitos detrás de la participación en Vostok 2018: “En primer lugar, se trata de fortalecer la amistad entre los dos ejércitos y consolidar la asociación estratégica integral de coordinación. En segundo lugar, China puede aprender de la experiencia de guerra de Rusia y así familiarizarse más con el combate real”.

Pero el editorial va más al fondo y no rehúye mencionar los conflictos anteriores. “Es normal que dos grandes potencias tengan conflictos geopolíticos sutiles si son países vecinos, especialmente China y Rusia con sus disputas históricas. Mientras las relaciones entre China y Rusia tienen un buen desarrollo, ambos países tienen una relación retorcida con una gran potencia distante”, en clara referencia a EEUU.

Existe una razón adicional que la explica Deutsche Welle, en una entrevista a Gustav Gressel, analista del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. El experto considera que los chinos podrían llevar la delantera tecnológica a los rusos, “pero en términos de entrenamiento de oficiales, desplazamiento y comando de tropas, así como en flexibilidad de operaciones, están muy por detrás”.

La experiencia rusa en la guerra de Siria le aporta, según Gressel, una importante ventaja. “Para los chinos es importante aprender que ya las guerras no se hacen con un gran batallón de infantería sino con la ayuda de tecnología moderna”. El experto concluye que “el acercamiento militar entre Rusia y China es una pesadilla para Estados Unidos”.

China copia a Israel y enviará mochileros turistas del ejército camuflados a Sudamérica para tomar todo el continente. China solicita al ministro de Turismo argentino un Schengen sudamericano para sus soldados turistas

turistas-chinos-22-580x250

Los turistas chinos no son los japoneses. La mayoría (hombres y mujeres), realizan un trabajo de información para el ejército y son parte del ejército, y fotografían todo y hacen planos de todo. El ejército no usa Google, usa su propia información.

El chino no gasta solo recaba información. Sólo lo mínimo.

2015082410222851772

chinos_560x280

China está enfurecida después de que el gobierno de Brasil bloqueara la construcción del tren amazónico bioceánico la semana pasada.

Brasil decidió suspender la construcción del proyectado tren bioceánico (del Atlántico al Pacífico) que estaba destinado a ser una pieza clave en el comercio de la región con China”.

China ha pedido al canciller argentino que haga la gestión con Chile para el envío de soldado turistas que dispongan de un Schengen sudamericano de fronteras abiertas para sus soldados.

China está controlada a través de su Banco Central por los Rothschild, como lo está Israel del que poseen el 80%, de ahí la extraña solicitud del ministro de Turismo argentino Gustavo Santos a Brasil y resto de países.

Israel está negociando paralelamente con China y los EEUU. Por un lado colaboran en la instalación de bases del Comando Sur del General en Jefe Kurt W. Tidd, y por otro está negociando

China está construyendo el tren africano que parte de Djibouti, para el transporte de minerales y tierras raras, y por supuesto personal de prácticas DUMB esclavistas.

A China le ha parecido bien copiar a Israel en el envío anual a Argentina de 20.000 soldados versión turista con mochilas, que estarán dispuestos para tomar el país quizás en noviembre 2018.

China está enfadada con la amistad de del presidente Vladimir Putin con Michel Temer y que ellos no han logrado.

China va a enviar miles de soldados en líneas regulares como si fueran turistas a Brasil y de ahí van a viajar por toda Sudamérica para tomar posiciones militares.

df3242035

20.000 soldados israelíes mochileros llegan cada año a Argentina para conocer el terreno antes de la invasión. ¿Probablemente en noviembre 2018?.

eladiofernandez.wordpress.com

El conflicto armado olvidado que ya dejó más de 380.000 víctimas fatales

Según un estudio del Departamento de Estado de EE.UU., esta guerra civil iniciada en 2013 se encuentra en niveles similares a la de Siria.

 

El conflicto armado olvidado que ya dejó más de 380.000 víctimas fatales

Civiles en Sudán del Sur huyendo de los combates cerca de una base de la ONU en Malakal, 18 de febrero de 2016
Justin Lynch / AFP

Un reciente estudio dado a conocer por el Departamento de Estado de EE.UU. reveló que la cifra de víctimas fatales en la guerra civil de Sudán del Sur asciende a más de 382.000 personas. La investigación fue encargada a la London School of Hygiene and Tropical Medicine, que mostró la cantidad de muertes desde que estalló el conflicto en diciembre de 2013.

El último cálculo internacional, realizado por Naciones Unidas en marzo de 2016, ubicaba la cantidad de fallecidos en 50.000. Sin embargo, las cifras son motivo de debate. Es que hacer este tipo de estimaciones en zonas que permanecen en conflicto es complejo y, además, entran en juego los intereses de los distintos actores.

Como señaló el Washington Post, para Gordon Buay, subjefe de misión en la Embajada de Sudán del Sur en EE.UU. la cifra “no es precisa”. “Si incluyo enfermedades y todo, sería menos de 20.000”, dijo. Por el contrario Francesco Checchi, el principal epidemiólogo que trabajó en el estudio, dijo que los datos obtenidos probablemente sean conservadores.

En el mismo sentido, Klem Ryan, un exfuncionario de la Misión de la ONU en Sudán del Sur que luego se desempeñó como coordinador del Panel de Expertos de la ONU en el país, declaró: “Yo personalmente vi cientos de muertos. Asistí a dos grandes masacres”, por lo que “esa cifra parece correcta”.

El relevamiento

De acuerdo a lo señalado por los investigadores, para lograr ese número recopilaron datos de agencias humanitarias e informes de los medios de comunicación. Allí compararon factores como la seguridad alimentaria, la presencia de grupos humanitarios y la intensidad del conflicto armado para crear un modelo estadístico que predice la mortalidad por condado. A esto se sumaron alrededor de 200 encuestas realizadas por grupos humanitarios en todo el país.

Se tuvieron en cuenta también las suposiciones sobre cuál hubiera sido la tasa de mortalidad sin guerra civil para determinar cuántas muertes excesivas se han provocado. En el mismo sentido, contemplaron que muchas personas han huido o fallecido en circunstancias que podrían haber sido exacerbadas por la situación actual, como brotes de enfermedades o desnutrición.

Miembros del Ejercito de Liberación del Pueblo de Sudán en Yuba, Sudán del Sur, febrero de 2016. Samir Bol / AFP

Por último, el éxodo de refugiados se convirtió en un indicador útil en el análisis. Checchi señala que, según su experiencia, “el grado de desplazamiento es un buen correlato de lo violentas que son las cosas”.

Historia de una guerra civil

El 9 de julio de 2011 Sudán del Sur proclamó su independencia de Sudán luego de décadas de lucha. Sin embargo, apenas dos años y medio más tarde, en diciembre de 2013, estalló un conflicto interno por una disputa entre el presidente Salva Kiir, de la etnia dinka, y su entonces vicepresidente, Riek Machar, de la etnia nuer.

A pesar de diversos intentos de firmar la paz y lograr el alto el fuego (incluido uno en las últimas semanas) la guerra ha persistido. En un país donde la población ronda los 11 millones de habitantes, a los cientos de miles de muertos y millones de desplazados –internos y externos– hay que sumarle que la mitad padece hambruna. Con los nuevos datos aportados por el reciente estudio Sudán del Sur se ubica en niveles similares al del conflicto sirio, donde se estima medio millón de víctimas fatales.

Cabe recordar que este joven país cuenta con importantes reservas de petróleo que han estado inactivas durante los años de conflicto. Su puesta en funcionamiento resulta de interés no solo para el propio Gobierno local, sino para sus vecinos y potencias extranjeras, como China, que explotan esos recursos naturales en la región.

actualidad.rt.com

Rusia: terroristas de ISIS en Afganistán podría llegar a 10.000

WASHINGTON (Sputnik) — La organización terrorista ISIS (autoproclamado Estado Islámico, prohibida en Rusia) está en aumento en Afganistán y las cifras del grupo podrían llegar a ser de hasta 10.000 miembros en el país, dijo el embajador de Rusia ante las Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, durante una reunión del Consejo de Seguridad.

“En el centro de nuestra atención se encuentra una oleada de actividad terrorista por parte del ala afgana de ISIS, cuyas filas crecen en gran parte debido a los combatientes extranjeros con experiencia en el campo de batalla en Siria e Irak”, dijo Nebenzia quien agregó que “el número de adherentes puede llegar a 10.000 personas”, según la información que maneja Rusia.

Nebenzia señaló que Rusia está preocupada por los intentos de ISIS de llegar a un acuerdo con los talibanes y otras organizaciones en un esfuerzo por coordinar las operaciones.

Los contactos se han fortalecido entre el grupo terrorista y los representantes del movimiento Turkistán islámico, agregó.

Nebenzia también dijo que es necesario aprovechar de manera proactiva los mecanismos de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y señaló que Rusia aboga por barreras adicionales para adelantarse a la actividad terrorista en el país al apuntar a individuos y entidades cómplices en las operaciones de ISIS.

La lucha contra ISIS en Afganistán sería mucho más efectiva si se unificaran los esfuerzos regionales e internacionales, dijo el diplomático.

Afganistán ha estado sufriendo durante mucho tiempo de una situación de seguridad inestable.

El gobierno afgano ha estado luchando contra los talibanes, que enfrentan una guerra contra Kabul durante casi dos décadas, y contra ISIS.

EEUU intensificó ataques a los talibanes por su decisión de asistir a una reunión en Moscú

KABUL (Sputnik) — EEUU intensificó sus operaciones militares en el norte de Afganistán contra los talibanes después de que estos decidieran asistir a una conferencia de paz en Moscú, opinó en declaraciones a Sputnik el diputado parlamentario Dilawar Aymaq, miembro de la comisión de Seguridad de la Asamblea Nacional.

Aymaq, quien representa en la Cámara Baja la provincia de Baghlan, dijo que “los combatientes del Estado Islámico (organización terrorista proscrita en Rusia) se han movilizado en mayor grado que los talibanes en el norte de Afganistán últimamente, porque EEUU bombardea a estos últimos y no toca a los primeros”.

“A lo talibanes les proponen a menudo que se entreguen al ejército gubernamental, o les persuaden de apoyar al Estado Islámico y unirse a sus filas”, añadió.

Para Aymaq, “las operaciones a gran escala contra los talibanes en el norte de Afganistán se deben a que hayan aceptado participar en el encuentro” de Moscú.

Prevista inicialmente para el 4 de septiembre, la reunión fue aplazada a petición de Kabul.

El enviado especial del presidente ruso para Afganistán y director del Segundo Departamento de Asia del Ministerio de Exteriores, Zamir Kabúlov, dijo el 19 de septiembre que planea entrevistarse este día 20 en Moscú con una delegación afgana y debatir las modalidades del encuentro que fue postergado y en el que los talibanes, según él, siguen dispuestos a participar.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad a raíz de los ataques que lanza Talibán y, desde 2015, el grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico prohibido en Rusia) pese a la fuerte presencia militar de EEUU y otros países de su órbita.