Rusia y Bielorrusia muestran su propios drones de asalto, listos para el combate

alt

La empresa rusa Kronshtadt y los ingenieros bielorrusos desvelaron dos drones de asalto que desarrollaron durante mucho tiempo y que por fin lograron terminar. Se trata del modelo ruso de media altitud Orion-E y el dron bielorruso Yastreb.

El Orion-E es el primer dron ruso capaz de realizar ataques aéreos.

Su versión básica va armada con cuatro misiles guiados dotados con una ojiva de 50 kilogramos, pero tiene una opción más pesada de llevar dos proyectiles de 100 kilógramos, comunicó al portal Jane’s una fuente de la empresa Kronshtadt.

El dron ruso puede volar a una altitud máxima de 7.500 metros y a una distancia de 250 kilómetros. La duración máxima de vuelo de este aparato puede llegar alcanzar las 24 horas.

Aparte de armas, este vehículo aéreo está equipado con un sistema electro-óptico/infrarrojo que integra dos cámaras termográficas, una cámara de televisión de ángulo ancho, así como un telémetro láser.

“Este arsenal puede ser completado con sensores adicionales, incluido el sistema de inteligencia electrónico, la cámara fotográfica de alta resolución o un radar”, explicó la fuente.

A su vez, Bielorrusia desarrolló el dron de asalto Yastreb (Halcón, en español).

“Este es el vehículo aéreo no tripulado más pesado de los que han sido desarrollados por el país”, comunicó al portal Jane’s una fuente del Centro para Investigación y Producción de Sistemas No Tripulados Polivalentes de la Academia de Ciencias de Bielorrusia.

Los ingenieros bielorrusos barajan la posibilidad de suministrar en el mercado internacional tres versiones de este dron: de reconocimiento, de combate y de blanco volador. Cada aparato podrá portar cargas útiles de hasta 120 kilogramos.

Propulsado por el motor de combustión Rotax-912S2/100 este vehículo aéreo no tripulado podrá desarrollar una velocidad de crucero de 120 km/h y una velocidad máxima de 220 km/h.

La duración máxima de vuelo es de seis horas seguidas aunque esta puede aumentar hasta 10 horas en caso de que un tanque externo con combustible se instale en su casco.

Además, este dron está equipado con una cámara diurna, una termográfica, un telémetro láser y las ojivas de fragmentación alta de 10 kilogramos.

Los analistas militares de EEUU han advertido en reiteradas ocasiones de que sus ‘rivales probables’, sobre todo China, pero también Rusia, van avanzando en sus proyectos de aeronaves no tripuladas y que pronto la supremacía total del Pentágono en este ámbito será desafiada.

El nuevo dron de combate de Rusia el »cazador» de Sukhoi está ya casi listo para su vuelo inaugural

Rusia está a punto de completar las pruebas en tierra del nuevo vehículo aéreo no tripulado de combate conocido como «Cazador». El nuevo UAV realizará su primer vuelo en el futuro cercano. Las pruebas en tierra del nuevo vehículo se realizaron en Crimea y Novosibirsk.

«En octubre, está previsto comenzar la etapa final de las pruebas del planeador Hunter, luego de lo cual será posible hablar sobre la preparación del avión no tripulado para su vuelo inaugural», dijo una fuente cercana al Ministerio de Defensa ruso. Las pruebas de vuelo para el dron Hunter están programadas para 2019.

La frecuencia, o las pruebas de vibración, son una etapa importante en el camino hacia las pruebas aéreas. Permiten determinar la variación de frecuencia en el diseño de una aeronave. Como regla general, una vez completados los ensayos de frecuencia, los ingenieros dan la conclusión requerida para el primer vuelo de un avión.

El robot de combate Hunter está desarrollado por la oficina de diseño de Sukhoi. Todas las características tácticas y técnicas del nuevo drone se mantienen en secreto. Se sabe, sin embargo, que el dron de ataque está equipado con la inteligencia artificial de un caza de sexta generación. El peso de despegue del avión no tripulado es de 20 toneladas, lo que lo convierte en un verdadero avión de peso pesado entre otros modelos de vehículos no tripulados que se están desarrollando actualmente en Rusia. Una foto del drone Hunter apareció en Internet en 2017. A juzgar por la imagen, el UAV se desarrolla de acuerdo con el principio aerodinámico del «ala voladora».

elespiadigital.com

¿Qué implica la creación de una gestión integrada moderna del espacio aéreo sirio?

alt

Valentin Vasilescu 

El nuevo sistema ruso de gestión integrada de los datos en el campo de batalla sirio no está sólo para prevenir los ataques de Israel. También hará imposible que Estados Unidos y Francia puedan seguir prestando apoyo aéreo a sus bases ilegales en Siria. Eso explica por qué, anticipando una derrota, el embajador estadounidense James Jeffrey acaba de mencionar una posible retirada de las fuerzas militares de su país en suelo sirio.

A la luz del derecho internacional, el gobierno de la República Árabe Siria es responsable de la defensa del territorio sirio, incluyendo las zonas bajo control de grupos terroristas antigubernamentales. Lo mismo sucede con las aguas territoriales y el espacio aéreo de Siria. Aunque el gobierno legítimo de Siria solicitó apoyo ruso para el Ejército Árabe Sirio en la lucha contra los grupos terroristas, la Federación Rusa ha sido cuidadosa en no suplantar –ni siquiera en el marco de esa ayuda– al gobierno sirio en lo que constituye su derecho soberano a la defensa de su territorio nacional y de su espacio aéreo.

En el pasado, ignorando las normas internacionales y las decisiones de la ONU, Estados Unidos y sus aliados, en particular la OTAN, procedieron a ocupar militarmente Irak y Afganistán e impusieron una zona de exclusión aérea sobre Libia y Yugoslavia.

Pero en Siria, el contingente ruso no es una fuerza de ocupación. Por consiguiente, el presidente ruso no le fijó como misión ni ocupar el territorio, ni crear una zona de exclusión aérea sobre el territorio sirio, aunque las fuerzas armadas rusas contaban con la capacidad operacional necesaria para crear esa zona de exclusión.

El acuerdo que Rusia había concluido con Estados Unidos e Israel, para evitar accidentes que implicaran la destrucción de sus aviones, se limita a los espacios aéreos alrededor de la base aérea de Hmeymim y de la base naval próxima a Tartús, incluyendo las instalaciones alrededor del puerto de Tartús. Ese acuerdo fue respetado. Prueba de ello es que los rusos sólo utilizaron sus medios antiaéreos contra los drones de los islamistas armados que amenazan la base aérea de Hmeymim.

El 17 de septiembre de 2018, cuando fue derribado el Il-20 ruso, los F-16 israelíes estuvieron muy cerca de violar el acuerdo con Rusia actuando contra objetivos que se hallaban dentro de la zona prohibida, a sólo 10 kilómetros de la base aérea de Hmeymim. A pesar de ello, los medios antiaéreos rusos no actuaron contra los aviones israelíes.

La frontera entre Siria y Líbano se halla en un terreno montañoso, de manera que la detección radar de la defensa antiaérea siria y el direccionamiento de los misiles antiaéreos sirios son imposibles cuando deben lidiar con objetivos que vuelan a baja altura en el espacio aéreo libanés o cerca de la costa libanesa. El Líbano no dispone de misiles antiaéreos ya que su gobierno depende de Arabia Saudita para financiar su ejército. Además, Arabia Saudita ha sido el principal proveedor de financiamiento, de hombres, de armas, de municiones y de entrenamiento de los terroristas que luchan contra el ejército nacional de Siria.

O sea, Arabia Saudita no tienen ningún interés en armar al Líbano con misiles antiaéreos que impedirían a los aviones israelíes violar el espacio aéreo libanés, lo cual parece indicar que Arabia Saudita mantiene una cooperación política y militar muy estrecha con Israel.

En todo caso, Israel acostumbra a atacar objetivos en Siria desde el espacio aéreo libanés.

Siria no tiene estaciones de radar en su frontera oriental, ni en el norte de su territorio, ni en las zonas ocupadas por el Emirato Islámico (Daesh), lo cual incluye la provincia de Raqqa. Esa zona se halla bajo la ocupación de los separatistas kurdos –las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)– que cuentan con apoyo y armamento proporcionado por Estados Unidos.

Rusia desplegó en Siria un avión-radar A-50U (similar a los AWACS estadounidenses [1]) que se mantiene en la zona de patrullaje durante 9 horas y sigue simultáneamente hasta 150 objetivos aéreos en un radio de hasta 350 kilómetros, sin verse afectado por el tipo de relieve. Hasta ahora, las coordenadas de esos objetivos no se transmitían a los radares terrestres sirios porque estos últimos no disponían de un sistema de gestión automatizada capaz de comunicar con el avión-radar ruso.

Al disponer las fuerzas armadas sirias del sistema ruso de gestión automatizada Polyana D4M1, los datos recogidos tanto por los aviones-radar rusos A-50U como por los satélites rusos de observación y los radares de última generación de las baterías de misiles antiaéreos rusos S-400 desplegadas en Latakia llegarán a los puestos de mando de la fuerza aérea siria y, por tanto, a todos los sistemas de misiles antiaéreos sirios.

Sin embargo, no existe un arma infalible y, como siempre ha hecho hasta ahora, Israel tratará de buscar puntos débiles en el sistema Polyana D4M1. Es fundamental tener en cuenta que, tras el derrumbe de la URSS, gran cantidad de judíos ex soviéticos emigraron a Israel. Algunos eran científicos de renombre, conocedores del armamento soviético, y su incorporación a la industria militar ha sido muy provechosa para Israel.

Esos expertos israelíes, originarios de la ex URSS, conocedores del armamento soviético, sabían lo que acabó sucediendo el 17 de septiembre. Tanto el radar de vigilancia del espacio aéreo como el radar de direccionamiento de los misiles antiaéreos S-200 están situados cerca de la rampa de lanzamiento, o sea a más de 100 kilómetros del avión ruso que acabó siendo derribado. A esa distancia, es poco perceptible la separación entre la señal que el avión ruso producía en el radar y las señales falsas emitidas por los sistemas de contramedidas de los aviones F-16. O sea las señales se superponen. Esos expertos sabían que si los sirios respondían al ataque, sus misiles S-200no derribarían los aviones de combate israelíes sino el avión ruso de reconocimiento.

¿Quién tiene más que perder?

Hasta aquel momento, los ataques de la aviación israelí contra objetivos en Siria no habían causado grandes daños susceptibles de modificar el resultado de alguna batalla. Para los israelíes se trataba más bien de una cuestión de imagen, de mostrar a la opinión pública internacional que podían golpear objetivos militares en Siria sin que Rusia interviniese.

Sorprendentemente, no es Israel el gran perdedor con la implantación de la gestión automatizada del espacio aéreo sirio –que incluirá en lo adelante los sistemas antiaéreos S-300. Israel puede evitar la confrontación con la defensa antiaérea siria y renunciar a atacar objetivos en Siria. También puede, para preservar su imagen, utilizar otros medios –no la aviación– contra zonas donde no haya objetivos y después de haber avisado a los rusos.

El gran perdedor es Estados Unidos. Tanto en el territorio que ocupan los kurdos de las FDS como en la frontera con Jordania, Estados Unidos ha implantado ilegalmente varias bases militares. Siria es miembro fundador de la ONU y, contrariamente al de los militares rusos, el estatus de los militares estadounidenses, británicos, franceses y turcos que actúan en Siria del lado de grupos que luchan contra el gobierno es de agresores. Por ejemplo, aviones de combate estadounidenses han derribado aviones sirios en territorio sirio pretextando que amenazaban las fuerzas de Estados Unidos, que operan en territorio sirio junto a los grupos antigubernamentales.

En las bases militares estadounidenses en Siria hay elementos de las fuerzas especiales, o sea una infantería ligera sin apoyo artillero. Esas bases no podrán resistir ni un solo ataque terrestre del ejército sirio, que cuenta con apoyo aéreo. Si Estados Unidos se da cuenta de que su aviacion ya no podrá superar la barrera antiaérea siria sin sufrir grandes pérdidas, toda intervención aérea será inoportuna. Y cuando hablamos de la barrera antiaérea siria, nos referimos simultáneamente al sistema de gestión automatizada del espacio aéreo, a los sistemas de misiles antiaéreos y a los sistemas de interferencia Krasukha-4 y R-330ZH Zhitel. Este último anula los centros aéreos de mando de la aviación de combate (aviones AWACS), los sistemas de navegación así como los centros de control de tiro y direccionamiento del armamento que llevan los aviones de combate estadounidenses.

El Pentágono no tendrá entonces otra salida que retirar sus tropas del territorio sirio.

NOTAS

[1] Las siglas AWACS (Airborne Early Warning and Control) designan principalmente diversos tipos de aviones-radares utilizados tanto en misiones de vigilancia y reconocimiento radioelectrónico como para garantizar el control y mando de los medios de combate en el campo de batalla. Nota de la Red Voltaire.

La OTAN y UE no logran vender sus hipocresías en Macedonia

alt

Luis Rivas

Una semana después del batacazo en las urnas se relamen todavía las contusiones sin aceptar la derrota y susurrando victoria mientras se vendan las heridas.

A los representantes de la OTAN, EEUU y la UE les sigue costando admitir que el referéndum celebrado en Macedonia para cambiar el nombre del país, como condición para entrar en la Alianza Atlántica y en la Unión Europa, fue un fracaso.

Ligar una renuncia a su nombre y a parte de su historia y cultura con la entrada en esas dos instituciones era la añagaza que el gobierno del “socialdemócrata” ZoranZaev pretendía utilizar. Pero como la mayoría de los macedonios no parecía muy convencida, la pregunta se camufló como si el sentido de la consulta fuera la elección entre la entrada o no en la OTAN y la UE.

Aun así, dos tercios de los votantes se abstuvieron de participar en la votación. El tercio participante se desplazó para apoyar la propuesta gubernamental, lo que para los patrocinadores exteriores del plan, fue todo un éxito.

Macedonia podría pasar a rebautizarse como “República de Macedonia del Norte”, un nombre pactado con Grecia que, desde 1991 se oponía a que su vecino se denominara como su región más septentrional, obligando a medio mundo a utilizar el ridículo y absurdo FYROM, por el acrónimo inglés de Antigua República Yugoslava de Macedonia, sugerido por la ONU.

Los dirigentes de la Unión Europea ya están —de todos modos— habituados a tomar los resultados en las urnas nacionales como simples consultas no vinculantes cuando pierden. En Francia y en Holanda, por ejemplo, los gobiernos han ignorado votaciones que han contrariado sus pretensiones y han realizado lo contrario de lo indicado por el voto popular. Después, se siguen quejando del auge de los “populismos”.

Ese decepcionante resultado del 30 de septiembre es todavía más espectacular si se tiene en cuenta la “ayuda” exterior que el gobierno recibió.

El jefe de la OTAN, JensStoltenberg visitó dos veces en seis meses Skopie para asegurar a los macedonios la coraza que les protegería de la más que probable invasión de las tropas rusas.

Del otro lado del Atlántico, los macedonios han tenido el honor de recibir a James Mattis, el máximo jefe militar de Estados Unidos, por cierto, sin aclarar si su presidente estaba al tanto del viaje.

En todo caso, Trump parecía ajeno a la polémica sobre el nombre del país. Hace solo un mes envió al presidente Gjorge Ivanov — por cierto, contrario al referéndum— varios mensajes en los que se refería a “Macedonia”. De FYROM, nada.

Para James Mattis lo del nombre del país tampoco era lo más importante. Él estaba allí, aseguró, para “contrarrestar la campaña de información rusa”, y “asegurar la profundización en la cooperación sobre ciberseguridad que amenaza la democracia”.

Es sabido que, en la nueva guerra fría, los tanques rusos tendrían difícil invadir Macedonia sin el permiso de paso de Ucrania, Moldavia y Bulgaria, en el camino más corto. Pero los nuevos carros de combate virtuales que Mattis enfrenta los conducen “adiestrados hackers a sueldo de Moscú”. Y un certero cambio de nombre del país les libraría de tal amenaza.

Como líder europeo de peso, los macedonios recibieron la visita de Angela Merkel, canciller alemana y líder de facto de la UE. Macedonia sigue siendo para Berlín parte de su zona de influencia. La implosión de Yugoslavia, operación a la que Alemania contribuyó singularmente, ofreció nuevos mercados. Mercados no tan cautivos, pues norteamericanos y europeos temen no solo la “injerencia rusa”, sino la entrada en la guerra comercial y estratégica de China, que compra infraestructuras e influencias a precio de saldo en el patio trasero del Viejo Continente.

Para la UE, sin embargo, es más complicado hacer promesas de acogida en su seno. El club de los 27 (tras el Brexit) no aceptará una nueva ampliación. Incluso hay países que se arrepienten tanto de haber integrado a los últimos socios que preferirían desenganchar a alguno de los vagones que se añadieron en los últimos años.

De todos modos, cuando se agotan los argumentos, tanto la OTAN como la UE sacan a relucir los gasoductos que Rusia quiere construir en los Balcanes orientales. Mientras tanto, Merkel asegura a los eurosocios que su acuerdo de transporte de gas con Moscú es distinto y no deben preocuparse.

En Macedonia, pues, ganó la opción “Bojkotiram” (Yo boicoteo). La participación por debajo del 50 como requiere la Constitución invalida la consulta. Y aunque el primer ministro Zaev forzara un voto en el Parlamento, necesitaría la adhesión de dos tercios de los 120 escaños, y solo cuenta con 71 asegurados.

Achacar la derrota oficialista a las maniobras de Moscú es reconocer que la influencia del Kremlin —sin visitas oficiales al país — es infinitamente superior a la representada por Estados Unidos, la OTAN y la UE juntos. O que el oro de Moscú paga más y mejor que George Soros. Una conclusión exagerada y risible.

Aunque los mismos, como hicieron tras los resultados de las elecciones norteamericanas, polacas o húngaras, puedan considerar quizá a los votantes de esos países como seres estúpidos. Tan estúpidos como para rechazar “la oportunidad histórica para su futuro” que se les ofrecía a los macedonios con la entrada en la OTAN y en la UE.

Soros vs Netanyahu

Alfredo Jalife

Se ha decantado un organigrama forense que representa en el mundo occidental dos relevantes ejes que están al borde de una guerra civil en EU y en Israel, con metástasis globales, donde colisionan dos incompatibles cosmogonías israelíes: 1. El eje Kissinger/Sheldon Adelson/Netanyahu, vinculado a los banqueros Rockefeller y a Trump, quienes operan una agenda de nacionalismo económico y de supremacismo talmúdico mezclado con el supremacismo WASP (White-AngloSaxon Protestant); y 2. El eje de los esclavistas banqueros Rothschild, creadores del Estado de Israel, y su marioneta George Soros, desestabilizador de la CIA (https://goo.gl/F6h7sC), quienes maniobran la agenda globalista con Obama y los Clinton.

Trump y Soros libran una batalla de destino por el alma de EEUU, mientras que en Israel el choque entre Soros y Netanyahu es más prístino.

Yair, hijo del primer ministro israelí, se burló de que Soros controla el mundo (sic) y de encontrarse detrás de los crecientes problemas legales de su familia (http://bit.ly/2FMZNsV).

El irreverente Yair afirma que Soros controla a Ehud Barak, ex primer y ex ministro de Defensa, hoy consultor de una trasnacional de marihuana (http://bit.ly/2NWNNOu).

¿Tan estratégica es la marihuana para el control mundial de los encéfalos?

Nati Tucker, del rotativo Haaretz, cercano a Soros, divulgó que Facebook y Netanyahu serán citados en la Corte como codefensores en un juicio por diseminar información falsa, entablado indirectamente por Soros, quien fue acusado de cooperar con Irán.

Justamente, el grupo de Netanyahu se consagra en demoler el acuerdo de Obama con Irán que pasó de un P5+1 a un P4+1 sin Trump (http://bit.ly/2NWJhj0).

Netanyahu subió a su cuenta de Facebook la historia de Soros con Irán propalada porIsrael Hayom, rotativo de mayor circulación, cuyo dueño es Sheldon Adelson, mafioso dueño de casinos en Las Vegas y Macao, además de mecenas financiero del primer israelí” (http://bit.ly/2NXDJEM).

Dada la cercanía familiar del talmúdico Jared Kushner, yerno de Trump, sus alianzas con Kissinger/Sheldon Adelson/Netanyahu son motivo de un estrecho escrutinio, más aún cuando se ostenta como el gran negociador con el “México neoliberal itamita” y en su polémica intervención en el contencioso palestino, lo cual no obsta para que hayan existido vibrantes tensiones intra-familiares en el lapso de nueve días.

Jared Kushner fue imputado de ser el pérfido Anónimo (http://bit.ly/2O0wB6w) quien incitó a un golpe de estado contra su suegro Trump (https://dailym.ai/2IwMPCs). ¡Uf!

A los dos días, Eric Trump, segundo hijo del presidente, arremetió contra Bob Woodward quien hubo ganado tres shekels (nota: divisa israelí) extra por su explosivo libro (https://amzn.to/2Iz7whh), lo cual fue criticado por los medios adictos a Soros de antisemitismo(http://bit.ly/2IyR4NY).

Una semana después, Trump acusó de “no ser suficientemente agradecidos a los judíos de EU (según Haaretz)” –en su mayoría pro-Soros/Partido Demócrata–, quienes no tienen aprecio por sus políticas con Israelcuando ¡les dio Jerusalén!(http://bit.ly/2NYHREP).

En la doble guerra civil, desde EU hasta Israel, ¿dónde quedan los otrora omnipotentes neoconservadores straussianos?

El militarismo unilateral global de los neoconservadores straussianos (neo-cons) –en su aplastante mayoría israelí-estadunidenses– colisiona con el soberanismo de Kissinger (https://amzn.to/2IzAwoW), cuando su fracasado Proyecto de un Nuevo Siglo Estadunidense (http://bit.ly/2Ix1TA8) y la Guía de Planeación de Defensa, de Paul Wolfowitz (http://bit.ly/2IzNZNR) dominaron el pensamiento geoestratégico de EU desde 1992.

Los neo-cons manejan traslapes con Netanyahu (http://bit.ly/2Iyohck) y ahora con Trump, mediante su aliado bushiano John Bolton, asesor de Seguridad Nacional.

En la Era de la Post-Verdad(http://bit.ly/2IzEcae) cualquier mentira puede ser transmutada en verdad por la alquimia de los intereses de los multimedia. El problema es que tanto Netanyahu como Soros son notables propaladores de fake news. Uno de los dos va a perder.

Derrota de Soros

Diego Pappalardo

El ingreso de Brett Michael Kavanaugh como miembro vitalicio del Tribunal Supremo de EE.UU es un triunfo categórico  de la colusión estratégica entre  Donald Trump, el sionismo y las élites nacionales no globalistas en la guerra manifiesta y constante que se da entre grupos de poder señeros  en pos del control, la gestión y la usufructuación de activos, zonas de influencia y mercados.

Es la colisión entre esos intereses políticos, financieros, económicos  y culturales, significativamente elitistas, la que puso a Kavanaugh en el centro de la polémica de repercusión mundial, y no tanto la veracidad y la justicia del hecho personal pretérito que habría, de acuerdo a sus denunciantes, protagonizado junto a la Profesora Christine Blasey Ford. En el renombrado Blaseygate, cada facción y factor de poder y de influencia tomaron partido por uno u otro de los involucrados. Como muestra de lo  expresado precedentemente, es destacable que  Kavanaugh, además de estar políticamente alineado con Donald Trump y el Partido Republicano, aunque no todos los republicanos lo sostengan, está ensamblándose con firmeza en el poderoso movimiento Jabad Lubavitch y en la Organización Sionista Americana, contando con sus apoyos respectivos para ser miembro de la Corte, mientras que Christine Blasey Ford está incluida en la zona de Soros y es secundada por Obama, Clinton, Jonathan Greenblatt y sus huestes de la Liga Antidifamación, la orden religiosa de los Jesuitas  en los Estados Unidos  y por todo el club de la camarilla globalista.

La presencia de Kavanaugh en la Corte Suprema, significará para el campo anti sorosiano precipitar el gran salto para continuar con la meta de la apropiación de la dirección de esa institución para reformatear el aparato judicial federal y consumar la expulsión de su competidor globalista del mando. Pero es importante destacar que todavía estamos lejos de la conclusión de esa batalla puntual e indispensable porque pese a la serie de reveses que, dentro y fuera de los Estados Unidos, padece el contradictor globalista, éste se yergue con dureza y previene que no será sencillo demolerle. El rol de Kavanaugh como juez supremo, aparte de alimentar la pensada y factible tenencia de la gestión de la Corte Suprema por parte de los clanes que entornan y amparan al Proyecto Trump, contribuirá en restringir los riesgos de un impeachment contra el inquilino de la Casa Blanca para que éste pueda seguir en el desmantelamiento del sistema globalista en los Estados Unidos, operatoria que se verá reforzada con la victoriosa ola, mal etiquetada como roja porque fundamentalmente es trumpiana, en las elecciones de medio término de Noviembre de 2018, en las que Trump, el multimillonario sionista Adelson, los bannonistas y Los Deplorables ansían lograr la hegemonía política para estabilizar el Proyecto Trump durante 2019 y consolidarlo después de 2020.

El Ejército al borde del Golpe de Estado

La Legión Española no puede permitir que se rompa la sagrada unidad de EspañaLa Legión Española no puede permitir que se rompa la sagrada unidad de España

Parece evidente que en determinados ambientes del Ejército comienza a sonar los ruídos de sables, Nuestros compañeros de Canal 5 Radio (con los que muy pronto vamos a establecer relaciones de colaboración periodísticadesde La Tribuna de España, junto a otros medios DISIDENTES de habla hispana a uno y otro lado del Atlántico) publican este vídeo de extraordinario interés.

¿Es inminente un Golpe de Estado en España?

La Tribuna de España

Equipo de redacción.

Los terroristas de Idleb violan el acuerdo de Sochi y atacan al Ejército sirio

Los terroristas del Yaish al Izza intentaron infiltrarse el viernes en las posiciones del Ejército sirio desde la zona colchón de separación en Idleb.

Según un informe militar, militantes del Yaish al Izza intentaron infiltrarse en las líneas fronterizas al sur de las ciudades de Lahaya y Markabah, cerca de la frontera provincial de Idleb.

Sin embargo, los terroristas fueron detectados por el Ejército sirio antes de que pudieran llegar al norte de la provincia de Hama.

El Ejército sirio abrió fuego rápidamente contra los militantes, obligándoles a retirarse hacia la ciudad de Lahaya.

Una fuente de la 4ª División del Ejército sirio dijo a Al Masdar que los militantes intentaban cruzar las líneas del Ejército sirio para colocar minas y explosivos junto a las carreteras utilizadas por los militares.

La fuente no especificó el número de bajas que el Ejército había ocasionado a los terroristas.

Por otro lado, en la provincia de Latakia, un civil resultó herido en la localidad de Sandran, por ataques de los terroristas procedentes de Idleb, señaló el jefe del Centro Ruso de Reconciliación, Vladimir Savchenko.

“Durante el día, se informó de bombardeos contra las localidades de Beit Smaira, Sandran, Shir al Sabah, Barisha, Rueyset Iskander, Safsafa, Ikko y Tell al Tut en la provincia de Latakia. Como resultado de los bombardeos, un civil resultó herido en la localidad de Sandran”.

El sábado el Ejército sirio respondió a otros ataques lanzados por terroristas desde los distritos de Rashidin-4 y Rashidin-5, en el suroeste de Alepo, contra los distritos de Al Hamdaniyah y Nuevo Alepo, en la ciudad de Alepo. Las posiciones de los terriristas en estas zonas fueron atacadas por varias series de misiles y disparos de artillería del Ejército.

El Ejército sirio busca eliminar los residuos del Daesh en la región de Al Safa

El Ejército sirio y su aliado ruso continuaron su operación el jueves (4 de octubre) en el sur del país y atacaron a los terroristas takfiris en la región de Al Safa.

La Fuerza Aérea rusa reanudó su operación aérea en el Sur de Siria el jueves 4 de octubre, después de una breve pausa en todo el país.

Con sus aviones Sujoi, la Fuerza Aérea Rusa ha bombardeado repetidamente las posiciones del grupo terrorista Daesh en la región de al Safa, allanando el camino para un mayor avance del Ejército sirio.

Según una fuente militar en la ciudad de Suweida, el Ejército sirio comenzó su operación el jueves por la noche al asaltar el eje noroeste de la estratégica región de Al Safa.

Después de una intensa batalla, el Ejército sirio logró liberar la región de Ard Qa’a al Banat, obligando a los terroristas del Daesh a retirarse a una parte aislada de la región de al Safa.

La fuente dijo que el Ejército sirio había perdido a ocho soldados en esta feroz lucha, incluidos dos oficiales.

Añadió que el número total de muertes de Daesh sigue siendo desconocido; sin embargo, fuentes militares estiman que al menos hubo entre 10 y 15 terroristas muertos.

“Respaldado por misiles y artillería pesada, el Ejército sirio lanzó una nueva ofensiva el miércoles contra las posiciones de Daesh. Las tropas del Ejército sirio y sus aliados han reducido a un montón de ruinas los escondites de Daesh en los barrios de Qasr Sheikh Hussein y Al Habariyah, en Al Safa”, dijo el sitio Al Masdar News.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa, el Ejército sirio intentará eliminar a los residuos del Daesh en esta región en los próximos días, ya que el grupo terrorista no tiene forma de escapar y ni siquiera una fuente de agua para abastecerse.

Durante un mes, los terroristas de Tanf, apoyados por EEUU, se han estado retirando ante el fulgurante avance del Ejército sirio. El Daesh está dividido ahora en pequeñas células aisladas en la provincia de Suweida y ha perdido toda conexión con Al Tanf.

Avistado en Siria un ‘asesino de tanques’ soviético

En muy pocas ocasiones el vehículo de combate 9P148, dotado de misiles antitanque Konkurs, fue captado por las cámaras en el transcurso de la guerra civil de Siria.

Debido al uso activo de sistemas antitanque portátiles se crea la sensación de que los sistemas autopropulsados estaban perdidos o inoperativos. Pero según se desprende de las imágenes, algunos 9P148 aún sirven para el combate, informa el medio ruso RG.

Esta máquina fue desarrollada sobre la base del vehículo blindado ruso de reconocimiento BRDM-2. Pesa siete toneladas y está armada con 20 misiles guiados antitanque capaces de alcanzar sus blancos a una distancia de hasta cuatro kilómetros.

Con ello, el 9P148 es capaz de operar los misiles más antiguos Fagot con un alcance de dos kilómetros. El motor de 140 caballos puede propulsar esta pesada máquina a una velocidad máxima de 95 kilómetros por hora sobre la carretera.

Además, al igual que su antecesor BRDM-2, el ‘asesino de tanques’ es capaz de nadar a una velocidad de hasta 10 kilómetros por hora. El alcance del 9P148 es de 750 kilómetros y su tripulación está compuesta por dos personas.

El Ejército sirio también dispone de los vehículos blindados 9P122 armados con el complejo de misiles Malyutka, destaca el medio.

ELESPIADIGITAL.COM