Entendiendo los visores – Operativa básica

REDACCIÓN ARMAS.ES

MUNDO ARMAS

Para ser un gran tirador tienes que tener confianza en ti mismo y en tus habilidades con tus herramientas de tiro y caza. ¿Pero cómo es posible tener confianza en uno mismo si desconocemos el funcionamiento de la mitad de nuestro equipo? Me refiero al visor, ese gran desconocido de muchos cazadores y tiradores, cuando realmente nuestro sistema de tiro es un CONJUNTO, formado por nuestro rifle y este elemento de puntería. Un ejemplo, es como si un carpintero que necesita de una sierra y una cinta métrica desconociese el uso de uno de los dos elementos, o tuviese un conocimiento limitado. Sería imposible que realizase trabajos complejos y posiblemente cometería numerosos errores a la hora de fabricar muebles.

MOAs Y MILIRADIANES

Antes de adentrarnos en el mundo de las torretas y retículas vamos a tratar de aclarar el sistema de medida que se usa en ellas. Las dos métricas empleadas se corresponden con el sistema anglosajón o imperial de medida y el sistema métrico decimal. En el primer caso hablaremos de MOAs y en el segundo de MRAD o MILs (miliradianes), obviamente en ambos casos se trata de medidas angulares.

ln6AomQ

MOAs

Para las mediciones del tiempo y de los ángulos empleamos por convención un sistema de numeración en base 60, el sistema sexagesimal. Donde una circunferencia tiene 360º, cada grado 60´ (minutos) y cada minuto 60” (segundos). Sólo tenemos que recordar nuestros tiempos de colegio con la famosa regla transportadora de ángulos. Por lo tanto en una circunferencia tendremos, 21.600 minutos de ángulo o MOAs (resultado de multiplicar 360 x 60).

Miliradianes a 1000 m

MILIRADIANES

Hagamos ahora una aproximación diferente. Todos sabemos que para calcular la longitud de un circunferencia empleamos la siguiente conocida fórmula: L = 2 x π x R. Donde la longitud de la circunferencia variará en función del radio y la constante 2 x π (6,2832). Si dividimos angularmente la circunferencia en 1000 porciones obtendremos el valor de los miliradianes que tiene una circunferencia, son 1000 x 6,2832. Es decir una circunferencia tiene 6.283,2 miliradianes, a efectos de cálculos posteriores usaremos la cifra de 6.283 miliradianes.

Relación entre MOAs y MILIRADIANES

Si antes dijimos que una circunferencia tenía 360º, que eran 21.600 minutos de ángulo, un miliradián equivaldrá a 21.600/6.283 = 3, 438 MOAs.

Tanto un MOA como un MILIRADIAN proyectan o mejor dicho subtienden un arco a 100 m de 2,9088 cm y de 10 cm respectivamente. Como se trata de ángulos pequeños, podemos considerar estas longitudes como rectas y no un arco. Pensad en un queso al que queremos cortar una cuña muy fina, esta tendrá un borde redondeado exterior pero que podemos considerar casi recto, más aún cuanto mayor sea el radio del queso.

Alguno se preguntará que tiene que ver esto con el tiro y la precisión, vamos a intentar explicarlo de forma gráfica. Su pongamos que en lugar de un rifle, tenemos un pequeño cañón y queremos hacer un disparo sobre una pared blanca situada a 100 m, pared que tiene dibujada una cruz donde queremos impactar. Realizamos un disparo y la bala impacta unos centímetros por debajo de la marca. ¿Cuál es la solución sin variar peso, ni forma del proyectil, ni tampoco la carga de pólvora? Pues o acercamos el cañón o apuntamos hacia arriba, es decir variamos su ángulo de tiro. ¿Cuánto? Eso es lo que tratamos de explicar, cuanto deberemos variar su posición angular hacia arriba para que el proyectil en su trayectoria parabólica impacte donde queremos. Ahí es donde entran los sistemas de medida que acabamos de explicar.

RETÍCULA

La retícula en un visor es el elemento del mismo que nos permite apuntar al lugar donde queremos que impacte el proyectil disparado por nuestra arma. Esa es su función primaria y más importante, ahora bien, según sea diseño puede proporcionarnos otras funciones. Hay retículas con funciones especiales para calcular la distancia del objetivo, con funciones de ayuda en cálculo de la deriva por viento, otras están diseñadas pensando en un tipo concreto de munición, etc.

En definitiva se trata de una lente serigrafiada con un dibujo de cruceta más o menos elaborado, según sea su posición dentro del tubo del visor, antes o después de la lente de aumento variable, estaremos hablando de un visor de Primer Plano Focal (First Focus Plane) o de Segundo Plano Focal (Second Focus Plane). Algo que aclaramos en el siguiente apartado de nuestro reportaje.

Tipos

Dependiendo de para qué actividad estén orientadas tendrán un diseño u otro. No es lo mismo una retícula orientada para cazar, que una para el tiro de precisión u otra que esté diseñada para francotiradores militares y policiales. Dentro de esto tres grupos existen multitud de variaciones en los diseños que aportan más o menos información y que tienen más o menos utilidad, casi cada fabricante personaliza las suyas. Ahora bien, nada impide que podamos usar una retícula cualquiera para nuestra actividad o actividades favoritas, la diferencia estará en la facilidad para operar con ella en un propósito que no es epecíficamente el suyo, al final cualquiera de ellas nos permitirá afinar la puntería sobre un blanco.

Retículas iluminadas

Antes de entrar a citar diferentes tipos retículas comentar que estas pueden ser iluminadas o no. Algo de especial utilidad en condiciones de baja luminosidad, niebla o cuando esta se confunda con el objetivo por cualquier circunstancia. Normalmente el color suele ser rojo, aunque puede haber otros y ser conmutables, así mismo son de encendido e intensidad regulable de forma manual, aunque las hay autoregulables mediante una célula fotoeléctrica. Personalmente este tipo de regulación no me gusta, un ejemplo, puede que nosotros nos encontremos a pleno sol, pero nuestro objetivo en una zona de sombra, esto hará que la cruceta se ilumine en exceso produciéndonos cierto deslumbramiento o incluso tapando nuestro objetivo.

mil dot reticle

Retícula MIL-DOT

Al final de esta sección daremos unos pequeños apuntes sobre las retículas específicas para caza y tiro deportivo. Como el propósito de este reportaje es eminentemente didáctico y también práctico, vamos a analizar más extensamente la que se considera la reina de las retículas tácticas, la MIL-DOT. Una retícula que no sólo se emplea en el ámbito militar, sino que es ampliamente empleada por cazadores de larga distancia y tiradores deportivos.

La retícula Mil Dot fue diseñada por Estados Unidos en la década de los años 70, con el objetivo de ayudar a sus Cuerpos de Marines a calcular las distancias respecto al blanco.A lo largo de la cruz aparecen una serie de puntos, normalmente 5 por cada lado, que están separados por unos segmentos que se denominan subtensiones. Existen variantes que sustituyen los puntos por rayas, está últimas para mi gusto permiten una mayor precisión en los cálculos. A continuación las correspondencias en medidas angulares de los diferentes tramos de una retícula de este tipo.

A primera vista puede parecer un pequeño galimatías ininteligible, pero como vemos de acuerdo al gráfico, un MILIRAND (mil) es una subtensión más dos medios puntos. Este es el dato más importante que debemos retener y que realmente resume las medidas de esta retícula.

Como el movimiento se demuestra andando vamos a emplear un ejemplo de una situación de tiro en la que un francotirador militar puede encontrarse. Supongamos que tenemos como misión abatir a un objetivo yihadista en un área de conflicto de oriente medio, por ejemplo Iraq y lo que vemos a través de nuestro visor de Primer Plano Focal es la siguiente imagen:

Vemos que nuestro objetivo, de acuerdo a las anteriores equivalencias, ocupa cuatro MILs, por otra parte sabemos que en Iraq la altura media de un hombre es de 170,4 cm.Tened presente que para saber la distancia, necesitamos conocer el tamaño de nuestro objetivo, es por ello que deberemos conocer las estaturas medias de los países donde pensamos operar. Podemos emplear una sencilla fórmula:

Distancia = (Altura del objetivo en m x 1000) / MILs
Por tanto para nuestro ejemplo concreto:
Distancia = (1,704 x 1000) / 4 = 426 m

Ahora que sabemos la distancia y conociendo la caída de nuestro proyectil, solo deberemos ajustar los clicks necesarios en la torreta superior para compensar dicha caída. Otra opción más rápida sería apuntarle con una de los puntos / subtensiones inferiores conociendo esa caída. Como podéis comprobar es más sencillo de lo que parece a priori.

Otras retículas

A la hora de elegir una retícula para CAZA debemos tener presente para qué modalidad va ir destinada, por ejemplo no es lo mismo una montería, que un rececho en alta montaña o que un aguardo nocturno. Para modalidades con disparos a corta distancia, debajo de los 100 m., un punto rojo u holográfico son personalmente mis preferidas, aunque hay cazadores que prefieren las tipo “Easy Shot”. En el caso de monterías y aguardos nocturnos con distancias hasta los 150 m, una retícula 30/30 o “Duplex” con posibilidad de iluminación es muy polivalente y por ello una de las más utilizadas. Para recechos a distancias hasta 300 m. una muy adecuada sería la A4 con posibilidad también de iluminación. En recechos de montaña a grandes distancias se imponen las retículas militares tipo MIL-DOT, SKS, RANGE FINDING, etc.

Si nuestra afición es el TIRO DEPORTIVO las retículas se caracterizan por emplear crucetas con hilos mucho más finos que los de caza para que no interfieran con el blanco y que permitan ver lo mejor posible los impactos. Estas retículas se denominan CROSSHAIR aunque tienen el defecto de no permitir el cálculo de distancias como las tipo MILDOT. Retículas de este tipo son las Fine CROSSHAIR y TARGET DOT.

RETÍCULA EN PRIMER Y SEGUNDO PLANO FOCAL

Esta característica hace referencia a la ubicación de la retícula con respecto a la lente de aumentos. Si se encuentra delante de dicha lente FFP (First Focal Plane o Primer Plano Focal) o si se encuentra detrás de dicha lente SFP (Second Focal Plane o Segundo Plano Focal). Es muy sencillo saber si un visor usa un sistema u otro, si al girar la ruleta de magnificación la retícula aumenta de tamaño estaremos ante una óptica de FFP, si por el contrario nuestra retícula no se ve afectada por los aumentos que utilicemos será un SFP. Es por tanto fácil entender que esta característica está referida sólo a los visores de aumento variables, ya que en los visores de aumentos fijos su retícula guarda siempre la misma proporción con respecto al número de aumentos. Aunque es indiferente en este último tipo de visores, por simplicidad constructiva la retícula está colocada por detrás de la lente de aumentos.

 

front focal plane vs second focal plane rifle scope reticle

 

Es un atributo que tiene un muy importante peso dentro del precio del visor, siendo los visores de primer plano focal bastante más caros que los de segundo plano. La inmediata primera pregunta que sale siempre a relucir cuando tenemos dos opciones es la de cual es mejor. La respuesta es depende para lo que queramos utilizar. La mayoría de los visores destinados a la caza son SFP y los destinados a tiro de precisión o para francotirador son FFP, aunque últimamente hay una tendencia entre los cazadores, sobre todo aquellos que practican el rececho a larga distancia, que están adquiriendo visores FFP.

La principal y más importante ventaja de los FFP es que es realmente fácil calcular la distancia a la que se encuentra nuestro objetivo conociendo el tamaño del mismo y en consecuencia interactuar sobre nuestra torreta para compensar la caída de nuestro proyectil, lógicamente conociendo sus características de comportamiento con la distancia. Es obvio que incluso puede no ser necesario corregir con la torreta, sino simplemente nos bastará apuntar a la zona de muerte de nuestra presa u objetivo con un determinado punto de nuestra retícula MilDot. Todo esto es posible porque las proporciones entre la retícula y nuestro objetivo se mantienen constantes sea cual sea el número de aumentos que seleccionemos en el visor. Cosa que no sucede en los SFP, ya que esta proporción sólo será válida para unos determinados aumentos, normalmente su valor máximo, pero es conveniente consultar siempre el manual del mismo ya que hay algunos en que es a un determinado valor, por ejemplo 10x.

Los visores FFP no son indicados para disparos a cortas distancias, ya que la retícula se ve realmente pequeña en niveles bajos de aumentos, con lo que es muy difícil calcular el número de subtensiones sobre un objetivo, algo que todavía se complicará más si es usado en zonas densas de vegetación o arbustos, ya que este fondo nos dificultará todavía más ver bien la retícula sobre por ejemplo el animal a abatir.

Son por tanto especialmente indicados para caza donde son frecuentes por orografía o modalidad los tiros a larga distancia, también en usos militares donde la necesidad de realizar cálculos para asegurar un disparo han de ser rápidos y se dan situaciones de estrés y para competiciones de precisión. Es en estas circunstancias donde la simplicidad en el cálculo de distancias es un valor crítico o incluso de vida o muerte donde los FFP encuentran su mejor acomodo.

Por el contrario aquellos usuarios que practican modalidades de caza en distancias por debajo de los 200 m o cazando por encima de esta longitud prefieren no complicarse con cálculos y usan un telémetro láser, seguirán usando los visores SFP.

TORRETAS

Ahora que ya tenemos claro el sistema de medida, veamos cómo se utilizan en las torretas de un visor para corregir los impactos que realicemos con el rifle. Pero antes vamos a ver qué es lo que sucede cuando giramos en un sentido y otro, para entender bien su funcionamiento.

reticles

El objetivo de las torretas es variar hacia donde apunta el visor en relación con el arma sobre el que va montado. Vamos a explicarlo mejor, supongamos que usamos un potro de tiro amarrado al suelo y el rifle atado al potro y realizamos un disparo. A continuación miramos a través del visor, veremos con toda probabilidad que el impacto no coincide con el centro de la cruceta de nuestra retícula, salvo que estuviese calibrado o puesto a cero para esa distancia. Supongamos que no coinciden, lo que deberemos hacer para seguir disparando a esa distancia y que coincidan ambos es mover nuestra retícula a la posición del impacto, girando la torreta superior para corregir la altura y la torreta en el lateral derecho para corregir la deriva a izquierda o derecha.

¿Qué sucede dentro del visor cuando giramos las torretas?

Si nos referimos a visores modernos estándar el sistema de funcionamiento es el que podemos observar en la imagen, dentro del mismo está un tubo denominado “tubo erector” que bascula o cabecea en el interior del tubo del visor, en la medida que lo empujemos con un tornillo que se encuentra en el interior de la torreta. Es decir, al igual que un tornillo con un destornillador avanza hacia dentro o hacia el exterior según lo giremos en un sentido o en otro. Como el tubo erector se apoya sobre un fleje o muelle de retorno cuando recogemos “el tornillo” varía su posición por la presión del mismo. Este principio de funcionamiento es idéntico para la torreta lateral derecha.

Hay algunos visores especiales para muy larga distancia que no tienen tubo erector, lo que se mueve es el visor sobre un chasis especial fijado por unas bases especiales al arma. Alguno se preguntará el porqué. Sencillamente porque el tubo erector puede elevarse hasta cierto punto dentro del tubo, en algún momento hará tope. Supongamos que queremos hacer disparos por encima de un 1,5 km, puede ser que la caída no pueda ser corregida para ese calibre y arma con un visor estándar, para eso existen este tipo de visores especiales, donde las torretas están integradas en chasis. También es posible usar tu visor estándar con uno de estos chasis externos. La técnica consiste en “congelar” el visor, llevamos el tubo erector al centro mecánico y lo dejamos fijo, lo “congelamos”, eliminamos las torretas de ajuste de serie y lo montamos en un chasis de ajustes externos.

Existen también soluciones mixtas, con visores estándar sobre anillas que permiten la regulación de la elevación adicional, son soluciones para poder dotar de mucha elevación a visores que internamente disponen de poca. Son muy poco empleadas por la poca precisión que ofrecen en conjunto, al multiplicar el error.

Tubo erector dentro visor

La numeración y los “clicks” de las torretas

Ahora que ya sabemos que son las torretas y cómo funcionan internamente necesitamos saber cuánto las tenemos que girar para corregir nuestro disparo. Para eso tenemos la numeración que aparece serigrafiada en la misma, cada marca que aparece en ellas representa un click. Las graduaciones se corresponderán con uno de los sistemas de medición angular que hemos visto anteriormente, es decir pueden estar graduadas en MOAs o MILIRADIANES, más específicamente en fracciones de estos sistemas de medida. En las torretas en MOAs lo más habitual es que cada marca se corresponda con ¼ (0,25) MOAs, pero las hay con ajuste más fino de hasta 1/8 (0,125) MOAs o más “grueso” ½ (0,50) MOAs. Todo dependerá de la orientación del visor, si es táctico, caza o está pensado para las competiciones de precisión, donde se necesita correcciones más finas.Existen otros fraccionamientos, como 1/3 o 1/6 pero son muy poco habituales.

En el caso de los MILIRADIANES el fraccionamiento más habitual es 1/10 (0,1) MILs aunque las hay de 1/20 (0,05) MILs que son las habituales en visores para muy larga distancia.

Estas correcciones se corresponderán con unas proyecciones de longitud según a la distancia donde se encuentre nuestro blanco. Por ejemplo a 100 m, un click de una torreta graduada en 0,1 MILs representará una corrección de 1 cm, si el blanco estuviese a 200 m.ese mismo click representará una corrección de 2 cm. Si estamos hablando de una torreta graduada en ¼ de MOAs a 100 m un click representará una corrección de 0,7272 cm y a 200 m serán 1,4544 cm. Parece lógico, sobre todo para aquellos que hemos sido formados con el sistema métrico decimal y lo seguimos usando en nuestra vida diaria, que nos encontremos más cómodos y operemos más rápido de cabeza con torretas en MILs. En cualquier caso la tendencia de francotiradores y deportistas de precisión es precisamente el empleo de MILs frente a MOAs.

Ahora que hablamos de clicks, otro aspecto interesante de las mismas, es el número de MOAs o MILs que son capaces de corregir por vuelta completa, en inglés “over travel”.Esto condicionará lógicamente el tamaño o mejor dicho del diámetro de la rueda giratoria que es la torreta. Tener muchos o pocos clicks por vuelta determinará el número de vueltas máximo que puede dar nuestra torreta en directa relación con el máximo cabeceo o deriva del tubo erector y por tanto de capacidad de corrección. En general muchos clicks por vuelta permiten operar más rápidamente aunque hace que estén muy juntos haciendo que la sensibilidad de la misma aumente. Para un uso de precisión pura son mejor las torretas con menos clicks por vuelta y para un uso táctico donde se requiere inmediatez de acción con una precisión no tan apurada las torretas con más clicks por vuelta. También existen torretas con doble rueda de giro para un ajuste superfino, una vez corregido el click más próximo a la corrección modificamos el incremento del mismo.

Por último citar las torretas personalizadas o balísticas o BDC, cuya graduación es específica para un arma y cartucho, donde normalmente lo que encontraremos serán distancias como graduación. Supuestamente sabiendo la caída de nuestra munición a diferentes distancias podremos corregir rápidamente si sabemos a qué distancia se encuentra nuestro objetivo. Por ejemplo, hacemos un cálculo con la retícula sabiendo el tamaño del objetivo o mejor aún usamos un telémetro y marcamos la distancia en la torreta. Particularmente le veo inconvenientes, en tanto en cuanto la munición comercial, aun siendo la misma que empleemos siempre varía bastante según el lote, como pude comprobar sólo hace unos días disparando con un Remington 700 a 200 m. y donde de un lote a otro, la misma munición varió casi 2 cm en su caída. Recargando siempre que usemos los mismos componentes y seamos muy precisos, tendremos un comportamiento más uniforme y constante de la misma, aunque tampoco estamos exentos de pequeñas diferencias en las características de quemado de la pólvora entre lotes. Estas torretas “a medida” se pueden encargar a algunos fabricantes o podemos recubrir la graduación de nuestras torretas con pegatinas más o menos profesionalmente hechas.

Finalmente comentar que existen torretas que permiten prefijar distancias, es decir tienen un sistema que permite prefijar posiciones o “presets” en la misma para una determinada combinación munición, rifle y distancia, son las denominadas “multicero”.

EL PARALAJE

Se denomina paralaje de un visor al error de precisión causado si la visión no está perfectamente centrada en el visor. Si el ojo no está exactamente alineado en el eje óptico del visor, puede existir una diferencia entre la cruz de la retícula y el punto de impacto deseado. Es decir que tendremos error de paralaje si partiendo de una posición de nuestro ojo perfectamente alineada con el eje óptico, al variar ligeramente la posición del mismo moviendo un poco la cabeza, observamos que el la retícula se mueve ligeramente variando aparentemente el punto de impacto sobre el objetivo. Tendremos que la retícula y el objetivo se encuentran en dos planos focales diferentes, pudiéndose llegar a verse incluso la retícula desenfocada. Por tanto si existe un error de este tipo y al no tener el ojo perfectamente alineado con el eje focal, se producirá un fallo al disparar sobre lo que creemos es el punto de impacto.

Pegatina balística casera para torreta

Para corregir este error, los visores de precisión con gran cantidad de aumentos pensados para disparos a larga distancia, traen un corrector de paralaje. Suele ser una rueda situada normalmente en el lateral izquierdo del visor, la llamada tercera torreta, aunque también puede estar situada como un anillo en el tubo cerca de la lente frontal, en este caso no deberemos confundirlo con el anillo de enfoque del ocular. Girando la rueda de corrección de paralaje haremos coincidir ambos planos, enfocaremos el visor con el objetivo, es como si posásemos la retícula sobre el objetivo. Técnicamente lo que hacemos al girar esa rueda es mover una lente interna para que la imagen se enfoque en la retícula.

RESUMEN

Los visores son posiblemente los grandes desconocidos del mundo de las armas, su progresiva tecnificación y avances no han hecho más que acrecentar ese desconocimiento o avanzar en su infrautilización. En el reportaje hemos obviado hablar de características críticas como son la calidad y tratamientos de las lentes ópticas, la captación de luz, la mecánica interior, el diámetro del tubo, etc. Ya que nuestra intención ha sido mostrar como operar con ellos sobre todo si practicáis el tiro o el rececho a larga distancia.

ARMAS.ES

Putin: Militares rusos derribaron 50 drones cerca de la base aérea de Jmeimim en los últimos meses

Putin: Militares rusos derribaron 50 drones cerca de la base aérea de Jmeimim en los últimos meses

El presidente de Rusia Vladímir Putin durante una rueda de prensa en Estambul, Turquía, el 27 de octubre de 2018.
Maxim Shipenkov / Pool / Reuters

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, señaló este sábado durante una rueda de prensa tras la reunión con los líderes de Turquía, Alemania y Francia que los sistemas de defensa en la base aérea rusa de Jmeimim, en Siria, destruyeron decenas de aparatos no tripulados cerca de sus instalaciones durante los últimos meses.

“En el último mes y medio o los últimos dos meses nuestras fuerzas de defensa antiaérea derribaron cerca de nuestra base en Jmeimim 50 aeronaves”, afirmó el mandatario ruso.

Además, Putin declaró que Moscú está dispuesta a ayudar a Damasco en caso de provocaciones en la provincia de Idlib. “Rusia se reserva el derecho de brindar apoyo efectivo a las acciones decisivas del Gobierno sirio para eliminar este foco de amenaza terrorista”, aseveró.

Este 27 de octubre en la ciudad turca de Estambul se celebró una cumbre sobre el conflicto sirio con la participación de los líderes de Rusia, Alemania, Francia y Turquía. Los mandatarios intercambiaron opiniones sobre el avance del proceso de solución política en Siria, pasos para fortalecer la seguridad y la estabilidad, con el objetivo de crear las condiciones para el regreso de los refugiados.

actualidad.rt.com

Un paso más: las mujeres británicas podrán acceder a cualquier puesto en el ejército

Foto: Las mujeres ganarán peso en el ejército británico (EFE/MOD: Rebecca Brown)
Las mujeres ganarán peso en el ejército británico (EFE/MOD: Rebecca Brown)

En noviembre de 2016, las primeras unidades de combate del ejército del Reino Unido abrieron sus puertas a las mujeres. Fue la Royal Armoured Corps, la unidad encargada del manejo de los tanques, quien dio el primer paso. En estos dos años, 35 mujeres han servido ya en esa unidad o, al menos, han sido entrenadas para hacerlo.

Ahora, el secretario británico de defensa, Gavin Williamson, ha anunciado que todos los puestos del ejército estarán disponibles para mujeres. Esa medida se traducirá en que, desde este momento, puedan examinarse para entrar en la infantería o en la marina, la Royal Marines, o incluso en las fuerzas especiales conocidas como las SAS.

Williamson, en declaraciones a la BBC, asegura que están “expectantes ante la llegada de las mujeres a las SAS y a los servicios especiales de la marina. El valor que aportarán y el impacto que tendrá su llegada hace que todas las unidades del ejército estén deseando su llegada”.

Kat Dixon es la primera mujer de su regimiento encargada de disparar en los tanques. Sirve en la Royal Wessex Yeomanry y se unió a la reserva hace dos años y medio: “No quiero ser una pionera, pero quiero que la gente siga adelante. Creo que las mujeres tienen mucho que ofrecer. Si tienes los requisitos necesarios, nada debería limitarte, siempre que reúnas esos mismos requisitos que el resto de personas”.

Dixon asegura que superar las pruebas “es un desafío para las mujeres, pero no es insuperable”. Sin embargo, no todos piensan en este sentido. Richard Kemp, un oficial retirado, cree que esta nueva política “costará vidas. Mi experiencia es que si tienes un equipo de hombres con una o dos mujeres, puede provocar divisiones. No echo la culpa a las mujeres, pero cualquier cosa que debilite al equipo costará vidas”. La igualdad de género, un paso más cerca.

 

elconfidencial.com

 

El príncipe de las sombras (y de Khashoggi)

El príncipe saudí Mohamed Bin Salman. RICARDO Y REY

Su madre, desterrada de Riad; sus primos, cazados por mercenarios; un juez, al que envió un sobre con una bala; el primer ministro libanés, secuestrado…

Fue presentado como el joven que modernizaría Arabia. Y ahora es sospechoso de estar tras el crimen medieval de Khashoggi

Un presunto miembro del comando que asesinó al periodista saudí estuvo en España con Bin Salman

El hijo de Yamal Khashoggi abandona Arabia Saudí

Cuando en el suave invierno saudí de hace tres años, Mohamed bin Salmanirrumpió en escena, fueron muchos los que buscaron perplejos la biografía de un príncipe desconocido que ni siquiera había cumplido los 30 años. Su fulgurante ascenso -inusual en el reino ultraconservador- fue, sin embargo, resultado de un calculado asalto al poder.

Durante la década anterior, el joven se había transfigurado en una sombra de su padre, el actual monarca Salman, por aquel entonces gobernador de Riad, la capital saudí. Fue allí, al abrigo del calor paterno, cuando se convirtió en su mano derecha, en el asesor al que protegió y con el que eliminó cualquier límite. «Nació de una madre beduina, es el preferido de su padre y se malogró cuando era un niño», resume una fuente con amplio conocimiento de los pormenores de la corte saudí que exige anonimato por miedo a represalias.

En la semana en la que el aún príncipe heredero se ha colocado en el foco de la polémica por sus múltiples conexiones con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consultado saudí de Estambul, Crónica reconstruye el periplo vital de Bin Salman, cuyo mandato casi profético de dirigir la Arabia Saudí del futuro está amenazado por una sucesión de acciones abruptas y violentas que han hecho sonar las alarmas en Occidente.

Sus ‘travesuras’ de niño

En cambio, para la vasta familia real, con más de 5.000 miembros bendecidos por el maná de un sueldo mensual, Bin Salman nunca fue un príncipe cualquiera. Sus «travesuras» de infancia y adolescencia ya habían llegado a sus oídos.

«Hay dos historias muy conocidas en Riad. La primera sucedió cuando Bin Salman tenía ocho años. Acudió junto a sus amigos a un supermercado. Iban todos vestidos de uniforme militar. Y armaron un escándalo en el establecimiento de tal nivel que la seguridad llamó a la policía. El agente que trató de restablecer el orden fue castigado por el padre del príncipe», narra la citada fuente.

El segundo pasaje ocurrió años después, cuando el muchacho litigaba con superar la pubertad y se dedicaba a pedir dinero entre la realeza. Hambriento de petrodólares, se le ocurrió confiscar el preciado terreno de un particular, que opuso resistencia. El caso acabó en los tribunales y el juez optó por frustrar la ambición de Bin Salman.

Decidido en su empresa, el príncipe no dudó en remitir una carta al magistrado que se había interpuesto en su camino. El sobre contenía una amenazante bala. «Cuando el funcionario se quejó ante su padre, Salman le sugirió que se quedara callado», comenta la garganta profunda que en los últimos años ha ido divulgando y pronosticando con acierto el devenir del reino.

El treintañero que gobierna de facto el mayor exportador de petróleo del mundo creció en un complejo palaciego de Riad, entre los muros de una mansión habitada por su madre Fahda y sus cinco hermanos, y agasajado por un séquito de medio centenar de súbditos, entre cocineros, mayordomos, jardineros y conductores. En las lindes de la vivienda se erguían otros tres palacetes, dedicados a albergar a las otras tres esposas de Salman y al resto de su descendencia.

Bin Salman asistió a la escuela más exclusiva de Riad y se ganó pronto la admiración de sus compañeros de pupitre, a los que solía invitar a fastuosas fiestas en el desierto durante los fines de semana.

«Ya sabíamos de él antes de llegar a ministro de Defensa. Su padre le permitió siempre hacer todo lo que quiso. Ni siquiera le recriminó las fechorías extrañas que urdía de pequeño», apunta a este suplemento Saad al Faqih, uno de los más destacados opositores al régimen saudí, desde su exilio londinense. Al Faqih preside el Movimiento para la Reforma Islámica, un veterano grupo que aboga por la separación de poderes, la libertad de expresión y los derechos de la mujer.

“Actúa como un psicópata”

Su infancia entre adultos y próxima al poder -su progenitor gobernó la capital durante 48 años- forjó la demoledora personalidad que describe Al Faqih. «Es un tipo impulsivo y narcisista que actúa como un psicópata y está aquejado del mal de la grandiosidad», desliza.

Y amplía: «Es impulsivo porque toma decisiones sin calcular las consecuencias. Sólo tiene en cuenta los resultados directos. Es narcisista porque considera que lo sabe todo y no tiene nada que consultar a nadie. La gente tiene que rendirle culto. Es un psicópata porque carece de emociones y empatía. Sólo se mueve por sus instintos, su rabia, sus deseos de revancha y sus miedos. Desconoce lo que es la compasión y el amor. Está enfermo de grandiosidad porque se cree infalible. Está convencido de que hará algo que jamás nadie ha hecho antes. Quiere ser el primer trillonario de la historia».

Su retrato mesiánico casa con las sombras que proyectan sus resoluciones desde que en enero de 2015 el óbito de Abdalá dejara expedita la ruta de Salman hacia el trono. En mayo de aquel año, meses después de su llegada a palacio, el monarca apartó a su hermanastro Muqrin -junto a él, el último de los hijos vivos de Abdelaziz, el fundador de la monarquía- de la primera línea sucesoria. Su caída en desgracia fue un pequeño seísmo.

Desde la muerte en 1953 del patriarca de la saga, seis de sus vástagos -tuvo 42 varones y 56 féminas, fruto de su relación con más de un centenar de mujeres- habían gobernado los designios del país. La salida de Muqrin confirmó el ocaso de una generación e inauguró la controversia sobre el porvenir, controlado por los Sudairis, los miembros de la familia real que descienden de la unión del fundador con Hassa Ahmed al Sudairi, su esposa preferida.

Mohamed bin Nayef, primo y entonces poderoso ministro de Interior, fue nombrado príncipe heredero. Bin Salman fue situado segundo en una carrera que quedó finiquitada dos años más tarde. El 20 de junio de 2017, se consumó el golpe palaciego que le catapultó.

Aquella noche el monarca citó a su primo en un palacio de La Meca y le obligó a renunciar a sus cargos de príncipe heredero y ministro de Interior. Tras negarse, Bin Nayef permaneció horas incomunicado. Sus escoltas fueron relevados por la guardia de Bin Salman.

Los miembros del Consejo de Lealtad -un órgano establecido en 2006 con el fin de resolver los asuntos de sucesión- recibieron vía telefónica una carta escrita en nombre del rey por asesores de su hijo en la que se alegaba como motivo de su destitución la salud de Bin Nayef, supuestamente enganchado a los analgésicos desde que sobrevivió en 2009 al ataque de un terrorista suicida.

A la mañana siguiente, Bin Nayef claudicó y, horas después, se difundió un vídeo en el que el derrotado besaba y abrazaba a su flamante sucesor. Desde su jubilación forzada, ha abandonado la escena pública y permanece vigilado en su palacio de Yeda, a orillas del mar Rojo.

Para entonces, no obstante, Bin Salman había ido esquilmando sus prerrogativas, ampliando un poder hoy omnímodo. En 2015 su padre le puso al frente de la cartera de Defensa -desde la que ha unificado unas fuerzas de seguridad divididas hasta ahora en tres ministerios dirigidos por distintos príncipes-; le nombró viceprimer ministro; le entregó las riendas de la petrolera estatal Aramco, un gigante que prepara su privatización parcial; y le encomendó la faraónica tarea de diversificar la economía de una nación «adicta al petróleo». Su aparición ha estado ligada a la etapa más turbulenta del reino.

En marzo de 2015 emprendió una guerra contra el grupo rebelde chií de los hutíes, cuya campaña de bombardeos indiscriminados ha segado más de 10.000 vidas civiles y provocado la «mayor crisis humanitaria del planeta», según la ONU, con la propagación del cólera y la hambruna.

La guerra en Yemen

En junio de 2017 Riad lideró la imposición de un insólito bloqueo a Qatar que aún permanece en vigor y que no ha logrado el ansiado cambio de emir. «Su personalidad le llevó a comenzar la guerra en Yemen, dictar el bloqueo de Qatar, diseñar el secuestro del primer ministro libanés Saad Hariri u ordenar la detención de sus primos», evoca Al Faqih.

El pasado noviembre otros dos incidentes urdidos por Bin Salman sacudieron la corte. Hariri, citado en palacio, fue retenido y obligado a anunciar su dimisión en una disparatada alocución televisiva. La inusual unidad de los partidos libaneses y las presiones del presidente francés Emmanuel Macron frustraron un plan que amenazaba con desestabilizar la tierra de los cedros.

El otro sobresalto sucedió a principios de aquel mes, cuando Bin Salman ejecutó una presunta purga anticorrupción que durante semanas confinó a alrededor de 200 personas -entre ellas, decenas de príncipes y magnates- en el hotel Ritz-Carlton de Riad.

Mercenarios colombianos

Los detenidos fueron cazados en redadas efectuadas en sus domicilios durante la noche con la participación de mercenarios colombianos. «Son miembros del ejército o la policía colombianas que pertenecían a las fuerzas especiales y son experimentados en combate contra grupos terroristas. Pasaron al retiro aquí y tuvieron esta opción de trabajo», confirma a este suplemento el general Jaime Ruiz, presidente de la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares de Colombia. «Son gente joven con espíritu de aventura y edades comprendidas entre los 25 y los 35 años, que allí ganan mucho de lo que podrían obtener aquí».

Ni siquiera su familia más cercana se ha salvado de su ira. Su madre Fahda, tercera esposa de Salman y progenitora de seis de sus 13 retoños, lleva más de tres años sin ver a su cónyuge por orden expresa de su hijo. Se hallaba bajo arresto domiciliario en un palacete de Riad pero recientemente fue trasladada al suroeste de Arabia Saudí, alejándola aún más de su marido, también enfermo.

Pocos datos han trascendido de la vida privada de Bin Salman, más allá de su matrimonio hace una década con su prima Sara Bint Mashur bin Abdelaziz. Tienen cuatro vástagos: los príncipes Salman y Mashur y las princesas Fahda y Nura. Se rumorea, además, que tiene una segunda esposa en secreto.

«Le gustan mucho dos cosas: las mujeres y los videojuegos», señala el opositor Ghanem Dosari. Amante de Japón y la tecnología, predica la austeridad pero no escatima en lujos propios como la compra de Serene, un superyate de 500 millones de dólares, o de un castillo a las afueras de París.

Licenciado en Derecho por la Universidad Rey Saud, es uno de los contados príncipes que han sido formados en el extranjero. Rey de facto del país, ha emprendido megaproyectos como la construcción de una serie de ciudades futuristas en islotes del mar Rojo o de un inmenso parque temático en plena desierto.

«Para los saudíes, es el futuro, la voz del cambio. Es una persona humilde e inspiradora», apunta Islam Zwin, un empresario que profesa fe ciega en el príncipe.

El crimen de Jamal Khashoggi, negado primero y más tarde reconocido por Riadha redoblado el culto a su figura en los confines del país cuya ideología de Estado es el wahabismo, una radical interpretación del islam que ha amueblado el ideario de organizaciones como Al Qaeda.

«No quiero participar en la campaña contra él de los medios occidentales», replica Osman el Omair, un magnate y periodista próximo a Bin Salman cuando recibe la llamada de Crónica.

Una multimillonaria inversión en lavado de imagen internacional ha tratado de presentarle como un reformista empeñado en «regresar al islam moderado». Un filón para las agencias de relaciones públicas occidentales que, sin embargo, han acabado desnudando sus políticas.

«El asesinato de Khashoggi ha puesto en entredicho esa narrativa», opina el pariente de un disidente encarcelado en el reino que rehúsa proporcionar su nombre. «Bin Salman dijo que apoyaba las reformas sociales pero atacó y encarceló a los reformistas. Aseguró apoyar el islam moderado pero hostigó a los musulmanes moderados y prometió impulsar las reformas económicas pero envió a la trena a los principales economistas», agrega.

La estrecha amistad trabada con Donald Trump y su yerno Jared Kushner le había proporcionado hasta ahora un apoyo incondicional a sus acciones. Las primeras pesquisas del homicidio del reportero –descuartizado por un comando de 15 saudíes, según fuentes de la investigación turca y cuyo cadáver no ha sido localizado aún- dirigen la acusación hacia Bin Salman y han alimentado las cábalas sobre un posible recambio en la figura de su hermano Jaled, embajador en EEUU, o algún otro miembro de la realeza.

“El obediente ejecutor”

Para alejar su implicación, Riad destituyó el pasado fin de semana a Saud al Qahtani, su más fiel escudero, que reconocía hace unos meses ser simplemente «el obediente ejecutor de las órdenes de su señor». En unas supuestas grabaciones realizadas en el consulado, el asesor destronado lanza a los verdugos una orden en referencia a Khashoggi: «Traedme la cabeza de ese perro».

El columnista del Washington Post, exiliado desde el verano de 2017, se había convertido en un hueso duro de roer. «Sus artículos le elevaron a un nivel en el que podía interpelar directamente a Mohamed Bin Salman. Sabía que el Gobierno le seguía pero nunca consideró que corriera peligro, especialmente estando en otro país», murmura Maggie Mitchell, amiga personal del periodista.

El jueves Salah, el primogénito del periodista que había permanecido retenido en Arabia Saudí desde hacía 11 meses, aterrizó en Washington. Antes de subir al avión, sufrió el trance de cruzar un apretón de manos con el omnipresente Bin Salman.

Quienes le conocen coinciden en que el príncipe heredero, llamado a ser un rey longevo, luchará hasta el último aliento para que su destino dorado no cambie.

ELMUNDO.ES