El Pentágono advierte sobre las “bombas de pulso electromagnético” de los estados rivales

alt

El ejército estadounidense teme un posible ataque de pulso electromagnético (EMP) en un momento en el que países como “Corea del Norte, Rusia e Irán están desarrollando armas especiales”. Los analistas, ven a través de esta llamada, una nueva campaña de demonización de los “enemigos” promovida por el Pentágono.

“El ejército de EEUU advierte al gobierno contra las bombas EMP de Rusia, Irán y Corea del Norte, que podrían derretir centrales nucleares, cerrar la red eléctrica durante 18 meses y eliminar a millones de estadounidenses”, afirmó la Universidad de la Fuerza Aérea de EEUU.

El informe, publicado por la Fuerza Aérea de EEUU, revela que el país no está preparado para enfrentarse a un posible ataque que podría acabar con hasta el 90% de la electricidad de la costa este y provocar un caos total.

“Sobre la base de todos los datos disponibles, un ataque con bombas electromagnéticas podría representar una amenaza para EEUU”, afirma el informe de 2018.

“Corea del Norte, Rusia, Irán y EEUU han desarrollado tales armas”, advierte el informe, “lo que significa que EEUU debe comenzar a prepararse para tal posibilidad”.

Las bombas EMP son una emisión de ondas electromagnéticas de amplitud breve y muy alta que pueden destruir muchos dispositivos eléctricos y electrónicos y bloquear las telecomunicaciones. Si EEUU fuera alcanzado por una bomba de este tipo, la electricidad se cortaría completamente, todas las armas electrónicas se destruirían y los circuitos de enfriadores de los reactores nucleares se apagarían, causando una explosión de los mismos, lo cual liberaría una nube radiactiva y obligaría a desplazarse a 4,1 millones de personas que viven en estas zonas, según el informe.

El Pentágono suele publicar periódicamente informes alarmistas que hablan de armas poderosas en poder de otras potencias con el fin de sembrar temor y obtener más fondos para su presupuesto.

ELESPIADIGITAL.COM

Científicos de Siberia desarrollan una aleación innovadora

alt

Un grupo de investigación especializado en fabricación de materiales de la Universidad Federal de Siberia (UFS), junto con especialistas de la empresa rusa de aluminio, Rusal, desarrollaron una aleación de aluminio y magnesio con adición de escandio y circonio de alta resistencia y bajo coste.

La particularidad del material obtenido es la presencia de una cantidad mínima de escandio en la aleación.

El escandio es un metal ligero de color plateado. Incluso en cantidades reducidas, aporta a las aleaciones de aluminio una mayor resistencia al desgaste y a la corrosión.

Las aleaciones con escandio, que reducen la masa de las estructuras y la cantidad de metal requerida para su fabricación, se destacan por un alto nivel de propiedades mecánicas. Se suelda bien, son ideales para ser usados en la industria aeroespacial, naval y automovilística, para fabricar material rodante ferroviario y estructuras de construcción. No obstante, su empleo hoy en día está limitado por el alto coste del escandio, cuyo contenido en las aleaciones asciende a 0,25-0,30%.

“Las nuevas aleaciones del sistema Al-Mg, con un contenido mínimo de escandio, desarrolladas por encargo del consorcio Rusal, permitirán reducir notablemente los costes de producción gracias a un uso ahorrativo de los aditivos ligantes”, explica el profesor titular del Departamento de Producción por Fundición del Instituto de Metales No Ferrosos y Ciencia de Materiales de la UFS, Alexandr Bezrúkij.

El experto precisó que la nueva tecnología para obtener las barras de las aleaciones en cuestión, planas y de grandes dimensiones, con el método de fundición semicontinua en las plantas de Rusal, permitirá dar luz verde a la producción de piezas prefabricadas de calidad y por un precio asequible, lo cual ampliará notablemente el mercado de los productos de Rusal.

El plazo mínimo de vida de las estructuras de aluminio asciende a 80 años. El aluminio no pierde sus propiedades entre —80°C y 300°C, cualesquiera que sean las condiciones climáticas. Las construcciones de este material no tienen riesgo de incendio y conserva sus propiedades a temperaturas bajas.

Con valores de resistencia comparables, las estructuras prefabricadas de aluminio pesan dos veces menos que las de acero. Por eso el aluminio es insustituible en la construcción de los edificios altos y rascacielos. El reducido peso de los puentes levadizos de aluminio aligera la parte mecánica, minimiza los contrapesos dando más lugar a la fantasía de los arquitectos.

Un vagón de carga de aluminio pesa tres veces menos que el de acero y es mucho más duradero perdiendo en 40 años de servicio solo un 10% de su valor. Los cascos de buques marinos modernos se fabrican con aluminio marítimo (con un contenido de magnesio entre un 3% y un 6%). Se caracterizan por una alta resistencia a la corrosión tanto en agua dulce como salada.

Según los cálculos de los especialistas, el gasto del ligante por tonelada de la aleación desarrollada se ha reducido en 2,5 veces. De ahí que los costes de producción de una tonelada de esta nueva aleación disminuyan en más de 3.000 dólares.

Según Alexandr Bezrúkij, el uso industrial de las aleaciones de aluminio y escandio de momento se limita a algunos sectores de la industria aeroespacial y militar. “Confiamos en que entre los próximos cinco y diez años la demanda de las aleaciones desarrolladas crezca. Constituirá, por cierto, uno de los pasos hacia la sustitución de los productos con valor añadido importados por los nacionales”, señaló.

ELESPIADIGITAL.COM

Israel y su apoyo al yihadismo internacional

alt

Richard Galustian

El complejo juego de Israel con grupos terroristas yihadistas se amortiza a medida que más y más estados africanos buscan a Israel para su protección.

A principios de este año, y con poca publicidad, el ministro de Defensa israelí, MosheYaalon explicó la posición oficial de Israel sobre el terrorismo

“Me gustaría ver que ISIS gobierne toda Siria (por inferencia, toda la región – RG ); ISIS y sus ramificaciones no representan una amenaza para el Estado israelí. ¡Irán sigue siendo el principal enemigo!”

Ya’alon estaba siendo poco sincero, pero el pensamiento detrás de sus palabras es en realidad bastante claro a partir de las palabras mismas. En pocas palabras, el énfasis implacable de Israel en la supuesta amenaza de Irán es simplemente una táctica de desviación destinada a ocultar la ejecución continua del proyecto “Gran Israel”.

Ya’alon agregó:

“Irán es un régimen deshonesto con proyección a una hegemonía regional. Hezbolá es el poder de Irán, con la capacidad de declarar la guerra. Irán cuenta actualmente con infraestructura terrorista en cinco continentes: Asia, África, Europa y en América del Sur y del Norte”.

El último comentario de Ya’alon se refiere a Irán como un régimen deshonesto. Sin embargo, los experimentados observadores de Medio Oriente obviamente dudarán después de leer la totalidad de sus comentarios y se preguntarán si a la luz de ellos quizás Israel y los Estados Unidos son los que deben considerarse regímenes deshonestos en lugar de Irán o cualquier otro, aparte de obviamente el aliado incondicional de Israel y Estados Unidos, el odioso régimen saudí.

Funcionarios israelíes de alto rango han hecho muchos comentarios similares de esta naturaleza, pero uno en particular se destaca. Este es un discurso pronunciado en la Conferencia de Herzliya por el jefe de inteligencia militar de Israel, el mayor general HerziHalevy. Tomó la posición de larga data de Israel de que “prefiere ISIS” al Gobierno sirio en su totalidad, declarando abiertamente que Israel no quiere ver a ISIS derrotado en ninguna guerra. Como se publicó en el sitio NRG en idioma hebreo, propiedad del conglomerado del periódico Maariv, el mayor general Halevy en realidad expresó preocupación por las recientes ofensivas contra ISIS, expresando preocupación porque las ofensivas militares en los últimos tres meses habían colocado a ISIS en la situación “más difícil” que ha conocido desde su inicio o al menos desde su declaración de un califato.

No hace falta decir que la mayoría de las personas no son conscientes de que el General de División Halevy se ha convertido en un portavoz de ISIS.

Entonces ¿qué está pasando?

La respuesta corta es que el verdadero “juego” en la región está siendo jugado por y en nombre de los intereses israelíes. Se acaba de proporcionar una pista indirecta, pero muy reveladora, gracias a la relación recientemente desarrollada entre Israel y Chad. Chad, ubicado al sur de Libia en el Sahara, enfrenta una montaña de dificultades con las que Israel puede ayudarle. Estas van desde la extrema escasez de agua hasta que Chad se encuentra en la línea del frente en la lucha de África contra el terrorismo islamista, ya sea en la forma de ISIS, al-Qaeda o BokoHaram. Esto explica el motivo de la reciente visita a Israel del presidente de Chad, IdrissDéby, efectuada 46 años después de que el exlíder de Libia, Muammar Gadafi, presionó a Chad para que rompiera relaciones diplomáticas con Israel en 1972, un paso que Chad tomó incluso antes de que se produjera la gran ola de países africanos que rompían relaciones diplomáticas con Israel, lo que ocurrió después de la Guerra Árabe-Israelí de YomKipur en 1973.

Chad rompió relaciones diplomáticas con Israel en 1972 porque creía que ganaría más al forjar vínculos estrechos con la Libia de Gadafi que al mantener vínculos con Israel. Obviamente desde la caída de Gadafi ese cálculo se ha modificado.

Sin embargo otra razón, obviamente no reconocida, es casi con certeza la preocupación de Chad de que pueda enfrentarse al mismo tipo de terrorismo islamista que Siria ha sufrido recientemente. Después de todo, si los funcionarios israelíes pueden admitir públicamente el apoyo de facto de Israel al terrorismo islamista en Siria, ¿por qué debería ser diferente con Chad?

Así que la conclusión es que Chad, y sin duda muchos otros países de la región, se encuentran necesitando la ayuda de Israel para protegerse del monstruo de Frankenstein del terrorismo islamista mundial que las políticas israelíes y estadounidenses han convocado. Esto equivale al clásico chantaje de protección a países como Chad que buscan que Israel los “proteja” de la amenaza islamista que las propias políticas israelíes y estadounidenses crean.

Dado que esto es así y dado el grado de que la propagación de grupos terroristas islamistas en Medio Oriente y en el norte de África en realidad sirven a los intereses de Israel y Estados Unidos, simplemente no tiene sentido buscar en Israel y los Estados Unidos una “solución” a la situación. El problema lo causan ellos. Ciertamente no se encontrará tal solución en Palermo, sitio de las últimas conversaciones de paz en Libia. No se encontrará ninguna solución de este tipo mientras el “fraude de la protección” sirva tan bien a los intereses regionales de Israel. De hecho, la visita de Déby a Jerusalén, al igual que la avalancha de otros países africanos que restablecen las relaciones con Israel, muestra el espectacular éxito del “engaño de la protección”.

En vista de esto, no debería sorprender que todos los intentos de cambio sean furiosamente resistidos. Así, en los EE.UU. la “Ley para detener armamento para los terroristas” propuesta a principios de 2017 por el Representante TulsiGabbard y el Senador Rand Paul, que buscaba prohibir el uso de fondos del Gobierno de EE.UU. para brindar asistencia a grupos terroristas como Al Qaeda, JabhatFateh al-Sham, ISIS y demás y para aquellos países que apoyan a estas organizaciones, previsiblemente se encontraron con un muro de oposición. A partir de noviembre de 2017, solo 14 de los 435 miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos estaban preparados para copatrocinar el proyecto de ley con Gabbard, mientras que en el Senado, Rand Paul no pudo encontrar ningún copatrocinador.

De hecho no hay posibilidad de que el proyecto de ley, al menos en la forma propuesta por Gabbard y Rand Paul, sea aprobado dados los vínculos extremadamente estrechos entre Estados Unidos e Israel.

Conocidos los fuertes sentimientos que muchos en los EE.UU. tienen sobre el terrorismo islamista, con los recuerdos del 11-S aún frescos, uno podría suponer que esto sería un enorme escándalo. Sin embargo, como es previsible, ni los medios estadounidenses ni los medios globales parecen estar interesados ​​en absoluto.

¿Para qué Ucrania provoca a Rusia?

alt

Tony Cartalucci*

Rusia se ha incautado de tres buques militares ucranianos que violan su territorio cerca del Puente de Crimea recién completado en Rusia. El incidente es una clara provocación llevada a cabo por Kiev y posiblemente diseñada por los patrocinadores occidentales de Kiev, especialmente los de Washington y Londres.

De hecho, a los buques militares ucranianos se les permite pasar del Mar Negro al Mar de Azov siempre que notifiquen de antemano a las autoridades rusas. El Mar de Azov, según un acuerdo conjunto firmado por Kiev y Moscú en 2003, se considera aguas internas de Ucrania y Rusia.

Con la finalización del Puente de Crimea que conecta la Crimea rusa con el resto del territorio ruso a través del Estrecho de Kerch, las medidas de seguridad han aumentado de manera comprensible.

Según los medios estatales rusos, los buques militares ucranianos han observado previamente el protocolo acordado al transitar el Estrecho de Kerch con buques militares. Pero para llevar adelante la provocación, optaron por no hacerlo en este momento.

TASS explicaría en su artículo titulado ” Los tres buques de la Armada de Ucrania que violaron la frontera de Rusia detenidos en el Mar Negro “, que:

El FSB [Servicio de Seguridad Federal de Rusia] destacó que Ucrania estaba al tanto del procedimiento para el paso de los buques de guerra por el mar territorial de Rusia y el Canal Kerch-Yenikale. “Ellos ya han utilizado ese procedimiento para el paso”, dijo.

Este incidente es solo el más reciente en medio de las crecientes tensiones en el Mar de Azov.

Las tensiones en el mar de Azov no son nuevas

Las tensiones se han estado gestando desde que el régimen de Ucrania respaldado por la OTAN tomó el poder en 2014. Artículos en los medios de comunicación occidentales y conferencias patrocinadas por la OTAN anteriores al choque más reciente cerca del Estrecho de Kerch se han obsesionado con destruir los tratados anteriores firmados por Kiev y Moscú con respecto al uso del Mar de Azov, así como la militarización del Mar de Ucrania, particularmente en lo que respecta a reafirmar alguna ilusión de control sobre la Crimea rusa.

En agosto de este año, Radio Free Europe Radio Liberty (RFE / RL) del Departamento de Estado de EE. UU. en un artículo titulado “ Mar de problemas: Azov emergió como ‘Tinderbox’ en el conflicto entre Rusia y Ucrania ”, admitiría que Ucrania estaba aumentando su presencia militar y no solo calificó el acuerdo de 2003 con respecto al uso conjunto del Mar de Azov como  “controvertido”, sino que también admitió que ha habido llamadas dentro de Ucrania para  “romperlo”.

En octubre de este año, el “nuevo centro de Europa –  una ONG financiada por el gobierno de los Estados Unidos (páginas 32 y 33, .pdf) que pretende “aumentar el apoyo de las perspectivas europeas y euroatlánticas de Ucrania entre los líderes de opinión y funcionarios de la UE y la OTAN “- realizó un evento titulado,” Tratado con Rusia sobre Azov: ¿Cómo debería actuar Ucrania? 

El Centro de Nueva Europa resumiría afirmando:

Kiev debe explorar ampliamente el tema de la denuncia del Acuerdo entre la Federación de Rusia y Ucrania sobre la cooperación en el uso del mar de Azov y el estrecho de Kerch desde 2003, pero en general este acuerdo no corresponde a los intereses de Ucrania.

El consenso entre los “expertos” financiados por Estados Unidos fue que Kiev debería denunciar el acuerdo, pero no tenía medios para seguir adelante con su deseo de presionar a Rusia para que saliera del Mar de Azov o cambiar el status quo actual de manera significativa al denunciar el acuerdo. .

Debe recordarse que Ucrania disfrutó plenamente del uso conjunto del Mar de Azov y de todos los beneficios económicos y estratégicos de hacerlo hasta el golpe de estado en 2014. A través de una serie de heridas autoinfligidas, el nuevo régimen en Kiev ha sido expulsado a propósito. Los intereses comerciales rusos se paralizaron como un punto de tránsito de energía desde Rusia hacia el resto de Europa, y ahora ha complicado su propio acceso al Mar de Azov, en contra de Rusia y por el bien de Washington y en beneficio de Ucrania o incluso de aquellos que mandan en Kiev.

La existencia del propio Puente de Crimea, que de hecho limita el número y el tamaño de los buques de carga que pueden transitar a puertos ucranianos y rusos en el Mar de Azov, no habría sido necesaria si Kiev no hubiera elegido ser representante de Washington, Londres y Bruselas.

¿Por qué Ucrania está declarando la ley marcial ahora?

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, utilizó el incidente para proclamar la ley marcial. The Guardian en un artículo titulado “El presidente de Ucrania propone una ley marcial después de que Rusia se apodere de los barcos “, afirmaría:

Los parlamentarios ucranianos votaron el lunes sobre la propuesta del presidente Petro Poroshenko después de un gabinete de guerra de emergencia el domingo por la noche. Poroshenko dijo que la propuesta estaba destinada a propósitos defensivos y no implicaría una declaración de guerra.

Sin embargo, es desconcertante saber por qué Poroshenko está proponiendo la ley marcial  dentro de Ucrania, por un incidente que ocurrió en el mar, y especialmente considerando a Poroshenko, a otros en Kiev y sus partidarios occidentales que afirman constantemente a lo largo de los años que Ucrania ya está sufriendo una supuesta invasión rusa en sus oblasts más orientales.

Poroshenko, durante su discurso en la Asamblea General de la ONU de 2018, iría tan lejos como para pedir una misión de mantenimiento de la paz de la ONU para restaurar la integridad territorial de Ucrania de lo que él denominó explícitamente  “agresión rusa” , informaría RFE / RL .

Por lo tanto, o bien Poroshenko miente sobre la agresión rusa, de lo contrario, ¿por qué no habría estado Ucrania bajo la ley marcial desde hace mucho tiempo? O el gobierno de Poroshenko organizó esta provocación en el Estrecho de Kerch específicamente para declarar la ley marcial para él y para sus patrocinadores occidentales atendiendo a  razones políticas.

¿A dónde vamos?

Para Poroshenko, la ley marcial significa retrasar las elecciones que puede perder si se lleva a cabo según lo programado.

Para los patrocinadores occidentales de Kiev, tal escalada teóricamente ejerce presión sobre Moscú, particularmente en un momento en que los intereses de Estados Unidos en Siria han sufrido reveses permanentes debido a la intervención de Rusia allí. También invita a excusas para nivelar las sanciones contra Rusia, y posiblemente incluso abra la puerta a una mayor presencia militar de Estados Unidos, Reino Unido y Europa dentro del territorio ucraniano.

El thinktank financiado por las corporaciones financieras de la OTAN, el Consejo del Atlántico, en un post titulado “La contienda entre Rusia y Ucrania calienta el mar de Azov: ¿ecos de la guerra de Rusia con Georgia? ”Prescribiría una lista de respuestas que esperaba ver en reacción a lo que era esencialmente una provocación ucraniana.

Dichas respuestas incluyeron la venta de equipo militar de Ucrania, para gran emoción de los patrocinadores de la industria de defensa del Consejo Atlántico, entre ellos Raytheon y Lockheed Martin, el envío de buques de guerra estadounidenses al Mar de Azov, que tanto Ucrania como Rusia reconocen como “aguas internas”, “No” aguas internacionales “, y una propuesta de  ” congelación completa de activos al menos al principal banco ruso “, hasta que Ucrania tenga permiso para continuar con su militarización del Mar de Azov.

Sin embargo, tales provocaciones ya son un signo de debilidad suprema tanto de parte de Ucrania como de los patrocinadores occidentales de Ucrania, incluida la OTAN.

También está el hecho de que el régimen actual que ocupa Kiev fue llevado al poder no a través de elecciones, sino a través de un violento golpe de estado organizado por Washington, Wall Street, Londres y Bruselas.

Los intentos de condenar la reacción de Rusia ante el golpe de 2014 son consecuencia de la soberanía de Ucrania o de que la reunificación de Crimea a Rusia es una violación de la integridad territorial de Ucrania cuando el cambio de régimen en Kiev en 2014 ya eliminó a ambos, ha agotado la credibilidad que Occidente necesita para completar la última etapa de su agenda en Ucrania.

El orden internacional de Washington – basado en  “el poder puede ser correcto” ahora es contraproducente ya que Washington descubre que ya no es el  “más poderoso”. Sin embargo, un hegemon temerario y menguante es más peligroso. Ucrania y sus patrocinadores occidentales carecen de los medios diplomáticos, económicos y militares para presionar a Rusia de una manera moderada e incrementada, dejando solo los empujes imprudentes y, por lo tanto, la posible provocación de un conflicto verdaderamente catastrófico como alternativa.

Para Rusia, el tiempo está de su lado. Más que proteger sus intereses y proteger a la gente de la Federación Rusa y de aquellos que usan el Mar de Azov, incluidos los que residen en la Crimea rusa, Moscú se enfrenta a la ocupación a tiempo completo de evitar los embates de Washington y evitar que la competencia geopolítica agresiva y cada vez más mortal se transforme en la guerra catastrófica.

*investigador y escritor geopolítico en Bangkok

Profesora sueca envía mercenarios armados para rescatar del Estado Islámico a uno de sus estudiantes

Profesora sueca envía mercenarios armados para rescatar del Estado Islámico a uno de sus estudiantes

Un miembro de las fuerzas de seguridad iraquíes hace guardia en Mosul (Irak), el 19 de abril de 2017.
Muhammad Hamed / Reuters

Charlotta Turner, profesora de química de la Universidad de Lund, en Suecia, rescató a uno de sus estudiantes de doctorado y a su familia de un área de violencia del Estado Islámico en Irak, al enviar allí un equipo de mercenarios, reporta The Local.

En 2014, la docente recibió un mensaje de texto de su estudiante iraquí Firas Jumaah, que advertía que no podría terminar su tesis. El hombre –que pertenece al grupo etno-religioso de los yazidíes, perseguido violentamente por el EI– explicó que estaba en una zona donde había yihadistas y que se escondía con su familia en una fábrica fuera de uso.

“No tenía ninguna esperanza por entonces, estaba desesperado”, explicó ahora Jumaah a la prensa. “Solo quería contarle a mi supervisora lo que estaba sucediendo. No tenía idea de que un profesor pudiera hacer cualquier cosa por nosotros“, agregó.

Sin embargo, la reacción de Turner fue ayudar a su estudiante en peligro. “Lo que estaba pasando era completamente inaceptable”, dijo. “Me enojé tanto de que el EI estuviera entrando en nuestro mundo, exponiendo a mi estudiante de doctorado y su familia a esto, e interrumpiendo la investigación”.

La profesora se puso en contacto con el jefe de seguridad de la universidad, Per Gustafson, quien a su vez contrató a una empresa de seguridad para que llevase a cabo una operación de rescate. Unos días después, en la zona donde se escondía Jumaah irrumpieron dos vehículos con cuatro mercenarios fuertemente armados, que se lo llevaron con su su familia al aeropuerto de Erbil.

“Fue un evento único”, comentó Gustafson. “Que yo sepa, ninguna otra universidad ha estado involucrada en algo así“, señaló.

En Suecia, Jumaah completó su doctorado y ahora trabaja para una empresa farmacéutica en Malmo. Se reporta que la familia ya ha pagado casi por completo a la universidad por los mercenarios contratados.

FGÇ@didicikit

İsveç Lund Üniversitesi analitik kimya profesörlerinden Charlotta Turner, IŞİD tarafından köyü işgal edilen ezidi doktora öğrencisi Firas Jumaah ve ailesini okula paralı asker ve teçhizat kiralatarak kurtarmış. Olay 4 yıl önce gerçekleşmiş ama yeni haberimiz oluyor. Vay be😮

actualidad.rt.com

Geopolítica Austral y conciencia territorial

Carlos A Fernández  y José M. Damsky

Introducción / Contexto histórico político

Hacia la mitad del siglo XIX, Tocqueville anunciaba que el futuro de la política internacional iba a definirse entre EEUU y Rusia, dado por el impulso, impronta expansionista y extensión de ambos países. Al caer el muro de Berlín y cuando varios autores anunciaban el fin de la historia y el comienzo de una era liberal, signada por un mundo único, vemos desde el comienzo del siglo XXI, como Rusia ingresó otra vez a la escena de la política mundial, en el marco de un mundo multipolar.

Carl Schmitt, realizó una interpretación de la lucha por el dominio mundial a través de la historia donde dividió a las naciones territoriales, que basan su poder a partir de un espacio físico extenso, y las naciones marítimas más proclives al comercio, y a la expansión imperialista.

Por su parte Mackinder, sostuvo que quién controle Eurasia- el corazón -, controlará el mundo. Zona central para el dominio del mismo, es una región central de Rusia y Ucrania, dado por los recursos naturales que conforman un corredor de comunicación entre Europa y Asia. Inmerso espacio que llamó la “isla mundial” (África, Asia y Europa) donde se encuentran inmensos territorios y la mayor población mundial. A raíz de esto, recomendaba a Gran Bretaña que impida cualquier espacio geopolítico unificado entre Rusia y Alemania, hecho que fue el signado por todo el siglo XX y lo que lleva del siglo XXI. Asimismo, la función del imperio la cumplió los EEUU, y la URSS la función de potencia terrestre.

Kennan y Spykman, fueron conformando la doctrina de la contención para que ese corazón del mundo estuviera aislado y fuera controlado a través obstaculizar  las salidas a los mares y los puntos marítimos estratégicos, primero, por parte de la URSS y ahora por parte de Rusia.

En esta lucha por el poder, Suramérica queda al margen de la disputa en el concierto internacional. Menciona el geopolítico británico, que los recursos del subcontinente son un factor desequilibrante en esta lucha, y la historia le da la razón al ser un espacio geopolítico constitutivo del bloque capitalista liderado por EEUU, vencedor de la Bipolaridad.

A partir del fin de la URSS, la OTAN extendió su influencia hacia el este europeo y cambió su objetivo apoyando la intromisión de EEUU en Serbia, Irak, Afganistán, hasta que le llegó el turno de Osetia del Sur, apoyada por Rusia y librándose de pertenecer a Georgia que es un espacio de influencia OTAN.

Así se empezó a conformar un acuerdo de potencias Euroasiáticas y el espacio de los denominados BRICS, asomando una forma de multipolaridad, que Brzezinski anuncia como la mejor forma de llevar adelante un gobierno mundial (con prevalencia de EEUU).

En medio de esta lucha por el poder internacional, entre un atlantismo anglo-norteamericano y una estrategia terrestre con eje en Eurasia, Suramérica ha sido mencionado como factor determinante, pero sumado a la posición de un integrante de la OTAN con fuerte presencia en el Atlántico sur y en las islas Malvinas, por lo que nos abre otro terreno de análisis regional.

La Argentina no solo es una porción de esa Suramérica que advierte Mackinder, como factor desequilibrante en la disputa por el poder, también es el vínculo hacia el continente Antártico, última región virgen de un mundo que requiere de recursos energéticos en grandes cantidades.

La Antártida es el continente que tarde o temprano se ocupara para extraer los recursos que requieran las potencias, para ello, es necesario mantener la presencia en el continente, realidad que Argentina fue esquiva, producto de la crisis de los medios y del financiamiento del instrumento militar.

A partir de la Batalla de Malvinas, las FFAA se fueron reduciendo producto de las bajas presupuestarias y de la indiferencia del pueblo argentino a causa de la impopularidad de las mismas, a partir de la conflictividad social y de la función que tuvieron durante la segunda mitad del siglo XX. La percepción del pueblo argentino acera de las FFAA, en el marco de una sociedad en permanente segmentación, nos lleva a detenernos en una serie de consideraciones…

La dimensión psico-social de la geopolítica

La idea central de la ponencia hace referencia a la necesidad que tiene nuestro país, de pensar e implementar un Proyecto Nacional de forma acabada. Para lo cual es imprescindible que éste proyecto, incorpore en la reflexión y en la práctica, a la totalidad de nuestro territorio y en particular, de nuestro sur austral. Sur, que comienza en la mismísima Patagonia. El problema principal que tenemos los argentinos cuando de geopolítica se trata, es el debilitamiento de nuestro poder nacional.

Esto es, la capacidad de decidir de manera soberana nuestro futuro, de planificar y ejecutar políticas de desarrollo que involucren al conjunto de nuestra población. Se trata de decidir acerca del destino de nuestros recursos naturales y que todo nuestro territorio físico formen, junto a su población, una única unidad estatal.

Con un estado que carece de pensamiento estratégico, nuestra sociedad no tiene conciencia de la importancia de nuestra extensión territorial y de la falta de control y de soberanía que tenemos sobre una porción nada desdeñable de ella.

Las divisiones políticas, las mezquindades personales y la fractura social, llevan a incrementar los obstáculos para que sea posible recuperar la senda del desarrollo y de una mayor autonomía como nación en el mundo.

A la falta de conciencia territorial, se suma la generalización de un sentimiento anti-militarista que juega-en el largo plazo-, en contra de restablecer las bases de una conciencia nacional. Esta conciencia nacional hunde sus raíces en la amalgama que se produce a principios del siglo XIX, entre las milicias no profesionales y la población del Río de La Plata, que supo fundirse en ocasión de las invasiones inglesas.

Ese déficit en la conciencia nacional se vincula tanto a la profundización de ese sentimiento anti-militarista mencionado más arriba y a nuestras divisiones internas….En el origen de nuestra nacionalidad, el pueblo en su accionar y hasta el momento las fuerzas de milicias no profesionales, acaecido durante las invasiones inglesas, conforman el núcleo del ser argentino, (Ernesto Palacio 1900-1979).

Sin desconocer los hechos que explican la grieta producida entre el pueblo y sus fuerzas armadas: (el bombardeo a la Plaza de Mayo en 1955, la participación de las FFAA en la década del ´70; el movimiento cara pintadas, etc.), fue quizás con la derrota de la batalla de Malvinas en donde se ahondó con mayor profundidad, la distancia entre pueblo y FFAA, a pesar de la primer etapa de apoyo popular al desembarco en nuestra islas, en 1982.

El debilitamiento del poder nacional, se expresa en todas sus dimensiones. En lo aquí nos interesa, es en el campo ideológico-cultural, en donde la conciencia colectiva ha sido desdibujada. La conciencia nacional refiere al sentido de pertenencia a una comunidad. Es al mismo tiempo, parte del sistema de valores esenciales que se comparten en el seno de la vida de un pueblo. La conciencia nacional, se basa en un conjunto de percepciones y de representaciones simbólicas vinculadas a realidades objetivas y materiales.

Necesitamos recuperar esa suerte de masa crítica de conciencia nacional. Es una tarea que requiere de una decisión política, de una insubordinación ideológica y cultural. Requiere de una ciencia-al decir de Fermín Chávez-, de una nueva ciencia del pensar, esto es, de una epistemología propia.

“El problema hegemónico que se nos plantea a los trabajadores de la cultura en la periferia, es el de la reelaboración del sujeto y del objeto oscurecidos, condicionados o engrisados, en el mejor de los casos. De ahí el reclamo primordial de otra epistemología”.

Este debilitamiento del poder nacional, no es solo un problema argentino, sino que responde a este momento de la era hegemónica del capital financiero, en donde los estados nacionales son un obstáculo para la valorización financiera y para imponer un determinado orden cultural global. Más precisamente, esta etapa se caracteriza por el despliegue de las guerras de cuarta generación. Guerras que sintetizan elementos de la guerra de guerrillas, guerras de baja intensidad, asimétricas. Involucrando a grupos minoritarios fundamentalistas, terrorista, religiosos, contra estados nacionales, por eso asimétrica.

En el marco de esta nueva concepción de la guerra no convencional, también en este siglo XXI, se despliega la llamada guerra suave o blanda. En cualquier caso, significa en este tipo de guerras, ponderar los aspectos psicológicos, involucrando más a la población civil. En este tipo de concepción juegan un papel importante los aparatos culturales estatales y privados y los medios de comunicación.

Estos medios de comunicación, se han complejizado con las transformaciones tecnológicas de este siglo. La TV, la radio, y los periódicos conviven con las redes sociales, internet, Facebook, etc.

En última instancia, el poder se plasma, y sus resultados se materializan en la psique de cada uno de los individuos y de la mente como proceso general de manipulación psicológica.

Particularidades en el presente de lo que dimos en llamar geopolítica de la mente

Toda situación de guerra desde el fondo de la Historia, contempla el trabajo psicológico hacia las fuerzas propias o las del enemigo. Este procedimiento se profundizó a partir de la segunda guerra mundial. En situación de paz, la cultura, la educación y los medios de comunicación, operan con la misma lógica cuando se trata de imponer determinados intereses (Para este trabajo, hoy también se utiliza al poder judicial)

Se trata de homogeneizar la gran diversidad y heterogeneidad que contiene la vida humana en cada una de las personas y en la sociedad en su conjunto. Esta homogeneización del comportamiento humano que exige la disputa por el poder, se instrumenta a través de una serie de dispositivos. En el presente, dada la naturaleza y características de la tecnología, ha cambiado cualitativamente.

La tecnología de hoy, sus dispositivos (Big data, focus group, encuestas, Facebook, etc.), forman una especie de panóptico digital, cuya finalidad consiste en singularizar los mensajes. Esto quiere decir que en un proceso eleccionario, una guerra o cualquier disputa en la sociedad que se proponga incidir en las decisiones e influir en las voluntades, la acción intencional  estará orientada hacia lo más particular del individuo. La homogeneización lograda hasta el presente para imponer, estimular o generar un deseo, o emoción que direccione las voluntades, se ha transformado en un conjunto de mensajes cuya tendencia es lograr y llegar a cada individuo en particular.

En este contexto debemos mencionar las características que presenta la posición geográfica de la Argentina y como sus recursos pueden ser útiles para la colonización antártica.

Argentina país llave antártico

Desde la visión de los geógrafos británicos, la Antártida empieza en la Patagonia dado que representa “una daga que apunta al polo sur geográfico”, una forma de expresar que la cercanía de la región al continente forma una misma unidad espacial.

Es sabido que la distancia más corta a la Antártida es desde la Patagonia, inclusive de algunos lugares, ésta se encuentra más cerca del Polo Sur geográfico que de Buenos Aires. No solo la distancia es vital, pues se observa que las Islas Malvinas, hoy bajo dominio británico, tiene el mismo posicionamiento y desde allí se realizan las operaciones antárticas británicas, sean tanto marítimas como aéreas.

La particularidad que tiene la región austral continental es que puede ser un centro de producción para lograr abastecimiento logístico para la colonización y que esta sirva en la extracción de recursos.  Otro elemento importante relacionado a la cercanía es que la península antártica es la zona de penetración de menor resistencia para ingresar con un rompehielos, siendo otro elemento para abaratar costos.

La posición de las bases británicas en los espacios australes son varias y realizan una suerte de “contención”, dado que rodean al continente sobre todo en el sector de disputa con la República Argentina, sumado también desde ésta mirada, la pista del británico multimillonario Joe Lewis en la zona de Puerto Lobos, al norte de la región patagónica.

Es una situación parecida a la política de contención que se desarrolló contra el Pacto de Varsovia, pues se buscó aislar a la URSS su salida al mar, pero en este caso es a la inversa, aparenta ser una forma de impedir el ingreso de elementos argentinos, y con mejores proyecciones británicas hacia el continente.

Pero sin dudas, en esta competencia Argentina, por su posición y recursos lleva una ventaja sustancial, pero la realidad política no representa la naturaleza geográfica, pues la debilidad del instrumento militar hace que merme las operaciones antárticas.

De esta forma se combinan la falta de infraestructura militar naval y aérea, una marina mercante acorde a las necesidades geopolíticas y el enorme espacio geopolítico patagónico inexplotado; pero como contra cara, en el Atlántico sur, un lugar provisto de riquezas que se la apropian otros intereses ajenos a los nacionales estatales o privados.

Pero el elemento clave en este concepto es el regreso a las políticas llevadas a cabo al principio de la década del 50’ entre los países del cono sur, Argentina y Venezuela, dado que ambos estados necesitan ingresar en un planteamiento de cooperación, dada a las necesidades geográficas continentales del cual cada uno depende del otro, en competencia con una potencia extranjera en el área de reclamación en el sector antártico.

Isla suramericana: Paraguas antártico.

Desde hace varias décadas, la tecnología y comunicaciones han hecho que las distancias se acortaran y el conocimiento sea mayor sobre tierras remotas, desde esta perspectiva se fueron construyendo bloques para fortalecer posiciones y los estados que predominan son los estados/continentes.

En lo que se refiere a nuestra región, varios fueron los intentos, pero la incidencia de factores externos y principalmente la miopía de la dirigencia política suramericana han impedido crear un espacio geopolítico, siendo la fuerte conexión desde lo cultural e histórico, inclusive desde la óptica territorial.

Observamos como el desarrollo integracionista de la última década se está contrayendo con la prácticamente inexistencia del UNASUR, donde se estaba llevando a cabo una serie de medidas que podrían revitalizarse con el tiempo y proyectar poder en diferentes direcciones.

Sin entrar en los elementos culturales, para la integración suramericana para crear un espacio geopolítico más amplio y de esta forma concentrar poder, se detalla los siguientes elementos:

  1. La integración de las ecúmenes del pacífico y atlántico suramericanos a través de las comunicaciones hidrográficas, complementándola con la construcción de Ferrocarriles, estableciendo como punto central de comunicación la región boliviana de Santa Cruz de la Sierra por ser la base del altiplano, conexión con la cuenca del plata y la cuenca del Amazonas.
  2. La revitalización del RAPAL para el desarrollo de actividades antárticas en conjunto estableciendo cooperación entre los estados, partiendo de la base de las políticas futuras antárticas.
  3. El desarrollo del Banco del Sur con el objeto ayudar a eliminar la dependencia financiera y sobre todo para la proyección de poder de los países de la región, sobre todo hacia el sur.
  4. El desarrollo del UNASUR es vital para desarrollar un sistema de defensa común y esto no solo se observa desde la perspectiva territorial del subcontinente, sino también para proyectar poder, en el caso de Brasil no solo la defensa del amazonas dentro de su territorio, sino también proteger sus recursos en el Atlántico (en competencia con el Reino Unido) , en el caso de Chile lograr que obtenga Pacífico sur desde la isla de Pascua y sus costas continentales y en lo que respecta a la Argentina la proyección al Atlántico sur y Antártida.

Conclusión

Ahora bien, las acciones primero tienen que ser pensadas, y por tal motivo se encuentran en el campo de la mente, pero no solo sobre la conducción, sino sobre las naciones.

En el caso específico de Argentina tiene que resolver primero la relación entre la cultura civil y la cultura militar, dado que los símbolos patrios y la Defensa de la soberanía nacional son percibidos como un problema solo de militares; y por otro lado, la geografía debe ser pensada desde la historia, pues no se logra ocupar un territorio sin que exista un proceso político/histórico.

A su vez, es necesario que el Estado Argentino acumule poder estableciendo espacios geopolíticos en el sur, en primera instancia con la región suramericana, pero teniendo presente la costa oriental del atlántico para aumentar este espacio.

En el marco de la lucha entre los bloques de la OTAN y el Euroasiático, liderados respectivamente por EEUU y China que se encuentran en medio de una guerra comercial, Argentina no tiene que volver a pensarse occidental por tener origen europeo en gran parte de sus habitantes por cuando pertenecemos a la periferia de occidente. Con lo cual, no significa volcarse hacia algún bloque en particular, sino más bien, disminuir las dependencias y contrabalancear donde ellas existan. Nuestro destino está junto con América del Sur.

NOTAS

1 CARL SCHMITT, Tierra y Mar: una reflexión sobre la historia, Ediciones Sieghels, Buenos Aires, Argentina, 2015.

2 HALFORD MACKINDER, “El Pivote Geopolítico”, https://revistas.ucm.es/index.php/GEOP/article/viewFile/36331/35205Consultado 30 de diciembre de 2017, 20:00 hs.

3 HALFORD MACKINDER, “El Pivote Geopolítico”, https://revistas.ucm.es/index.php/GEOP/article/viewFile/36331/35205Consultado 30 de diciembre de 2017, 20:00 hs.

5 ZBIGNIEW BRZEZINSKI, “El Gran Tablero Mundial: La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos”, Editorial Paidós ibérica, Madrid, España, 2015.

6Fermín Chávez, Epistemología para la periferia, UNLa, Colección Pensamiento Nacional. Argentina, noviembre de 2012

7 Ver, Gene Scharp, Portal internet RT: Cómo ejecutar un golpe suave en cinco pasos

La Batalla del Atlántico sur de 1982 dejó claramente demostrado que las FFAA argentinas perdieron de vista que no eran un factor de poder para el bloque OTAN y la misma estaba representado por EEUU y Gran Bretaña, de esta forma se perdió claridad estratégica llevando a incurrir en errores de ese nivel.