Estados Unidos prepara una guerra entre ‎latinoamericanos‎

alt

Thierry Meyssan

Los partidarios de la doctrina Cebrowski van moviendo sus peones. Si ‎se ven obligados a renunciar a sus guerras en el Medio Oriente ampliado, las llevarán ‎a la Cuenca del Caribe. El Pentágono está planificando el asesinato de un jefe ‎de Estado electo democráticamente, así como la ruina de su país, y está tratando de socavar la ‎unidad de Latinoamérica. ‎

Al intervenir, en noviembre, ante la comunidad anticastrista en el Miami ‎Dade College, el consejero de seguridad nacional John Bolton denunció la «troika de tiranía que ‎se extiende desde La Habana a Caracas, pasando por Nicaragua, y que está causando ‎inmensos sufrimientos humanos, creando enorme inestabilidad regional y la génesis de una ‎sórdida cuna del comunismo en el hemisferio occidental». ‎

John Bolton, hoy consejero de seguridad nacional de Estados Unidos, ha reactivado el ‎proyecto del Pentágono para la destrucción de los Estados en los países de la Cuenca del Caribe. ‎

A raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el entonces secretario de Defensa ‎estadounidense, Donald Rumsfeld, creó una Oficina de Transformación de la Fuerza (Office of ‎Force Transformation) y designó al almirante Arthur Cebrowski para dirigirla. El almirante y ‎su Oficina tendrían como misión adaptar las fuerzas armadas de Estados Unidos a su nueva ‎misión en tiempos de globalización financiera. Se trataba de cambiar la cultura militar ‎estadounidense para emprender la destrucción de las estructuras de los Estados en los países de ‎las regiones no conectadas a la economía globalizada. ‎

La primera parte de ese plan fue sembrar el caos en el «Medio Oriente ampliado» o «Gran ‎Medio Oriente». La segunda etapa debía ser hacer lo mismo en la «Cuenca del Caribe». ‎El plan preveía la destrucción de una veintena de países insulares o con costas en el Mar Caribe, ‎exceptuando sólo Colombia, México y, de ser posible, algunos territorios británicos, ‎estadounidenses, franceses y holandeses en esa región. ‎

En el momento de su llegada a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump se opuso al plan ‎Cebrowski. Como podemos ver, al cabo de 2 años Trump ha logrado solamente prohibir que el ‎Pentágono y la OTAN dotaran de un Estado (el Califato) a los grupos terroristas que les sirven de ‎herramienta, pero sin lograr por ello que renunciasen a seguir manipulando el terrorismo. Si bien ‎Trump ha logrado reducir la tensión en el Gran Medio Oriente, también es cierto que las guerras ‎no han cesado en esa parte del mundo, aunque han perdido intensidad. ‎

En cuanto a la Cuenca del Caribe, Trump ha puesto límites al Pentágono al prohibirle toda ‎operación militar directa. ‎

En mayo de 2018, la periodista argentina Stella Calloni sacaba a la luz una nota del almirante Kurt ‎Tidd, comandante en jefe del SouthCom –el “Comando Sur” tristemente célebre en ‎Latinoamérica. En aquel documento, el jefe del “Comando Sur” estadounidense exponía abiertamente los medios ‎desplegados contra Venezuela [1]. ‎

Otra intentona desestabilizadora se desarrolla simultáneamente contra Nicaragua y la tercera, ‎que sería más bien la primera, comenzó hace medio siglo contra Cuba. ‎

Varios análisis anteriores nos llevaron a la conclusión de que la desestabilización de Venezuela, ‎iniciada con las llamadas guarimbas, continuada con el intento de golpe de Estado del 12 de ‎febrero de 2015 (Operación Jericó) [2] y con los posteriores ataques contra la moneda venezolana y la organización de una ‎emigración masiva, estaba llamada a desembocar en la realización de operaciones militares [3] desde Brasil, ‎Colombia y Guyana. En agosto de 2017, Estados Unidos y sus aliados incluso organizaron ‎maniobras multinacionales con traslado de tropas [4]. La próxima llegada al poder en Brasilia –en febrero ‎de 2019– del proisraelí Jair Bolsonaro puede llegar a hacer posible esa previsión. ‎

alt

En uniforme militar, Hamilton Mourao, próximo vicepresidente de Brasil, junto ‎al presidente electo Jair Bolsonaro.‎

En efecto, el próximo vicepresidente de Brasil será el general Hamilton Mourao, cuyo padre tuvo ‎un papel importante en el golpe de Estado proestadounidense de 1964. El propio Hamilton ‎Mourao ya se había destacado por sus declaraciones contra los presidentes Lula Da Silva y Dilma ‎Roussef. En 2017, Mourao había declarado –en nombre de la logia Gran Oriente de Brasil– que ‎ya era hora de dar un nuevo golpe de Estado militar. Ahora, este personaje va a convertirse en ‎vicepresidente de Brasil, como acompañante del presidente electo Bolsonaro. Y en una entrevista ‎concedida a la revista Piaui, no se le ocurrió nada mejor que anunciar el próximo ‎derrocamiento del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el despliegue en ese país de una ‎fuerza de «paz» brasileña. Ante la gravedad de esas palabras de su ya designado vicepresidente, ‎el presidente electo Bolsonaro se apresuró a rectificar, asegurando que nadie quiere guerra ‎con nadie y que su vicepresidente hablaba demasiado. ‎

En todo caso, en una conferencia de prensa realizada en Caracas el 12 de diciembre de 2018, ‎el presidente Maduro reveló que el consejero de seguridad nacional estadounidense John Bolton ‎está a cargo de la coordinación entre el equipo del presidente de Colombia, Iván Duque, y el ‎equipo del vicepresidente brasileño. ‎

Denunció también que un grupo de 734 mercenarios se entrena actualmente en Tona (Colombia) ‎para disfrazarse con uniformes venezolanos y perpetrar un ataque contra instalaciones militares ‎colombianas, lo cual crearía el pretexto para una guerra de Colombia contra Venezuela. ‎El ataque de los falsos militares venezolanos se desarrollaría bajo las órdenes del ex coronel ‎Oswaldo Valentín García Palomo, actualmente reclamado por la justicia venezolana como uno de ‎los implicados en el intento de magnicidio dirigido contra el presidente Maduro el 4 de agosto ‎de 2018, durante el aniversario de la Guardia Nacional de Venezuela.

El grupo de mercenarios ‎que está entrenándose en Colombia cuenta con el apoyo de unidades de las fuerzas especiales de ‎Estados Unidos estacionadas en las bases militares estadounidenses de Tolemaida (Colombia) y ‎Eglin (Florida, Estados Unidos). El plan estadounidense incluye la toma por asalto, desde el inicio ‎del conflicto, de 3 bases militares venezolanas en las regiones de Palo Negro, Puerto Cabello y ‎Barcelona. ‎

alt

Aviso de búsqueda y captura emitido por la justicia de Venezuela contra ‎Oswaldo Valentín García Palomo, ex coronel de la Guardia Nacional, por su participación en el ‎intento de asesinato perpetrado contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela. ‎

El consejo de seguridad nacional estadounidense está tratando de convencer a varios países para ‎que no reconozcan el segundo mandato presidencial de Nicolás Maduro, quien fue reelecto en ‎mayo de 2018 y debería iniciar su nuevo mandato el próximo 10 de enero. Es con ese objetivo que ‎los países miembros del “Grupo de Lima” cuestionaron la legalidad de la elección presidencial ‎venezolana, incluso antes de su realización, y prohibieron –por cierto, ilegalmente– la realización ‎del sufragio en los consulados de Venezuela. ‎

Al mismo tiempo, la supuesta crisis migratoria es una superchería más dado el hecho que muchos ‎de los venezolanos que salieron de su país creyendo que encontrarían fácilmente trabajo en los ‎países vecinos ahora, ya desengañados, están tratando de regresar a Venezuela. Pero los países ‎miembros del “Grupo de Lima” les impiden hacerlo, utilizando para ello maniobras tan bajas ‎como prohibir el uso de su espacio aéreo a los aviones fletados por el gobierno de Venezuela para ‎repatriar a esos venezolanos y prohibiendo que crucen sus fronteras los autobuses enviados con el ‎mismo objetivo. ‎

Todo esto parece un remake de los acontecimientos registrados en el Gran Medio Oriente ‎después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Lo importante no son las acciones ‎militares sino la impresión de desorden transmitida por todos estos acontecimientos. Se trata, ‎primeramente, de sumir a la gente –y a la opinión pública internacional– en un estado de ‎confusión que hace posible hacerles creer prácticamente cualquier cosa [5]. ‎

Ejemplo de esto último es el hecho que Venezuela y Nicaragua, dos países que gozaban de una ‎imagen internacional positiva, han pasado a ser considerados –erróneamente y en sólo 5 años– ‎como «Estados fallidos». ‎

En el caso de Nicaragua, nadie se atreve aún a tratar de reescribir la historia de los sandinistas ‎nicaragüenses ni de su lucha contra la dictadura del clan Somoza. Pero, en lo tocante a Venezuela, ‎ahora se da por sentado –como si fuese una verdad que no necesita demostración– que Hugo ‎Chávez fue un «dictador comunista», y se silencia el increíble progreso político y económico que ‎Venezuela alcanzó bajo la presidencia de ese líder, democráticamente electo. Después de crear ‎una imagen que no corresponde a la realidad, será posible actuar contra esos Estados y ‎destruirlos sin que nadie proteste por ello. ‎

El tiempo corre y las circunstancias son cada vez más apremiantes. En 1823, cuando James ‎Monroe decidió cerrar las Américas a la ola colonizadora europea, no imaginó que su doctrina ‎sería interpretada 50 años después como una proclamación del imperialismo estadounidense. De ‎esa misma manera, cuando Donald Trump afirmaba –en la ceremonia de su investidura ‎presidencial– que la época de los «cambios de régimen» había quedado atrás, seguramente ‎no pensaba que los encargados de aplicar su política acabarían traicionándolo. ‎

Y eso es lo que está sucediendo. El 1º de noviembre de 2018, John Bolton, consejero presidencial ‎para los temas de seguridad nacional, declaraba en Miami que Cuba, Nicaragua y Venezuela son ‎la «troika de la tiranía». Sólo un mes después, el 1º de diciembre, el secretario de Defensa de la ‎administración Trump, el general James Mattis, afirmaba en el Reagan National Defense Forum ‎que el presidente electo de Venezuela, Nicolas Maduro, es un «déspota irresponsable» que ‎‎«tiene que irse» [6]. [7]‎

NOTAS

[1] «Plan to overthrow the Venezuelan Dictatorship – ‎‎“Masterstroke” », por el almirante Kurt W. Tidd, Voltaire Network, 23 de ‎febrero de 2018; «El “Golpe Maestro” de Estados Unidos contra Venezuela (Documento del ‎Comando Sur», por Stella Calloni, Red Voltaire, 11 ‎de mayo de 2018.

[2] «Falla el putsch de Obama en Venezuela», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 23 de febrero ‎de 2015.

[3] «El ‎general Jacinto Pérez Arcay considera “inexorable” una invasión contra Venezuela», Red Voltaire, 10 de junio de 2016.

[4] «Grandes ejercicios militares alrededor de ‎Venezuela», por Manlio Dinucci, Il Manifesto (Italia) ‎‎, Red Voltaire, 25 de agosto de 2017.

[5] «Venezuela, una ‎intervención imposible», por Julio Yao Villalaz, ‎‎Red Voltaire, 3 de marzo de 2018.

[6] “Mattis condemns Venezuela’s Maduro as a ’despot’ who has to go”, Reuters, Phil Stewart, 1º de diciembre ‎de 2018.

[7] Esta frase de Mattis es casi una copia al carbón de la que Hillary Clinton repitió ‎durante años como un mantra al referirse a la situación en Siria y al presidente sirio: «¡Assad ‎tiene que irse!». Nota de la Red Voltaire.

El Pacto migratorio calienta la III Guerra Mundial

alt

Jorge Santa Cruz

La Organización de las Naciones Unidas aprobó el documento final del “Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular”, en consonancia con los planes mundialistas de George Soros, Barack Obama, los Clinton, el Partido Demócrata de los Estados Unidos, la Liga Antidifamación, la orden de los Jesuitas y todos los gobiernos subordinados a esta corriente hegemónica.

Luego de dos días de deliberaciones, llevadas a cabo en Marrakech, Marruecos, el 11 de diciembre pasado se firmó el documento final que tiene el aparente propósito de proteger la dignidad e integridad de cualquier persona migrante, pero que implica -en realidad- una nueva fase de la guerra entre el sionismo globalista de Netanyahu/Trump y el mundialismo marxista de Soros, en detrimento de la soberanía de la mayoría de las naciones del orbe.

El punto 7 de la declaración final del “Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular” afirma que se respetará la soberanía de los Estados firmantes, aunque advierte que ninguno puede abordar el tema de la migración en solitario y que cualquiera que sea, tiene obligaciones que cumplir con base en el derecho internacional. (1)

En el caso específico de México, el artículo 1 de la Constitución Política hace obligatoria la aplicación de todo tratado internacional suscrito por el gobierno federal y ratificado por el Senado de la República. Lo dice con las siguientes palabras:

«Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

»Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

»Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.

»Está prohibida la esclavitud en los Estados Unidos Mexicanos. Los esclavos del extranjero que entren al territorio nacional alcanzarán, por este solo hecho, su libertad y la protección de las leyes.

»Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas». (2)

El ejemplo es válido a nivel mundial, porque demuestra cómo se ha ido socavando la soberanía de las naciones a partir del 10 de diciembre de 1948, cuando fue publicada la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU.

El robo de la soberanía de cada nación se ha ejecutado de manera progresiva, a través de tratados internacionales que han sido incorporados a las legislaciones de cada país -con gran paciencia, hay que reconocerlo- por los arquitectos del Nuevo Orden Mundial, a través de sus lacayos domésticos.

Eso de que “se respetará la soberanía de los Estados firmantes”, es una absoluta mentira debido a que ningún Estado puede resolver el tema de la migración “en solitario” (porque el ataque es internacional) y a que todos tienen “obligaciones que cumplir con base en el derecho internacional” (contraídos de manera paulatina, como se explicó en el párrafo anterior).

Más adelante, en el punto 13 del pacto mundial migratorio, se lanza una advertencia a todos los países de la Tierra:

«El presente Pacto Mundial reconoce que la migración segura, ordenada y regular funciona para todos cuando se basa en buena información, se planifica y es objeto de consenso. La migración nunca debería ser fruto de la desesperación, pero, cuando lo es, debemos cooperar para responder a las necesidades de los migrantes que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad y asumir los desafíos correspondientes. Debemos colaborar para crear condiciones que permitan a las comunidades y las personas vivir con seguridad y dignidad en su propio país. Debemos salvar vidas y evitar que los migrantes sufran daño. Debemos empoderar a los migrantes para que se conviertan en miembros plenos de nuestras sociedades, destacar sus contribuciones positivas y promover la inclusión y la cohesión social. Debemos aportar a los Estados, las comunidades y los migrantes una mayor previsibilidad y certidumbre. Para lograrlo, nos comprometemos a facilitar y garantizar la migración segura, ordenada y regular por el bien de todos». (3)

Dicho con otras palabras: todo aquel gobierno nacional que se oponga al mundialismo de Soros, Obama, Clinton y compañía -como el de Bashar al Assad, en Siria- sufrirá el embate de esta alianza multinacional, quienes dicen tener las atribuciones para “crear las condiciones que permitan a las comunidades y las personas vivir con seguridad y dignidad en su propio país”.

El “Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular” oficializa, pues, el intervencionismo mundialista que se aplica en Siria y el manejo geopolítico de las migraciones para influir en las agendas internas de las naciones adherentes, mediante el “empoderamiento” de los migrantes.

¿Qué pasará, por ejemplo, con México? Lo que ya es regla en Europa: la manipulación de las comunidades nativas en beneficio de los migrantes. Para éstos, los servicios sociales serán gratuitos y tendrán toda clase de facilidades económicas y religiosas a costa de los impuestos de las comunidades que los acogen.

La alianza mundial por los migrantes de la ONU, que se presenta como humanista y respetuosa de los derechos humanos, enseña -sin embargo- algunas de sus garras en el punto 33. En los tres primeros incisos se lee lo siguiente:

«a) Promulgar, aplicar o mantener leyes que penalicen los delitos motivados por prejuicios y los delitos motivados por prejuicios con agravantes cometidos contra los migrantes, y formar a los agentes del orden y otros funcionarios públicos para detectar y prevenir esos delitos y responder a ellos, así como a otros actos de violencia dirigidos contra los migrantes, y para proporcionar asistencia médica, jurídica y psicosocial a las víctimas;

»b) Empoderar a los migrantes y las comunidades para que denuncien cualquier acto de incitación a la violencia contra los migrantes informándolos de los mecanismos de recurso disponibles, y velar por que quienes participen activamente en la comisión de un delito motivado por prejuicios contra los migrantes rindan cuentas de sus actos, de conformidad con la legislación nacional, pero respetando al mismo tiempo el derecho internacional de los derechos humanos, en particular el derecho a la libertad de expresión;

»c) Promover un periodismo independiente, objetivo y de calidad en los medios de comunicación, incluida la información publicada en Internet, por ejemplo, sensibilizando y educando a los profesionales de los medios informativos sobre las cuestiones y la terminología relacionadas con la migración, invirtiendo en normas y publicidad sobre la ética del periodismo, y dejando de asignar fondos públicos o apoyo material a los medios de difusión que promuevan sistemáticamente la intolerancia, la xenofobia, el racismo y otras formas de discriminación contra los migrantes, pero respetando plenamente la libertad de los medios de comunicación». (4)

Las anteriores amenazas pretenden paralizar la legítima defensa de los Estados y de las sociedades amenazadas por la infiltración planeada y sistemática de terroristas que se camuflan de inmigrantes forzados. Se trata de una estrategia criminal, de lesa humanidad, que se sustentará en la persecución judicial contra las personas inconformes, y en la censura y aislamiento de los medios de información que, por ser conscientes de tan grave amenaza, difundan noticias y hagan análisis serios del problema de la invasión disfrazada de inmigración.

Otra forma de control será, ¡por supuesto!, la financiera. En el punto 34, los firmantes del pacto migratorio mundial se comprometieron a «invertir en soluciones innovadoras que faciliten el reconocimiento mutuo de las aptitudes, cualificaciones y competencias de los trabajadores migrantes, sea cual sea su cualificación, y promuevan el desarrollo de aptitudes en función de la demanda para optimizar la empleabilidad de los migrantes en los mercados de trabajo formales de los países de destino y en los países de origen a su regreso, así como para asegurar el trabajo decente en la migración laboral». (5)

No se necesita ser sagaz para inferir que Soros y compañía se disponen a prestar enormes cantidades de dinero a los países firmantes, los cuales les pagarán con altísimos intereses y con obediencia política. Tampoco se requiere de mucha ciencia para prever que las naciones que rechacen el modelo serán ahorcadas en sus finanzas.

Es cierto que las migraciones han sido una constante en la historia de la humanidad, pero también lo es que manos extrañas provocan y controlan las migraciones ocurridas en años recientes.

Soros, por ejemplo, financia y organiza la emigración de centroamericanos a Estados Unidos para tratar de forzar la caída del actual presidente Donald Trump -quien sacó de la Casa Blanca a los aliados del especulador judío-húngaro- y para intervenir en los gobiernos de la región.

Vale decir que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, declaró en Marrakech que «México va a cambiar su política migratoria, México va a hacerlos sentir orgullosos del Pacto que hemos adoptado para una migración segura, ordenada y regular. Vamos a cambiar las cosas y por nosotros hablarán nuestros hechos». Sus palabras demuestran el fuerte grado de vinculación que tiene con Soros. (6)

El pacto migratorio mundial tratará de borrar las identidades nacionales haciendo fabulosos negocios. El punto 35 del documento, dice a la letra:

«Nos comprometemos a empoderar a los migrantes y las diásporas para catalizar sus contribuciones al desarrollo y aprovechar los beneficios de la migración como fuente de desarrollo sostenible, reafirmando que la migración es una realidad pluridimensional de gran pertinencia para el desarrollo sostenible de los países de origen, tránsito y destino». (7)

En tanto, en el punto 36 se lee:

«Nos comprometemos a promover envíos de remesas más rápidos, seguros y económicos desarrollando los entornos normativos y reglamentarios propicios que posibilitan la competencia, regulación e innovación en el mercado de las remesas y ofreciendo programas e instrumentos con perspectiva de género que mejoren la inclusión financiera de los migrantes y sus familias. Nos comprometemos además a optimizar el efecto transformador que las remesas tienen en el bienestar de los trabajadores migrantes y sus familias, así como en el desarrollo sostenible de los países, pero respetando al mismo tiempo el hecho de que las remesas constituyen una fuente importante de capital privado y no pueden equipararse a otras corrientes financieras internacionales, como la inversión extranjera directa, la asistencia oficial para el desarrollo u otras fuentes públicas de financiación para el desarrollo». (8)

¿Quiénes controlarán las remesas y harán negocio con ellas? ¡Soros y compañía, por supuesto!, a menos que la facción de Netanyahu y Trump logre impedirlo, para beneficio de su pandilla.

Conclusión:

El pacto migratorio mundial debe entenderse en el contexto de la lucha que libran estas facciones. Ambas persiguen la preponderancia ideológica, económica, política, militar, educativa y mediática.

Hemos hablado del nuevo golpe de Soros; pronto -seguramente- estaremos ocupándonos de la respuesta del Sionismo Global.

Lo cierto es que la humanidad vive la III Guerra Mundial y que su futuro está seriamente comprometido. Muy conveniente será mantener la atención en las potencias china y rusa, por la capacidad que tienen de equilibrar o desequilibrar los diversos escenarios geopolíticos.

Referencias electrónicas:

1. Conferencia Intergubernamental encargada de Aprobar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. “Proyecto de documento final de la Conferencia”. Organización de las Naciones Unidas. http://undocs.org/es/A/CONF.231/3. Recuperado el 17 de diciembre de 2018.
2. Orden Jurídico Nacional. “Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”. Secretaría de Gobernación. Secretaría de Gobernación. http://www.ordenjuridico.gob.mx/constitucion.php. Recuperado el 17 de diciembre de 2018.
3. Conferencia Intergubernamental encargada de Aprobar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. “Proyecto de documento final de la Conferencia”. Organización de las Naciones Unidas. http://undocs.org/es/A/CONF.231/3. Recuperado el 17 de diciembre de 2018.
3. Ibid.
4. Ibid.
5. Ibid.
6. Gobierno de México. “Participa el Canciller en la Conferencia Intergubernamental para la Aplicación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”. Secretaría de Relaciones Exteriores. https://www.gob.mx/sre/articulos/participa-el-canciller-en-la-conferencia-intergubernamental-para-la-adopcion-del-pacto-mundial-…. Recuperado el 18 de diciembre de 2018.
7. Conferencia Intergubernamental encargada de Aprobar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. “Proyecto de documento final de la Conferencia”. Organización de las Naciones Unidas. http://undocs.org/es/A/CONF.231/3. Recuperado el 17 de diciembre de 2018.
8. Ibid.

El último suspiro del califato: ¿resurgirá el ISIS de sus cenizas?

alt

Denis Lukyanov

Hace un año, el Estado Islámico aún representaba un peligro no solo para Oriente Medio, sino para toda la humanidad. Hoy, los restos de esta organización terrorista ocupan un territorio minúsculo en el este de Siria, lugar que por lo demás ya están atacando las fuerzas antiterroristas. La amenaza, no obstante, persiste.

El mundo se quedó atónito por el auge del Estado Islámico —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países— que logró apoderarse de un territorio enorme en las tierras de Siria e Irak gracias a su avance relámpago en 2014.

Fue entonces, en aquella época, cuando quedó claro que los principios de la yihad, que eran la piedra angular del ISIS, tenían como meta expandirse y aterrorizar a la población de las tierras conquistadas a sangre y fuego. Además, los terroristas fieles al Estado Islámico perpetraron numerosos atentados en diferentes puntos del globo.

Esta táctica descarnada hizo que los países afectados anhelaran llevar a cabo su venganza contra los radicales. Uno de esos territorios fue Rusia, que se unió al esfuerzo antiterrorista a finales de septiembre del 2015, después de que el Gobierno sirio de Bashar Asad solicitara ayuda militar.

Mantener el perfil bajo

Las acciones de Rusia y otros países pusieron de rodillas a los yihadistas. Como consecuencia, el territorio controlado por ellos se redujo significativamente. Muchos de sus combatientes murieron, pero los hay que lograron huir.

“Es bien sabido que el ISIS es una organización terrorista muy resistente y con capacidad de adaptación a diferentes circunstancias. Los terroristas están a punto de ser expulsados de Siria de una vez por todas, aunque están por venir batallas en los territorios todavía controlados por los yihadistas del grupo, especialmente en la zona este del país, cerca de la frontera con Irak”, declaró a Sputnik el exembajador del Reino Unido en Siria, Peter Ford.

Ahora que las raíces del estado terrorista han sido arrancadas de suelo sirio, los exintegrantes del Estado Islámico se quedarán allí, si bien intentarán mantener un perfil bajo.

“No se marcharán a otros países. Regresarán a sus aldeas y esconderán sus armas. Si las cosas se tornan caóticas en Siria en el futuro, el ISIS aparecerá de nuevo y lo hará muy rápido”, pronosticó el diplomático.

Sin embargo, la red terrorista tejida por el Estado Islámico consiguió desde su nacimiento extender sus tentáculos más allá de su cuna en Siria e Irak. Numerosos grupos terroristas en diferentes países juraron lealtad al ISIS mientras su poder iba en aumento. Ahora estas zonas son consideradas como un posible escondite para los yihadistas de esta agrupación.

¿Nuevo brote de peste?

La geografía de las zonas contaminadas por la ‘peste terrorista’ resultó enorme. Se trata de países como Nigeria, Somalia, Yemen, Libia y Afganistán. Las células de esta agrupación contaban con la presencia en muchos más.

Una parte de los terroristas logró trasladarse a dichas regiones, sobre todo a Libia y a Afganistán, especialmente a la zona de la frontera con los países de Asia Central.

Asia Central es la región de mayor importancia para Rusia porque allí están sus países aliados y sus bases militares.

Precisamente estas zonas corren el mayor riesgo de convertirse en el lugar de un nuevo brote de terrorismo, apuntó en su comentario a Sputnik Borís Dolgov, especialista en el mundo árabe del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias rusa.

“La ideología del ISIS sigue viva y la existencia de unidades que continúan creyendo en las ideas de la yihad ponen de relieve este mismo hecho”, señaló.

Según Bolgov, el Estado Islámico había sido derrotado en Siria como organización político-miliar. Lo que resta del ‘califato’ se encuentra bajo el control de unidades que solían formar parte del grupo terrorista primigenio.

“Será difícil para los terroristas hacer resurgir al ISIS como organización político-militar. Es muy poco probable ahora, dado que los que hoy en día han contribuido a su derrota harán todo lo posible para impedir que esto suceda”, aventuró Bolgov.

¿Quién está ganando la carrera armamentista de Estados Unidos y China?

alt

Gunnar Ulson*

La tecnología de la información ya ha transformado virtualmente todos los aspectos de la civilización moderna. Se espera que el auge de la inteligencia artificial y la capacidad de los sistemas para aprender por sí mismos en lugar de programarse, lo que les permita realizar tareas que ningún humano podría hacer, tenga tanto o más impacto que la proliferación de computadoras e Internet.

The Wall Street Journal  publicó recientemente una entrevista con Kai-Fu Lee, ex director de Google en China y actual director ejecutivo de Sinovation Ventures en Beijing, en el que se comparan las estrategias de Estados Unidos y China en materia de investigación, desarrollo y despliegue de AI.

La falta de obstáculos regulatorios de China y los monopolios corporativos profundamente arraigados le están dando a China una ventaja sobre los EE. UU. Mientras que la educación superior de los EE. UU. está produciendo más y mejores científicos informáticos especializados en inteligencia artificial en este momento, China se está poniendo al día.

En última instancia, para la AI, la nación con la mayor cantidad de datos para entrenar sistemas será la nación que eventualmente dominará ese campo. Aquí, China tiene una ventaja clara e incontestada. A medida que las empresas de tecnología en China trabajan en la inteligencia artificial y despliegan aplicaciones para el consumo público, los sensores, los datos de entrada y los datos generales acumulados en los 1.300 millones de personas de China superarán con creces el acceso a las empresas estadounidenses.

Lee explica si es EE. UU. o China quien liderará la IA:

En la inteligencia artificial en Internet, que es un algoritmo que genera recomendaciones rentables para las personas según su historial de navegación web, China y los Estados Unidos están casi iguales. China probablemente saldrá adelante porque tiene más datos de usuarios. Y en la inteligencia empresarial es donde las empresas extraen la información de sus clientes para generar nuevas ideas de productos y mejorar el servicio, o para monitorear los sistemas y hacerlos más eficientes o lucrativos. En la percepción de la IA, o en cosas como el reconocimiento facial y otras interfaces biométricas, China está a la vanguardia porque está construyendo más sensores a bajo costo y para usos más amplios, y probablemente seguirá avanzando.

La entrevista también dejó en claro que si bien las compañías estadounidenses y chinas buscan hacer negocios en los mercados de cada una, pueden ser percibidos como “universos paralelos” donde las compañías tecnológicas de EE. UU. y China son más adecuadas para proporcionar soluciones y productos dentro de sus propios mercados. En otras palabras, a menos que las compañías chinas puedan hacer lo que las compañías estadounidenses no pueden, hay pocas oportunidades para que hagan negocios en Estados Unidos y viceversa.

Por ejemplo, mientras que Facebook y Google buscan hacer negocios en China, el mercado ya está saturado de compañías chinas que hacen lo que Facebook y Google hacen tan bien o mejor que Facebook y Google. Por el contrario, la filial de Google Waymo, que se refiere a vehículos autónomos, no tiene un análogo directo en China, razón por la cual puede hacer negocios con éxito en China.

A medida que el sistema educativo chino y el ecosistema empresarial se extienden a los Estados Unidos, aprovechar el inmenso conjunto de recursos humanos disponibles en China, así como la inmensa riqueza de datos producidos por los consumidores chinos, brindará a las empresas chinas una ventaja innovadora.

Teniendo en cuenta el ascenso meteórico de China como un poder económico, militar y geopolítico en el escenario mundial, no se debe subestimar su capacidad para disputar o incluso superar a Estados Unidos en esta carrera tecnológica.

Ambas naciones entienden completamente las implicacioneseconómicas  e incluso militares de dominar la IA y ambas naciones ya han comenzado abiertamente a tomar medidas para obtener la ventaja.

La carrera de armamentos de Estados Unidos y China en AI impactará al resto del mundo

Esta carrera de armamentos tecnológica no solo impactará a los Estados Unidos y China. La tecnología que emerge de esta creciente competencia ya está afectando a la economía más allá de las fronteras de los Estados Unidos y China y continuará haciéndolo a medida que la IA madure.

Lee en su entrevista de WSJ discutiría el impacto que tendrá AI en varios trabajos.

Él explicaría qué trabajos estarían en peligro de ser reemplazados por AI y cuáles son seguros por el momento:

Servicio al cliente, pero no de todo tipo. Se mantendrá el servicio al cliente con un toque humano de muy alta gama. Telemarketing y televentas desaparecerán. El lavado de platos, la recolección de frutas, la inspección de la línea de ensamblaje desaparecerán. Paralegales y contadores, pero no al 100%. Algunos abogados que solo llenan formularios, serán reemplazados. Los trabajos orientados a la creatividad son seguros. Trabajar en un entorno de construcción es seguro. La limpieza es difícil para un robot y cada casa es diferente, por lo que será un trabajo seguro.

Otro ejemplo es el advenimiento de autos y camiones auto-conducidos. La logística global puede transformarse con conductores que pierden sus puestos de trabajo y las empresas logísticas tradicionales están siendo superadas por empresas más descentralizadas. Ya podemos ver el impacto que las aplicaciones como Grab y Uber están teniendo en los servicios tradicionales de taxi y entrega, y podemos imaginar fácilmente cómo los vehículos sin conductor impactarán aún más en estas industrias.

El potencial disruptivo de la IA al transformar la economía del futuro es algo para lo que las naciones de todo el mundo deben prepararse y posicionarse para beneficiarse de ella en lugar de estar en desventaja.

Podemos ver cómo en el siglo XX, el dominio de las finanzas, la energía y la tecnología de la información en Estados Unidos le permitió establecerse como la única superpotencia, un estado que solo podrá ser contrarrestado a medida que surjan nuevas tecnologías y nuevos actores globales que establezcan la paridad contra el dominio de los Estados Unidos en estos nuevos campos.

Lee describe el sistema y la política educativa de una nación con respecto a la tecnología, la innovación y específicamente a la IA, ya sea creando barreras que impiden el progreso o acelerando su investigación y desarrollo. La creciente carrera de armamentos entre los EE. UU. y China con respecto a la IA proporciona a otras naciones ejemplos de estrategias y políticas que funcionan y otras que no.

Al igual que con otras tecnologías disruptivas que otorgan a las naciones un poder inmenso, si la AI estuviera monopolizada por EE. UU. o China, inevitablemente abusarán. Por ejemplo, las armas nucleares fueron monopolizadas por primera vez por los Estados Unidos y se usaron en Japón y se consideraron como opciones viables para las guerras de Corea y Vietnam hasta que surgió una disuasión nuclear soviética y china. Para evitar que un escenario similar se desarrolle con la IA, se debe lograr un equilibrio de poder para evitar que se abuse de sus capacidades crecientes.

La inteligencia artificial, junto con la biotecnología y las nuevas tecnologías de fabricación son áreas clave que determinarán la forma del siglo XXI de la misma manera que la tecnología de las finanzas, la energía y la información lo fue en el siglo XX. No se garantiza que Estados Unidos domine estas tecnologías transformadoras en este siglo como lo hizo el siglo pasado. Las ganancias de China en IA son un ejemplo perfecto de por qué.

* analista y escritor geopolítico con sede en Nueva York

Siria prepara gran ofensiva contra los terroristas tras la salida de EEUU

Ante la inminente salida de las fuerzas de EE.UU. de Siria, el Ejército sirio planea una gran ofensiva para acabar con los terroristas en la frontera con Irak. Según han informado los medios locales, un grupo de altos comandantes del Ejército sirio ha llegado este lunes a la región de Abu Kamal, ubicada cerca de la frontera oriental de Siria con Irak, a fin de llevar a cabo los últimos preparativos para lanzar una operación a gran escala contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Esto tiene lugar días después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, haya anunciado la retirada total de las tropas norteamericanas desplegadas en Siria, alegando haber logrado su objetivo de “derrotar” a los terroristas de Daesh.

Por su parte, el portal sirio de noticias Al-Masdar News ha indicado que un gran convoy de las fuerzas sirias se ha dirigido esta misma jornada hacia la provincia de Deir Ezzor, después de recibir órdenes para desplegarse en las regiones orientales del país.

Tal y como ha apostillado la fuente, el citado convoy militar partió del aeropuerto militar de Abu al-Duhur, ubicado en la parte suroriental de la provincia de Idlib (noroeste), con rumbo al valle del río Éufrates, en Deir Ezzor.

Este contingente, formado por varias unidades de élite del Ejército sirio, entre ellas las Fuerzas del Tigre, las Fuerzas de Defensa Nacional (NDF, por sus siglas en inglés) y la Guardia Republicana, espera órdenes para atacar los feudos terroristas, ha agregado el portal.

Turquía coordinará sus acciones con Rusia en Siria al este del Éufrates

ANKARA (Sputnik) — Ankara coordinará sus acciones con Moscú en la orilla este del Éufrates en Siria, declaró el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin.

“Trabajaremos estrechamente con Rusia en la coordinación de acciones al este del Éufrates”, dijo Kalin en una rueda de prensa en Ankara.

Recordó que actualmente Turquía y Rusia se coordinan principalmente en la provincia de Idlib pero prevén ampliar esa actividad a otras regiones sirias.

“De momento no hay ninguna operación pero los detalles se debatirán, el calendario se concretará en las próximas semanas y los próximos meses pero nuestros servicios de Inteligencia y militares están constantemente en contacto”, informó el portavoz.

Añadió que la coordinación de las actividades en Siria se discutirá también con una delegación de militares de EEUU que llegará esta semana a Turquía.

“Estamos dando pasos para que no se produzca un vacío después de la retirada de las tropas estadounidenses, (…) tras la decisión política de [el presidente de EEUU Donald] Trump, los militares deben decidir durante la salida de tropas qué hacer con las armas, cómo se recogerán y qué hacer con los miembros de los grupos terroristas”, dijo Kalin.

También constató que la hoja de ruta sobre Manbij se cumple, aunque con retraso.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró hace un tiempo que Ankara está preparada para lanzar una ofensiva en Manbij contra las fuerzas de autodefensa kurdas, si EEUU no las retira de allí.

Posteriormente declaró que decidió postergar la ofensiva tras la conversación telefónica que sostuvo con su homólogo estadounidense el pasado 14 de diciembre y tras la cual EEUU decidió retirar sus tropas de Siria.

El 19 de diciembre Trump anunció la victoria sobre ISIS (grupo terrorista prohibido en Rusia y otros países) en Siria al señalar que la lucha contra ese grupo era la única razón de la presencia de militares estadounidenses en el país árabe.

El paisaje empieza a cambiar: Fotos de Assad y banderas nacionales sirias aparecen en las ciudades de mayoría kurda de Siria

Retratos del presidente sirio, Bashar al Assad, y la bandera nacional siria han sido colocados en la entrada de algunas ciudades de mayoría kurda del noreste de Siria, como Manbij y Qamishli. En reacción a este hecho, las fuerzas de la coalición liderada por EEUU y combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias han sido desplegados en Manbij temiendo un levantamiento de la población de la ciudad, pese al anuncio del presidente de EEUU, Donald Trump, de una retirada de tropas norteamericanas de Siria en un breve plazo.

La población de Manbij y otras ciudades de mayoría kurda se ha manifestado exigiendo la retirada de las tropas de la coalición internacional y las FDS de la ciudad y la entrega de la misma al Ejército sirio, el único garante de la seguridad y unidad territorial del país.

Las fuerzas de la coalición y las FDS han reprimido las manifestaciones y sentadas de la población de Manbij y obligaron por la fuerza las tiendas que estaban cerradas como protesta por su presencia. Muchos residentes fueron detenidos por las continuadas protestas.

Ahora, fuentes locales señalan que la población ha alzado la bandera nacional en los edificios oficiales y sitios altos de la ciudad.

Uno de los manifestantes señaló que Manbij podría tener el mismo destino que Afrin, que se halla ocupada por tropas turcas y terroristas aliados de Ankara, en el caso de que las FDS no la entreguen al Ejército sirio, que es, a su juicio, el único capaz de proteger la ciudad frente a las ambiciones de Turquía y su presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Grupos armados huyen del sur de Siria ante la retirada de EEUU

Integrantes de los grupos armados aliados de EE.UU. en el sur de Siria tienen planeado huir al norte del país árabe ante la retirada estadounidense.

Según ha informado este martes el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), los grupos armados afines a Estados Unidos presentes en la base militar estadounidense de Al-Tanf ya han concretado planes para abandonar la zona y trasladarse a las regiones localizadas en el norte de Siria, posiblemente aquellas que están bajo la ocupación de Turquía y sus aliados.

Entre estos grupos figura la banda armada siria Yeish Maqawir al-Thawra —apoyada por la llamada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe)—, mientras que otros grupos vinculados con el llamado Ejército Libre de Siria (ELS) también se dirigirán hacia las zonas norteñas de Siria.

Fuentes citadas por el OSDH aseguran que altos mandos militares estadounidenses ya les han notificado a los grupos armados su pronta retirada, conforme a la decisión tomada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, una determinación que ha sido muy criticada por las bandas armadas y las familias de sus combatientes.

De acuerdo con las fuentes, las familias de los integrantes de los grupos armados se han mostrado sumamente preocupadas por el repliegue de las tropas estadounidenses y han responsabilizado al presidente de EE.UU. y a las tropas de este país de la suerte que puedan correr sus vidas.

La decisión de EE.UU. sorprendió a sus aliados occidentales. Francia, el Reino Unido y Australia han anunciado que, pese a la retirada de EE.UU., seguirán operando en Siria. El Gobierno de Damasco, no obstante, asegura que los estadounidenses huyeron de Siria porque los sirios resistieron.

Las autoridades sirias han protestado, en reiteradas ocasiones, en contra de la presencia en su territorio de las tropas estadounidenses y han aseverado que Washington ha creado un “agujero negro” con miras a frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

ELESPIADIGITAL.COM

Estados Unidos se prepara para el ‎enfrentamiento con Rusia y China

alt

Manlio Dinucci

Estados Unidos creó en 2017 una Comisión sobre la Estrategia de Defensa Nacional, ‎encargada de entregar al Congreso un documento de expertos sobre ese tema. Pero esa ‎Comisión utiliza como principal fuente de información el US Institute of Peace, que ‎viene siendo la NED del Departamento de Defensa. Forzosamente, esta comisión ‎bipartidista sólo puede llegar a las conclusiones que el Pentágono quiere imponer a los ‎miembros del Congreso. ‎

En la imagen, los dos copresidentes de la Comisión sobre la Estrategia de Defensa Nacional: ‎el embajador Eric Edelman y el almirante Gary Roughead. ‎

A primera vista, uno tiene la impresión de estar viendo el guion de una película catastrofista de ‎Hollywood. Pero es uno de los escenarios previstos en el informe oficial para el año 2018 de la ‎comisión que el Congreso estadounidense ha nombrado para estudiar la Estrategia de Defensa ‎Nacional: ‎ ‎

«En 2019, basándose en noticias falsas que anunciaban atrocidades contra las poblaciones ‎rusas en Letonia, Lituania y Estonia, Rusia invadió esos países. Mientras las fuerzas de ‎Estados Unidos y la OTAN preparan su respuesta, Rusia declara que un ataque contra sus ‎fuerzas en esos países será considerada como un ataque contra Rusia misma, planteando ‎una respuesta nuclear. Submarinos rusos atacan los cables transatlánticos de fibra óptica y ‎hackers rusos interrumpen las redes eléctricas en Estados Unidos, mientras que las fuerzas ‎militares rusas destruyen los satélites militares y comerciales estadounidenses. ‎Las mayores ciudades estadounidenses se ven paralizadas. Internet y los teléfonos ‎móviles quedan fuera de servicio.»‎

La comisión bipartidista –se compone de 6 republicanos y 6 demócratas– plantea un escenario ‎análogo en Asia: en 2024, China ataca Taiwán por sorpresa, ocupa la isla y Estados Unidos ‎no está en condiciones de intervenir con un costo aceptable porque las capacidades militares ‎chinas han seguido creciendo mientras que las de Estados Unidos se estancaron por causa de un ‎presupuesto militar insuficiente. ‎

Según la comisión, esos escenarios ejemplifican el hecho que «la seguridad y el bienestar de ‎Estados Unidos corren más peligro del que nunca corrieron en las últimas décadas». Desde la ‎Segunda Guerra Mundial «Estados Unidos ha servido de guía a la construcción de un mundo de ‎inusual prosperidad, libertad y seguridad. Esta realización, con la que [Estados Unidos] se ha ‎beneficiado enormemente, ha sido posible gracias al inigualable poderío militar estadounidense.»‎

Pero ese poderío militar estadounidense, «columna vertebral de la influencia en el mundo y de la ‎seguridad nacional de Estados Unidos», se ha desgastado peligrosamente. Y eso se debe a que ‎‎«competidores autoritarios –especialmente Rusia y China– están en busca de hegemonía regional ‎y de medios para proyectar su poderío a escala mundial». ‎

La comisión advierte que será una tragedia de imprevisibles dimensiones, pero seguramente ‎terrible, si Estados Unidos permite que sus intereses nacionales se vean en peligro por no tomar ‎‎«decisiones duras y [hacer] inversiones necesarias». Así que la comisión propone un nuevo ‎aumento del presupuesto militar estadounidense –que ya representa actualmente un 25% del ‎presupuesto federal– en un rango que iría del 3 al 5% anual, sobre todo para incrementar el ‎despliegue de fuerzas estadounidenses (submarinos, bombarderos estratégicos, misiles de largo ‎alcance) en la región indo-pacífica, donde «están activos 4 de nuestros 5 adversarios (el quinto es Irán): China, Corea del Norte, Rusia y grupos terroristas». ‎

La visión estratégica que se desprende del informe del Congreso –más preocupante aún ‎si recordamos que en la comisión hay la misma cantidad de republicanos y demócratas– no deja ‎espacio a dudas. Estados Unidos, país que desde 1945 ha provocado con sus guerras la muerte ‎de entre 20 y 30 millones de personas (más los cientos de millones de muertes provocadas por los ‎efectos indirectos de las guerras) supuestamente para «construir un mundo de inusual ‎prosperidad, libertad y seguridad, con las que se ha beneficiado enormemente», está dispuesto ‎a todo con tal de conservar su «potencia militar sin igual», en la que se basa su imperio pero ‎que está desmoronándose con el surgimiento de un mundo multipolar. ‎

La comisión del Congreso estadounidense plantea en ese sentido varios escenarios hipotéticos de ‎agresión contra Estados Unidos, escenarios que no pasan de ser una imagen especulativa de la ‎estrategia agresiva que ese mismo país aplica contra otras naciones y que ya amenaza con llevar ‎el mundo a la catástrofe. ‎

Documentos adjuntos

ProvidingfortheCommonDefense

Poroshenko es débil, abandonado y sin opciones

alt

Pepe Escobar 

Rostislav Ishchenko es, sin duda, el principal analista internacional centrado en las relaciones extraordinariamente turbulentas entre Rusia y Ucrania. Publica regularmente en  Ukraina.ru , con frecuentes traducciones al inglés  aquí .

En contraste con la campaña de demonización “Agresión rusa” efectiva en todos los rincones que rodean a la Federación Rusa y extendiéndose hacia capitales europeas seleccionadas, el análisis de Ishchenko, por ejemplo, la  guerra de información desplegada en todos los frentes de la saga Rusia-Ucrania es un aliento de aire fresco.

Aunque no pudimos reunirnos en persona durante mi reciente visita a Moscú, debido a los horarios conflictivos (la reunión se llevará a cabo más adelante en el invierno), Ishchenko aceptó amablemente responder mis preguntas más apremiantes sobre lo que podría suceder en Rusia y el Frente de Ucrania, con traducción de Scott Humor.

Las respuestas de Ishchenko sobre la situación en Donbass también deberían ampliarse a Crimea, luego de que el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, reveló que tenía información sobre el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, planeando una provocación armada en la frontera con Crimea en los últimos diez días de diciembre.

Escobar: Teniendo en cuenta que el terreno en invierno suele ser propicio para el avance de tanques, ¿Poroshenko, en su desesperación, iría a una gran provocación en el Donbass, tal vez entre Navidad y Año Nuevo?

Ishchenko: En primer lugar, este invierno es demasiado cálido y el área aún no es favorable para una ofensiva. Segundo, incluso si las heladas golpean y es posible un ataque, es un riesgo demasiado grande para Poroshenko. No tiene suficiente poder militar para derrotar a las fuerzas de DPR / LPR, sin ni siquiera mencionar que las sorpresas aún son posibles como sucedió en agosto de 2008 en Osetia del Sur. Después de todo, el acuerdo de paz de Minsk aún no se ha cancelado, y es poco probable que Occidente pueda oponerse a Rusia de manera consolidada en un momento en que Rusia está defendiendo un plan de paz que está fuera de su territorio. Occidente requiere la celebración obligatoria de elecciones, y cualquier guerra significaría una cancelación de las elecciones. Si la guerra es provocada por Poroshenko, será culpado por la cancelación de las elecciones y no habrá interés en protegerlo.

Escobar: ¿Existe alguna posibilidad de que se cumplan los acuerdos de Minsk en caso de que haya un gobierno un poco menos antirruso en Kiev después de las próximas elecciones?

Ishchenko:  No, no es posible. Kiev no puede implementar los acuerdos de Minsk porque esto implicaría la federalización de Ucrania, mientras que las élites de Kiev pueden gobernar solo dentro de la rigidez vertical del estado unitario. Básicamente no imaginan un sistema de relaciones diferente. Desde 2014, se agotaron los recursos internos que podían satisfacer los apetitos de los grupos oligárquicos, y no existe una base material para el compromiso. Por lo tanto, están condenados a luchar entre sí por el dominio. Incluso si Rusia, Crimea, Donbass y el mundo entero se desvanecieran de repente, la guerra civil en Ucrania, que ya no estaría impulsada desde el exterior, también se intensificaría.

Escobar: ¿Es consciente Kiev de que en caso de un ataque militar a Donbass, la respuesta rusa sería devastadora? ¿Y que en Bruselas, como confirmé con muchas fuentes diplomáticas, a nadie le importa realmente el destino de Poroshenko?

Ishchenko:  Creo que él lo sabe muy bien. Es exactamente por eso que organizó sus provocaciones en el Estrecho de Kerch y también en Kiev (atacando a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú), pero no en Donbass.