El Ejército Nacional libio califica de “muy mala” la situación en Trípoli

BENGASI (Sputnik) — El Ejército Nacional libio califica de “muy mala” la situación actual en Trípoli, declaró a Sputnik el portavoz oficial del Ejército, Ahmed Mismari.

“Calificamos de muy mala la situación en Trípoli”, dijo.

Mismari señaló que “Trípoli está bajo control de los grupos que intimidan al pueblo libio, controlan los centros de abastecimiento, los bancos, las empresas de petróleo y las compañías públicas”.

“En primer lugar, hay empresarios que sufren amenazas y problemas criminales en Trípoli”, afirmó.

El portavoz del Ejército Nacional destacó la necesidad de recuperar la autoridad del Estado, lo que contribuirá a mejorar la situación en todo el país.

Libia vive una profunda crisis desde 2011, año en que fue derrocado y asesinado su líder Muamar Gadafi, tras lo cual surgió una dualidad de poderes.

Actualmente en Trípoli funciona el Gobierno de Unidad Nacional, reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de la ONU y presidido por Fayez al Sarraj.

Sin embargo, ese Gobierno, que existe desde el 31 de marzo de 2016, no ha sido reconocido hasta la fecha por el Parlamento con sede en Tobruk (noreste del país), que cuenta con el apoyo del jefe del Ejército Nacional, Jalifa Haftar.

La dualidad de poderes y el colapso del sistema de seguridad en Libia después del derrocamiento de Gadafi, llevaron a un crecimiento de la actividad de grupos insurgentes armados y de organizaciones terroristas.

El Ejército de Libia rehúsa reconocer a Sarraj como comandante supremo

BENGASI (Sputnik) — El Ejército Nacional de Libia rechazó considerar al primer ministro FayezSarraj como jefe supremo del cuerpo militar.

“La delegación de la región occidental quiere que Sarraj firme un acuerdo como comandante supremo del Ejército, pero nosotros lo hemos rechazado y ellos en respuesta se negaron a firmar cualquier documento mientras no reconozcamos a Sarraj”, dijo a Sputnik el general de brigada Ahmed Mismari.

Destacó que el Ejército cumple las leyes que estipulan que solo una autoridad elegida por el pueblo puede ser comandante supremo.

“Para nosotros AqilaSalej [presidente del Parlamento] sigue siendo comandante supremo”, recalcó Al Mismari tras aclarar que Sarraj fue designado por la ONU y no fue elegido por el pueblo libio.

Libia vive una profunda crisis desde 2011, año en que fue derrocado y asesinado su líder Muamar Gadafi, tras lo cual surgió una dualidad de poderes.

En Trípoli funciona el Gobierno de Unidad Nacional, reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de la ONU, sin embargo no ha sido aceptado por el Parlamento con sede en Tobruk (noreste del país), que cuenta con el apoyo del jefe del Ejército Nacional Jalifa Haftar.

El 12 y 13 de noviembre se celebró en Italia una conferencia internacional sobre Libia que concluyó sin avances relevantes.