Washington busca sitios en Polonia para desplegar bases militares

Un grupo de analistas del ‘think tank’ Atlantic Council, formado por altos diplomáticos y oficiales del Ejército estadounidense, asegura que el comportamiento de Rusia obliga a la OTAN a aumentar su presencia en el frente oriental.

Los autores del informe incluso sugieren lugares específicos donde las unidades militares estadounidenses deberían desplegarse en Polonia. En la actualidad, el número total de militares de EEUU en Polonia es de casi 4.500 personas.

El analista político y periodista independiente Krzysztof Podgorski está convencido de que las autoridades actuales en Polonia cometen un gran error al permitir el desarrollo de la infraestructura militar de la OTAN en su territorio, cerca de las fronteras rusas.

“Los ejercicios que las fuerzas de la OTAN han llevado a cabo recientemente en Polonia bajo el nombre de Anaconda tienen un marcado carácter ofensivo, ya que implican operaciones de ataque en la región de Kaliningrado y contraataque, lo que hace imposible que las tropas rusas desbloqueen sus propias fuerzas en el territorio desde el lado de Bielorrusia”, señaló en declaraciones a Sputnik.

Según el analista, estas acciones corresponden a la estrategia de los militares estadounidenses, pero ¿están dentro de los intereses de los polacos?

“La respuesta es clara: mi país se convirtió en campo de batalla en dos grandes catástrofes del siglo XX —en la Primera y la Segunda Guerra Mundial- (…) Polonia tardó mucho en curar sus heridas”, recordó Podgorski.

“Después de la guerra, tuvimos que reconstruir nuestro país durante varias décadas. Nadie que piense lógicamente, en Polonia, abogará para que el país vuelva a convertirse en un campo de batalla entre, posiblemente, las fuerzas estadounidenses y las rusas”, subrayó.

Sin embargo, las fuentes oficiales polacas informan que las negociaciones con los estadounidenses están en marcha. Pero parece que no hay unidad al respecto en EEUU. El presidente Andrzej Duda no lamentó la renuncia del jefe del Pentágono, el general James Mattis, quien supuestamente no era partidario del Fort Trump en Polonia.

Podgorski calificó la idea del despliegue de Fort Trump de 2.000 millones de dólares de los contribuyentes polacos como “mala”.

“Esta iniciativa tampoco encontró apoyo en ciertos círculos del comando estadounidense, incluido el general Mattis. Tampoco creo que la nueva administración del Pentágono la apoye”, señaló.

“Veo los planes de desplegar el Ejército estadounidense en Polonia como una lucha entre EEUU y China por la influencia. China es considerada por los estadounidenses como el enemigo número uno y Rusia, el enemigo o competidor número dos, en referencia a la lucha económica y la carrera armamentista que ya ha comenzado”, analizó.

El analista indicó que, hasta el momento, esta es una lucha por la superioridad militar a nivel de producción y tecnología.

“Las acciones de las tropas y su movimientos serán los últimos pasos que tomará el Pentágono. Es decir, la idea del presidente Duda, en mi opinión, morirá. (…) Personalmente yo creo que ninguna acción real seguirá estas intenciones en un futuro próximo”, concluyó Krzysztof Podgorski.

Cómo Bielorrusia planea defenderse de Polonia

La posible creación de una base militar de EEUU en Polonia ha sido objeto de debate en varias ocasiones. Los políticos polacos comentan las estimaciones presupuestarias para el mantenimiento de la instalación mientras que las autoridades de Bielorrusia califican la iniciativa como una posible amenaza para su seguridad.

En efecto, el Ministro de Defensa del país, Andréi Ravkov, declaró que el Gobierno bielorruso considera una fuente de riesgos militares la instalación de una base militar estadounidense en la vecina Polonia.

El analista bielorruso Alexandr Shpakovski comentó a Sputnik Polonia las consecuencias de la decisión de Varsovia y no descartó la posibilidad de que Minsk opte por utilizar los sistemas de misiles rusos Iskander.

Ante todo, el experto reconoció que la reacción del titular de Defensa de Bielorrusia parece ser adecuada, dado que responde a la doctrina militar del país.

“Los altos militares de cualquier país se preocuparían si tropas extranjeras se instalan en el territorio de un Estado vecino, (…) pese a las declaraciones políticas o diplomáticas de que esto se realiza con fines de defensa”, explicó el analista en la entrevista con Sputnik.

El experto constató que el escalamiento militar en la región causa la preocupación de Bielorrusia, que se ve obligada a examinar la posible respuesta y las medidas de disuasión.

Fue en 2012 cuando Polonia aprobó el proyecto de modernización del Ejército y asignó 43.000 millones de euros —alrededor de 50.000 millones de dólares- para ello. A su vez, las autoridades bielorrusas encargaron al complejo militar-industrial la producción de sus propios misiles.

Como consecuencia, hoy en día, el país posee el sistema propio de lanzacohetes múltiples Polonez, que tiene un alcance de hasta 250 kilómetros.

El sistema ya ha pasado exitosamente las pruebas e incluso se destinó a la exportación.

“De hecho, la instalación de los Polonez en la zona oeste, en gran medida, invalida el amplio programa militar de Polonia”, consideró Shpakovski.

El analista agregó que el país tiene también un poderoso aliado: Rusia. “No solo Polonia puede aprovecharse del patrocinio de EEUU. Bielorrusia también puede contar con el apoyo de sus socios”, observó. En efecto, ambos países tienen unas tropas unidas y colaboran en el ámbito técnico-militar.

El interlocutor de Sputnik reconoció que los medios bielorrusos no suelen propagar histeria militar, en contraste con lo que se hace en Polonia y los países bálticos.

“No obstante, el arte de la guerra implica que si uno quiere la paz, debe prepararse para la guerra, es decir, tomar medidas adecuadas. Creo que de esto se ocupan las autoridades militares bielorrusas y rusas”, sugirió.

A este respecto, Shpakovski no descartó que Minsk pueda recibir sistemas de misiles rusos Iskander.

Subrayó que Bielorrusia sigue aplicando una política exterior de paz y opta por restablecer el diálogo sobre la seguridad y colaboración con Europa. En cambio, las intenciones militaristas de Polonia contradicen estas ideas.

“Argumentos en el sentido de que así Varsovia busca fortalecer su seguridad se basan en motivaciones falsas. Es decir, al colocar tropas extranjeras en su territorio, Polonia causará aún más preocupación en sus vecinos”, concluyó.

ELESPIADIGITAL.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s