Irán comienza la producción de submarinos pesados

alt

Irán podría comenzar a construir su primer submarino pesado de 3.200 toneladas, 87 metros de largo y 10 metros de ancho. Esto fue anunciado el 17 de diciembre por la Agencia de Noticias Fars, que señaló que este proyecto representa un importante avance de la industria militar iraní.

Luego del exitoso lanzamiento de sus prototipos de peso ligero 100% iraníes, Irán está estudiando el construir su primer submarino pesado, lo cual supondría un gran salto para su industria militar en esta área. Así lo anunció la agencia de noticias Fars, que indicó que se ha presentado ya un modelo del nuevo submarino.

El país había producido y encargado anteriormente dos submarinos ligeros de tipo Gadir, que pesan 150 toneladas cada uno.

Ambos navíos se unieron a la flota iraní en las aguas del Golfo Pérsico a fines de noviembre.

Además, Teherán también ha comenzado la construcción de un submarino de tipo medio Fateh que pesa 500 toneladas. “El submarino Fateh, el primer submarino de tipo medio construido por la República Islámica de Irán, también se dará a conocer pronto”, dijo en julio el contralmirante HosseinJanzadi.

Los dos navíos, el Gadir y el Fateh, son capaces de lanzar misiles, torpedos y minas submarinas.

Como recordatorio, la industria militar iraní toma como prototipo básico los submarinos ruso clase Kilo, que Irán adquirió en la década de 1990.

La UE saluda el proyecto irano-indio para desarrollar el puerto de Chabahar

La UE ha acogido con satisfacción la participación de la India en proyectos de desarrollo de la conectividad, incluso en terceros países.

“La UE está trabajando en una propuesta de siete años por valor de 60.000 millones de euros para iniciativas de conectividad y agradece los esfuerzos de la India para unirse a esta iniciativa”, dijo el embajador de la UE en la India, TomaszKozlowski, tras el lanzamiento de un documento estratégico que se centra en proyectos de conectividad económicamente sostenibles con la India.

En este sentido, Kozlowski señaló que varias empresas europeas están cooperando con India en el desarrollo del puerto de Chabahar en Irán.

El puerto de Chabahar es el mejor punto de acceso de Irán al Océano Índico. Es muy importante para su desarrollo hacia el este. Él servirá para aumentar el tránsito en el norte del Océano Índico y Asia Central.

El proyecto del puerto de Chabahar es un éxito para las relaciones Irán-India, ya que debe facilitar la exportación de productos indios a través del mismo. El puerto, ubicado en la provincia de Sistan y Baluchistán, en la costa sur de Irán, promoverá el comercio entre India, Afganistán e Irán. Del mismo modo, el puerto proporcionará a India acceso a Asia Central, Afganistán y Europa.

India ha prometido invertir un total de 500 millones para el proyecto de desarrollo del puerto de Chabahar. La primera fase del proyecto se inauguró en diciembre de 2017, en presencia del presidente iraní Hassan Rohani y representantes de la India y algunos otros países de la región.

Irán y Afganistán anunciaron la creación de un corredor de transporte internacional y el primer convoy de trigo de India se ha enviado ya desde el puerto de Chabahar a Afganistán.

ELESPIADIGITAL.COM

¿Qué significa el voto de la UE contra la resolución para conservar el Tratado INF?

alt

MOSCÚ (Sputnik) — Los países europeos dieron luz verde a la retirada de EEUU del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF), al no apoyar la resolución propuesta por Rusia para conservar este acuerdo, declaró el representante permanente ante la UE, Vladímir Chizhov.

“Resignados a lo que ellos consideraron inevitable, los europeos, en esencia, dieron luz verde a Washington para que se retire del Tratado INF”, dijo el diplomático al periódico ruso Izvestia, donde comentó el rechazo a la resolución rusa en Naciones Unidas.

El viernes 21 de diciembre la Asamblea General de la ONU votó contra el proyecto de resolución propuesto por Rusia para mantener y cumplir con el Tratado INF.

El proyecto tuvo 43 votos a favor, 46 en contra y 78 abstenciones.

Para el diplomático ruso, la posición de la UE al respecto es inconsecuente, lo cual se debe a la “costumbre” europea de “orientarse a los enfoques estadounidenses, a menudo incluso a contrapelo de sus propios intereses”.

“Podemos suponer que en este caso la ‘solidaridad’ de la OTAN resultó más sólida que la de la UE, lo cual por cierto, no es motivo de alegría en ningún caso, sobre todo porque contra la resolución votaron países neutrales como Suecia y Finlandia”, lamentó.

Chizhov señaló además que a los europeos les preocupa el destino del Tratado INF y abogan por su conservación.

El diplomático estima que Europa comprende que “la fractura de este elemento importante de la no proliferación nuclear tendrá las peores consecuencias no solamente a nivel global, sino ante todo para la seguridad de los propios países miembros de la UE”.

“Nosotros, por nuestra parte, estamos dispuestos a emprender todos los esfuerzos necesarios para conservar el Tratado INF, continuamos abiertos al diálogo constructivo y enfocado a la obtención de resultados”, concluyó.

En 1987 la entonces Unión Soviética y EEUU adoptaron el Tratado INFpara prohibir los misiles balísticos y de crucero con alcances de entre 500 y 5.500 kilómetros.

El 20 de octubre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su país abandonaría el pacto con el argumento de que supuestamente Moscú violaba el acuerdo.

El 4 de diciembre, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, afirmó que Washington suspendería su adhesión al INF en un plazo de 60 días, a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus obligaciones.

Por su parte, la subsecretaria de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacional, Andrea Thompson, declaró que EEUU llama a Rusia a terminar el programa de misiles 9M729 o modificar el sistema para que su longitud no violara, según Washington, las condiciones del Tratado INF.

Washington y Moscú han reiterado acusaciones mutuas en varias ocasiones de desarrollar misiles que infringen el tratado, aunque Rusia lo niega categóricamente.

Afganistán: ¿Negociaciones o derrota militar de los Estados Unidos?

alt

Salman Rafi Sheikh*

Si bien la administración de Trump puede pensar de otra manera e incluso tomar la decisión de iniciar un diálogo con los talibanes a un nivel sin precedentes con el fin de sacar a los Estados Unidos de Afganistán, casi no cabe duda de que las negociaciones, después de 17 años de guerra continua, son nada menos que una incómoda aceptación de su incapacidad para derrotar militarmente a los talibanes. ¿De qué otra manera definimos una derrota militar?

En el acto mismo de las negociaciones está implícita una admisión estadounidense del hecho definitivo de que se le ha hecho imposible mantener su control político-militar en Afganistán a través de su gobierno establecido en Kabul y las fuerzas de seguridad afganas educadas y capacitadas por los Estados Unidos, a pesar de continuó el enorme apoyo financiero y el apoyo de las fuerzas militares de alta tecnología de EE. UU. / OTAN en el país.

Si no hay una derrota militar para EE. UU. e incluso si todavía tiene fuerzas en el terreno, la cuestión de mantener conversaciones directas con los talibanes apunta a la creciente incapacidad de las fuerzas estadounidenses para obligar a los talibanes a someterse. Es importante que la fase actual de las conversaciones haya sido iniciada por los Estados Unidos, no por los talibanes. Los talibanes se habían negado repetidamente a respaldar las ofertas de conversaciones de Kabul, y solo acordaron mantener conversaciones si Estados Unidos estaba dispuesto a participar directamente. Por lo tanto, ahora que los EE. UU. están totalmente comprometidos en el “diálogo de paz”, la autoproclamada noción de invisibilidad de los militares estadounidenses queda totalmente expuesta.

Si bien algunos pueden argumentar que el diálogo es necesario para poner fin a la guerra a través de medios no militares, es difícil pasar por alto el hecho de que el ejército de los EE. UU. sSigue estando profundamente arraigado en la guerra. Por ejemplo, aparte del hecho de que hay miles de soldados en tierra, la fuerza aérea de EE. UU. Lanzó más bombas en Afganistán en 2018 que en cualquier otro año de la guerra en 17 años. La cantidad de bombas lanzadas no solo muestra que la guerra sigue siendo intensa, sino también que el ejército estadounidense está desesperado por cambiar el curso de la guerra en su beneficio, una ambición muy poco probable de materializarse; de ahí, el énfasis cada vez mayor al diálogo con los talibanes.

Y si bien Estados Unidos no puede evitar una derrota militar, aún puede esperar evitar la humillación en Afganistán. Y, para este propósito, está preparado para utilizar todos los medios disponibles, incluida la solicitud de ayuda a Pakistán. A pesar de que la administración Trump, desde que llegó al poder, ha recortado toda la ayuda militar y el fondo de apoyo de la coalición a Pakistán y las relaciones bilaterales nunca han sido tan frías desde el comienzo de la “guerra contra el terrorismo”, la impotencia cada vez mayor contra los talibanes ha forzado una vez más a los Estados Unidos a “pedir” ayuda.

Pakistán, plenamente consciente de las realidades terrestres de Afganistán y la forma en que Estados Unidos ya perdió la guerra, es poco probable que “ayude” a Estados Unidos a dar la vuelta a la mesa a su favor. De hecho, en respuesta a la carta del presidente Trump al primer ministro de Pakistán, Imran Khan, Khan se apresuró a refutar la participación pakistaní en cualquier relación con EE. UU. “Donde Pakistán es tratado como un arma contratada: dinero dado para luchar en la guerra de otros. Nunca debemos ponernos en esta posición de nuevo”.

La solicitud de ayuda llegó solo dos semanas después de que el presidente Trump acusara a Pakistán de “no hacer nada” en Afganistán a favor de los Estados Unidos. Pero la carta que escribió solo dos semanas después de esta flagrante acusación significaba un aumento de la desesperación de los EE. UU. en Afganistán y su disposición a que se le asignara a Pakistán un papel amistoso, aunque, como afirma Estados Unidos, nunca hizo nada. ¿Qué tan sabio es para los EE.UU. “pedir” ayuda a un país que cree que ha funcionado en su contra durante la guerra? ¿De qué otra manera explicar este enfoque caprichoso y contradictorio que situarlo en el contexto de una inminente derrota militar y la desesperación de EE. UU. por evitarla de alguna manera al hacer un trato para salvar la cara con los talibanes?

Todo esto demuestra que no importa cuán poderoso pueda ser el ejército de los EE. UU., o qué tan difícil podría haber funcionado, o cuántos años podría haberse comprometido a construir un ejército afgano a su propia imagen, y sin importar cuánto apoyo aéreo y logístico podría haber recibido, no ha logrado derrotar militarmente a los talibanes, que actualmente controlan directa e indirectamente a cerca del 44% de los distritos e incluso han establecido, como han demostrado los informes , un sistema paralelo de gobierno y administración en muchas partes donde los funcionarios afganos trabajan en estrecha cooperación con los talibanes.

Más que cualquier otra cosa, esta realidad exhibe otra derrota en términos del fracaso de la capacidad de su llamada ‘contrainsurgencia’ para hacer retroceder y reemplazar las redes talibanes en el terreno. También significa que el sistema de gobierno sociopolítico plantado por Estados Unidos en Afganistán casi ha llegado al borde de una “derrota política”, al igual que la inminente derrota del ejército estadounidense y sus fuerzas afganas entrenadas, que cada año pierden más tropas que el gobierno no puede reclutar, presentando otro dilema que las fuerzas de los Estados Unidos no han podido resolver, incluso después de años de entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas de seguridad afganas.

Todo esto se reduce a una realidad única e indiscutible: los Estados Unidos deben retirarse y dejar que los afganos decidan su futuro. En lugar de encontrar una manera de imponer sus demandas a los afganos, el mejor camino para los Estados Unidos sería establecer enlaces con otros países regionales, incluidos Pakistán, Rusia y China, para desarrollar una fórmula de poder compartido que garantice un sistema político inclusivo. Por supuesto, cualquier plataforma de negociaciones y cualquier plan de paz que se desarrolle sin la participación directa de los afganos no tendría sentido en términos de reconciliar a las facciones en guerra dentro del país. Cuanto antes acepte EE. UU. esta eventualidad, menos soldados de los EE. UU., de las tropas afganas y vidas inocentes se perderán.

*investigador y analista de Relaciones Internacionales y Asuntos Internacionales y Extranjeros de Pakistán

La Armada de Irán enviará un grupo naval al océano Atlántico

El subcomandante de la Armada de Irán anuncia el plan del país persa para enviar en los próximos meses un escuadrón naval a las aguas del océano Atlántico.

Se espera que el grupo de buques iraníes entre en aguas del océano Atlántico a mediados de marzo de 2019, ha indicado este viernes el número dos de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el contralmirante Turay Hasani Moqadam.

“Es un largo viaje y es probable que la operación del grupo naval iraní en este océano dure unos cinco meses”, ha acotado el alto mando castrense.

Según ha explicado Hasani Moqadam, el destructor furtivo de fabricación iraní de la clase Moj (Onda, en castellano), denominado Sahand, que se incorporó a la Armada de Irán a principios de diciembre de 2018, formará parte del mencionado escuadrón naval.

Sahand tiene doble poder defensivo y ofensivo que su predecesor, el destructor nacional Yamaran. El nuevo barco está equipado con lanzadores de torpedos, sistemas de misiles precisos superficie-superficie, cañones antiaéreos y misiles antisuperficie, capacidades que le permiten resistir eficazmente los ataques de barcos y aviones enemigos.

Las autoridades iraníes destacan que el avanzado destructor Sahand ha reforzado de manera notable la seguridad en aguas del Golfo Pérsico y en el estrecho de Ormuz. Expertos militares estadounidenses advierten, a su vez, de que ese nuevo destructor constituye un gran desafío para las fuerzas de la Marina de guerra de EE.UU. en la región.

El comandante de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el almirante Hosein Janzadi, adelantó el 3 de diciembre pasado la decisión del país persa para enviar, en un futuro cercano, un grupo naval al océano Atlántico.

Anteriormente, la República Islámica había enviado flotas navales al océano Atlántico en dos ocasiones: en noviembre de 2016 y en febrero de 2014, esta última se produjo en respuesta a la creciente presencia naval estadounidense en el Golfo Pérsico y a la realización de maniobras frente a las costas persas por parte de los norteamericanos.

La presencia constante de los grupos navales del Ejército de Irán en aguas territoriales y en el alta mar se produce en concordancia con los directrices del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei) para defender intereses del país persa, neutralizar planes para promover iranofobia y de salvaguardad la seguridad en rutas navales”, ha recalcado el subcomandante de la Armada de Irán, el contralmirante Turay Hasani Moqadam.

En los últimos años, Irán ha experimentado un gran avance en la fabricación nacional de herramientas militares, lo que ha permitido la autosuficiencia de las Fuerzas Armadas del país. La Fuerza Naval del Ejército de Irán ha incrementado también su presencia en aguas territoriales e internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros.

Actualmente, un grupo naval del Ejército iraní está realizando operaciones en el golfo de Adén y el océano Índico, y su operación duraría unos dos meses más, ha reportado el contralmirante Hasani Moqadam.

“La presencia constante de los grupos navales del Ejército de Irán en aguas territoriales y en el alta mar se produce en concordancia con los directrices del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei) para defender intereses del país persa, neutralizar planes para promover iranofobia y salvaguardad la seguridad en rutas navales”, ha recalcado.

ELESPIADIGITAL.COM

Siria se siente vencedora: Un soldado sirio impide que patrulla de EEUU retire la bandera siria en Manbij

Un soldado sirio se enfrenta con un comandante de EE.UU., que le pide retirar la bandera de Siria en la estratégica ciudad de Manbij, en Alepo.

Un vídeo emitido este jueves en las redes sociales muestra cómo una patrulla estadounidense llega a una zona donde se encuentran efectivos del Ejército sirio en las afueras de Manbij y pide que se retire la bandera siria.

No obstante, el oficial sirio Mohamad Salum se niega a cumplir la demanda del comandante estadounidense, lo cual provoca un breve enfrentamiento entre ellos.

Según los medios locales de noticias, Salum dijo que “moriría antes de permitir que la quiten”. Luego, el comandante norteamericano acepta irse, pero le pide un recuerdo y Salum procede a darle una foto del presidente sirio, Bashar al-Asad.

VIDEO

Las tropas estadounidenses siguen desplegadas en varias ciudades sirias, pese al reciente anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que sus fuerzas se retirarán en un futuro próximo del país árabe.

Al menos 11 miembros de una familia en Deir Ezzor perecen tras otro ataque de la coalición de EEUU

DAMASCO (Sputnik) — Un ataque aéreo de la coalición liderada por EEUU en la provincia de Deir EzZor, en el este de Siria, causó la muerte de 11 miembros de una familia, informaron medios de comunicación estatales.

La coalición atacó la ciudad de al Shafa, según la emisora ​​Ikhbariya.

La coalición liderada por EEUU de más de 70 países está llevando a cabo operaciones militares contra el grupo terrorista ISIS (prohibido en Rusia) en Siria e Irak.

Las operaciones de la coalición en Irak se realizan en cooperación con el gobierno, pero las de Siria no están autorizadas por la administración local o el Consejo de Seguridad de la ONU.

Le Monde: Francia aislada y fuera de juego en Siria

“Mientras los kurdos sirios piden apoyo diplomático, incluso protección militar, Francia nunca ha parecido tan aislada en este tema”, escribió Le Monde en un artículo titulado “Francia fuera de juego en el conflicto sirio”.

Tras el anuncio de Donald Trump sobre la retirada de sus fuerzas militares de Siria, parece que la presencia de las fuerzas francesas en este país no tiene ningún significado. Según Le Monde, esta presencia es simbólica, aunque el presidente francés Emmanuel Macron insista en mantener sus fuerzas en Siria oponiéndose a la decisión de Donald Trump.

Le Monde escribe:

“Los soldados de las fuerzas especiales francesas han patrullado aparentemente las calles de Manbij el fin de semana de Navidad. Los vehículos, decorados con la bandera tricolor, estaban allí para indicar que, a pesar del anuncio de la retirada estadounidense, los militares franceses permanecerán, al menos por el momento, desplegados en el noreste de Siria El lugar escogido para ello fue dicha pequeña localidad, al oeste del Éufrates, que durante meses ha sido el punto focal de un enfrentamiento entre las fuerzas turcas, las milicias árabe-kurdas de las Fuerzas Democráticas Sirias y las tropas del régimen de Assad. Sin embargo, más allá de este gesto simbólico, Francia nunca ha parecido tan aislada en el tema sirio, incluso aunque los kurdos sirios le pidan al presidente francés que les brinde apoyo diplomático, o incluso protección militar.”

Le Monde recuerda que el 23 de diciembre, durante su visita a Yamena, el presidente francés Emmanuel Macron declaró que Francia quería seguir siendo un “aliado confiable” para los kurdos de Siria. Quería así reaccionar a las palabras de Donald Trump, quien anunció sin avisar a sus aliados europeos, incluidos los franceses, su retiro de Siria.

Le Monde luego plantea una pregunta crucial: “¿Puede Francia, sin embargo, demostrar que es confiable frente a sus aliados, a pesar de que Ankara está concentrando sus fuerzas a lo largo de la frontera y los kurdos están negociando con Damasco un acuerdo apoyado por Moscú?”

Pero el analista del diario francés responde que sin los estadounidenses, nada es posible para Francia: “No podemos quedarnos si se van y ni siquiera tenemos los medios para irnos sin ellos”. Las fuerzas francesas dependen de los norteamericanos incluso para las evacuaciones en helicóptero de los heridos.

Por tanto, la presencia de Francia en Siria, además de violar el Derecho Internacional, es solo un intento fallido de una potencia neocolonialista en declive de mantener por la fuerza una influencia que perdió irremediablemente cuando se puso del lado de los enemigos de Siria.

¿Qué hay detrás de la nueva cooperación entre Damasco y Bagdad?

Desde que el presidente Assad autorizó a Iraq, en respuesta a una misiva del primer ministro iraquí, a bombardear posiciones y concentraciones terroristas en el este de Siria, muchos se han preguntado sobre la razón de esta luz verde. Algunos analistas han vinculado esta nueva colaboración entre Siria e Iraq a su deseo compartido de abortar el “nuevo” proyecto que EEUU y las monarquías del Golfo Pérsico para crear un “emirato” en la provincia petrolífera de Deir Ezzor. Estas fuentes señalan que, con el fin de desbaratar este complot, Damasco permitió que Bagdad bombardee a los terroristas en el este de Siria.

El presidente sirio, Bashar al Assad, recibió el domingo 30 de diciembre en Damasco al jefe de las Unidades de Movilización Popular Iraquí (Hashid al Shaabi), Falih al Fayyad, cuyos combatientes están posicionados en la frontera sirio-iraquí junto con el Ejército sirio.

Según fuentes locales, EEUU y las monarquías del Golfo Pérsico estarían actuando para formar un emirato en la provincia de Deir Ezzor, rica en petróleo. Las tribus árabes son, sin embargo, hostiles a este proyecto y están cooperando con el Estado sirio para eliminar a los restos del Daesh, en gran parte pilotados desde la base estadounidense de Al Tanf. En este contexto, los ataques de Bagdad contra posiciones de los terroristas son esenciales.

Fayyad era portador de un mensaje para Assad del primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi. El mensaje abordaba el “reforzamiento de las relaciones bilaterales” así como “la importancia de la continuación de la coordinación entre Siria e Iraq, en todos los campos, incluyendo la lucha contra el terrorismo”. La carta insistía igualmente en la cooperación entre las dos partes, y en especial en la gestión de las fronteras comunes.

El periódico en lengua árabe Rai al Youm se refirió en un artículo al encuentro entre Assad y Fayyad y los intentos de EEUU y otros países occidentales de controlar la región fronteriza entre Siria e Iraq.

“El Daesh se está reorganizando en la orilla este del Éufrates y el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, que parece ser un señuelo, es parte de este mismo plan”, informa Rai al Youm.

“La reaparición de Daesh en las zonas fronterizas se ha convertido en motivo de preocupación para los responsables iraquíes y sirios, y la visita sorpresa a Siria del asesor de seguridad del primer ministro iraquí responde a esta preocupación. El viaje del líder del Hashid al Shaabi a Damasco es un preludio del fortalecimiento de la coordinación entre Bagdad y Damasco para enfrentar este desafío”, dijo la fuente.

“Dado que los combatientes del Hashid al Shaabi han desempeñado un papel importante en la lucha contra Daesh y la expulsión de este grupo terrorista de Mosul y la mayoría de las ciudades y aldeas de Iraq la elección de Falih al Fayyad para dirigir esta misión no fue una coincidencia”, agrega el informe.

Bashar al Assad, que aboga por establecer estrechos vínculos con Iraq en todos los frentes, particularmente en la esfera de la seguridad, dio carta blanca a la Fuerza Aérea iraquí para bombardear los escondites de Daesh.

“Es suficiente que Bagdad informe a Damasco de sus ataques aéreos y no es necesario que solicite una autorización formal”, señaló el presidente sirio.

Ambos países están decididos, pues, a actuar de manera conjunta para impedir que ninguna entidad tribal o sectaria sea creada en este espacio estratégico situado en la frontera entre ambos países, señala el informe.

El vaticinio de Al-Asad se está cumpliendo ahora mismo

El presidente sirio, en 2011, vaticinó que algunos de los países árabes que conspiraban contra Siria, pedirían disculpas, y esa predicción se cumple ahora.

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, en una mezquita en la capital siria, Damasco, 19 de noviembre de 2018.

Aquellos de nuestros hermanos árabes que están conspirando ahora contra nosotros, los veremos en Damasco después de la crisis pidiendo disculpas por lo que sucedió“, predijo el presidente sirio, Bashar al-Asad, en diciembre de 2011 frente a un grupo de jóvenes en el palacio presidencial.

Con el inicio de la crisis siria a principios de 2011, varios países árabes cerraron sus embajadas en Damasco, capital de Siria, en protesta por lo que calificaron de “represión” de las protestas de los opositores por parte del Gobierno sirio.

Sin embargo, una vez aclarado el origen de la crisis en el país árabe y tras el éxito del Ejército sirio en la recuperación de su territorio de manos de los grupos terroristas, ya se está hablando de que dichos países árabes desean retomar sus relaciones con Siria.

Ayer domingo, en una sesión parlamentaria, los legisladores de Jordania pidieron al Gobierno de Amán que restablezca las relaciones diplomáticas con Siria al nivel existente antes del estallido de crisis en el país árabe.

Por otra parte, el canciller de Baréin, Jalid bin Hamad Al-Jalifa, el viernes describió por primera vez en los últimos años a Siria de actor clave en la política del Oriente Medio, afirmando que su país respalda a Siria en la protección de su soberanía. La Cancillería de Baréin también aseguró que reabrirá su misión diplomática en Damasco, capital siria.

Y el jueves los Emiratos Árabes Unidos (EAU) reabrieron su embajada en Damasco, lo que supone un nuevo paso en el reconocimiento del Gobierno de Bashar al-Asad. En noviembre de 2012, el canciller de EAU, Muhamad Anwar Gargash, abogó por armar a los grupos opositores sirios para obtener ganancias políticas.

Los estadounidenses también se han visto obligados a reconocer la victoria del mandatario sirio y de sus aliados, es decir: Rusia e Irán, frente a los esfuerzos de algunos países árabes y occidentales y de los grupos terroristas para derrocar a Bashar al-Asad.

Análisis: La luz verde de los países árabes para renovar los lazos con Siria muestra su derrota

Hace siete años, aproximadamente 10 meses después del estallido de la militancia en Siria, el presidente Bashar al-Assad hizo una afirmación solemne, que hoy está demostrando ser cierta. Dijo en un discurso a un grupo de jóvenes sirios: «Poco después de la crisis, verá que los mismos países árabes que ahora están tramando contra nosotros regresan a Damasco para disculparse».

El líder sirio estaba respondiendo a una pregunta sobre la postura hostil que ciertos estados árabes habían tomado en contra de su país en ese entonces. «Esto no es nada nuevo para nosotros. Los sirios somos nobles árabes y no nos retiraremos de nuestra posición «.

Siria, agregó, «está destinado a sufrir más disturbios debido a sus conspiraciones. Nadie debe esperar que la paz prevalezca siempre y cuando digamos no a los Estados Unidos, ni siquiera después de salir victoriosos de esta guerra «.

En 2011, cuando llegó la crisis, los países árabes cerraron sus misiones diplomáticas en Damasco en protesta por lo que describieron como la represión del gobierno de Assad contra las protestas.

Sin embargo, ahora que el ejército nacional sirio ha asestado golpes duros a los terroristas respaldados por extranjeros que operan contra el gobierno y ha liberado a casi toda la tierra del país de los mercenarios, esos países árabes parecen estar en una carrera para reabrir sus embajadas en Damasco.

‘Estados árabes llamando a la puerta de Siria’

El mes pasado, el presidente sudanés, Omar al-Bashir, quien en los últimos años ha establecido buenas relaciones con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), se convirtió en el primer jefe de estado árabe en hacer una visita oficial a Damasco y sentarse Abajo para las conversaciones con su número opuesto sirio desde el inicio del conflicto. Los informes dicen que Mauritania también está reflexionando sobre un viaje de este tipo al país del Medio Oriente.

El presidente de Sudán llegó a Damasco el domingo en la primera visita de un líder árabe desde el inicio del conflicto sirio en 2011.

Al comentar sobre la visita sorpresa de Bashir a la capital siria, el diario al-Sudan al-Youm escribió: El líder sudanés realizó la visita una vez que se aseguró de que Siria había ganado la guerra y ahora estaba de vuelta en su camino hacia adelante. Podría haber llegado a la conclusión de que el frente de resistencia había frustrado todos los planes anti-Siria. Es posible que la visita también haya sido una respuesta a los informes recientes de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, debía llegar pronto a Sudán. (Jartum ha rechazado formalmente esos informes.)

En ese sentido, el Dr. Ing. Muhammad Khair al-Akam, experto en asuntos políticos e internacionales, dijo a la agencia Sputnik de Rusia que la visita de Bashir «tiene un claro mensaje de que los árabes están llamando a la puerta de la República de Siria».

Una semana después, los Emiratos Árabes Unidos reanudaron oficialmente el trabajo diplomático en Siria. Bahrein también fue rápido en seguir su ejemplo.

Anwar Gargash, el ministro de estado de asuntos exteriores de Emiratos Árabes Unidos, una vez que fue un firme defensor de los terroristas que luchan para derrocar al presidente Assad, visitó su página de Twitter para justificar la acción de Abu Dhabi. «La decisión de los Emiratos Árabes Unidos (…) se produjo tras la convicción de que la siguiente etapa requiere la presencia y comunicación árabe en el archivo sirio», dijo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Emiratos, a su vez, dijo en un comunicado que «el paso confirma que el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos está dispuesto a restablecer las relaciones entre los dos países hermanos de nuevo a la normalidad», y que la medida es «activar el papel árabe en el apoyo a los «Independencia, soberanía, unidad y seguridad y previenen los peligros de la intervención regional en los asuntos árabes de Siria».

El dramático giro en U de Abu Dhabi se produce siete años después de que los EAU, junto con Arabia Saudita, Qatar, Egipto y Bahrein, suspendieran la membresía de Siria en la Liga Árabe.

Ocho años de resistencia siria demostraron a los Emiratos y otros estados regionales que Siria es capaz de frustrar todos los planes de árabes occidentales en su contra y mantenerse firme. Es por eso que se están acelerando el uno al otro para arreglar sus lazos con Damasco.

Además de Sudán, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, también se informa que Jordania está considerando la normalización con Siria. Parece que el primer estado que salió en apoyo de los militantes en contra de Damasco ahora ha cambiado de rumbo y está tratando de convertirse en el primer estado en enviar un embajador a Siria.

«Nuestras relaciones con Siria serán restauradas a donde estaban en el pasado», dijo el Rey Abdullah II el 23 de diciembre.

Mientras tanto, el régimen saudí, un importante patrocinador de los terroristas takfiri que están causando estragos en Siria, está aparentemente decidido a no quedarse atrás con sus aliados. El parlamentario libanés Abdul Rahim Mrad, quien actúa como mediador entre Damasco y Riad, dijo que el príncipe heredero de la corona, Mohammed bin Salman, no mostró ninguna reacción negativa a la idea de revisar los lazos con Siria.

Mrad dijo además que continuará los esfuerzos para organizar una reunión entre funcionarios sauditas y Ali Mamlouk, el asesor de seguridad de Assad.

Parece que 2018 no podría haber tenido un mejor final para el presidente Assad de Siria.

Deutsche Welle, de Alemania, escribió: «Siria entra en 2019 con todas las señales que apuntan a que se volverá a aceptar en el pliegue árabe. «El cambio diplomático es un reconocimiento de que la guerra ha sido ganada y los estados árabes necesitan ejercer influencia en una Siria post-conflicto».

La emisora ​​alemana destacó los esfuerzos de Túnez para lograr que el presidente Assad asista a una cumbre de la Liga Árabe que se espera que presida este año.

El triunfo del frente de resistencia.

El destacado periodista Abdel Bari Atwan, editor en jefe de Rai al-Youm, describió recientemente 2019 como el año de victorias para la nación siria. El año nuevo, él cree, verá la derrota de los complots estadounidenses en la región y la restauración de la dignidad a su gente.

Atwan destacó los fracasos de Estados Unidos en la región y dijo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió que su país había gastado en vano $ 7 billones en Medio Oriente. Visitó una base que aloja tropas estadounidenses en Irak tan silenciosamente como un ratón, mientras tiembla de miedo, agregó el periodista.

Siria, continuó diciendo, «emergió triunfante porque ofrecía resistencia. Los países árabes ahora están regresando a sus embajadas en Siria. El punto interesante es que buscan justificar el movimiento como un intento de distanciar a Siria de Irán. Antes de la crisis, estos estados árabes habían ofrecido a Siria decenas de miles de millones de dólares a cambio de mantenerse alejados de Irán. Sin embargo, Siria rechazó esa demanda, reafirmando que Irán era un poderoso aliado «.

«Hemos entrado en una nueva fase: la victoria del eje de resistencia en la región. Israel se encuentra actualmente en un estado de miedo. Los estados árabes que se están moviendo hacia la normalización con Israel lamentarán su movimiento. Hezbolá es un poder creciente de la región, «Posee más de 150,000 misiles de alta precisión. Los árabes necesitan admitir sus errores, unirse al frente de resistencia y oponerse al enemigo israelí», dijo el periodista.

Trump vierte agua fría sobre los aliados

Mientras tanto, 2019 llegó a su fin con otra sorpresa Trumpian. El anuncio hecho por el presidente de Estados Unidos de un plan para sacar a las tropas estadounidenses del punto caliente de Medio Oriente sorprendió a los jugadores aliados en la escena de Siria, incluidos los regímenes árabes, Israel y los terroristas respaldados por el extranjero, y los llevó al borde de la crisis.

A pesar de algunas críticas en casa, Trump dijo que las fuerzas militares estadounidenses ya no son necesarias en Siria desde que el grupo terrorista Daesh Takfiri fue derrotado allí.

Sin embargo, los observadores pusieron en duda la declaración de Trump y dijeron que la retirada es más indicativa de la derrota de los Estados Unidos y sus aliados en Siria que la de Daesh. El cambio de política de Trump afectó, más que nada, a los regímenes árabes y los terroristas proxy, promoviéndolos para hacer un cambio de sentido y retirarse.

Mientras el ejército estadounidense se prepara para retirarse, el destino de los grupos terroristas respaldados por Estados Unidos activos cerca de la base al-Tanf de Washington en el sureste de Siria ahora está en juego.

Los informes de los medios de comunicación sirios dicen que el plan de retirada ya ha creado una ruptura en las filas de los equipos terroristas que operan cerca de la base de al-Tanf. Varios de esos militantes se están preparando para rendirse al ejército sirio, mientras que otros se han unido a otros grupos terroristas.

Bofetada en la cara de Israel

Sin embargo, el plan estadounidense ha enfurecido más al régimen sionista, el principal aliado de Washington en la región que ha brindado un apoyo total a los terroristas contra Damasco desde el inicio de la crisis.

Solo horas después del anuncio de Trump, el Canal 10 de Israel describió el plan como una bofetada en la cara del régimen de Tel Aviv. Un experto en asuntos militares dijo al canal de noticias que la retirada de Washington mataría al único chip de negociación para asegurar la salida de Irán de Siria y obstaculizar los intentos de Israel de enfrentarse a Hezbollah.

El régimen llevó a cabo recientemente ataques aéreos contra objetivos cercanos a la capital siria, en lo que podría ser una señal de un mayor apoyo para los terroristas en ausencia de los Estados Unidos, pero dados los últimos desarrollos en Siria, las políticas beligerantes de Israel parecen estar condenadas a fallar.

La luz verde árabe para renovar los lazos diplomáticos anuncia una Siria estable y la caída del frente enemigo. Parece que el Año Nuevo verá más desarrollos en Siria.

ELESPIADIGITAL.COM