El Parlamento de Venezuela exige a las fuerzas armadas que “den un paso al frente”

Nicolás Maduro da un discurso durante la ceremonia con las Fuerzas Armadas (FANB) tras su jura. AFP

El nuevo presidente del Parlamento, Juan Guaidó, reclamó no reconocer la Presidencia de Maduro, minutos después de acabar su jura

Nicolás Maduro jura su nuevo mandato con un fuerte rechazo de la comunidad internacional

Nicolás Maduro anuncia “medidas radicales” ante la “sedición” del Parlamento

El Parlamento no da un paso atrás pese a las amenazas gubernamentales. “Hacemos un llamado claro a las fuerzas armadas; den un paso al frente, hagamos valer nuestra Constitución. Se debe desconocer lo que no sea producto del voto popular”, reclamó el nuevo presidente del Parlamento, Juan Guaidó, minutos después de acabar la jura de Nicolás Maduro.

“Nicolás, no eres legítimo, así te disfraces como te disfraces”, apuntó el diputado. El parlamentario de Voluntad Popular, partido presidido por el preso político Leopoldo López, desveló que propondrá ante el Legislativo declarar la “usurpación del cargo de presidente” por parte del ‘hijo de Chávez’.

Los parlamentarios llevarán a cabo este viernes un “cabildo abierto” para que “todo el pueblo conozca la ruta para el cese de la usurpación”. El lugar elegido es la sede de Naciones Unidas en Caracas. Se trata del primer intento para recuperar las protestas en la calle, que en la actualidad se limitan a las quejas por el derrumbe de los servicios públicos o la falta de comida.

“Para disolver la Asamblea Nacional tendrían que meter presos a todos los diputados”, se defendió Guaidó, tras las amenazas del líder bolivariano y de su número 2, Diosdado Cabello, quien además preside la Asamblea Nacional Constituyente.

El reto de los parlamentarios estaba preparado de antemano, sabedores de que, tras la investidura, Maduro acudiría a Fuerte Tiuna para presidir el desfile militar y, sobre todo, para dejar claro que él sigue siendo el comandante en jefe de las fuerzas armadas. Titulado como “acto de reafirmación, reconocimiento y juramento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, estuvo presidido por el general Vladimir Padrino López, quien repitió las consignas revolucionarias de siempre. El ministro de Defensa hizo jurar a sus soldados el “compromiso de fidelidad” ante Maduro.

Frente a los intereses de la alta cúpula militar, la oposición democrática sí cuenta con un aliado de peso en el continente. La OEA decidió este jueves “no reconocer la legitimidad” del nuevo periodo presidencial, con una mayoría contundente: 19 votos contra 6. Al grupo de detractores se unieron Ecuador, Haití y República Dominicana, hasta hace muy poco grandes defensores del chavismo, incluso Santo Domingo se convirtió en la sede de las negociaciones políticas del año pasado gracias a los vínculos conocidos entre los dos gobiernos.

Dentro de la organización panamericana, a Caracas sólo le quedan como aliados seguros Bolivia, Nicaragua, San Vicente, Dominica y Surinam. México, en cambio, abandonó el grupo de detractores para encabezar a los abstencionistas, por delante de Uruguay, El Salvador y varias islas del Caribe. Tanto el país norteamericano como el del Cono Sur enviaron delegaciones de cuarto nivel (encargado de Negocios) a la jura, lo que provocó las quejas de la oposición y de los emigrantes venezolanos.

“Saludamos el compromiso de los países de las Américas desconociendo al ilegítimo régimen de Nicolás Maduro. El pueblo de Venezuela no está solo, seguimos trabajando para recuperar la democracia, los derechos y las libertades”, se ufanó Luis Almagro, secretario general de la OEA y bestia negra del chavismo en el continente.

Antes de la investidura también se produjeron pequeñas protestas en varios estados del país, como Lara, Mérida, Aragua y Sucre, en rechazo a la jura y para exigir nuevas elecciones, por considerar que las presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron fraudulentas.

En Barquisimeto, la policía disolvió con gases lacrimógenos una concentración de maestros, que portaban pancartas con frases como “Desconocemos a Maduro”.

ELMUNDO.ES

Los sistemas de misiles rusos Tor-M2U en acción

alt

Una unidad de defensa aérea ha realizado pruebas de tiro desde los modernos sistemas de misiles antiaéreos de corto alcance Tor-M2U. El vídeo de estos ensayos fue publicado por el Ministerio de Defensa de Rusia.

El entrenamiento fue llevado a cabo por una unidad de defensa aérea que forma parte del 58 Ejército del Distrito Militar Sur.

“Durante estas pruebas los efectivos aniquilaron aproximadamente 10 blancos veloces y maniobrables que se lanzaron en distintas direcciones y volaron a altitudes mínimas y máximas”, detalló el portavoz del Distrito Militar Sur, Vadim Astáfiev.

Al finalizar las pruebas los militares regresaron al punto de su emplazamiento permanente.

Tor-M2U es el sistema de misiles antiaéreos de corto alcance. Está destinado a solucionar tareas relacionadas con la defensa antiaérea y antimisiles. Además, sirve para cumplir misiones vinculadas con la protección de importantes puntos administrativos, los primeros escalones de las tropas terrestres contra los ataques de misiles de crucero, bombas guiadas, aviones, helicópteros y drones.

El sistema es capaz de operar guiado por un operador y de manera completamente autónoma. El Tor-M2U controla por sí mismo el espacio aéreo indicado y derriba de forma independiente todos los blancos aéreos que no fueron reconocidos por el sistema amigo-enemigo.

VIDEO

ELESPIADIGITAL.COM

Turquía lanzará ofensiva en Siria si se retrasa la salida de EEUU. Holanda también se retira

Turquía advierte a Estados Unidos de que lanzará una ofensiva en el norte de Siria si Washington pospone la retirada de sus fuerzas del país árabe. Si la retirada de Estados Unidos “se posterga con excusas ridículas que no reflejan la realidad, del tipo ‘los turcos van a masacrar a los kurdos’, aplicaremos nuestra decisión” de lanzar una operación en el norte de Siria, ha declarado este jueves el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, en una entrevista al canal local de televisión NTV.

El máximo diplomático turco ha criticado el apoyo militar de EE.UU. a la milicia kurdo-siria de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), consideradas “terroristas” por Ankara, y ha advertido que la presencia de grupos terroristas en el norte de Siria representa una amenaza para el futuro de Turquía y para toda la región de Oriente Medio.

Ankara dijo el martes que no necesitaba el permiso de EE.UU. para lanzar una operación contra los kurdos al este del Éufrates, en el norte de Siria, y aseguró que esta zona “se limpiaría” solo cuando Washington recolecte armas de las milicias kurdas, aclare el destino de sus bases militares en el territorio sirio y rompa su alianza con las YPG.

Washington anunció el pasado 19 de diciembre el comienzo de la retirada completa de sus tropas de Siria sin dar un calendario específico. Ankara ha asegurado que continuará su lucha contra las milicias kurdas tras la salida de EE.UU. y no permitirá que estas se aprovechen de tal situación.

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, reafirmó el compromiso de su país con los kurdos el pasado domingo, señalando que las tropas estadounidenses no se retirarán de Siria hasta que sean erradicados los últimos reductos terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) y Turquía garantice la seguridad de las YPG.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reaccionó de inmediato al respecto, advirtiendo de que su país podría lanzar una operación militar contra las milicias kurdas al norte de Siria en cualquier momento.

Cinco militares británicos muertos por un misil del Daesh en Deir Ezzor

Cinco militares británicos fueron muertos en un bombardeo por el grupo terrorista Daesh en la provincia siria de Deir Ezzor el miércoles, informó el periódico sirio Al Watan citando fuentes locales.

Los militares británicos fueron muertos por un misil lanzado por terroristas del Daesh en la provincia siria de Deir Ezzor, informó Al Watan, citando fuentes locales.

“Cinco militares británicos murieron cuando un cohete del Daesh los alcanzó en la aldea de Al Shaaf, y otros más resultaron heridos”, dijo el periódico citando a fuentes locales. Los heridos fueron evacuados hacia el hospital de esta nacionalidad.

Según dichas fuentes, los soldados británicos formaban parte del contingente de la coalición internacional que operaba en la zona.

Este informe se produce apenas una semana después de que las fuentes locales dijeran que al menos dos soldados británicos habían sido heridos como resultado de un ataque con misiles antitanques del Daesh en el área de Al Shafah.

El Ministerio de Defensa británico no ha querido hacer comentarios, pero los medios de esa nacionalidad han informado que la presencia militar británica en Siria se ha revelado mucho más peligrosa de lo que inicialmente parecía. Estos medios han informado con ironía que el ataque con misiles del Daesh podría haber sido un ejemplo de “fuego amigo”, ya que ellos eran de fabricación norteamericana.

Convoy de refuerzos de la Guardia Republicana llega al oeste de Alepo

Un gran convoy de soldados de la Guardia Republicana Siria se dirigió el martes a la provincia de Alepo, dijo una fuente a Al Masdar News.

Según una fuente en la capital de la provincia, los refuerzos de la Guardia Republicana viajaron desde el sur de Siria a la ciudad de Alepo, donde recibieron órdenes de desplegarse en los distritos occidentales.

La fuente dijo que los refuerzos de la Guardia Republicana habían participado previamente en la batalla de la Guta Oriental entre los años de 2013 y 2018.

No se han proporcionado más detalles.

Anteriormente, un oficial militar del Ejército sirio dijo a Al Masdar News que sus fuerzas estaban preparadas para lanzar una ofensiva en el oeste de Alepo si el Frente al Nusra consolida sus conquistas en el oeste de la provincia.

Parece que esta concentración militar siria es una respuesta a la nueva ofensiva a gran escala del Frente al Nusra en el noroeste de Siria contra los militantes aliados de Turquía.

La llegada de tropas al oeste de Alepo coincide con las afirmaciones de que el Frente al Nusra continúa avanzando en el distrito de Yindares, en la región de Afrin.

Holanda retira sus aviones y tropas de Oriente Medio

Holanda ha finalizado la misión de sus aviones F-16 en Oriente Medio recientemente después de un despliegue de un año dentro de Iraq.

Al citar al Ministerio de Defensa holandés, Janes IHS informó que Holanda concluyó oficialmente la misión de sus F-16 a fines de 2018.

La Fuerza Aérea Real (RNLAF) informó sobre el regreso de los F-16s de la Fuerza Aérea Real holandesa desplegados en Iraq el 2 de enero, seguidos por la mayor parte del destacamento holandés de 150 miembros.

“Los cuatro F-16, más dos aviones de reserva que operaban desde Al Azraq en Jordania desde enero de 2018, junto con otros miembros de la coalición, llevaron a cabo más de 3,000 misiones usando sus armas contra el Daesh en Iraq y el este de Siria”, afirmó el Ministerio de Defensa holandés.

Revista rusa: La retirada de EEUU de Siria un hecho inevitable

En un artículo titulado “la retirada de EEUU de Siria era inevitable”, la revista digital rusa News Eastern Outlook explica que los acontecimientos recientes en la región que “obligarán tarde o temprano a EEUU a retirarse de Siria”.

La decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de retirar las tropas estadounidenses de Siria sin duda ha sorprendido a muchas personas en el mundo, especialmente a su administración, a saber, el ex responsable de defensa, James Mattis, y los halcones del Pentágono, que desean continuar utilizando Siria como campo de la lucha de poder contra Irán y Rusia.

La revista señala que son Rusia, Irán y Turquía los que poseen la iniciativa en Siria. En el caso de Turquía, las tensiones entre Washington y Ankara se han incrementado en los últimos meses debido a la voluntad estadounidense de fomentar las tendencias separatistas kurdas.

De hecho, la oposición de Turquía ha sido un factor fundamental que ha servido para imposibilitar el plan norteamericano-israelí para crear una entidad kurda independiente en Siria. La amenaza turca de lanzar un ataque contra las milicias kurdas apoyadas por EEUU en el Este del Éufrates abrió la puerta a un enfrentamiento posible entre los ejércitos turco y estadounidense.

En el plano militar, el despliegue de los misiles antiaéreos S-300 en Siria ha limitado el campo de acción de los aviones norteamericanos y su capacidad de actuar, indica la revista. Rusia tiene además desplegados sofisticados aviones espía que vigilan los movimientos de las fuerzas estadounidenses desde la base de Hamaimim.

De este modo, enfrentado a la oposición de Siria, Rusia, Turquía e Irán a su presencia, EEUU se ha quedado sin opciones válidas y no puede manipular las cosas a su gusto en Siria. Esto le ha llevado a plantearse la retirada de un terreno hostil y dominado totalmente por sus rivales estratégicos, incluyendo el pueblo sirio, que es plenamente consciente del papel y objetivos de la ilegal presencia militar de EEUU en su país.

Análisis: Siria: la esperanza de los kurdos pasa por Moscú

Luis Rivas

Los kurdos de Siria vuelven a confiar en Moscú para alcanzar un acuerdo con Damasco y evitar al mismo tiempo una ofensiva armada turca sobre las regiones que han estado bajo su control.

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de repatriar de forma urgente a sus 2.000 militares de territorio sirio y la marcha atrás anunciada posteriormente por sus más estrechos colaboradores ha tenido al menos la virtud de acelerar los movimientos para un arreglo diplomático del conflicto en la zona.

​Los dirigentes políticos de las milicias kurdo-sirias de las Fuerzas de Autodefensa Kurdas (YPG) —principales componentes de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos sobre el terreno sirio— ya saben que su futuro no depende de un aliado objetivo tan poco de fiar. Diferentes delegaciones de kurdos-sirios se han desplazado en las últimas semanas a Damasco y Moscú para discutir una propuesta de negociación con las dos partes.

En la capital rusa, los kurdos presentaron su plan denominado “Sistema de defensa general contra amenazas exteriores”, para el que solicitaban el apoyo ruso. En esa “hoja de ruta” se exponían iniciativas poco viables hace solo semanas, como la propuesta de proteger la frontera con Turquía al este del río Éufrates, lo que implicaría permitir el retorno de los guardias fronterizos sirios a esa zona hasta ahora controlada por los kurdos. En ese punto, se propone también permitir a los kurdos que lo deseen integrarse en ese cuerpo.

La futura disolución de las FDS, exigida por Turquía, podría implicar que milicianos kurdos de esas fuerzas pudieran integrarse en el ejército sirio o en la policía.

Sobre las armas entregadas por Estados Unidos a las FDS no hay decisiones claras, aunque Washington estaría presionando para que permanezcan en manos kurdas hasta acabar con los últimos reductos de ISIS (autoproclamado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países).

Armas, petróleo y autonomía

Otro delicado asunto de la negociación son los pozos petroleros en manos de los kurdos: en el plan presentado en Moscú, los kurdos habrían dado a entender que no se opondrían a ceder su control al gobierno central.

Más controvertido aparece el asunto de la autonomía territorial kurda. Los líderes kurdos que viajaron a la capital rusa subrayaron su deseo de vivir en “una Siria unificada”, pero mantener una cierta autonomía, refrendada en la futura Constitución.

Lo cierto es que, como manifestó a la agencia francesa, AFP, el responsable militar kurdo de las FDS, Redur Jalil, “es inevitable que la administración autónoma kurda llegue a un acuerdo con Damasco, ya que nuestra región es parte de Siria”. Jalil manifestó también que existen “signos positivos” en las negociaciones con el gobierno de Bashar Asad y reiteró que no excluía el retorno del ejército sirio a la frontera con Turquía.

​El comandante kurdo llamó además a Rusia a actuar como “garante” internacional para salvar las divergencias con el gobierno sirio.

Tanto si los efectivos militares norteamericanos se retiran “en cuatro meses”, como anunció en un principio a mediados de diciembre, Donald Trump, o permanecen en Siria quizá años, como dijo posteriormente su asesor, John Bolton, responsable de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), los kurdos saben que su futuro está más ligado a la mediación de Moscú que a las aparentes tiranteces entre el presidente norteamericano y su “Estado profundo” (CIA, NSA, Pentágono y Departamento de Estado).

El tuit de Trump que disparó el consumo de cafeína en Oriente Medio, anunciando la retirada de sus tropas del escenario sirio, despertó la preocupación de sus aliados israelíes y árabes, a los que tanto Bolton como el jefe de la CIA, Mike Pompeo, han tratado de tranquilizar en sus viajes a la zona.

​El que se queda sin regalo de Navidad, después de haberlo tocado con la punta de los dedos, es el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que vio en la decisión de Trump una oportunidad para presionar militarmente —diciéndolo suavemente— a sus enemigos kurdos de las YPG que considera un brazo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), calificado por Ankara, Estados Unidos y la Unión Europea como grupo terrorista.

Erdogan pierde el regalo de navidad

El presidente turco, que no se esperaba la marcha atrás norteamericana, reaccionó airadamente y se negó a recibir a Bolton, a quien acusó, a través de sus medios afines, de haber dado “un golpe [de estado] blando a Trump”. Turquía reiteró que su objetivo no es acabar con los kurdos, sino con los terroristas que hay en sus filas. En palabras de Erdogan, “así como hay terroristas turcos y árabes, hay también terroristas kurdos”.

Siria no puede permitir un avance turco sobre su territorio con la excusa de perseguir a supuestos terroristas kurdos, y más ahora que las circunstancias militares hacen posible el despliegue de su ejército en zonas hasta ahora en manos de otras fuerzas internas o externas.

Rusia, que mantiene buenas relaciones con Ankara después de la crisis de 2016, no puede aceptar tampoco que la integridad territorial de su aliado sirio pueda ser violada. Moscú aplaude la retirada norteamericana anunciada por Washington —si es que se produce— pero deberá calmar los ardores guerreros de Turquía, su único aliado, aunque sea circunstancial, dentro de la OTAN, después de obtener garantías de los kurdos.

El regreso a la escena internacional de Bashar Asad parece confirmarse con detalles más que simbólicos, como la reapertura de la embajada de Emiratos Árabe Unidos en Damasco o el posible retorno de Siria a la Liga Árabe, lo que se interpreta también como una manera de contrarestar el papel de Turquía y de Irán en el futuro del país.

​Los dirigentes kurdos parecen haber comprendido que con la volatilidad de Estados Unidos y la debilidad de Europa la única vía de solución negociada para su futuro en Siria pasa por Moscú.

ELESPIADIGITAL.COM

El Reino Unido y Estados Unidos sabían desde hacía mucho tiempo que Crimea quería reincorporarse a Rusia

alt

Londres y Washington sabían de un abrumador deseo de los crimeanos de reunificarse con Rusia desde los primeros días de la independencia de Ucrania. Diplomáticos del Reino Unido y Estados Unidos predijeron que Ucrania se dividiría y Crimea buscaría volver a Rusia, según revelan los documentos del Gabinete británico publicados en los Archivos Nacionales de Londres.

En 1994, los británicos tuvieron la oportunidad de aprender de primera mano acerca de la fuerza de los sentimientos pro-rusos en Crimea. Una visita del secretario de Relaciones Exteriores, Douglas Hurd, a Ucrania y Rusia coincidió con una crisis en las relaciones entre Kiev y Simferopol, la capital de Crimea. En mayo de 1994, el Ministerio de Asuntos Exteriores informó al Primer Ministro John Major que el Parlamento de Crimea, el Soviet Supremo «decidió renovar la validez de la Constitución de Crimea adoptada en 1992». Esto, dijo el memorando de FCO, significaba terminar con el estatus legal de Crimea como parte de Ucrania.

Crimea había sido una república autónoma dentro de la Federación Rusa; en 1945 se rebajó a una región dentro de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia y en 1954 se transfirió a la República Socialista Soviética de Ucrania en lo que la Oficina de Asuntos Exteriores describió como una «orden administrativa del [líder comunista — NG] Kruschev».

El líder de Crimea en ese momento fue despedido por oponerse al movimiento. La mayoría de los crimeanos nunca aceptaron la transferencia, que muchos vieron como una «deportación virtual de Rusia a Ucrania», y a principios de 1991, más del 80% de ellos votaron en un referéndum para restaurar la autonomía de Crimea. El soviet supremo ucraniano accedió. Después de la disolución de la Unión Soviética en diciembre de 1991, los crimeanos comenzaron una campaña implacable para reunificarse con Rusia. En mayo de 1992, el parlamento de Crimea adoptó la Constitución de la república que declaraba el derecho de Crimea a la autodeterminación. Kiev amenazó con abrir un proceso penal contra los líderes de Crimea e insinuó una acción militar para acabar con el «separatismo».

Los crimeanos tuvieron que congelar su campaña de reunificación con Rusia. Hasta 1994, cuando repitieron el intento y eligieron a su propio presidente en un referéndum de reintegración con Rusia.

Hierba más verde en Rusia

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico informó al primer ministro John Major en mayo de 1994:

«Kiev insistió en que el parlamento de Crimea debe rescindir las medidas anticonstitucionales, en particular los intentos de tomar el mando de las fuerzas del ministerio del interior, los servicios de seguridad y las demandas de doble ciudadanía: ucraniana y rusa». [Alrededor del 70% de los crimeanos son rusos étnicos — NG]

Las autoridades ucranianas ven estos movimientos como parte de un nuevo impulso por la secesión de Crimea, o posiblemente por una eventual reunificación con Rusia.

Si el Parlamento de Crimea se niega a dar marcha atrás, podrían legalmente intentar imponer un gobierno directo … pero es difícil ver cómo podrían hacer cumplir esto en el terreno … »

Crimea, continuó el informe de la FCO, «siempre ha tenido un estatus especial en la constitución ucraniana y goza de una considerable autonomía según la legislación existente». De hecho, Crimea tenía su propia constitución que daba poderes soberanos a la república.

El Ministerio de Relaciones Exteriores vio la posibilidad de una transferencia aún mayor para Crimea, particularmente en asuntos económicos que el gobierno central de Kiev descuidó, a pesar de toda la ayuda financiera que estaba recibiendo de Occidente.

«Las demandas de Crimea de autonomía o reintegración con Rusia no desaparecerán. El 70% de la población es de etnia rusa. Sólo se convirtió en ucraniano por mandato administrativo de Kruschev en 1954. Sus vínculos históricos, lingüísticos y culturales son todos con Rusia y La Rusia actual parece tener un futuro más próspero. Los dos parlamentos pueden llegar a un acuerdo, lo que probablemente implica que Crimea gane más autonomía económica.

Esta última es la clave para la seguridad y la estabilidad en Crimea. «A menos que Ucrania se embarque en un serio programa de reforma económica para frenar el declive económico, la hierba siempre parecerá más verde en el otro lado (ruso)».

Garantía de seguridad negativa

Mientras estuvo en Ucrania, se le dijo a Douglas Hurd que Kiev estaba abierta a la ayuda internacional para resolver la disputa con Crimea. La Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) acordó establecer una Misión residente en Ucrania, con sede en Kiev y una oficina en Simferopol. Posteriormente, los ucranianos afirmaron extraoficialmente que podían manejar Crimea sin la ayuda de la CSCE. «Algunos podrían verlo [la participación de la CSCE] como la internacionalización de un problema puramente interno de Ucrania», dijo un memorando de FCO.

Rusia, observó FCO, actuaba de manera responsable al pedir a Kiev y Simferopol que resolvieran sus diferencias de manera pacífica.

El embajador británico en Ucrania cablegrafió Londres:

«El viceministro de Relaciones Exteriores [ucraniano] Tarasyuk, dijo que el presidente Kravchuk había informado al presidente Yeltsin de la intención de Ucrania de resolver la situación estrictamente de acuerdo con la Constitución y de tratarla como un asunto interno. Yeltsin no había presentado ninguna objeción. Esto había alentado a los ucranianos pensar que la acción hasta las medidas normales de aplicación de la ley no tiene por qué inducir necesariamente una reacción rusa.

A pesar de estas afirmaciones resueltas, Ucrania tiene pocas opciones y es muy doloroso al respecto «.

Los estadounidenses también dudaron sobre las posibilidades de una solución pacífica de la cuestión de Crimea, pero lo que más les molestó en ese momento fue la adhesión de Ucrania al Tratado de No Proliferación. Ucrania había heredado las armas nucleares de la era soviética, y Washington, al igual que Londres, estaba ansiosa por que las abandonara para siempre. Sin embargo, el problema de Crimea amenazó con descarrilar la desnuclearización de Ucrania.

«Poco motivo de alegría», lamentó el Departamento de Estado de Estados Unidos. «La Rada probablemente se resista a la reforma y a una toma de decisiones efectiva. Crimea con un fusible lento. La ratificación del TNP podría retrasarse».

Ucrania había firmado el Tratado de No Proliferación, pero su parlamento estaba retrasando la ratificación, exigiendo garantías adicionales de seguridad de las potencias nucleares, además de la garantía de seguridad negativa estándar ofrecida por las potencias con armas nucleares establecidas a los estados que se unieron al régimen del TNP.

Una garantía de seguridad negativa es una garantía de un estado con armas nucleares que no usará ni amenazará con usarlas contra un estado que no posee armas nucleares. A diferencia de una garantía de seguridad positiva, no requiere que un estado con armas nucleares venga en ayuda de un estado sin armas nucleares si es atacado por otro estado con armas nucleares.

Los ucranianos insistieron en una seguridad positiva, pero ni Londres ni Washington estaban dispuestos a ofrecerla.

En abril de 1994, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico aseguró al Primer Ministro John Major que las garantías negativas de seguridad de que Gran Bretaña, junto con los Estados Unidos y Rusia, acordaron dar a Ucrania a cambio de que renunciara a las armas nucleares «no nos obliga a ningún nuevo compromiso significativo».

«Creemos que un nuevo párrafo que establece que las partes se consultarán en caso de que surja esta situación y que plantee una pregunta con respecto a estos compromisos» no nos obliga a ir más allá de los pasos que desearíamos dar en tal situación.

La seguridad fue menor de lo que los ucranianos quisieran, admitió FCO. Kiev había pedido repetidamente un tratado legalmente vinculante, algo que Londres y los otros depositarios del TNP habían resistido firmemente. Para contrarrestar la presión de Ucrania por más garantías vinculantes, EE. UU. sugirió ofrecer la misma garantía común a Kazajstán y Bielorrusia. Ambos acordaron deshacerse de su parte de las armas nucleares de la era soviética y ratificaron el TNP a cambio de garantías nacionales dadas por separado por cada uno de los estados depositarios del TNP. Pero Ucrania insistió en una garantía conjunta de los tres depositarios [Rusia, Gran Bretaña y EE. UU.], De ahí que esta oferta posterior de garantía conjunta a Kazajstán y Bielorrusia se diseñara para «servir de ejemplo a Ucrania» y «ayudar a persuadir a los que dudan en el proceso y al Gobierno ucraniano que esta es realmente la mejor oferta que van a recibir «.

FCO informó al primer ministro que una garantía conjunta para Kiev no agregaría «nada sustancial» y no «abriría las compuertas a demandas similares de otros estados».

Londres y Washington estaban tan preocupados de que Ucrania tuviera dudas acerca de aceptar renunciar a su arsenal nuclear de la era soviética que estaban buscando formas de atraer a Kiev para que ratificara el TNP prometiendo una asociación con la UE.

El Comisionado de Comercio de la UE, Sir Leon Brittan, fue a Ucrania para discutir la solicitud de Ucrania de que el Presidente Kravchuk firmara el Acuerdo de Cooperación de Asociación con la UE en Bruselas a fines de mayo o principios de junio de 1994. La solicitud estaba claramente relacionada con el calendario de las elecciones presidenciales anticipadas en junio-julio de 1994 [que Kravchuk perdió ante Kuchma — NG].

Sir Brittan «se vio obligado a responder que algunos estados miembros querían acceder al TNP [en otras palabras, deshacerse de las armas nucleares — NG] antes de que se firmara el ACP».

Sir Brittan admitió que tal condición estricta podría ser difícil de aceptar, pero aparentemente fue la única forma de ratificar el TNP y luego pasar al PCA con la UE.

Finalmente, los esfuerzos occidentales dieron sus frutos y en noviembre de 1994 el parlamento ucraniano ratificó el TNP, aunque con «condiciones incómodas» en opinión de los diplomáticos británicos. Sin embargo, Londres y Washington le dijeron al nuevo presidente Kuchma que consideraban la adhesión de Ucrania como incondicional. Gran Bretaña, Estados Unidos y Rusia dieron a Ucrania una garantía negativa de seguridad conjunta en la cumbre de la CSCE de Budapest a principios de diciembre de 1994.

Dividiendo Ucrania

Una vez que el TNP estuvo fuera del camino, Londres canalizó sus esfuerzos para atraer a Ucrania lejos de Rusia.

El secretario de Estado británico de Defensa, Malcolm Rifkind, escribió al secretario de Asuntos Exteriores, Douglas Hurd:

«… la situación en Ucrania merece una atención particular y nos interesa a Occidente claramente que hagamos todos los esfuerzos posibles para promover la independencia y la estabilidad de Ucrania. Este es un gran interés de seguridad para el Reino Unido, tal vez solo por debajo de lo que sucede en Rusia. «Debemos tener una visión a largo plazo de nuestros intereses».

Kiev tuvo su propia opinión del camino a seguir después de haber obtenido la garantía de seguridad de los estados con armas nucleares. Cuatro meses después de la cumbre de Budapest, abolió unilateralmente la Constitución de Crimea de 1992 y depuso al presidente de la República de Crimea, popularmente elegido, Yuri Meshkov.

Sus partidarios afirmaron que Ucrania había anexado efectivamente Crimea a través de un golpe de estado. Hicieron nuevos intentos de defender sus derechos constitucionales en 1995, 1998 y 2006, en vano. Sin embargo, como opinaron los diplomáticos británicos en 1994, las demandas de Crimea de autonomía o reintegración con Rusia no desaparecerían.

Un pronóstico estadounidense para los desarrollos a largo plazo alrededor de Crimea resultó ser profético: «Ucrania podría eventualmente dividirse en más de dos partes», pronosticó el Departamento de Estado en 1994. Avanzando a 2014 parece que Washington sabía todo lo que sucedería si Ucrania se viera obligada a hacer una elección existencial entre Oriente y Occidente.

ELESPIADIGITAL.COM

 

El avispero del Este: La próxima crisis económica en Occidente significará el fin de Ucrania. ¿Provocaciones en Moldavia?

El país vive principalmente de los subsidios de los Estados Unidos y la Unión Europea. Si disminuyen, Ucrania se hunde.

Desde la «gloriosa revolución» del Maidan en 2014, ha sido posible seguir paso a paso el precipitado declive de Ucrania, tanto política como económicamente. Aquí hay una sucesión de hechos que llevan a una conclusión inequívoca: el colapso de Ucrania.

El «cambio dramático hacia un gobierno independiente y verdaderamente democrático» fue una mera ilusión. En cuatro años, una colección de oligarcas ha logrado ganar control sobre casi todos los aspectos de la vida ucraniana. Estos ladrones (Akhmetov, Firtash, Kolomoisky, Pinchuk, Poroshenko y Pasternak) controlan el gobierno y casi todos los sectores de la economía ucraniana.

Para poner fin a su dependencia de los subsidios rusos (más de 200 mil millones de dólares desde 1991), Ucrania se ha sometido a los intereses de biotecnología extranjera que entregan áreas agrícolas masivas a Monsanto y otros consorcios corporativos. Esto fue necesario, junto con garantías de reformar las prácticas comerciales, con el fin de obtener un préstamo del FMI de 17.000 millones de dólares (la mayoría de los cuales desaparecieron mágicamente). En lugar de volverse más transparente y eficiente debido a su alianza con Europa, Ucrania pierde constantemente $ 8,6 mil millones al año por corrupción y mala gestión.

La construcción de los ductos Nord Stream y South Stream que pasan por alto a Ucrania lo privará de al menos $ 2 mil millones anuales en tarifas de tránsito. En un tema relacionado, el costo de calentar la casa de una persona aumentará a niveles inaceptables para los ciudadanos. De hecho, muchos ucranianos ya se están atrasando en sus pagos y los residentes de Kiev pasaron todo el verano pasado sin agua caliente.

Antes del golpe de estado inspirado por la CIA en 2014, el PIB de Ucrania era de 183 mil millones de dólares. En 2017 ya se había reducido a 112 mil millones. Si esa tendencia continúa, el país estará en bancarrota para 2020. Si esto no es suficientemente malo, el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Pavel Klimkin, ha dicho que casi un millón de ucranianos abandonan el país cada año. Se espera que la situación actual empeore en los próximos años, según la viceministra ucraniana de Política Social de Ucrania, Olga Krentovska.

Como ha demostrado Rostislav Ishchenko, las empresas ucranianas de alta tecnología han perdido participación en el mercado extranjero en los últimos años e incluso los productos agrícolas de Ucrania están siendo desplazados. Se estima que dos de cada tres dólares del presupuesto estatal de Ucrania han sido del oeste o de Rusia desde 2014. Con la próxima recesión económica que afectará al mundo en menos de tres años, Ucrania tendrá suerte si recibe la mitad de esa asistencia. América y los países de la UE simplemente no podrán pagar ninguna ayuda sustancial a Kiev. En otras palabras, el país está condenado. No hay otra forma de decirlo.

Los cálidos sentimientos borrosos que el orgulloso nacionalismo ha dado a tantos ucranianos no serán suficientes para calentar sus hogares el próximo invierno o el siguiente. ¿Seguirán sufriendo los ciudadanos de Ucrania para “golpear a los rusos”? ¿O se alzarán contra los oligarcas que han saqueado la riqueza de Ucrania? Una cosa es segura… en lugar de preocuparse por intentar navegar en un barco a través del estrecho de Kerch, las autoridades de Kiev deberían concentrarse en cómo evitar que el Titanic ucraniano se estrelle contra el iceberg financiero hacia el que se dirige a gran velocidad.

El futuro de Moldavia: ¿habrá provocaciones de Estados Unidos?

Dmitry Furnika

Las elecciones al Parlamento moldavo, que se esperan en febrero, son un evento muy importante que puede determinar el futuro del país, de modo que solo se puede esperar con las manos juntas. Se están preparando para ellos, están discutiendo, se están haciendo planes explícitos y ocultos.

Los políticos, empezando por el presidente de Moldavia, decidieron expresar tres direcciones del posible rumbo del país: ruso, europeo o rumano. Pero estos son puntos de vista demasiado generalizados que no tienen en cuenta la influencia y los intereses de otro jugador: los Estados Unidos de América. La realización de sus intereses en la vecina Ucrania provocó la pérdida de una parte del país con enfrentamientos civiles y el completo desprestigio de cualquier vínculo con Rusia no solo en el presente, sino incluso en el pasado y, especialmente, en el futuro.

Moldavia, por otro lado, no solo tiene un conflicto congelado en Transnistria, sino también ambiciosas reclamaciones al territorio de la región de Chernivtsi en Ucrania, reclama acceso al Mar Negro y diversos grados de planes de integración con Europa, comenzando con Rumania. El país no está muy definido en sus fronteras. Y no importa que estos planes sean para una cierta categoría y no para la mayoría de la población. Hay que recordar que en Ucrania fue la minoría activa quien derrotó agresivamente a todos los demás.

Continuando con la analogía con Ucrania y el modo de gestión estadounidense, se puede suponer que los nacionalistas pueden convertirse nuevamente en la fuerza motriz de cualquier transformación drástica en Moldavia.

Es probable que los Estados Unidos, utilizando a los nacionalistas rumanos y moldavos, puedan organizar provocaciones, por ejemplo, en aquellos territorios donde hay fuerzas de paz rusas. Por lo tanto, los jugadores interesados ​​deben cazar todas las liebres: desacreditar la presencia rusa y agravar las relaciones de Chisinau con Moscú, provocando una oleada de protestas antirrusas.

Es imposible asumir que el liderazgo ruso y las personas pragmáticas que se encuentran entre las autoridades moldavas no entiendan esto. Por lo tanto, existe la esperanza de que no solo existan planes destructivos para el futuro del país.

*experto del Instituto Moldavo de Análisis y Consultoría Económicos

ELESPIADIGITAL.COM

‘Hackers’ dan acceso a la segunda tanda de documentos sobre el 11-S: Los abogados discutieron si Bush sabía de los ataques por adelantado

The Dark Overload, nombre que reúne a un grupo de ‘hackers’, hizo pública una segunda tanda de documentos supuestamente vinculados con el atentado ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, así como las claves que dan acceso a más de 7.500 archivos de lo que ha denominado ‘Capa 2’.

El primer lote de los más de 18.000 documentos en total que –afirman– son datos extraídos de compañías aseguradoras, agencias gubernamentales, bancos, aerolíneas y firmas de abogados, fue publicado el pasado fin de semana como ‘Capa 1’, junto con sus respectivas claves de acceso.

Los documentos están disponibles en el sitio web Busy.org, que utiliza la misma cadena de bloques que la red social Steemit, donde la cuenta de The Dark Overload fue bloqueada, al igual que en Reddit, Twitter y Pastebin, en un aparente intento de silenciar a los ‘hackers’.

Secretos a cambio de dinero

Los ‘hackers’ en cuestión se dirigieron en primer lugar a cuantos pudiesen estar preocupados por la aparición de sus nombres en los archivos filtrados, exigiéndoles un pago en bitcoines, pero luego empezaron a aceptar donaciones del público –siempre en la misma criptomoneda–, tal vez por el escaso interés de las empresas y agencias cuyos datos iban a revelar. Así, filtraron el primer lote tras haber recolectado una suma equivalente a 12.000 dólares. Ahora prometen seguir publicando los datos secretos a cambio del dinero del público.

Los documentos filtrados muestran cómo las aseguradoras pugnaron por saber quiénes podían entablar demandas tras los ataques terroristas; mientras que los abogados, en sus correos electrónicos, barajaban arremeterse contra las aerolíneas, fabricantes de aviones, la Administración Federal de Aviación, los propios terroristas o entidades extranjeras.

Según tales documentos, algunos consideraron entablar acciones legales contra Boeing por no haber equipado sus modelos 757 y 767 –utilizados en los ataques– con transmisores automáticos que podrían haber alertado a las autoridades, aunque admitían que su postura era frágil en términos legales.

También se pusieron en evidencia las discusiones de los litigantes sobre si el entonces presidente George W. Bush tuvo conocimiento de antemano de los ataques y si la familia real saudí estaba involucrada en los hechos. Fue, en definitiva, una discusión de carácter especulativo que no reveló datos sólidos.

The Dark Overload planea publicar gradualmente, en cinco lotes, los documentos que afirma tener en su poder, empezando con la información más ‘inocente’ y terminando con la ‘Capa 5’, que incluiría los datos más comprometedores e impactantes. El grupo no disimula que su único motivo es el dinero que quiere a cambio de sus revelaciones, que pretenden eclipsar lo que reveló Edward Snowden, “tanto en volumen como en impacto”.

“Todos los medios de Occidente forman una construcción antirrusa”

MOSCÚ (Sputnik) — El proyecto gubernamental británico Integrity Initiative es uno de muchos instrumentos de la guerra mediática antirrusa, declaró a Sputnik el diputado del Bundestag (Parlamento alemán) del partido opositor Alternativa para Alemania (AfD), Hansjörg Müller.

“Una estructura más de difusión de propaganda antirrusa no cambiará el panorama existente porque todos los medios de Occidente forman una construcción antirrusa”, dijo el parlamentario.

Al comentar las recientes informaciones del grupo Anonymous de que las campañas informativas de Integrity Initiative están financiadas a expensas de los tributarios británicos, Müller indicó que se trata de una estrategia “típica” para los gobiernos occidentales.

En noviembre pasado, los hackers del grupo Anonymous filtraron documentos del proyecto Integrity Initiative, que podría ser usado por el Reino Unido en su guerra híbrida contra Rusia y para intervenir en los asuntos internos de otros países.

Varias semanas más tarde, el grupo publicó otro paquete de documentos de Integrity Initiative, entre ellos informes relacionados con España, Alemania y Grecia, y volvió a hacer un llamado a investigar las actividades injerencistas de este proyecto en terceros países.

En una de sus páginas web, Anonymous informa que el proyecto fue lanzado en 2015 y está financiado por el Gobierno británico.

La semana pasada en el sitio web cyberguerrilla.org fueron publicados en nombre de Anonymous nuevos documentos sobre la actividad de Integrity Initiative.

La nueva filtración contiene informes analíticos sobre el trabajo de RT y Sputnik, así como las facturas por estos documentos.

Los hackers publicaron también datos sobre la actividad del proyecto británico en los países vecinos de Rusia; uno de los documentos confirmó la existencia de un departamento de desinformación en la Unión Europea (UE).

Entre otros documentos figuran datos sobre la situación en Oriente Medio, incluida Siria, así como sobre el incidente en Salisbury.

ELESPIADIGITAL.COM