Balcanización en el caribe, colapso de Haití y nacionalismo en Republica Dominicana

alt

Manuel Miranda

El colapso de Haití, el desplazamiento de sus habitantes al lado dominicano, podría desembocar en la balcanización del Caribe, perjudicando a toda América.

La isla de Santo Domingo o Hispaniola, después de Cuba, es la isla más grande del caribe, y la más poblada, compartida por 2 países de cultura, religión e idioma diferentes, que han luchado contra todos y entre ellos, por la posesión de la misma. Situación semejante, a la ocurrida en la ex Yugoslavia.

Haití, es la primera República negra del mundo, luego de derrotar a las tropas de Napoleón Bonaparte. Orgullosos de su raza y origen. Los dominicanos aman y defienden su tierra frente a todas las amenazas extranjeras. En la Hispaniola fue la primera rebelión de nativos encabezada por el Cacique Enriquillo (1519) y la primera rebelión de esclavos afrodescendientes encabezada por Sebastián Lemba (1532).

Enfrentaron con éxito expedición inglesa (1655) y derrotar a los franceses (1808) para retornar al Imperio Español, luego de haber sido cedidos por estos últimos.

Deciden independizarse desalojando a los españoles (1822), nuevamente echan a los españoles de su territorio (1865) y evitan la anexión a Estados Unidos (1871). Años después, se convierten en el único país del mundo que enfrenta 3 intervenciones de Estados Unidos: 1904, 1916-1924 y 1965.

Con Haití, ha sido siempre una constante desde el momento en que siendo colonia francesa, estos incursionaron en su territorio con el genocidio de Neiba de 1797 y “degüello de Moca” de 1805. Y derrotando sus pretensiones expansionistas en varias cruentas batallas desde 1844 al 1855.

En 1994 el temor hacia Haití, resurge con la candidatura de José Francisco Peña Gómez, dominicano hijo de haitianos, la cual fue enfrentada por personalidades como Consuelo Despradel,  Leopoldo Espaillat Nanita y Fuerza Nacional Progresista (FNP) encabezada por Marino Vinicio Castillo (Vincho). Entidad que desde entonces ha enarbolado “el nacionalismo” como su bandera y signo distintivo. Con la muerte de Peña Gómez en 1998, estos recelos quedaron momentáneamente olvidados.

Con el ascenso de Danilo Medina a la Presidencia (2012), los dominicanos “descubren” que han sido invadidos por sus vecinos haitianos, de forma escalonada y gradual, desde el momento en que Leonel Fernández (1996) e Hipólito Mejía (2000) fueron permisivos hacia estos, en cumplimiento a compromisos adquiridos con los “sectores progresistas” internacionales de unificar la isla en “Estado binacional”.

La desbordada inmigración de haitianos es promovida insistentemente por agentes pagados desde el extranjero, promoviendo demandas favorables ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH).  Mientras el nacionalismo es atizado por Leonel Fernández, tratando con ello potabilizarse y regresar al Poder.

Su momento más álgido fue durante la emisión de las sentencias 168/13 y 256/14 del Tribunal Constitucional, que se rechaza la concesión de nacionalidad a los haitianos nacidos en su territorio y se desliga de la Corte Interamericana de Derechos Humanos CoIDH respectivamente. Así como la promulgación de leyes favorables a los inmigrantes, en especial la 169-14.

De estos hechos surgen grupos nacionalistas: “Los hijos de Duarte” y “Sindicato Dominicano” con incidencia en las redes sociales, quienes encabezaron pequeñas pero ruidosas protestas. Los primeros protagonizando la sonada intervención del  16 de octubre del 2014 en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) donde se pretendía insólito homenaje a Jean Jacques Dessalines. En este hecho, también irrumpió Luis Acosta Moreta (El Gallo) aliado del partido gobernante.

Con el tiempo este movimiento perdió incidencia, dados sus presuntos vínculos con Vincho Castillo (aliado incondicional de Leonel Fernández) y erigirse en Partido Nacionalista Dominicano (PND).

Mientras que los segundos, promovían “plebiscito”, para el que redactaron proyecto de Ley, pero con la desdicha de hacerlo vía el Senador Félix Bautista, involucrado en hechos de corrupción y sancionado por Estados Unidos, perdiendo influencia automáticamente.

Para llenar este vacío, surgen los movimientos: “No tenemos miedo” encabezado por el comunicador Manny Solano y el General en reserva Juan Tomás Taveras Rodríguez, con gran despliegue en las redes sociales y medios de comunicación.

“Mesa de Coordinación Nacionalista”, anteriormente Movimiento Cívico Acción Patriótica Nacionalista, liderada por el abogado Robert Cabral y el empresario Dámaso Adames. Con gran activismos en las redes sociales, medios de comunicación y ruidosas manifestaciones en la emblemática Puerta del Conde de Santo Domingo.

“Antigua Orden Dominicana” con  tímida presencia en las redes sociales con mensajes de contenido patrio y que ruge como fuerza organizada, con características paramilitares.  La aparición pública de este movimiento ha sido escándalo en todos los medios de comunicación nacionales e internacionales, con pronunciamientos desde sectores políticos y “progresistas” para que sean perseguidos y encarcelados.

Este y todos los demás movimientos nacionalistas, cuentan con “filiales” en las comunidades dominicanas en el extranjero, en especial Estados Unidos.

LO QUE PODRIA PASAR…

Históricamente el pueblo dominicano, ha sorprendido al mundo. Se trata de personas amables, alegres y hospitalarias. El turismo es su principal fuente de divisas, porque siempre acogen amablemente a todo el que llega, no importa si en el pasado fueron “enemigos”. Son los creadores de ritmos musicales como merengue, son y bachata.

Pero cuando se trata de preservar su pequeño país, han dado paso al frente, enfrentando grandes potencias imperiales de forma decidida y gallarda. De ahí los calificativos del “David del Caribe”, Espartanos de las Américas.

Los haitianos no se quedan atrás: Al conquistar su independencia, históricamente han tenido vocación imperialista sobre todo la isla Hispaniola

El avance de la inmigración haitiana y de concesiones mineras, los desplazan de su territorio, subvierten su cultura. Haití y Republica Dominicana, son culturas, religión e idiomas diferentes. Estos movimientos nacionalistas podrían ser la punta del iceberg, que desate crisis semejantes a las de Ruanda y Yugoslavia, a tan solo pocas millas de territorio de Estados Unidos, un grave problema de seguridad nacional que no pueden ignorar.

Aviones rusos atacan posiciones terroristas en Idlib a petición de Turquía

MOSCÚ (Sputnik) — La aviación rusa lanzó por petición de Turquía cuatro ataques contra las posiciones el grupo terrorista Frente al Nusra* en la provincia siria de Idlib, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

Según el organismo castrense, el mando turco pidió al Centro Ruso para la Reconciliación en Siria la ayuda en “garantizar la seguridad de sus militares y atacar las posiciones terroristas” después de que los combatientes del Frente al Nusra dispararan contra un puesto de observación del Ejército de Turquía en Idlib pese al alto el fuego.

“Aviones de la Fuerza Aeroespacial rusa realizaron cuatro bombardeos contra las posiciones que les facilitó la parte turca”, dice el Ministerio ruso de Defensa.

Las FDS kurdas y los militares de EEUU reprimen a los civiles en el noreste de Siria

Un civil sirio murió y otro resultó herido en un ataque de elementos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una milicia respaldada por EEUU, contra las dos aldeas de Abu Neitel y Namlya, en los suburbios del norte de Deir Ezzor.

Según la agencia oficial de noticias siria SANA, la milicia de las FDS atacó a los habitantes de estas dos aldeas porque habían izado la bandera nacional siria.

Este ataque se llevó a cabo con el apoyo de aviones de combate de la coalición estadounidense.

Por otro lado, cerca de 70.000 hectáreas de trigo y cebada fueron incendiadas en la provincia de Hasaka, 710 kilómetros al norte de la capital siria. Testimonios recogidos en esos reportes indicaron que los causantes de los incendios fueron integrantes de las llamadas FDS.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de esa provincia, las pérdidas de esos dos cultivos llegan a las 18.000 toneladas y perjudican a centenares de campesinos que dependen de esas siembras.

Asimismo, indicaron que los elementos de las FDS amenazaron a los agricultores y bomberos y requisaron los equipos destinados a extinguir los incendios.

Protestas contra la presencia de las fuerzas norteamericanas y las FDS

Las provincias del noreste de Siria, como Raqqa y Deir Ezzor, ha sido durante algún tiempo escenario de manifestaciones contra la ocupación estadounidense y la presencia de las FDS. Estas protestas de la población se consideran un obstáculo principal en los planes de EEUU e Israel, que buscan la creación de una entidad kurda independiente en Siria.

Se dice que el Ejército de EEUU envió docenas de camiones llenos de equipo militar a la provincia de Deir Ezzor esta semana.

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, un ente opositor con sede en Londres, se han enviado cien camiones con equipo militar estadounidense a los territorios bajo el control de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en la gobernación de Deir Ezzor.

Según informes, los camiones militares norteamericanos cruzaron el cruce de Simalka, que conecta Siria con el vecino Iraq, al este de Siria.

El informe de OSDH agrega que un total de 1.115 camiones militares estadounidenses han entrado en áreas controladas por FDS en la provincia de Deir Ezzor desde principios de 2019.

Tribunal Internacional para Daesh: ‎lo principal es ocultar los hechos

alt

Una docena de países enviaron altos funcionarios a Estocolmo para una reunión realizada el 3 de ‎junio de 2019. Bajo la presidencia del ministro sueco del Interior, Mikael Damberg (ver foto), esos ‎funcionarios evaluaron la posibilidad de crear un tribunal internacional para juzgar los crímenes del ‎Emirato Islámico (Daesh). ‎

Hace varias semanas, Francia, Holanda y el Reino Unido expresaron interés por la aplicación de ‎una fórmula inspirada en el Tribunal Especial para Ruanda. ‎

En Estocolmo se mencionaron numerosos problemas:‎

Carácter oportuno: Juzgar sólo los crímenes de Daesh equivaldría a disculpar los demás crímenes ‎cometidos en el Levante.

Factibilidad: La creación de ese tipo de tribunal exigiría el consentimiento de Irak y de Siria. Pero ‎la Constitución iraquí lo prohíbe y Siria –cuya autoridad numerosos participantes no quieren ‎reconocer– estima que es capaz de juzgar por sí misma los crímenes perpetrados en su territorio, ‎lo cual ya hace actualmente.

Costo: Un tribunal internacional costaría como mínimo varios cientos de millones de dólares. ‎Por ejemplo, Irak está reclamando actualmente a la comunidad internacional 2 000 millones de ‎dólares por juzgar a los yihadistas ya detenidos en su suelo.

Limitación de competencias: Al menos 17 países –entre ellos varios de los países representados ‎en la reunión de Estocolmo– entregaron armamento a Daesh, mientras que otros permitieron ‎crímenes como el genocidio perpetrado contra los kurdos yazidíes, a pesar de que tenían militares ‎presentes en el terreno. ‎

Según un participante en la reunión de Estocolmo, varios países representados en el encuentro ‎sólo quieren dilatar la discusión de manera que nunca lleguen adoptarse decisiones concretas. ‎

Ya en este momento son visibles los increíbles obstáculos creados para la repatriación de los hijos ‎de los yihadistas europeos. Suecia y Noruega lograron llegar a un acuerdo con «Rojava», un ‎Estado kurdo que esos países ni siquiera reconocen. Mientras tanto, otros dos países están ‎tratando el tema directamente –pero en secreto– con el gobierno de la República Árabe Siria, ‎al que sin embargo atribuyen todo tipo de crímenes. Todos los demás Estados simplemente han ‎abandonado a los hijos de sus ciudadanos implicados en el terrorismo yihadista. ‎

Arabia Saudí y Emiratos apoyan la junta militar en Sudán

Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) apoyan a los líderes militares en Sudán que matan a los manifestantes, indica un informe.

El diario estadounidense The New York Times ha señalado este martes que, desde la llamada primavera árabe en 2011, Arabia Saudí y los EAU han utilizado sus considerables recursos para promover gobiernos autoritarios dirigidos por militares en la región.

Ellos, añade, ayudaron a aplastar el levantamiento de Baréin, financiaron un regreso a la dictadura militar en Egipto, armaron a un líder militar deshonesto en Libia y administraron mal una transición en Yemen antes de lanzar una guerra destructiva en este país, el más pobre del mundo árabe.

Actualmente también se está abriendo un nuevo capítulo en la contrarrevolución saudí y emiratí contra los movimientos que se están desarrollando en Sudán, cuyos líderes militares han desatado una terrible violencia contra los manifestantes defensores de la democracia en el país africano —sumido en el caos desde el derrocamiento del expresidente Omar al-Bashir el pasado mes de abril—, enfatiza el rotativo.

Según el reporte, tanto el jefe del consejo militar de Sudán, Abdel Fattah al-Burhan, como el jefe adjunto del consejo militar de transición del país africano, Muhamad Hamdan, han mantenido una estrecha relación con los líderes saudí y emiratí desde al menos 2015, habiendo estado directamente involucrados en la guerra liderada por Riad en Yemen.

El general Al-Burhan ha estado supervisando a más de 10 000 efectivos terrestres de Sudán en Yemen. Estas tropas incluyen a miles de milicianos de las Fuerzas de Apoyo Rápido, encabezadas por el general Hamdan, agrega.

The New York Times también recuerda que Riad y Abu Dabi han respaldado al consejo militar de Sudán desde el derrocamiento de Al-Bashir, prometiendo 3000 millones de dólares en efectivo y ayuda al país.

Además, hace alusión a la reunión que mantuvo Hamdan con el príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, en mayo pasado, en la ciudad saudí de Yida, donde fortaleció su alianza con la monarquía árabe.

De hecho, el periódico estadounidense indica que Riad y Abu Dabi están impulsados por su propio temor a que, en caso de que un país árabe importante como Sudán realice una transición a la democracia, esto pudiera provocar trastornos en sus respectivos territorios.

En los últimos días la crisis en Sudán se ha agudizado considerablemente. Los líderes opositores convocaron a la desobediencia civil después de que las conversaciones con el consejo militar para la formación de un gobierno de transición quedaran rotas tras la violenta represión ocurrida la semana pasada, que resultó en la masacre de 100 civiles.

Kuwait apoya idea iraní de un pacto de no agresión regional

¿Están los países árabes en el Golfo Pérsico comenzando a darse cuenta de la importancia y el mérito de la iniciativa del ministro de Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, sobre un pacto de no agresión entre los países de la región? La primera reacción positiva ha llegado de Kuwait.

“Kuwait no quiere que estalle un nuevo conflicto en la región; Los problemas que enfrenta la región deben resolverse a través del diálogo.” Estas fueron las palabras del embajador de Kuwait ante las Naciones Unidas, Mansur Ayyad al Utaibi, que expresó su preocupación por la escalada de tensiones en la región, y agregó que los problemas regionales deben resolverse tratando de alcanzar un pacto a través del diálogo.

En una entrevista con el periódico Al Arabi al Yadid publicada el lunes (10 de junio), Utaibi respondió a una pregunta sobre los acontecimientos actuales en relación a Irán:

“Se trata de desarrollos importantes y un tanto inquietantes. En los últimos 40 años, nuestra región ha experimentado múltiples crisis y ha sido escenario de tres guerras devastadoras que han causado un gran daño material y una inmensa pérdida de vidas. La solución (a estos problemas) es a través del diálogo para tratar de alcanzar un pacto de seguridad, en el sentido de que todas las partes respeten los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas. Este pacto también debe proporcionar garantías sobre la no injerencia en los asuntos internos de los países, así como sobre el respeto a los principios de soberanía, igualdad y buena vecindad entre los países de la región”.

“Irán es un país vecino y siempre lo ha sido. Es un país musulmán que obviamente tiene sus propios intereses en la región”, agregó el diplomático kuwaití, que confirmó el apoyo de Kuwait al establecimiento de un marco para las negociaciones entre los países de la región del Golfo Pérsico “con el fin de lograr un acuerdo, en un momento en que necesitamos más que nunca fortalecer el clima de confianza”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, propuso el 26 de mayo la firma de un pacto de no agresión entre los países de la región del Golfo Pérsico. Anteriormente, había propuesto la creación de una asamblea regional para resolver las disputas entre los países de la región.

Irán ha defendido siempre la salida de las fuerzas extranjeras de la región, principalmente las de EEUU, y una cooperación de seguridad entre los propios países regionales.