Cada vez más niños venezolanos son captados en sus escuelas por grupos armados como combatientes

En zonas de frontera, la deserción escolar ronda el 80% en VenezuelaEn zonas de frontera, la deserción escolar ronda el 80% en Venezuela

El informe anual de Fundaredes, que será presentado este lunes, denuncia que “la captación de niños y adolescentes en las instituciones educativas, para ser incorporados a las redes de los grupos armados superan, hasta el año 2019, los 30 mil estudiantes. Pero tan solo en el 2019 el reclutamiento directo o indirecto, alcanza a 15 mil infantes y jóvenes”.

Los puntos clave se resumen en: 1) Guerrilla colombiana capta a niños venezolanos para ingresarlo a sus filas. 2) Grupos armados irregulares explotan a niños y adolescentes venezolanos en la frontera. 3)  Niños venezolanos expuestos a los enfrentamientos de grupos armados irregulares al asistir a clases en Colombia”.

¿Cómo seducen a los niños y adolescentes? “Les ofrecen útiles escolares y regalos, incluso dinero, para convencerlos de formar parte de sus filas, a sabiendas de que los padres cuentan cada vez con menos recursos para proveer a sus hijos de una alimentación adecuada, mucho menos de útiles escolares o juguetes”.

Agrega Fundaredes, “se ha logrado acelerar un proceso ideologizante y de condicionamiento conductual donde las personas por miedo se habitúan a la convivencia con estas organizaciones criminales, llegando incluso a tener asociación con sus actividades ilícitas, buscando así mitigar la ocurrencia de un evento que les afecte en su integridad, vale decir, evitan ser víctimas de estos grupos como resultado de la intimidación alcanzada cognitivamente por ellos”.

El material repartido por el ELNEl material repartido por el ELN

A través de la fundación Amigos de la Escuela la guerrilla colombiana “ingresó en centros educativos rurales, de al menos cinco municipios fronterizos del estado Táchira: Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Capacho Viejo y Rafael Urdaneta”. Destaca el informe que la intención fue entregar útiles escolares, regalos y alimentos entre septiembre y noviembre 2018. Aunque la denuncia fue hecha ante el Ministerio Público, no hubo actuación alguna. Y ese diciembre, la guerrilla “entregó regalos a los niños durante la temporada navideña”.

Fundaredes resalta que recibieron más de 30 denuncias de habitantes rurales de estados Táchira, Bolívar, Apure, Zulia y Amazonas dando cuenta que durante el receso escolar (julio y agosto 2019) “el Ejército de Liberación Nacional (ELN) aplicó un censo en sus casas para precisar el número de niños y niñas de cada comunidad que asisten a clases, su rango etario, su nivel de escolaridad e identificar sus necesidades con miras a una entrega masiva de útiles escolares”.

La conclusión de Fundaredes es que “20 mil 624 estudiantes habrían sido censados por la guerrilla colombiana para recibir útiles escolares e influencia directa de este grupo armado”. La organización constató que hasta el año 2018 “la guerrilla colombiana ELN y FARC habían intervenido en al menos 214 escuelas de Táchira, Apure y Amazonas; para el año 2019, la cifra supera las 325”.

Los estados venezolanos más afectadosLos estados venezolanos más afectados

Lo grave es que a pesar de las denuncias públicas y las interpuestas ante las diversas instancias nacionales y locales del Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y Consejo de Protección de Niños y Adolescentes, las autoridades no han investigado ni tomado correctivos para evitar que eso siga sucediendo”

La cultura de la violencia tiene origen diverso, según revela Fundaredes, uan de ellas es el desplazamiento que en los últimos años han tenido grupos irregulares de la guerrilla y los paramilitares.

Los más vulnerables

La situación de niños, niñas y adolescentes se hace más vulnerable, ante los grupos armados irregulares en la frontera con Colombia, por la emergencia humanitaria compleja que Venezuela padece.

“Esta situación conllevó a que, en muchos hogares, uno o ambos progenitores migraran fuera de Venezuela buscando oportunidades laborales y de ingresos para subsistir, dejando a sus hijos en manos de abuelos, otro familiar, o alguna familia amiga en condiciones de vulnerabilidad, ya que los grupos armados irregulares tienen una política de captación de nuevos efectivos para sus organizaciones o sencillamente para la realización de actividades criminales eventuales”.

“Los niños sin progenitores presentes en el hogar o aún con ellos presentes, pero sometidos a condiciones de grandes privaciones económicas, son víctimas propicias de la seducción de estos grupos que los contratan inicialmente para hacer trabajo en los pasos fronterizos les asignan tareas en acciones criminales-

Ante las graves fallas de la educación, en el lado venezolano, muchos niños de la frontera estudian en institutos educativos colombianos “debiendo transitar diariamente de un país a otro, facilitando a los grupos armados irregulares su utilización como actores de lo ilícito, e incluso convirtiéndose en víctimas latentes ante el peligro que corre su seguridad e integridad cada vez que cruzan las líneas de frontera, muchas veces por pasos irregulares (trochas), ante el cierre de los pasos oficiales”.

La calidad de la educación ha sido afectada por varias causas, una de ellas “la disminución de la carga académica y los contenidos de las materias básicas en la formación de los alumnos y la incorporación de formación ideológica marxista”, lo que según Fundaredes es un “escenario fértil para la actuación de grupos armados irregulares que han trastocado la dinámica social en la frontera y que buscan ideologizar a la población para facilitar su crecimiento”,

Son la autoridad

Hay que sumarle “la eliminación de programas de apoyo, tales como alimentación escolar para satisfacer las necesidades proteicas de los estudiantes, dotación de laboratorios para la realización de prácticas en materias como biología, física y química y carencias e inexistencia de material didáctico e implementos deportivos”.

No se puede desestimar, como relevante, “la nula actuación del Estado venezolano para preservar las instalaciones escolares, lo que ha permitido que grupos armados irregulares las utilicen y les sirvan de asiento para control de sus actividades ilícitas, y el establecimiento de una referencia visual que se adentra en la conciencia de los pobladores de la zona de influencia de la instalación educativa, quienes ven a estos grupos irregulares como autoridades a las cuales se les debe acatar”.

Menciona Fundaredes la utilización de fundaciones constituidas por agentes de la guerrilla, lo que es permitido por el Estado venezolano. La guerrilla las usa para “actividades de propaganda, seducción de jóvenes y captación de seguidores”.

Los grupos armados que se hacen llamar colectivos han proliferado. Fundaredes los menciona como una nueva forma de violencia e intimidación a la población que ve violado su derecho a la vida, libre tránsito y libertad de expresión: Colectivo del Pueblo, Colectivo Ezequiel Zamora, Colectivo Che Guevara, Tren de Aragua, Colectivo de Seguridad Fronteriza, Colectivo Francisco de Miranda, Tupamaros, Colectivo Comunista, Colectivo Lina Ron y Colectivo Camilo Torres”.

Resalta que esos grupos “se han movilizado hacia la frontera con Colombia, pues inicialmente actuaban en la capital venezolana, pero poco a poco expandieron su presencia a otras entidades del país hasta llegar al área metropolitana de la capital del Táchira y más recientemente incursionaron en los municipios Bolívar y Pedro María Ureña”.

INFOBAE.COM

Policía confirma 52 muertos en un ataque yihadista en el norte de Mozambique

La Policía de Mozambique confirmó la muerte de 52 personas en la provincia nororiental de Cabo Delgado tras un ataque del grupo yihadista Al Shabab, que no guarda relación con la organización homónima somalí, informaron hoy los medios estatales.

La masacre se produjo el pasado 7 de abril y terminó con la vida de forma “cruel y diabólica” de 52 jóvenes en la aldea de Xitaxi (distrito de Muidumbe), detalló a última hora del lunes el portavoz de la Policía, Orlando Modumane, en una rueda de prensa en Maputo en la que sólo se permitió la asistencia de la prensa estatal.

Al Shabab “ha tratado recientemente de reclutar a jóvenes para que se unan a sus filas, sin embargo, estos se resistieron y ello desató la ira de los atacantes que los dispararon y mataron”, dijo Modumane, citado este martes por el diario oficial “Noticias”.

“A raíz de los últimos hechos delictivos registrados en algunos distritos del norte de la provincia de Cabo Delgado, las Fuerzas de Defensa y Seguridad han intensificado sus acciones operativas de combate y persecución”, agregó el portavoz policial.

El atentado podría ser una represalia ante las últimas derrotas de Al Shabab a manos de excombatientes de la Guerra de Liberación de Mozambique (1964-1974) de etnia makonde -mayoritaria en Cabo Delgado-, que se unieron al Gobierno contra ese grupo y han causado la muerte de al menos 30 yihadistas, revelaron fuentes conocedoras del conflicto al semanario independiente “Savana”.

Se trata de uno de los peores ataques perpetrados por este grupo yihadista desde octubre 2017, cuando comenzó sus acciones violentas en esta región rica en piedras preciosas (rubíes) y yacimientos de gas natural de los que participan grandes multinacionales como la italiana ENI o la estadounidense Anadarko.

El pasado 23 de marzo, la organización yihadista Estado Islámico (EI) se atribuyó la autoría de un supuesto ataque de Al Shabab en el pueblo de Mocimboa da Praia, localizado también en Cabo Delgado a unos 60 kilómetros al sur de varios proyectos de extracción de gas, si bien no está claro que existan vínculos entre ambos grupos.

Según datos de Amnistía Internacional, al menos 350 personas han sido asesinadas desde 2017 en Cabo Delgado a manos de grupos armados; cifra que el Proyecto de Datos de Ubicación y Eventos de Conflictos Armados (ACLED, en sus siglas inglesas) aumenta a 910. EFE

lavanguardia.com

El ELN y los disidentes de las FARC aprovechan el confinamiento por el coronavirus para aumentar el reclutamiento de menores

El reclutamiento de menores ha sido una práctica histórica del conflicto colombiano pero durante la pandemia las cifras se han disparado superando y doblando la totalidad de casos del año pasado.El reclutamiento de menores ha sido una práctica histórica del conflicto colombiano pero durante la pandemia las cifras se han disparado superando y doblando la totalidad de casos del año pasado.

La pandemia del coronavirus ha representado para Colombia no solo una batalla por evitar contagios y muertes sino para controlar las actividades delincuenciales de los distintos grupos armados ilegales que operan en el país y que han aprovechado la crisis para fortalecerse.

Uno de los efectos del confinamiento sobre la actividad de estos grupos armados es el aumento dramático en las cifras de reclutamiento de menores, el cual ha crecido un durante lo corrido de 2020 en un 52% comparado con el total de casos de reclutamientos registrados en 2019 (67) por Coalición contra la vinculación de niñas, niños y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO).

El escenario es grave y la disparada de los eventos de reclutamiento se ha dado de manera clara durante los meses de cuarentena nacional, totalizando 128 casos durante los cinco primeros meses del año, 30 de estos ocurridos solamente en el mes de abril, cuando Colombia estaba casi que un confinamiento generalizado.

Si bien el reclutamiento de menores es un problema de larga data en el marco del conflicto armado colombiano al ser una práctica recurrente de las organizaciones armadas que históricamente han proliferado en el país –las cifras de 2019 ya representaban un aumento del 35% con respecto del año anterior– el problema parece acrecentarse debido al vacío que en muchos territorios están ocupando los grupos armados ante la pasividad del Gobierno que ocupa su atención en atender la pandemia.

Frente a esta situación la Procuraduría General de la Nación elevó una denuncia ante la Fiscalía para que se investigara a profundidad los casos por reclutamiento forzado que estaban ocurriendo en el país. Afirma el Ministerio Público, en cabeza del procurador Fernando Carrillo, que por lo menos ocho grupos armados ilegales están usando a menores de edad no solo como soldados para engordar sus filas, sino con fines de explotación sexual.

Afirma la Procuraduría que desde que se desató la pandemia han ocurrido más de 12 hechos en los que estos grupos armados han usado niños, niñas y adolescentes para cometer homicidios y otros actos de terrorismo. El accionar de estos grupos armados también ha victimizado a miles de menores en el país, los cuales han sido torturados y desplazados junto con sus familias.

Entre los grupos armados señalados como autores del reclutamiento están el ELN, y las disidencias de las FARC como principales reclutadores. Esto se corresponde con el crecimiento de ambas estructuras armadas durante el último año, por un lado, el ELN tratando de establecer un corredor por toda la mitad de Colombia para transportar cocaína y por el otro los distintos grupos disidentes de las FARC que han duplicado en 12 meses sus hombres en armas y que libran entre ellos confrontaciones por el control del territorio.

Otros grupos reclutadores serían las Autodefensas Gaitanistas de Colombia -o Clan del Golfo- los Caparrapos, Los Rastrojos, los Urabeños, las Águilas Negras, ‘Los Paisas’, el grupo E-40.

Las Farc han sido el grupo armado que históricamente ha incurrido más en el reclutamiento de menores. Actualmente las estructuras disidentes y residuales de esta extinta guerrilla continúan perpetrándola. Las Farc han sido el grupo armado que históricamente ha incurrido más en el reclutamiento de menores. Actualmente las estructuras disidentes y residuales de esta extinta guerrilla continúan perpetrándola.

De acuerdo con la Organización de Estados Americanos (OEA) que también ha alertado por la disparada de menores de edad reclutados en Colombia, estos grupos armados, en especial las guerrillas, no solo estarían usando menores colombianos sino también venezolanos y ecuatorianos, que son especialmente vulnerables en la zona de frontera.

Sobre los menores venezolanos destaca que “son percibidos por los grupos armados ilegales como un grupo poblacional que ofrece ventajas comparativas, pues son considerados como mano de obra de bajo costo en comparación con la población colombiana”.

Los roles que desempeñan niños y niñas dentro de estas organizaciones también han sido definidos por la OEA; mientras que los primeros son vinculados directamente a actividades de vigilancia, cobros de extorsión, transporte o cualquier otra de tipo militar (como comentar homicidios y secuestros), las segundas son usadas para actividades de reclutamiento de otros menores, a la vez que son explotadas y agredidas sexualmente.

Los métodos de reclutamiento

Para el experto en conflicto Luis Fernando Trejos son varias las razones que podrían explicar esta disparada del reclutamiento de menores, pero en el contexto de la pandemia destaca dos: el cierre de las escuelas y la disminución de acciones militares por parte del Estado.

Sobre la primera dice que las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar los contagios por Covid-19, en especial la suspensión de clases presenciales ha tenido particular impacto en las poblaciones rurales pues “esto hace que los niños tengan más posibilidad de interactuar con miembros de grupos armados ilegales”.

Pero esto no puede verse como un tema aislado, sino que se entrecruza con la segunda causa que destaca, la disminución de las acciones militares. Afirma Trejos que en varios departamentos del país -como en Atlántico y Amazonas- el Ejército está siendo usado con “roles policivos”, como reforzar los toques de queda y demás medidas de aislamiento decretadas por alcaldes y gobernadores.

El desplazamiento forzado es una de las consecuencias de la amenaza a los menores que existe en muchos territorios colombianos. El desplazamiento forzado es una de las consecuencias de la amenaza a los menores que existe en muchos territorios colombianos.

“Esto pudo haber permitido que los grupos armados ilegales tengan más libertad en los territorios que controlan y esa libertad se ha traducido en mayor presencia en las comunidades lo cual deriva en posibilidades de ampliar el reclutamiento, especialmente en menores de edad”, explica el experto.

Entre los métodos de reclutamiento que han surgido durante la pandemia está el uso de redes sociales, en especial Whatsapp, y del engaño al organizar fiestas clandestinas para atraer a los menores y vincularlos a grupos delincuenciales.

Casos como estos se han documentado, por ejemplo, en Tibú, Norte de Santander, una zona fronteriza con Venezuela. Otra forma de seducir a los jóvenes es ofreciéndoles dinero prestado para vincularlos a sus filas, o la promesa de buenos salarios si pasan a ser miembros.

Estas situaciones se reproducen en otras partes del país, con particulares dinámicas dependiendo del grupo armado con mayor presencia.

En Norte de Santander, Antioquia, Guaviare, Meta, Cauca, Putumayo y la costa Pacífica nariñense son los grupos disidentes de las FARC los mayores reclutadores. El EPL es la principal amenaza en el Catatumbo, y el “Clan del Golfo” y “Los Caparrapos” lo son en la región del bajo Cauca, Chocó y Nariño.

El ELN, que cada vez tiene un mayor alcance nacional, se destaca como el mayor reclutador de menores de acuerdo con las cifras de niños, niñas y adolescentes rescatados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que a corte del 31 de mayo informó que de los 220 menores en su custodia el 43% había hecho parte de esta guerrilla.

Rescates en medio de la pandemia

A principios de junio se presentó el caso del rescate de dos niñas menores de edad, de 12 y 14 años respectivamente, que eran asechadas por las estructuras armadas que operan en Puerto Santander, una zona rural del Amanozas.

Las denuncias de sus familiares y la intervención oportuna de las autoridades lograron ubicar a las menores y trasladarlas hasta Florencia (Caquetá) para que fueron atendidas por el ICBF y les fueran restablecidos sus derechos.

Dos niñas de 12 y 14 años en Amazonas que estaban en amenaza por reclutamiento forzado fueron rescatas por el Ejército a principios de junio.Dos niñas de 12 y 14 años en Amazonas que estaban en amenaza por reclutamiento forzado fueron rescatas por el Ejército a principios de junio.

Otros casos similares se han presentado durante lo corrido del año, como el rescate el 18 de mayo de cinco menores de edad que ya habían sido ingresados a las filas del ELN.

Este reclutamiento había sido perpetrado por el Frente Resistencia Guamoco de esta guerrilla y en el operativo de rescate se dio con la captura de alias Jordan o Gato, cabecilla de la red de apoyo urbano encargado del reclutamiento del ELN en El Bagre, municipio de Antioquia. Él habría usado amenazas a las familias de los menores para llevarlos a integrar la guerrilla, los hombres iban a integrar la estructura armada mientras que las mujeres las entregarían a los cabecillas del frente presuntamente para ser explotadas sexualmente.

Estos dos casos encendieron las alarmas de las autoridades y produjeron la mencionada reacción de la Procuraduría, pero no son los únicos ni son aislados.

De acuerdo con el ICBF y la Fuerza Pública en los últimos 18 años en el país se han reclutado más de 14 mil menores de edad, contando a desmovilizados que cumplieron su mayoría de edad integrando las filas de un grupo armado.

El ICBF resalta que entre el 7 de agosto de 2002 y el 10 de febrero de este año, antes de que comenzara la cuarentena nacional por el coronavirus, se habían desmovilizado 5.503 menores de edad de grupos armados ilegales. La mayoría, 3.199 es decir un 58%, fueron reclutados por las FARC, otro 20% equivalente a 1.103 casos estaban en poder del ELN; mientras que las antiguas Autodefensas Unidas de Colombia reclutaron 809 y los grupos residuales post desmovilización de estas 153.

Cinco menores de edad fueron rescatados en El Bagre (Antioquia) tras haber sido reclutados de manera forzada por el ELN en mayo.Cinco menores de edad fueron rescatados en El Bagre (Antioquia) tras haber sido reclutados de manera forzada por el ELN en mayo.

Por otro lado los que cumplieron mayoría de edad dentro de las filas de los grupos armados fueron unas 8.794 personas. De nuevo las FARC con 6.443 casos (el 73%) fueron el principal grupo reclutador, seguido por el ELN con 1-404 (el 16%) y las AUC con 777 (8,8%).

Cabe resaltar que estas cifras responden a los menores desvinculados que tras su paso por la guerrilla fueron atendidos por el ICBF por lo que si bien ofrecen un panorama histórico de lo que ha sido el reclutamiento de menores en Colombia la fotografía de la realidad es mucho más grave.

El problema se complejiza además porque las causas que explican el reclutamiento de menores no solo se reducen al reclutamiento forzado, sino que son mucho más profundas y responden a factores sociales, ideológicos y económicos.

De acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado para la paz el “deseo de poder” constituye en una de las principales causas por las que un menor accede a vincularse a un grupo armado, y está presente en por lo menos el 41% de los casos.

Otros factores son la pobreza (28% de los casos) la afinidad familiar o ideológica (23% de los casos) y el nivel de escolaridad o la falta de esta (6% de los casos).

También hay agravantes, como la presencia histórica de grupos armados, que hace un 65% más propenso a ser reclutado a un menor de estas comunidades; o las zonas de economía ilegal, que aumenta las probabilidades de reclutamiento en un 10%.

El confinamiento también plantea otro problema, impide la movilidad de las organizaciones y redes de apoyo que trabajan con menores en comunidades vulnerables y que sirven en muchos casos de barrera para impedir reclutamiento o como canal de recolección de denuncias para ponerlas en conocimiento de las autoridades. Por donde se mire el panorama es desalentador.

infobae.com

El régimen chino aseguró que reforzó su frontera con India con combatientes de artes marciales mixtas

Ejercicios de militares chinos (archivo)Ejercicios de militares chinos (archivo)

China reforzó sus tropas en la frontera india con combatientes de artes marciales mixtas (AMM) y alpinistas, tras la reciente escaramuza con el ejército indio en una zona del Himalaya disputada por ambos países, según la prensa estatal.

A mediados de junio, tropas de los dos gigantes asiáticos se enfrentaron en un cuerpo a cuerpo de extrema violencia en Ladakh, un valle disputado a cerca de 4.000 metros de altura en el que murieron 20 militares indios y un número desconocido en filas chinas. Estas escaramuza ha sido la primera en décadas entre las dos potencias nucleares.

Cinco nuevas divisiones de milicia, entre las que se encuentran combatientes de un club de AMM y ex miembros del relevo de la llama olímpica en el Everest, fueron presentados durante una inspección oficial en Lhasa, informó el diario oficial del ejército chino.

De esta manera, según indicó la prensa estatal, el ejército chino cuenta con rescatistas de emergencia para situaciones extremas, como lo son las del Tibet. Según los reportes, algunos de los combatientes fueron reclutados de un club de artes marciales de Sichuan que ha sido semillero de atletas que dieron el salto a torneos internacionales de UFC.

La televisión nacional CCTV mostró imágenes de centenares de militares en formación en la capital del Tíbet, región fronteriza con India.

El despliegue de estas milicias, de las que forman parte miembros del club de AMM Enbo “va a mejorar mucho la organización y la fuerza de movilización” de las tropas así como su “rapidez de reacción”, declaró Wang Haijiang, el comandante de la zona militar regional, citado por el diario.

Estos milicianos fueron reclutados para “reforzar la frontera”, subrayó el Diario de Defensa chino en su artículo publicado la semana pasada en la red social WeChat.

El diario no ha establecido ninguna relación directa entre los combatientes de AMM y las tensiones recurrentes con Nueva Delhi. Pero India es el único país con el que China mantiene diferendos territoriales en la región himalaya.

Los dos vecinos se han echado la culpa de la escaramuza de la noche del 15 al 16 de junio en la región de Ladakh (norte de India) a puñetazos, pedradas y bastonazos.

En los últimos días, imágenes satelitales captaron el despliegue del ejército chino en la zona, pese a los llamados para rebajar la tensión.

Imagen satelital de Maxar WorldView-3 (vía Reuters)Imagen satelital de Maxar WorldView-3 (vía Reuters)

Por su parte, India dijo el jueves que había reforzado sus tropas en esta zona disputada, luego de conocerse las fotos del despliegue chino. Los responsables militares y los diplomáticos siguen negociando para tratar de calmar las tensiones entre ambos países, que libraron una guerra fronteriza en 1962.

infobae.com

Frentes Activos de FARC controlan ya un 20% de los cultivos ilícitos en el Catatumbo

Un informe publicado en las últimas horas y tras la publicación de un video en redes sociales en el que se muestra a dos hombres armados, confirmó que las denominadas “Disidencias” de las FARC controlan el 20% de los cultivos ilícitos en la región de Catatumbo.

Tras estos hallazgos la estructura perteneciente a Gentil Duarte controla ya una quinta parte de los cultivos ilícitos en el Catatumbo significando para esta organización criminal ganancias cercanas a los $19.000 millones de pesos cada dos o tres meses.

Estas preocupantes cifras confirman el crecimiento desbordado no solo de cultivos ilícitos en el país sino de hombres armados los cuales llegan a un total de 4.600 hombres.

Este informe reveló el pasado 3 de Junio que actualmente las denominadas “Disidencias” de las FARC, llegando a los 4.600 hombres, señala así mismo que los 14 departamentos contralados por estas organizaciones criminales concentran la mayor cantidad de hectáreas de coca del país.

De acuerdo al informe, de los 20 departamentos que actualmente controlan las organizaciones al mando del peligroso terrorista de las FARC, Iván Marquez, 14 de ellos llegan a tener 158.000 hectáreas de coca.

elnodo.co

El sicario danés admirador de Pablo Escobar que sembró el terror en la Costa del Sol y fue arrestado cuando salió a tirar la basura en Dubai

Sanguinario, frío, calculador y desconfiado hasta de su entorno más cercano, un sicario nórdico de origen iraní lideró desde 2018 la banda que ha aterrorizado la Costa del Sol, una de las zonas más exclusivas del sur de España. De tan sólo 23 años, Amir Faten Mekky llamó la atención de las autoridades por unos métodos desconocidos hasta su llegada al país, usando explosivos para amedrentar a sus rivales al estilo de su ídolo, el narco colombiano Pablo Escobar. Tras seguirle la pista por medio mundo, desde su escondite en Marruecos hasta las selvas de Tailandia, fue detenido este mes en Dubái al cometer un único despiste: salió a tirar la basura.

“Es gente muy, muy violenta, usan métodos de guerra para conseguir sus objetivos”, dice a Infobae Jorge Garrigós, jefe del Grupo de Fugitivos de la Unidad Central de Droga y Crimen Organizado (UDYCO) de la policía española que ha liderado la persecución del sujeto desde 2019, cuando se perdió su rastro en España. La justicia española espera la extradición desde Emiratos Árabes (un proceso complejo, con apenas un par de antecedentes) para imputarle delitos por tenencia ilícita de armas y explosivos, pertenencia a organización criminal y homicidio.

Amir Faten Mekky en 2018 en una imagen distribuida por las autoridades de DubaiAmir Faten Mekky en 2018 en una imagen distribuida por las autoridades de Dubai

Con esta detención las autoridades confían en haber desarticulado por fin a la conocida como banda de ‘Los Suecos’, una decena de criminales jóvenes (entre los 20 y 30 años) con Amir y su lugarteniente Ahmad Abdul Karim a la cabeza. Su centro de operaciones estaba en Malmö (Suecia), donde desde hace años se libra una guerra sanguinaria entre narcos para controlar el territorio y las redes de la droga que circulan por Europa.

Hace dos años desembarcaron en la Costa del Sol, en la provincia española de Málaga, donde presuntamente sembraron el terror a base de atentados con explosivos, ejecuciones a sangre fría a plena luz del día y huidas como las de las películas de gánsteres. “Nunca antes se había visto en España ese tipo de narcoterrorismo, más allá de los años duros de ETA en el País Vasco”, reconocen desde la UDYCO.

“Nunca antes se había visto en España ese tipo de narcoterrorismo, más allá de los años duros de ETA en el País Vasco”

Las autoridades suecas relacionan su figura con 17 asesinatos y en Málaga (España) se le atribuyen al menos otros dos cometidos en 2018, los de los conocidos narcos locales alias Maradona (al que descerrajaron varios disparos a la salida de la comunión de su hijo) y alias El Zocato, quien recibió ocho tiros al salir de su casa a manos de un sujeto encapuchado que huyó en bicicleta. Una de las prácticas comunes del grupo, según los investigadores, era destrozar con explosivos propiedades de los clanes enemigos como un aviso previo al asesinato.

Obsesionado con Pablo Escobar y ‘El Padrino’

Las fuentes policiales que han trabajado en el caso retratan a un criminal extremadamente precavido para su edad, una persona gélida y dispuesta a cualquier cosa para hacerse con el poder. Al parecer, admiraba la figura del narco entre los narcos, el capo del cártel de Medellín en los 80 y primeros 90 Pablo Escobar, del que copiaba sus métodos (los atentados con explosivos) e incluso llegó a usar para uno de los miembros de su banda el apodo de uno de sus sicarios más tristemente célebres, alias ‘Popeye’.

En la ‘Operación Rueda’ de la policía española que hirió de muerte a su banda a finales de 2018 (él fue el único de la cúpula que logró escapar), se les incautó armamento y equipos para librar una guerra: un chaleco antibalas y otro para manipular explosivos, un cinturón con funda de pistola, una pistola eléctrica, equipos informáticos y aerosoles de defensa personal, además de tres relojes exclusivos, uno de ellos de diamantes y oro que cuesta unos 250.000 euros en el mercado.

Quizá fue entonces cuando Amir Faten Mekky se empezó a obsesionar con la saga de ‘El Padrino’, basada en la obra literaria de Mario Puzo e inmortalizada por Francis Ford Coppola en el cine. Igual que Michael Corleone, el patriarca mafioso interpretado por Al Pacino, desconfiaba de todo cuanto le rodeaba y extremó sus medidas de seguridad. En la Costa del Sol su clan cambiaba de ubicación casi cada día y se desplazaba continuamente desde Suecia a España, desde donde bajaba a Marruecos para esconderse tras las acciones criminales.

Daños tras una bomba atribuida a la banda de Los Suecos contra un negocio en Malaga, EspañaDaños tras una bomba atribuida a la banda de Los Suecos contra un negocio en Malaga, España

“No sólo tomaba extraordinarias medidas de seguridad en sus comunicaciones sino en cada detalle de su vida diaria”, dicen a Infobae los agentes que han trabajado en el caso.

Para atraparle ha sido necesaria la colaboración de las autoridades de Suecia y de países como Marruecos, Tailandia, Turquía, Dinamarca, Qatar y Emiratos Árabes, gracias a la extensa red de contactos criminales que tenía la banda.

“Llegamos incluso a montar un operativo para capturarle en las selvas tailandesas, donde habíamos localizado a varias personas de su entorno, pero cuando llegamos él ya no estaba ahí”, cuenta Jorge Garrigós, de la Unidad de Fugitivos. No recuerda una operación tan complicada: tuvieron que seguirle el rastro durante más de un año por Europa, África y Asia.

¿Por qué en la Costa del Sol española?

“La Costa del Sol reúne todas las condiciones ideales para ser el refugio de las bandas criminales internacionales”, señala a Infobae un investigador que lleva más de tres décadas luchando contra el narcotráfico en las costas del sur de España. Entre ellas destaca la proximidad de la frontera con África para escabullirse y meter la droga a través del Puerto de Algeciras y el pasadizo por la cuenca del río Guadalquivir, además de un entramado de urbanizaciones de lujo con fuertes medidas de seguridad donde viven extranjeros con dinero y pueden pasar desapercibidos.

Ataque con explosivos atribuidos a la banda de Los Suecos contra un negocio en Malaga, EspañaAtaque con explosivos atribuidos a la banda de Los Suecos contra un negocio en Malaga, España

Ahí fue donde la banda de ‘Los Suecos’ comenzó a ofrecer servicios como asesinos al mejor postor. “La presión que estamos ejerciendo en los dos últimos años en la frontera sur ha vuelto a poner de moda la práctica del vuelco, que son robos de droga entre los propios clanes mafiosos. Resulta más fácil que mover tú mismo la mercancía pero luego conlleva ajustes de cuentas y es ahí cuando necesitas a un sicario”, explican los agentes que operan en la zona.

En 2018 un informe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) identificaba hasta 113 mafias internacionales asentadas en la Costa del Sol española (casi una cuarta parte de las que operan en el país), entre ellas numerosos marroquíes y colombianos.

Aunque nació en Dinamarca, Amir Faten Mekky se hizo poderoso en la localidad vecina de Malmö (Suecia) y controla el universo del hampa en varios países entre África y Oriente Medio por sus orígenes iraníes. La Costa del Sol era una zona estratégica para ampliar sus negocios.

Amir Faten Mekky, antes y después de su detenciónAmir Faten Mekky, antes y después de su detención

Desde la Unidad de Fugitivos que han logrado atrapar al cerebro de ‘Los Suecos’ desconocen quién pudo encargar las ejecuciones, aunque creen que la banda tenía contactos con la temible figura de Ridouan Taghi, líder de Los Ángeles de la Muerte, considerado uno de los narcos más poderosos de Europa desde su base en Holanda y que también fue detenido en Dubái, en su caso a finales del año pasado.

Aunque por el momento hayan desarticulado a este grupo de sicarios nórdicos, el clan más sanguinario que se recuerda en España, las autoridades no relajan la vigilancia. “Hemos logrado que la sensación de impunidad que existía hace dos años haya desaparecido, ahora se sienten observados. Saben que más tarde o más temprano les vamos a detener”, aseguran desde la UDYCO.

INFOBAE.COM

Irak asesta un golpe a una milicia proiraní con la detención de 14 de sus miembros

Un soldado del ejército iraquí hace guardia en la base aérea de Qayyarah

PHOTO/AMEER AL MOHAMMED  –   Un soldado del ejército iraquí hace guardia en la base aérea de Qayyarah

Las fuerzas de seguridad de Irak han arrestado este viernes a 14 miembros de la milicia iraquí Kata’ib Hizbulá, financiada por Irán y considerada como organización terrorista por Estados Unidos y contraria a sus intereses, durante una redada en el sur de Bagdad. La Comandancia de Operaciones Conjuntas de Irak ha informado de que el grupo tenía intención de atacar sedes gubernamentales en la fortificada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran la mayoría de las sedes del Gobierno y las embajadas.

No está claro qué fuerza de seguridad los ha detenido, pero según fuentes consultadas por Reuters fueron entregados a las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), formada en 2014 para agrupar a las milicias que combatían al Estado Islámico. Algunos observadores consideran que eso es equivalente a haberles dejado libres, puesto que FMP está controlada por Kata’ib Hizbulá. La cadena de televisión Ahad ha difundido imágenes de los supuestos de los combatientes de la FMP liberados de madrugada. Un portavoz de la milicia ha acusado al actual primer ministro, Mustafa al Kadhimi, de ser un agente americano.

Tras la derrota territorial del Estado Islámico en 2017, las FMP se integraron en las Fuerzas Armadas, pero algunas de las milicias asociadas a Irán han seguido actuando fuera de la estructura del mando oficial. El Gobierno iraquí se encuentra en medio de la pelea por la influencia regional entre Teherán y Washington libran en el territorio. Las detenciones han supuesto un auténtico terremoto en Irak. Al poco de conocerse las primeras noticias de la detención, numerosos milicianos se han manifestado frente a la sede del Servicio Antiterrorista, situado en la Zona Verde, pidiendo la liberación de los detenidos.

Desfile
PHOTO/AP – Fuerzas de Movilización Popular iraquíes marchan mientras sostienen su bandera y carteles de los líderes espirituales chiítas iraquíes e iraníes durante ‘Al-Quds’ o el Día de Jerusalén, en Bagdad, Irak

Las detenciones se produjeron después de obtener información sobre las personas que ya habían atacado en anteriores ocasiones de la Zona Verde y el aeropuerto internacional de Bagdad y aseguraron que este grupo “tenía la intención” de realizar nuevos ataques. Una fuente de seguridad, que ha preferido no identificarse, ha afirmado en declaraciones a Efe que los detenidos pertenecen a la milicia Kata’ib Hizbulá, integrada en la agrupación armada progubernamental Multitud Popular. Es la acción más contundente contra los grupos proiraníes desde hace años y la primera que se produce bajo el mandato de Al Kadhimi.

Las fuerzas iraquíes requisaron dos estructuras para el lanzamiento de proyectiles al grupo. Esta redada, una acción poco usual contra las milicias, se produce después del lanzamiento de decenas de proyectiles en las últimas semanas contra la Zona Verde, donde se encuentra la embajada de Estados Unidos, el aeropuerto internacional de Bagdad. Aunque estos ataques no han sido reivindicados, Washington acusa directamente a Kata’ib Hizbulá, grupo al que ha responsabilizado de matar y herir a personal estadounidense en Irak desde diciembre del año pasado, cuando un contratista norteamericano murió en un ataque contra la base militar K1 de Kirkuk, en el norte del país.

El incidente provocó una escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán que desembocó en el asesinato del poderoso comandante iraní Qassem Soleimani, comandante de las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, y el número dos de la Multitud Popular y jefe de Kata’ib Hizbulá, Abu Mahdi al Mohandes, en un bombardeo selectivo de Estados Unidos el 3 de enero en Bagdad. Las milicias de la Multitud Popular, creadas para hacer frente al Estado Islámico durante su avance en Irak donde llegaron a controlar grandes porciones de territorio hasta 2017, tienen presencia y control en amplias zonas del país donde colaboran con las fuerzas iraquíes.

Primer ministro de Irak, Mustafá al-Kazemi
PHOTO/ Oficina de Medios del Primer Ministro Iraquí – El primer ministro iraquí Mustafa al-Kazemi

El primer ministro iraquí aseguró al tomar posesión en mayo que todas las armas deben estar en posesión del Estado y ordenó a las fuerzas de seguridad “perseguir a los grupos armados que lanzan misiles contra bases del Ejército iraquí y misiones diplomáticas”. Estas promesas han tensado aún más las relaciones entre los líderes de Kata’ib Hizbulá y Al Kadhimi, al que acusaron cuando ocupaba el cargo de jefe de los servicios de Inteligencia de Irak de “facilitar” información a Estados Unidos para el bombardeo que mató a Soleimani.

Tensiones en aumento

Las relaciones entre Irán y Estado Unidos se han recrudecido desde que hace dos años la Administración Trump se retirase del acuerdo nuclear y reimpusiera sanciones al país. Este enfrentamiento estuvo a punto de desatar un conflicto el pasado enero, cuando un dron americano asesinó a Soleimani, Abu Mahdi al Mohandes. Irán respondió con el ataque a la base de Ain al Asad, donde se concentran las tropas estadounidenses.

Desde entonces, los aliados de Teherán en Irak no han parado de organizar ataques contra la presencia de Estados Unidos en la zona. Su objetivo es la salida de todos los soldados estadounidenses del país. Solo en las últimas semanas se han producido ataques con cohetes contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad o contra instalaciones en las que hay presencia militar estadounidense.

La operación de este viernes es una advertencia de Al Kadhimi de que va a cumplir la promesa de actuar contra las milicias que atacan los intereses de Estados Unidos. Su objetivo desde que llegó al Gobierno en mayo ha sido reafirmar la soberanía del Estado frente a la actuación de las fuerzas no estatales. Las facciones respaldadas por Teherán cada vez están incrementando su grado de hostilidad hacia este primer ministro.

Al Kadhimi no lo tiene fácil. Irak se encuentra sumido en una profunda crisis política desde hace mucho tiempo, a la que ahora hay que sumar la sanitaria como consecuencia de la pandemia y la económico por la caída de los precios del petróleo. A pesar de todo, Al Khadimi se ha mostrado firme en su propósito de reafirmar la autoridad del Estado y está dispuesto a reforzar el diálogo estratégico bilateral con Washington.

atalayar.com

Tensión creciente en Idlib entre las facciones yihadistas

Fotografía de archivo de combatientes rebeldes de Hayat Tahrir al-Sham preparan sus armas en Jabal al-Arbaeen, que domina la ciudad septentrional de Ariha, en la provincia de Idlib

REUTERS/KHALIL ASHAWI  –   Fotografía de archivo de combatientes rebeldes de Hayat Tahrir al-Sham preparan sus armas en Jabal al-Arbaeen, que domina la ciudad septentrional de Ariha, en la provincia de Idlib

El noroeste de Siria se está viendo envuelto por renovadas tensiones tras los nuevos enfrentamientos acaecidos entre las formaciones yihadistas de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), la de más peso en la región, y la recién formada alianza dirigida por la organización Guardianes de la Religión (Hurras al-Din), afiliada a Al-Qaeda, y un desertor de HTS como es Jamal Zeina.

Todo ello, dentro de un ya complicado escenario de por sí, en el marco de la guerra civil de Siria, que golpea al país desde 2011 y que enfrenta al régimen del presidente Bachar al-Asad contra los insurgentes cercados en el último reducto de la provincia de Idlib, en el noroeste sirio. El poder oficialista justifica la acción militar para acabar con los grupos yihadistas resistentes en Idlib y unificar el país, con la inestimable ayuda de su principal aliado en el plano internacional, la Rusia de Vladimir Putin.

Frente a esta coalición ruso-siria está Turquía. La nación euroasiática interviene en el conflicto armado sirio a través de su potente Ejército y con el apoyo de mercenarios a sueldo provenientes de esos grupos terroristas activos en la zona ligados a Al-Qaeda y Daesh, como han venido publicando diversos medios. El país presidido por Recep Tayyip Erdogan incursionó al norte del territorio sirio con el pretexto de hostigar a los kurdos, etnia a la que acusa de materializar acciones terroristas en el sur de Turquía. Después de llegar a un acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos dirigido por Donald Trump, las fuerzas turcas se posicionaron en bases al norte de Siria, en el entorno de Idlib, para controlar la zona y manifestando la exigencia de que saliesen los kurdo-sirios de allí. Un movimiento polémico porque EEUU fue acusado de abandonar a su suerte a los kurdos de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, por sus siglas en turco), englobadas en las opositoras Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), que fueron clave en la derrota de Daesh en Al-Baghouz hace más de un año. Esta incursión otomana incomoda a Damasco y Moscú ya que supone un freno para su avance hacia Idlib; más aun teniendo en cuenta la asociación turca con milicianos sirios adscritos a grupos de la esfera yihadista. De hecho, ante la enconada situación, Ankara y Moscú llegaron a sellar un alto en fuego en marzo que, en teoría, sigue vigente, pero que ha sido incumplido en varias ocasiones. En una situación como la actual en la que tanto Rusia como Turquía mantienen sus puestos de control y patrullas prácticamente conjuntas en el área.

La citada organización Guardianes de la Religión surgió de varios batallones y grupos militares que habían adoptado la ideología del yihadismo de Al-Qaeda y el salafismo (corriente rígida del islam). Se formó después de que el Frente al-Nusra anunciase su disociación de Al-Qaeda, cambiando su nombre a Jabhat Fatah al-Sham y posteriormente fusionándose con facciones y otras entidades dentro de Hayat Tahrir al-Sham.

Esta transformación fue acompañada por una renovación metodológica e ideológica del liderazgo del grupo, que había sido parte del Frente al-Nusra, lo que condujo a graves conflictos internos. El resultado más significativo de todo esto fue la formación del grupo Guardianes de la Religión como una facción afiliada a Al-Qaeda que lucha en suelo sirio.

Fotografía de archivo de rebeldes en la parte trasera de un camión al oeste de la ciudad de Alepo
PHOTO/AP – Fotografía de archivo de rebeldes en la parte trasera de un camión al oeste de la ciudad de Alepo

Al igual que otros grupos, Guardianes de la Religión está dividido internamente a lo largo de varias corrientes, entre las que destacan dos principalmente. La primera de estas corrientes es la corriente levantina, que tiene poder dentro de la organización y ha sido dirigida por jordanos como Abu al-Qassam al-Askari, Bilal Khreisat y Sami al-Aridi, así como otros que fueron asesinados, incluido Iyad al-Toubasi (conocido como Abu Julaybib), Abu Khallad al-Muhandis y Faruq al-Suri. Sus líderes tienen la intención de contener las hostilidades mientras intentan seguir el enfoque de Al-Qaeda, al tiempo que evitan enfrentamientos con otros protagonistas armados en Idlib, especialmente de HTS. Aunque la mayoría del liderazgo de esta corriente no es siria, hay elementos sirios representados en todas las posiciones y no se toman decisiones sin su aprobación, como explica el Instituto Real de Asuntos Internacionales Chatham House, entidad relacionada con la política internacional radicada en Londres.

La parte levantina es conocida por su hostilidad hacia Daesh, que asesinó a algunos de sus líderes, y ha estado uniendo fuerzas con HTS para combatir la propagación del grupo terrorista rival, como recoge Chatham House.

Evita los enfrentamientos con las facciones rebeldes sirias mientras se distancia de cualquier conflicto entre ellos y Hayat Tahrir al-Sham. También rechaza cualquier tipo de lucha interna, buscando en cambio luchar junto a las facciones rebeldes contra el régimen.

El presidente de Siria, Bachar al-Asad
PHOTO/SANA – El presidente de Siria, Bachar al-Asad

Sus líderes se oponen firmemente a la presencia turca en el norte de Siria: la intervención de Erdogan fue, de hecho, una de las principales razones para el surgimiento de esta corriente. Sin embargo, no ha lanzado campañas contra el Ejército turco, considerando que Turquía es un aliado para la causa insurgente siria frete al régimen de Al-Asad, como indica el analista Sultan al-Kanj.

La segunda corriente es la corriente egipcia y norteafricana, que se compone de cuadros administrativos y militares y que sigue la ley Sharía. Lanza críticas contra los opositores dentro y fuera de la organización que reflejan su objetivo práctico de difundir su ideología y agenda por la fuerza. Los líderes de la organización que se separaron para formar la corriente egipcia y norteafricana acusan a la corriente levantina de someterse a HTS.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
PHOTO/PRESIDENCIA TURCA – El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

Varios de sus líderes fueron asesinados, mientras que otros fueron arrestados o perseguidos por las fuerzas de HTS que los acusaron de excesiva radicalización y colaboración con Daesh, como remarca Al-Kanj.

Este ala se inclina hacia el extremismo religioso en mayor grado que la primera corriente. Busca implementar la ley Sharía y luchar contra cualquiera que se interponga en el camino mientras atrae a aquellos alineados con la ideología de Daesh. Sin embargo, su influencia ha disminuido en los últimos meses con el respaldo de Al-Qaeda a la corriente levantina como su poder más fiel en Siria. Al-Qaeda ha pedido a todas las partes disidentes que se unan a la corriente liderada por jordanos y renuncien al fanatismo surgido en la fragmentación de la organización, como recoge Instituto Real de Asuntos Internacionales de Chatham House.

El hecho de que haya pocos sirios dentro de la corriente egipcia y norteafricana ha llevado a una pérdida de su legitimidad. Sus filas provienen de cuadros que rechazan a los jordanos, cuadros que han desertado de Daesh y líderes de HTS que se oponen a las políticas del grupo.

Muchos de los líderes del bando del norte de África han cambiado de posición para prestar apoyo a los jordanos al frente del grupo Guardianes de Religión para promover la unidad entre todas las facciones y avanzar en la causa de la yihad.

Tropas turcas patrullan en la ciudad de Atareb, en la zona rural occidental de la provincia siria de Alepo, controlada por los rebeldes
AFP/AREF TAMMAWI – Tropas turcas patrullan en la ciudad de Atareb, en la zona rural occidental de la provincia siria de Alepo, controlada por los rebeldes

HTS prefiere tratar y coordinarse con la corriente levantina, que es más flexible en sus interacciones con otros grupos yihadistas. Hay varias razones para esta flexibilidad, incluyendo, lo más importante, la débil posición militar, así como el deseo de preservar lo que queda de los vínculos ideológicos y metodológicos que los jordanos compartieron con HTS antes de su reestructuración. Esto último fue lo que llevó a los jordanos disidentes a formar Guardianes de la Religión en primer lugar.

Hayat Tahrir al-Sham persigue fortalecer la corriente levantina a expensas de su contraparte norteafricana, lo que puede hacerse pacíficamente atrayendo cuadros egipcios y norteafricanos. Sin embargo, se enfrenta a una gran dificultad para convencer a esos cuadros de que unan fuerzas con HTS ya que, en su opinión, la organización se ha orientado hacia Turquía mientras se acerca al secularismo, lo que equivale a una traición a la causa yihadista, como explica Al-Kanj.

Actualmente, HTS está emprendiendo un enfoque pragmático con esta corriente específicamente y con la organización Guardianes de Religión de manera más general para atraer o alinear más a sus combatientes con su enfoque actual. No quiere abandonar los cuadros militares yihadistas de la organización, que pueden usarse en las filas de su propia división militar. Más bien, desea llevarlos a una corriente yihadista más moderada e intelectualmente madura.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin
PHOTO/KREMLIN vía AP – El presidente de Rusia, Vladimir Putin
Duros enfrentamientos

Mientras tanto, los últimos choques entre diferentes facciones rebeldes han dejado la muerte de cerca de diez personas en combates entre grupos yihadistas en el noroeste de Siria. Así, este miércoles hasta diez personas fallecieron en combates entre grupos radicales en la provincia de Idlib, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), en medio del incremento de las citadas tensiones entre los diferentes grupos radicales presentes en esta zona del país.

El OSDH, con sede en Londres y una amplia red de observadores el país árabe, señaló que en los enfrentamientos cayeron cinco hombres de Hurras al-Din o Guardianes de la Religión, la actual filial de Al-Qaeda en Siria, y cuatro integrantes de Hayat Tahrir al-Sham, el más importante de los grupos que opera en la provincia. 

HTS continúa con su labor de reforzar sus posiciones y puestos de control en los alrededores de la ciudad de Idlib, capital de la provincia, mientras que han estallado nuevos combates entre el grupo y facciones rivales.

Los incidentes han tenido lugar unos días después de que HTS detuviera a uno de sus antiguos comandantes después de que desertara para liderar un nuevo grupo armado tras rechazar el alto el fuego anunciado en marzo por Rusia y Turquía para la provincia de Idlib. Esta figura es el comandante Jamal Zeina, alias Abu Malek al-Talli, quien fue detenido en la ciudad de Idlib por orden del líder de HTS, Abu Mohamed al-Golani.

Al-Talli, que lideró durante un tiempo las actividades del antiguo Frente al-Nusra, antigua filial de Al-Qaeda en Siria, abandonó HTS en abril y formó un nuevo grupo yihadista que se alineó con Hurras al-Din, creado por disidentes de línea dura del grupo de Al-Golani. Hurras al-Din ha cooperado en ocasiones con el HTS, aunque están enfrentados.

El insurgente expresó antes de desertar del HTS su negativa a aceptar el acuerdo de alto el fuego anunciado el 5 de marzo por Moscú y Ankara que estaba encaminado a poner fin a las hostilidades en Idlib. Un acuerdo que, como se ha comentado, sigue en pie, aunque con violaciones puntuales del mismo.

La provincia de Idlib y la ciudad de Alepo se encuentran en manos actualmente de estos grupos armados, siendo HTS el más importante. Último bastión que queda resistiendo ante las acometidas de las fuerzas de Bachar al-Asad, apoyadas por elementos militares rusos.

atalayar.com

Diálogo íntimo con un ex agente de la CIA en Moscú: los secretos del final de la Unión Soviética y la construcción del poder de Putin

John Sipher es un ex agente de la CIA. Desde 1986 hasta 2014 trabajó en, tal vez, uno de los lugares más hostiles para la inteligencia norteamericana: Rusia. Sus primeros pasos en Moscú coincidieron con un momento trascendental en la historia moderna: los últimos años de la caída de la Unión Soviética. Luego, fue testigo de esa transición en la que Rusia buscó “un nuevo camino político”, hasta que en ese camino se cruzó Vladimir Putin a fines de los noventa.

Sobre el presidente ruso, a quien califica de “dictador”, desmitifica la imagen que prevalece en Occidente de un hombre “todopoderoso”. Además de explicar los “brutales métodos” que emplea el Kremlin para atentar contra opositores -tanto interna como externamente-, Sipher evaluó que la mayor debilidad de Putin es, paradójicamente, la misma estructura que construyó en estos 20 años en el poder.

“Mucha gente cree que Putin es una especie de mente maestra que puede controlar todo el mundo, y eso no es cierto (…) Hay que entender que cuando los países están dirigidos por dictadores, éstos siempre están muy preocupados porque saben que su liderazgo es ilegítimo. Gente como Putin tiene que preocuparse constantemente por el control, por el poder, por asegurarse de que ninguna oposición pueda trabajar en su contra (…) La gente que lo rodea se volvió increíblemente rica porque apoyan a los que están cerca de él. Creó este grupo crónico de personas que dependen de su fuerza y su capacidad para pagarles. Su preocupación es que si Putin se va y el sistema cambia, pueden ser arrestados o asesinados. Así que está atrapado en una posición de poder, parece increíblemente poderoso para nosotros en Occidente, pero creo que se da cuenta de que es una especie de rehén, tiene que mantener el sistema sólo para mantener su vida”.

El ex agente norteamericano destacó que el poder de los servicios de seguridad rusos se mantiene intacto. Algo que Putin mantuvo como en los tiempos de los zares y de la Unión Soviética. Pero en esta compleja estructura que hoy mueve los hilos del Kremlin también hay que mencionar a “pandillas criminales organizadas muy ricas y poderosas, casi estatales”. Esos son los grupos que, junto a los servicios de inteligencia, se emplean para la “liquidación de los enemigos”. ¿Qué significa esto? “Matar a cualquiera que pueda ser oposición”. Así es como en las últimas décadas se han multiplicado los casos de muertes sospechosas de opositores o ex espías rusos. El patrón más común es el envenenamiento. La víctima más reciente fue el ex agente Sergei Skripal, quien, sin embargo, logró sobrevivir. “El Estado ruso usa armas químicas, biológicas y neurológicas porque quiere enviar un fuerte mensaje a los rusos, tanto interna como externamente (…) No hay dudas de que Putin y los rusos están detrás de eso”.

Sipher considera que estamos viviendo “una continuación de la Guerra Fría”: “Cualquier cosa que dañe a los Estados Unidos, cualquier cosa que dañe las relaciones entre los Estados Unidos y sus socios democráticos, en Europa y en cualquier lado, es positivo para Rusia, y negativo para Occidente”.

Tras casi tres décadas trabajando para la CIA, hoy en día Sipher sigue ligado al mundo del espionaje. Pero desde otro costado. Esa vida llena de secretos, intrigas y operaciones encubiertas lo acercó a Hollywood: hoy colabora con la industria del cine a través de su empresa Spycraft and Entertainment. A raíz de su larga experiencia, intenta llevar más realismo a las películas de Hollywood.

En diálogo con Infobae, Sipher habló de todo: sus años como agente de la CIA, la caída de la Unión Soviética, la llegada de Putin al poder, la influencia de los servicios de seguridad rusos y reveló los secretos más oscuros del Kremlin.

 Play

John Sipher, sobre sus años como agente de la CIA en Moscú y la caída de la Unión Soviética

-Estuvo 28 años como agente de la CIA en Moscú. Vivió los últimos años de la Guerra Fría y la llegada de Putin al poder. ¿Cómo fue esa experiencia, y qué cambios vió desde la caída de la Unión Soviética hasta la actual Rusia?

-Estuve 28 años en la CIA, en el servicio clandestino en el extranjero, aparte de la información de espionaje recopilada dentro de la agencia. Trabajé en Rusia a principios de los noventas. Dirigí un equipo de trabajo sobre asuntos rusos. Antes de eso trabajé en Escandinavia y en asuntos rusos mientras la Unión Soviética se desmoronaba. Fue una época loca y difícil para muchos rusos. Se veían a sí mismos como una superpotencia, como una de las dos superpotencias del mundo, y la Unión Soviética se desmorona. Fue devastador para mucha gente allí: mentalmente, económicamente. En las noventas fue una época muy interesante porque trataron de encontrar un nuevo camino político. La Unión Soviética se desintegró en diferentes países independientes, siendo Rusia uno de ellos. Pero una cosa que no cambiaron mucho, es la fuerza de los servicios de seguridad. Desde el principio, desde los días de los zares, hasta la Unión Soviética, la KGB y los servicios de seguridad rusos fueron increíblemente poderosos en el país y en el extranjero. Continuaron siendo muy fuertes y obteniendo mucho dinero del Partido Central Comunista Soviético, que les permitió seguir con sus operaciones. Y lo que vimos bastante interesante es que Putin, al llegar al poder a finales de los años noventa y principios de los años 2000, fue capaz de utilizar esa organización para fortalecer la KGB. Él mismo fue un ex oficial de la KGB en los últimos días del régimen de Yeltsin, y por lo tanto fue capaz de continuar muchas de esas mismas políticas de seguridad que estaban a cargo de los servicios de seguridad. Así que, de alguna manera, la Rusia de esta época no es tremendamente diferente a la de los días de la Unión Soviética. Todavía depende mucho de sus servicios de seguridad para mantener a la oposición en casa, a raya, y también en el extranjero para tratar de mantener a sus oponentes fuera de equilibrio. Entonces fue un tiempo fascinante para estar allí, fue un tiempo esperanzador, pero tristemente Rusia se convirtió en muchos sentidos en la forma tradicional rusa de un zar fuerte o líder controlando a la sociedad.

-Cuando hoy en día analizamos los distintos conflictos que hay a nivel mundial, como Siria, Ucrania y Venezuela, vemos un fuerte choque de intereses entre Estados Unidos y Rusia, y a sus aliados encolumnados detrás de uno y otro, tal como ocurría en la Guerra Fría. ¿Estamos viviendo una especie de Guerra Fría moderna?

-De alguna manera es correcto, sí. Lo que Rusia hizo contra los Estados Unidos en las elecciones de 2016, y lo que siguió haciendo alrededor del mundo, en lugares como Siria y Venezuela, también trataron de socavar partidos y cosas en Europa… Ellos llaman a eso “guerra política”. Es muy similar a lo que hicieron durante los días de la Unión Soviética. Así que en cierto sentido, Rusia ha seguido viéndose a sí misma en guerra con Occidente. Cuando una parte, los rusos y el presidente ruso dicen que hay una guerra, probablemente deberíamos escuchar eso. Es desafortunado, pero ellos ven que cualquier cosa que dañe a los Estados Unidos, cualquier cosa que dañe las relaciones entre los Estados Unidos y sus socios democráticos, en Europa y en cualquier lado, es positivo para Rusia, y negativo para Occidente, y tenemos que tomarlo en serio. Así que de alguna manera hay una continuación de la Guerra Fría. Los rusos están bombardeando lugares como Siria, están apoyando a los talibanes en Afganistán, e incluso están llevando a cabo asesinatos en las calles de Europa. Sería bueno si pudiéramos dejar esto atrás, pero creo que en cierto modo es una Guerra Fría, sí.

Vladimir Putin, el hombre que maneja los hilos del Kremlin desde hace 20 años y que busca perpetuarse en el poder (Ramil Sitdikov via REUTERS)Vladimir Putin, el hombre que maneja los hilos del Kremlin desde hace 20 años y que busca perpetuarse en el poder (Ramil Sitdikov via REUTERS)

-En ese contexto, ¿cómo es para un agente norteamericano de la CIA operar en un país como Rusia, y qué habilidades o cualidades debe tener para convivir con el asedio de los servicios de inteligencia rusos?

-La CIA opera en todo el mundo, y lo que mucha gente no entiende es que, probablemente el 80% del trabajo de inteligencia que hacemos es con socios. Somos extranjeros en Argentina, extranjeros en Malasia, extranjeros en Indonesia, extranjeros en Francia, trabajando con los locales allí en temas de su interés. Pero en algunos países, como Rusia, y otros, están muy enfocados en cualquier actividad que hagamos. Puede ser muy opresivo. Cuando estuve allí, por ejemplo, aunque la Unión Soviética cayó, los servicios de seguridad se mantuvieron muy fuertes. Tenían una vigilancia a tiempo completo. Todo mi tiempo allí tenía vigilancia, todo el día y toda la noche. Me podía despertar a las 2 de la mañana, ir a la puerta, y ver que había vigilancia rusa y coches y gente siguiéndome a todas partes. Nuestras casas estaban infiltradas en todas las habitaciones, tenían videos y audios. Interrogaban y entrevistaban a todas las personas que se habían visto con nosotros. Usaban todo tipo de métodos técnicos y químicos para tratar de averiguar lo que hacíamos. La CIA prepara a la gente para lugares como ese de manera diferente a cómo los preparan para ir a destinos como México o Sudáfrica. Nos preparan para lidiar con esa vigilancia, te preparan con psicólogos y sobre cómo lidiar con tu vida siendo vigilado todo el tiempo. Tienes que ser cuidadoso en todo lo que dices, incluso en tu vida privada, no sólo en tu vida profesional. Lo más importante es que, una vez hecho todo esto, tratamos de proteger a cualquier fuente y gente que esté informando y ayudando a los Estados Unidos. Entonces si hay un ruso que está trabajando con nosotros, que ve que la corrupción en su país es tal que quiere ayudar a los Estados Unidos a entender mejor a Rusia, la vida de esa persona está en nuestras manos. Por eso, mientras operamos y nos movemos por Rusia, tenemos que estar totalmente preparados y tener totalmente claro que cuando nos encontremos con esa persona no haya posibilidad de que los rusos puedan saber de ella, porque sería arrestada inmediatamente o potencialmente asesinada. Por lo tanto, es un lugar intenso para trabajar, pero creo que también es un lugar muy gratificante para trabajar, porque cuando tienes éxito te das cuenta de que estás venciendo a un servicio de seguridad muy poderoso y opresivo.

-Desde Occidente se ve a Putin como una persona prácticamente intocable. Desde su experiencia en el campo, ¿hay gente dentro de Rusia que intente, quiera, o se atreva a desestabilizarlo? ¿Cuál es el gran objetivo de ustedes, los agentes de inteligencia norteamericanos en ese país?

-No creo que Estados Unidos esté buscando eso, o que puedan desestabilizarlo en este momento. La gente con la que trabajabamos nos da información para entender la política rusa y lo que están haciendo alrededor del mundo. Queremos saber qué están haciendo en Siria, queremos saber qué están haciendo en Venezuela, y ese tipo de lugares. Creo que es algo totalmente distinto a que podamos o debamos emplear esfuerzos en tratar de desestabilizar a Rusia, no creo que eso esté dentro de los intereses de los Estados Unidos. Creo que estamos muy preocupados por el régimen de Putin y la forma en que piensa el Kremlin. Pero también nos interesa mucho el éxito a largo plazo de Rusia. Queremos que Rusia sea un país estable y normal, un lugar de posibilidades en el mundo. No creo que aunque lo intentemos tengamos la capacidad de desestabilizar a Rusia. Pero también hay que entender que cuando los países están dirigidos por dictadores siempre están muy preocupados porque saben que su liderazgo es ilegítimo. Han visto en todo el mundo, en lugares como Libia, Ucrania, se pueden nombrar otros cientos, donde se pueden desmoronar en un santiamén. Si las protestas se salen de las manos, o la gente se harta de la corrupción, alguien que parece estar en el poder completo hoy podría estar fuera del poder mañana. Así que la gente como Putin tiene que preocuparse constantemente por el control, por el poder, por asegurarse de que ninguna oposición pueda trabajar en su contra.

 Play

Sipher explicó por qué considera a Putin un dictador, y habló de los brutales métodos del Kremlin para atacar a opositores

-Dijo “países dirigidos por dictadores”. ¿Putin es un dictador?

-Así es. No es un dictador en el estilo anticuado en el que todo el mundo tiene que permanecer oprimido. Creó un sistema en el que casi hace un trato con la población. Mientras te mantenga a salvo, y la economía más o menos crezca, te quedas fuera de la política y yo me haré rico y seguiremos presionando. Él tiene que crear un sistema dentro para, cualquier problema que ocurra, puede culpar a alguien. Por eso crea enemigos fuertes: cualquier problema es porque los americanos, Occidente, están haciendo este tipo de problemas. Es un dictador en el sentido de que construyó el control de los medios de comunicación, el sistema de la ley, el gobierno, no hay reelecciones serias reales, pero no es un Stalin o un tipo de dictador como Hitler.

Putin es el miembro principal de un grupo de pandillas criminales y servicios de seguridad que mantienen el poder en Rusia

-¿Cómo definiría o describiría a Putin, y qué influencia tuvo su paso por la KGB?

-No quiero enfatizar demasiado, mucha gente cree que Putin es una especie de mente maestra que puede controlar todo en el mundo, y no creo que eso sea cierto. Hay un par de cosas que son realmente poderosas en su vida, y una de ellas es la KGB. Creció en la institución, que fue utilizada por el poder para mantener el liderazgo a nivel nacional, para mantener a raya a los posibles oponentes del régimen, a veces utilizando métodos brutales, y también en todo el mundo. Desestabilizando países que se les oponen… Entonces la KGB juega un papel muy importante en su vida. Y la otra cosa que creo que tiene un hecho increíblemente poderoso sobre él, es que es un representante del país, un representante de la KGB, que es la institución más poderosa del país, y su país poderoso se vino abajo. Cuando él vivía en Dresde, en el este de Alemania, trabajando con la poderosa Stasi y su régimen alemán, la Unión Soviética se vino abajo y Putin cree que se vino abajo porque mostraba debilidad cuando necesitaba ser brutal y fuerte. El Estado no estuvo allí, de hecho. Lo escribe en su propio libro. Cuando necesitaban a Rusia, Moscú estaba en silencio, no hacían lo que necesitaban para mantenerse en el poder. Así que creo que esas dos cosas juegan un papel psicológico importante en él. Ahora, que está en el poder, no creo que sea un comunista fuerte, pero quiere mantener un estado increíblemente poderoso y fuerte, y quiere asegurarse de mantenerse en el poder y usar sus servicios de seguridad para eso. Debido a que llegó al poder a fines de los noventa, también fue un momento en que los servicios de seguridad fueron poderosos, pero a medida que la Unión Soviética se desmoronaba, el crimen organizado también se volvió muy poderoso. El Estado ruso ahora es una especie de híbrido de poderosos servicios de seguridad y pandillas criminales organizadas muy ricas y poderosas, casi estatales. Es casi como el miembro principal de un grupo de pandillas criminales y servicios de seguridad que mantienen el poder en Rusia hoy.

-Recién explicaba cómo, además de la KGB, grupos criminales han logrado mucho poder en la Rusia de Putin. Recuerdo los envenenamientos a los ex espías rusos Aleksandr Litvinenko y Sergei Skripal. ¿Es Putin quien está detrás de esos ataques o las agencias operan de forma autónoma en estos casos?

-Sí, 100%. Esta es una de las grandes políticas que impulsó en sus días la Unión Soviética: la liquidación de los enemigos. Lo que significa, mata a cualquiera que podría ser una oposición. Hay historias fantásticas, como la del asesinato del nacionalista ucraniano en Munich por parte de la KGB en los años 50. Lo hicieron con una cápsula de veneno falsa que se encontraba en un periódico. Lo hicieron ver como si tuvo un ataque al corazón. Durante años Occidente pensó que había sufrido un ataque al corazón, hasta que un desertor, en realidad el desertor que llevó a cabo el crimen, salió y lo explicó. Exactamente como las cosas que vemos hoy en día. Creo que el Estado ruso usa armas químicas, biológicas y neurológicas porque quiere enviar un fuerte mensaje a los rusos, tanto interna como externamente. El uso de venenos secretos soviéticos es para enviar un fuerte mensaje a Rusia de que cualquiera que esté dispuesto a cometer traición y ser un traidor y trabajar con Occidente -si trabajas con los británicos, con los americanos- eventualmente venimos y te matamos a ti y a tu familia. No hay dudas de que Putin y los rusos están detrás de eso.

El ex espía ruso Sergei Skripal fue envenenado en Inglaterra (Reuters)El ex espía ruso Sergei Skripal fue envenenado en Inglaterra (Reuters)

-Hablamos de injerencia en elecciones occidentales, como las de Estados Unidos, persecución contra opositores, ataques y asesinatos de desertores y ex espías. ¿Por qué en lugar de ser cada vez más presionado por la comunidad internacional, Putin cada vez logra más poder?

-Esto es algo realmente interesante. Los rusos llaman a los servicios de seguridad, la KGB y otros, llaman a esto “medidas activas”. La mayoría de los servicios de inteligencia, como la CIA, nuestro objetivo es recopilar inteligencia para proporcionar inteligencia a nuestros líderes, por lo que tratamos de recopilar información, nuestros analistas la analizan y la proporcionan a nuestros funcionarios políticos. En Rusia los servicios de seguridad se involucran para recolectar información y analizar la inteligencia, pero también juegan otro papel: mantienen a los líderes en el poder, y usan lo que llaman “medidas activas”, que son todas las cosas que usted mencionó: desinformación, vigilancia, sabotaje, asesinato, propaganda. Todo este tipo de cosas las hacen para debilitar a sus enemigos y hacer que se dispersen por todo el mundo. Y no es nuevo, fue usado consistentemente desde el comienzo del estado bolchevique hasta la Guerra Fría. Intentaron interferir, dar dinero a políticos de derecha e izquierda en todo el mundo; tienen al Partido Comunista para proporcionar ese dinero, intentan crear historias falsas y desinformación. Una famosa, por ejemplo, la KGB soviética creó una historia de que el Pentágono, el Ejército de los Estados Unidos, había creado el virus del sida para usarlo como arma, en lo que llamaron la guerra mundial de los países. Acudieron a un periodista, que estaba espiando para ellos en la India y lo publicaron en un periódico. Luego, durante años fueron a otros periódicos comunistas tratando de hilar la historia hasta que lo consiguieron difundir en la prensa occidental. Y hay mucha gente que aún cree que Estados Unidos creó el virus del sida. Fue completamente inventado por la KGB.

-La maquinaria de propaganda que creó Putin en medios de comunicación y redes sociales también es muy fuerte.

-Hoy en día se puede hacer lo mismo que te conté de manera mucho más poderosa y fácil, se pueden usar como armas las redes sociales. Se puede poner una historia falsa en el ecosistema y los trolls y bots, y otras personas pueden difundirlo amplificando esa historia y moviéndola en el sistema mucho más fácil que en otras épocas. Las redes sociales y la revolución tecnológica les ayudaron a hacer algunas cosas que antes hacían, pero que ahora pueden hacer con mayor rapidez. Así que lo que hemos visto en 2016 [en las elecciones de EEUU] no fue nuevo, pero fue refinado y fue más poderoso gracias a las redes sociales. Y había algunas otras cosas que podrían hacerlo más poderoso. La campaña de Trump incluso pudo haberlo impulsado. Y por supuesto, lo más importante en los Estados Unidos es que nuestro sistema político ahora está tan acalorado y enojado, que la gente se odia. Es muy fácil para una entidad extranjera. No tienen que crear una historia falsa como la historia del virus del sida. Lo que pueden hacer es observar lo que los americanos están diciendo de cada uno, toman eso y lo amplifican y lo difunden, para usarlo para su propio propósito. Así que creo que esto es algo que funciona para los soviéticos y la KGB.

-Por estos días Putin quiere modificar la Constitución. Muchos lo consideran el nuevo zar ruso, ¿Coincide con esa mirada? ¿Qué ve detrás de esta nueva maniobra que le permitiría perpetuarse en el poder?

-Creo que el problema es que si no se creas legitimidad en tu país, tienes que temer por tu seguridad. Así que creo que alguien como Putin, que se está apoderando de los tribunales y los utiliza como arma, y se está apoderando de los medios de comunicación, y se está apoderando de la banca, de la soberanía del gobierno, los gobernadores y los políticos locales no tienen ningún poder, tienen que trabajar bajo el Kremlin… Creo que su preocupación es que si está fuera del poder, como cualquier dictador, si pierde su poder también puede perder su vida. La gente que lo rodea se volvió increíblemente rica porque apoyan a los que están cerca de él. Creó este grupo crónico de personas que dependen de su fuerza y su capacidad para pagarles. Su preocupación es que si Putin se va y el sistema cambia, pueden ser arrestados o asesinados. Así que está atrapado en una posición de poder, parece increíblemente poderoso para nosotros en Occidente, pero creo que se da cuenta de que es una especie de rehén, tiene que mantener el sistema sólo para mantener su vida. En la mayoría de los países si pierdes una elección, llega el otro partido político, tú te vas y haces otra cosa, pero él creó un sistema en el que no puede contar con ello, el hecho de que puede ser arrestado o asesinado, si está fuera del poder.

Putin se ve como una especie de figura paterna que puede hacer que una Rusia débil, casi muerta, vuelva a ser fuerte y saludable

-Existe mucho hermetismo en torno a la vida de Putin. Poco se sabe de su vida privada. ¿Después de 28 años trabajando como agente de la CIA en Moscú, hay cosas poco conocidas que sepa y pueda compartir?

-Es un tipo muy interesante. Creció después de la Segunda Guerra Mundial en Leningrado, que ahora es San Petersburgo. Su padre estaba en el Ejército cuando los nazis rodeaban Leningrado. Hay una historia que le contó a la secretaria [Hillary] Clinton. Le contó que su padre había salido de Leningrado para luchar contra los nazis, que estaban rodeados, y que había hambre y gente muriendo. Terrible. Su padre volvió a casa por un par de días después de luchar en el frente. Había montones de cuerpos en las calles, y los ponían en camiones para llevárselos. Putin cuenta que cuando su padre regresaba a casa vio en la calle lo que parecían ser los zapatos de su esposa en ese montón de cadáveres. Se dio cuenta de que era ella, comenzó a enloquecer, y la sacó de esa montaña de cadáveres. Resulta que no estaba muerta -estaba casi muerta-, y la cuidó hasta que se recuperó. La secretaria Clinton cuenta la historia de que Putin se ve a sí mismo como su padre: sacando a Rusia como un cuerpo débil, devolviéndole la vida. Se ve a sí mismo como una especie de figura paterna que puede hacer que una Rusia débil, casi muerta, vuelva a ser fuerte y saludable. Así que creo que esos tiempos de muy mala economía en Leningrado, luego unirse a lo que entonces eran las instituciones más poderosas del estado, como la KGB, que era una fuente de orgullo para un niño como ese, y luego el país se desmorona… hay muchas cosas sobre Putin realmente interesantes psicológicamente. Su vida personal es muy tranquila. Estuvo casado y luego se divorció hace unos años, pero sin escándalos. Tiene una hija a la que trata de mantener apartada de su vida. Es como un oficial de inteligencia, es muy bueno tratando con el mundo exterior manteniéndose aislado del resto.

-Volviendo a la disputa entre Estados Unidos y Rusia, ¿se puede considerar que Moscú hoy en día es la mayor amenaza para Washington?

-No, no lo creo. Rusia nos causa muchos problemas porque trata de socavarnos. Pero estas armas que usan, el uso de los servicios de seguridad, es una guerra asimétrica, es una guerra entre el débil contra el fuerte. Al igual que los terroristas, no pueden dañar un ejército alemán, o al ejército de los Estados Unidos, por lo que tienen que buscar debilidades, buscar objetivos blandos y atacarlos. Esto es una especie de trabajo de inteligencia rusa. Buscan debilidades y aprovechan las ventajas porque no son lo suficientemente fuertes económicamente ni militarmente para enfrentarse a Occidente. Así que buscan debilidades. Y a menos que nosotros retrocedamos, continuarán haciéndolo. Pero no creo que sean la mayor amenaza, no. Por ejemplo, crean muchos problemas en todo el mundo, pero no es que estén derribando gobiernos; han causado muertes y destrucciones en lugares como Siria. Pero francamente es un país que no es fuerte económicamente, no tienen muchos aliados. Si piensas quiénes son sus aliados, tal vez Siria, Venezuela, pero eso no es realmente una amenaza para un Occidente fuerte, Estados Unidos, Europa, y los países occidentales trabajando juntos. Creo que China es mucho más grande, no quiero decir amenaza en el sentido de una guerra o una Guerra Fría, pero es un desafío mayor para Estados Unidos y Occidente. En 30 años, si no conseguimos que la relación con China sea correcta, seguirá afectándonos. Lidiar con Rusia es algo que debe hacerse, y es difícil, pero no es la mayor amenaza para nosotros.

 Play

Así operan los servicios de seguridad rusos

-¿Un ejemplo de esa búsqueda de debilidades que menciona es la reciente condena del ex marine Paul Whelan? ¿Cuál es su opinión de ese caso?

-Esto también es muy, muy consistente con el patrón histórico. Esto es algo que han hecho en el pasado para utilizarlo como herramienta, lo usan como un arma para poder arrestar a alguien y luego tratar de conseguir algo de Occidente o de los Estados Unidos. Este tipo Whelan, no hay manera posible de que fuera un oficial de inteligencia. Ha sido despedido de los marines por mala conducta. Nuestros servicios de inteligencia no contratan a gente que ha sido despedida por conducta criminal. Pero era la persona indicada para que Putin arrestara porque para el mundo exterior parece que estaba espiando, tiene pasaportes y ese tipo de cosas… Pienso que los rusos querían sentenciarlo para convertirlo en una herramienta que puedan usar para conseguir algo que quieren. Esto es muy consistente con lo que han hecho en el pasado arrestando periodistas americanos, empresarios americanos y otros.

-Hizo referencia en más de una oportunidad a la relación entre Rusia y Venezuela. En Occidente mucho se especula con qué pasaría si Moscú comenzara a distanciarse del chavismo. ¿Es vital el apoyo de Putin para que Maduro permanezca en el poder?

-Creo que Rusia busca oportunidades para ir contra los Estados Unidos. Saben que estamos preocupados con Maduro y con Venezuela, por eso se meten en esto. Como hizo Putin en Siria, Afganistán y en otros lugares. Todo lo que es malo para los Estados Unidos, es bueno para él. Aunque está apoyando a Maduro, Rusia no es lo suficientemente rica para apoyar a Venezuela a largo plazo. Putin huirá fácilmente cuando sienta que ya no es de su interés. Para Maduro a corto plazo probablemente sea útil, pero no a largo plazo.

Sipher consideró que el tema del coronavirus es la historia perfecta que utilizan regímenes como los de Rusia y China para provocar temor y generar desinformación (Reuters)Sipher consideró que el tema del coronavirus es la historia perfecta que utilizan regímenes como los de Rusia y China para provocar temor y generar desinformación (Reuters)

-Desde el inicio de la pandemia del coronavirus hubo dudas sobre la información que brindaba el Kremlin, ya que mientras países de Europa como España e Italia registraban miles de infectados, en Rusia apenas reportaban pocos casos. La situación después cambió y creció drásticamente el número de contagios y muertos. En estos meses hubo varias teorías respecto a cómo se originó el brote; una de ellas apunta a China como responsable de una “guerra biológica”. ¿Países como China o Rusia tienen la capacidad de provocar una crisis como esta, y crees en esa hipótesis?

-Mi opinión es que no lo sabemos y yo no lo sé cómo se originó el coronavirus. Pero me cuesta mucho creer que esto haya sido creado por un laboratorio chino, o que alguien lo use como arma porque está funcionando también contra ellos y contra todos los demás. Pero sí sé que es perfecto para ser usado por los rusos y otros para crear miedo y desinformación. Esto ayuda a asustar a la gente, como lo mencioné antes. Hablar de un virus provoca el miedo de que tal vez los militares estén haciendo pruebas biológicas. Es como la historia perfecta para crear una conspiración. Lo que me preocupa es que la gente con motivos impuros pueda usar el COVID, la conspiración, para dañar la verdad misma. Así que prefiero esperar y ver lo que realmente podemos entender, para mantenernos sanos, pero no creo en ninguna de estas teorías de conspiración.

-Después de años de haberse retirado de la CIA, ¿sigue ligado al mundo de la inteligencia? ¿Aún tiene información sensible en su poder que no puedes revelar y que puede provocar algún hecho trascendental en un futuro?

-Ahora que estoy fuera, puedo hablar y escribir. Pero tengo que asegurarme de que no haya nada clasificado. Hay mucha información que no está clasificada, como la forma en que hacemos nuestro trabajo. Podemos tratar de ayudar al público a entender lo que estamos haciendo y por qué, podemos discutir los errores, y otras cuestiones. Hay secretos que podría contar, pero no creo que realmente sean del interés público. Se trata de nombres de personas, nombres y detalles de las fuentes que nos ayudaron… Y además es mi obligación proteger a esas personas. Mantener a esa persona a salvo es algo increíblemente importante. Puedo contar la historia de lo que hacemos, cómo lo hacemos. Además, no hay una gran historia que cambiaría el mundo. Y para vivir actualmente trabajo con Hollywood, tengo una compañía llamada Spycraft Entertainment, que trabaja con Hollywood para hacer películas de espionaje más realistas.

-¿Qué tan real es lo que vemos en películas y series sobre el mundo del espionaje?

-Pocas películas son demasiado realistas. Por alguna razón las películas de espionaje siempre ponen la categoría de thriller de acción. Yo en 28 años nunca he disparado un arma. No he estado en persecuciones de autos. No tenía mujeres hermosas siguiéndome. La mayoría de las películas son de entretenimiento, y es solo una parte de lo que realmente hacemos. Lo que hacemos es mucho más lento, se trata más del factor humano, las relaciones, construcción de la confianza, se trata de la confianza y la traición. En Homeland [la serie], cuando están en lugares como Afganistán, Pakistán, se asemeja un poco a lo que hacemos, pero los personajes y la historia no lo son en absoluto.

infobae.com