La sombra de la amenaza de Daesh se cierne sobre Libia

Un miembro de ejercito del GNA en la base aérea de Watiya, al suroeste de Trípoli, Libia

PHOTO/REUTERS  –   Un miembro de ejercito del GNA en la base aérea de Watiya, al suroeste de Trípoli, Libia

Libia es un país polarizado que se caracteriza tanto por su pluralidad étnica como por su homogeneidad religiosa. Tras la ejecución de Muamar El Gadafi en octubre de 2011, la nación norteafricana se ha convertido en un país marcado por la fragmentación. Casi nueve años después del inicio de la intervención de la OTAN contra el régimen de Gadafi, Libia es una nación dividida entre las zonas controladas por el internacionalmente reconocido Gobierno de Acuerdo Nacional, por un lado, y el territorio controlado por las autoridades del este, leales a las milicias de Haftar, por otro. El conflicto se ha intensificado en los últimos meses por la injerencia de potencias extranjeras interesadas en esta región, sobre todo por sus yacimientos petrolíferos. Esta situación de inestabilidad ha creado el campo de cultivo perfecto para la reorganización y aparición de grupos terroristas como Daesh, según han denunciado varios medios locales durante las últimas semanas.

 Los combatientes leales al internacionalmente reconocido Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA)
AFP/MAHMUD TURKIA – Los combatientes leales al internacionalmente reconocido Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) cargan un cañón durante los enfrentamientos con las fuerzas leales del mariscal Khalifa Haftar

El Ejército Nacional Libio (LNA), liderado por Haftar, anunció hace una semana la detención de Muhammad al-Ruwaidani, conocido como Abu Bakr al-Ruwaidani, uno de los integrantes más peligrosos de Daesh. Este detención tuvo lugar al mismo tiempo que un nuevo contingente de al menos 500 mercenarios procedentes de Siria llegaba a Libia. Varias horas más tarde, la organización terrorista Daesh se atribuía la responsabilidad del ataque contra el batallón 628 del LNA en la entrada de la ciudad de Taraghin, al este de la ciudad de Murzuq, en el suroeste del país. Un portavoz del LNA ha revelado este domingo al diario Al Ain News que las fuerzas del Ejército detectaron en el punto más meridional de la nación norteafricana, situado en Murzuq y las montañas Haruj, unos 15 vehículos armados que podrían estar avanzando hacia esta zona para “llevar a cabo un nuevo acto terrorista”.

En este sentido, el periódico mencionado anteriormente advierte de que es probable que las personas que conducen estos vehículos sean de nacionalidad siria o procedentes de los “consejos terroristas de Shura que huyen de Bengasi y Derna, leales a Al-Qaeda”. Así, este diario ha incidido en la posible relación entre el grupo leal a Ali Kana, el líder de las llamadas Fuerzas de Protección del Sur, afiliadas a Fayez Sarraj, y mercenarios originarios de Chad que luchan en la ciudad de Trípoli. Por esta razón, el LNA ha denunciado la entrega de armas y municiones a mercenarios cerca de la frontera libio-chadiana, en las montañas de Harouj.

Fayez al Sarraj, primer ministro del Gobierno de Libia
AFP/MAHMUD TURKIA – Fayez Sarraj, primer ministro del Gobierno de Libia

“El Gobierno de Sarraj es responsable de cualquier acción que amenace la paz y la seguridad civil en Libia, ya que es el encargado de traer mercenarios y de proporcionarles armas y equipos”, ha asegurado Ziad al-Shaibani, un analista político libio que ha sido entrevistado por Al Ain News. Al-Shaibani ha explicado que casi 7.000 familias han tenido que huir de la ciudad de Murzuq por el apoyo ilegítimo del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) a la oposición chadiana y a Daesh, concretamente el 15 de agosto de 2019. “El objetivo de esta alianza era recuperar el control de la ciudad. Esta actuación no deja ninguna duda de que Sarraj es el responsable de albergar, transportar y proporcionar armas a terroristas”, ha recalcado.

 Un policía y un hombre inspeccionan un avión de pasajeros dañado por los bombardeos en el aeropuerto Mitiga de Trípoli
REUTERS/ISMAIL ZITOUNY – Un policía y un hombre inspeccionan un avión de pasajeros dañado por los bombardeos en el aeropuerto Mitiga de Trípoli, Libia, el 10 de mayo de 2020

En esta misma línea, este analista político considera que estas hostilidades “no son el resultado de la actual situación de inestabilidad”. Según ha explicado, en enero de 2019, el LNA lanzó una operación policial para purgar el sur de las organizaciones terroristas y de las milicias de Sarraj que usaban las fronteras para “dedicarse al contrabando de mercenarios procedentes de Chad y vender petróleo libio que había sido robado”. Por su parte, el abogado libio especializado en derechos humanos, Mohamed Gabriel al-Lafi ha señalado a Al Ain News que “las operaciones de contrabando aumentaron con la entrada de forajidos criminales y terroristas y pandillas transfronterizas, como mercenarios chadianos y algunas pandillas nigerianas”. Sin embargo, según Al-Lafi, estas organizaciones volvieron a sus prácticas criminales y comenzaron a cooperar con el Gobierno de Sarraj, reconocido internacionalmente y con sede en Trípoli.

Edificios de la capital libia, Trípoli
AFP/MAHMUD TURKIA – Edificios de la capital libia, Trípoli, durante el bombardeo reportado por las fuerzas del hombre fuerte Khalifa haftar, el 9 de mayo de 2020

Todo ello mientras Ankara continúa violando las resoluciones internacionales que prohíben el suministro de armas a Libia. Hasta ahora, Turquía ha trasladado a la nación norteafricana a más de 10.000 mercenarios, la mayoría precedentes de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

A lo largo del fin de semana, al menos cinco personas han perdido la vida y otras 12 han resultado heridas en un ataque que ha tenido lugar en Trípoli. La misión de la ONU en Libia ha condenado una vez más este tipo de ataques indiscriminados contra las zona civiles de Trípoli y ha insistido en que la mayoría de estas actuaciones son atribuibles a las fuerzas leales al Ejército Nacional Libio.

El mariscal libio Khalifa Haftar
AFP PHOTO/LNA WAR INFORMATION DIVISION – El mariscal libio Khalifa Haftar

Las autoridades del este lideradas por el general Jalifa Haftar controlan la mayor parte del país y desde abril de 2019 intentan extender su poder en las regiones que están aún en manos del Gobierno de Acuerdo Nacional. Haftar cuenta con el respaldo de Rusia, Egipto, Emiratos Árabes y Arabia Saudí; mientras que el Gobierno de Trípoli, respaldado por los Hermanos Musulmanes, recibe ayuda militar de Turquía y Qatar.

atalayar.com

Conmoción en Uruguay: hallaron a tres infantes de la Marina asesinados en un puesto de guardia de Montevideo

La policía trabaja en el lugar donde fueron hallados los tres marinos asesinados (Gentileza Subrayado)La policía trabaja en el lugar donde fueron hallados los tres marinos asesinados (Gentileza Subrayado)

La Policía encontró asesinados a tres infantes de marina en un puesto de guardia del Cerro de Montevideo. Dos de ellos tenían un tiro visible en la cabeza y el tercero fue hallado en posición fetal rodeado de sangre. “Los ejecutaron y les llevaron las tres pistolas 9mm”, aseguraron al diario local EL Observador una fuente del Ministerio del Interior.

Los cadáveres fueron encontrados a las ocho de la mañana, dentro de la casilla del puesto ubicado en el cruce de la calle Cuba y Avenida José Batlle y Ordóñez, que custodia la antena del Cerro, por otro marino que había ido a esa hora a relevar a sus compañeros de la guardia de 24 horas. El infante se comunicó al Servicio 911 desde el Comando de Infantería, e informó que desconocidos habrían ingresado al Destacamento y que encontró a tres uniformados sin signos vitales y sin sus armas de fuego.

Los infantes de marina fueron identificados como Alex Guillenea, Alan Rodríguez y Juan Escobar, oriundos de los departamentos de Tacuarembó y de Rivera. Tenían 22, 25 y 32 años.

Alex Guillenea, Alan Rodríguez y Juan Escobar,Alex Guillenea, Alan Rodríguez y Juan Escobar,

El hecho ocurrió mientras los infantes realizaban la guardia nocturna de una zona militar en la que están instaladas antenas de comunicación la Armada, la Presidencia y la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones. Los cuerpos de dos de las víctimas estaban en posición de guardia y el tercero en un colchón, en posición fetal.

El puesto de guardia donde hallaron los cadáveres de los tres infantesEl puesto de guardia donde hallaron los cadáveres de los tres infantes

De acuerdo al parte policial, en el lugar quedaron chalecos antibalas de los militares y tampoco fueron robados armas largas que había en el sitio.

“Nuestro pésame y profundo respeto a los familiares de los tres servidores de la patria asesinados. Nos inclinamos ante la dolorosa situación pero nos paramos firmes ante los criminales y delincuentes. Los vamos a combatir, perseguir y serán juzgados”, afirmó el presidente Luis Lacalle Pou, quien además decretó el duelo nacional.

El ministro de Defensa Javier García y el ministro del Interior Jorge Larrañaga llegaron a la Fortaleza del Cerro esta mañana tras constatarse los hechos. También está presente en el lugar la fiscal de homicidios de segundo turno Mirta Morales.

La Policía Nacional investigan si este hecho tiene relación con un intento de robo que tuvo lugar el 15 de mayo. Ese día, efectivos de la base naval del Cerro advirtieron una lancha que merodeaba la zona con la finalidad de robar barcos “chatarras”, incluso, un grupo logró ingresar a la base pero al verse sorprendidos los delincuentes dejaron abandonada su embarcación en una playa del Cerro, y se fugaron.

Además, el episodio ocurre tres semanas después del ataque con una bomba casera contra la Brigada de Narcóticos, también en Montevideo. En la madrugada del 9 una persona descendió de un vehículo frente al edificio, tiró un artefacto por arriba de un muro y se alejó corriendo. La bomba, de fabricación doméstica, causó daños a cuatro vehículos oficiales y a uno particular pero no ocasionó heridos. La investigación, apuntó Subrayado, todavía está en curso, a cargo de la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional.

Las autoridades ahora intentan unir las piezas para ver si se trata de coincidencias o si estos episodios que hasta ahora eran aislados tienen relación entre sí.

“Ninguna hipótesis se descarta hasta el momento. Es una escena compleja que requiere de una buena investigación”, dijo a la prensa la fiscal del caso, Mirta Morales.

El senador de Cabildo Abierto, general Guido Manini Ríos se solidarizó con las familias de los tres efectivos asesinados y con todo el Personal de la Armada Nacional. “Ante el alevoso asesinato de tres militares que cumplían con su deber, sólo cabe la rebeldía ante tanta insanía criminal. Que este hecho, que a todos nos interpela, nos haga reaccionar como sociedad, y actuar con la firmeza necesaria para darle seguridad a todos los uruguayos”, afirmó.

infobae.com

Estados Unidos busca desplegar fuerzas militares en Túnez

El teniente general del Ejército de EEUU Stephen Townsend

AP/ALI ABDUL HASSAN  –   El teniente general del Ejército de EEUU Stephen Townsend

El Mando del Ejército de Estados Unidos en África (US AFRICOM) ha manifestado su intención de que haya presencia militar norteamericana en Túnez de cara a la posible opción de intervenir en Libia ante la implantación de Rusia en esta área del norte de África, algo que no está siendo bien visto desde las altas esferas del gigante estadounidense.

AFRICOM emitió un comunicado oficial señalando que el general al mando Stephen Townsend había comunicado al ministro de Defensa tunecino, Imad al-Hazqi, mediante llamada telefónica, que existe la disposición de alojar comandos en su territorio. 

“Estamos estudiando con Túnez nuevas formas de abordar las preocupaciones de seguridades comunes, y esto incluye el uso de nuestra brigada para asistencia de seguridad”, recogió la nota oficial, en lo que supone una iniciativa que podría suponer un futuro envío de tropas estadounidenses a Libia.

En una foto de la página oficial de Facebook de la Presidencia de Túnez del 11 de abril de 2020 se ve a Imad al-Hazqi, ministro de Defensa de Túnez, y a Nadia Akacha, asesora superior del presidente de Túnez
AFP/HO/PÁGINA FACEBOOK OFICIAL DE LA PRESIDENCIA TÚNEZ – En una foto de la página oficial de Facebook de la Presidencia de Túnez del 11 de abril de 2020 se ve a Imad al-Hazqi, ministro de Defensa de Túnez, y a Nadia Akacha, asesora superior del presidente de Túnez

De todos es sabido ya la gran presencia de Rusia en Libia, dando soporte al Ejército Nacional libio (LNA, por sus siglas en inglés) dirigido por el mariscal Jalifa Haftar, que trata de acabar con el último gran núcleo de resistencia de su rival, el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés), en la capital de Trípoli. Todo ello en el marco de la guerra civil en la nación norteafricana se lleva desarrollando desde 2014 entre diversos actores que tuvieron protagonismo en la caída de la dictadura de Muamar el Gadafi.

Haftar, aliado con el otro Ejecutivo de la ciudad oriental de Tobruk, argumenta que busca acabar con el feudo de Trípoli al denunciar que allí se alojan elementos del terrorismo yihadista, entre los cuales están mercenarios sirios enviados por Turquía (aliado del GNA del primer ministro Fayez Sarraj); para así propiciar posteriormente un proceso democrático. Por su parte, el Gobierno tripolitano denuncia lo que consideran un golpe de Estado rebelde contra un poder legímito, que además es reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde 2016.

Jalifa Haftar, mariscal del LNA libio
PHOTO/REUTERS – Jalifa Haftar, mariscal del LNA libio

La postura de EEUU pone en un compromiso a Túnez, habida cuenta de la posición en la que podría quedar el país tunecino ante ciertas facciones de Libia si permite la presencia militar estadounidense como posible punta de lanza para intervenir en el vecino territorio libio frente al bando formado por Haftar y Rusia.

Precisamente, el país presidido por Vladimir Putin ha enviado un segundo lote de cazas rusos MiG-29, entregados en las últimas horas a Siria y que están listos para operar ahora a principios de junio en favor del LNA, según anunciaron fuentes militares. La entrega se hizo con un acto simbólico en la base aérea rusa de Hemymin, en la provincia de Latakia.

Cabe destacar que el conflicto libio se ha internacionalizado en los últimos meses. Por un lado, el GNA recibe el sustento de Turquía, Qatar e Italia; mientras, por otro, el LNA recibe el citado apoyo de Rusia y de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Francia. Y es que este país del norte de África es muy apreciado por su situación en el arco mediterráneo y por sus reservas de petróleo, lo que añade aún más interés sobre una guerra civil de Libia que dura ya bastante años.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin
PHOTO/REUTERS – El presidente de Rusia, Vladimir Putin

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, suscribió un acuerdo con el primer ministro del GNA, Fayez Sarraj, en virtud del cual le otorgaba apoyo militar con su Ejército y con los citados milicianos sirios pro-turcos procedentes de la guerra de Siria (vinculados a ex filiales de grupos terroristas como Al-Qaeda, según divulgaron diversos medios); pacto que también servía para repartir zonas económicas en el Mediterráneo, claves para la prospección de gas, algo que provocó la protesta internacional de Chipre y Grecia. De hecho, el país heleno denunció ante la comunidad internacional la violación de las fronteras marítimas de las islas griegas.

Por su parte, Túnez ha estrechado recientemente lazos con Turquía en materia de defensa. El portal web defensa.com informaba a finales de mes de abril de la venta por parte de la empresa turca Aselsan de una gran cantidad de sistemas portátiles de interferencia de frecuencia Kangal a Túnez. Estos podrían ser instalados en vehículos de transporte de tropas a modo de protección contra ataques. En los últimos meses, la nación euroasiática se ha convertido en uno de los proveedores más importantes de Túnez, algo que no ven con muy buenos ojos algunos países del Mediterráneo como Francia o Grecia.

Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU responsable de las relaciones militares con las naciones y organizaciones regionales de África, el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso MiG-29 Fulcrum volando sobre Libia
AFP PHOTO/HO/US AFRICOM – Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU responsable de las relaciones militares con las naciones y organizaciones regionales de África, el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso MiG-29 Fulcrum volando sobre Libia

Además, el sitio web de Africa Intelligence informó el pasado mes de febrero de que el Ejército de Túnez tenía previsto comenzar a operar drones armados de las Industrias Aeroespaciales Turcas (TAI, por sus siglas en inglés). Según esta información, el conglomerado estatal turco firmó un primer contrato de exportación para su modelo Anka en enero. Este contrato se firmó apenas un mes después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, visitase por sorpresa Túnez, donde habló con su homólogo sobre el conflicto de Libia y sobre las tensiones regionales provocadas por el reciente acercamiento entre Ankara y el GNA.

Una imagen publicada por el US AFRICOM, el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso MiG-29 Fulcrum en suelo libio
AFP PHOTO/HO/US AFRICOM – Una imagen publicada por el US AFRICOM, el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso MiG-29 Fulcrum en suelo libio

Todo ello en un momento en el que Estados Unidos ve con ojos recelosos el expansionismo de Rusia en el norte de África, detectando como necesario el refuerzo de su posicionamiento en esta área estratégica para defender sus intereses y evitar el crecimiento exacerbado de un adversario político como es la nación rusa.

atalayar.com