La OEA alertó sobre reclutamiento forzado de menores por grupos armados en Colombia

Tres años después de la firma de la paz, grupos armados ilegales en Colombia, siguen reclutando menores, alertó el viernes una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), señalando “altos niveles de hostilidad” en el país.

Menores reclutados por las FARCMenores reclutados por las FARC

“Alarma la persistencia del reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes”, afirmó Roberto Menéndez, jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA (MAPP/OEA).

Al presentar el informe sobre el último semestre de 2019 ante el Consejo Permanente de la OEA, Menéndez señaló además que “la instalación de minas antipersonal y artefactos explosivos improvisados, el secuestro, la violencia sexual, el confinamiento y el desplazamiento”, han generado “profundos impactos” en comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas.

Bogotá selló la paz en noviembre de 2016 con las ahora disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Pero el país aún vive un conflicto armado que en más de medio siglo deja casi nueve millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

En la nación sudamericana, principal productor mundial de cocaína, operan no sólo disidentes de las ex FARC y bandas criminales como el Clan del Golfo/AGC, sino también rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa reconocida en el país.

Según la MAPP/OEA, que realizó más de 1.200 misiones de monitoreo, las acciones de expansión del control territorial de los grupos armados ilegales afectaron zonas del oeste, noroeste y centro sur del país, así como fronterizas con Venezuela (Catatumbo, Arauca) y con Ecuador (Pacífico Nariñense, Putumayo).

En estas regiones sigue habiendo zonas afectadas por economías ilícitas, la violencia y la criminalidad, con ausencia o débil presencia del Estado.

El informe dijo que el ELN aprovecha los espacios escolares para “inducir u obligar” a los alumnos a sumarse a la organización. También señaló reclutamiento forzado de menores por parte del ELN y disidencias de las ex FARC en resguardos indígenas y comunidades negras.

Fiscalía denunció que la guerrilla del ELN tendría centros de reclutamiento de menores de edad en el sur de Bogotá.Fiscalía denunció que la guerrilla del ELN tendría centros de reclutamiento de menores de edad en el sur de Bogotá.

Los varones son usados para actividades de vigilancia, cobros de extorsión, transporte y actividades de tipo militar. En el caso de los indígenas, los grupos armados ilegales se benefician de su conocimiento del terreno para emplearlos como “anillos de seguridad”, lo cual los deja más expuestos a operaciones de la fuerza pública.

Las niñas y adolescentes cumplen roles de reclutadoras de otros menores y son víctimas de explotación y agresión sexual.

– “Mano de obra de bajo costo” –

La MAPP/OEA también dio cuenta de dinámicas de vinculación de menores provenientes de Venezuela y Ecuador.

“Son considerados como mano de obra de bajo costo en comparación con la población colombiana. Además, la informalidad de su residencia en Colombia dificulta la vinculación a investigaciones judiciales, así como la instauración de denuncias por parte de sus familiares”, indicó el reporte.

La misión señaló la “preocupación” de que la inclusión de menores en las filas de los grupos armados ilegales sea percibida como “voluntaria” y no como una vulneración de sus derechos.

Otro problema identificado son las amenazas y desplazamientos forzados que sufren los padres de familia, docentes o autoridades étnicas cuando intentan recuperar a los menores reclutados directamente con los actores armados.

“Las dinámicas de reclutamiento no siempre son denunciadas o puestas en conocimiento ante las autoridades competentes”, apuntó el reporte.

La MAPP/OEA reconoció la creación en noviembre de 2019 por parte del gobierno de una comisión intersectorial para la prevención de este fenómeno. Pero llamó al Estado colombiano a fortalecer la institucionalidad local y la protección de los municipios donde aún no se ha intervenido.

Un rebelde del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia mostrando su brazalete mientras posa para una fotografía en la selva del noroeste de Colombia.Un rebelde del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia mostrando su brazalete mientras posa para una fotografía en la selva del noroeste de Colombia.

Aparte del reclutamiento forzado de menores, la MAPP/OEA dijo que el acceso y la defensa de la tierra sigue siendo un “escenario de riesgo” en Colombia y advirtió “con alta preocupación” sobre los hostigamientos, desplazamientos forzados y homicidios contra líderes sociales e indígenas y ex combatientes en proceso de reinserción, en particular en territorios de cultivos ilícitos en el oeste, noroeste y centro sur del país.

La misión reiteró que la hoja de coca, materia prima de la cocaína, sigue siendo la principal fuente de sustento en varios municipios, en los que las presiones de los grupos armados ilegales dificultan la implementación de planes de sustitución voluntaria y erradicación forzosa.

Menéndez llamó a abordar de manera “urgente” todas las aristas de la “narcoactividad”, que consideró “uno de los impulsores de la violencia en Colombia”.

infobae.com

Rusia intensifica su presencia militar en Libia en apoyo al mariscal Haftar

Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU, el 26 de mayo de 2020, según se informa, muestra aviones Mig-29 Fulcrum rusos en suelo libio

AFP PHOTO / HO /US AFRICOM  –   Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU, el 26 de mayo de 2020, según se informa, muestra aviones Mig-29 Fulcrum rusos en suelo libio

El Mando África de Estados Unidos (AFRICOM) ha publicado este jueves una serie de fotografías que ponen en evidencia “la presencia de aeronaves rusas en el espacio aéreo libio” , una de ellas despegando de la base aérea de Jufra y otra de un avión MiG-29 que operaba en las cercanías de la ciudad estratégica de Sirte.

El mariscal de campo Jalifa Haftar reforzó su poderío aéreo a finales del mes de mayo con la llegada de al menos 14 aviones de combate MiG-19 y Su-24 de fabricación rusa. “La participación de Rusia en Libia aumenta la violencia y retrasa una solución política”, ha señalado el general de brigada de la Infantería de Marina estadounidense Bradford Gering y director de operaciones de USAFRICOM. “Rusia sigue presionando para conseguir un punto de apoyo estratégico en el flanco sur de la OTAN y lo está haciendo a expensas de las vidas inocentes de los civiles en Libia”, ha añadido.

AFRICOM informó en mayo de que al menos 14 MiG-29 y varios Su-24 fueron transportados desde Rusia a Siria, en donde se intentó camuflar el origen de estas aeronaves, antes de volar a la nación norteafricana. “La introducción por parte de Rusia de aviones de ataque armados y tripulados en Libia cambia la naturaleza del conflicto actual e intensifica el potencial de riesgo para todos los libios, especialmente para los civiles inocentes”, ha advertido el mando África de EEUU a través de un comunicado oficial.

Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso Mig-29 Fulcrum en suelo libio
AFP PHOTO / HO /US AFRICOM – Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso Mig-29 Fulcrum en suelo libio

Existe la preocupación de que estos aviones rusos estén siendo pilotados por mercenarios no estatales sin experiencia y que no se adhieren al derecho internacional; es decir, no están obligados a cumplir las leyes tradicionales de los conflictos armados”, ha denunciado el director de operaciones de AFRICOM.  El Ejército de Estados Unidos ha alertado este jueves de la presencia activa de aeronaves rusas en el país africano con el objetivo de “apoyar a compañías militares privadas respaldadas por el Gobierno ruso”. “Sabemos que estos aviones de combate no estaban en Libia. Claramente llegaron desde Rusia. No vinieron de otro país”, ha dicho el portavoz del Africom, Chris Karns.

Estados Unidos ha criticado a Rusia por ser “el principal exportador de armas en África” con el fin de “sacar provecho de la violencia y la inestabilidad en todo el continente”.  Asimismo han apuntado que el Grupo Wagner, una compañía militar privada que, según han advertido funcionarios estadounidenses, tiene vínculos con el Kremlin y está dirigida por un ex oficial de la inteligencia rusa, está activo en al menos 16 países del continente africano. “Se estima que hay alrededor de 2.000 personas del Grupo Wagner en Libia”, han sostenido.

“Rusia se ha aferrado implacablemente a una narración de negaciones inverosímiles en los medios de comunicación. Es difícil negar los hechos. La interferencia rusa y el enmascaramiento de la actividad en Libia es visible y retrasa el progreso que el pueblo de Libia merece”, ha concluido el portavoz de este organismo.

Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso Mig-29 Fulcrum volando sobre Libia
AFP PHOTO / HO /US AFRICOM – Una imagen publicada por el US AFRICOM, el Comando de África de EEUU el 26 de mayo de 2020, muestra, según se informa, un avión ruso Mig-29 Fulcrum volando sobre Libia

Una mayor presencia de Rusia en Libia podría cambiar por completo el escenario de juego y tener consecuencias directas en las decisiones de Europa y la OTAN, entre otros. Haftar cuenta con el respaldo de Jordania, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Sudán, Rusia y Francia; mientras que el Gobierno de Trípoli, respaldado por los Hermanos Musulmanes y reconocido internacionalmente por Naciones Unidas o Italia, recibe ayuda militar de Turquía y Qatar.  Desde 2015, Rusia ha proporcionado apoyo militar, diplomático y financiero al Ejército Nacional Libio (LNA) en su guerra contra el Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) respaldado por las Naciones Unidas y con sede en Trípoli. Desde 2017, el apoyo ruso se ha centrado en la capacitación, el equipamiento y el asesoramiento al LNA.

Las ambiciones del mariscal Jalifa Haftar de tomar Trípoli y hacerse con el control de Libia han comenzado a resquebrajarse, sobre todo después de que el GNA haya comenzado a hacerse fuerte en el oeste del país.  El LNA se ha retirado hacia el este en las últimas semanas, aunque mantiene la línea alrededor de Sirte y todavía controla la base aérea de Jufra. Esta base ha adquirido cada vez más importancia, principalmente  después de que el GNA derrotase a las milicias de Haftar en los alrededores de Trípoli y Moscú intensificase su presencia en la región con el envío de  al menos 14 aviones de combate MiG-29 y aviones de ataque Su-24. Situada estratégicamente, la base aérea de Jufra ha servido como el principal centro aéreo y logístico para los avances del LNA en el oeste del país. Varias aeronaves rusas y mercenarios de Wagner comenzaron a operar en Al Jufra en 2019, y esa presencia se amplió en 2020, de acuerdo con una investigación realizada por el Center for Strategic and International Studies (CSIS).

Estados Unidos ha denunciado la presencia rusa en Libia un día después de que un comité de expertos de la ONU emitiese un comunicado oficial en el que afirman que “la dependencia de actores extranjeros ha contribuido a la escalada del conflicto en Libia y ha socavado las perspectivas de una solución pacífica, todo ello con un coste muy trágico para la población local” y al mismo tiempo que el  ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, anunciase su interés por contar con una mayor implicación de Estados Unidos en Libia para impulsar un proceso de paz para poner fin al conflicto.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov
PHOTO/ Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa – El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov

El Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas que analiza la presencia de combatientes extranjeros en el conflicto que asola a la nación norteafricana ha mostrado su preocupación “ante los informes generalizados sobre la utilización de mercenarios”. “Esto constituye una violación del actual embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que incluye la prohibición de proporcionar personal mercenario armado, así como una violación de la Convención Internacional contra el reclutamiento, la utilización, la financiación y el entrenamiento de mercenarios de la que Libia es parte”, ha señalado Chris Kwaja, que preside el grupo de trabajo.

La ONU ha pedido a las partes implicadas en el conflicto de Libia y a los estados que las apoyan que dejen inmediatamente de “reclutar, financiar y desplegar mercenarios” para mantener las hostilidades. “El despliegue de mercenarios en Libia no hace sino aumentar la multitud y la opacidad de los grupos armados y otros agentes que operan en un contexto de impunidad”, han apuntado.

Combatientes leales al Gobierno de Libia, reconocido por las Naciones Unidas, del Acuerdo Nacional (GNA), se paran encima de un tanque en la ciudad de Tarhouna, a unos 65 kilómetros al sudeste de la capital, Trípoli, el 5 de junio de 2020
AFP/MAHMUD TURKIA – Combatientes leales al Gobierno de Libia, reconocido por las Naciones Unidas, del Acuerdo Nacional (GNA), se paran encima de un tanque en la ciudad de Tarhouna, a unos 65 kilómetros al sudeste de la capital, Trípoli, el 5 de junio de 2020

“Instamos a los gobiernos interesados a que investiguen todas las denuncias de violaciones de los derechos humanos y abusos cometidos o facilitados por esos agentes, a que hagan rendir cuentas a los autores y a que proporcionen a las víctimas acceso a recursos efectivos.  El uso de estos combatientes es aún más preocupante en tiempos de la COVID-19. Enviarles a una zona de conflicto demuestra un total desprecio por la salud y la seguridad de la población civil libia”, han lamentado. Naciones Unidas ha denunciado en reiteradas ocasiones la injerencia de actores extranjeros en este conflicto y ha pedido un proceso de conversaciones intra-libio para traer la paz a un país devastado por la guerra desde el 2011.

atalayar.com

Corea del Norte prepara una campaña de propaganda contra el Sur

Marines surcoreanos patrullan el perímetro de la isla de Yeonpyeong (Corea del Sur), después de que Corea del Norte destruyera la oficina de enlace intercoreana situada en su territorio en respuesta al envío de propaganda contraria al régimen desde el Sur. Marines surcoreanos patrullan el perímetro de la isla de Yeonpyeong (Corea del Sur), después de que Corea del Norte destruyera la oficina de enlace intercoreana situada en su territorio en respuesta al envío de propaganda contraria al régimen desde el Sur.

Corea del Norte está preparando una campaña de propaganda contra Corea del Sur lanzando folletos a través de la frontera, indicaron este sábado los medios oficiales, en medio de nuevas tensiones entre ambos países.

El gobierno norcoreano criticó duramente los recientes lanzamientos de folletos a través de la frontera, una acción que suelen llevar a cabo los opositores norcoreanos que huyeron al Sur, usando globos o botellas que echan al río que marca la frontera.

“Enfurecidos”, los norcoreanos están ahora “avanzando con los preparativos para lanzar una distribución a gran escala de folletos” a su vez hacia el Sur, dijo la agencia oficial norcoreana KCNA.

“Cada acción tendrá la reacción adecuada y solo cuando uno la experimenta puede sentir lo ofensiva que es”, añadió la agencia.

Corea del Norte aumentó la presión esta semana con la destrucción de la oficina de relaciones con el Sur, en la ciudad fronteriza de Kaesong.

Las fotos del periódico oficial Rodong Sinmun mostraron colillas de cigarrillo y cenizas encima de folletos con la cara del presidente surcoreano, Moon Jae-in.

En uno de los folletos se ve la cara del presidente tomando una bebida y una leyenda que reza: “Se lo comió todo, incluido el acuerdo entre Corea del Norte y Corea del Sur”.

Pyongyang está furioso contra los folletos de propaganda que lanzan los exiliados criticando al líder norcoreano Kim Jong Un por no respetar los derechos humanos y por sus ambiciones nucleares.

Corea del Norte hace exhibición de misiles  Corea del Norte hace exhibición de misiles

El fracaso de la última cumbre en Hanói entre Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump ha disparado la tensión entre los dos países. Según algunos expertos, Pyongyang busca provocar una crisis para presionar a Seúl y obtener concesiones.

El ministro surcoreano de Unificación, Kim Yeon-chul, encargado de los asuntos relacionados con Corea del Norte, dimitió el viernes en medio de la tensión creciente entre los dos países.

El presidente Moon Jae-in “aceptó la propuesta de dimisión del ministro de Unificación Kim Yeon-chul”, según un comunicado de la Casa Azul, la presidencia surcoreana, que no ha ofrecido más detalles.

Kim presentó su dimisión el miércoles, al día siguiente de la destrucción, por Corea del Norte, de la oficina de enlace entre los dos países situada en su territorio, dando a entender que “asume sus responsabilidades” en el deterioro de las relaciones intercoreanas.

Las autoridades surcoreanas endurecieron el tono y replicaron con contundencia a los comunicados publicados por Pyongyang en los que criticó al presidente sureño, Moon Jae-in, rechazó una oferta de diálogo y confirmó sus planes de remilitarizar la frontera.

El portavoz de la oficina presidencial surcoreana, Yoon Do-han, rechazó duramente en rueda de prensa las palabras de Kim Yo-jong, hermana del líder norteño Kim Jong-un, recogidas en dos comunicados publicados hoy por la agencia estatal KCNA tan solo un día después de que Corea del Norte destruyera la oficina de enlace intercoreana.

En los dos textos, Kim Yo-jong hizo pública la oferta de Seúl de enviar a delegados a Pyongyang para dialogar y la rechazó airadamente, además de calificar de “repugnante” un discurso que Moon pronunció el lunes instando al régimen a no malograr el acercamiento.

Kim Jong un y su hermana Kim Yo-jongKim Jong un y su hermana Kim Yo-jong

Corea del Norte envió soldados a puestos de guardia fronterizos con el Sur que permanecían desocupados desde 2018, tras anunciar que remilitarizaría la divisoria en respuesta al envío de propaganda contraria al régimen.

Se han avistado soldados siendo desplegados en estos puestos en torno a la llamada zona desmilitarizada (DMZ), la franja de cuatro kilómetros de ancho que separa ambos países, según informaron fuentes militares a la agencia local de noticias Yonhap.

infobae.com