Turquía considera que el aumento de la frontera marítima de Grecia es una causa de guerra

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul

PHOTO/REUTERS  –   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul

El vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay, realizó una seria advertencia por la determinación de Grecia de aumentar las fronteras marítimas de las islas griegas de seis a doce millas náuticas; algo que consideró como una auténtica causa de guerra. El nuevo cruce de posturas enfrentadas entre otomanos y helenos significa un nuevo episodio de la escalada de tensión en el Mediterráneo oriental, área en la que el país euroasiático presidido por Recep Tayyip Erdogan centró su interés para desarrollar una política expansionista encaminada a mejorar su posición geoestratégica y a sacar provecho de recursos gasistas y petrolíferos.

Fuat Oktay se mostró contundente: “¿Esperan los griegos y la Unión Europea (UE) que aceptemos un aumento de las aguas territoriales de Grecia y sus islas de seis millas a doce millas náuticas? … Si este asunto no es causa de guerra, ¿entonces qué es?”. Oktay advirtió que nadie debe esperar que Turquía dé “marcha atrás en el Mediterráneo oriental”. “Estamos esperando imparcialidad por parte de la Unión Europea. En el marco de esta imparcialidad, que nadie espere que Turquía dé marcha atrás. Turquía protegerá, cueste lo que cueste, sus derechos en cada centímetro cuadrado del Mediterráneo oriental, cada metro cúbico del mar. Esto es lo que decimos a Europa: Turquía no renunciará de ninguna manera a sus derechos en el Mediterráneo oriental y en el Egeo”, aseguró amenazante el vicepresidente turco.

Oktay enfatizó que “Turquía defenderá plenamente sus derechos en tierra, mar y aire”. “Nadie está esperando que Turquía retroceda un paso, y esperamos que la Unión Europea diga la verdad”, aseveró.

De esta forma, Grecia ha enfurecido a Turquía con su estrategia de expandir su zona costera hacia el mar Jónico en seis millas náuticas bajo el derecho marítimo internacional.

En esta línea, las tensiones aumentan en el Mediterráneo oriental después de que Turquía lanzara nuevos ejercicios militares. Las tensiones entre dos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como son Grecia y Turquía se intensificaron nuevamente el sábado después de que Ankara lanzara nuevos ejercicios militares en el Mediterráneo oriental.

Grecia también acusó a los aviones turcos de una incursión después de que ambas naciones se sumergiesen en una pugna por los derechos marítimos y por los recursos energéticos en el arco mediterráneo.

En un mensaje en NAVTEX, el sistema de navegación marítima internacional, Turquía dijo que realizaría “ejercicios de artillería” desde el sábado hasta el 11 de septiembre en una zona frente a la ciudad de Anamur, en el sur de Turquía, al norte de la isla de Chipre. Ankara manifestó el jueves que las maniobras se llevarían a cabo el martes y miércoles en una zona más al este.

La agencia de defensa nacional de Grecia (HNDS) alertó que aviones de combate turcos habían entrado el viernes a la Región de Información de Vuelo de Atenas (FIR), el área donde las autoridades griegas son responsables del tráfico aéreo.

Esta crisis supone una nueva grieta en la OTAN y en una llamada telefónica con el presidente Recep Tayyip Erdogan, el viernes, el jefe de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, instó al “diálogo y la desescalada”. Además, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, visitó Ankara y Atenas para mediar entre ambas partes, aunque sus homólogos turco y griego, Mevlut Cavusoglu y Nikos Dendias respectivamente, se mostraron firmes en las posiciones de defensa de los intereses de sus respectivas naciones.

Mientras, la UE y Grecia han venido pidiendo a Turquía durante las últimas fechas que detenga de inmediato las prospecciones de recursos energéticos en las aguas en disputa del Mediterráneo. La instancia comunitaria europea advirtió a Turquía el viernes que podría enfrentar nuevas sanciones si las tensiones no se calman. “El hecho de que la UE esté apelando al diálogo por un lado y al mismo tiempo haciendo otros planes refleja una falta de sinceridad”, dijo Fuat Oktay. “Turquía no dudará en defender sus intereses”, agregó el vicepresidente de Turquía.

atalayar.com

El grupo terrorista Hezbollah amenazó con “matar a un soldado israelí” por cada uno de sus combatientes abatidos

El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah

El jefe del grupo terrorista Hezbollah, Hassan Nasrallah, prometió hoy que su organización matará a un soldado israelí por cada miembro de su formación muerto por Israel, dando a entender que no había vengado aún a una víctima de un reciente bombardeo en Siria. “Los israelíes deben comprender: cuando matan a uno de nuestros combatientes, nosotros mataremos a uno de sus soldados. Es la ecuación”, desafió Nasrallah en un discurso.

“Tomamos en cuenta todo lo que han hecho los israelíes hace algunos días y desde hace algunas semanas (…) La decisión (de replicar) es definitiva, solo se trata de ver en qué momento, y nosotros no tenemos prisa” agregó.

Hezbollah ha desplegado combatientes en Siria como parte de los esfuerzos respaldados por Irán para apoyar a Bashar al-Assad en un conflicto que surgió de las protestas contra su régimen en 2011. Israel ve la presencia de Hezbollah -y su aliado Irán- en Siria como una amenaza estratégica y ha montado cientos de incursiones en objetivos vinculados con Irán allí.

Los dichos de Nasrallah se produce, además, días después de que el ejército israelí bombardeara posiciones del grupo terrorista en Líbano. Según Times of Israel, las tropas israelíes lanzaron bengalas en el área tras escuchar disparos cerca de la valla separatoria, y ahora rastrean la zona.

ARCHIVO – En esta fotografía de archivo del 5 de enero de 2020, simpatizantes corean lemas antes de un discurso televisado del dirigente de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, en un suburbio al sur de Beirut, en Líbano. (AP Foto/Maya Alleruzzo, Archivo)ARCHIVO – En esta fotografía de archivo del 5 de enero de 2020, simpatizantes corean lemas antes de un discurso televisado del dirigente de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, en un suburbio al sur de Beirut, en Líbano. (AP Foto/Maya Alleruzzo, Archivo)

Hezbollah nació en el Líbano como una agrupación terrorista en 1982, pero luego con los años, siempre financiada por Irán, fue creciendo y acaparando lugares en la política libanesa, ocupando bancadas en el parlamento, desarrollando actividades sociales, e incluso formando parte de una coalición de gobierno. Pero nunca dejó aquéllo que la definió y caracterizó desde su nacimiento: el terrorismo.

Con la mirada puesta en el Líbano

Además de amenazar a israel, Hezbollah dijo estar dispuesto a debatir un nuevo “pacto político” en Líbano, propuesto por el presidente francés Emmanuel Macron. “Hemos escuchado el llamado del presidente francés durante su última visita a Líbano sobre un nuevo pacto político. Estamos abiertos a cualquier conversación constructiva al respecto (…) pero a condición de que se trate de un diálogo libanés y de que sea la voluntad de todas las partes libanesas”, aseguró Nasrallah.

Macron visitó Beirut el 6 de agostoMacron visitó Beirut el 6 de agosto

El jefe del grupo terrorista no precisó qué cambios su movimiento está dispuesto a considerar pero dijo haber “escuchado críticas de fuentes francesas respecto al sistema confesional” libanés y su incapacidad para resolver los problemas de Líbano.

Macron anunció el 6 de agosto en visita a Beirut, dos días después de la enorme explosión en el puerto de la capital, que iba a proponer un “nuevo pacto político” a las fuerzas del país, con reformas necesarias, pues en caso contrario “Líbano seguirá hundiéndose”.

infobae.com

Israel califica de “histórica” la derogación del boicot al país por parte de Emiratos

Acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos

AFP/KARIM SAHIB & AHMAD GHARABLI  –   Acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos

Israel alabó la derogación de la ley de boicot al país por parte de Emiratos Árabes Unidos (EAU), una “decisión histórica” que fortalecerá la normalización de relaciones entre ambos Estados y “la estabilidad de la región”.

La revocación de esta norma “es un paso importante hacia la paz que brindará logros económicos y comerciales relevantes” para ambos países, dijo el ministro de Exteriores israelí, Gaby Ashkenazi, que instó a otros Estados a seguir “los valientes pasos de EAU”.

Sus declaraciones se producen horas después de que el presidente de Emiratos, Khalifa bin Zayed al-Nahyan, derogara la ley federal de boicot, que imponía sanciones a quien hiciera negocios con Israel.

Esto implica que ciudadanos y empresas de EAU podrán realizar negocios y firmar acuerdos comerciales o financieros con organismos y personas de nacionalidad israelí. También permitirá la entrada en el país árabe de productos o bienes procedentes de Israel.

Este es otro paso más en el acercamiento entre ambos países, que estrechan sus contactos desde que Washington anunció su establecimiento de lazos diplomáticos el pasado 13 de agosto.

El lunes, una delegación encabezada por el asesor de Seguridad Nacional israelí, Meir Ben Shabat, viajará a EAU para impulsar la formalización de relaciones con las autoridades emiratíes en ámbitos como economía, relaciones comerciales, negocios o tráfico aéreo.

Les acompañará una representación de altos cargos de EEUU que contará con Jared Kushner, yerno y asesor del presidente, Donald Trump. Ambas delegaciones viajarán en el que será el primer vuelo comercial de la historia entre Israel y EAU.

EAU se convertirá así en el tercer país árabe que tiene relaciones en la actualidad con Israel, además de Egipto y Jordania. Su aproximación ha sido condenada por el liderazgo palestino, que consideró este paso “una traición” a su causa, por abandonar el consenso histórico árabe de no relacionarse con Israel mientras no haya un acuerdo de paz con los palestinos.

atalayar.com

La peligrosa estrategia imperialista de Xi Jinping

Por Laureano Pérez Izquierdo

El presidente chino Xi Jinping en el Congreso Nacional del régimen en Beijing, en una foto de archivo en mayo pasado (Reuters)El presidente chino Xi Jinping en el Congreso Nacional del régimen en Beijing, en una foto de archivo en mayo pasado (Reuters)

India. Filipinas. Japón. Corea del Sur.

Nepal. Indonesia. Bután. Vietnam. Malasia.

Corea del Norte. Rusia. Laos. Tajikistán. Camboya. Mongolia.

Tibet.

18 países y territorios -algunos en mayor medida que otros- padecen el bullying abrumadoramente ruinoso que propone Beijing. Son sus vecinos de tierra o de mar que ven cómo el tren imperialista del gigante comercial intenta arruinar sus más o menos tranquilas economías y geografías.

Desde enero, el perdurable Xi Jinping ha conseguido para su nación una fama de dudosa calidad: los ojos del mundo se posaron sobre él y su gobierno principalmente por el coronavirus. Un servicio carísimo para la imagen de eficiencia y desarrollo que intentó proyectar durante dos décadas al resto del planeta. Un ejemplo digital: desde finales del primer mes del año, las búsquedas de “China” en Google se multiplicaron a niveles cósmicos tomando como referencia los últimos cinco años. La gestión de la crisis de la pandemia y los intentos por acallarla representaron factores clave para alimentar el triste récord.

Pero el régimen no sólo cosechó el interés internacional por su falta de controles sanitarios y la represión a médicos que intentaron alertar a la población. También por su desmedido desprecio a los derechos humanos y a las instituciones. Ocurrió en el momento en que el Partido Comunista Chino (PCC) resolvió un coup contra la ya machucada democracia de Hong Kong y cuando los abusos contra las minorías musulmanas en Xinjiang salieron a la luz y fueron reprobadas por una perezosa comunidad internacional.

Las incursiones del Ejército Popular de Liberación (EPL) en el Mar Meridional son una muestra del proceso expansionista de Xi Jinping, acelerado en la primera mitad de 2020, aprovechando la distracción que generó la pandemia por COVID-19 en la mayoría de los gobiernos.

Los estados más próximos están nerviosos ante la cada vez más notoria presencia militar. China ocupa bancos de arena y arrecifes, construye a velocidad de la luz bases y reclama soberanía sobre las aguas que la rodean. Una estrategia original que en el futuro le permitiría alimentar la voracidad que mantiene en los recursos marítimos.

Desde abril que los movimientos de buques de guerra y cazas se hicieron cada vez más evidentes. Un año atrás nadie eran imperceptibles. A tal nivel quedaron al descubierto estos ejercicios que en días pasados un satélite privado detectó la presencia de un submarino nuclear Type 093 ingresando en una estación subterránea secreta en la Base Naval Yulin de la isla de Hainan. Llamó la atención que la embarcación realizara las maniobras que permitieron divisarla un día sin nubes, al alcance de las curiosas cámaras espaciales.

Los reclamos y ejercicios navales chinos en ese mar son tantos que molestan a VietmanTaiwánIndonesiaFilipinasBrunei y Malasia. Diálogos por debajo del radar comenzaron se aceleran. Mucho más luego de que el régimen probara el último miércoles misiles de largo alcance. Uno de ellos hizo blanco cerca de las Islas Paracel. Un acto amenazante que puso en riesgo la estabilidad emocional de la región.

Filipinas, por las dudas, ya avisó que se prepara. Indicó que en caso de sufrir una agresión pedirá ayuda a los Estados Unidos. Se amparará en el Tratado de Defensa Mutua que lo cobija ante amenazas externasTokio también se mostró consternado y expresó su “preocupación” por los temerarios ensayos. ¿Hasta dónde estará dispuesto a escalar Beijing? ¿O sólo muestra sus músculos para sentarse en una mesa de negociación?

infografia

Para tranquilidad de sus muchos aliados, la presencia norteamericana allí está garantizada. En las últimas horas del jueves, un destructor equipado con misiles -el USS Mustin– navegó esas enrarecidas aguas. Una advertencia y un guiño en un mismo paseo.

En una columna publicada en The Japan Times, el intelectual indio Brahma Chellaney puso de relieve el peligroso expansionismo que empuja el PCC. “Desde los mares del este y sur de China hasta el Himalaya y Asia central, está haciendo que la región sea más volátil e inestable. Beijing ha demostrado repetidamente que puede hacer un nuevo reclamo territorial o alterar el statu quo en cualquier lugar y en cualquier momento”, escribió el académico.

En tanto, la aguerrida diplomacia china cumple por estas horas una misión particular en Europa. Intenta convencer a los líderes de la Unión que en su tierra no se violan derechos humanos y que en verdad el coronavirus no nació en Wuhan, como dicen los múltiples y más serios informes internacionales. También quiere inclinar su voluntad en un tema central: que el tendido de la red 5G quede en manos de Huawei, es decir, de Beijing.

El canciller Wang Yi, encargado de ejercer el complejo arte del convencimiento, tuvo una curiosa intervención en su visita a Oslo: le advirtió a Noruega que el tratado de libre comercio entre ambas naciones dependía de que el Premio Nobel de la Paz no fuera otorgado a opositores demócratas de Hong Kong. ¿Pesarán más los salmones que el prestigio de la Academia?

Hubo más: al unísono con la visita del ministro a las autoridades europeas, el régimen impedía que un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) visitara la ciudad epicentro de la pandemia. No está confirmada la maliciosa versión que afirma que el funcionario de Xi recomendó a sus interlocutores occidentales informarse sobre lo que ocurre en China a través de un medio imparcial: Global Times.

Theodore Piccone es el director de World Justice Project, investigador senior de Brookings Institution y durante años asesor en la administración del ex presidente Bill Clinton en temas de seguridad. Infobae lo consultó sobre la estrategia de reclamos milenarios de Xi Jinping sobre sus vecinos; tan milenarios que algunos de ellos se remontan a las épocas de la dinastía Yuan, casi mil años atrás. “El enfoque más activista de China hacia los asuntos exteriores en 2020 es parte de una tendencia más a largo plazo hacia la afirmación de los intereses en seguridad, políticos y económicos del Partido Comunista Chino”, dijo Piccone.

Para el analista especializado en Derechos Humanos, esa lista de intereses incluye la “preservación del partido único, defender sus ’territorios’ percibidos -incluidos Hong Kong, Taiwán, Xinjiang y Tibet- de cualquier interferencia o perturbación externa o interna, y desafiar el liderazgo estadounidense del sistema global. Según esta lógica, China se está aprovechando de la última pandemia y las interrupciones comerciales para presionar aún más sus intereses”.

– Esta semana, en su columna de The New York Times, Thomas L. Friedman indicó que los Estados Unidos deberían unirse a Alemania para formar una coalición contra la influencia china en el mundo. Pero, ¿está Alemania o el resto de Europa en la misma página que el gobierno de Estados Unidos?

– En respuesta a la postura más agresiva de China, las actitudes en Washington para contener y enfrentar el ascenso de China se han consolidado en ambas partes. Los países europeos clave también están adoptando este punto de vista, aunque todavía está surgiendo un consenso. Las élites políticas y económicas alemanas todavía están divididas sobre esta cuestión dados los estrechos vínculos comerciales y de inversión del país con China, pero espero que las opiniones a ambos lados del Atlántico converjan a favor de una coalición para hacer retroceder a Beijing en áreas como la tecnología, derechos humanos y comercio.

Piccone continuó con su argumentación: “Los vecinos de China, y ahora otras partes del mundo, se están dando cuenta de los costos de hacer negocios con una China más agresiva, que parece más decidida a remodelar el orden internacional a su gusto que a cambiar su modelo para ajustarse a las normas internacionales”.

Para el analista internacional y referente en materia de derechos humanos será clave la coordinación de fuerzas para contener el ímpetu imperialista de Beijing: “Es más probable que China tenga éxito en sus planes expansionistas si sus vecinos -particularmente India y Japón, que trabajan con Australia, Indonesia y Corea del Sur y cuentan con el respaldo de Estados Unidos y Europa- no se organizan de manera coherente para hacer retroceder”.

Una chispa inoportuna podría convertirse en una llama de difícil contención. Los vecinos lo saben, para eso impulsan conversaciones. Europa, lentamente, se convence de la amenaza. Xi Jinping, mientras tanto, se enfrenta a un laberinto de difícil salida. En él se sumergió junto al resto de la cúpula del Partido Comunista. Tendrá que diseñar una forma de salir sin pagar demasiados costos políticos a largo plazo. Apostar por un gobierno de Joe Biden victorioso en las próximas elecciones de los Estados Unidos no parecería ser una solución.

Una administración de Biden enfrentará el dilema de continuar por este camino más conflictivo de (Donald) Trump y (Mike) Pompeo o retroceder y negociar un enfoque más equilibrado pero que, sin embargo, defienda a Taiwán, los derechos humanos y los intereses comerciales y tecnológicos clave. De cualquier manera, se inclinará más hacia un enfoque de confrontación y no volverá a la era de Obama, en mi opinión”, concluyó Piccone.

infobae.com

Algunas de sus conferencias han sido organizadas por la Dirección General de Juventud de la Generalitat (en noviembre de 2018), por el Ayuntamiento de Barcelona (en julio de 2017) y por la «asociación cristiana» Justícia i Pau (en octubre de 2017), que depende de la Archidiócesis de Barcelona.

En las redes sociales, Wafaa Moussaoui Rahhab califica de «ignorancia y estupidez» celebrar el aniversario de la toma de Granada por los Reyes Católicos, que a su juicio supuso un «genocidio».

En Facebook, esta activista de Islamic Relief se declara admiradora de Tarik ibn Ali, un predicador islamista detenido en España que adoctrinó a los terroristas del Bataclán en París.

okdiario.com

Daesh vuelve a aumentar su amenaza en Siria e Irak, según la ONU

Un miembro del Daesh ondea la bandera de Daesh en Raqqa (Siria)

PHOTO/REUTERS  –   Un miembro del Daesh ondea la bandera de Daesh en Raqqa (Siria)

Cuatro soldados iraquíes murieron después de que militantes de Daesh abrieran fuego contra un puesto de control perteneciente a las fuerzas de seguridad iraquíes en la provincia del sureste de Kirkuk, Irak, según medios locales. En un comunicado emitido el lunes por la Célula de Medios de Seguridad iraquí, “los terroristas de Daesh abrieron fuego contra una estación en el área de Daquq en la carretera de Kirkuk, causando la muerte de cuatro soldados”.  Kirkuk se encuentra en un territorio disputado entre el Gobierno central de Bagdad y el Gobierno regional del Kurdistán en Erbil. Estas reyertas han permitido que se forme un vacío de seguridad que han aprovechado los militantes de Daesh para recuperar la zona.

Un repunte en los ataques en Irak por presuntos militantes de Daesh desde inicios de año está aumentado los temores pasados de que el grupo terrorista más sangriento se esté reagrupando y pueda volver a amenazar la estabilidad del país. Naciones Unidas, en un informe publicado el pasado 24 de agosto, puso la atención en el repunte de la amenaza terrorista donde la pandemia de la COVID-19 ha reforzado a los grupos terroristas. “Desde principios de año, hemos observado disparidades regionales en la trayectoria de las amenazas. En las zonas de conflicto, la amenaza ha aumentado, como lo demuestra la consolidación e intensificación de la actividad de Daesh en Irak y Levante”, dijo el jefe del Consejo de las Naciones Unidas contra el terrorismo, Vladimir Voronkov.

Basora
PHOTO/AFP – Fuerzas antiterroristas iraquíes en Basora

Hay más de 10.000 militantes de Daesh que todavía están activos en Irak y Siria, dos años después de que el califato del grupo fuese declarado derrotado, según Voronkov. “Se avecina un mayor castigo contra los cruzados una vez que el califato logre la victoria y se establezca una vez más”, dijo el portavoz de Daesh, Abu Hamza al- Qurayshi, el pasado 28 de mayo a través de una publicación en la aplicación de mensajería Telegram. Según Al-Qurayshi, los combatientes del grupo terrorista “comenzarán a aumentar sus ataques contra los cruzados desde la retirada de Estados Unidos de Irak”.

Consolidación del grupo en algunas zonas de Oriente Medio

El último informe del inspector general del Pentágono registró más de 400 ataques presuntamente realizados por Daesh en Irak entre abril y junio de este año, de los cuales 70 tuvieron lugar en la provincia de Kirkuk. Daesh ha llevado a cabo más de cien ataques en Irak entre el 23 de julio y el 19 de agosto, según el periódico de propaganda del grupo terrorista, Al-Naba. Medios iraquíes han informado de que tanto el Ministerio de Defensa iraquí como el de Asuntos Peshmerga (término usado por los kurdos para referirse a los combatientes kurdos armados) acordaron el mes pasado establecer tres salas de coordinación conjunta con el objetivo de eliminar las células de Daesh activas en las disputadas provincias de Diyala, Kirkuk y Nínive. Desde 2017, Daesh se ha estado aprovechando de las brechas de seguridad en estas regiones en disputa entre Irak y el Kurdistán, pese a su derrota militar.

En Siria, a comienzos de semana, el Ejército árabe sirio, junto con el Ejército ruso, protagonizaron una operación a gran escala para combatir a Daesh que finalizó con la muerte de 327 militantes del grupo terrorista. Un portavoz de las fuerzas rusas en Siria, según recoge el medio Al-Masdar News, dijo el martes que: “El bombardeo de la Fuerza Aérea Rusa y la Fuerza Aérea Siria, así como el bombardeo de artillería en el ‘Desierto Blanco’, resultó en la liquidación de 327 militantes, la destrucción de 134 refugios, 17 miradores, siete almacenes de municiones y cinco depósitos subterráneos para armas y municiones”.

Fuerzas democráticas sirias
AFP/DELIL SOULEIMAN – Un combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias hace guardia en la entrada de la aldea siria oriental de Baghouz el 13 de marzo de 2020

El aumento significativo de los ataques de Daesh tanto en Siria como en Irak ha significado una consolidación de su posición en zonas de Oriente Medio. “El Estados Islámico en Irak y Levante, después de su pérdida de territorio, ha comenzado a reafirmarse tanto en la República Árabe Siria como en Irak, aumentado ataques insurgentes cada vez más audaces, llamando y planificando la fuga de los combatientes de Daesh en los centros de detención y explotando las debilidades en el entorno de seguridad de ambos países”, advertía un informe presentado al Consejo de Seguridad de la ONU por el Equipo de Supervisión del organismo en febrero de 2020. Este documento también aborda el problema causado por el vacío de seguridad que se desarrolló después de la reciente retirada parcial de las fuerzas estadounidenses.

Grupo más peligroso en África occidental

En África, Daesh se ha convertido en una amenaza constante para los Ejércitos de los países del Sahel y del Gran Sáhara. Las Fuerzas Armadas de países como Burkina Faso, Níger o Mali se han visto incapaces de hacer frente a la violencia ejercida por esta formación yihadista. A principios de febrero, ante el empeoramiento de la situación en la conocida como ‘triple frontera’ de Burkina Faso, Mali y Níger, Francia reforzó su presencia militar en el Sahel con el envío de 600 soldados, ampliando el destacamento a los 5.100 en total. Según Naciones Unidas, el autodenominado Estado Islámico en África Occidental (ISWAP, por sus siglas en inglés) cuenta con más de 3.500 miembros. Además, ISWAP ha continuado reforzando sus lazos con la filial de Daesh en el Gran Sáhara (ISGS, por sus siglas en inglés), convirtiéndose en el grupo más peligroso de la triple frontera.

El papel de Daesh en el norte de África tuvo su punto álgido cuando en 2016 Boko Haram les juró lealtad al igual que otros grupos yihadistas. Las victorias de Daesh provocaron importantes desacuerdos entre los grupos yihadistas y produjeron traiciones en el seno de Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Los éxitos de Daesh entre 2014 y 2016 inclinaron la balanza hacia su lado del liderazgo de la yihad en África, pero Al-Qaeda logró resistir y AQMI mejoró sus posiciones para la lucha por el liderazgo del terrorismo yihadista en el continente.

Bagdad
AP/HADI MIZBAN – Las fuerzas de seguridad detonan un aparato explosivo colocado por el Daesh en una operación a 50 kilómetros al norte de Bagdad

Voronkov también advirtió sobre el refuerzo del grupo terrorista y sus filiales en lugares como Libia, país en pleno conflicto, a pesar de contar con unos centenares de combatientes. Un estudio realizado por el Instituto de Estudios Estratégicos de la escuela de Guerra del Ejército de Estados Unidos aseguraba que Daesh se estaba “reagrupando, expandiendo silenciosamente su capacidad hasta que pueda volver a ser los suficientemente fuerte como para ser un problema para Libia”. El informe explica el modus operandi del grupo: “Se involucran en ataques a pequeña escala y escaramuzas necesarias para establecerse en la red de contrabando criminal que une el África subsahariana con la costa de Libia en el norte”.

En 2016, las fuerzas del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), reconocido internacionalmente, expulsaron de la ciudad costera de Sirte al grupo terrorista. Este fue el territorio más grande controlado por el grupo fuera de su entonces centro de operaciones en Siria e Irak. Tras su expulsión, la mayor parte de su actividad se dirigió a Fezzan, en el desierto del sur de Libia. Mientras, en Europa la amenaza procede sobre todo de terroristas locales radicalizados a través de internet. Voronkov apuntó que varios países europeos han informado de un creciente problema con violentos de extrema derecha, lo que puede requerir derivar recursos de inteligencia que hasta ahora se usaban para vigilar a yihadistas.

Mismas técnicas que antes

Aunque el califato de Daesh se derrumbó en 2018, las operaciones antiterroristas locales continúan en toda la región, y los combatientes del grupo terroristas supervivientes están volviendo a las tácticas de guerra de guerrillas que precedieron a sus avances en Irak y Siria desde 2014. En diciembre de 2018, el presidente Donald Trump aseguraba que había ganado a Daesh. Sin embargo, teniendo en cuanta los números y las últimas noticias las dudas sobre esta afirmación son muchas.

AFP Mapa
AFP/AFP – Infografía que muestra la pérdida de territorio de Daesh en Siria

El grupo terrorista perdió todos sus territorios; decenas de miles de sus combatientes fueron asesinados o encarcelados y su exlíder, Abu Bakr al-Baghdadi, está muerto, pero en una entrevista para la revista The Atlantic en febrero de este año, el primer ministro del Kurdistán iraquí, Masrour Barzani, avisaba que Daesh no solo existe, sino que es incluso más capaz de luchar ahora que hace años: “Daesh todavía está muy intacto. Sí, han perdido gran parte de su liderazgo. Han perdido a muchos hombres capaces. Pero también han logrado ganar más experiencia y reclutar a más personas a su alrededor. Así que no deben tomarse a la ligera”.

Más de cinco años después de la guerra liderada por Estados Unidos, el grupo todavía tiene unos 20.000 combatientes en Irak y Siria, según Barzani. Un informe del Pentágono el verano pasado situó el número de combatientes de Daesh entre 14.000 y 18.000 y las estimaciones de analistas y funcionarios de EEUU y Naciones Unidas los establecen entorno a los 10.000. La razón de este resurgimiento, según el líder kurdo está en la persistencia de las mismas condiciones que permitieron que se levantara en 2014. Siria continúa sumida en el caos y en Irak, tanto los líderes locales como los norteamericanos durante casi 20 años no han logrado resolver los problemas como la corrupción, la mala gobernanza o la crisis económica.

atalayar.com

Mapa de la nueva ola de sangre y violencia azota a Colombia: quiénes matan ahora y por qué

Por Jorge Cantillo

En el último mes han ocurrido en 13 masacres en Colombia que dejaron 58 personas muertas, la mayoría de ellos jóvenes. (Photo by Leonardo CASTRO / AFP)En el último mes han ocurrido en 13 masacres en Colombia que dejaron 58 personas muertas, la mayoría de ellos jóvenes. (Photo by Leonardo CASTRO / AFP)

Una nueva oleada de sangre mancha a Colombia, la amenaza de viejos fantasmas de violencia que por un momento parecieron haberse espantado regresa para recordarle al país que todavía subsisten los problemas que alimentan el conflicto, y que tras la seguidilla de nueve masacres ocurridas en los últimos veinte días se hizo de nuevo evidente.

En lo que va del año, según fuentes como la fundación Ideas para la Paz (Idepaz) y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, en Colombia se han perpetrado 45 masacres. Desde el 25 de agosto, fecha en que Idepaz dio el último parte, han ocurrido dos más.

Las causas y los autores son distintas, las víctimas, en la gran mayoría de los casos, son población civil y en las últimas matanzas ocurridas en agosto han sido jóvenes y menores de edad.

Por culpa de estos hechos, el miedo y la zozobra ha regresado al país, en especial a los lugares más afectados históricamente por el conflicto, en los que la violencia nunca se fue del todo, y que este año, sin importar que una pandemia halla caído sobre el mundo entero obligando a toda la población a confinarse, ha recrudecido.

¿Homicidios colectivos o masacres?

Pese a lo crudo de los hechos, la frecuencia de las muertes y los cientos de víctimas que ha dejado, en el país se ha desatado un debate semántico y técnico promovido por el Gobierno Nacional que no es para nada menor.

Para el presidente Iván Duque, y su gobierno, lo ocurrido en Colombia no debe calificarse como “masacres” sino más bien como “homicidios colectivos”, algo que incide directamente en las cifras de seguridad que presenta como resultados de su gestión.

De acuerdo a la definición del Libro Blanco de las Cifras del Sector de Seguridad y Defensa, el término “Homicidio Colectivo” -que fue incluido en 2014 por el entonces ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón- se entiende como “aquellos hechos en los cuales resultan muertos cuatro (4) o más personas en estado de indefensión en el mismo lugar, a la misma hora y por los mismos autores; no se contabilizan aquellos casos en donde las personas pertenecían a los grupos subversivos, bandas criminales, delincuencia organizada y común o si eran parte de la Fuerza Pública”.

Es por esto que, según el presidente Duque, desde que asumió mandato en Colombia han ocurrido 34 de estos “homicidios colectivos”, los cuales han dejado 173 víctimas.

Datos del Gobierno sobre "homicidios colectivos". Datos del Gobierno sobre “homicidios colectivos”.

No obstante, el consenso internacional sobre este tipo de hechos está dado por la definición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se decanta por el término “masacre” y dice que estas ocurren “cuando tres o más personas son asesinadas en un mismo hecho y por un mismo perpetrador”.

Bajo esta definición, según el registro de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos solo en 2019 habrían ocurrido 35 masacres, una más que el acumulado de “homicidios colectivos” que el Gobierno presentó como parte de seguridad de sus dos años de Gobierno.

Es más, según cifras de la ONU, tras un bajón histórico en 2017, con 12 masacres registradas un años después de la firma del Acuerdo de Paz, el número más bajo desde 2009, en 2018 cuando Duque ganó las elecciones y asumió el poder en agosto, hubo un repunte a 27 masacres, cifra anual superior a los últimos cuatro años previos del Gobierno de Juan Manuel Santos.

Las 47 masacres registradas en 2020 han dejado un saldo de 188 víctimas, una cifra superior a todos los registros de los últimos siete años -en 2013 se registraron 71 masacres-, con el agravante de que aún quedan cuatro meses del año y la oleada de violencia no da señales de aminorarse.

Los departamentos donde más se concentran masacres son Antioquia (11), Cauca (7) y Nariño (7), Norte de Santander (4) y Putumayo (4) los cuales suman 33 masacres, es decir el 70% del total nacional. Del mismo modo concentran más del 74% de las víctimas totales.

En estos territorios también se concentra el mayor número de asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos, 183 de estos casos ha registrado la Fiscalía entre 2016 y 2020. En todos estos departamentos, además, hay presencias de ELN, Clan del Golfo, disidencias de FARC y otras bandas criminales, aunque en cada uno las dinámicas de la violencia que ejercen estos actores son diferentes.

El año de las masacres

Tan solo a cinco días de iniciado el 2020 se presentó la primera masacre. Ocurrió en Tibú, municipio de Norte de Santander, las victimas fueron tres y nunca fueron identificadas.

Cuatro hechos más de este tipo ocurrieron en enero, dejando un saldo de 18 muertes en el primer mes del año. Las más notorias ocurrieron en 17 de enero, una en Tarazá (Cauca) y otra en Jamundí (Valle del Cauca). En la primera murieron tres personas presuntamente por una incursión armada del grupo autodenominado Los Caparros y una disidencia de FARC; en la segunda asesinaron a cinco personas en medio de una confrontación de la columna Jaime Martínez, disidente de FARC con un grupo armado local dedicado al narcotráfico.

En febrero hubo una seguidilla de hechos violentos el 12 en Cáceres (Antioquia), el 14 en Puerto Leguízamo (Putumayo) y el 16 en Medellín (Antioquia), que dejaron en total 14 muertes. Otras cuatro masacres más se contaron ese mes.

El nueve de marzo en Cúcuta (Norte de Santander) municipio fronterizo con Venezuela, se registró el asesinato de 8 personas en la fronteraDe acuerdo con las autoridades los perpetradores de la masacre habrían dado muerte a las personas en territorio venezolano y después las trasladaron al corregimiento de Palmarito, zona rural del municipio. Este mes ocurrieron otras cinco masacres más, dejando un total de 28 víctimas.

En abril, ya con la cuarentena decretada en todo el país, ocurrieron siete masacres que dejaron 24 personas muertas. En Puerto Asís (Putumayo) se presentó una seguidilla de masacres los días 4 y 10, cada una dejando 3 muertos. En este municipio había ocurrido la última registrada en marzo, con cuatro muertos más, es el municipio donde más masacres han ocurrido en el 2020.

Mayo dejó cuatro masacres y 9 muertos; junio tres masacres y 11 muertos.

En julio ocurrió otra masacre con gran número de muertos, el día 18 en Tibú, donde murieron 7 personas, una de ellas el líder campesino Ernesto Aguilar Barrera, en un hecho que ocasionó el desplazamiento de 120 habitantes del municipio. Además ocurrieron 4 masacres más que sumaron 14 muertos.

Agosto el mes sangriento

Este ha sido un mes particularmente violento y sangriento, a la fecha se han registrado 13 masacres que dejaron 58 muertos.

El conteo empezó el 3 de agosto con el hallazgo de 8 cuerpos sin vida en Palmarito, corregimiento de Cúcuta (Norte de Santander) y de otros 5 en el lado venezolano de la frontera. Los cuerpos tenían impactos de bala y otros signos de violencia y al menos uno era menor de edad. En este lugar ya había ocurrido una masacre similar en marzo, las primeras hipótesis de las autoridades hablaron de un combate entre el ELN y Los Rastrojos.

Solo al día siguiente en Puerto Santander (área metropolitana de Cúcuta), se registró el asesinato de otras seis personas en el sector de Puente Angosto, una zona que está bajo el control de Los Rastrojos.

El 10 de agosto empezaron las noticias que asociaban masacres con jóvenes y menores de edad, algo que fue una constante durante todo el mes. El primero de estos hechos no podría catalogarse técnicamente como una masacre, ya que fueron dos víctimas y no tres (el parámetro de la ONU) sin embargo, por la edad de Cristian Caicedo (12) y Maicol Ibarra (17) el hecho no puede desligarse de la oleada de violencia que está sacudiendo a Colombia.

A estos niños las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AG) -también conocidas como Clan del Golfo- los mataron a quemarropa por violar la medida de toque de queda que habían impuesto en el marco de la pandemia por coronavirus sobre la población de Leiva, en Nariño, a donde los jóvenes asistían a clases y estaban llevando una tarea.

Durante el sepelio de los 5 jóvenes en Llano Verde en Cali, fue lanzada una granada a una estación de policía. Cali, Colombia August 13, 2020. REUTERS/Juan Bautista Diaz NO RESALES. NO ARCHIVESDurante el sepelio de los 5 jóvenes en Llano Verde en Cali, fue lanzada una granada a una estación de policía. Cali, Colombia August 13, 2020. REUTERS/Juan Bautista Diaz NO RESALES. NO ARCHIVES

Al día siguiente, el país se enteró del asesinato de 5 jóvenes en Cali, cuyas edades oscilaban entre los 14 y 18 años y hacían parte de la comunidad de Llano Verde, un barrio principalmente afro de la ciudad. Los cadáveres fueron encontrados tirados en un cañaduzal (cultivo de caña) con signos de tortura. A esta tragedia se le sumó la explosión de una granada días después durante el sepelio que se realizaba en el barrio por la muerte de estos jóvenes.

Sobre este caso, el viernes 28 de agosto la Policía informó de la captura de dos individuos a quienes señala de haber cometido el atroz crimen. Se trata de los vigilantes del cañaduzal que de acuerdo con la Fiscalía “habrían cultivado sentimientos de resentimiento y odio” contra los jóvenes que recurrentemente entraban a la plantación a bañarse en el riachuelo y comer caña. Además, dijo el fiscal Barbosa, por lo menos uno de los presuntos responsables integraba la banda delincuencial de los “Suzuki”.

El 15 de agosto 8 jóvenes fueron asesinados en Samaniego (Nariño). Brayan Cuarán Rosero, John Sebastián Quintero, Daniel Vargas, Óscar Andrés Obando, Laura Michel Melo Riascos, Rubén Darío Ibarra, Bayron Patiño y Campo Elías Benavides habrían regresado a su pueblo natal para pasar la cuarentena, todos estudiaban entre Cali, Pasto y Pereira.

Ellos estaban en una fiesta cuando cuatro hombres armados y con capucha irrumpieron en la reunión y abrieron fuego contra los jóvenes. Fueron 20 minutos en que los armados los intimidaron y torturaron, antes de fusilarlos. Aún no se ha identificado la autoría de este crimen.

Brayan Cuarán Rosero, John Sebastián Quintero, Daniel Vargas, Óscar Andrés Obando, Laura Michel Melo Riascos, Rubén Darío Ibarra, Bayron Patiño y Campo Elías Benavides; los jóvenes masacrados en Samaniego. Brayan Cuarán Rosero, John Sebastián Quintero, Daniel Vargas, Óscar Andrés Obando, Laura Michel Melo Riascos, Rubén Darío Ibarra, Bayron Patiño y Campo Elías Benavides; los jóvenes masacrados en Samaniego.

En Pueblo Viejo, corregimiento de Ricaurte (Antioquia), se confirmó la muerte de tres indígenas de la comunidad Camawari Awá el 18 de agosto, que fueron asesinados por actores armados, aunque no se sabe aún la fecha en que habría ocurrido la masacre.

Dos días después cinco cuerpos fueron hallados en la vereda Cinaruco, que pertenece a El Caracol (Arauca). Se señala como responsable al grupo residual de las FARC, Estructura 10.

El 21 de agosto en El Tambo (Cauca) cuatro personas fueron masacradas presuntamente por la “Nueva Marquetalia” la disidencia de FARC que dirige Iván Márquez y Jesús Santrich.

Ese mismo día en Tumaco (Nariño), se conoció la masacre de otras seis personas, entre las cuales había un menor de 17 años y tres jóvenes entre los 22 y 24.

FOTO DE ARCHIVO.  Un policía anti narcóticos vigila un cultivo de hoja de coca durante un operativo de erradicación en Tumaco, Colombia. Febrero, 2020.  REUTERS/Luisa GonzalezFOTO DE ARCHIVO. Un policía anti narcóticos vigila un cultivo de hoja de coca durante un operativo de erradicación en Tumaco, Colombia. Febrero, 2020. REUTERS/Luisa Gonzalez

El 24 de agosto en Venecia (Antioquia) otros tres jóvenes entre 15 y 17 años de edad fueron masacrados en un ataque sicarial.

El 25 de agosto, los cuerpos de tres jóvenes más fueron hallados sin vida en una vía del Catatumbo (Norte de Santander). La masacre se habría perpetrado en el corregimiento de Capitán Largo, una zona de influencia del ELN.

Familiares y amigos de Yoimar Muñoz, quien fue asesinado en una masacre en la provincia del Cauca, rodean su féretro en su funeral, en Popayán (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr.
Familiares y amigos de Yoimar Muñoz, quien fue asesinado en una masacre en la provincia del Cauca, rodean su féretro en su funeral, en Popayán (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr.

El último hecho reportado ocurrió el 27 de agosto en zona rural de Andes (Antioquia) donde tres jóvenes Arlex James Rodríguez Mora, de 27 años; Gilberto Alejandro Potes Valois, de 19 años; y Alexis Ospina Cruz, de 14 años de edad, fueron encontrados sin vida.

La hipótesis que manejan las autoridades es que se trató de una disputa por la venta de droga en la zona.

Características de la nueva violencia.

Entender las razones detrás de esta nueva oleada de sangre es complejo debido a las dinámicas mismas del conflicto colombiano, el cual desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016 entre el Gobierno y las FARC ha mutado completamente.

Según Luis Fernando Trejos, experto en conflicto armado, lo que está viviendo el país hoy no es la misma violencia que tenía cuando estaban las FARC en armas.

Esto no quiere decir que antes no ocurrieran masacres, por el contrario, los registros de la ONU indican que los años con mayor número de asesinatos de este tipo en la última década fueron ente 2009 y 2012 -final del Gobierno de Álvaro Uribe y principios del de Juan Manuel Santos- sino que la forma en la que ocurren, el tipo de victima que deja, y las motivaciones detrás de ellas son esencialmente diferentes.

Alias Otoniel, líder de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del GolfoAlias Otoniel, líder de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo

“La violencia post FARC es una violencia muy diferente. Aquí hay más rupturas que continuidades, es una nueva etapa de la violencia armada”, dice Trejos.

Para el experto esta “nueva violencia” se diferencia por varios factores:

1. Fragmentación de actores: Mientras que antes habían “oligopolios de violencia” representados en los grandes grupos armados con presencia nacional como las FARC, el ELN y las AUC, ahora existen pequeños grupos que controlan desde pequeñas veredas, municipios y subregiones.

Sólo hay dos grupos con presencia nacional, el ELN y las AGC, pero estos últimos funcionan con “sucursales” o “federaciones” del crimen por fuera de Córdoba y Urabá, sus principales zonas de influencia.

2. No es un conflicto ideológico: Salvo el ELN los demás están desideologizados lo que se traduce a una degeneración de sus prácticas. Nadie intenta tomarse el poder, el ELN aunque aún lucha por un “metarrelato político ideológico” ya solo busca mantener control de las regiones donde tiene presencia.

3. No hay conflicto militar sino delincuencial: No se están formado ejércitos irregulares – como lo eran las FARC- ni unidades de combate; sino de unidades de sicarios y de predadores de rentas, “gente que sirva para extorsionar y ajusticiar ante un incumplimiento”.

4. No luchan contra el Ejército ni la Policía: A diferencia de las FARC que era “una máquina de guerra contra el Estado”, estas “bandas delincuenciales” no buscan confrontar a la institucionalidad, sino controlar a la población y los territorios para explotar en ellos las rentas ilegales.

Para Trejos, estas dinámicas explican por qué la mayoría de las víctimas de estas masacres son civiles, en ocasiones líderes sociales y comunales, pero, en especial las de agosto, personas que de una forma u otra violaron las medidas que estos grupos ilegales impusieron a punta de fusil durante los meses de la cuarentena.

El ELN es el único grupo armado que todavía mantiene algunas de las lógicas de la violencias previas a la firma del Acuerdo de Paz.El ELN es el único grupo armado que todavía mantiene algunas de las lógicas de la violencias previas a la firma del Acuerdo de Paz.

“El Estado debe cambiar el enfoque para enfrentar esta nueva violencia, si lo siguen haciendo con la misma lógica con las que combatían las FARC seguirán en desventaja estratégica”, afirma el experto.

Concluye que el enfoque no puede ser meramente policivo o militar, sino que la seguridad debe ser abordada desde la oferta institucional en los territorios donde no la haya o su fortalecimiento donde es precaria. Esto significa proveer de salud, educación, justicia, mercado y rentas legales y “la promoción de la sociedad civil”.

La ruta, afirma, está trazada en los acuerdos de Paz, cuyas reformas en materia rural, agraria, de participación política y esclarecimiento de la verdad, ayudarían a llevar la institucionalidad que tanta falta hace en los territorios en donde los grupos delincuenciales imponen su ley. Pero, a juzgar por los últimos años del Gobierno de Iván Duque, esto no parece ser una prioridad.

infobae.com

El régimen de China pone en peligro la estabilidad regional: probó misiles “asesinos” en el Mar del Sur

Vehículos militares del régimen chino muestran misiles balísticos antibuque DF-21D, potencialmente capaces de hundir un portaaviones como el que se probó en el Mar del Sur de China (Reuters)Vehículos militares del régimen chino muestran misiles balísticos antibuque DF-21D, potencialmente capaces de hundir un portaaviones como el que se probó en el Mar del Sur de China (Reuters)

El régimen de China acrecentó la tensión en una de las zonas de más frágil estabilidad en el presente: el Mar del SurBeijing decidió realizar el lanzamiento de misiles balísticos, uno de ellos categorizado como “portador asesino” lo que generó preocupación entre los otros países que componen esa zona geográfica al sur del gigante.

Las pruebas se realizaron el miércoles luego de que Washington anunciara sanciones contra 24 empresas chinas y ejecutivos de aquel país por violar normas internacionales en esa zona geográfica. Las amonestaciones fueron las primeras de este tipo contra el régimen comunista por su avance descontrolado en la vía fluvial estratégica compartida con otros países pero que Beijing la toma como propia.

Uno de los misiles, un DF-26B, fue lanzado desde la provincia de Qinghai, mientras que el otro, un DF-21D, despegó desde el estado de Zhejiang en el este de la nación, de acuerdo al diario de Hong KongSouth China Morning Post. Ambos misiles fueron disparados contra un área entre la provincia de Hainan y las islas Paracel. Desde hace semanas, China realiza amenazantes ejercicios militares en el Mar Meridional, donde ya otros países mostraron su alarma por las actividades irregulares.

Vehículos militares transportan misiles balísticos DF-26 por la Puerta de Tiananmen durante un desfile militar para conmemorar el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial (Reuters)Vehículos militares transportan misiles balísticos DF-26 por la Puerta de Tiananmen durante un desfile militar para conmemorar el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial (Reuters)

El principal portavoz del gobierno de Japón dijo este jueves que Tokio ha estado observando los recientes movimientos de Beijing en la zona marítima “con preocupación”, de acuerdo al diario The Japan Times. “Nuestro país se opone firmemente a cualquier acto que aumente las tensiones en el Mar de China Meridional. Los problemas que rodean el Mar de China Meridional están directamente relacionados con la paz y la estabilidad de la región, un asunto de interés legítimo de la comunidad internacional, incluido nuestro país”, dijo el secretario jefe del gabinete, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa.

El presidente chino, Xi Jinping sube a bordo de un tanque 99A durante una inspección de una división del ejército del Ejército Popular de Liberación (EPL) en una foto de archivo de 2018 (Grosby)El presidente chino, Xi Jinping sube a bordo de un tanque 99A durante una inspección de una división del ejército del Ejército Popular de Liberación (EPL) en una foto de archivo de 2018 (Grosby)

La estrategia de China en el Mar del Sur -o Mar Meridional- es clara: se ha centrado en capturar arrecifes en disputa pero desocupados y luego realizar construcciones para convertirlos en islas artificiales militarizadas. Luego reclama su soberanía y su área de influencia en el agua. Los conflictos crecen con sus vecinos marítimos: Malasia, Vietnam, Filipinas, Brunei e Indonesia.

Uno de los misiles lanzados, el DF-26 es un tipo de arma prohibida por el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio firmado por los Estados Unidos y la Unión Soviética hacia el final de la Guerra Fría. Este poderoso misil tiene un alcance de 4.000 kilómetros. De acuerdo al diario propagandístico Global Times puede utilizarse tanto en ataques nucleares como convencionales. Por su parte, el DF-21 tiene un alcance de alrededor de 1.800 kilómetros.

Imagen satelital de una construcción en el arrecife de Fiery Cross en el mar del Sur de China. 9 de marzo de 2017 (Reuters)Imagen satelital de una construcción en el arrecife de Fiery Cross en el mar del Sur de China. 9 de marzo de 2017 (Reuters)

Las fuerzas armadas del régimen chino están conduciendo actividades en cuatro mares diferentes, todos en disputa con naciones vecinas. Desde el Este, hasta el extremo sur. Sus conflictos no sólo se circunscriben a Malasia, Vietnam, Filipinas, Brunei e Indonesia, sino que además suma a Taiwán y a Japón.

Las armas también son preocupantes para Tokio, ya que “un número creciente” de misiles chinos podrían llegar a las bases estadounidenses en Japón. De hecho, el ejército de los Estados Unidos ha dicho que aproximadamente el 95 por ciento de los misiles en el arsenal chino se encuentran en el rango de 500 a 5500 kilómetros, lo que incluye las instalaciones en tierra nipona.

Tensión regional

Bajo el título “El expansionismo de China entra en una fase peligrosa”, Brahma Chellaney -autor de nueve libros sobre política internacional y uno de los máximos intelectuales indios- explicó en un artículo en The Japan Times la actual posición estratégica de Beijing y cómo podría afectar sus relaciones con sus vecinos y los Estados Unidos.

El impulso expansionista de China, desde los mares del este y sur de China hasta el Himalaya y Asia central, está haciendo que Asia sea más volátil e inestable. Junto con la propagación del nuevo coronavirus originario de Wuhan, esto también ha dado lugar a un creciente sentimiento anti-China”, escribió el académico en su artículo.

Chellaney, autor del renombrado libro “Agua: el nuevo campo de batalla de Asia”, señaló además que la reciente agresión del régimen a India recordó la incursión china en Vietnam a finales de los 70, de la cual salió perdedora. “La expansión territorial de China en el Mar Meridional se ha centrado en capturar arrecifes en disputa pero desocupados y luego utilizar actividades de construcción para convertirlos en islas artificiales militarizadas”, narró.

infobae.com

Turquía advierte a Francia de que el envío de aviones militares a Chipre contradice el tratado firmado para pacificar la zona

Avión de combate francés Rafale en la base aérea de Souda en la isla de Creta

AP/MINISTERIO DE DEFENSA GRIEGO  –   Avión de combate francés Rafale en la base aérea de Souda en la isla de Creta

El Ministerio de Exteriores de Turquía advierte a Francia de que el envío de aviones militares a Chipre contradice el Tratado de Garantía de 1960 firmado por Grecia, Chipre, Turquía y Reino Unido que garantiza a cada uno de los firmantes su derecho a una acción unilateral en los asuntos de la isla para mantener el Estado democrático, único, soberano e independiente, según informa el sitio web Al-Masdar News. Este organismo considera que los movimientos del presidente galo Emmanuel Macron alientan a Grecia, a la que responsabilizan de la tensión en el Mediterráneo oriental, a entrar en confrontación con Turquía.

Exteriores
PHOTO/FATIH AKTAS – El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu

El Ministerio ha asegurado que Turquía frustrará todos los intentos de quienes pretenden excluir a Ankara y a la parte turca de Chipre del Mediterráneo oriental. Por su parte, el Ministerio de Defensa griego ha anunciado que Grecia, Francia, Italia y Chipre realizarán ejercicios militares desde el miércoles 26 de agosto hasta el viernes 28 de agosto al sur de la isla de Creta, en el Mediterráneo oriental, donde las tensiones se han intensificado recientemente entre Atenas y Ankara. Francia aporta tres aviones de combate, dos fragatas un helicóptero, según ha detallado la ministra de Defensa francesa.

Defesa Francia
AFP/JOSEP EID – Florence Parly, ministra de Defensa de Francia

La operación ha sido bautizada como Eunomia y coincide con las reuniones de Berlín de los ministros europeos de Defensa y de Asuntos Exteriores. En estas citas se intentará consensuar la posición común de la UE frente al presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

“Chipre, Grecia, Francia e Italia han acordado desplegar una presencia conjunta en el Mediterráneo oriental en el marco de la Iniciativa de Cooperación del Cuarteto (SQAD)”, ha explicado el Ministerio de Defensa griego en un comunicado que recoge Al-Masdar News. En esta nota se señalaba que “la tensión y la inestabilidad en el Mediterráneo oriental han aumentado los desacuerdos sobre cuestiones relativas al dominio marítimo (demarcación de fronteras, migraciones, afluencia de refugiados…)”. Los 27 Estados comunitarios se ha mostrado este miércoles de acuerdo en que es preciso rebajar de inmediato las tensiones entre Grecia y Turquía para evitar que la concentración de efectivos militares en el Mediterráneo oriental pueda provocar por accidente una escalada en el conflicto.

Portaaviones
AP/MINISTERIO DE DEFENSA FRANCÉS – Portahelicóperos francés Tonnerre, a la derecha, escoltado por buques militares franceses y griegos en un ejercicio conjunto el 13 de agosto

La posición de Alemania está encaminada a evitar el choque frontal con Turquía, a pesar de que la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha reconocido que la situación es muy tensa y que este conflicto no se puede solucionar de la noche a la mañana. El alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, planteará en Berlín varias vías para intentar encauzar la situación con Erdogan, que podrían incluir la ampliación de sanciones si Turquía se empeña en continuar con las prospecciones gasísticas en aguas reclamadas por Chipre y Grecia. Borrell también es partidario de evitar un choque directo con Turquía y aboga por una solución diplomática.

Armada griega
AFP/MINISTERIO DE DEFENSA GRIEGO – Buques de la Armada griega en un ejercicio militar en el Mediterráneo oriental el pasado 25 de agosto

“Estamos todos de acuerdo en que es necesaria una distensión tan pronto como sea posible”, ha asegurado la ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, en una rueda de prensa al término de una reunión informal con sus homólogos comunitarios en Berlín, aprovechando que Alemania preside este semestre el Consejo europeo. Kramp-Karrenbauer ha advertido de que “muchos temen” que la “tensa situación” que se registra actualmente en el Mediterráneo oriental, con acusaciones políticas cruzadas y maniobras militares, “pueda derivar en una escalada” de la tensión. A pesar de los intentos de la UE de frenar la escalada militar, Turquía ha anunciado que realizará nuevas maniobras militares en la zona.

atalayar.com

Vladimir Putin, listo para intervenir en Bielorrusia: anunció que enviaría fuerzas para defender al dictador Lukashenko

Alexander Lukashenko y Vladimir Putin, aliados políticos e inseparables. El presidente ruso dijo que ayudaría a permanecer en el poder al dictador bielorruso (Europa Press)Alexander Lukashenko y Vladimir Putin, aliados políticos e inseparables. El presidente ruso dijo que ayudaría a permanecer en el poder al dictador bielorruso (Europa Press)

El presidente ruso Vladimir Putin advirtió que está dispuesto a enviar efectivos policiales a Bielorrusia si las protestas se vuelven violentas, pero añadió en una entrevista transmitida el jueves que por el momento no es necesario y expresó la esperanza de que la situación se estabilice en el país vecino.

El presidente autoritario Alexander Lukashenko, que gobierna desde hace 26 años, enfrenta una crisis de representatividad y masivas protestas desde que resultó reelegido para un sexto período el 9 de agosto, en una elección que la oposición considera fraudulenta.

Entrevistado por la televisión estatal rusa, Putin dijo que Lukashenko le ha pedido que prepare un contingente policial ruso para enviarlo a Bielorrusia en caso de necesidad. Sin embargo, el líder del Kremlin dijo que él y su par bielorruso coinciden en que “no existe tal necesidad por ahora y espero que no se presente”.

Ambos coincidieron en que Rusia solo enviará un contingente “si la situación se descontrola” y grupos que el régimen considere extremistas desatan la violencia y tratan de tomar edificios gubernamentales, añadió. La unidad policial rusa, ha precisado Putin, no se usará “a menos que elementos extremistas escondidos detrás de eslóganes políticos crucen ciertas líneas” como por ejemplo “incendiar casas, bancos, intentar tomar edificios administrativos y demás”, según informan las agencias rusas.

Cientos de miles de personas en la manifestación de la oposición para protestar frente a los resultados de las elecciones presidenciales en Minsk, Bielorrusia, el 23 de agosto, 2020. El país está movilizado ante el atropello institucional de Alexander Lukashenko (Reuters)Cientos de miles de personas en la manifestación de la oposición para protestar frente a los resultados de las elecciones presidenciales en Minsk, Bielorrusia, el 23 de agosto, 2020. El país está movilizado ante el atropello institucional de Alexander Lukashenko (Reuters)

En una alusión aparente a los países occidentales que condenaron la represión de las protestas y exhortaron a Lukashenko a dialogar con la oposición, Putin acusó a fuerzas extranjeras -que no identificó- de tratar de obtener ventajas políticas de los disturbios en Bielorrusia.

Rusia tiene un acuerdo con Bielorrusia de vínculos políticos, económicos y militares estrechos, ya que considera a su vecino un baluarte crucial contra la expansión occidental y un intermediario para sus exportaciones de energía.

Lukashenko acusó el jueves a los países vecinos de Bielorrusia de injerencia en sus asuntos al reclamar nuevas elecciones, en lo que llamó una “guerra híbrida” y “carnicería diplomática”. Acusó a Polonia de tener planes de anexar la región fronteriza de Grodno, por lo cual tuvo que enviar fuerzas adicionales a la frontera.

No se trata de lo que está ocurriendo en Bielorrusia, sino de que alguien quiere que ocurra otra cosa allí”, ha añadido Putin, en referencia a la petición de que se repitan las elecciones formulada tanto por la oposición como desde la UE y varios países vecinos.

Viejos camaradas. Vladimir Putin y Alexander Lukashenko en una fotografía tomada en Moscú, en noviembre de 2002 (Shutterstock)Viejos camaradas. Vladimir Putin y Alexander Lukashenko en una fotografía tomada en Moscú, en noviembre de 2002 (Shutterstock)

Por otra parte, Putin ha considerado como “bastante moderada, a pesar de todo”, la reacción de las fuerzas de seguridad bielorrusas ante las protestas que se han venido sucediendo desde la reelección de Lukashenko para un sexto mandato en las presidenciales del 9 de agosto.

Estados Unidos y la Unión Europea sostienen que la elección del 9 de agosto no fue libre ni imparcial y exhortan a las autoridades bielorrusas a dialogar con la oposición.

Los pasos de la oposición

La pugna entre el régimen de Lukashenko y el Consejo coordinador, creado por Svetlana Tijanóvskaya, llegó esta semana al Tribunal Constitucional del país eslavo, cuyo presidente, Piotr Miklashevich, no dudó en calificar al órgano opositor de “anticonstitucional”.

La Carta Magna no prevé la creación de órganos u organizaciones civiles con facultades legales para revisar los resultados de unas elecciones presidenciales”, dijo Miklashevich, citado por la agencia Belta.

Estas declaraciones se produjeron después de la detención este lunes de dos miembros de la directiva del Consejo coordinador, a los que las autoridades acusaron de organización de actos masivos no autorizados.

Ambos, la opositora Olga Kovalkova y el sindicalista Serguéi Dilevski, fueron condenados hoy a diez días de arresto administrativo.

(Con información de AP y Europa Press).-

infobae.com