El Departamento de Estado de Estados Unidos aprueba dos posibles ventas de armas a Kuwait por valor de 4.200 millones de dólares

Álvaro Escalonilla

Atalayar_VentaArmasEEUU

PHOTO/AP   –   Sistema de defensa de misiles Patriot de EEUU

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha dado luz verde a dos posibles ventas de armas a Kuwait por valor de 4.200 millones de dólares, según fuentes del Pentágono. En el primer acuerdo entrarían ocho helicópteros Apache AH-64E y la actualización de 16 de sus helicópteros Apache AH-64D para la configuración AH-64E. La segunda transacción comprende repuestos para el sistema Patriot de defensa aéreo.

En caso de llegar a buen puerto, las ventas se realizarían a través de dos acuerdos separados. El precio de los helicópteros ascendería hasta los 4.000 millones de dólares, mientras que la mejora del Patriot costaría cerca de 200 millones de dólares.

El acuerdo incluye, además, 22 motores T700-GE 701D, 36 motores T700-GE 701D remanufacturados, así como equipos de apoyo, herramientas y equipos de prueba, datos técnicos y publicaciones. Los fabricantes de armas asociados a las ventas son Boeing Co, Lockheed Martin Corp, General Electric y Raytheon Technologies, según informó el Pentágono. Por su parte, la multinacional estadounidense Raytheon ejercería el papel de contratista.

La Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa del Pentágono notificó al Congreso la posible venta el pasado martes, sin embargo, este comunicado no confirma la rúbrica del contrato. Es decir, las negociaciones aún no han concluido a pesar de su aprobación.Objetivo: Oriente Medio

La DSCA, una sección de apoyo al Departamento de Defensa encargada de implementar programas de cooperación en materia de seguridad; ejercer la gestión financiera y el programa de ventas militares extranjeras, ha justificado ambos acuerdos aduciendo que la decisión “está orientada a mejorar la seguridad de un importante aliado no perteneciente a la OTAN que actúa como fuerza importante para la estabilidad política y el progreso económico en Oriente Medio”.

El anuncio de la DSCA también señala que, si Estados Unidos aprueba la venta, garantizaría que los sistemas de Kuwait “continuasen siendo compatibles con los sistemas estadounidenses”. Los helicópteros, según la agencia, “complementarán la capacidad de Kuwait para hacer frente a las amenazas actuales y futuras al mejorar el apoyo aéreo cercano, el reconocimiento armado y las capacidades de la misión de guerra antitanques”.

El pasado mes de mayo, el Departamento de Estado aprobó un posible acuerdo de 425 millones de dólares con Kuwait para trabajar en el sistema de misiles Patriot, y dos meses después volvió a autorizar otro posible acuerdo de 59,6 millones para vender varias municiones de entrenamiento M1A2K y equipos relacionados también a Kuwait.

Atalayar_VentaArmas
PHOTO/AFP – Helicóptero Apache

El protocolo de apertura de una venta de armas a Marruecos por valor de 1.000 millones de dólares –iniciado tras el reconocimiento de la soberanía del reino alauí sobre el Sáhara Occidental– y el establecimiento de relaciones entre Israel y el país norteafricano, así como el inicio de las negociaciones de Estados Unidos con el Gobierno turco para la formación de un grupo de trabajo conjunto sobre sistemas de defensa antiaéreos rusos S-400, que llevaron a Washington a imponer sanciones contra el país, confirman la estrategia iniciada por Washington.

Las últimas gestiones en materia armamentística alimentan la teoría de una búsqueda de la estabilización y control sobre Oriente Medio. El último giro de la Administración Trump condicionará la inminente llegada de Biden al Despacho Oval, tras su investidura del próximo 20 de enero.Líder en exportación de armas

Estados Unidos reafirma de nuevo su liderazgo en la exportación de armas. Lo hizo entre 2014 y 2018, un periodo en que la venta subió un 7,8% a nivel mundial respecto al anterior y se disparó el flujo a Oriente Medio. Durante el pasado 2019, más de la mitad de las armas que exportadas por Estados Unidos fueron destinadas a esta región, según el Instituto de Estocolmo de Estudios para la Paz (SIPRI).

atalayar.com

EEUU desclasificó información sobre recompensas ofrecidas por China para atacar a soldados estadounidenses en Afganistán

Donald Trump, Mike Pence y Robert O'Brien.  REUTERS/Jonathan Ernst/File PhotoDonald Trump, Mike Pence y Robert O’Brien. REUTERS/Jonathan Ernst/File Photo

El gobierno del presidente Donald Trump ha desclasificado información de inteligencia -aún no corroborada pero que ya fue transmitida al presidente- que indica que China habría ofrecido dinero a actores no estatales en Afganistán para atacar a soldados estadounidenses.

De acuerdo con el sitio especializado Axios, que obtuvo la información por parte de dos altos funcionarios de la administración, es significativo que la divulgación de este episodio se produzca cuando faltan apenas 21 días para que Trump deje el Gobierno y sea reemplazado por el demócrata Joe Biden.

Trump ha insistido en el último tiempo con aumentar aún más la presión sobre China, después de que varios reportes indicaran que los rusos habían ofrecido en secreto recompensas para que militantes talibanes mataran a soldados estadounidenses en Afganistán.Trump junto a soldados que estuvieron desplegados en Afganistán.


POLITICA NORTEAMÉRICA ASIA ESTADOS UNIDOS INTERNACIONAL AFGANISTÁN
SMG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO
Trump junto a soldados que estuvieron desplegados en Afganistán. POLITICA NORTEAMÉRICA ASIA ESTADOS UNIDOS INTERNACIONAL AFGANISTÁN SMG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

En realidad, de acuerdo con la misma fuente, la información fue incluida en la sesión informativa del presidente del 17 de diciembre, y Trump habría sido informado verbalmente sobre el asunto por el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien.

Se desconoce si esta información desclasificada también fue compartida con el presidente electo, Joe Biden, aunque se sabe que desde que fue confirmada su victoria, el demócrata posee acceso al resumen diario del presidente.

Si la información desclasificada fuera confirmada, estaríamos ante un cambio significativo en la estrategia de China, lo que aumentaría drásticamente las tensiones entre ambos países. Por el contrario, si no resultara correcta, plantearía interrogantes sobre las motivaciones de las fuentes que la difundieron y sobre la decisión de desclasificarla.Soldados estadounidenses en Herat, Afganistán. EFE/Jalil Rezayee/Archivo
Soldados estadounidenses en Herat, Afganistán. EFE/Jalil Rezayee/Archivo

China ha desempeñado durante mucho tiempo un papel diplomático silencioso en Afganistán, invitando a funcionarios talibanes a Beijing para discutir planes para un acuerdo de paz y alentando una solución liderada por Afganistán, aunque las armas y la financiación de fabricación china en ocasiones también han entrado en conflicto.

De acuerdo con expertos, tomando en cuenta la política china en el territorio, una acción tan provocadora sonaría “incongruente”.

“Se trata de uno de los pocos terrenos en los que Estados Unidos y China todavía parecen dispuestos a trabajar juntos”, dijo Andrew Small, miembro del German Marshall Fund, especializado en los asuntos entre China y Afganistán.Xi JinpingXi Jinping

A principios del mes de diciembre, Estados Unidos anunció que comenzó a reducir sus tropas de las 4.500 actuales a 2.500, un proceso que espera completar antes del próximo 15 de enero, una medida anunciada por el gobierno de Trump.

En junio pasado, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, arremetió contra el diario The New York Times por publicar acusaciones “no verificadas” sobre datos de inteligencia que daban cuenta de recompensas rusas.

Entonces, McEnany sugirió que “oficiales de inteligencia deshonestos” estaban socavando la seguridad de Trump y de Estados Unidos, e insistió en que Trump no había sido informado porque la inteligencia no se había verificado por completo.

infobae.com

París pide a Haftar que “se abstenga” de cualquier acción militar

Meryem Hafidi

Jalifa Haftar, ha pedido a sus fuerzas que vuelvan a tomar las armas para "expulsar al ocupante" turco

PHOTO/REUTERS  –   El mariscal libio Jalifa Haftar  

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los heterogéneos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar El Gadafi.  

En la actualidad es también uno de los escenarios de la guerra por el control del Mediterráneo oriental que libran entre otros Turquía e Italia, apoyos del GNA, y Rusia y Egipto, pilares de Haftar, además de Israel, Francia, Grecia, Siria, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos.  

Pese a que la misión especial para Libia (UNSMIL) ha estado dirigida de forma interina durante los últimos meses, la ONU ha logrado de la mano de Stephanie Williams algunos progresos en el proceso de paz libio. Pero el actual proceso de paz impulsado por la ONU ofrece muchas incertidumbres ya que carece del respaldo total de los dos Gobiernos rivales en conflicto y del apoyo de Rusia y Turquía, las dos potencias más influyentes, que mantienen un diálogo en paralelo al margen de la ONU. 

Francia, que ha estado muy involucrada en los últimos años en la búsqueda de una solución política en Libia, es regularmente sospechosa de apoyar al mariscal Haftar.  

El Estado francés pidió el lunes al mariscal Jalifa Haftar, el hombre fuerte del este de Libia, que “se abstenga de toda reanudación de las hostilidades” y se “centre” en la búsqueda de una solución política, según la agencia AFP. 

Tras la intervención militar turca en enero y el fracaso de la ofensiva lanzada por el mariscal Haftar en Trípoli, las cartas se han reorganizado en parte en el conflicto de Libia. 

AFP PHOTO / TURKISH PRESIDENTIAL PRESS SERVICE /KAYHAN OZER:El Ministro de Relaciones Exteriores y Asuntos Europeos de Francia, Jean-Yves Le Drian, estrechando la mano del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. 
AFP PHOTO / TURKISH PRESIDENTIAL PRESS SERVICE /KAYHAN OZER-El Ministro de Relaciones Exteriores y Asuntos Europeos de Francia, Jean-Yves Le Drian, estrechando la mano del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. 

Las conversaciones entre libios también terminaron con un acuerdo sobre las elecciones nacionales de diciembre de 2021, pero no sobre los jefes de la rama ejecutiva que se suponía que acompañarían la transición. 

“No hay solución militar en Libia. La prioridad es aplicar el acuerdo de alto el fuego del 23 de octubre de 2020, que prevé la salida de las fuerzas extranjeras y los mercenarios, y continuar el proceso político bajo la autoridad de las Naciones Unidas”, dijo un portavoz adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores francés. 

“Pedimos a todas las partes libias que apoyen este proceso, que se abstengan de toda reanudación de las hostilidades y que se centren en el nombramiento de un nuevo Ejecutivo y en la organización de las elecciones previstas para el 24 de diciembre de 2021, según lo decidido por el Foro Político Libio, bajo los auspicios de las Naciones Unidas”, añadió. 

El mariscal Haftar pidió el jueves a sus fuerzas que vuelvan a tomar las armas para “expulsar al ocupante” turco en un momento en que se están llevando a cabo conversaciones para salir de la actual crisis de estancamiento en la que se encuentran. 

“Debemos recordar hoy que no habrá paz en presencia de un colonizador en nuestra tierra”, dijo el mariscal Jalifa Haftar en referencia a Ankara, cuyo Parlamento aprobó una moción que extiende por 18 meses la autorización para desplegar tropas en Libia.  

“Por lo tanto, volveremos a tomar las armas para dar forma a nuestra paz con nuestras propias manos (…) y, puesto que Turquía rechaza la paz y opta por la guerra, prepárense para expulsar al ocupante por la fe, la voluntad y las armas”, dijo en un discurso en el 69º aniversario de la independencia del país.   

“¡Oficiales y soldados, prepárense! ” martilló delante de cientos de soldados que estaban de pie en el patio de un cuartel en Bengasi (este).  

Turquía mantiene tropas en Libia desde enero para apoyar al Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA), acosado por las milicias del mariscal Jalifa Haftar, que controla parte del país. 

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, advirtió al general Jalifa Haftar que cualquier ataque contra las tropas turcas en el país africano conllevaría una respuesta militar, según informó el domingo el Ministerio de Defensa turco.  

“Este criminal de guerra y asesino Haftar y quienes lo apoyan deben saber que si se lleva a cabo cualquier ataque contra las fuerzas turcas consideramos objetivo legítimo las fuerzas de Haftar en cualquier lugar. No tendrán a dónde huir”, advirtió Akar durante una visita a Libia iniciada esta jornada previa.  

Describió a Haftar, que recibe apoyo de Rusia, Arabia Saudí, Emiratos y Egipto, como “golpista, peón de fuerzas exteriores y juguete de otros” y aseveró que “no todo el mundo que se compra un uniforme puede ser mariscal”, en alusión al rango militar de Haftar.  

atalayar.com

Egipto y Libia se sientan para discutir acuerdos de paz

Atalayar_LibiaEgipto

PHOTO/AFP  –   Fayez Sarraj, primer ministro del GNA

Altos funcionarios del Gobierno de Unidad Nacional (GNA) se reunieron en la capital libia el domingo con una delegación egipcia. Tras seis años y teniendo en cuenta que Egipto apoya al campo rival en el ejecutivo con sede en Trípoli. Libia ha sido gobernada desde 2015 por dos autoridades rivales, la GNA que ha sido reconocida por la ONU y apoyada por Turquía y por un poder encarnado por el mariscal Khalifa Haflar. Como consecuencia de la caída de Libia en el caos y la caída  del régimen de Muamar El Gadafi.

Fathi Bachagha, el ministro del Interior libio, mantuvo una reunión de alto nivel con la delegación egipcia. Dijo su ministerio en el comunicado que también contaron con el subdirector de Servicios de Inteligencia. Además, acudió Imed Trabelsi, jefe del Órgano General de Seguridad de Libia. Los objetivos de esta reunión han sido “los medios para fortalecer la cooperación en materia de seguridad” al mismo tiempo que el “apoyo al alto al fuego”, según el ministro.

Una ofensiva en Trípoli por parte de las fuerzas del mariscal Khalifa Haftar en abril de 2019 dio lugar a un conflicto con GNA. Pero alcanzaron un alto el fuego auspiciado por la ONU en octubre de este año. El domingo, las dos partes “examinaron las conclusiones de la comisión militar conjunta 5 + 5 en apoyo a los esfuerzos de la ONU (…) por una salida a la crisis por medios políticos y pacíficos”, según el comunicado de prensa.

Mohamad Taher Siala, jefe de la diplomacia libia recibió a la delegación egipcia tras seis años desde la última visita de una delegación oficial egipcia a Trípoli. Egipto cerró su embajada en Trípoli debido a la violencia. Dijo en Twitter Mohamed Elgablawi, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Libia que el fin último de la reunión es “normalizar las relaciones diplomáticas” entre Trípoli y El Cairo y contribuir a la cooperación en varios campos. Según el señor Elgeblawi la delegación egipcia se comprometió lo antes posible a rebatir la embajada egipcia y restablecer las conexiones aéreas entre ambos países.

La visita ha tenido lugar como consecuencia de la amenaza de Khalifa Haftar el jueves por la presencia de militares turcos en apoyo al GNA. Como respuesta Hulusi Akar, el ministro de Defensa turco, durante una visita a Trípoli el sábado, prometió que iban a responder a cualquier ataque contra las fuerzas turcas.

atalayar.com

Marruecos enviará pilotos a Estados Unidos para el uso de los helicópteros Apache

Diego Urteaga

Atalayar_ Marruecos Ejército (2)

PHOTO/AFP  –   Helicóptero Apache

La adquisición de 36 helicópteros a Estados Unidos, 24 fijos y otros 12 opcionales, fue aprobada en noviembre del año pasado por el Departamento de Estado estadounidense. Con motivo de esa compra, Marruecos está seleccionando a sus mejores pilotos para ser trasladados a una base norteamericana en el estado de Utah, donde recibirán la formación necesaria para operar estos aparatos.

En el lote, además de los aparatos y la formación que comienza ahora, antes incluso de que Marruecos reciba los helicópteros adquiridos, estaban incluidos un lote de 600 misiles Hellfire, recambios y sistemas de conversión de cohetes APKWS, elevando el coste total de la compra por encima de los 4.000 millones de dólares. El modelo de Apache sería el más actualizado, la versión AH-64E Guardian.

Atalayar_ Marruecos Ejército
AFP/ WILLIAM WEST – Carro de combate M1A1 Abrams, del que Marruecos ha adquirido varias unidades, disparando a un objetivo durante una demostración de fuego real

Esta compra se enmarca en una escalada armamentística del reino alauí que lo está situando a la vanguardia militar de la región. Washington y Rabat están estrechando sus lazos comerciales en los últimos años de una manera ostensible y alarmante, si se atiende a lo militar, para los países de su entorno, principalmente Argelia. A estos Apaches se le deben sumar la reciente adquisición de drones MQ-9B SeaGuardian y blindados Abrams, entre otras capacidades.

La visita del secretario de Defensa Mark Esper a Marruecos, a principios de octubre, acabó con un acuerdo de colaboración en el ámbito de la defensa para la próxima década. En él se enmarcan las recientes compras de material, además de otros aspectos previstos, como la inversión y el desarrollo de la industria militar marroquí.

Atalayar_marruecos_usa
PHOTO/AFP – El secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper (I), firmó un acuerdo de cooperación militar con el ministro Delegado de Defensa Nacional de Marruecos, Abdellatif Loudiyi (D), el 2 de octubre de 2020, en la capital Rabat

Esta buena sintonía en las relaciones comerciales dentro del ámbito militar, viene de la mano de acuerdos en otros sectores. A raíz del reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí del Sáhara Occidental, Estados Unidos anunció el desarrollo de inversiones en dicho territorio para potenciar, entre otras cosas, el turismo.

Además, la reciente visita de una delegación estadounidense encabezada por el asesor de la Casa Blanca Jared Kushner fue recibida por el propio monarca marroquí, Mohamed VI. En la reunión, además de oficializarse todo lo anunciado en días anteriores en lo respecto al Sáhara y a Israel, se trataron aspectos comerciales, ya que también estuvo presente Adam Seth Boehler, de la Compañía Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos.

atalayar.com

Turquía prolonga el despliegue de sus tropas en Libia

Andrea Polidura

Atalayar_TurquíaLibia

AFP / HO / Oficina de Medios de la operación “Volcán de la Ira”  –   Vehículos blindados de personal, enviados al Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) en el puerto de Trípoli, Libia

La caída del dictador libio Muamar El Gadafi ha sumido al país en el caos más absoluto. Libia se ha convertido en un auténtico rompecabezas de alianzas y estrategias a nivel internacional. Actualmente Libia se encuentra dividida entre dos fuerzas gobernantes enfrentadas.

Por un lado está el Gobierno de Unidad Nacional (GNA), reconocido internacionalmente y con sede en Tripolí, apoyado por países como Turquía y Qatar. Por otro lado, el general Haftar, con sede en Tobruk, cuenta con el respaldo de Rusia, Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Jordania.

El apoyo de Ankara al GNA ha ido cambiando el rumbo de la guerra en Libia. La asistencia militar turca – incluidos asesores, equipo e información de inteligencia- ha ayudado a frenar la caída de Trípoli a manos de las fuerzas leales a Haftar. Turquía, además, ha sido acusada en múltiples ocasiones de enviar mercenarios sirios al país.

Turquía mantiene tropas en Libia desde enero para apoyar al Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli, acosado por las milicias del mariscal Haftar, que controla parte del país. Por ello, ayer el parlamento turco aprobó una moción pidiendo una extensión del despliegue de tropas en Libia por otros 18 meses.

La propuesta fue presentada por la presidencia la semana pasada, a la luz de una solicitud de asistencia militar por parte del gobierno de Libia, reconocido por la ONU.

La moción se aprobó con el apoyo en bloque del partido islamista de Justicia y Desarrollo (AKP), que gobierna desde 2002, y con el apoyo de su aliado, el derechista Movimiento Nacional (MHP). Mientras que los principales partidos de la oposición, el Partido Popular Republicano (CHP), el Partido Democrático del Pueblo (HDP), y el Partido del Bien (İYİ) votaron en contra.

“Hay amenazas de Libia a Turquía y a toda la región, y si los ataques se reanudan de nuevo, los intereses de Turquía en la cuenca del Mediterráneo y el norte de África se verán afectados negativamente”, exponía la moción.

La decisión turca de extender el despliegue de sus tropas se produce después de un alto el fuego negociado por la ONU en Libia declarado en octubre. El acuerdo de alto el fuego preveía la salida de fuerzas extranjeras y mercenarios en tres meses.

Atalayar_Libia
AFP/MAHMMUD TURKIA – Combatientes del Gobierno de Libia (GNA)

En la moción también se hacia referencia a este alto el fuego y señalaba que “la paz permanente, el alto el fuego acordado en octubre y el diálogo político en Libia son de gran importancia para Turquía”. “Turquía, en el marco del Memorando de Seguridad y Cooperación Militar firmado con Libia, seguirá contribuyendo a la capacitación y el apoyo de consultoría a Libia”, exponía el escrito.

En enero, Turquía envió sus tropas al país norteafricano con un mandato de un año, por lo que este proyecto de ley permite al país euroasiático renovar por un año más el mandato que entró en vigor en 2019 tras un acuerdo de seguridad y cooperación militar con la administración respaldada por la ONU en Trípoli.Turquía en Afganistán

El parlamento turco durante la sesión del martes también aprobó otra moción para extender el despliegue de las tropas turcas en Afganistán por 18 meses como parte de la misión de apoyo de la OTAN en el país devastado por la guerra.

“Turquía, que tiene profundos lazos de amistad y hermandad con Afganistán, siempre ha respaldado la unidad, la integridad y la independencia del país”, leía la moción.

La legislación entró en vigor el 6 de enero de 2019, permitiendo al gobierno turco enviar tropas a Afganistán para apoyar la misión de Apoyo Resoluto dirigida por la OTAN. Después de terminar la misión de combate de 17 años en el país asiático en 2018, ésta ha evolucionado hacia el entrenamiento y asesoramiento de las nacientes fuerzas de seguridad afganas.

atalayar.com

Argelia continúa la persecución contra la Comunidad Ahmadí

Alberto García

Comunidad Ahmadía

 –  

La Comunidad Musulmana Ahmadía en España, ubicada en la localidad cordobesa de Pedro Abad, denuncia la continua campaña de persecución contra los ahmadíes en territorio argelino. 

Detenciones arbitrarias, multas, despidos, demolición de centros religiosos, restricción de movimientos y graves amenazas son el día a día de esta comunidad religiosa en Argelia.

En la actualidad el número de ahmadíes pendiente de juicio asciende a 292 y dos se encuentran encarcelados, aunque un total de 26 fueron llevados a prisión en el pasado entre dos y siete meses. Las multas están en un margen de 125 y 1.870 euros, mientras que la prisión puede ir desde los dos meses a los dos años de cárcel. En lo que respecta a la libertad de movimiento, a siete personas se les ha incautado el pasaporte. 

Los ahmadíes también han visto como las autoridades han convertido su creencia religiosa en un obstáculo en el ámbito laboral, dándose 15 casos de personas despedidas por formar parte de la comunidad. 

La larga lista de cargos que las autoridades imputan a los miembros de la comunidad incluye: recaudación de fondos sin licencia, ofensas al Mensajero, profanación del Corán, ejercicio sin licencia de la función del imán y distribución de documentos destinados a socavar la fe de los musulmanes. 

Esta rama reformista del islam fue fundada por Mirza Ghulam a finales del siglo XIX en India y llegó a Argelia en 2007 aunque era prácticamente desconocida hasta 2016, cuando las autoridades del país comenzaron a perseguir a sus miembros.

En Argelia el islam es la religión oficial del Estado y la rama suní malikí la dominante. En teoría, la Constitución garantiza la libertad de culto, aunque el Estado se reserva la aprobación de la construcción del lugar de culto y el predicador. 

En mayo de 2016, el presidente de la comunidad en la localidad de Biskra, Hassan Bouras, fue detenido, despedido de su trabajo y puesto bajo control judicial, tras una denuncia del director de Asuntos Religiosos de la ciudad. Finalmente, el juez le condenó a seis meses de prisión. Fue el punto de partida de la persecución hacia esta comunidad religiosa en el país norteafricano, tanto hacia cargos de la organización como a fieles.

El 2 de junio de 2016, la Gendarmería Nacional asaltó un edificio perteneciente a la Comunidad Ahmadía y lo demolió alegando que había sido construido ilegalmente a pesar de que la ley argelina dice que primero debe plantearse al infractor el cumplimiento de las directivas y que tan solo si este se negase entonces se procedería al derribo del edificio. 

El 28 de agosto del mismo año, el líder ahmadí en Argelia, Mohamed Fali, comerciante de 44 años, fue detenido, su domicilio, en la ciudad de Ain Sefra, allanado y su pasaporte confiscado por las autoridades argelinas. Los cargos que se le imputaron fueron los de “recoger donativos sin licencia” y “denigrar el dogma islámico”.  Una persecución que sobrepasa fronteras

Ni mucho menos la persecución a la Comunidad Ahmadía se limita al territorio argelino. En otros países como Arabía Saudí también son considerados herejes, detenidos arbitrariamente y encarcelados. 

También son condenados al ostracismo social, como es el caso de Abderrahman, un comerciante argelino de 42 años, que abandonó el salafismo al considerarlo una rama intolerante y se pasó al ahmadismo. Fue denunciado al imán local que públicamente lo acusó de apostasía y prohibió a los fieles que sus hijos jugasen con los niños de Abderrahman y de la Comunidad Ahmadía en general. Además, el prometido de su hermana decidió cortar el compromiso cuando se enteró de la noticia. 

En Pakistán la persecución está adoptando una faceta más violenta, teniendo lugar múltiples asesinatos de miembros de la comunidad en los últimos meses. Amnistía Internacional y Human Rights Watch llevan meses denunciando la impunidad de estos crímenes debido a la pasividad, cuando no complicidad, de las autoridades, que en ocasiones han incentivado la persecución de los ahmadíes. 

La propia legislación paquistaní no les reconoce como “verdaderos” musulmanes. El Código Penal les prohíbe llamar a sus templos mezquitas, vender textos e incluso saludar con el típico saludo musulmán. 

atalayar.com

Un poderoso buque de guerra de Estados Unidos fue desplegado en Cabo Verde tras la detención de Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro

La Marina de EEUU desplegó el crucero USS San Jacinto en Cabo Verde (Tommy Lamkin)
La Marina de EEUU desplegó el crucero USS San Jacinto en Cabo Verde (Tommy Lamkin)

Durante el mes de noviembre el crucero USS San Jacinto, de la Marina de Estados Unidos, realizó una misión secreta en Cabo Verde, donde se encuentra detenido desde el pasado 12 de junio Alex Saab, el testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro.

La información fue revelada este martes por The New York Times. Según lo informado por el prestigioso periódico norteamericano, el operativo se puso en marcha una vez que el empresario colombiano fue detenido por las autoridades del país africano en respuesta a una petición de EEUU cursada a través de Interpol.

El objetivo de desplegar un buque de guerra por parte de la administración de Donald Trump era evitar cualquier maniobra de Venezuela e Irán para lograr la liberación de Saab.

Sin embargo, el ex secretario de Defensa Mark Esper durante meses rechazó enviar un buque de la Marina a Cabo Verde, alegando que era un mal uso del poderío militar estadounidense.

La sigilosa llegada del San Jacinto, un crucero misilístico de la clase Ticonderoga, al país insular coincidió con el momento en que Esper fue despedido por Trump, a principios de noviembre. Christopher C. Miller, actual secretario de Defensa norteamericano, aprobó rápidamente el despliegue del buque de guerra desde Norfolk, Virginia. Con su aprobación, el barco cruzó el Atlántico para vigilar de cerca cualquier movimiento o maniobra en torno a Saab.El antiguo secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, estaba en contra de desplegar un buque de guerra en Cabo VerdeEl antiguo secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, estaba en contra de desplegar un buque de guerra en Cabo Verde

Desde el comienzo Esper se mantuvo firme en su posición: la extradición del testaferro de Maduro debía llevarse a cabo sin la intervención de un buque de guerra de la Marina de Estados Unidos. Pese a esto, el Gobierno envió en agosto el barco de la Guardia Costera Bear a Cabo Verde. El comandante Jay W. Guyer, portavoz de la Guardia Costera, dijo que la nave realizó una patrulla conjunta con la Guardia Costera de Cabo Verde “para contrarrestar la pesca ilegal, no regulada y no declarada”.

Por su parte, The New York Times señala que el mes pasado dos países de África Occidental, a pedido del Departamento de Estado norteamericano, negaron el permiso para repostar en sus aeropuertos a un avión iraní con destino a Cabo Verde. Los funcionarios indicaron que era posible que el avión trasladara a espías iraníes, comandos o tal vez sólo abogados tratando de anular la extradición de Saab. Ante la negativa de esas naciones, el avión voló de regreso a Teherán.

Los partidarios del despliegue de la Marina, como Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos ante Venezuela e Irán, subrayaron que la presencia del San Jacinto -con un costo operativo de 52.000 dólares al día-, había disuadido cualquier intento de Venezuela e Irán de operar en suelo caboverdiano en apoyo de Saab.

El Comando de África del Pentágono, no obstante, no reconoció la misión secreta del buque aunque sí su presencia en el país. De acuerdo a The New York Times, Kelly Cahalan, portavoz del Comando, dijo que el barco fue enviado a Cabo Verde “para combatir la actividad marítima transnacional ilícita” en la región.

La semana pasada, el San Jacinto recibió la orden de volver a Norfolk para asegurar que los 393 miembros de la tripulación estén en casa para Navidad y Año Nuevo. Un alto funcionario del Pentágono manifestó que hasta el momento no se ha decidido si enviarán otro buque de la Marina después de las vacaciones.

“Saab es de vital importancia para Maduro porque ha sido el testaferro de la familia Maduro durante años (…) Tiene acceso a información privilegiada sobre los planes de corrupción de Maduro dentro y fuera de Venezuela”, dijo Moisés Rendón, especialista en asuntos de Venezuela del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro, se encuentra detenido en Cabo Verde desde junio de este añoAlex Saab, testaferro de Nicolás Maduro, se encuentra detenido en Cabo Verde desde junio de este año

El empresario fue detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla caboverdiana de Sal (norte), tras una petición de EEUU cursada a través de Interpol por supuesto blanqueo de dinero.

Tras mantener un bajo perfil en Colombia, el nombre de Saab apareció en la prensa cuando la ex fiscal venezolana Luisa Ortega le acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

El empresario, nacido en Barranquilla (Colombia) y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, cuyas ayudas se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se lucraron, al parecer, con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares (unos 296 millones de euros) supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.El régimen de Nicolás Maduro redobla esfuerzos para evitar la extradición de Alex Saab a EEUUEl régimen de Nicolás Maduro redobla esfuerzos para evitar la extradición de Alex Saab a EEUU

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015 Saab y Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.

“Si Saab coopera con los oficiales americanos, podría ayudar a desenredar la red económica de apoyo de Maduro y ayudar a las autoridades a presentar cargos contra otros aliados del gobierno venezolano”, apunta The New York Times en su artículo publicado este martes.

Tras la detención del empresario, el régimen de Maduro señaló que Saab es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno, que se hallaba “en tránsito” en Cabo Verde para regresar al país. La defensa argumenta que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela en tránsito por Cabo Verde”.

INFOBAE.COM

Destapadas redes de espionaje turcas para controlar a opositores

Diego Urteaga

Atalayar_Erdogan dando un discurso

PHOTO/ Oficina de prensa presidencial vía REUTERS  –   El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se dirige a los miembros de su partido, el AKP, durante una reunión en el Parlamento en Ankara, el 11 de marzo de 2020

Según varias investigaciones el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, estaría estableciendo redes de espionaje a través de las Embajadas turcas y las misiones diplomáticas que el país mantiene en diferentes países y contando para ello también con personas de otras nacionalidades. El objetivo sería el de perseguir a opositores al AKP y a la Presidencia de Erdogan.

Este tipo de redes se habrían destapado en países como Grecia o Australia, donde se han desarticulado células que operaban para recabar información contra los opositores con el fin de que pudieran ser juzgados en Turquía.

Atalayar_Fetullah Gullen
PHOTO/REUTERS – El clérigo turco Fethullah Gülen 

Sobre lo sucedido en Australia, el medio sueco Nordic Monitor ha sacado a la luz documentos judiciales que demuestran cómo se ha recopilado información de ciudadanos turcos residentes en diferentes ciudades australianas como Sídney, Canberra o Melbourne. La información obtenida tendría que ver con diferentes declaraciones o comentarios que los vincularían al movimiento de Fetullah Gullen. A través del Ministerio de Asuntos Exteriores turco y el fiscal general, Adam Akinci, los nombres de estas personas habrían sido incluidos en una lista de acusados de terrorismo.

En el caso de Grecia, dos ciudadanos griegos han sido detenidos en una de las operaciones realizadas. Ambos están acusados de espiar para Turquía en la isla de Rodas. Dos personas más habrían sido detenidas en Atenas, acusados de los mismos cargos. Además, en otra de las operaciones se habría destapado una red integrada por al menos 15 personas, cuyas nacionalidades además de griegos y turcos, incluiría la libanesa. Estaban ligados también a una red de tráfico de inmigrantes.

Atalayar_El ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Casavoglu
PHOTO/PAVEL GOLOVKIN via REUTERS – El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu

La Interpol habría bloqueado el acceso a Turquía a sus bases de datos, para impedir el acceso a información que pudiera ser utilizada para afianzar los procesos contra opositores políticos. El medio sueco Nordic Monitor habría sido el encargado de sacar a la luz estos documentos fechados en 2018, en los que el Ministerio de Justicia solicitaba el levantamiento del bloqueo interpuesto por la Interpol.

Diferentes países europeos, como Bélgica, Finlandia Polonia o Alemania, han rechazado durante estos últimos años varias peticiones de extradición por considerar que podría incurrir en la vulneración de los derechos de los acusados, además de haberse considerado, en muchos casos, que los cargos son directamente falsos.

atalayar.com