Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibán

Meryem Hafidi

Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibán

 –  

La caída de Kabul el pasado 15 de agosto en manos de los talibanes marca el inicio del nuevo Estado Islámico de Afganistán. Tras días de caos y desconcierto en la capital afgana, así como a lo largo de todo el país, los fundamentalistas se están dando a conocer por primera vez en muchos años. Aunque todavía no hay un Gobierno formado en Afganistán por los talibanes, ya hay algunos hombres clave, entre ellos: Mawlawi Hibatullah Akhundzada, Mula Abdul Ghani Baradar Akhund y Zabihullah Mujahid.  Hibatullah es el tercer líder supremo de los talibanes, nombrado en 2016 después de que su predecesor, Akhtar Muhammad Mansour, muriese en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en la provincia paquistaní de Baluchistán.

Se cree que Akhundzada tiene unos 60 años y ha vivido la mayor parte de su vida dentro de Afganistán. Sin embargo, según expertos, mantiene estrechos vínculos con la llamada Quetta Shura, los líderes talibanes afganos que dicen tener su base en la ciudad paquistaní de Quetta. El movimiento islamista, que consiguió el control de casi todo el país el pasado 15 de agosto, todavía insiste en rechazar esta afirmación, asegurando que sus líderes permanecieron en Afganistán. Asegurando que el jefe talibán en los últimos años ha estado viajando desde Kandahar, cuna del movimiento talibán, a varias provincias de Afganistán. La confirmación por parte de los talibanes sobre la presencia de su líder en Afganistán echa por tierra las tesis de que Hibatullah había sido asesinado en Pakistán.Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibán

Algunos de estos líderes, que recuperan el poder tras el régimen insurgente entre 1996 y 2001, apenas se habían mostrado en público hasta ahora, una forma de protegerse de los drones de Estados Unidos. El líder supremo de los talibanes, el mulá se encuentra actualmente en la provincia de Kandahar, y se espera que aparezca en público poniendo fin a la clandestinidad de dos décadas que han mantenidos los jefes máximos del movimiento. Esta es la primera vez que en los últimos 20 años que los talibanes revelan la ubicación y presencia de su líder supremo en un lugar específico, después de que la invasión estadounidense hiciese colapsar su régimen en 2001. Solo unas pocas imágenes del líder, con barba negra y larga, las que circulan por internet, aunque se le reconoce por los mensajes anuales de audio y texto que suele publicar en las vísperas de las festividades musulmanas. procedente de las zonas tribales cuna del movimiento. 

Desde muy joven el líder supremo de los talibanes, el mulá Hibatullah Akhundzada tomo las armas en Afganistán y llevo a cabo la lucha armada contra la ocupación soviética, que finalizo en 1989 tras casi una década de conflicto y miles de soldados muertos. Durante el régimen talibán, liderado por el mulá Omar, Hibatullah ocupó los cargos de vicepresidente del Tribunal Supremo de Afganistán y presidente del Tribunal Supremo Militar. A Akhundzada se le encomendó el enorme reto de unificar un movimiento insurgente que se fracturó brevemente durante una amarga lucha por el poder tras el asesinato de su predecesor y la revelación de que los dirigentes habían ocultado durante años la muerte del fundador de los talibanes, el mulá Omar.Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibánLa invasión estadounidense en 2001 como respuesta a los atentados del 11-S supuso el derrocamiento de los talibanes y la huida de muchos de sus líderes al vecino Pakistán, como fue su caso. Durante años el Gobierno afgano y los aliados internacionales afirmaron continuamente que todo el liderazgo talibán, incluido su líder supremo, se escondía en ciudades paquistaníes, particularmente en la ciudad de Quetta, la capital de Baluchistán. El mulá Hibatullah, principal responsable en la actualidad del sistema judicial talibán dirigía un seminario islámico en la provincia paquistaní de Baluchistán. 

La llegada de Akhundzada a Afganistán, tras más de dos décadas, deja entrever el inicio de una nueva era en el país centroasiático, y la inminente formación del nuevo Gobierno talibán. Mientras, día tras día las evacuaciones se vuelven cada vez más complicadas, miles de personas se agolpan en la entrada del aeropuerto con la única esperanza de poder abandonar el país. Las peores previsiones para Afganistán indican que a pesar de la imagen renovada que quieren ofrecer los talibanes a la comunidad internacional, la realidad en el terreno es muy distinta, y que cuando las últimas tropas y personal extranjero abandonen el país la oscuridad y el terrorismo volverán a cernirse sobre el país centroasiático. 

atalayar.com

Empieza la cuenta atrás para salir de Afganistán

Meryem Hafidi

Empieza la cuenta atrás para salir de Afganistán

 –  

Los países de todo el mundo apuran las últimas horas antes de que se cumpla el plazo estipulado tanto por Estados Unidos como por los talibanes para la salida de todos los extranjeros. Varios países ya han anunciado que no podrán evacuar a todo el personal, en su mayoría colaboradores afganos. Mientras la situación en Afganistán se va esclareciendo, las tropas internacionales continúan su evacuación con la intención de terminar su retirada antes del 31 de agosto, fecha límite impuesta por los talibanes. 

Los insurgentes rechazan de plano la proposición de ampliar la fecha límite y han prohibido a los afganos desplazarse y permanecer en los aledaños del aeropuerto. Aunque aseguran que permitirán el tránsito de los vuelos comerciales a partir del 31 de agosto. Mientras tanto, Afganistán se sumerge en el caos a raíz de la paralización completa de su actividad, que ha traído consigo el cierre de las entidades bancarias y comercios. Las mujeres y colaboradores del Gobierno que no han podido abandonar el país continúan encerrados en sus casas. La llegada al aeródromo es una odisea plagada de riesgos, inasumibles para la mayoría de los afganos.Empieza la cuenta atrás para salir de Afganistán

Cerca de 1.000 civiles esperan en el aeropuerto de la capital afgana para volar hacia otros países antes de que las fuerzas norteamericanas abandonen definitivamente el aeródromo, con el plazo autoimpuesto del 31 de agosto cada vez más cerca. EE. UU. y las fuerzas aliadas han rescatado a cerca de 113.500 personas en las últimas semanas, aunque decenas de miles de afganos que desean abandonar el país asiático tendrán que quedarse allí. ¿Qué opciones quedarán para aquellos que no puedan salir del país antes del 31 de agosto? Atrás, sin ninguna opción, quedan los afganos que han colaborado con los occidentales y que viven en las provincias rurales de Afganistán. Para ellos solo quedará una opción: huir por carretera y cruzar los pasos fronterizos controlados por los talibanes.

Día tras día las evacuaciones se vuelven cada vez más complicadas, miles de personas se agolpan en la entrada del aeropuerto con la única esperanza de poder abandonar el país, mientras que los talibanes anunciaron que sólo permitirían el acceso al aeropuerto de los extranjeros. Los talibanes aseguran que están preparados para hacerse cargo del aeropuerto con la ayuda de Turquía y Qatar, las únicas fuerzas extrajeras que operaran que operaran el aeropuerto tras las salida de los miembros de la OTAN. Mientras, los países de todo el mundo han tenido que adelantar los planes de evacuación de sus nacionales ante la caída de la capital en manos de los insurgentes en un período de tiempo que ninguna nación u organismo de inteligencia había vaticinado.  La historia parece repetirse en Afganistán. Veinte años después, Afganistán vuelve a enfrentarse a los mismos desafíos. Empieza la cuenta atrás para salir de Afganistán

Desde la irrupción en Kabul del grupo insurgente, más de 113.000 afganos han conseguido huir del país en aviones fletados por Estados Unidos y sus aliados, con la destacada intervención de España. Mientras, decenas de miles de personas dilatan aún su espera en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Kabul, aguardando un milagro ante la creciente escalada de tensión con los últimos atentados terroristas, llevados a cabo por la rama afgana del Daesh Provincia khorasán (ISIS-K, por sus siglas en inglés), una de las facciones más peligrosas que lucharon contra las fuerzas de la OTAN en las últimas dos décadas, así como contra los talibanes contra los que se han disputado el territorio, en particular en el oriente de Afganistán.

Estados Unidos lleva en máxima alerta desde que el jueves desde que un combatiente del ISIS-K hiciera detonar un chaleco con explosivos en una de las puertas de acceso al aeropuerto, donde miles de personas se aglomeraban con la esperanza de poder subirse a uno de los vuelos militares estadounidenses. Desde entonces, el Pentágono ha dicho que tiene información creíble sobre planes de grupos radicales para atentar contra sus soldados, ya sea usando un coche bomba, con cohetes o a través de un suicida con explosivos.Empieza la cuenta atrás para salir de Afganistán

Este clima de amenaza ha obligado a Washington a poner en marcha su maquinaria. La cúpula militar de Estados Unidos ha informado al presidente Joe Biden de que es “altamente probable” que se lleva a cabo otro atentado en Kabul en las próximas 24 o 36 horas. El presidente ha calificado la situación sobre el terreno de “extremadamente peligrosa” porque es “alto” el riesgo de que se repita un atentado similar como el que le costó la vida a casi 200 afganos y a 13 militares estadounidenses. 

Desde que tomaran Kabul, los talibanes han llevado a cabo una fuerte campaña mediática mediante la cual han tratado de mandar un mensaje de calma a la ciudadanía, así como a la comunidad internacional, mostrando una cara más moderada. Muchos analistas coinciden que se trata de una mera estrategia para conseguir legitimidad internacional y no verse de nuevo aislados, como ocurrió durante el Emirato de 1996-2001, que únicamente fueron reconocidos por Pakistán, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. Las peores previsiones para Afganistán indican que a pesar de la imagen renovada que quieren ofrecer los talibanes a la comunidad internacional, la realidad en el terreno es muy distinta, y que cuando las últimas tropas y personal extranjero abandonen el país la oscuridad y el terrorismo volverán a cernirse sobre el país centroasiático. 

atalayar.com

“Badri 313”: La unidad de élite talibán presente en Kabul

Alba Sanz

brigada-313-afganistan

AFP PHOTO / RTA TV  –   Miembros de las Fuerzas Especiales Badri 313

Los talibanes cuentan con una mejor preparación militar en comparación con los últimos 20 años. Entre sus innovaciones suscita preocupación las fuerzas especiales del Ejército talibán, la brigada “Badri 313” que estaría controlando ahora el aeropuerto de Kabul con el objetivo de proporcionar “seguridad”.

En un intento de mostrar su poder a nivel internacional, los talibanes han mostrado a través de sus redes sociales “su alta capacidad armamentística” y su disposición para entrar en combate. Así lo han reflejado tras difundir varias imágenes del batallón “Badri 313”, las fuerzas especiales del Ejército talibán que habrían jugado un papel primordial en la rápida conquista de los territorios afganos. En una de las imágenes aparecen los miembros talibanes de la unidad especial Bradi 313 izando su bandera con indumentaria y armamento de EE. UU. tal como lo hicieron los soldados estadounidenses en el monte Suribachi durante la batalla de Iwo Jima en 1945 en la II Guerra Mundial. 

taliban-iwo-jima
PHOTO/AP – En una foto de propaganda, se ve a miembros del Batallón Badri 313 izando una bandera talibán de forma similar a los seis marines estadounidenses que izaron la bandera de Estados Unidos en el monte Suribachi durante la batalla de Iwo Jima en 1945

El grupo Bradi 313 es un ala de las fuerzas especiales del Ejército talibán. El nombre de “Bradi” hace referencia a la batalla de Badr, una contienda sucedida hace más de 1.000 años en las que, según las escrituras islámicas, el profeta Mahoma habría conducido a 313 hombres a la victoria.

Estas fuerzas especiales contarían además con intereses que van más allá del campo de batalla. En este aspecto, el grupo 313 está estrechamente relacionado con la red Haqqani, una de las facciones destacadas del movimiento talibán considerada como grupo terrorista por parte de Estados Unidos. Esta unidad lleva promocionando sus unidades de fuerzas especiales desde noviembre del 2011, año en el que llevaron a cabo un ataque terrorista contra el Hotel Continental de Kabul. Además, ese mismo año “el Ejército de Badr” llevó a cabo por primera vez ataques suicidas y redadas en posiciones asociadas con Afganistán y sus aliados en 2011. 

brigada 313-taliban-elite-afganistan
AFP PHOTO / RTA T – Una captura de vídeo tomada de la televisión afgana RTA muestra imágenes de propaganda de las Fuerzas Especiales Badri 313 de los talibanes patrullando las calles en un lugar no identificado de Afganistán

Junto a esto, fueron conocidos por librar una campaña contra el Daesh entre los años 2017 y 2020, según ha señalado la agencia de noticias AFP. Esta formación militar sería relativamente nueva ya que apuntan que hace 20 años, “los talibanes no contaban con este tipo de sofisticación militar”.

Un funcionario estadounidense, consultado por Reuters, ha calculado que EEUU entregó armamento a las fuerzas afganas por una cantidad de aproximadamente 28.000 millones de dólares, y ahora “todo lo que no ha sido destruido está en manos de los talibanes”. En esta línea, las principales diferencias de esta unidad en comparación con los combatientes talibanes son que cuentan con equipamiento de camuflaje, chalecos antibalas y equipos militares blindados. 

presidencia-afganistan-palacio
AP/ZABI KARIMI – Combatientes talibanes toman el control del palacio presidencial afgano después de que el presidente Ashraf Ghani huyera del país, en Kabul, Afganistán, el domingo 15 de agosto de 2021

Los Haqqani han enfatizado en varias ocasiones que estas tropas están ideológicamente estrechamente alineadas con Al-Qaeda. En esta línea, uno de los grandes líderes de la red ha emitido su primer mensaje desde la toma de Kabul, afirmando “el final de la guerra” en Afganistán y garantizando “la seguridad” a sus ciudadanos. “Nosotros no prometimos un alto el fuego, prometimos el fin de la guerra y ya ha terminado, gracias a Dios”, ha concluido. Junto a esto, dos representantes de la red estarían asistiendo en Kabul a las negociaciones sobre el nuevo Gobierno.

Tras la toma de Kabul por parte de los insurgentes se ha informado que el Batallón Badri 313 ha sido desplegado para asegurar el Arg, es decir, el palacio presidencial en Kabul, además del aeropuerto de la capital. Junto a esto, cuentas de redes sociales vinculadas a los talibanes afirman que miembros del grupo Badri 313 se encontrarían proporcionando “seguridad” en el aeropuerto. Asimismo, se estima que el grupo ha sido responsable de algunos de los principales éxitos de los talibanes en el campo de batalla, además de haber ejecutado complejas operaciones de “martirio”. 

video-brigada 313-badrid
AFP PHOTO / RTA TV – Miembros de las Fuerzas Especiales Badri 313

A pesar de que sus fuerzas no son equiparables a las fuerzas especiales de Occidente, sus miembros “son más eficaces que los talibanes estándar” y “más que las tropas del Ejército nacional afgano estas últimas semanas”, declara un experto analista. En esta línea, el jefe de sección de terrorismo e insurrección de la revista Jane´s, Matt Henman, estima que esta brigada “reúne probablemente a algunos de los combatientes mejor formados y equipados”.

“Podemos pensar que hay un poco de sensacionalismo en la propaganda que la rodea”, señala, pero es “muy probable que Pakistán haya aportado como mínimo un embrión de formación”.

Por su parte, el periodista Bill Roggio ha recalcado que la unidad 313 representa “la combinación del entrenamiento militar de los talibanes durante años y los esfuerzos de la red Haqqani para profesionalizar la institución militar afgana”. “La guerra que libran no es para nada la que hicieron sus padres contra los rusos. Han aprendido en el terreno y son muy buenos a nivel técnico”, insiste.

“Vemos una profesionalización notable de los talibanes desde mediados de los años 2000”, confirma el profesor de Ciencias Políticas en la Universidad París, Guilles Dorronso. 

militares-internacionales-afganistan
PHOTO/Sgt. Jillian G. Hix/U.S. Army via AP – En esta imagen proporcionada por el Ejército de los Estados Unidos, paracaidistas asignados al Equipo de Combate de la 1ª Brigada de la 82ª División Aerotransportada realizan labores de seguridad 

En esta línea, en imágenes difundidas a través de redes sociales se han mostrado equipados con un equipo de alto nivel armamentístico que incluiría armas de guerra, material de seguridad, chalecos antibalas, pasamontañas, gafas de visión nocturna y radio táctica. Además, el arsenal militar estadounidense ha pasado a manos de los talibanes que, gracias a este conjunto, se encuentran fuertemente armados y con capacidad de frenar sublevaciones que puedan estallar en el país.

A medida que los insurgentes han ido ocupando ciudades afganas, los talibanes se han hecho con el control de un importante arsenal que cuenta con rifles de asalto, ametralladoras y otras armas de tecnología punta. Sólo en Kunduz, los talibanes consiguieron adquirir vehículos blindados antiminas, aviones no tripulados y Humvees, según informó el medio estadounidense The Indepent. Asimismo, el batallón 313 estaría equiparado con carabinas M4 y con Humvees, adquiridos de las fuerzas militares afganas que se rindieron sin oponer resistencia.

En su conjunto total, los talibanes dispondrían de más de un millón de piezas militares estadounidenses, más de 2.000 vehículos blindados, 40 vehículos, helicópteros de ataques y drones militares. 

atalayar.com

El Daesh reivindica los atentados del aereopuerto de Kabul

Alba Sanz

atentado-kabul

AFP/AKIL KOHSAR  –   Personal médico a un herido en una camilla para ser atendido después de dos explosiones, a las afueras del aeropuerto de Kabul el 26 de agosto de 2021

Dos ataques suicidas ejecutados a las afueras del aereopuerto de Kabul han dejado decenas de muertos, entre los que se encuentran menores de edad y al menos 150 heridos. De la cifra oficial, al menos 80 civiles afganos han muerto. 

El Daesh ha confirmado oficialmente estar detrás del ataque. Además, múltiples fuentes locales reportan que se han producido decenas de explosiones en distintos puntos de Kabul. Según informan desde la BBC, estos estallidos han sido provocados por fuerzas estadounidenses y afganas al detonar munición.

 Estos ataques, confirmados ahora como terroristas, se han llevado a cabo cinco días antes de la retirada total de las tropas internacionales del país afgano y, a pesar de los ataques terroristas perpetrados, Estados Unidos continúa firme en su decisión de retirar sus tropas de Afganistán

Desde el Pentágono informan que la primera explosión se produjo cerca de lo que se conoce como puerta Abbey, uno de los cuatro accesos principales al aereopuerto internacional de Kabul. Por otra parte, la segunda se habría producido en las inmediaciones del Hotel Baron, cerca del mismo lugar. 

atentado-aereopuerto-kabul
AP/WALI SABAWOON – El humo se eleva desde la explosión fuera del aeropuerto en Kabul, Afganistán, el jueves 26 de agosto de 2021.

Al menos 12 miembros del Ejército estadounidense han muerto en los atentados, entre los que se encuentran 11 infantes de marina y un médico de la Armada, según han informado varios funcionarios estadounidenses. Por otro lado, de acuerdo con el Ministerio de Defensa español, las tropas españolas desplegadas en la zona se encuentran a salvo.

Este estallido se produce después de una mañana de advertencias por parte del Gobierno estadounidense, además de otros países como Australia y Reino Unido. A lo largo de la mañana, diferentes países han informado que un ataque “altamente letal” podría perpetrarse en el aereopuerto de Kabul de “manera inmitente”, mientras las operaciones de evacuación de afganos continuaban ejecutándose. 

atentado-kabul
AFP/AKIL KOHSAR – Mujeres heridas llegan a un hospital después de dos explosiones, fuera del aeropuerto en Kabul el 26 de agosto de 2021

“Todos los colaboradores con las tropas internacionales son traidores para los talibán, son objetivos tanto militares como civiles”, informaba Pilar Requena desde la cadena 24 horas después de conocerse los ataques. Del mismo modo, estas palabras eran suscritas desde el mismo canal por el director del Orden Mundial, Fernando Arancon, quien ha afirmado que “llevábamos varios días escuchando algún tipo de ataque, ya sea cosa del Daesh o de alguna facción talibán, al final como han avisado, se ha acabado produciendo”.

“Francia ya va a evacuar a su embajador, miles de afganos se van a quedar tirados, a Estados Unidos no les va a dar tiempo a sacarlos a todos, si Estados Unidos acelera el ritmo de evacuación muchas más se van a quedar allí con todas las consecuencias, tanto con muertes, encarcelamientos y torturas“, afirmaba Arancón. “Están buscando una salida de Afganistán para poder salir”. 

atentado-kabul

“Reconocerlos seria lo último, ahora tenemos que ver como podemos evitar el mayor de los sufrimientos a la población afgana”, concluía Requena. En cuanto a la situación de las mujeres, la especialista afirma que “si las meten debajo de un burka y la condenan al silencio son victimas, y si son activistas feministas el objetivo de los talibán hacia ellas es doble”.

Por el momento, se espera que en las próximas horas se sucedan nuevos ataques terroristas. Con la ejecución de los últimos ataques, lo que era un rumor a voces se ha convertido en una realidad inminente que ha sembrado el caos en el país y ha conducido a Afganistán a un escenario desolador. 

atalayar.com

Afganistán, derivas y secuelas (III)

F. Javier Blasco

Afganistán (130)

En la mayoría de los conflictos en los que su protagonista principal es rebelde con la comunidad internacional, se suele proceder al cierre o cancelación de sus fuentes de financiación exterior, le niegan o retienen los créditos internacionales, suprimen los intercambios comerciales,  congelan las cuentas del país o de sus mandatarios incluso en los llamados paraísos fiscales y se intenta que ese acogotamiento económico comience a dar frutos lo más pronto posible, baje su cerrazón y se acerque a las exigencias y estándares internacionales ya que ningún país es capaz de sobrevivir de forma prolongada únicamente con sus propios recursos. 

Teoría interesante y bastante buena pero de difícil o hasta imposible aplicación cuando el país en cuestión -como es el caso de Afganistán- cuenta con apoyos abiertos o encubiertos de potencias poco ortodoxas o seguidoras a rajatabla de los acuerdos internacionales (China, Rusia, Irán, Arabia Saudí, Qatar y Paquistán entre otros); cuando genera productos muy codiciados y demandados en el exterior (drogas y tierras raras o Litio); en función de su situación geoestratégica y porque la memoria internacional suele ser bastante laxa y, una vez adoptada dicha decisión, paralelamente ya se está estudiando la salida al atolladero. No creo que el anunciado acogotamiento económico a Afganistán, dure mucho ni llegue a ser efectivo de verdad.    Afganistán (130)Mis experiencias profesionales como Jefe de la Sección de Cooperación Cívico Militar (CIMIC) en el Mando Regional Sur de la OTAN, me enseñaron la necesidad y el excelente resultado de realizar, antes y durante cualquier conflicto, los llamados Estudios de Área. Estudios, que proporcionan muchos datos sobre el país, su cultura, historia, religión, clima, tendencias políticas, lazos exteriores, fuerzas armadas, población y un largo etcétera. Datos, que por su valor incalculable, incluso son muy apreciados por la comunidad de inteligencia y sobre todo, a la hora de la toma de decisiones ante cualquier tipo de planeamiento operativo o acciones de mayor calado. 

Estoy seguro, de que tras veinte años en el terreno, ejecutando todo tipo de operaciones y con despliegues tan grandes y amplios, los hombres de inteligencia y los CIMIC norteamericanos y de la coalición habrán hecho bien su trabajo. Pero sin embargo, todo ha fallado como un castillo de naipes mal apoyado en su base; lo que indica que posiblemente sus informes no se tomaron en consideración, el Mando erróneamente los obvió o lo que me resulta mucho más peligroso y probable, fueron las autoridades civiles las que se empecinaron en hacer de su capa un sayo, sin tener en cuenta el valor y las consideraciones que se desprenden de dichos análisis militares.Afganistán (130)

Otro grave error, del que nunca se suele aprender, porque en pocos años he podido comprobar que se repite con demasiada frecuencia; cuestan miles de vidas, cientos o miles de millones a la sociedad, disminuyen el prestigio de las Organizaciones o Alianzas internacionales y engañan a un pueblo al que se usa y masacra cuantas veces sea preciso. 

Deberíamos considerar la obligatoriedad de hacer responder judicialmente a los dirigentes políticos ante tribunales internacionales cuando adoptan decisiones mal tomadas, de graves consecuencias o por hacerlo contra el criterio bien fundado de los verdaderamente preparados.     Afganistán (130)Si no hubiera ocurrido así, la definición, el seguimiento y la salida de la misión hubieran variado mucho. Estoy completamente convencido que en aquellos documentos habrían definido verdaderos planes de extracción y evacuación para evitar tener que recurrir al desastre de esta evacuación a marchas forzadas, sin plan alguno por la mayoría de los contingentes, que abandonaron el teatro a su aire sin considerarlos en absoluto. Para colmo de la vergüenza internacional está lo que presenciamos ayer cuando todo un G-7, con la potencia y capacidad económica, militar y de disuasión que tiene, no fue capaz de doblegar la voluntad de unos terroristas yihadistas de mantener el 31 de agosto como fecha límite de extracción y presencia extranjera.  

La respuesta de los talibanes era bien conocida y esperada, nadie se puede o debe sorprender, por lo que era fundamental tener unas listas completas y actualizadas y haber adelantado la extracción con orden, seguridad y concierto antes de que el caos se adueñara de Kabul y se enloqueciera la ciudad y sus gentes. Máxime cuando la mayor parte de los afganos a extraer no residen en Kabul.Afganistán (130)

Este conflicto pone de manifiesto, una vez más, que el eterno conflicto de prevalencia y posibilidades finales en la lucha entre las democracias contra las graves dictaduras y regímenes comunistas fuertemente arraigados no es sencillo y no se suele obtener fáciles y permanentes resultados. 

Imponer la democracia a base de cañonazos y soldados, a pesar de muchos años de insistir en un mismo territorio, no es muy factible y da paso a que los países en los que no convence plenamente, se sientan cada vez más capaces y seguros, porque saben que sus pensamientos, deseos y planteamientos no serán extirpados. Máxime cuando el CSNU está bloqueado por dos de ellos (China y Rusia). 

A la vista de todo desprestigio anterior y de los problemas que surgirán con la repartición de los refugiados, se puede afirmar que el mundo ha caído y que sus estructuras se resquebrajan o derrumban; ya nadie es capaz de nada, hemos quedado al albur de los caprichos de los terroristas y de sus zarpazos por doquier, a nada que se lo propongan.Afganistán (130)

China, país dictatorial y comunista, es el más claro ejemplo de dicha realidad; ha crecido mucho como país y potencia económica y militar y cada vez se orienta y acerca más a llegar a constituirse, en breve, en el relevo natural de EEUU en el liderazgo mundial. 

Potencias como Rusia, Turquía, Irán, Pakistán y Arabia Saudí entre otras muchas más, vienen comprando y siguiendo su idea y tratan de recobrar esplendores pasados, por lo que cada vez se encuentran más lejos de adoptar regímenes democráticos o están más cerca de abandonarlos definitivamente, si es que algún día los hubieran adoptado.Afganistán (130)

No es que la idea del repliegue militar estadounidense sea un reciente invento del presidente Biden; ya con Obama hemos ido escuchando y viendo diversos planes de abandono de misiones, territorios, aliados y población civil en varias zonas y países en conflicto a pesar de haber formado parte de sus alianzas bilaterales o haberlos usado como fuerza de choque o carne de cañón en combates contra fuerzas superiores o muy crueles a la hora de luchar. Está claro que EEUU y sus gentes están hartos de ser siempre los que ponen la mayor parte de los esfuerzos económicos, militares y el número de bajas en todos los conflictos en los que intervienen (propios o adquiridos). 

Pero no es menos cierto que, ese es el canon que un país debe pagar por mantener su liderazgo mundial; como también lo es, el hecho de que hoy en día la importancia geoestratégica de las diferentes partes del mundo, sus recursos energéticos o la necesidad de mantener alineados a determinados países varía a mayor velocidad que antaño. Todo cambia rápidamente y entre estos cambios se encuentran las nuevas prioridades de EEUU a la hora de prestar una mayor atención o dedicarles importantes recursos.  Afganistán (130)

Tras los últimos abandonos yanquis en los últimos años, incluido Afganistán, cabría hacerse la siguiente pregunta ¿hacia dónde va u orienta sus esfuerzos EEUU? Las respuestas vienen siendo varias y todas ellas exigen muchos recursos para ser cubiertas con garantías de éxito. 

Se habla de que el cambio climático propiciará en breve que el Ártico sea prácticamente navegable todo el año lo que acortará en mucho las vías de comunicación entre continentes y que se puedan extraer sus muchos recursos bajo las aguas o los hielos de hoy en día; situación en la que también están muy interesados China y Rusia.

Otra gran aspiración es la dotación de recursos económicos y humanos a las recientemente creadas fuerzas aeroespaciales, en liza con otras fuerzas similares rusas, chinas y hasta de la India. Todos los países se esfuerzan en llegar a ser los primeros en dominar el espectro espacial por entender que quien lo consiga, dominará el mundo.

Nadie es ajeno a pensar en la necesidad de controlar el amplio territorio Asia-Pacífico donde China lleva años invirtiendo mucho para la creación de islas artificiales y aumentar exponencialmente su capacidad aeronaval con posibilidad de basarse en ellas para controlar las aguas del Mar de China Meridional. Situación, que pone en peligro a varios aliados de EEUU en la zona como Corea del Sur y Japón; así como las relaciones con la India, que también está por la labor de aumentar su capacidad militar grandemente. 

Afganistán (130)Por último, pero no menos importante, EEUU ve que su patio trasero, Centro y Sudamérica se está convirtiendo en un gallinero alborotado, con gobiernos populistas de corte comunista bolivariano que van creciendo y se sustentan en países estratégicos por los carburantes, la droga, la masiva emigración y en servir de negocio y cobijo a enemigos tradicionales como China, Rusia e Irán. Por lo que es de esperar que pronto tenga que dedicar una mayor atención y esfuerzos a la zona que hasta la fecha. Posiblemente, Biden se sentía el hombre más feliz del mundo hasta hace muy pocos días; los ecos vocingleros de Trump aunque insistentes se iban apagando poco a poco; la vacunación de sus ciudadanos progresaba a pasos agigantados; el índice de mortandad por el virus descendía; la economía en proceso de mantenimiento o recuperación y en breve iba a celebrar como un gran triunfo el 20º aniversario del 11-S cómo una misión cumplida, el repliegue de Afganistán completado y todos a salvo en casa. 

La falta de previsión a los más altos niveles, la precipitación por la proximidad de dicha fecha, el exceso de confianza en sus falsos o interesados informes de inteligencia y la rigidez negociadora de los talibanes para no facilitar la extracción de colaboradores, han hecho que la imagen de EEUU tanto a nivel mundial como internamente haya caído por los suelos. Rusia y China están celebrando este fracaso y esperan mayores acontecimientos y el momento para echárselo en cara. 

EEUU es un país algo más serio y diferente al resto, por lo que los errores de sus presidentes y otros altos dirigentes civiles y militares se estudian con luz y taquígrafos en el Senado y en los tribunales de Justicia; por ello, pronto veremos movimientos en dicha dirección. La Vicepresidenta Kamala Harris, que vivía apaciblemente a la sombra del anciano Joe a la espera de su oportunidad para sucederle pacíficamente, empieza a poner sus barbas a remojar porque puede saltar a la arena mucho antes de lo esperado. En pocas palabras, Afganistán puede fácilmente haberse convertido en la tumba de EEUU en general y de Biden en particular. 

Afganistán (130)La situación en la que dejamos el país tras la desastrosa espantada es de auténtico caos aún a pesar de los esfuerzos propagandísticos talibanes por esconder la realidad y reprimirse mientras aún queden algunos medios, cámaras y móviles que puedan grabar sus abusos y atrocidades. Doy por seguro que cuando desaparezcan los medios libres y las comunicaciones vía internet y telefonía móvil queden bajo el absoluto control  de los talibanes, la situación cambiará mucho y se podrá asegurar que la guerra civil en Afganistán puede llegar a ser inevitable; en la que gracias al armamento que se les ha “transferido” a los talibanes, el resto de afganos, llevará la peor parte.

Con esto doy por terminado, de momento, un documento que ha pretendido analizar, de modo previo y sin muchos datos todavía, las posibles derivas y secuelas de la crisis en Afganistán. Sé que pasado un tiempo volveré a escribir sobre el tema porque habrá más secuelas; aunque mucho me temo, que la sociedad lo habrá casi olvidado y ya no interesará grandemente a pesar de las muchas bajas y masacres que se han producido y producirán allí sobre los no evacuados, simplemente por ser familiar de alguien que trabajó como personal auxiliar de los “diablos extranjeros” que hace veinte años osaron invadir su tierra o por no aceptar sus preceptos religiosos. 

Pero, no quisiera cerrarlo sin honrar a los militares y al personal auxiliar que han dejado generosamente sus vidas allí o por el camino (algunos han estado bajo mis órdenes directas). Personas, que fueron enviados a su muerte por forzadas o extrañas razones de inexpertos gobernantes; y también reprochar a los políticos que aún siguen actuando ciegamente o que aprovechan la amargura de las situaciones para hacerse fotos de portada y darse auto propaganda con mendaces declaraciones, tales y como esta que se me ha quedado grabada “En España estamos a las duras y a las maduras”.

atalayar.com

Argelia y Marruecos: la fractura en el tablero norteafricano

Alba Sanz

primer-ministro-argelino

AFP/ RYAD KRAMDI  –   Abdelaziz Djerad, primer ministro argelino

Argelia anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Marruecos, una confirmación que llevaba gestándose desde hace unos meses por parte de Argelia y que impresionó a un Marruecos que se había mostrado conciliador y fraternal en la construcción de futuras relaciones con su vecino. En el discurso pronunciado por el rey marroquí, Mohamed VI, con motivo del Día del Trono, el monarca se había mostrado esperanzador afirmando querer “trabajar juntos, en el plazo más próximo que estime oportuno, para desarrollar la fraternidad en las relaciones que nuestros pueblos han construido a través de años de lucha común”.

Sin embargo, Argelia ha tomado, de manera unilateral, la decisión de romper relaciones diplomáticas con Marruecos acusando a Rabat de “incitar y violar el buen tratado de vecindad”. En este aspecto, el ministro de Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra, afirmó en una rueda de prensa que las autoridades marroquíes “han dado un paso a las fuerzas militares extranjeras en el Magreb” y que “las acciones hostiles de Marruecos incluyen la cooperación con las organizaciones terroristas MPAK y Rashad en Argelia”. 

rey-marruecos-mohammed vi
AFP PHOTO / FUENTE / PALACIO REAL DE MARRUECOS – El rey marroquí Mohammed VI, junto a su hermano el príncipe Moulay Rachid (R) y su hijo el príncipe heredero Moulay Hassan (L), pronuncia un discurso para conmemorar el  aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo, en la ciudad de al-Hoceima.

Tras el anuncio de la disolución, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos anunció en un comunicado “haber tomado nota de la decisión unilateral tomada por las autoridades argelinas de romper las relaciones diplomáticas con Marruecos”. A esto, desde la cartera añadieron que es una “decisión completamente injustificada y esperada a la luz de la lógica de la escalada observada en las últimas semanas, así como su impacto en el pueblo argelino”. Añade que el reino “rechaza categóricamente los pretextos falsos e incluso absurdos detrás de la decisión”.

A esto agrega que, “el reino de Marruecos sigue siendo un socio confiable y leal del pueblo argelino, y continúa trabajando con sabiduría y responsabilidad para el desarrollo de relaciones magrebíes saludables y fructíferas”. 

Aun así, estas desavenencias no son novedosas entre los dos países magrebíes. Desde la independencia de los dos Estados, ambos intereses han chocado por el control de territorios ricos en minerales, hidrocarburos y petróleo. Estas aspiraciones, junto con los posteriores deseos por parte de Marruecos en lo referente al Sáhara Occidental, han conducido a una serie de conflictos bélicos protagonizados por ambos. No fue hasta la llegada al poder de Mohamed VI y de Bouteflika, en Marruecos y Argelia respectivamente, que el ámbito internacional esperaba un nuevo proceso diplomático esperanzador. Sin embargo, los desencuentros se han ido produciendo de manera repetida en las últimas décadas, caracterizándose así por adoptar unas relaciones de calma tensa.

No obstante, el ministro argelino, aclaró que “a pesar de las grandes heridas causadas por ese enfrentamiento armado, Argelia se ha esforzado por establecer relaciones normales con el vecino marroquí como es el caso del Tratado de Hermandad, Buena Vecindad, la cooperación y la demarcación de la frontera”. El comunicado de la presidencia argelina expresó que “debido a las repetidas acciones hostiles de Marruecos contra Argelia”, se decidió “reconsiderar las relaciones entre los dos países e intensificar el control de seguridad en las fronteras occidentales”. 

banderas-argelia-marruecos
AFP/FADEL SENNA – Banderas marroquíes y argelinas en Saïdia, en la frontera entre los dos países

En este término, Marruecos se distanció de la estrategia de su país vecino para apostar por la construcción de relaciones con Occidente mientras que Argelia tomo un rumbo diferente y continuó con una política exteriores enfocándose en los países orientales.

En los últimos meses, la desavenencia entre los dos países se venía anunciando en las diferentes declaraciones emitidas por el Ejecutivo argelino. En el comunicado, Argelia volvía a recordar el apoyo brindado por parte del embajador marroquí en la ONU a la autodeterminación de lo que calificó como “el valiente pueblo Cabilia”. Estas declaraciones propiciaron que Argelia retirase su embajador en Rabat para consultas y señaló que no descartaba “tomar otras medidas según el desarrollo del caso, en el contexto de las declaraciones”.

La región de Cabilia, situada al norte de Argelia y con una población de mayoría bereber ha sostenido importantes reivindicaciones de autonomía que Argelia no respalda. Asimismo, la adopción de posturas por parte del MPAK cada vez más cercanas a las ideologías independentistas han llevado al nuevo Gobierno de Tebboune a calificarlo como “organizaciones terroristas”, en mayo de 2021, por la realización de “actos hostiles y subversivos”. 

gasoducto-argelia-marruecos
AFP/ RYAD KRAMDI – Fotogrfia de archivo, soldados argelinos hacen guardia en el complejo de gas de Tiguentourine, en In Amenas, a unos 1.600 kilómetros al sureste de la capital

Junto a esto, recientemente Argelia comunicó que no renovarían en octubre el contrato del gasoducto GME que transita por Marruecos, lo que supone que Argelia solo proveería a España de gas a través del gaseoducto Megdaz, gracias a una nueva ruta inaugurada en mayo.

La ruptura de relaciones por parte de Argelia no supone nada novedoso en términos históricos entre ambos países. La confirmación del quebrantamiento evidencia la fragilidad y la tensión que mantienen los países magrebíes por convertirse en la potencia hegemónica del Magreb y que hacen que esta región se mantenga desunida para inconveniente de sus ciudadanos que, como consecuencia de estas discordias, sufrirán las consecuencias diplomáticas y lo que ello supone en términos de no cooperación. 

atalayar.com

Mueren en un atentado en Mali 13 miembros del GAR-SI, la unidad que entrena la Guardia Civil

Agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil junto con agentes de la Gendarmería Nacional Senegalesa, dentro mdel proyecto GAR-SIFOTO: MINISTERIO DEL INTERIOR

J.M. ZULOAGA ACTUALIZACIÓN.22-08-2021 | 21:25 Hhttps://3ec15edff5d78c6f8432dc266de401e3.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

Trece miembros malienses del GAR-SI, la unidad que entrena la Guardia Civil, han sido asesinados hoy en un atentado perpetrado en ese país, en la zona de Hombori, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas. Otros 20 agentes han resultado heridos.

La unidad realizaba una operación conjunta con las Fuerzas Especiales (”Boinas Rojas”) para combatir a las células yihadistas que se mueven por la zona. De momento, no hay más detalles de lo ocurrido y si los autores de la emboscada pertenecen al EIGS del Estado Islámico o al JNIM de Al Qaeda.

El objetivo general del proyecto GAR-SI es la cooperación para garantizar la estabilidad en la zona. El proyecto se inició en marzo de 2017 con la constitución del equipo de dirección y el despliegue progresivo de los coordinadores en dos fases y diferentes etapas. En la primera fase, se crearon siete unidades, compuestas por un total de 818 gendarmes y. en la segunda, otros 916.https://3ec15edff5d78c6f8432dc266de401e3.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

La propuesta de formación que desarrolla la Guardia Civil consiste en la creación de unidades tipo compañía, integradas por miembros de las fuerzas de seguridad locales con estatuto militar, para el control del territorio y la lucha contra la criminalidad organizada, incluido el terrorismo.

Estas unidades disponen de la autonomía necesaria para desarrollar sus misiones. Para poder realizar sus funciones reciben adiestramiento especial en la lucha contra la delincuencia peligrosa, pero también en protección de la naturaleza, policía judicial e inteligencia, incluyendo además un módulo específico de derechos humanos, género y tráficos ilícitos.

Los Grupos de Acción Rápida Vigilancia e Intervención (GAR-SI) surgen sobre el modelo del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil. Esta Unidad fue creada en España a principios de los años 80 con el fin de hacer frente a la amenaza terrorista y garantizar el control efectivo del estado sobre el territorio.

larazon.es

Rusia muestra el vigor de su industria militar a una semana de la caída de Kabul

Juan Pons

Foto1RusiaSalonArmy21PutinCreKalashnikov.

PHOTO/Kalashnikov  –   Como ex oficial de la KGB, Vladimir Putin es un firme impulsor del Foro Técnico-Militar Internacional Army, la mayor exhibición de sistemas de armas y material de defensa del complejo industrial-militar de la Federación de Rusia

Las consecuencias y temores de la caída de Kabul y de prácticamente todo Afganistán en manos talibanes todavía están presentes en el mundo entero cuando el presidente Vladimir Putin tiene previsto inaugurar hoy domingo, 22 de agosto, la séptima edición del Foro Técnico-Militar Internacional Army 2021, la mayor exhibición estática y dinámica de sistemas de armas y material de defensa del complejo industrial-militar aeroterrestre y naval de la Federación de Rusia.

Aunque parezca lo contrario, el Kremlin no ha aprovechado la crisis de confianza mundial en Estados Unidos provocada por su salida de Afganistán para montar con urgencia un espectáculo en el que mostrar su hegemonía militar y tomar ya el relevo de Washington. Es una coincidencia que los yihadistas tomaran de control de Kabul y una semana más tarde Vladimir Putin vaya a inaugurar Army 2021. Es razonable pensar que contará con un mayor número de visitas de delegaciones oficiales extranjeras y de profesionales llegados de todas partes del mundo, incluso es muy posible que incluso delegados de los nuevos dirigentes talibanes de Afganistán.

Foto2RusiaSalonArmy21ArmCreRusiaMinDef
PHOTO/MDE Rusia – Es una gigantesca muestra montada de forma simultánea en tres localizaciones: el parque temático militar Patriot, la base aérea de Kúbinka y el Polígono de Adiestramiento Militar de Alabino, todos en las proximidades de Moscú

Army 2021 es un evento anual que en el año en curso toma el relevo de la Feria Internacional de la Industria de Defensa de Turquía (IDEF), inaugurada en Estambul el 17 de agosto por el presidente Recep Tayyip Erdogan y clausurada el pasado viernes. Pero resulta conveniente precisar la concepción de Army no es el de una feria convencional, con una parte expositiva y un programa paralelo de presentaciones conferencias y seminarios.

Es una gigantesca exhibición multidisciplinar montada de forma simultánea en diferentes grandes localizaciones por el ministerio de Defensa ruso, con el que se pretende poner de manifiesto mediante despliegues reales cerca de medio centenar de exposiciones temáticas la enorme variedad, potencial y capacidades de los sistemas de defensa que ofrece la industria nacional, en especial en robótica y armas no letales.

Foto3RusiaSalonArmy21Naval25Jul2021CreKremlin
PHOTO/Kremlin – Es la primera vez que está presente la crítica industria naval rusa para ofertar sus buques de superficie y submarino a sus aliados, que se muestran en modelos a escala y presentaciones a gran tamaño. Es una reiterada demanda del Jefe de la Armada, el almirante Nikolay A. Yevmenov, a la derecha

Por primera vez participa la industria naval

Todo lo anterior en los dominios terrestre, naval, aéreo, espacial y ciberespacial, en el plano de la logística de combate, la sanidad en operaciones e incluso de la construcción de bases e instalaciones con fines militares. Su objetivo último es evidente: incrementar las ventas de sistemas de armas rusos al exterior y la cooperación industrial y logística en el marco de la defensa, lo que repercute en una mayor influencia de Rusia a escala global.

Army 2021 también abarca el componente de la investigación, desarrollo e innovación en defensa y el orientado a plasmar la diversificación de la industria estatal y privada rusa hacia proyectos de Estado o de interés nacional. En último caso, a encaminar las estructuras industriales bélicas hacia un proceso de transformación.

Foto4RusiaSalonArmy21JuegosTanquesCreRusiaMinDef
PHOTO/MDE Rusia – Al concluir Army 21, del 28 de agosto al 4 de septiembre se celebrarán en Rusia y otros países los Juegos Internacionales del Ejército, 34 competiciones militares entre aliados de Moscú equipados con armamento ruso

La enorme exhibición tendrá lugar hasta el 28 de agosto en Patriot, un parque temático militar dotado de pabellones y auditorios a cubierto y de amplias superficies al aire libre, a la vez que en la cercana base aérea de Kúbinka, ambos situados a unos 60 kilómetros al oeste de Moscú.

En los dos lugares se celebrará un extenso programa de presentaciones, foros y seminarios para mostrar las más recientes novedades en armamento inteligente, tecnologías emergentes, nuevos proyectos logísticos y sistemas de armas ligeras y pesadas para las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Uno de las novedades es la participación por vez primera de la industria naval rusa, una demanda del jefe de la Armada, el almirante Nikolay A. Yevmenov.

Foto5RusiaSalonArmyDesfile21CreKremlin
PHOTO/Kremlin – El ministerio de Defensa que dirige el general Serguei Shoigu (al fondo) confía en que alrededor de 100 delegaciones extranjeras acudan a conocer la oferta de 1.500 expositores de 15 países, en su mayor parte compañías rusas pero también de Bielorrusia, Brasil, India, Kazajistán, Pakistán… 

Las espectaculares pruebas dinámicas para mostrar a las autoridades nacionales y extranjeras las grandes posibilidades de maniobra y tiro de los nuevos robots terrestres, carros y vehículos de combate en servicio del Ejército ruso, así como de las nuevas versiones desarrolladas por su industria, tendrán lugar en las pistas del Polígono de Adiestramiento Militar de Alabino, próximo a los escenarios anteriores. En total, Army 2021 se desarrollará en casi medio millón de metros cuadrados a la intemperie y otros 65.000 en espacios cubiertos.Después los Juegos Internacionales del Ejército

El ministro de Defensa, el general Serguei Shoigu, confía en que se cumplan las previsiones de contar con la asistencia de entre 97 y 115 delegaciones oficiales presididas por ministros y altos mandos militares y policiales, que tendrán la oportunidad de conocer las oferta de alrededor de 1.500 expositores de 15 países, en su mayor parte compañías rusas pero también de naciones como Bielorrusia, Brasil, India, Kazajistán y Pakistán.

Foto6RusiaSalonArmy21CreRostec
PHOTO/Rostec – El objetivo último de Army 2021 es aumentar las ventas de sistemas de armas rusos al exterior e impulsar la cooperación industrial y logística en el marco de la defensa, lo que repercute en la influencia de Rusia a escala global

Las previsiones del ministerio de Defensa ruso son que a lo largo del evento sus organizaciones de adquisiciones suscriban 45 contratos por un valor de 6.800 millones de dólares. No ha trascendido a que se destinarán pero se sabe que algunos de ellos son para la adquisición y modernización de cazas, aviones de transporte y entrenadores, la construcción de dragaminas y corbetas y también para misiles.

En el plano de las exhibiciones dinámicas, entre las demostraciones programadas figuran simulaciones de rescate bajo fuego real y también ejercicios de fuego con munición real a cargo de carros de combate, vehículos de todo tipo y tropas a pie. Army 2021 será seguido del 28 de agosto al 4 de septiembre por los llamados Juegos Internacionales del Ejército, un conjunto de 34 competiciones militares con aliados del Kremlin dotados con armamento ruso. 

Foto7RusiaSalonArmy20CreCaspianNews
PHOTO/Caspian News – Los recientes acontecimientos en Afganistán propician que Army 2021 cuente con un mayor número de visitas de delegaciones de terceros países y de profesionales llegados de todas partes del mundo. Incluso es posible que también de enviados de los nuevos dirigentes de Kabul

Según la organización, en las pruebas toman parte 7.000 militares. Son ejercicios clasificatorios de, por ejemplo, tiro y movimiento de carros de combate T-72, desembarco naval, fuego de precisión de morteros, buceo en profundidad y disparos de tiradores selectos y habilidades de maestros armeros, que deben desmontar y montar contra reloj obuses D-30, ametralladoras PKM y fusiles de asalto AK-74M.

De las 34 pruebas, dieciséis se practicarán en Rusia; tres en Bielorrusia, China e Irán; dos en Kazajistán, Mongolia, Uzbekistán y Vietnam; y una en Argelia, Armenia, Serbia y Catar. En ellas participarán unos 260 equipos de los países citados, también de Venezuela y, por primera vez de Brasil, Burkina Faso, Camerún, Chipre, Malasia y Suazilandia.

atalayar.com

Persecución de los musulmanes ahmadis

Qamar Fazal

Atalayar_familia veterinario ahmadi sesinado en Lahore

La comunidad internacional debe prestar atención a la persecución de los musulmanes ahmadis en todo el mundo.

El 13 de julio de 2021, los expertos en derechos humanos de la ONU expresaron su profunda preocupación por la falta de atención a las graves violaciones de derechos humanos perpetradas contra la Comunidad Musulmana Ahmadía en todo el mundo y pidieron a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos para poner fin a la persecución en curso de los musulmanes ahmadis.

“Es de suma importancia arrojar luz sobre las persistentes violaciones de los derechos humanos y los crecientes actos de discriminación contra los musulmanes ahmadis en todo el mundo, lo que nos preocupa profundamente”, dijeron los expertos.

“Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que esté alerta y emprenda acciones coordinadas para responder a las violaciones con las que se confrontan los musulmanes ahmadis en todo el mundo, particularmente en los países donde sus vidas corren mayor riesgo”.

Si bien los áhmadis constituyen una comunidad religiosa mundial con una rica historia y decenas de millones de miembros, hemos recibido, durante más de 15 años, informes de intolerancia religiosa, discriminación y violencia perpetrados contra esta comunidad por funcionarios estatales y actores no estatales en varios países, incluidos Argelia, Bangladesh, Egipto, Indonesia, Irán, Malasia, Pakistán y Sri Lanka.

En nuestra calidad de titulares de mandatos de Procedimientos Especiales, hemos intervenido con los gobiernos interesados y hemos fortalecido la conciencia de la comunidad internacional sobre la terrible situación en la que se encuentran los ahmadis y hemos expresado serias preocupaciones por el abanico de violaciones de derechos humanos que sufren. Esas violaciones no se limitan a los contextos institucionales y legales discriminatorios existentes, sino que también se extienden a actos y campañas coordinadas de discriminación, estigmatización y agresión flagrante contra su identidad, existencia cultural, social y política, a menudo sobre la base de una percepción percibida y políticamente instrumentalizada de desacuerdo doctrinal en torno al Islam, y el arraigado prejuicio de que no deben ser considerados como “verdaderos musulmanes”.

Observamos con preocupación la existencia de leyes y reglamentos que promueven e institucionalizan el predominio de las comunidades étnico-religiosas mayoritarias sobre las minorías y la promoción de ciertas religiones y creencias sobre otras. Dichos marcos institucionales y jurídicos imponen obstáculos importantes al disfrute de los derechos de las personas pertenecientes a minorías, incluido el principio de no discriminación, los derechos a la libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencias, la libertad de opinión y expresión, así como derechos culturales y socioeconómicos garantizados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, incluidas las disposiciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), la Declaración de la ONU de 1981 sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación basadas en la religión o las convicciones y la Declaración de las Naciones Unidas de 1992 sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas.

De particular preocupación son las disposiciones constitucionales, ordenanzas especiales, decretos ministeriales o edictos religiosos que estigmatizan y discriminan a la comunidad ahmadí en países como Indonesia y Pakistán, y que prohíben a los ahmadíes identificarse como musulmanes, expresar libremente sus creencias, practicar su fe, y de participar efectivamente en la vida pública. A los ahmadis a menudo se les niega el acceso al empleo en el servicio público por motivos religiosos y son particularmente vulnerables a las violaciones de las leyes sobre delitos relacionados con la religión (leyes sobre la blasfemia). También son objeto de leyes que regulan las nuevas tecnologías y las plataformas de redes sociales, con el objetivo de suprimir sus opiniones y creencias disidentes, mejorar el control de sus comunidades minoritarias y aumentar aún más su persecución a través de campañas coordinadas de odio en línea y, en ciertos casos, actos coordinados en línea de castigo colectivo.

Además, observamos con grave preocupación la aplicación de reglamentos discriminatorios que parecen tener como objetivo negar las libertades fundamentales de los ahmadis como ciudadanos, incluidos, entre otros, su derecho al voto y su acceso a los documentos de identificación, así como la imposición de obstáculos administrativos en el disfrute de su derecho de formar y mantener asociaciones.

Además de los marcos legislativos y políticos discriminatorios, los musulmanes ahmadíes a menudo han sido objeto de discriminación, exclusión, campañas de odio y violencia, incluidos arrestos y detenciones arbitrarias, ataques verbales y físicos en la esfera pública, así como ataques contra sus lugares culturales y lugares de adoración. Las mujeres ahmadis se ven particularmente afectadas, ya que se enfrentan al acoso y la discriminación debido a su atuendo tradicional ahmadi distintivo, que las hace inmediatamente reconocibles, mientras que a los niños y jóvenes ahmadis a menudo se les niega la admisión a escuelas e instituciones de educación superior debido a su fe, y sufren intimidación y acoso constantemente, lo que los obliga a abandonar e interrumpir sus estudios. Los informes también indican que los ahmadis siguen siendo retratados de forma negativa en los libros de texto escolares, mientras que las instituciones educativas ahmadíes a menudo son confiscadas y clausuradas administrativamente por las autoridades estatales.

Además, el reciente brote pandémico ha exacerbado la intolerancia religiosa y la discriminación existentes contra las comunidades minoritarias y los grupos vulnerables en todo el mundo, incluidos los áhmadis, que se han visto particularmente afectados por el aumento de la incitación al odio y la estigmatización, y la propagación de la desinformación, haciéndolos responsables de el desarrollo y propagación del virus COVID-19.

Recordamos las normas internacionales sobre no discriminación y prohibición de cualquier apología del odio nacional, racial o religioso que constituya una incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia. También llamamos la atención sobre la interpretación autorizada del artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que prevé la protección y promoción de todos los derechos en virtud del Pacto, incluido el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencias (artículo 18) y los derechos de las minorías protegidas en virtud del artículo 27, incluso en los casos en que una determinada religión sea reconocida como religión de Estado, o se establezca como oficial o tradicional, o sus seguidores constituyan la mayoría de la población. La protección, promoción y cumplimiento de los derechos humanos de los seguidores de cualquier religión o creencia no depende del reconocimiento oficial de dicha religión o creencia. Al mismo tiempo, la institucionalización y el reconocimiento oficial de determinadas creencias o religiones no deben en ningún caso convertirse en motivo o base de discriminación de ningún tipo contra los seguidores de otras creencias o religiones.

Instamos encarecidamente a todos los Estados a:

  • Derogar todas las leyes que discriminen a los musulmanes ahmadis, incluidas las leyes que restringen su derecho a la libertad de pensamiento, conciencia, religión y creencias, opinión y expresión, fuera de línea y en línea, y modificarlas de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos;
  • En particular, derogar todas las leyes sobre blasfemia o al menos modificarlas de conformidad con los estrictos requisitos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y sus artículos 2, 19 y 26;
  • Fortalecer las respuestas legislativas e institucionales para abordar eficazmente el discurso de odio y la incitación al odio nacional, racial o religioso, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos establecidas e integrando la orientación proporcionada en el Plan de Acción de Rabat;
  • Asegurar la participación equitativa y efectiva de los áhmadis en la vida pública y en los procesos de toma de decisiones que los afecten, incluso garantizando su representación política y el libre ejercicio de su derecho al voto; garantizando su acceso al empleo y servicios públicos de cualquier tipo, y protegiendo su derecho a formar y mantener sus asociaciones y organizaciones;
  • Abordar las formas múltiples e interrelacionadas de violencia y discriminación que sufren las mujeres, los niños y los refugiados ahmadis;
  • Anular cualquier prohibición de las publicaciones ahmadíes y garantizar que los ahmadis disfruten plenamente de su derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas, incluso a través de cualquier medio de su elección;
  • Proteger y salvaguardar los lugares culturales y de culto ahmadis contra ataques y profanaciones;
  • Eliminar la discriminación y la exclusión de los niños ahmadis en la educación y la formación profesional; adoptar medidas legislativas y políticas adecuadas para abordar la violencia física y psicológica y el acoso dentro y fuera de las instalaciones escolares; y revisar y enmendar los planes de estudio y los libros de texto nacionales para eliminar las referencias perjudiciales que perpetran el estigma contra las minorías, y con el objetivo de fortalecer la educación en derechos humanos y promover la comprensión y el diálogo interreligiosos e interculturales.
  • Garantizar la rendición de cuentas y enjuiciar a todos los responsables de violaciones y ataques contra los áhmadis y otras minorías, y diseñar e implementar programas de sensibilización y capacitación en derechos humanos para todas las instituciones estatales y funcionarios públicos pertinentes, con la participación activa de las comunidades ahmadíes, así como de líderes religiosos que representan diferentes religiones.

atalayar.com

Las potencias económicas miran con ambición los recursos naturales de Afganistán, ahora bajo el control de los talibanes

Margarita Arredondas

atalayar_ Mineros afganos en una mina en el distrito de Ruyi Du Ab de la provincia de Samangan

AFP/FARSHAD USYAN  –   Mineros afganos en una mina en el distrito de Ruyi Du Ab de la provincia de Samangan

Bajo la tierra de Afganistán se esconden importantes y valiosos recursos naturales como hierro, cobre, cromo, zinc, plomo o mármol. Asimismo, existe una gran cantidad de piedras preciosas y materiales clave para la tecnología, como el litio o el cobalto. Por otra parte, en la zona norte hay reservas de petróleo y gas natural.

En 2020 se estimaba que el 90% de los afganos vivía por debajo del umbral de la pobreza. En un último informe del Banco Mundial, se describió la economía afgana como “frágil y dependiente de ayuda”. Sin embargo, los recursos naturales del país podrían impulsar su economía y por tanto mejorar la situación social. Tal y como revelaron en 2010 militares y geólogos estadounidenses, los minerales podrían tener un valor de 1 billón de dólares. Otro informe realizado por el Gobierno afgano en 2017 estimó que toda la riqueza mineral, incluyendo los combustibles fósiles, tendría un valor de 3 billones de dólares“Nuestro país podría ser más rico si le ayudan a explotar los minerales”, declaró el expresidente Hamid Karzai en 2010. 

La fama de los recursos naturales afganos viene de lejos. En el siglo XIX se realizaron las primeras exploraciones y en 1930 ya se habían registrado 571 yacimientos, tal y como informa el medio ruso RT. Las tropas soviéticas también participaron en las investigaciones, descubriendo un tipo de cobre de calidad superior en Aynak.

atalayar_recursos naturales afganistan
REUTERS/OMAR SOBHANI – Un helicóptero estadounidense vuela cerca de la mina de oro en Nor Aaba, provincia de Takhar, Afganistán

A pesar del gran potencial que presenta Afganistán, los años de guerra e inestabilidad han dificultado que los minerales y recursos se exploten y se gestionen de una manera apropiada. Además, algunos de los conflictos internos del país se han acentuado por este gran tesoro mineral. “Las disputas sobre la gestión de recursos naturales como la tierra, el agua, la madera, los minerales y las drogan sustentan e impulsan muchos de estos conflictos y, a menudo, sirven para exacerbar divisiones étnicas, políticas y regionales existentes”, advierte Naciones Unidas. Por el contrario, si Afganistán lograse la estabilidad y comenzase a explotar correctamente sus recursos naturales, podría convertirse en uno de los países más ricos de la zona en tan solo una década, tal y como señaló Said Mirzad, del Servicio Geológico de Estados Unidos a la revista Science en 2010. China, un actor económico clave en el futuro de Afganistán 

Sin embargo, los problemas de seguridad y la falta de infraestructura han impedido que se extraigan de una forma correcta estos recursos. El futuro incierto que presenta el país desde la llegada de los talibanes al poder puede evitar que muchas empresas extranjeras inviertan en el país ante la falta de un marco legal y seguridad. No obstante, hay algunos países que aspiran a controlar los recursos afganos ahora que la OTAN ya no tiene presencia en el país. China juega un papel clave en este aspecto, ya que es el mayor inversionista extranjero en Afganistán. En 2008 comenzó a explotar la mina de cobre de Aynak, a 35 kilómetros de Kabul. 

Pekín también mantuvo conversaciones con los talibanes antes de la toma de Kabul con el objetivo de obtener acceso a las minas una vez que los insurgentes alcanzasen el poder. China busca controlar los yacimientos todavía sin explotar, como los de litio y tierras raras, un paso que le supondría una gran ventaja en la competencia que mantiene con Estados Unidos y Europa. El gigante asiático ya produce el 40% del cobre mundial, casi el 60% de litio y más del 80% de las tierras raras, según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

atalayar_litio-afganistan
AP/RAHMAT GUL – Vista general del valle de Mes Aynak, con su enorme e intacta riqueza en minerales, incluido el litio, el metal plateado utilizado en las baterías de los teléfonos móviles y los ordenadores, a unos 40 kilómetros (25 millas) al suroeste de Kabul

“La toma del poder por parte de los talibanes se produce en un momento en que se perfila una estrechez en el suministro de estos minerales en un futuro previsible, y China los necesita”, explica Michaël Tanchum, del Instituto de Política Europea y de Seguridad al medio alemán DW. Con el objetivo de aumentar su presencia económica en Afganistán, Pekín no ha tardado en recibir cordialmente a los talibanes. “China está preparada para desarrollar relaciones amistosas y cooperativas con Afganistán, y a desempeñar un papel constructivo”, declaró una portavoz del Ministerio de Exteriores chino. Desde el establecimiento del Emirato en 1996, hasta la caída de los talibanes tras la invasión estadounidense en 2001, Kabul y Pekín también mantuvieron relaciones estrechas. 

Abdul Ghani Baradar, dirigente talibán, ha dado su visto bueno a las declaraciones de China, asegurando que espera que “juegue un papel importante en la futura reconstrucción y el desarrollo económico de Afganistán”

Uno de los materiales más importantes que presenta el país de Asia central es el litio, material imprescindible para coches eléctricos, teléfonos móviles y ordenadores portátiles. De acuerdo con la AIE, China, la República Democrática del Congo y Australia representan el 75% de la producción mundial de litio y cobalto.

atalayar_recursos naturales afganistan
​​REUTERS/AHMAD MASOOD – Un minero afgano se acerca a las minas de esmeraldas en las montañas del valle de Panjshir, al norte de Kabul

Pakistán, otro vecino de Afganistán, también podría comenzar a invertir en las minas del país. Islamabad, que ya estableció relaciones con los talibanes en 1996, ha mantenido lazos con los insurgentes. Durante estas dos últimas décadas, los talibanes han acudido en varias ocasiones a Pakistán a entrenarse militarmente o a recibir atención médica. Incluso se ha acusado al Gobierno paquistaní de proporcional ayuda militar a los islamistas, aunque el Ejecutivo lo niega.

Por otra parte, encontramos a Rusia, que podría buscar recuperar su influencia en Afganistán. Aunque Moscú considere a los talibanes como un grupo terrorista desde 2003, autoridades rusas han organizado conversaciones con el movimiento y con otras fuerzas de la oposición. Vladimir Dzhabárov, vicepresidente del comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, ha señalado que esperarán “un poco” antes de reconocer al Gobierno talibán. “Si vemos que garantizar el orden y mejoran la vida de sus ciudadanos, entonces habrá normalización”, anunció. Moscú, durante la invasión soviética de Afganistán comenzó a extraer materiales del país como cromo, uranio, esmeraldas e hidrocarburos. También, a lo largo de la década de 1960, obtuvo petróleo afgano.

atalayar_recursos naturales afganistan
AP/RAHMAT GUL – La brillante piedra azul lapislázuli, apreciada durante milenios, se encuentra casi exclusivamente en Afganistán, una parte clave de la extensa riqueza mineral

Ante este panorama, Estados Unidos y Europa tendrán que tomar una decisión en lo que respecta al potencial económico afgano. Las dos potencias occidentales deberán elegir entre ver como otros países se reparten los valiosos recursos del país, o iniciar relaciones económicas con los talibanes, algo que sin duda causará críticas en la opinión pública y cuestionará su compromiso con los derechos humanos. 

atalayar.com