Todas las entradas por Dreams Maker

Sendero Luminoso ataca en Perú y asesina a 16 personas antes de la segunda vuelta electoral

Christian Griot

Miembros del Ejército peruano en la zona táctica del VRAEM, entre los ríos Ene, Apurímac y Mantaro, a unos 280 km al sureste de Lima AFP/ CRIS BOURONCLE

AFP/ CRIS BOURONCLE  –   Miembros del Ejército peruano en la zona táctica del VRAEM, entre los ríos Ene, Apurímac y Mantaro, a unos 280 km al sureste de Lima

Este domingo 23 de mayo, el grupo terrorista “Sendero Luminoso“ realizó un ataque contra las poblaciones civiles, en la región llamada Valle de los Ríos, conocida como el “Vraem“ , la localidad que se encuentra en el centro del país. El Gobierno peruano se pronunció sobre los hechos, a la hora de conocer el atentando y a través de un comunicado escrito por el Comando de las Fuerzas Armadas, reconociendo inicialmente 14 cadáveres: “Sendero Luminoso, dirigida por el delincuente Víctor Quispe Palomino, en un acto genocida, asesinó la noche del 23 de mayo a 14 personas aún no identificadas, entre las que se encontraban dos niños, quienes fueron hallados calcinados e irreconocibles”. Luego la ministra de Defensa, Nuria Esparch, durante un programa de radio, pudo confirmar que el número actualizado de fallecidos subía a 16, en los que se encontraban dos menores de edad.  

Helicópteros del Ejército peruano sobrevuelan la zona táctica del VRAEM, entre los ríos Ene, Apurímac y Mantaro AFP/ CRIS BOURONCLE
AFP/ CRIS BOURONCLE-Helicópteros del Ejército peruano sobrevuelan la zona táctica del VRAEM, entre los ríos Ene, Apurímac y Mantaro

El presidente encargado del Perú, Francisco Sagasti, se pronunció sobre el ataque: “Condeno y repudio enérgicamente el asesinato de 14 personas en el Vraem. He ordenado el despliegue de patrullas de las Fuerzas Armadas y la Policía del Perú en la zona, para que esta acción terrorista no quede impune …. En nombre del Gobierno de Transición y de Emergencia, expreso mis sentidas condolencias a los familiares de las víctimas“. 

El fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán REUTERS/MARIANA BAZO
REUTERS/MARIANA BAZO-El fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán

El atentando se produce justo dos semanas antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, entre la conservadora Keiko Fujimori y el candidato de la izquierda Pedro Castillo. Según las autoridades, en la zona de los asesinatos durante varias semanas se estuvieron repartiendo panfletos llamando a la abstención del proceso electoral y quienes clasificaban como “traidor“ a quien votara por Keiko Fujimori. El candidato Pedro Castillo colocó un mensaje en Twitter al momento de enterarse: “Mi solidaridad con las familias de las 16 víctimas en el cobarde ataque ocurrido en Pichari, VRAEM. Condeno enérgicamente este atentado terrorista e insto a la justicia a que aplique todo el peso de la ley. No vamos a tolerar ningún acto de violencia“. Mientras que Fujimori transmitió el pésame a las familias de las víctimas, a través de un dialogó que mantuvo con varios periodistas, rechazando la matanza, y brindó su apoyo al Gobierno saliente de Francisco Sagasti, a la Policía Nacional y los militares de las Fuerzas Armadas.

Florindo Eleuterio Flores-Hala, conocido como "Camarada Artemio", uno de los máximos líderes de la guerrilla peruana de Sendero Luminoso REUTERS/HO IDL Reporteros
REUTERS/HO IDL Reporteros-Florindo Eleuterio Flores-Hala, conocido como “Camarada Artemio”, uno de los máximos líderes de la guerrilla peruana de Sendero Luminoso

El texto en los panfletos fue publicado por los medios locales, y el objetivo era realizar un boicot contras las elecciones en curso, “¡Pueblo peruano: Boicot a las elecciones burguesas, porque no es tu camino: ¡No ir a votar! Votar en blanco. ¡Votar en nulo o viciado! ….. “¡Quien vota a favor de Keiko Fujimori es traidor, es asesino del VRAEM, es asesino del Perú! “Nunca más Fujimorato. Nunca más Fujimori. Nunca más Keiko Fujimori”, decía el cartel. 

Recordemos que el Ejecutivo de Alberto Fujimori (padre de Keiko Fujimori), quien se encuentra encarcelado por delitos de corrupción y violación a los derechos humanos, fue uno de los gobiernos más duro contra Sendero Luminoso, incluyendo el encarcelamiento del líder de la organización terrorista, Abimael Guzmán. 

Los candidatos presidenciales peruanos Pedro Castillo y Keiko Fujimori, que se enfrentarán en una segunda vuelta el 6 de junio REUTERS/SEBASTIAN CASTANEDA
REUTERS/SEBASTIAN CASTANEDA-Los candidatos presidenciales peruanos Pedro Castillo y Keiko Fujimori, que se enfrentarán en una segunda vuelta el 6 de junio

¿Cómo el atentado podría afectar a los resultados electorales del 6 de junio? 

Por un lado, quien ha tenido un mensaje contundente contra las fuerzas terroristas y narcotraficantes que operan en el territorio peruano ha sido Keiko Fujimori, ella se ha apropiado del discurso antiterrorista desde el inicio de la campaña electoral. Por otro lado, es difícil calcular qué efecto tendrá en la participación ciudadana en la zona donde Sendero Luminoso tiene presencia activa de sus militantes, ya que se puede producir un intenso amedrentamiento por parte de los grupos irregulares. 

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra.

atalayar.com

La deriva de radicalización yihadista: un desafío multidisciplinar

Miguel Ángel García-Fraile Hernández/IEEE

La deriva de radicalización yihadista: un desafío multidisciplinar

Cuando se procede a la evaluación de determinados extremismos violentos es conveniente acudir al camino recorrido por el sujeto en su creciente escalada de violencia. Como en cualquier otra disciplina, el hecho de comprender el proceso en el que, de modo paulatino1, se activan determinadas conductas en el individuo, supone una importancia manifiesta a la hora de articular mecanismos para contrarrestarlas.

Tal como comenta Alonso en su investigación2, durante mucho tiempo el diseño de las estrategias antiterroristas dejó de lado los procesos de radicalización y el reclutamiento. La preocupación por las motivaciones que desencadenan los conflictos violentos no llevaba aparejada la inclusión de dichos procesos en las estrategias de defensa contra el fenómeno terrorista y sus conductas relacionadas. Esta ausencia de interés se mantuvo hasta la llegada del terrorismo de ideología yihadista y su manifestación en atentados con gran número de víctimas ya comenzada la primera década del siglo XXI.

Paulatinamente, el proceso de radicalización se ha convertido en el epicentro explicativo del terrorismo. No obstante, la indeterminación del fenómeno como elemento de estudio suscita poco consenso en relación con las estrategias para abordarlo. En los últimos años diferentes sectores relacionados con la temática han puesto de manifiesto la necesidad de desarrollar eficaces estrategias de prevención. Sin embargo, han existido discrepancias en cuanto a la evaluación, tratamiento y desarrollo de herramientas para abordarlo3.

En cualquier caso, el proceso de radicalización ha pasado a ocupar el lugar que le corresponde como protagonista en el estudio del camino que conduce al individuo hacia el extremismo violento y la actividad terrorista. A partir de aquí, el debate académico en cuanto al tratamiento del fenómeno es positivo de cara a alcanzar un consenso hacia la mejor forma de abordar la problemática, ya sea mediante una única disciplina o de forma multidisciplinar.IEEELa dinámica del proceso de radicalización

En el transcurso del camino que conduce hacia el extremismo violento pueden apreciarse diferentes estadios evolutivos por los cuales el sujeto transita ante la exposición de fenómenos favorecedores del ideario radical. Sin embargo, no todo el que se acerque a un entorno radical acabará asumiendo plenamente el ideario extremista, ni tampoco puede aceptarse de forma genérica que una identificación plena con la ideología radical conduzca obligatoriamente a la participación en actividades violentas4.

Existen diferentes instrumentos de medida que intentan evaluar el grado de radicalización que el sujeto profesa en un momento determinado. Uno de los más conocidos es la escalera de Moghaddam5 hacia el terrorismo. En este modelo se interpreta que, en función del entorno y los condicionantes, el individuo y el grupo irían subiendo progresivamente peldaños hasta alcanzar la participación del individuo en la actividad violenta. De forma análoga, otros modelos establecen estructuras piramidales7 donde el vértice superior queda representado mediante la conducta violenta como fase final del proceso.

Lo que tienen en común estos dos modelos es que en ambos casos el avance del individuo por los sucesivos estadios se encuentra condicionado por una serie de presiones externas e internas al sujeto7. Esta doble raíz de elementos de presión explica por qué, ante similares agentes externos, algunos individuos se mantienen en determinados peldaños intermedios y otros escalan hasta posiciones estructuralmente más elevadas. En los escalones más bajos las conductas presentan rasgos incipientes y no serán por sí mismas peligrosas en el escenario social en el que se desenvuelvan.

En estos casos, la labor de lucha ante el proceso precisa establecer una línea roja desde la cual la conducta puede ser considerada una amenaza para la sociedad.

La problemática derivada de estas teorías es que confieren un orden ascendente y lineal en el proceso de radicalización. En la práctica, este orden entre fases no siempre sucede y, debido a ello, hay investigadores que prefieren enfatizar la lucha contra la radicalización atendiendo a determinados factores en lugar de atendiendo al estadio concreto del proceso de escalada de violencia8.Perfiles vulnerables y entornos de riesgo

Tradicionalmente, la radicalización en Occidente ha tratado de ser explicada haciendo alusión a factores como la falta de oportunidades, la escasa inclusión social o la marginación cultural. Sin embargo, estudios recientes afirman que un número considerable de los implicados en organizaciones terroristas provienen de un estatus sociocultural elevado9. La simplificación causa-efecto entre las dificultades socioeconómicas y la adhesión a un proceso de radicalización ofrece una versión simplista acerca de un fenómeno mucho más complejo.

La identificación de los factores que empujan al sujeto a involucrarse en dinámicas de radicalización supone una temática que en los últimos años ha sido abordada por varias disciplinas en el ámbito social. Diferentes factores socioeconómicos, el componente religioso, la deriva interna psicológica del sujeto, factores demográficos y la falta de adaptación, son condicionantes que favorecen el camino en el proceso. No obstante, lo complejo del fenómeno no permite ofrecer una relación simplificada entre variables facilitadoras y la inclusión del individuo en radicalismos violentos.

Donde sí existe cierto consenso académico es en la idea de que el recorrido hacia un extremismo violento supone un proceso dilatado en el tiempo donde debe actuarse en aras de prevenir que la escalada de violencia alcance su máximo exponente.
La heterogeneidad de las muestras estudiadas hace difícil establecer un perfil típico vulnerable a la captación por las redes de radicalización. A pesar de ello, atendiendo a la estadística, podemos establecer un perfil de vulnerabilidad en individuos de clase baja, varones, jóvenes y solteros10; si bien, es cierto que las redes de captación suelen estar dirigidas por varones de mediana edad y con algún tipo de formación académica de carácter secundario. Además, en numerosas ocasiones esta captación se produce en institutos, universidades y asociaciones de culto religioso.IEEE

La muestra de detenciones policiales practicadas en España en 2020 ofrece información relevante. La mayoría de los detenidos —casi el 75 %— provienen de regiones del Magreb, situándose Marruecos como país más destacado; un estado que, por otra parte, supone el componente mayoritario de la inmigración española procedente del norte de África.El lugar de procedencia del sujeto supone un indicador a tener en cuenta en la elaboración de estrategias de prevención y en la detección de individuos potencialmente radicalizados. Además, en el caso de la muestra de individuos de nacionalidad marroquí y argelina11, debe incluirse el componente sociocultural y la doctrina fundamentalista que acompaña a determinados subconjuntos de población en esta área.IEEE

Del mismo modo, la figura 2 muestra los ciudadanos detenidos en España por tener establecidos vínculos con actividades yihadistas en el ejercicio 2020 distribuidos por edad y sexo. Conforme a las variables, los resultados ofrecen conclusiones en cuanto al perfil más vulnerable, posicionándose los varones de entre 26 y 38 años con un mayor potencial de estar involucrados en estadios avanzados de radicalismos.

La heterogeneidad en el perfil yihadista no implica que, sin atender a categorizaciones, la estadística no pueda ser utilizada para la localización de patrones comunes y determinar factores de riesgo. En este sentido, se pone de manifiesto que las variables de edad, nacionalidad y sexo son relevantes de cara a identificar perfiles vulnerables a iniciar un proceso de radicalización y deben ser tenidas en cuenta a la hora de planificar las estrategias preventivas para contrarrestarlo.

Por otro lado, se ha de tener en cuenta que la radicalización es un proceso individual que está íntimamente influenciado por dinámicas grupales. Los mecanismos psicosociales influencian las pautas de actuación de los grupos terroristas y de sus integrantes, al igual que lo hacen en los procesos de radicalización previos al reclutamiento12. El endogrupo refuerza a nivel individual la paulatina radicalización y, en algunos casos, esta culminará con el reclutamiento y la participación activa en el extremismo violento.

De manera análoga, si atendemos a los entornos de riesgo que pueden favorecer la captación de miembros, encontramos emplazamientos con un mayor riesgo asociado. Mezquitas y centros de culto; asociaciones de tipo social, religioso, educativo, cultural y deportiva; centros educativos de educación secundaria, y fraternidades, son lugares donde el individuo participa y entra en contacto con el grupo. Dentro del grupo se interiorizan los valores radicales propiciando que algunos de los miembros emprendan el camino de un proceso de radicalización que culmine en una activa participación violenta14.

Es importante señalar que los diferentes contextos sociales donde se desarrolla la dinámica grupal tienen la característica común de pertenecer al componente micro del agregado social. Por ejemplo, la asociación musulmana de un municipio de pequeñas dimensiones puede reunir de forma habitual sólo a unas decenas de miembros asociados. En municipios más grandes, las asociaciones del mismo tipo engloban el ámbito del barrio y sus aledaños, reuniendo igualmente a un número de miembros poco numeroso.

Los individuos inmersos en un proceso de radicalización tienen familia, amigos, realizan actividades grupales, van al instituto/universidad y tienen un empleo. Por lo tanto, el componente grupal del sujeto obedece al pequeño subgrupo local y urbano. Es en este entorno donde debe tener origen la estrategia preventiva y la identificación del suceso en primera instancia.IEEELa prevención como política multidisciplinar

El reconocimiento del carácter multidimensional de la lucha contra la radicalización hace necesario ampliar el campo de actores implicados en las políticas de prevención; lo cual, no deja de plantear un gran reto organizacional. Para comprender esta complejidad, Shaftoe desarrolló un diagrama14 a partir del contexto organizativo británico, compuesto por tres círculos concéntricos como grados que ilustran los diferentes niveles de actuación preventiva.

El primer círculo de influencia se corresponde con cambios de actitud observables en los entornos de sociabilización primaria (desagregación…), principalmente familia y amigos. El segundo anillo muestra la agrupación de los agentes municipales como la educación, salud, policía o servicios sociales. A largo plazo, resulta esencial el planteamiento preventivo de estos actores. Finalmente, el tercer círculo implica a los actores institucionales nacionales e internacionales15.

La lucha antiterrorista es uno de los principales pilares de la Estrategia de Seguridad Nacional del Estado. Sin embargo, su papel en materia de prevención debería estar intrínsecamente ligado a un haz de actores tal y como ilustra la propuesta del modelo británico. En Reino Unido, la obligación legislativa Crime and Disorder Act16 exige a las autoridades municipales fortalecer su acción en materia de prevención de delitos desde 199817. En España, la estrategia y la línea preventiva de actuación para reducir el riesgo terrorista y la dinámica de radicalización existe a nivel nacional, mientras que su implementación aún sigue siendo escasa a niveles regional y local.La prevención en los centros de culto

Al igual que ocurre con las variables de nacionalidad, edad y sexo, existen diferentes emplazamientos físicos donde, atendiendo a la dinámica del grupo, los procesos de radicalización pueden desarrollarse con una mayor facilidad. En cuanto a la radicalización yihadista se refiere, las mezquitas, los centros de culto y los centros culturales islámicos, se posicionan como emplazamientos especialmente vulnerables en este sentido.

Los programas de trabajo estatales han ido encaminados a ejercer una vigilancia en cuanto a precisar una posición moderada de los imanes en las mezquitas, algo que sin duda ha contribuido a que el foco de radicalización en estos lugares haya decrecido en los últimos años. En España, la irrupción del terrorismo yihadista desde principios de siglo propició que se retomaran los preceptos del antiguo acuerdo entre el Estado y la Comisión Islámica firmado en 199218. En él se aludía a fomentar canales de comunicación y facilitar el registro de las comunidades de culto musulmanas en el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia. Sin embargo, muchas asociaciones quedaron al margen del mencionado registro19.

En 2016, la Asesoraría de Inteligencia y Consultoría de Seguridad (AICS) elaboró un informe donde estima que existen alrededor de ochocientos centros de culto sin censar a nivel nacional. Es decir, más de un treinta por ciento de los centros de culto islámicos no se encuentran registrados en el catálogo ministerial y se encuentran desarrollando su actividad sin el correspondiente control preventivo de seguridad. Además, la característica del pequeño grupo de los centros de culto implica que estos se encuentren, en muchos casos, ilocalizables de cara a las instituciones gubernamentales.

Este tipo de escenarios de culto escapan al control de la autoridad y son atractivos para la difusión del ideario yihadista. La experiencia de los últimos años demuestra que muchos de los voluntarios que se desplazaron a Siria para unirse al Dáesh procedían de diferentes Estados donde regiones, pequeñas localidades e incluso barrios concretos funcionaban como auténticos semilleros de radicales20.La prevención en los centros educativos

El centro educativo también se posiciona como escenario de riesgo para la dinámica de radicalización yihadista. La estrategia por seguir en contra del eventual ideario radical que pueda surgir en las aulas corresponde al Ministerio de Educación; no obstante, las competencias asumidas por parte de las Comunidades Autónomas en materia educativa posibilitan que estas puedan gestionar sus propias políticas al respecto. En este sentido, parece conveniente que se desechen los conflictos de competencias, con el objetivo de sumar hacia el objetivo común de desarrollar políticas de prevención eficaces que involucren a todas las administraciones con competencias en materia educativa.

Acudiendo de nuevo al nivel micro del agregado social, en los entornos del instituto y la universidad, la labor del personal docente y sus asociados adquiere una relevancia incontestable. Los contenidos orientados a la formación ética, la educación cívica y la promoción de principios como la tolerancia, la paz y el respeto a los derechos humanos, constituyen por sí mismos una aportación positiva capaz de alzar barreras contra la radicalización.

Los planes educativos desarrollados hasta el momento van orientados a prevenir actitudes de rechazo a minorías culturales y religiosas a la par que se fomenta la integración de estas minorías en la comunidad de referencia. Los comportamientos  xenófobos y la islamofobia aportan pretextos al discurso y la propaganda yihadista, lo cual puede dar lugar al origen de experiencias de radicalización. Por otra parte, la finalidad última de las políticas europeas debe ser proteger a los menores musulmanes educados en Europa contra las tentaciones del extremismo21.

La estrategia educativa debe ser un modelo de referencia de cara a paliar una incipiente deriva de radicalización en los centros educativos; sin embargo, no debemos olvidar que los colegios, institutos y universidades no son los únicos agentes educativos con los que entran en contacto los jóvenes vulnerables. La dinámica del núcleo familiar, las experiencias vividas en los grupos de iguales, las actividades deportivas extraescolares, etc. son también contextos donde el sujeto socializa en el entorno micro y está expuesto a la dinámica del grupo.

Todos los entornos mencionados se desarrollan en el ámbito urbano. La administración municipal y sus agentes locales deben ser conscientes de esta situación y asumir el rol que les corresponde en la detección de emplazamientos en riesgo, con el fin de garantizar seguridad y establecer un canal de comunicación y diálogo desde la cercanía y cotidianeidad que garantiza la idiosincrasia de la institución municipal.Conclusión

El estudio del proceso de radicalización de índole yihadista ofrece una conclusión fundamental: Los sujetos vulnerables de entrar en contacto con entornos susceptibles a los radicalismos desarrollan su actividad en determinados enclaves concretos del panorama municipal.

El espectro preventivo de lucha contra los radicalismos precisa de cooperación y coordinación entre las diferentes administraciones desde la esfera nacional hasta la escala local. En la línea con las directrices de la UE, la estrategia en España se encamina hacia la elaboración de planes que involucren a las diferentes administraciones territoriales existentes.
Dentro de las políticas preventivas, el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta facultó a los entes locales a la creación de Grupos Locales de Lucha Contra la Radicalización Violenta, agrupando en cada localidad a organismos municipales del ámbito de la seguridad y del panorama social. El objetivo principal de estos grupos consiste en impulsar la lucha contra la desagregación social y contrarrestar el inicio del camino hacia el radicalismo. Sin embargo, seis años después de la inclusión legislativa de esta figura, su implantación en los consistorios municipales aún resulta minoritaria.

El desarrollo de las actuaciones preventivas a escala local se lleva a cabo de manera asimétrica en las diferentes regiones españolas y obedece a criterios potestativos a la hora de una implementación práctica en el terreno.

La radicalización es un fenómeno que puede atacarse desde múltiples factores en los diferentes planos micro, meso y macro del estrato social. La posición estratégica de las instituciones regional y local les facilita el trabajar en los niveles micro y meso e implementar diferentes tipos22 de acciones preventivas:

–    Prevención primaria (público en general). Estableciendo puntos de contacto e información; programas de prevención anticipada (mejorar la capacidad de resiliencia individual y colectiva); formación sobre razonamiento crítico, ciudadanía, cohesión social y programas interculturales; inversión en las condiciones sociales de vida (vivienda, infraestructuras y renovación urbana de los barrios).
–    Prevención secundaria (individuos en riesgo). Programas de prevención social individuales y colectivos (capacidad de resiliencia, inserción social); apoyo familiar (información legal, soporte psicológico); mediación intercultural en los barrios.
–    Prevención terciaria (sujetos radicalizados). Programas de desradicalización y desvinculación dirigidos a la reinserción social; unidad de gestión de casos; monitoreo intensivo de los individuos.

El municipio, como ente jurídico con personalidad jurídica propia, debe posicionarse en el lugar que le corresponde en la lucha contra el terrorismo de forma general y frente a la amenaza de la radicalización violenta de forma particular.

Los atentados yihadistas ocurridos en los últimos años en Europa han mostrado al fenómeno terrorista como un elemento que crece y se potencia en el ámbito urbano. Los atentados de Barcelona y Cambrils de 2017 ofrecieron un golpe de realidad al respecto de esta cuestión, evidenciando procesos de radicalización en determinados enclaves concretos de municipios de pequeñas dimensiones. Por lo tanto, no es posible que las diferentes localidades de la geografía española se vean sin un desarrollo adecuado de competencias acorde a los recursos de los que disponen.

No se trata de descentralizar la competencia antiterrorista, pues eso sería del todo utópico, inapropiado e incoherente. Se trata de sumar todos los recursos dependientes de las diferentes administraciones para hacer frente al fenómeno de la forma más eficiente posible. En España, el empoderamiento político, económico y de recursos del municipio es una realidad incontestable desde hace décadas; por consiguiente, no es posible que esa realidad no se traduzca en una mayor asunción de responsabilidades y competencias en ámbitos que amenazan la seguridad de todos los españoles.Referencias bibliográficas

  1. Es conveniente mencionar que el paulatino proceso de radicalización varía, en cuanto a su duración, en función de diferentes factores. En el Informe Anual de Seguridad Nacional de 2016, elaborado por el Departamento de Seguridad Nacional, se incide en que Cataluña es la región de España donde la radicalización se desarrolla de forma más rápida. Este dato demuestra que estos procesos pueden ser muy veloces en función de condicionantes internos y externos al sujeto. Ver: Departamento de Seguridad Nacional del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Informe Anual de Seguridad Nacional 2016, Gabinete de la Presidencia del Gobierno, 2016. [fecha consulta 15.03.2021]. Disponible en: https://www.dsn.gob.es/es/documento/informe-anual-seguridad-nacional-2016
  2. 2 ALONSO, Rogelio. “Procesos de Radicalización y Reclutamiento en las Redes de Terrorismo Yihadista”,
  3. Instituto Español de Estudios Estratégicos, Cuadernos de Estrategia 141, 2009, p. 21.
  4. 3 FERNÁNDEZ, Laura y LIMÓN, Pedro. “Paradigmas y prevención del terrorismo: una aproximación al Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta (PEN-LCRV 2015)”, Revista Política y Sociedad 54, no. 3, 2017, p. 806.
  5. 4 ALONSO, Rogelio. “Procesos de Radicalización y Reclutamiento en las Redes de Terrorismo Yihadista”,
  6. Instituto Español de Estudios Estratégicos, Cuadernos de Estrategia 141, 2009, p. 33.
  7. 5 MOGHADDAM, Fathali M. “The Staircase to Terrorism. A Psychological Exploration”, American Psychologist, vol. 60, no. 2, 2005, pp. 161-169.
  8. 6 Para observar modelos de radicalización en estructura piramidal, ver: MCCAULEY, Clarck and MOSKALENKO, Sophia. “Mechanisms of political radicalization: pathways toward terrorism”, Terrorism and Political Violence, vol. 20, no. 3, 2008, pp. 415-433.
  9. 7 Para obtener información acerca de las presiones que favorecen el proceso de radicalización, ver: JORDÁN, Javier. “Procesos de radicalización yihadista en España. Análisis sociopolítico en tres niveles”, Revista de Psicología Social, vol. 24, núm. 2, 2009, pp. 197-216.
  10. 8 Ver: HUNTER, Ryan & HEINKE, Daniel. “Radicalization of Islamic Terrorists in the Western World”, FBI Law Enforcement Bulletin, vol. 80, no. 9, 2011, pp. 25-31. Ver también: BORUM, Randy. “Radicalization into Violent Extremism I: A Review of Social Science Theories”, Journal of Strategic Security, vol. 4, no. 4, Winter 2011.
  11. 9 Marc Sageman publicó en 2004 un análisis sobre las redes sociales del terrorismo islamista. Dicho investigador concluyó que, de la muestra de 132 terroristas analizados, el 71 % tenía algún tipo de formación académica de carácter secundario. No obstante, existe cierto sesgo en el estudio dado que la muestra presenta únicamente a líderes de diferentes grupos terroristas. Para ampliar información, ver: SAGEMAN, Marc. Understanding Terror Networks. University of Pennsylvania Press, 2004. Un estudio más reciente publicado en 2009, en los contextos sociales británico y estadounidense, revelan cifras diferentes. El 55 % de la muestra pertenecía a clase baja, el 28 % y 16 % a clases media y alta respectivamente. Ver: GARTENSTEIN-ROSS, Daveed y GROSSMAN, Laura. Homegrown terrorists in the US and UK: an empirical examination of the radicalization process, Washington D.C., FDD Press, 2009, p.
  12. 10 Para ampliar información acerca de los métodos de captación y los perfiles más típicos de los potenciales
  13. 11 En este sentido, conviene mencionar que existen convenios de colaboración supranacionales que involucran a España, Marruecos y Argelia encaminados a paliar esta dinámica radicalizadora. Ver: REINARES, Fernando y GARCÍA-CALVO, Carola. “Cooperación antiterrorista entre España y Marruecos”
  14. 12 ALONSO, Rogelio. “Procesos de Radicalización y Reclutamiento en las Redes de Terrorismo Yihadista”,
  15. Instituto Español de Estudios Estratégicos, Cuadernos de Estrategia 141, 2009, p. 36.
  16. 14 SHAFTOE, Henry & TURKSEN, Umut. “Report from the first local seminar in Bristol”, The University of the West of England in Bristol & The European Forum for Urban Safety, Cities against terrorism, 28- 29.09.2006, p. 17.
  17. 15 Ciudades contra el Terrorismo: formar a los representantes locales a enfrentar el terrorismo, París, Foro
  18. 16 Para obtener más información acerca de este programa legislativo, ver: Crime and Disorder Act 1998, The Guardian. 19.01.2019 [fecha consulta 05.03.2021]. Disponible en: https://www.theguardian.com/commentisfree/libertycentral/2009/jan/13/crime-disorder-act
  19. 17 Ciudades contra el Terrorismo…, p. 45.
  20. 18 España. Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España. Boletín Oficial del Estado, 12.11.1992, no. 272 [última consulta 11.03.2021]. Disponible en: https://www.boe.es/eli/es/l/1992/11/10/26/con
  21. 20 The International Hotbeds of the Islamic State, The Soufan Group Intelbrief. 22.07.2015 [última consulta 10.03.2021].   Disponible   en:   https://thesoufancenter.org/tsg-intelbrief-the-international-hotbeds-of-the-
  22. 21 DE LA CORTE, Luis. ¿Qué pueden hacer los Estados europeos para frenar la radicalización yihadista?, Instituto Español de Estudios Estratégicos, Cuadernos de Estrategia 180, 2016, pp. 158-159.
  23. 22 Prevenir y combatir la radicalización a nivel local. París, Foro Europeo para la Seguridad Urbana, 2016, pp. 37-38.


Miguel Ángel García-Fraile Hernández: Historiador y analista independiente

atalayar.com

Querellas militares internas abortan la transición en Mali

Pedro González

Atalayar_Mali

El 18 de agosto de 2020 los militares de Mali arrestaron al presidente Ibrahim Boubacar Keita, lo llevaron al campamento de Kati, situado a una veintena de kilómetros al norte de Bamako, la capital, y le obligaron a dimitir. Este 24 de mayo de 2021 una importante parte del Ejército ha efectuado la misma operación: sacar de sus residencias a la fuerza al actual presidente provisional, Bah N´Daw, y al primer ministro, Moctar Ouane, y confinarlos en Kati, probablemente con las mismas intenciones de hacerlos dimitir si no se avienen a sus pretensiones. También fue al campamento de Kati al que en 2012 los militares condujeron al entonces primer ministro, Cheick Modibo Diarra, para que firmara la correspondiente dimisión.

Entonces como ahora el Gobierno derrocado estaba en transición: en 2012, para restablecer supuestamente la democracia, prostituida según los golpistas por el presidente Amadou Toumani Touré; en este 2021, porque presidente y primer ministro de transición no estaban actuando con la eficacia que al parecer habían prometido para culminar en febrero de 2022 con elecciones presidenciales y legislativas un nuevo proceso de restablecimiento de la democracia.

Pero, además de esa presunta ineficacia, esta vez el detonante de este nuevo golpe de Estado ha sido en realidad una remodelación ministerial que entrañaba la salida del Gobierno de los coroneles Sadio Camara y Modibo Koné, ministros respectivamente de Defensa y Seguridad. Ambos militares gozan de gran prestigio y consideración dentro de las Fuerzas Armadas, sobre todo por su decisivo desempeño en el golpe de Estado del pasado agosto. Y han hecho saber su descontento con la detención de Bah N´Daw y Moctar Ouane. Sometidos estos últimos a las exigencias de los dos coroneles, intentaban con su remodelación ministerial sacudirse la presión sin por ello enfrentarse abiertamente a los militares. Valga como prueba que habían designado para sustituirlos a los generales Soleimán Doucouré y Mamadou Lamine Diallo, a quienes consideraban más moderados y proclives que los coroneles a terminar cediendo la dirección real de la política del país al poder civil. Tampoco pretendían los políticos ahora detenidos restar competencias a los militares dentro del gabinete de transición, ya que les seguían otorgando las mismas cuatro carteras que ostentaban: las de Defensa y Seguridad citadas más las de Administración Territorial y Reconciliación Nacional.Paso atrás para luchar contra el terrorismo y la emigración ilegal

Bueno, pues todo ese andamiaje tiene todos los visos de venirse abajo, aún a pesar de que tanto la antigua potencia colonial, Francia, como la Unión Europea, además de condenar este golpe reafirman su apoyo al proceso de transición política. Es también la postura expresada por la Unión Africana, la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO), y la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Mali (MINUSMA). Para todos Mali es especialmente importante en tanto que país clave en la lucha contra el avance del yihadismo en la Franja del Sahel así como por su papel de plataforma de parada y relanzamiento de la emigración subsahariana hacia el norte de África y Europa.

Este nuevo obstáculo a su proceso de estabilización viene por lo tanto a añadirse a sus dificultades para afianzarse como dique frente al terrorismo yihadista y la emigración ilegal. Las luchas intestinas de los militares malienses por controlar sectores y empresas que les proporcionen privilegios y dinero distraen obviamente buena parte de los esfuerzos que serían precisos para recuperar el control sobre el inmenso norte del país, perdido de hecho a raíz de la rebelión de los tuaregs, subsumida después por las franquicias de Al-Qaeda en gran parte de la zona.

Queda, pues, suspendido ese proceso de transición hacia la democracia, que tenía la misión de redactar una nueva Constitución, una modificación de la ley electoral y, sobre todo, una adaptación del Acuerdo de Paz de Argel de 2015 para reconocer la autonomía de los grupos y tribus que se habían sublevado contra la lejana autoridad de Bamako. También se incluía en el paquete un formidable aumento del presupuesto militar, con el objetivo de ampliar los escuetos efectivos del Ejército, y dotarles de medios e instrucción acordes con el desafío terrorista.

atalayar.com

Marruecos-España: Una relación en caída libre

Alberto Suárez Sutil

Marruecos-España: Una relación en caída libre

Abril y mayo han sido testigo de un nuevo encontronazo en la ya tensa relación hispano-marroquí. El motivo ha sido la hospitalización del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, enfermo de COVID, en España. Para Rabat, la acción es una afrenta grave, ya que considera al Polisario como un grupo terrorista. Por si fuera poco, la credibilidad española quedó en entredicho cuando el periódico Jeune Afrique reveló que se acogió a Gali como favor a Argelia -principal suministrador de gas a España y sostén del Polisario- no por razones humanitarias, como se dijo en un principio. 

Esta semana, la crisis se ha extendido de la esfera diplomática a la migratoria, con la entrada masiva de migrantes a Ceuta ante la pasividad de las autoridades marroquíes. La reacción de España fue inmediata, con el anuncio del envío de militares y policías a la frontera y la decisión del presidente del Gobierno de viajar a la zona para ver de primera mano la situación. 

Sin embargo, no se ha analizado las implicaciones a largo plazo de este nuevo bache entre Rabat y Madrid. Aún no se sabe cuándo ocurrirá la Reunión de Alto Nivel (RAN) entre ambos países, pospuesta desde diciembre, mientras que la hospitalización de Gali ha vuelto a abrir dosieres judiciales en su contra, complicando la decisión española de darle tratamiento médico. 

La RAN entre Marruecos y España iba a tener lugar en diciembre del año pasado, sin embargo, al poco de que ocurriera, Marruecos decidió posponerla. La razón oficial fue la COVID-19 y el riesgo de contagio. Extraoficialmente, el malestar español al reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre el Sahara fue el motivo para aplazar la reunión.

Dentro del gobierno de coalición español -especialmente en el sector de Podemos- hay simpatía hacia el Polisario. A Rabat tampoco tuvo que sentarle bien la tibia reacción oficial del gobierno español, el cual se limitó a pedir el respeto de las resoluciones de la ONU – a ojos de Rabat papel mojado-. La diferencia de opiniones respecto al tema instaló un malestar que la hospitalización de Gali ha amplificado. De hecho, es muy probable que este episodio empeore las posibilidades de que la RAN ocurra pronto. 

Respecto a la hospitalización de Gali, más allá del doble enfado marroquí por el hecho de que España esté dando tratamiento médico al que en sus ojos es su máximo enemigo y que esto se hiciera como favor a Argelia, la decisión por parte de la justicia española de citar a Gali el mes que viene por genocidio, complica las posibilidades de resolver la crisis. Esta citación judicial cuestiona aún más la decisión de Madrid de hospitalizarlo, pues ahora no sólo se está cuidando de alguien molesto para otro país, sino también de alguien con causas pendientes con la justicia española. Rabat argumentará que España ha dado cobertura médica a alguien con causas pendientes en España, lo cual dañaría nuestra imagen en Marruecos, pues a sus ojos hemos dado asilo al líder de un grupo terrorista que lucha por la independencia de un territorio que el reino alauí considera (ferozmente) como suyo. Es muy probable que la estancia de Gali en España se alargue. Esto desagradará a Marruecos, lo cual puede traducirse en una relajación en las fronteras, facilitando así el pase de migrantes hacia España, como hemos visto esta semana. 

La entrada masiva de inmigrantes a Ceuta, ante la pasividad de las autoridades marroquíes es una de las herramientas de presión que Rabat usa cuando hay tensiones en las relaciones bilaterales. Esta situación no sólo ha hecho saltar las alarmas en Ceuta y Melilla, limítrofes por tierra con Marruecos, sino también en las Islas Canarias, que han visto como el número de inmigrantes subsaharianos – de los cuales la mayor parte salen de las costas saharauis- ha crecido exponencialmente desde 2020. Se teme que lo ocurrido en Ceuta pueda pasar en el archipiélago, complicando la frágil capacidad de acogida de las islas (Pocas instalaciones para tal fin, falta de medios para patrullar y rescatar a los inmigrantes). Además, si esto ocurriese, tensaría aún más las relaciones bilaterales, sobre todo porque en las Islas Canarias, por cercanía y vínculos coloniales, hay simpatía hacia la causa del Polisario, especialmente entre algunas formaciones políticas canarias con poder en el gobierno autonómico. 

En conclusión, las relaciones hispano-marroquíes, que ya iban por un mal camino, han empeorado recientemente con la decisión de España de acoger y hospitalizar al líder del Frente Polisario Brahim Gali, enfermo de COVID 19. El secretismo de tal hospitalización- la cual no fue comunicada a Marruecos- y la revelación de que fue hospitalizado como favor a Argelia y no como se dijo inicialmente por motivos humanitarios, enfadó a Marruecos. Este enfado complica las posibilidades de que la RAN, aplazada desde diciembre, tenga lugar. Además, la reapertura de una causa judicial contra Gali por genocidio augura que su estancia en España será larga, complicando así la resolución de la crisis. 

La entrada de migrantes a Ceuta, ante la pasividad de Marruecos, no sólo ha levantado las alarmas en ambas ciudades autónomas, sino también en las Islas Canarias, que han visto como desde el año pasado, el número de inmigrantes que llegan a sus costas ha aumentado, a pesar de contar con pocos medios, tanto para acogerlos como para vigilar las costas. Se teme que lo ocurrido en Ceuta tenga su réplica en las islas a través de las costas saharauis, cercanas al archipiélago. Esto tensaría aún más las relaciones en un territorio donde la causa del Polisario tiene eco social e institucional. 

atalayar.com

Los Hermanos Musulmanes y el posible bloqueo del proceso en Libia

Raúl Redondo

Banderas de la Hermandad Musulmana

PHOTO/AFP  –   Banderas de la Hermandad Musulmana

El proceso democrático en Libia continúa su desarrollo de camino a las próximas elecciones previstas para el mes de diciembre. Después de que el Foro de Diálogo Político Libio acordase establecer estos comicios para desencallar la situación del país norteafricano y poner un orden consensuado en las instituciones gubernamentales, se sigue trabajando en esa línea bajo el auspicio de Naciones Unidas y el consenso de las diferentes facciones enfrentadas en el conflicto libio.

Pero todavía hay sombras, según informaciones reveladas por el medio Al-Arabiya, los Hermanos Musulmanes podrían ser uno de esos elementos obstaculizadores del procedimiento. 

Al-Arabiya ha señalado que podría existir un supuesto plan orquestado para entorpecer la organización de las elecciones parlamentarias y presidenciales programadas para fines de este año, y para extender la fase de transición actual, liderada por determinados partidos que persiguen obstaculizar el proceso. 

Ante estos posibles actores que ponen el peligro el desarrollo de lo planificado, Estados Unidos ya amenazó con imponer sanciones a quienes pongan impedimentos a las elecciones, como señaló la representante estadounidense ante la Organización de Naciones Unidas, Linda Greenfield. 

Abdul Hamid Dbeiba pronunciando un discurso por videoconferencia durante una reunión del Foro de Diálogo Político Libio
AFP PHOTO/UNITED NATIONS – Abdul Hamid Dbeiba pronunciando un discurso por videoconferencia durante una reunión del Foro de Diálogo Político Libio

En este escenario entraría la Hermandad Musulmana, que, ante la disposición electoral aprobada por el Foro de Diálogo Político Libio para el próximo 24 de diciembre, fecha para la celebración de elecciones en Libia, podría entorpecer presuntamente el proceso electoral, según el analista político Muhammad al-Raish. 

En una entrevista concedida a Al-Arabiya, Al-Raish señaló que los Hermanos Musulmanes representan un impedimento importante ante las próximas elecciones. Algo que se habría evidenciado supuestamente, según apuntó, a través de recientes movimientos encaminados a posponer las elecciones, al plantear puntos de discordia respecto a la base constitucional sobre la que se desarrolla el proceso. 

Según lo apuntado en Al-Arabiya, la iniciativa de los Hermanos Musulmanes estaría basada en principio en sus peticiones de establecer un mecanismo para elegir al presidente a través del Parlamento y los poderes, en lugar de ser elegido por el pueblo, algo que podría ser una manera de consolidar la permanencia de poderes propios en la dirección política del país norteafricano. 

Al-Raish también señaló que la organización islamista de la Hermandad Musulmana se habría dirigido al jefe de la Alta Comisión Electoral, Imad al-Sayeh, para echarle de su puesto, afectando así seriamente a este organismo, el cual desempeña un papel fundamental en el proceso electoral. 

Combatientes en Libia
PHOTO/AMRU SALAHUDDIEN – Combatientes en Libia

Estas maniobras podrían explicarse por una supuesta pérdida de apoyos de los Hermanos Musulmanes dentro de Libia, país que lleva sufriendo una guerra civil desde 2014 en la que se han enfrentado las facciones representadas por el Gobierno de Acuerdo Nacional liderado por Fayez al-Sarraj y el Ejército Nacional de Libia comandado por el mariscal Jalifa Haftar y asociado al otro Ejecutivo de Tobruk radicado en el sector oriental. 

Libia se había convertido ya en un tablero de juego con la participación de potencias extranjeras con intereses creados en el país norteafricano, el cual tiene un interés geoestratégico importante en el arco mediterráneo y posee unas importantes reservas de petróleo. Por un lado, había países como Turquía, Qatar o Italia, que vinieron apoyando al bando de Al-Sarraj, y otros como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto o Rusia, que daban soporte a la parte representada por las fuerzas de Jalifa Haftar, como han venido explicando diversos analistas.

Incluso se vino denunciando desde varios medios la presencia de mercenarios sobre el terreno, como los supuestamente enviados por el país turco provenientes de la guerra de Siria y presuntamente ligados a organizaciones yihadistas, como publicaron diferentes medios. 

El conflicto bélico estaba decantado más a favor del Ejército Nacional libio, pero la participación de Turquía, que se asoció con Al-Sarraj tras un pacto a finales de 2019 que significaba el apoyo militar turco a la facción del Gobierno de Acuerdo Nacional y el reparto de zonas económicas exclusivas en el Mediterráneo, niveló la balanza e hizo retroceder a las huestes de Haftar. 

Combatientes en Libia
PHOTO/AMRU SALAHUDDIEN – Combatientes en Libia

En este escenario llegó la imperiosa necesidad de llegar a un acuerdo político para detener las hostilidades y se alcanzó por fin el acuerdo bajo el auspicio de Naciones Unidas, con la creación de un nuevo Gobierno liderado por el primer ministro Abdul Hamid Dbeiba, que contó con el apoyo de las partes enfrentadas de cara a liderar el proceso democrático y culminarlo con las elecciones del próximo mes de diciembre. 

Unas elecciones que podrían ser supuestamente obstaculizadas por los Hermanos Musulmanes, como se apuntaba en el medio Al-Arabiya. Precisamente, la Hermandad Musulmana ha estado muy relacionada con Turquía, como señalaron diversos expertos, aunque el país presidido por Recep Tayyip Erdogan ha visto con buenos ojos la formación del nuevo Ejecutivo transitorio libio liderado con Dbeiba, figura muy próxima a Turquía, según han publicado algunos medios. Una Hermandad que, por su parte, es una organización considerada terrorista por diversos países como Estados Unidos o Egipto. 

Otro punto relevante es la presencia de milicias en territorio libio, un problema que hay que solucionar. Desde diversos puntos se considera básico sacar a las milicias presentes en Libia para ir poniendo fin al conflicto bélico que se lleva sufriendo desde hace siete años y ayudar así todavía más a la celebración de unas elecciones con todas las garantías para afrontar un proceso democrático pleno en el país norteafricano. 

atalayar.com

Francia se posiciona a favor de Marruecos tras la crisis migratoria en Ceuta

Margarita Arredondas

Atalayar_Mohammed VI y Emmanuel Macron

 –  

En medio de la crisis diplomática entre España y Marruecos y la llegada de 8.000 personas en situación irregular a Ceuta, unas recientes declaraciones de la embajadora francesa en Rabat parecen posicionar a Francia a favor del reino alauí.

Helene Le Gal subrayó que Marruecos es una nación fiable y que desde Rabat se toman “muy en serio” la lucha contra la inmigración ilegal. “Marruecos brinda soluciones que le resultan muy costosas”, añadió la embajadora francesa. Le Gal destacó la cooperación franco-marroquí que, en sus propias palabras, “funciona muy bien” ya que ambos países tienen intereses comunes y los mismos desafíos, como el terrorismo en la región del Sahel. “Francia está fuertemente comprometida militarmente en la zona, donde cooperamos con Marruecos en la lucha contra el terrorismo”, declaró Le Gal. La diplomática también aprovechó para destacar y elogiar la buena gestión de las autoridades marroquíes durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. “Solo en Marruecos se realiza el 95% de las vacunaciones en África, esto es realmente extraordinario”, añadió.

Las palabras de la embajadora gala respecto la crisis migratoria entre España y Marruecos reiteran las recientes declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian. El ministro, durante una audiencia de la comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, recordó el papel relevante de Marruecos para Francia y para la Unión Europea. “Marruecos es un socio insuperable en términos de cooperación en el Sahel, en la lucha antiterrorista y la inmigración ilegal”, respondió Le Drian a una pregunta sobre la actual tensión diplomática entre Madrid y Rabat que tuvo como detonante la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en territorio español para ser hospitalizado atendiendo a razones humanitarias, según señaló el Gobierno español. El ministro también aseguró estar “completamente convencido” de que la asociación entre Marruecos y España, después de esta crisis, “podrá reanudarse con calma y el diálogo podrá continuar”. Respecto a Ceuta, Le Drian espera una “rápida vuelta a la normalidad” en el enclave español.

Atalayar_Jean-Yves Le Drian
AFP/ ERIC PIERMONT – El Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian 

Francia es uno de los principales aliados de Marruecos y ha mostrado su apoyo en repetidas ocasiones al plan de autonomía propuesto por Rabat para el Sáhara dentro del amparo de Naciones Unidas. Además, el partido político de Emmanuel Macron, La República en Marcha, ha anunciado que abrirá una sede en la ciudad del Dajla, en el Sáhara. El objetivo de esta decisión es, según la formación política, “fortalecer la red con el Magreb, África occidental y reforzar la presencia francesa en la zona”.

Estados Unidos, el otro gran socio importante del Reino, ha preferido mostrarse más neutral después del problema migratorio apoyando a España y a Marruecos “para trabajar juntos hacia una resolución”. Durante la presidencia de Donald Trump Washington reconoció oficialmente la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. El actual presidente Biden, siguiendo los pasos de su antecesor, planea abrir un consulado en Dajla confirmando así su apoyo a Marruecos en la cuestión saharaui.

Atalayar_EEUU-MARRUECOS
PHOTO/AFP – Embajador de los Estados Unidos ante un mapa de Marruecos en el que se reconoce el territorio del Sahara Occidental

Otros países como Emiratos Árabes Unidos, Bahréin o Jordania han inaugurado delegaciones diplomáticas en el Sáhara Occidental en ciudades como Dajla o El Aaiún. Varias naciones africanas como Guinea, Costa de Marfil o Senegal también han abierto consulados en la región. Estas decisiones internacionales demuestran el éxito en los avances diplomáticos de Rabat para conseguir más presencia y apoyo en el Sáhara.

atalayar.com

TACTICAL MEDIC INSTRUCTOR

REQUISITOS:

-EXPERIENCIA MILITAR/POLICIAL.

-TCCC INSTRUCTOR.

PRECIO:

-1000 EUROS.

CERTIFICACION:

-RRTSIA (RR TACTICAL SOLUTIONS INTERNATIONAL ASSOCIATION).

-EUMETACOM (EUROPEAN MEDICAL TACTICAL ASSOCIATION)

OPORTUNIDAD LABORAL:

-EL PERSONAL CERTIFICADO, BAJO SELECCION, FORMARA PARTE DEL STAFF DE INSTRUCTORES DE RRTSIA Y EUMETACOM EN LOS DIFERENTES CURSOS DE FORMACIÓN.

INFO@RRTSIA.COM

Israel declara un alto el fuego unilateral en Gaza desde este viernes

EFE/Atalayar

Atalayar_Netanyahu

 –  

Israel declarado este jueves un alto el fuego unilateral en Gaza después de que el primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, haya convocado a su gabinete de emergencia en Jerusalén para confirmar el cese de las hostilidades. La tregua será efectiva a partir de este viernes.

Poco antes de la reunión, su embajador en la ONU había abandonado el plenario extraordinario tan pronto como el embajador de Palestina empezó a desgranar críticas a la operación Guardianes de las Murallas. En esta, los raids de la aviación israelí contra las capacidades ofensivas de las milicias palestinas atrincheradas en Gaza dejan también 231 muertos, de los cuales 61 son menores y 38 son mujeres. En Israel hay que lamentar también doce muertos.Presión diplomática en los últimos días

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha reiterado su llamamiento a un alto el fuego inmediato entre Israel y las milicias palestinas de Gaza encabezadas por Hamás, acusando a ambas partes de violar las normas de la guerra con sus ataques contra civiles.

“Llamo a todas las partes a cesar las hostilidades ahora”, ha dicho el secretario general de la ONU ante la primera Asamblea concurrida -no solo virtualmente- por numerosos ministros de Exteriores desde el inicio de la pandemia. Guterres ha lamentado todas las muertes de civiles y ha resaltado que “incluso las guerras tienen normas”.

“Los ataques indiscriminados y los ataques contra civiles y contra propiedad civil son violaciones de las reglas de la guerra. También lo son los ataques contra objetivos militares que causan desproporcionadas pérdidas de vidas civiles y heridos”, ha recalcado.La situación humanitaria en Gaza

En este sentido, aunque Palestina ha asegurado que llevará el asunto al Tribunal Penal Internacional (TPI) -del que forma parte- Israel se encoge de hombros, puesto que no forma parte de él. Este mismo año, el TPI se ha declarado competente para investigar presuntos crímenes de guerra en territorio palestino, lo que afectaría no solo a las acciones de las fuerzas armadas y de seguridad israelíes durante las últimas dos semanas, sino también las actividades armadas de Hamas y la Yihad Islámica, consideradas organizaciones terroristas por la UE.

En ese sentido, Guterres insiste en que “no hay ninguna justificación, incluyendo la lucha antiterrorista o la defensa propia, para que las partes del conflicto abdiquen de sus obligaciones bajo la ley humanitaria internacional”.

Así, urge a las autoridades israelíes a cumplir con ellas, ejerciendo “máxima contención” y un uso proporcionado de la fuerza.

El secretario general de la ONU se ha referido también a la situación humanitaria en Gaza, donde la violencia ha desplazado a decenas de miles de personas en busca de refugio y las ha dejado con acceso limitado a comida, agua y sanidad.

“Si hay un infierno en la tierra, son las vidas de los niños en Gaza”, ha asegurado Guterres, que ha confirmado que va a impulsar cuanto antes un llamamiento humanitario para recaudar fondos con los que apoyar a la población de la franja.

atalayar.com

Israel, Hamás y el posible alto el fuego

Andrea Polidura

Atalayar_Israel Gaza

REUTERS/AMMAR AWAD  –   Soldados israelíes disparar en una unidad de artillería mientras dispara cerca de la frontera entre Israel y la franja de Gaza, en el lado israelí 19 de mayo de 2021

El enfrentamiento entre Hamás e Israel entra ya en su undécima jornada, mientras los rumores de un posible alto el fuego resuenan con mayor intensidad, a pesar de la inacción del Consejo de Seguridad de la ONU que ha sido incapaz de llegar a una resolución conjunta para poner fin a este intercambio de ataques que sigue dejando un incesante goteo de muertes civiles.

Durante esta última jornada el Ejército israelí ha llevado a cabo diversos ataques aéreos contra la Franja de Gaza, que han provocado la muerte de al menos seis civiles. Durante la operativa se atacaron casas y apartamentos, además de emplazamientos militares pertenecientes a Hamás y a la Yihad Islámica. Desde que comenzaron las hostilidades el pasado 10 de mayo, 230 palestinos han perdido la vida, incluyendo 65 niños y ya hay más de 1710 heridos. Por su parte, Israel notifica 12 fallecimientos entre ellos un menor.

Atalayar_Israel misiles Gaza Israel
AFP/ ANAS BABA – Cohetes disparados hacia Israel desde Beit Lahia, en el norte de la Franja de Gaza, el 14 de mayo de 2021

A pesar de las múltiples condenas por parte de la comunidad internacional y las continuas peticiones del cese de las hostilidades, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu anunciaba que no cesaría en su ofensiva hasta conseguir los objetivos marcados en Gaza. Durante una reunión con decenas de embajadores extranjeros, Netanyahu afirmaba que “estamos tratando de maximizar la operación para restaurar la tranquilidad y el período de calma que Israel pueda ganar”. A lo que el primer ministro israelí añadió que para conseguir esa ansiada calma “hay dos maneras de hacerlo: conquistar (Gaza), y eso es siempre una posibilidad, o poder disuadirlos”, y según el propio Netanyahu han optado por “una disuasión contundente”.

Las declaraciones del primer ministro de Israel dejan claro que todos los esfuerzos diplomáticos, vengan de donde vengan, serán inútiles hasta que desde Tel Aviv no se dé por concluida la operativa contra Hamás y la Yihad Islámica. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha visto arrastrado a un conflicto que pretendía dejar en un segundo plano, al menos, durante los primeros meses de su mandato. Pero la escalada de violencia en los enfrentamientos ha provocado que Estados Unidos, como principal aliado del país hebreo, tuviera que posicionarse.

Atalayar_Benjamin Netanyahu
PHOTO/REUTERS – El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu,  muestra una presentación de diapositivas durante una sesión informativa a los embajadores en Israel en una base militar en Tel Aviv, Israel

En un primer momento Biden, mostro su apoyo “sin fisuras” a Israel y defendió el derecho del Estado judío a defenderse ante amenazas externas, lo que ha llevado al país norteamericano a bloquear cuatro resoluciones conjuntas del Consejo de Seguridad de la ONU, la última auspiciada por Francia con el apoyo de Egipto y Jordania. Estados Unidos justifica el bloqueo bajo la premisa de que estas declaraciones podrían afectar a los esfuerzos diplomáticos que se están realizando de manera paralela.

El presidente estadounidense ha vuelto a ponerse en contacto con el primer ministro israelí para apoyar una “desescalada”, mientras que una fuente de seguridad egipcia afirmaba que las partes habían acordado en principio un alto el fuego, pero que había que concretar los detalles. Los esfuerzos diplomáticos para que se llegue a un acuerdo lo antes posible parecen no cesar, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, ha viajado hasta Israel donde tiene previsto reunirse con su homólogo israelí, Gaby Ashkenazi, así como con el titular de Defensa, Beny Gantz, y el presidente del país, Reuven Rivlin. Del lado palestino mantendrá un encuentro con el primer ministro palestino, Mohamed Shtayed.

Atalayar_El funcionario de Hamás, Mussa Abu Marzuq
AFP/KIRILL KUDRYAVTEV – El funcionario de Hamás, Mussa Abu Marzuq

Parece que la mediación internacional ha dado finalmente sus frutos, después de 11 días de conflicto, y un cese de hostilidades está cada vez más cerca. Un alto cargo del movimiento islamista Hamás, Musa Abu Marzuq, confirmaba que prevé que se concrete un alto el fuego con Israel “en uno o dos días”.

Marzuq, durante una entrevista a Al Mayadeen, puntualizaba que “el alto el fuego está relacionado con la Franja de Gaza y no incluye los lugares de enfrentamiento en Cisjordania y el interior”. Asimismo, señalaba que “los esfuerzos en curso con respecto al alto el fuego tendrán éxito”, pero subraya que “la conversación ahora se refiere solo a un alto el fuego, sin detener ninguna otra forma de resistencia”.

atalayar.com

Primeros vuelos de una aerolínea extranjera a Libia en siete años

Meryem Hafidi

Un avión Airbus A320 de TunisAir en la pista del aeropuerto de la capital tunecina AFP/ FETHI BELAID

AFP/ FETHI BELAID  –   Un avión Airbus A320 de TunisAir en la pista del aeropuerto de la capital tunecina

La aerolínea nacional tunecina TunisAir anunció el 18 de mayo que había reanudado los vuelos a Libia, convirtiéndose en la primera compañía aérea internacional que presta servicio en el país desde agosto de 2014. Dos aviones aterrizaron el lunes en la capital, Trípoli, y en Bengasi, en el este de Libia, donde los bomberos libios lo celebraron rociándolos con agua, según el departamento de comunicación de TunisAir.

TunisAir, que había sido la última compañía aérea extranjera en dejar de volar a la vecina Libia en agosto de 2014, se ha convertido en la primera en reanudar sus operaciones en Libia. Hasta entonces, sólo las compañías aéreas libias operaban vuelos internacionales, con destino a Túnez, Estambul y Alejandría, pero no tienen acceso al espacio aéreo europeo.

TunisAir ha estado operando cinco vuelos semanales desde Túnez, tres a la capital Trípoli y dos a Bengasi desde el 17 de mayo, dijo TunisAir en un comunicado. El objetivo es relanzar los vuelos diarios en los próximos meses, como antes del conflicto en 2011, dijo la misma fuente.

Pasajeros en el aeropuerto internacional de Mitiga después de que algunas compañías aéreas reanudaran sus vuelos, en la capital libia, Trípoli, el 11 de agosto de 2020, en medio de la crisis de la pandemia del coronavirus. AFP/MAHMUD TURKIA
AFP/MAHMUD TURKIA-Pasajeros en el aeropuerto internacional de Mitiga después de que algunas compañías aéreas reanudaran sus vuelos, en la capital libia, Trípoli, el 11 de agosto de 2020, en medio de la crisis de la pandemia del coronavirus.

Tras una década de fracasos para sacar a Libia del conflicto, la formación de un nuevo Gobierno de Unidad a principios de este año ha suscitado cierto optimismo en cuanto a la mejora de la seguridad y la estabilidad política. El Gobierno del primer ministro por Abdul Hamid Dbeiba es el encargado de consolidar las instituciones libias y dirigir el país hacia unas elecciones cruciales, aunque el resurgimiento de las divisiones podría poner en peligro su celebración el 24 de diciembre.

Tras el respaldo del Parlamento de Libia al nuevo Gobierno de Transición encabezado por Abdul Hamid Dbeiba, se producen los primeros acercamientos de sus países vecinos. El apoyo de Túnez al nuevo Ejecutivo de Libia fue votado por los representantes tunecinos y obtuvo 132 votos a favor de los 133 diputados presentes en la asamblea. Tras la votación, se acordó el viaje de Saied, que se convirtió el pasado 17 de marzo en el primer presidente de Túnez en pisar suelo libio en los últimos nueve años. Y es que desde el país liderado por Kais Saied consideran Libia uno de sus más fuertes aliados con visión de futuro. 

Aeropuerto de Benina, al este de Bengasi, Libia, el 15 de julio de 2017 PHOTO/REUTERS
REUTERS/ISMAIL ZITOUNY-Fotografia de archivo, aviones en el aeropuerto de Trípoli, el 4 de junio de 2020

El presidente Saied no ha protagonizado demasiados encuentros con países extranjeros desde que asumiera el cargo hace año y medio, en octubre de 2019. Tan sólo dos salidas, Francia y Argelia, lo que hace pensar que pueda tener ciertos intereses en territorio de Libia. De hecho, diversas fuentes apuntan que desde Túnez pretenden fortalecer su papel en la escena política y paliar las consecuencias de su pobre acción diplomática en territorio libio. Más aún cuando la acción de las potencias regionales se ha intensificado en los últimos tiempos, lo que ha propiciado que desde Túnez sitúen las relaciones con el Gobierno interino de Dbeiba entre las más destacadas prioridades.

La visita se produjo después de la caída de las exportaciones entre los dos países en un 50% y el desempleo de 300.000 tunecinos al desempleo desde 2011 tras trabajar en el mercado libio. Según los informes del Fondo Monetario Internacional (FMI), el 70% de las diversas exportaciones comerciales tunecinas son absorbidas por el mercado libio. 

Los estrechos lazos económicos e históricos entre Libia y Túnez se han resentido durante el conflicto, pero Túnez sigue siendo un destino importante para las vacaciones libias y el turismo médico. Las rutas a Libia son de las más rentables para TunisAir, cuyas profundas dificultades financieras se han visto acentuadas por la pandemia.

La guerra libia afectó al movimiento de producción en Túnez ya que no encontraba una alternativa a los problemas de cierre de las fronteras entre los dos países. Además de la imposibilidad de utilizar los puertos marítimos libios que se habían utilizado durante la guerra. 

Pasajeros en el aeropuerto internacional de Mitiga después de que algunas compañías aéreas reanudaran sus vuelos, en la capital libia, Trípoli, el 11 de agosto de 2020, en medio de la crisis de la pandemia del coronavirus. AFP/MAHMUD TURKIA
PHOTO/REUTERS-Aeropuerto de Benina, al este de Bengasi, Libia, el 15 de julio de 2017

Mientras tanto, la sociedad libia, pese a contar con una importante reserva de petróleo, ha tenido que sufrir la devastación de años de guerra, viéndose abocados a sufrir grandes problemas de abastecimiento, cortes en el suministro eléctrico y en el transporte y una continua degradación de la situación económica en la que vivían.

Los informes del Banco Mundial también confirman que Libia es históricamente el quinto socio económico más fuerte de Túnez, con transacciones comerciales anuales que superen los 3 mil millones de dólares. 

Túnez se enfrenta a una fuerte crisis económica agravada por la pandemia de la COVID-19. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha pedido al país africano que lleve a cabo reformas económicas para reducir los déficits fiscales y la gran deuda del sector público, entre otras cosas recortando la masa salarial, las subvenciones y las transferencias a las empresas estatales. 

La economía tunecina se enfrenta a dificultades desde la revolución de 2011, y las repercusiones de las medidas sanitarias derivadas de la pandemia han agravado aún más la situación financiera de las empresas privadas y gubernamentales.

Según las previsiones del FMI, la economía tunecina crecerá este año un 3,8% aunque el Ministerio de Finanzas calcula que la pandemia del coronavirus ha costado al Estado cerca 1.600 millones de euros– 4,7% del PIB- a lo que se suma una deuda pública que ha batido su récord, 30.000 millones de euros.

atalayar.com