Archivo de la categoría: 1-NOTICIAS

Un golpe comando al estilo “Casa de Papel” causó terror en Brasil: toma de rehenes, explosivos y dinero en la carretera

Escenas posteriores al atraco (EFE)Escenas posteriores al atraco (EFE)

Un grupo de 30 hombres encapuchados y fuertemente armados sembraron terror en la madrugada de este martes durante el asalto a un banco en Criciúma, una ciudad en el sur de Brasil, donde los ladrones tomaron rehenes, bloquearon las vías, incendiaron vehículos y dispararon durante cerca de dos horas.

De acuerdo con la Policía, los hechos ocurrieron pasada la media noche cuando la ciudad se vio completamente bloqueada por la acción de los criminales, que invadieron a punta de bala el centro de Criciúma, una ciudad de unos 200.000 habitantes, para asaltar una agencia del Banco de Brasil.https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d1834189.401116824!2d-49.99838114829214!3d-28.933035994202054!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0x952181e2d391d045%3A0x5333d655f0ed7675!2sCrici%C3%BAma%2C%20Santa%20Catarina%2C%20Brasil!5e1!3m2!1ses-419!2sar!4v1606833157429!5m2!1ses-419!2sar

Los asaltantes atacaron el batallón de Policía, tomaron como rehenes a varios funcionarios que se encontraban a esa hora pintando franjas de seguridad en las calles, forzando a uno de ellos a cargar los billetes hasta el convoy de vehículos en el que se dieron a la fuga, informó el portal de noticias G1. Luego, pusieron barricadas para impedir el paso de las autoridades mientras robaban el banco.Play

Los asaltantes invadieron el banco y utilizaron explosivos para robar el dinero guardado en el cofre, cuyo valor no fue informado.Play

Imágenes aterradoras compartidas en las redes sociales mostraban a hombres armados disparando armas automáticas en las calles de la ciudad, tomando rehenes y luego escapando en una flota de autos.Play

Un camión que se desplazaba a esa hora por un túnel de la ciudad también fue incendiado pero los bomberos lograron contener las llamas.Un camión destruido tras los enfrentamientos (EFE)Un camión destruido tras los enfrentamientos (EFE)

A su paso, los ladrones dejaron dinero en efectivo esparcido por las calles para distraer a las autoridades mientras emprendían la huida.Play

Los residentes pronto se dispersaron para tomar los billetes, mostraron imágenes de televisión

“Soy rico”, dice uno. “Salga de la calle y deje el dinero”, gritan los policías en otro video difundido por un residente. “No me lo creo”, dice.

Cuatro personas que recogieron 810.000 reales (unos 150.000 dólares) fueron detenidas, pero no fue informado si tienen vínculo con el atraco.Aún no sabe el monto exacto del botín (EFE)Aún no sabe el monto exacto del botín (EFE)

Según imágenes de la TV local, el lugar fue cercado por los peritos criminales, que utilizaron un robot y trajes antibomba para despejar el área de unos 30 kilos de explosivos abandonados por los asaltantes.El atraco ha sido descrito como "extremadamente violento" (EFE)El atraco ha sido descrito como “extremadamente violento” (EFE)

Hasta el momento, se desconoce el monto total del robo. No obstante se estima que se trata de una cuantía “elevada”, por la cantidad de fajas de dinero que las autoridades pudieron observar en la parte trasera de una camioneta.

La acción fue calificada por las autoridades como “extremadamente violenta” y durante la misma el alcalde de la ciudad, Celsio Salvaro, tuvo que pedir calma a los habitantes que transmitían su temor por las redes sociales.

Durante el asalto, un policía y un guardia de seguridad resultaron heridos.Rehenes tomados durante el asalto (Captura de pantalla/Tv Globo)Rehenes tomados durante el asalto (Captura de pantalla/Tv Globo)

La dimensión del ataque fue tan grande que las autoridades tuvieron que pedir refuerzos a batallones vecinos para ayudar a contener las acciones criminales.

Los delincuentes huyeron en 10 automóviles “de alta potencia y gran valor comercial” que luego dejaron abandonados a unos 18 kilómetros de la ciudad en un maizal. Hasta el momento nadie ha sido capturado.Play

Según la Policía, en el asalto participaron unos 30 hombres “muy bien preparados” utilizaron un método de “acción simultánea” para causar terror y dispersar a las autoridades mientras realizaban el asalto bancario.Ocurrió en el sur del país (EFE)Ocurrió en el sur del país (EFE)

Tras el asalto, los agentes de encontraron 30 kilos de explosivos que al parecer iban a ser utilizados por los bandidos durante el asalto.

Las autoridades no descartan que se trate de bandas especializadas de otras regiones del país.

En Twitter, muchos internautas compararon el asalto cinematográfico en Criciúma con escenas de la serie “La Casa de Papel”, en la que un grupo de asaltantes invade la Casa de la Moneda española.

Largo historial de atracos

Brasil tiene una larga historia de atracos a bancos, y los principales prestamistas han luchado con una ola de robos violentos en los últimos años a medida que los delincuentes han dominado el uso de explosivos para acceder al efectivo.

En julio pasado, decenas de asaltantes aterrorizaron una pequeña localidad en el interior de Sao Paulo, Botucatu, en una acción que incluyó tiroteos, explosivos y toma de rehenes. Esa misma ciudad ya había vivido un episodio similar en diciembre del año pasado.

Un intento de asalto a dos agencias bancarias en el estado de Ceará (noreste de Brasil) en 2018 dejó 12 muertos, entre ellos cinco rehenes.

infobae.com

Extraordinarias medidas de seguridad en el exitoso despegue del satélite espía Falcon Eye 2 de Emiratos

Juan Pons

Militares franceses desplegados en Guayana montan la seguridad y defensa contra los posibles ataques de aviones, helicópteros, misiles y drones armados

PHOTO/Armée de Terre  –   Militares franceses desplegados en Guayana montan la seguridad y defensa contra los posibles ataques de aviones, helicópteros, misiles y drones armados

El despegue protagonizado esta jornada, 2 de diciembre, por un lanzador ruso Soyuz, que transportaba un satélite de doble uso propiedad del Gobierno de Emiratos, ha estado envuelto por el mayor despliegue de seguridad que ha conocido la base espacial de Kurú desde que abrió sus puertas hace más de 50 años.

El refuerzo de la operación Titán solicitado por las autoridades emiratíes al presidente Emmanuel Macron ha pretendido evitar, y lo ha conseguido, que cualquier tipo de sabotaje o acción terrorista pudiera hacer fracasar la puesta en órbita del Falcon Eye 2 ‒Ojo de Halcón en inglés‒, su nueva plataforma de observación para empleo civil y militar.

El Vuelo Soyuz número 24 ha despegado el 2 de diciembre, a las 02:33 de la madrugada, hora peninsular española, con el Falcón Eye 2 de Emiratos a bordo y quizás otros pequeños satélites de los que todavía nada se sabe
PHOTO/ESA-CNES-Arianespace-CSG – El Vuelo Soyuz número 24 ha despegado el 2 de diciembre, a las 02:33 de la madrugada, hora peninsular española, con el Falcón Eye 2 de Emiratos a bordo y quizás otros pequeños satélites de los que todavía nada se sabe

El codificado como VS24 o Vuelo Soyuz número 24, se ha elevado hacia el cielo a las 02:33 de la madrugada, hora peninsular española. Ha situado al Falcon Eye 2 a unos 611 kilómetros de altura y quizás también a otros pequeños satélites, pero nada se sabe de ellos. Por la diferencia horaria con España, en la Guayana francesa ‒al norte de Brasil‒ eran las 22:33 horas de la noche del todavía 1 de diciembre. 

Plataforma de observación electroóptica de alta resolución de 1.190 kilos, Israel lo califica de satélite espía, pero no lo considera una amenaza para su seguridad. Afortunadamente, en menos de una hora el lanzamiento ha sido todo un éxito, ya que tanto el Gobierno de Emiratos como Arianespace, la principal compañía europea de servicios de lanzamiento, se jugaban su dinero y su prestigio internacional. 

Soldados franceses vigilan la entrada principal de la base espacial de Kurú, en la Guayana francesa. Al fondo, un modelo a escala natural del lanzador europeo Ariane 5
PHOTO/Armée de Terra – Soldados franceses vigilan la entrada principal de la base espacial de Kurú, en la Guayana francesa. Al fondo, un modelo a escala natural del lanzador europeo Ariane 5

En el caso de Arianespace, sufrir un nuevo accidente que diera al traste con el despegue de un satélite confiado a puesta en órbita hubiera supuesto un muy serio revés para la credibilidad de sus operaciones de lanzamiento. Hay que recordar que hace dos semanas, el vuelo del lanzador Vega del 17 de noviembre resultó un fracaso y destruyó la plataforma española Ingenio y al satélite francés Taranis.

El satélite que aparece en la imagen es el Falcon Eye 1, que quedó destruido en el lanzamiento del cohete Vega ocurrido en julio de 2019
PHOTO/WAM – El satélite que aparece en la imagen es el Falcon Eye 1, que quedó destruido en el lanzamiento del cohete Vega ocurrido en julio de 2019  

Medidas de protección reforzadas

Desde la llegada del satélite a tierras sudamericanas, el edificio de pruebas e integración del satélite y la zona de lanzamiento han sido objeto de extraordinarias medidas de seguridad perimetrales, al igual que alrededor de la base espacial de Kurú y en toda la Guayana francesa. 

Ha consistido en un incremento del despliegue las Fuerzas Armadas francesas, que han proporcionado cobertura terrestre, naval y aérea a la base espacial para evitar acciones de sabotaje y ataques terroristas, incluida una defensa contra misiles y agresiones a cargo de drones armados. A los militares ellos se han sumado los servicios de vigilancia privados que custodian de forma cotidiana las instalaciones espaciales. 

Además, y siguiendo instrucciones de las Fuerzas Armadas de Emiratos, propietarias del satélite, Arianespace ha practicado un férreo apagón informativo sobre el día y hora del despegue, que no se levantó hasta el 28 de noviembre, al anunciar el lanzamiento para el 30 de noviembre, que después se ha visto retrasado en dos ocasiones por razones meteorológicas.

Satélite alta resolución de 1.190 kilos al despegue, Israel lo califica de satélite espía, pero no lo considera una amenaza para su seguridad, en especial ahora que mantiene relaciones cordiales con Emiratos
PHOTO/WAM – Satélite alta resolución de 1.190 kilos al despegue, Israel lo califica de satélite espía, pero no lo considera una amenaza para su seguridad, en especial ahora que mantiene relaciones cordiales con Emiratos

Para Emiratos, un fallo del cohete Soyuz con Falcon Eye 2 o su mal funcionamiento una vez en órbita significaría ver esfumarse al completo el proyecto Falcon Eye, concebido para obtener imágenes de todo el planeta con una resolución de 0,7 metros. Hace 17 meses, el 10 de julio de 2019, un lanzador Vega también disparado desde Kurú debía haber puesto en órbita al Falcon Eye 1, gemelo del Falcon Eye 2. Pero unos tres minutos después del despegue, cuando el Vuelo Vega número 15 (VV15) se encontraba a 80 kilómetros de altura, se detectó una seria anomalía que desembocó en la pérdida del satélite.

La fabricación de ambos satélites ha corrido a cargo de las ramas francesas de Airbus Space Systems y Thales Alenia Space, asciende a unos 800 millones de euros y es el fruto de un acuerdo gobierno a gobierno suscrito en julio de 2013 entre Emiratos y Francia, cuando la Republica estaba presidida por François Hollande y el primer ministro era François Fillon. 

El fracaso del lanzador europeo Vega aconsejó al primer ministro y vicepresidente de Emiratos, Mohamed bin Rashid al-Maktoum, a confiar en el ruso Soyuz el envío al espacio del Falcon Eye 2
PHOTO/WAM – El fracaso del lanzador europeo Vega aconsejó al primer ministro y vicepresidente de Emiratos, Mohamed bin Rashid al-Maktoum, a confiar en el ruso Soyuz el envío al espacio del Falcon Eye 2

Nueve meses de retraso

Aunque las primeras hipótesis que barajaron las autoridades emiratíes se inclinaban por un acto de sabotaje, la Comisión de Investigación no llevó a tal conclusión. En septiembre resolvió que la razón más probable del accidente se había debido a un “fallo termo-estructural repentino y violento” en el motor de combustible sólido Zefiro 23 de la segunda etapa de propulsión.

La pérdida de su plataforma de observación despertó las dudas del primer ministro y vicepresidente de Emiratos, Mohamed bin Rashid al-Maktoum sobre la fiabilidad del cohete Vega. De común acuerdo con el ministro de Defensa, Mohamed bin Ahmad al-Bawardi, el Gobierno de Emiratos decidió en enero del presente año confiar al lanzador ruso Soyuz su segundo Falcon Eye, que también comercializa Arianespace desde Guayana, y relegar al cohete Vega que era el contratado. 

Imagen del Centro de Control Júpiter con los datos en tiempo real sobreimpresos de la misión VV15 del 10 de julio de 2019. A poco más tres minutos del despegue y a 80 kilómetros de altura se produjo el fallo en el cohete Vega
PHOTO/Arianespace – Imagen del Centro de Control Júpiter con los datos en tiempo real sobreimpresos de la misión VV15 del 10 de julio de 2019. A poco más tres minutos del despegue y a 80 kilómetros de altura se produjo el fallo en el cohete Vega

En sus 23 lanzamientos desde Kurú, el veterano Soyuz solo ha tenido una parcial anomalía en vuelo que no resultó en fracaso de la misión. Ocurrió en agosto de 2014, cuando tenía transportada a su órbita a dos satélites de la constelación de navegación y posicionamiento Galileo de la Unión Europea y no lo consiguió. Sin embargo, finalmente ambos pudieron ser desplazados a su posición correcta y entrar en funcionamiento.

El proyecto Falcon Eye estaba configurado por una pareja de satélites gemelos de observación electroópticos. Emiratos mantiene en secreto si ha contratado una segunda plataforma para sustituir a la que fue destruida en verano de 2019
PHOTO/CNES-J. Carril – El proyecto Falcon Eye estaba configurado por una pareja de satélites gemelos de observación electroópticos. Emiratos mantiene en secreto si ha contratado una segunda plataforma para sustituir a la que fue destruida en verano de 2019

El despegue del Falcon Eye 2 estaba inicialmente programado para el 5 de marzo. Pero averías detectadas en la etapa final del cohete Soyuz lo retrasaron. El 15 de marzo se decretó la suspensión de las campañas de vuelo en Kurú, la base se cerró y los técnicos rusos que operan el cohete abandonaron Guayana a causa de la pandemia por COVID-19. En abril se programó para medidos de septiembre, después para mediados de octubre y más tarde para el 30 de noviembre, y el 1 de diciembre, y, finalmente, se ha producido el 2 de diciembre. 

atalayar.com

Erdogan construye sus propios guardias islamistas, ¿con Palestina como principal objetivo?

Ely KarmonEl presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, en noviembre de 2020 (Foto: Reuters)El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, en noviembre de 2020 (Foto: Reuters)

El apoyo turco a los yihadistas no es simplemente una táctica destinada a sacar a Bashar al-Assad del poder en Siria, sino más bien una decisión estratégica del régimen turco para influir en los asuntos de Oriente Medio a través de actores no estatales, como lo ha estado haciendo Irán desde la revolución jomeinista. El apoyo de Turquía a los yihadistas que transitan por Siria y el establecimiento de estrechos vínculos con Hamas y los Hermanos Musulmanes son aspectos conjuntos de esta estrategia.

Esta tendencia se ha acelerado desde el intento de golpe militar del 15 de julio de 2016. A pesar del acuerdo de 2018 entre Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin, Turquía ha ampliado su uso de grupos y elementos yihadistas como parte de la estrategia neo-otomana en IdlibSiria, en Libia y últimamente en el conflicto entre Azerbaiyán Armenia en Nagorno-Karabakh.

Es en este contexto que se formaron varias organizaciones paramilitares al servicio personal del presidente Erdogan, como IHH – Human Rights and Freedoms Humanity Aid Charity, Ottoman Hearths, IBDA – C Great Eastern Islamic Raiders Front, KKT – Stay Brothers Turquía y otras.

El más importante es SADAT A.S. International Defense Consulting, la primera y única empresa en Turquía que ofrece a nivel global servicios de consultoría y entrenamiento militar en el sector internacional de defensa y seguridad interior, fundada por el general de brigada (retirado) Adnan Tanriverdi en febrero de 2012.

SADAT Inc. “tiene como objetivo establecer la cooperación entre los Países Islámicos en el sentido de industrias militares y de defensa, con el fin de ayudar al Mundo Islámico a tomar el rango que se merece entre las superpotencias globales como potencia militar autosuficiente, entregándoles los servicios relacionados con la organización de Fuerzas Armadas, consultoría de defensa, entrenamiento militar y artillería”.

SADAT puede compararse con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC), que puede proporcionar las trayectorias potenciales para su participación en la política turca. Con el apoyo de la inteligencia turca (MIT), SADAT sirve como agente para misiones extranjeras, que es similar al papel de la Fuerza Quds en el IRGC.

En diciembre de 2017, antes de la cumbre de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) convocada por Erdogan en Estambul, SADAT propuso formar un “Ejército del Islam” integrado por los estados miembros de la OCI, para sitiar y atacar al estado de Israel. Según el artículo, si los estados miembros de la OCI se unen militarmente, formarán el ejército más grande y completo del mundo y podrían desempeñar un papel importante en el problema de Jerusalén.

En enero de 2018 el Servicio de Seguridad de Israel arrestó al militante turco Cemil Tekeli durante su visita a Jerusalén. Hamas lo había contratado en Turquía para ayudar a financiar sus actividades y transferir dinero a Gaza. Durante el interrogatorio, pareció que era un colaborador cercano de Adnan Tanriverdi. Él reveló que SADAT está ayudando a Hamas a formar un “Ejército Palestino”. ¿Representa el ejército palestino previsto por SADAT la primera fase en la batalla de Erdogan por Jerusalén?

Cuando se trata de Israel, es Erdogan quien toma las decisiones, y él es personalmente responsable del deterioro de las relaciones bilaterales. Una fuente señaló que Erdogan tiene fuertes sentimientos antiisraelíes, basados en creencias religiosas profundamente arraigadas. Los diplomáticos estadounidenses, citados en documentos de Wikileaks, informaron que fuentes tanto dentro como fuera del gobierno turco confirmaron que Erdogan simplemente aborrece a Israel.

Apoyo a ONGs y organizaciones benéficas europeas relacionadas con Hamas

El lanzamiento del Comité Popular Internacional de Apoyo a la Franja de Gaza se celebró en Estambul, Turquía, en septiembre de 2014. El centro de estudios líder con sede en Londres, el Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política (ICSR), publicó recientemente un informe de 100 páginas, “El Movimiento Islámico en Gran Bretaña”, que concluyó que Turquía está “financiando y apoyando una red interconectada de organizaciones de la Hermandad Musulmana en toda Europa, incluido Hamas”.

Las conexiones de Turquía con el Movimiento Islámico en Gran Bretaña se encuentran dentro de la red internacional más amplia que apoya a Hamas en Gaza, haciendo campaña por el “derecho a regresar” de los palestinos y demonizando a Israel. Estambul acogió al menos diez conferencias internacionales de la Hermandad Musulmana Global. La más importante de estas fue la Conferencia Internacional por la Victoria de Gaza celebrada en febrero de 2009, organizada por la Campaña Global contra la Agresión (GAAC). La declaración de la conferencia afirmó que la umma musulmana estaba obligada a “continuar con la yihad y la Resistencia contra el ocupante hasta la liberación de toda Palestina.” Esta declaración se conoció como la Declaración de Estambul.

Tras la decapitación del profesor de francés Samuel Paty el 16 de octubre de 2020 en un suburbio cerca de París, las autoridades francesas disolvieron la ONG islámica turca “Baraka City”. El ministro del Interior francés, Gerald Darmanan, dijo que esta organización no gubernamental islámica encabezada por Idriss Yemou, conocida como Idris Sihamedi, “fomenta el odio, tiene vínculos con la tendencia islámica extremista y justifica los actos terroristas”.

BarakaCity recauda dinero a través de Zakat (donaciones anuales de musulmanes) y tiene organizaciones benéficas que operan en Gaza. Sihamedi recurrió a Twitter para dirigirse al presidente turco Erdogan y solicitar asilo para él y su personal, que, según dijo, había recibido amenazas de muerte.

Últimos desarrollos

Al dirigirse a la nación con respecto a su decreto del 10 de julio de 2020 que ordena la conversión de Hagia Sophia nuevamente en una mezquita después de que el tribunal administrativo superior anuló un decreto presidencial de 1934 que lo convirtió en museo, Erdogan había señalado que “la resurrección de Hagia Sophia anuncia la liberación de la mezquita de al-Aqsa”. El jefe político de Hamas, Ismail Haniyeh, elogió la decisión de Erdogan de devolver Hagia Sophia a su antiguo uso como mezquita.

Un mes después, el vicepresidente del AKP, Numan Kurtulmuş, declaró que el legado de Jerusalén debería ser la próxima responsabilidad de Turquía después de Santa Sofía. “Ahora tenemos frente a nosotros Al Quds Sharif (Jerusalén), el legado del califa Umar (Umar ibn al-Khattab, el segundo califa del islam), Saladin Ayyubid (el fundador de la dinastía ayyubí que capturó Jerusalén en 1187 a Christian Crusaders) y Sultan Selim the Grim (sultán otomano que transfirió el califato a la dinastía otomana en 1517), y debe permanecer en un rincón de nuestras mentes”.

Después de que los Emiratos Árabes Unidos firmasen un acuerdo de normalización con Israel en agosto de 2020, Erdogan amenazó con suspender las relaciones diplomáticas con dicho Estado, sin hacer referencia a ninguna degradación de sus propias relaciones diplomáticas con Tel Aviv, la medida fue criticada por muchos en el mundo árabe como hipocresía. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía describió el acuerdo como una traición a la causa palestina. Israel se encuentra entre los diez principales mercados de exportación de Turquía. Turquía, la primera nación de mayoría musulmana en reconocer formalmente al Estado de Israel, ha tenido relaciones diplomáticas con el estado desde 1949.

Mientras los líderes palestinos estaban angustiados por la ola de países árabes que normalizaron las relaciones con Israel, los llamados “Acuerdos de Abraham”, se dirigieron a Turquía en busca de apoyo. En agosto de 2020, Erdogan mantuvo conversaciones con una delegación de alto rango de Hamas, programadas para coincidir con la visita del secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, a Israel y Oriente Medio. Hamas y Turquía se oponen al acuerdo de paz israelí con los Emiratos Árabes Unidos.

El Departamento de Estado de EE.UU. se opuso firmemente a que el presidente Erdogan reciba a los líderes de Hamas en febrero y ahora en agosto. Hamas está designado como una organización terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea, y los funcionarios acogidos por el presidente Erdogan son terroristas globales especialmente designados. Estados Unidos considera que “el acercamiento continuo de Erdogan a esta organización terrorista solo sirve para aislar a Turquía de la comunidad internacional, daña los intereses del pueblo palestino y socava los esfuerzos globales para prevenir ataques terroristas lanzados desde Gaza”.

Bajo el gobierno de Erdogan, las relaciones entre Turquía y la Autoridad Palestina no eran muy estrechas, ya que al presidente Mahmud Abbas no le gustaban los lazos cálidos entre Turquía Hamas. Sin embargo, ambas partes han intentado mostrar una imagen de cooperación y solidaridad. En 2014-2015, la cooperación se fortaleció a medida que Turquía se esforzó por apoyar la condición de Palestina como observador en las Naciones Unidas. En enero de 2015, Mahmud Abbas fue el primer invitado alojado en el nuevo palacio de Erdogan, inaugurado después de que este último fuera elegido presidente. Los esfuerzos realizados por Erdogan para reconciliarse entre la Autoridad Palestina Hamas fueron bienvenidos por ambas partes.

Por lo tanto, el nuevo contexto estratégico regional ha empujado a Erdogan a intentar nuevamente reconciliar a Hamas y la Autoridad Palestina, bajo su tutela. En septiembre de 2020, los principales líderes de Fatah llegaron a Turquía, ya que Mahmud Abbas dio luz verde a las conversaciones después de que instó a Erdogan a apoyar la unidad palestina. Las facciones palestinas rivales se reunirán en Estambul para entablar conversaciones directas destinadas a poner fin a la brecha de 15 años en la política palestina. Las conversaciones se centrarían en “poner fin a la división y aplicar las directivas de la conferencia de jefes de facciones palestinas”, en referencia a una reciente reunión conjunta de altos funcionarios palestinos que se reunieron en respuesta a la decisión de los Emiratos Árabes Unidos de normalizar los lazos con Israel.

Será interesante seguir la evolución de las estrategias de Erdogan y los liderazgos palestinos tras la elección de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos.

Erdogan probablemente lamentará los buenos días en los que disfrutó de una relación cercana con el presidente Trump.

La autoridad Palestina ya se ha acercado al nuevo liderazgo estadounidense y, como primer paso, ha decidido reanudar la cooperación de seguridad con Israel. Sin embargo, la decisión de la autoridad Palestina ha dañado los esfuerzos por lograr la reconciliación entre Fatah y Hamas. Este último amenaza ahora con socavar los acuerdos alcanzados entre las dos partes en Turquía el 24 de septiembre, cuando anunciaron la decisión de celebrar elecciones legislativas y presidenciales, así como elecciones para el Consejo Nacional Palestino de la Organización de Liberación de Palestina, dentro de seis meses.

infobae.com

Nigeria sufre el peor ataque terrorista del año

Diego Urteaga

Funeral de los 43 trabajadores agrícolas en Zabarmari, a unos 20 km de Maiduguri (Nigeria), el 29 de noviembre de 2020, después de haber sido asesinados por los combatientes de Boko Haram

AFP/AUDU MARTE  –   Funeral de los 43 trabajadores agrícolas en Zabarmari, a unos 20 km de Maiduguri (Nigeria), el 29 de noviembre de 2020, después de haber sido asesinados por los combatientes de Boko Haram

Más de un centenar de personas han sido asesinadas este pasado fin de semana al noroeste de Nigeria, cerca de Maiduguri, la capital del estado de Borno. Según el comunicado de Edward Kallon, el coordinador humanitario de Naciones Unidas en Nigeria, “hombres armados realizaron un ataque contra los civiles que trabajaban en los campos de arroz de Koshobe, causando al menos 110 muertos y otros tantos heridos”. Este ataque es el más cruento en lo que va de año en el país, que sufre la lacra del terrorismo en esta región del noroeste desde hace casi dos décadas, aunque especialmente desde el año 2009.

Aún no se ha producido ningún tipo de reivindicación, por lo que no se sabe con certeza si el ataque corresponde a Boko Haram o al Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP por sus siglas en inglés). Algo que el comunicado de Naciones Unidas tampoco precisa. Sin embargo, el líder de una de las milicias de autodefensa presentes en la zona, Babakura Kolo, declaraba que el ataque respondía a la forma de actuar de Boko Haram, que ya realizó un ataque de similares características el pasado junio, en el que el balance fue de 70 víctimas mortales. En un principio los miembros de la milicia progubernamental dieron con 43 cuerpos sin vida que se encontraban degollados, pero la cifra fue ascendiendo hasta, al menos el doble.

Mapa de Nigeria que localiza el estado de Borno
AFP/AFP – Mapa de Nigeria que localiza el estado de Borno

Según el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo, Nigeria estaría experimentando un nuevo crecimiento en el número de ataques terroristas en octubre, frente a los meses de septiembre y de agosto, 31 frente a 22 y 17 respectivamente, con un mayor protagonismo del grupo ISWAP respecto de Boko Haram. 2020 está demostrando ser un año muy activo en cuanto al número de ataques terroristas realizados en el país, si tenemos en cuenta las cifras del año pasado, 2019, cuando el pico en el número de ataques en un mismo mes se produjo en febrero, con 18 ataques. 

Según el Global Terrorism Index de 2020, que recoge la situación y tendencia del terrorismo durante el año pasado, Nigeria presentaba un notable descenso de la violencia respecto a 2018, con una reducción del número de víctimas mortales de casi el 40%. No obstante, durante el año 2019, Nigeria fue el único país junto a Afganistán que tuvo más de un millar de víctimas mortales, una cifra que sigue siendo demasiado alta. A la espera de que concluya este 2020, visto el crecimiento del número de ataques respecto de 2019 –, y la mortalidad de algunos de ellos como el de este pasado fin de semana –, el año puede dejarnos una cifra superior a los 1.245 muertos por terrorismo que dejó 2019.

Nigeria vive una delicada situación interna, en la que el terrorismo ya no es la única causa de inestabilidad. El movimiento End SARS, que rechaza la violencia desatada por una de las unidades de las fuerzas de seguridad nigeriana, está afectando a la situación de las grandes ciudades, lo que unido a la violencia desatada por el terrorismo en zonas más rurales como las citadas del noroeste, debilitan la situación de una de las principales potencias del continente africano.

Las Fuerzas Armadas de Nigeria, despliegan desde hace tiempo la operación Lafiya Dole, con la que están realizando una labor importante en la lucha contra el terrorismo, especialmente en los santuarios que ambos grupos terroristas mantienen en los bosques de Borno. La operación, que incluye medios terrestres y aéreos, está teniendo victorias importantes a la hora de neutralizar campamentos e incautarse de armamento, pero es necesario recordar que la acción militar es sólo una de las vías de combatir el terrorismo, y que resolución de la situación implica también otras vías, como la policial y la judicial.

Fotografía de archivo, soldados hablan con personas que están de pie lejos de las casas quemadas por los islamistas de Boko Haram en Zabarmari, una aldea de pescadores y agricultores cerca de Maiduguri, al noreste de Nigeria, el 3 de julio de 2015
PHOTO/AFP – Fotografía de archivo, soldados hablan con personas que están de pie lejos de las casas quemadas por los islamistas de Boko Haram en Zabarmari, una aldea de pescadores y agricultores cerca de Maiduguri, al noreste de Nigeria, el 3 de julio de 2015

El ataque sufrido en Koshobe, nos muestra como los grupos terroristas se salen en ocasiones de la lucha que mantienen contra las fuerzas de seguridad, que suelen ser sus principales objetivos. De esta forma, obtienen visibilización e imponer el terror en la región, algo que no siempre consiguen al atacar enclaves o patrullas militares, como sí sucede en la zona de las tres fronteras, donde las fuerzas armadas burkinabés, malienses y nigerinas, cuentan con una menor formación y medios militares. La inseguridad de las zonas rurales en la región noroeste del país es uno de los principales problemas con los que tendrá que lidiar Nigeria para evitar la proliferación de Boko Haram e ISWAP.

atalayar.com

El Ejército Nacional de Libia anuncia la detención de siete terroristas afiliados a Al-Qaeda

Raúl Redondo

Tropas leales al GNA en Trípoli, Libia

PHOTO/REUTERS  –   Tropas leales al GNA en Trípoli, Libia

Ahmed al-Mismari, portavoz del Ejército Nacional de Libia (LNA, por sus siglas en inglés), comunicó de manera oficial el arresto de siete integrantes del grupo terrorista yihadista Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y el norte de África tras una intervención llevada a cabo en la región de Ubari, en el suroeste del territorio libio. 

En una nota oficial difundida, Ahmed al-Mismari reseñó que diversas unidades de los cuerpos de operaciones especiales ligados a Tariq bin Ziyad y las 116 Brigadas de Infantería lanzaron una operación sobre los vecindarios de Al-Taraqin Al-Sharib en el suroeste de Libia, con los escondites de la organización terrorista Al-Qaeda en el Magreb Islámico como objetivos principales. 

El portavoz del LNA señaló que siete terroristas de AQMI fueron arrestados, entre ellos Hassan al-Washi, comandante de Al-Qaeda que regresó de Mali durante la semana pasada, y Omar al-Washi. También explicó que las fuerzas del LNA se hicieron con grandes cantidades de municiones, armas y documentos muy importantes de elementos insurgentes. 

Al-Mismari también aseguró que esta operación se enmarca en las estrategias de seguridad destinadas a perseguir y eliminar células terroristas, hacer cumplir la ley, mantener el prestigio del Estado en todo su territorio geográfico, asegurar la integridad de sus ciudadanos y lograr y preservar la seguridad nacional.

El LNA, comandado por el mariscal Jalifa Haftar, siempre ha manifestado que su principal reto en la guerra civil que se desarrolla en Libia es terminar tomando Trípoli, sede del poder del rival Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés) del primer ministro Fayez Sarraj, para dar por terminado el enfrentamiento bélico, pacificar el país, acabar con los milicianos ligados al terrorismo yihadista alojados en la zona y poder celebrar elecciones posteriormente. 

La guerra civil libia se desarrolla desde 2014 entre el GNA de Fayez Sarraj y el LNA de Jalifa Haftar, asociado este a su vez al otro Ejecutivo oriental de Tobruk. El conflicto bélico en el país norteafricano se ha convertido desde hace ya mucho tiempo en un tablero de juego en el que participan varias naciones foráneas con intereses creados sobre la importancia geopolítica de Libia en el Mediterráneo y sobre sus recursos petrolíferos. En este escenario, el GNA es reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde 2016 y recibe el apoyo militar de Turquía (incluidos mercenarios provenientes de Siria y vinculados a grupos ligados en el pasado con organizaciones terroristas yihadistas como Al-Qaeda o Daesh) y el sustento financiero de Qatar. Mientras, el LNA es apoyado por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto (estos tres grandes rivales del Estado qatarí, al que impusieron un bloque económico y político en 2017 tras acusarle de dar soporte el terrorismo transfronterizo), Rusia y Francia. 

La irrupción de Turquía en la guerra varió el curso de esta, que tenía como favorito al Ejército de Haftar tras la ofensiva final lanzada en abril del año pasado sobre el bastión tripolitano, y el GNA recuperó posiciones hasta amenazar incluso con tomar núcleos importantes como Sirte o Jufra. 

En este punto, llegaron los últimos contactos diplomáticos llevados a cabo en Marruecos, Egipto y Suiza para poder llegar a un acuerdo de paz. Algo que parece que sigue avanzando tras los últimos entendimientos alcanzados entre las partes enfrentadas sobre organización política e institucional una vez se ponga fin a la disputa armada. Incluso, los contactos materializados en Ginebra (Suiza) por los representantes militares de ambas facciones significaron la materialización de un alto el fuego permanente orientado a facilitar la evolución de las conversaciones entre las partes. 

atalayar.com

Sahel: mismo fin, diferente estrategia

Diego Urteaga

Soldado Francés

AFP/ MICHELE CATTANI  –   Soldados del ejército francés patrullan una zona rural durante la operación Barkhane en el norte de Burkina Faso el 9 de noviembre de 2019

Los éxitos recientes de operaciones contra el yihadismo en el Sahel por parte de tropas francesas, especialmente en la zona denominada de las tres fronteras, no oculta una realidad: hay evidentes signos de agotamiento. No sólo desde un punto de vista nacional y político en Mali en particular, sino para el propio país europeo. El coste de la operación Barkhane se sitúa alrededor de los 1.000 millones de euros anuales para mantener una presencia militar que empieza a acercarse a la década de duración, y que ha dejado medio centenar de bajas en las filas francesas. En ambos sentidos, una cifra récord para Francia desde la década de los 60. Además, para el particular maliense, cuya inestabilidad política no proviene exclusivamente de la violencia casi crónica de algunos de sus territorios, la presencia francesa empieza a repercutir negativamente en un amplio porcentaje de la población, lo que redunda en mayor contestación social y política.

Soldados franceses
AFP/ MICHELE CATTANI – Soldados del ejército francés en el norte de Burkina Faso el 12 de noviembre de 2019

Mali ya ha dado ciertos pasos para definir su propia forma de interactuar con los grupos terroristas presentes en la región, mostrando un claro aperturismo hacia el diálogo. Tanto desde el Ejecutivo del depuesto presidente Ibrahim Boubacar Keïta, como desde el recientemente formado tras el golpe de Estado de este verano, se sondea la posibilidad de negociación con ciertos grupos o actores dentro de los entramados que forman las filiales tanto de Daesh como de Al-Qaeda en el Sahel. Sin ir más lejos, la liberación de varios rehenes a cambio de casi dos centenares de yihadistas iniciada por el Gobierno maliense, no ha sido demasiado celebrada, ni vista como un éxito diplomático notable en París. Este perfil más bajo de lo habitual en un presidente como Emmanuel Macron y un país como Francia, deja entrever cierta tirantez y discrepancia en las formas y, sobre todo, en el coste de la liberación. Algo que, por supuesto, no ha verbalizado la diplomacia francesa.

cooperante Sohpie Petronin
AFP/ GONZALO FUENTES – El presidente francés Emmanuel Macron (R) está junto a la cooperante francesa Sophie Petronin (C), quien es recibida por su familia después de que unos presuntos secuestradores yihadistas liberaran a esta mujer de 75 años de edad de casi cuatro años de cautiverio en Malí a su llegada al aeropuerto militar de Villacoublay, cerca de París, el 9 de octubre de 2020

Ni la presencia militar, ni la negociación con grupos yihadistas implicarán una solución definitiva ni inmediata a la crisis que vive esta región africana desde hace años. La primera es una consecuencia de la existencia de esos grupos terroristas con los que se busca negociar, terrorismo que es a su vez consecuencia de la falta de buena gobernanza y presencia del Estado en el conjunto del territorio, también de la fricción étnica, de la falta de desarrollo y oportunidades, etc. Por tanto, la única solución duradera pasa por atajar de raíz esas problemáticas, y que, en esas soluciones, actores externos vayan teniendo cada vez más peso. Buscando pasar de la casi tutela – incluso casi sustitución en el ámbito militar por parte de Francia –, a un acompañamiento por parte de aquellos que tienen las capacidades y los medios para hacerlo, como es el caso de actores como la Unión Europea. 

Stephen McGown liberado
AFP PHOTO/GULSHAN KHAN – El rehén sudafricano liberado Stephen McGown (izquierda), que fue mantenido como rehén por Al-Qaeda en Malí durante casi seis años, estrecha la mano de Mohamed Yehia Dicko (derecha), que participó en las negociaciones para su liberación, después de una conferencia de prensa, diez días después de haber sido liberado, en la sede de la fundación Gift of the Givers, el 10 de agosto de 2017 en Johannesburgo (Sudáfrica)

En esa línea lleva un tiempo trabajando Francia, que trata de atraer a sus socios europeos a involucrarse militarmente en la región, repartiendo la carga que ahora mismo sostiene París casi en exclusiva. Ese es el objetivo de la Task Force Takuba, que poco a poco va sumando países no sólo al apoyo político de la operación, algo que España ni siquiera ha hecho, sino también al envío de efectivos. Según la ministra de Defensa francesa, Florence Parly, Portugal e Italia serían los últimos en sumarse a otros como Suecia, República Checa o Estonia. Un híbrido, palabras del exoficial francés Michel Goya, entre la finalización de la presencia francesa y el actual rol que lleva a cabo la operación Barkhane. En este marco también pueden situarse nuevas plataformas como la Alianza por el Sahel, que pretende canalizar las inversiones en desarrollo que se realizan en la región.

Programa de entrenamiento
AFP PHOTO / ECPAD / EJÉRCITO FRANCÉS – Programa de entrenamiento por los instructores de la EUTM

La Unión Europea, por su parte, también entiende que la buena gobernanza es el pilar fundamental para que todo lo invertido en el Sahel, desde tiempo, a dinero y también, claro, vidas humanas, tenga sentido y fructifique en la consolidación de los Estados de la región. La labor de formación que lleva a cabo la EUTM-Mali o proyectos como el GAR-SI Sahel, junto al papel militar y securitario que debe ir fortaleciendo el G5 Sahel.
Es una evidencia que el terrorismo sigue propagándose por la región, amenazando ahora también a los países costeros como Ghana o Costa de Marfil, pese a la cantidad de esfuerzos puestos en la región. La meta sigue siendo la misma, pero los medios para alcanzar, Barkhane entre ellos, puede que necesiten ser revisados.

atalayar.com

El Ejército de Etiopía bombardea con artillería pesada la capital de Tigray

EFE

Militares etíopes reunidos en una carretera en una zona cercana a la frontera de las regiones de Tigray y Amhara de Etiopía

PHOTO/Agencia de Noticias Etíope vía AP  –   Militares etíopes reunidos en una carretera en una zona cercana a la frontera de las regiones de Tigray y Amhara de Etiopía

El Ejército de Etiopía bombardeó este sábado con artillería pesada Mekele, la capital de Tigray, donde el Gobierno federal ha iniciado una guerra con el Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), informaron a Efe fuentes diplomáticas.

“Hasta ahora hemos identificado la presencia de fuertes explosiones en la parte central de Mekele y otra explosión en las afueras”, dijo el diplomático, que indicó que han sido atacadas instalaciones pertenecientes al FPLT.

Según una declaración del Gobierno regional de Tigray, publicada por Tigray Media House, “desde ayer, Abiy Ahmed y las fuerzas eritreas han estado bombardeando con artillería pesada”, hoy “principalmente contra lugares e infraestructuras civiles”.

El 26 de noviembre, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ordenó el ataque final contra las autoridades rebeldes de la región de Tigray y prometió “mucho cuidado” para no herir a civiles en el despliegue para tomar Mekele, de casi medio millón de habitantes.

El teniente general Hassen Ibrahim, jefe del Departamento de Drenaje de la Fuerza de Defensa Nacional, declaró en un comunicado que el Ejército ha tomado el control de la ciudad de Wukro, a unos 50 kilómetros al norte de Mekele, y que controlará Mekele en unos días, según recogió el portal etíope fanabc.com.

Los bombardeos a la capital de Tigray tienen lugar tras la reunión de ayer de Abiy con los expresidentes Joaquim Chissano (Mozambique), Ellen Johnson-Sirleaf (Liberia) y Kgalema Motlanthe (Sudáfrica), enviados por la Unión Africana (UA) para mediar en la guerra en la que el primer ministro rechazó el diálogo como vía de solución.

El único diálogo que contempla el mandatario es con “partidos políticos que operan legalmente en la región” y con representantes de la sociedad civil.

Por ahora, el primer ministro etíope, Premio Nobel de la Paz en 2019, ha desoído los llamamientos internacionales a un cese o descenso de las hostilidades contra el FPLT, el partido que gobierna Tigray, región fronteriza con Eritrea y Sudán.

Desde el pasado día 4, cuando Abiy ordenó la ofensiva contra el FPLT en respuesta a un ataque de fuerzas tigriñas a una base del Ejército federal en la región, cientos de personas han muerto y más de 43.000 etíopes han escapado al vecino Sudán.

Aunque la contienda empezó el pasado día 4, el contencioso de Tigray comienza en la refundación de Etiopía tras la caída del régimen comunista en 1991, cuando se promueve una política de federalismo étnico, donde supuestamente todas las etnias tienen igual valor y representación.

Sin embargo, el FPLT -que representa al 5 % de los 110 millones de habitantes de Etiopía- lideró desde entonces la coalición étnica que conformaba el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE).

Esa hegemonía duró hasta el nombramiento en 2018 de Abiy, un joven político de origen oromo, como primer ministro, quien quiso extirpar el etnicismo de la política refundando el FDRPE en el Partido de la Prosperidad (PP), del que se desvinculó el FPLT.

Tras retrasarse las elecciones generales, que debían tener lugar el pasado agosto, por la COVID-19, el FPLT celebró en septiembre comicios parlamentarios regionales, que el Gobierno central tachó de ilegales, de ahí que busque restaurar en Tigray el “orden constitucional”.

Asimismo, desde el 5 de octubre, fecha en la que teóricamente vencía el mandato de Abiy, el Gobierno de Tigray no reconoce la autoridad del Ejecutivo federal.

El conflicto se ha convertido en una disputa internacional tras el ataque del FPLT la noche del 14 de noviembre en Eritrea -país aliado del Gobierno etíope- a instalaciones, incluido el aeropuerto de Asmara, la capital, “usadas para perpetrar ataques en Tigray”.

Según una alerta de seguridad emitida por la Embajada de Estados Unidos en Asmara, este 27 de noviembre por la noche “se escuchó un fuerte ruido, posiblemente una explosión”. La Embajada estadounidense instó a sus ciudadanos en el país a continuar siendo “cautelosos” y que “permanezcan en sus hogares (cuando no estén en el trabajo), realicen solo viajes esenciales y permanezcan en situación consciente de las hostilidades en curso en la región de Tigray en Etiopía”.

atalayar.com

El UAV MQ-9 Reaper será mejorado con inteligencia artificial

Diego Urteaga

AVIONES

AFP/ISAAC BREKKEN  –   Un avión MQ-9 Reaper pilotado remotamente pasa volando durante una misión de entrenamiento 

La empresa estadounidense General Atomics Aeronautical Systems se ha hecho con un contrato cercano a los cien millones de dólares para desarrollar y potenciar la inteligencia artificial de los vehículos aéreos no tripulados (UAVs por sus siglas en inglés). El contrato es financiado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, en particular por el Centro Adjunto de Inteligencia Artificial (JAIC). Estados Unidos busca con esta inversión mejorar las capacidades de los UAVs a través de la detección autónoma de elementos. La mejora de la capacidad de reconocimiento gracias a la inteligencia artificial potenciará las prestaciones y posibilidades de estos aviones no tripulados en cualquiera de las operaciones militares en las que pueden participar: desde las de reconocimiento e inteligencia, hasta las de ataque. 

AFP/ETHAN MILLER : Un avión teledirigido MQ-9 Reaper volando en la base aérea de Creech en Indian Springs, Nevada 
AFP/ETHAN MILLER : Un avión teledirigido MQ-9 Reaper volando en la base aérea de Creech en Indian Springs, Nevada 

General Atomics ha elegido su reconocido MQ-9 Reaper para la puesta en práctica del desarrollo de esta nueva tecnología, ya que, en palabras de la compañía a través del vicepresidente de Estrategia de Negocio John Reid, “este modelo cuenta con el Sistema de Asistencia de Protección Digital y del radar de apertura artificial Lynx”. Esta será sólo una de las múltiples capacidades que proporciona este enorme – tiene una longitud de 11 metros – modelo de UAV, presente en las Fuerzas Armadas estadounidenses desde 2007, tras el éxito de su predecesor, el MQ-1. Un modelo muy exportado 

Las capacidades que aporta este modelo le han permitido ser exportado a países como Francia, Italia, Reino Unido o Países Bajos. También España adquirió cuatro aparatos por un total de 158 millones de dólares, tras la decisión tomada en 2015 en la que se valoró también el modelo israelí Heron TP. El primero de estos UAVs fue entregado en diciembre de 2019, y ha sido probado durante los últimos meses por el Ejército del Aire. A pesar de que este UAV puede ser armado, España no contempla por ahora dotarlo de esa capacidad de ataque, como sí hace Estados Unidos o nuestra vecina Francia con los que mantiene desplegados en el Sahel en el marco de la operación Barkhane. España no cuenta aún con los cuatro modelos disponibles, pues sigue recibiendo – la última se produjo hace unos días – material relativo a este aparato, que no consta solo del propio UAV, sino de sus estaciones de uso remoto. 

PHOTO/ SA-SECURITY/DRONES REUTERS/Airman 1st Class Michael Shoemaker/USAF : Operadores de drones vuelan una misión de entrenamiento del MQ-9 Reaper desde una estación de control en tierra en la Base Aérea Holloman, Nuevo México 
PHOTO/ SA-SECURITY/DRONES REUTERS/Airman 1st Class Michael Shoemaker/USAF : Operadores de drones vuelan una misión de entrenamiento del MQ-9 Reaper desde una estación de control en tierra en la Base Aérea Holloman, Nuevo México 

Aparte de su exportación a países europeos y miembros de la OTAN, resulta significativa la reciente aprobación de la venta del MQ-9 Reaper a Emiratos Árabes Unidos. Tras los Acuerdos de Abraham con los que se normalizaban las relaciones entre el país del Golfo e Israel, se anunció una compra masiva de material militar. Además del medio centenar de F-35 por valor de 10.000 millones de dólares, Emiratos Árabes Unidos solicitó la compra de hasta 18 MQ-9 por valor de otros 3.000 millones de dólares. Junto con los UAVs, se adquirirían los elementos necesarios para armarlos, misiles aire-aire y aire-tierra, entre los que se encuentran los misiles Hellfire, por valor de otros 10.000 millones de dólares.  

PHOTO/MINISTERIO DE DEFENSA: MQ-9 Predator B del Ejército del Aire Español 
PHOTO/MINISTERIO DE DEFENSA: MQ-9 Predator B del Ejército del Aire Español 

También es importante destacar que Marruecos opera el hermano pequeño de este MQ-9 Reaper, el citado anteriormente MQ-1 Predator. Aunque las capacidades del modelo actual son muy superiores, Marruecos, con la ayuda de Estados Unidos, mantiene sus cuatro aeronaves muy actualizadas. 

atalayar.com

El tercer gran golpe del año contra el régimen iraní aleja un posibe acuerdo con Biden

Gustavo Sierra

La escena del ataque contra el científico Mohsen Fakhrizadeh en la localidad de Admadav, en las afueras de Teherán. (IRIB NEWS AGENCY/AFP)

La escena del ataque contra el científico Mohsen Fakhrizadeh en la localidad de Admadav, en las afueras de Teherán. (IRIB NEWS AGENCY/AFP)


El régimen de los ayatollahs de Irán recibió el tercer gran golpe de este año contra su seguridad. Ayer cayó en un atentado en Teherán, supuestamente organizado por agentes israelíes infiltrados, el principal científico nuclear iraní, Mohsen Fakhrizadeh, a quien la inteligencia estadounidense e israelí señalan desde hace años como el jefe del programa secreto nuclear para diseñar una ojiva atómica. Hace tres meses, había muerto en otro ataque de similares características y también en la capital iraní, Abdulá Ahmed Abdulá, el número dos de la red terrorista Al Qaeda, la matriz de la yihad global. Y apenas a tres días de comenzado este 2020, había sido alcanzado por un misil lanzado por un drone del ejército estadounidense el general de división Qasem Soleimani, la segunda persona más poderosa de Irán tras el Líder Supremo Ali Khamenei.

El sistema de seguridad de Teherán, uno de los más efectivos y cerrados del mundo, casi impenetrable desde los años de la consolidación de la revolución islámica de 1979, fue violado por tercera vez en diez meses poniendo en duda su eficacia y lanzando un torrente de especulaciones. Si se confirma que el atentado contra Fakhrizadeh fue obra de un comando infiltrado israelí que también actuó en el caso de Abdulá, como se menciona en algunos reportes de la prensa de Tel Aviv, por primera vez en 40 años las fuerzas pro-occidentales habrían logrado lo que tanto buscaron: debilitar al régimen iraní y su programa de armamento nuclear. En ese sentido, la desaparición de Fakhrizadeh es un retroceso sustancial –sino definitivo- para las aspiraciones de los ayatollahs.

El físico Mohsen Fakhrizadeh Mahabadi, de 63 años, era oficial de la Guardia Revolucionaria Iraní y profesor de física en la Universidad Imam Hussein de Teherán. Según un informe del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, también ocupaba el cargo de científico superior del Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas y anteriormente había sido director del Centro de Investigación Física (PHRC). Es considerado la fuerza motriz detrás del programa de armas nucleares en los últimos 20 años, y continuó liderando el trabajo en el área después de que la mayor parte del esfuerzo se disolviera silenciosamente a principios de la década de 2000, según las evaluaciones de la inteligencia estadounidense y documentos nucleares iraníes obtenidos por Israel. En estos informes se conoció que el programa nuclear era denominado oficialmente como Proyecto 111. Otro documento interno iraní de 2007 filtrado al Sunday Times de Londres identificó a Fakhrizadeh como el presidente de la organización Field for the Expansion of Deployment of Advanced Technology (FEDAT), el nombre de portada de la organización que dirige el programa de armas nucleares de Irán. El documento, titulado “Perspectivas de las actividades especiales relacionadas con los neutrones en los próximos 4 años”, establece ese período de tiempo para desarrollar un iniciador de neutrones deuteridos de uranio.

La planta nuclear de Bushehr, una de las utilizadas en el plan iraní para convertir el uranio en armas atómicas que estaba dirigido por  Fakhrizadeh.(Abedin Taherkenare/EFE)


La planta nuclear de Bushehr, una de las utilizadas en el plan iraní para convertir el uranio en armas atómicas que estaba dirigido por Fakhrizadeh.(Abedin Taherkenare/EFE)
El nombre de Mohsen Fakhrizadeh apareció, por primera vez, en el radar del periodismo el 8 de julio de 2008 cuando se lo añadió a la lista de Nacionales Especialmente Designados (SDN) que mantiene la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Antes, figuraba en un anexo de la Resolución 1747 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del 24 de marzo de 2007, como persona involucrada en las actividades nucleares o de misiles balísticos de Irán. Un mes más tarde engrosó la lista de la Unión Europea de las personas a las que se les congelaban los fondos que pudiera tener en ese continente. Pero la primera foto pública de Fakhrizadeh la mostró el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu el 8 de mayo de 2018 cuando rebeló que su gobierno había obtenido más de 100.000 documentos originales iraníes en los que se probaba que el régimen continuaba con su programa nuclear a pesar de haber firmado un acuerdo para no hacerlo con la Administración del presidente Barack Obama.

Este no es el primer asesinato de científicos iraníes involucrados en el desarrollo de ojivas nucleares. Entre 2010 y 2012, cuatro físicos nucleares murieron en diferentes atentados (Masoud Alimohammadi, Majid Shahriari, Darioush Rezaeinejad y Mostafa Ahmadi Roshan). Dos de los asesinatos se llevaron a cabo con bombas magnéticas fijadas a los coches de los objetivos; otro fue alcanzado por varios disparos y el último murió por la explosión de una motobomba. El gobierno iraní acusó a Israel de complicidad en los asesinatos y poco después fueron arrestados varios ciudadanos iraníes del grupo Muyahidines del Pueblo de Irán (MEK), que supuestamente habían llevado a cabo la campaña de asesinatos con apoyo del Mossad, el servicio de inteligencia israelí. Las agencias occidentales y funcionarios de Washington confirmaron en ese entonces la conexión entre ese grupo de resistencia iraní y el Mossad. Israel no confirmó ni negó su participación, pero el ministro de defensa israelí Moshe Ya’alon dijo que “actuaremos de cualquier manera y no estamos dispuestos a tolerar un Irán con armas nucleares. Preferimos que esto se haga por medio de sanciones, pero al final, Israel debería ser capaz de defenderse”. La campaña de asesinatos terminó en 2013 tras la presión diplomática de Estados Unidos, que intentaba negociar en ese momento un acuerdo de restricciones a las actividades nucleares de Irán.

Según la agencia de inteligencia privada americana Stratfor, un quinto científico iraní fue envenenado por agentes israelíes y en enero de 2015, las autoridades de Irán informaron que habían frustrado otro intento del Mossad de asesinar a un científico nuclear iraní.

El primer ministro Benjamin Netanyahu durante la conferencia de prensa del 30 de abril de 2018 en la que mostró, por primera vez, una foto de Fakrizade. (REUTERS/ Amir Cohen)

El primer ministro Benjamin Netanyahu durante la conferencia de prensa del 30 de abril de 2018 en la que mostró, por primera vez, una foto de Fakrizade. (REUTERS/ Amir Cohen)

En el caso de Fakhrizadeh, de acuerdo al New York Times, dos oficiales de inteligencia y un funcionario del área confirmaron que Israel estaba detrás del ataque al científico. Aunque no está claro cuánto podía saber Estados Unidos sobre la operación con antelación, pero los dos países comparten desde hace tiempo la información confidencial sobre Irán. La Casa Blanca y la C.I.A. no hicieron comentarios. Desde ya, el asesinato es un revés para las aspiraciones del presidente electo Joe Biden de revivir el acuerdo nuclear de 2015. “Un golpe así en vísperas de una nueva administración podría envenenar las relaciones con Teherán hasta tal punto que negociar un restablecimiento del acuerdo, o endurecer sus términos, podría ser imposible”, decía un analista del principal diario neoyorquino.

Desde que Trump echó al Secretario de Defensa, Mark T. Esper, y otros altos funcionarios del Pentágono la semana pasada, la comunidad de inteligencia de Washington teme que el presidente saliente ordene iniciar operaciones, ya sean abiertas o secretas, contra Irán u otros adversarios. Otra especulación es que Netanyahu, que fue frenado por sucesivos gobiernos estadounidenses cuando estaba a punto de atacar las instalaciones nucleares de Irán, podría haber actuado aprovechando la debilidad de la actual Administración y el hecho de que sería improbable que Trump lo sancionara. Tampoco hay que descartar que el tema haya sido discutido en la reunión secreta que aparentemente mantuvieron en el desierto de las afueras de Riyadh esta semana, el primer ministro israelí Netanyahu, el secretario Pompeo y el príncipe de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

infobae.com

Tensión en el Sáhara Occidental: origen e implicaciones para España

Alberto Suárez Gil

Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental, el 24 de noviembre de 2020, tras la intervención de las fuerzas armadas reales marroquíes en la zona

AFP/FADEL SENNA  –   Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental, el 24 de noviembre de 2020, tras la intervención de las fuerzas armadas reales marroquíes en la zona

En Canarias y en la Península el asunto ha despertado vivas reacciones, especialmente de solidaridad hacia las aspiraciones independentistas saharauis. ¿Cuál es el vínculo que nos une a este territorio? ¿Cuáles son las implicaciones geopolíticas y de seguridad que deberíamos tener en cuenta si la situación se degrada?

Empecemos por la primera pregunta. El Sáhara fue hasta 1975 colonia española. Prueba de ello son las memorias de personas de cierta edad sobre el pavor que causaba en los jóvenes hacer el servicio militar allí y las imágenes de legionarios en Land Rover con turbante y sandalias. Administrativamente, el Sáhara no era una colonia, sino una provincia más de España.

El origen de la actual tensión empezó en 1975. Ese año -mientras Franco agonizaba- Marruecos -que reclama para sí el Sáhara- invadió la provincia en la famosa Marcha Verde. El conflicto se resolvió con los Acuerdos de Madrid, por los cuales España se comprometía a dejar el Sáhara y a administrarla temporalmente con Marruecos y Mauritania. Sin embargo, las cosas no se desarrollaron como estaban previstas: España se marchó un año más tarde, situación que aprovecharon Rabat y Nuakchot para ocupar el Sáhara. El Frente Polisario, que había luchado contra España, se vio ahora enfrentándose a Marruecos y Mauritania. 

Aunque Mauritania se retiró en 1979, la guerra entre el Polisario y Marruecos se alargó hasta 1991, cuando ambas partes acordaron un alto el fuego y el establecimiento de la MINURSO de Naciones Unidas, encargada de velar por el alto el fuego y la elaboración de un referéndum. El referéndum no se ha celebrado y el conflicto se ha enquistado, llegando a tal punto de irrelevancia que la palabra referéndum ya no aparece en los comunicados de la ONU y que, desde 2019, no se ha nombrado un Representante Especial. 

Un empeoramiento del conflicto debería preocuparnos, especialmente desde el ángulo migratorio y antiterrorista. 

Saharauis Guerguerat
PHOTO/AF – Un  hombre saharaui sostiene una bandera del Frente Polisario en la zona de Al-Mahbes en el Sáhara Occidental controlado por el Polisario, a unos 1.000 kilómetros al noroeste del cruce fronterizo de Guerguerat 

Si Marruecos decide declararle la guerra al Polisario (hasta ahora, sólo el Polisario está en guerra), el conflicto tendría el potencial de empeorar la crisis migratoria que desde hace unos meses padece el archipiélago canario. En lo que va de año han llegado a costas canarias 18.000 migrantes, la mayor parte de Marruecos y saliendo de las costas del territorio en disputa. Si hubiera guerra, es muy probable que muchos jóvenes marroquíes, con pocas oportunidades de trabajo, no quieran luchar, especialmente si tenemos en cuenta que en Marruecos el servicio militar obligatorio afecta a los varones entre 19 y 25 años. A este flujo habría que añadirle el de los saharauis que escaparían tanto del conflicto como de la represión de Marruecos, pues Rabat no tolerará ninguna manifestación de simpatía por el Polisario en lo que considera sus Provincias del Sur. 

Otro riesgo tiene que ver con el terrorismo. El Sáhara Occidental limita con el Sahel, que en los últimos años se ha convertido en un polvorín yihadista. Para complicar las cosas, el líder del Estado Islámico del Sahel Adnan Abu al-Walid al-Sahrawi es de origen saharaui, más específicamente del campamento de Tinduf, principal campo de refugiados del Polisario. De hecho, el yihadismo encontraría terreno fértil para reclutar en los campamentos saharauis pues en los últimos años ha aumentado la frustración por el enquistamiento del conflicto, el autoritarismo del liderazgo del Polisario y las míseras condiciones de vida en los campos de refugiados. Como resultado, una guerra que en principio no tiene conexión alguna con el yihadismo, podría ser secuestrada por el EIGS (Estado Islámico del Gran Sáhara), como ocurrió en Mali en el año 2012, cuando la insurrección tuareg fue acaparada por los yihadistas. 

También hay que considerar una posibilidad que, aunque desagradable, podría involucrar a España en el conflicto: la posibilidad de que España (especialmente las islas Canarias) se conviertan en el teatro de operaciones de actos terroristas por parte saharaui. Si bien es cierto que en Canarias existe simpatía por el Polisario, también es incuestionable que cuenta con una numerosa comunidad marroquí. Esto puede dar lugar a que ciertos saharauis -especialmente yihadistas- organicen atentados contra intereses marroquíes en las islas o contra instalaciones turísticas como represalia por el apoyo español a Marruecos. El impacto sobre el turismo sería grave, especialmente a la reputación de Canarias como un destino seguro, lo cual debilitaría aún más la economía de las islas. También aumentaría el rechazo local a los inmigrantes. Aunque el pueblo canario tiene fama de solidario, también ha aumentado el hastío popular frente a la crisis migratoria, más aún cuando la pandemia ha debilitado el principal motor económico de las islas (el turismo), del cual dependen muchas familias.

En conclusión, el vínculo colonial, la Marcha Verde de Marruecos y la subsiguiente retirada de España, unidas a la invasión del Sáhara Occidental por Marruecos y Mauritania y la guerra con Rabat hasta 1991, son los orígenes del actual conflicto saharaui. Para España, un agravamiento de la situación daría lugar a un aumento de la migración hacia Canarias de marroquíes y saharauis, empeorando la actual crisis migratoria en el archipiélago. En términos de seguridad, la sombra del yihadismo, especialmente del EIGS, se puede cernir sobre el Polisario, donde las condiciones son fértiles para la radicalización. Si el yihadismo se impone, España podría ser víctima de una campaña terrorista contra instalaciones turísticas e intereses marroquíes, con las islas Canarias siendo las más perjudicadas, impactando de manera negativa en la reputación turística del archipiélago. 

atalayar.com