Archivo de la categoría: 1-NOTICIAS

Turquía negocia con Pakistán la coproducción de armamento militar

Álvaro Escalonilla

AFP PHOTO / PAKISTAN PRIME MINISTER OFFICE

AFP PHOTO / PAKISTAN PRIME MINISTER OFFICE  –   El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se reúne con el primer ministro de Pakistán Imran Khan en Islamabad

Ankara presiona a Islamabad para la fabricación conjunta de aviones de combate y misiles. De cumplirse los términos de la negociación, Turquía tendría acceso a la tecnología militar china, ya que Pakistán coopera con el país asiático en la producción de aviones JF-17 e, incluso, misiles balísticos Shaheen, según indica Bloomberg. 

Las relaciones entre Pekín e Islamabad son fluidas. Ambos cooperan en materia sanitaria, a raíz de la crisis de la COVID-19, y en asuntos geopolíticos. También en proyectos económicos, pues China es el mayor socio comercial de Pakistán a través del denominado Corredor Económico Sino-Paquistaní (CPEC). Sin embargo, uno de los puntos más destacados de su relación bilateral es la cooperación militar y armamentística. 

AFP/FAROOQ NAEEM- Avión de combate paquistaní J-F 17
AFP/FAROOQ NAEEM- Avión de combate paquistaní J-F 17

Un acuerdo entre ambos acercaría a Turquía, miembro destacado de la OTAN, a una parte de la tecnología militar desarrollada por China. Por este motivo, Ankara mantiene a Pakistán como un aliado estratégico y un apoyo potencial para la construcción de un ambicioso proyecto en materia de Defensa. 

El objetivo de Turquía es producir antimisiles de largo alcance Siper y aviones de combate TF-X, sin embargo, las partes no han alcanzado un acuerdo a expensas de conocer la posición de China sobre el asunto. El Ministerio de Asuntos Exteriores chino manifestó a través de un comunicado el martes que el país asiático “siempre ha adoptado una actitud prudente y responsable en la exportación de productos militares y aplica estrictamente las leyes y reglamentos de gestión de las exportaciones militares”.

Turquía y Pakistán mantienen abierta una vía de negociación con el objetivo de cooperar en el desarrollo armamentístico. La última cumbre entre ambos data del pasado mes de enero, cuando el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Pakistán, Mujahid Anwar Khan, visitó Ankara para reunirse con altos mandos militares turcos. Anwar Khan se entrevistó por separado con el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, y con el jefe del Estado Mayor, el general Yaşar Güler. Asimismo, también se reunió con el comandante de las Fuerzas Aéreas turcas, general Hasan.

AP/ANJUM NAVEED-Un misil balístico de fabricación paquistaní NASR se carga en un remolque rueda hacia abajo durante un desfile militar para conmemorar el Día Nacional de Pakistán, en Islamabad
AP/ANJUM NAVEED-Un misil balístico de fabricación paquistaní NASR se carga en un remolque rueda hacia abajo durante un desfile militar para conmemorar el Día Nacional de Pakistán, en Islamabad

En diciembre, las delegaciones turca y paquistaní se reunieron en Ankara en el marco del Grupo de Diálogo Militar de Alto Nivel entre Pakistán y Turquía (HLMDG). Este es el mecanismo institucional que vincula a ambos Estados con el cometido de establecer políticas y planes de acción para promover la cooperación en el ámbito militar. 

Durante la reunión se discutieron todas las vías de cooperación en materia de formación militar, lucha contra el terrorismo y producción y adquisición de material militar. Ambas partes “compartieron perspectivas sobre el entorno regional imperante, incluyendo Oriente Medio, el sur de Asia y Afganistán”, según recogió la agencia de noticias estatal pakistaní APP. Turquía y Pakistán mantienen, por tanto, una amplia colaboración en materia de Defensa, que va desde la coproducción y exportación de armamento hasta el desarrollo conjunto de prácticas militares, como la operación ‘ATATURK XI’. Erdogan tiende al expansionismo

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha reconocido un “potencial muy serio” de cara a la colaboración militar con Pakistán. Sin embargo, de cumplirse los términos de la negociación, Estados Unidos reprobaría la postura de Turquía por incumplir con su compromiso con la OTAN. 

Las fricciones entre Washington y Ankara han sido constantes. Estados Unidos impuso un paquete de sanciones a Turquía el pasado mes de diciembre por el despliegue del sistema de defensa antimisiles ruso S-400. Adquirido un año antes por el Gobierno turco, este constituía una amenaza para la alianza atlántica según EEUU. 

Los funcionarios turcos que participaron en las negociaciones con Pakistán han reconocido en una serie de declaraciones recogidas por Bloomberg que el acercamiento entre Ankara e Islamabad responde a las aspiraciones de Erdogan de convertir a Turquía en una potencia hegemónica.

AP/ANJUM NAVEED-Vehículo que transporta misiles de crucero Ra'ad
AP/ANJUM NAVEED-Vehículo que transporta misiles de crucero Ra’ad

Las últimas acciones llevadas a cabo por Turquía en Oriente Medio y en el norte de África son el claro ejemplo de las aspiraciones de Erdogan. Por una parte, el Ejército turco ha focalizado sus ataques a la milicia kurda YPG en el tablero sirio. El principal aliado estadounidense en combatir a Daesh es considerado por Ankara un socio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), organización catalogada como terrorista tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea, además de Turquía.

Mientras, Ankara trata de dificultar el proceso de paz en Libia. Durante los últimos meses previos al establecimiento del Gobierno de transición, Erdogan insistió en el envío de material militar al Gobierno de Acuerdo Nacional, respaldado a su vez por la ONU, para reconducir la favorable posición con la que contaban las tropas del Ejército Nacional Libio de Haftar. 

El presidente turco respondió esta semana a la petición de la comunidad internacional y de los actores libios para retirar sus tropas del país. Erdogan manifestó su compromiso de abandonar el país “cuando lo hagan el resto de tropas extranjeras”. Según los acuerdos del pasado otoño, los mercenarios y las tropas extranjeras presentes en Libia deberían haber abandonado el país antes del 23 de enero. La comunidad internacional insiste en que este paso es clave para que la situación se estabilice y el nuevo Gobierno eche a rodar.

atalayar.com

Marruecos decide suspender relaciones con Alemania

Andrea Polidura

Atalayar_Nasser Bourita

AFP/ FADEL SENNA  –   El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita

Marruecos ha decidido suspender todos los contactos con el Gobierno alemán y sus instituciones públicas. En una toma de decisión, aparentemente repentina, el Reino alauí no ha querido especificar el motivo. El ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, ha difundido un comunicado donde justifica esta decisión como consecuencia de “malentendidos profundos (…) a propósito de cuestiones fundamentales para el Reino de Marruecos”.

En una carta, dirigida al jefe del Gobierno y todos sus miembros, Bourita insta a la “suspensión de cualquier contacto, interacción o acción de cooperación (…) con la embajada de Alemania en Marruecos, con los organismos de cooperación y las fundaciones políticas alemanas”. Asimismo, advierte de que cualquier excepción a esta suspensión sólo se puede realizar “en base a un acuerdo previo del ministerio de Asuntos Exteriores”.

Atalayar_Nota del ministro de exteriores alemania
Nota del ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos ordenando la suspensión de cualquier relación con Alemania

El texto, por lo tanto, no establece una razón concreta por la que se haya podido llegar a tensar hasta este punto las relaciones diplomáticas entre Alemania y Marruecos. Es por este motivo, que se han multiplicado los rumores de las posibles causas que han conllevado a la ruptura entre estos dos países.

Una de las principales teorías, se encuentra estrechamente relacionada con el conflicto en el Sáhara Occidental. Desde Berlín defienden “una solución política justa, duradera y aceptada por las dos partes bajo los auspicios de las Naciones Unidas” como salida al contencioso, una postura muy alejada de los intereses marroquíes, que defienden su soberanía sobre el territorio y apuesta por un referéndum de autonomía. Además, Alemania fue el país europeo que impulsó la convocatoria de una reunión a puerta cerrada en el Consejo de Seguridad el pasado diciembre para estudiar la cuestión del Sáhara Occidental.

Atalayar_Nasser Bourita y Jared Kushner
PHOTO/AP – El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, habla con los periodistas mientras el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, se encuentra a la derecha, en la casa de huéspedes junto al palacio real en Rabat, Marruecos

Medios marroquíes apuntaban, sin embargo, a una posible trama de espionaje alemán. “Berlín habría enviado informantes para recopilar información muy sensible”, escriben algunos medios locales. Entre las especulaciones, otros apuntaban, que el posible motivo de esta ruptura podría venir de la colocación de la bandera del Frente Polisario, durante unas horas, en la fachada del Parlamento regional de Bremen (Alemania).

La última de las razones podría ser una respuesta por parte del Reino del norte de África al desplante alemán al no invitarle a una reunión internacional sobre el conflicto en Libia. Berlín acogió una conferencia en enero de 2020 para abordar la situación en el país africano. Por su parte, Alemania invitó a jefes de Estado de los países involucrados en el conflicto libio, además de representantes de la Unión Europea, la Unión Africana y la Liga Árabe. Marruecos expresó su sorpresa al no haber recibido una invitación a dicha conferencia. Rabat agregó que su país ha jugado un papel esencial en los esfuerzos internacionales para poner fin al conflicto en Libia.

Atalayar_Nasser Bourita libia
AFP/ FADEL SENNA – Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Marruecos, preside una reunión de representantes de las administraciones rivales de Libia en la ciudad costera de Bouznika

Las relaciones entre Marruecos y Alemania, a grandes rasgos, han sido generalmente buenas. De hecho, hace tres meses, el ministro de Asuntos Exteriores elogió la “excelencia de la cooperación bilateral” después de que Berlín liberara 1.387 mil millones de euros en apoyo a las reformas financieras marroquíes y las contramedidas contra el coronavirus.

Es probable que la tensión entre estos dos países no se haya propiciado por un hecho concreto, sino que se ha ido gestando hasta llegar a un punto de no retorno, en el que en este caso Marruecos ha decidido suspender relaciones con el país germano, mandado un mensaje claro y directo al Ejecutivo de Angela Merkel. 

Asimismo, se teme que pueda originarse una crisis diplomática entre Marruecos y la Unión Europea, si, a finales de año, el Tribunal de Justicia de la UE invalida los acuerdos, renovados en 2019, sobre agricultura y pesca. El Frente Polisario, recurrió dichos acuerdos porque incluían una extensión para el Sáhara que, consideran, no se ajusta a la legalidad internacional.

atalayar.com

Aumentan las tensiones entre Turquía e Irán

Álvaro Escalonilla

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, en una conferencia de prensa con su homólogo turco Mevlut Cavusoglu en Estambul, Turquía, 29 de enero de 2021

PHOTO/Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía  –   El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, en una conferencia de prensa con su homólogo turco Mevlut Cavusoglu en Estambul, Turquía, 29 de enero de 2021

Ankara y Teherán han citado a sus respectivos embajadores tras la escalada de las tensiones entre ambos. El Ministerio de Asuntos Exteriores turco convocó al embajador de Irán en Ankara, Muhammed Ferazmend, tras los comentarios del embajador de Irán en Irak, Iraj Masjedi, sobre la presencia turca en el norte de Irak; mientras que el régimen de los ayatolás convocó al embajador turco en Teherán, Derya Örs.

El cónsul iraní en Bagdad, Iraj Masjedi, aseguró que Ankara “estaba luchando contra el PKK, cuyo objetivo es la estabilidad, seguridad y soberanía de Irak”, y añadió que Turquía debía respetar la soberanía de Irak y no llevar a cabo operaciones militares transfronterizas.

“Rechazamos la intervención militar en Irak y las fuerzas turcas no deben suponer una amenaza ni violar el suelo iraquí”, declaró Masjedi. Irán no acepta “en absoluto” ninguna intervención o presencia militar extranjera en Irak, añadió el embajador, “y, por tanto, creemos que los turcos deben volver a su posición internacional”. Ankara, por su parte, rechazó las declaraciones de Masjedi ante la visita de Ferazmend. Según el Ministerio turco, Irán debe apoyar a Turquía en su lucha contra el terrorismo. 

Imagen de archivo facilitada por la Oficina de Prensa del Ministerio de Defensa turco el 17 de junio de 2020, muestra al ministro de Defensa turco, Hulusi Akar (Der), mirando un mapa con miembros del Mando de las Fuerzas Armadas turcas durante una reunión en el Centro de Control del Mando del Ejército en Ankara durante la operación militar apodada "Claw-Tiger" el 17 de junio de 2020
AFP/MINISTERIO DE DEFENSA DE TURQUÍA – Imagen de archivo facilitada por la Oficina de Prensa del Ministerio de Defensa turco el 17 de junio de 2020, muestra al ministro de Defensa turco, Hulusi Akar (Der), mirando un mapa con miembros del Mando de las Fuerzas Armadas turcas durante una reunión en el Centro de Control del Mando del Ejército en Ankara durante la operación militar apodada “Claw-Tiger” el 17 de junio de 2020

El régimen iraní convocó al embajador turco en Teherán, Derya Örs, al Ministerio de Asuntos Exteriores como respuesta a Turquía. Asimismo, la causa de la convocatoria también respondía a las declaraciones proferidas por el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, en sede parlamentaria. 

Soylu declaró la presencia de activistas kurdos en Irán. En concreto, el ministro del Interior aseguró que Irán alberga a un total de 525 terroristas del PKK. Una acusación que las autoridades persas rechazaron. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Saeed Khatibzadeh, tildó los comentarios de inaceptables y advirtió que iban en contra de los esfuerzos de cooperación entre ambos países.

Ankara ha llevado a cabo intensas incursiones aéreas y terrestres en el norte de Irak desde el verano de 2020, en el marco de las operaciones Garra Águila y Garra Tigre, contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y sus bases en la región, considerada como organización terrorista por Turquía y la Unión Europea. 

Policías antidisturbios iraquíes protegen la Embajada de Turquía en Bagdad el 18 de febrero de 2021 tras las convocatorias en las redes sociales para concentrarse ante la Embajada turca en protesta por las promesas de Turquía de invadir el enclave noroccidental de Sinjar
AFP/AHMAD AL-RUBAYE – Policías antidisturbios iraquíes protegen la Embajada de Turquía en Bagdad el 18 de febrero de 2021 tras las convocatorias en las redes sociales para concentrarse ante la Embajada turca en protesta por las promesas de Turquía de invadir el enclave noroccidental de Sinjar

Estas operaciones han provocado la indignación de Bagdad por las violaciones territoriales de las fuerzas de seguridad turcas. Ankara, sin embargo, ha continuado con los ataques aéreos en la región del Kurdistán iraquí para descabezar la organización del PKK.

La última incursión de Turquía comenzó el pasado 10 de febrero y finalizó cuatro días después, tras la muerte de 13 personas en poder del PKK. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió la ampliación de las operaciones contra la organización después del fracaso del operativo. 

Las autoridades turcas tienen como principal objetivo el cuartel general del PKK en Qandil, y en la región iraquí de Sinjar, donde el grupo kurdo se afianzó después de que Daesh lanzara una ataque mortal contra la población local yazidí en 2014. Sinjar cuenta actualmente con sus propias fuerzas armadas, establecidas entonces por el PKK.

La organización cuenta con pequeños campamentos base repartidos en las zonas montañosas del este y el sureste de Turquía, de mayoría kurda. No obstante, el campamento principal está en las montañas iraquíes de Qandil. El Gobierno Regional del Kurdistán (GRK), controlado por el Partido Democrático del Kurdistán (PDK), quiere eliminar la influencia del PKK sobre Sinjar, así como del resto de fuerzas no oficiales para establecer nuevas bases contra el grupo kurdo. 

Turquía e Irán están adoptando cada vez más aviones no tripulados como su arma preferida contra los rebeldes kurdos en el norte de Irak, lo que hace temer por la seguridad de los civiles y aviva las tensiones geopolíticas
AFP/BIROL BEBEK – Turquía e Irán están adoptando cada vez más aviones no tripulados como su arma preferida contra los rebeldes kurdos en el norte de Irak, lo que hace temer por la seguridad de los civiles y aviva las tensiones geopolíticas

El PDK considera que el PKK es responsable de los civiles muertos en las operaciones militares turcas, y el líder del PDK, Masoud Barzani, ha solicitado al Partido de los Trabajadores que abandone la región para evitar una nueva escalada con Turquía en noviembre.

“¿Qué tiene que ver Sinjar con Turquía?”, declaró Masjedi. “No tiene ninguna relación con Turquía para amenazar o tomar una decisión al respecto. Por lo tanto, rechazamos cualquier amenaza, ya sea de Turquía o de cualquier otra parte”. El embajador de Irán en Irak reconoció que desde Teherán se apoya “cualquier decisión y acuerdo” que contribuya a la seguridad de la región de Sinjar, cuyo pueblo “ha sufrido mucho, en particular por parte de Daesh”.

El embajador turco en Bagdad, Fatih Yıldız, respondió a los comentarios de Masjedi a través de Twitter: “Creo que el embajador iraní debería ser la última persona en dar lecciones a Turquía sobre el respeto a las fronteras de Irak. Responderemos adecuadamente”.

atalayar.com

¿Un nuevo Ejército para Mali?

Beatriz Mesa / Mundo Negro

En la imagen superior, soldados alemanes de la MINUSMA en el mercado de camellos de Gao, en marzo de 2017

PHOTO/ALEXANDER KOERNER/GETTY  –   En la imagen superior, soldados alemanes de la MINUSMA en el mercado de camellos de Gao, en marzo de 2017

Tras la asonada que provocó la caída de Ibrahim Boubakar Keita y la creación del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo, que dirigirá la transición política, Mali se enfrenta a uno de sus mayores retos: la reforma del sector de la seguridad en un país en el que múltiples formas de violencia conviven desde hace demasiado tiempo.

Golpes de Estado, insurrecciones armadas de naturaleza secesionista, contestaciones populares, atentados… Así se cuenta la historia contemporánea de Mali, el país que ha condicionado la estabilidad del Sahel, en especial desde que estalló hace casi una década una insurgencia armada en manos de los autóctonos árabes y tuaregs de la región de Azawad (norte de Mali). Este escenario de recrudecimiento de la violencia ha hecho que las autoridades estatales apoyadas desde el exterior pergeñen una reforma de la seguridad que propone la refundación del Ejército. La cuestión es cómo hacerlo. 

Los insurgentes independentistas sentados en la mesa política para la aplicación del Acuerdo de Paz de Argel de 2015 negocian la formación de un Ejército a partir de la característica tribal, árabe o tuareg, lo que cumpliría con una de sus reivindicaciones. Fuentes oficiales en Bamako consideran que esta idea supone la caída del Estado-nación porque desaparece lo nacional: “Una representación armada según parámetros tribales no es viable para el norte, que solo constituye el 10% del conjunto del país”, declaró a Mundo Negro el general Ibrahima Diallo, expresidente del Consejo Nacional para la Reforma del Sector de la Seguridad (RSS). Un Ejército de exclusividad para Azawad y, sobre todo, el reclamo de la gestión territorial del norte de Mali se sitúa en el origen de las incesantes crisis producidas en el país desde su independencia, en 1960. 

Ninguno de los programas de desarme, desmovilización y reintegración (DDR) impulsados por Naciones Unidas (ONU) en un proceso de posconflicto ha funcionado. Con todo, la escena se repite: insurgencia armada, proceso de paz, abandono de las armas, integración en el sistema y… retorno a la violencia. Ahora lo que cambia es la propuesta de la RSS, que tendría que contribuir a perpetuar la paz en el norte. Se trata, sin embargo, de una difícil misión mientras las demandas de los independentistas –que implican, sobre todo, la autogestión de los asuntos económicos sin despachar con Bamako– no sean respondidas de forma satisfactoria. La negativa de la Administración central a la propuesta desembocó en 2012 en un nuevo levantamiento apoyado desde los bastidores de Libia, donde los tuaregs acababan de perder a su padre político, Muamar el Gadafi. 

Las armas circulaban por la región y no tardó el alistamiento de jóvenes en el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA). Los árabes y tuaregs que integraban las Fuerzas Armadas malienses (FAMA) tampoco se lo pensaron dos veces antes de desertar y unirse a las filas secesionistas que invocaron la independencia y mejoras para las tribus del Azawad independiente. Los secesionistas, que de manera coyuntural se aliaron a los yihadistas asentados en el territorio desde principios del siglo XXI para derrocar a las FAMA, demostraron la fragilidad de estas y, por tanto, del Estado. 

Esta sublevación en la que convergieron dos grupos armados con aparentes reivindicaciones políticas diferentes –aunque con el mismo objetivo de atribuirse Azawad– terminó en una intervención internacional liderada por Francia para devolver a Mali su integridad territorial. A pesar de la Operación Serval, que expulsó a los radicales yihadistas del norte y evitó su propagación hacia el sur, y la posterior Operación Barkhane, que extendió el cordón de seguridad a los países limítrofes de Mali, la región norteña sigue en manos de las élites político-militares de Azawad. Estas ya se han proclamado autosoberanas y actúan como tal con la mediación de la misión de la ONU (MINUSMA).

El Estado aún no ha podido recuperar su soberanía territorial en la zona y todo apunta a que difícilmente lo hará en un contexto en donde las fuerzas internacionales apoyan al secesionismo frente a su mayor amenaza: el terrorismo. “Nuestra guerra no ha sido declarada a los actores de Azawad sino a los yihadistas”, dice un efectivo de Barkhane.

En otras palabras, siempre que permanezca la amenaza de naturaleza yihadista, el bastión secesionista es un mal menor. Mientras tanto, las fuerzas independentistas y el Estado siguen negociando bajo los auspicios de la ONU una salida a la crisis basada en el Acuerdo de paz de Argel de 2015.

Mercado en la ciudad de Ménaka, donde se ha desarrollado una campaña para reducir el número de armas entre la población
Fotografía: Souleimane Ag Anara/Getty – Mercado en la ciudad de Ménaka, donde se ha desarrollado una campaña para reducir el número de armas entre la población

El problema de la autonomía

La paz de Mali depende, en cierta medida, de la materialización del acuerdo entre el Estado y los insurgentes de Azawad, lo que implicaría una transferencia de enormes atribuciones a la región norte de Mali, es decir, le ofrecería una amplísima autonomía, pero nadie garantiza si eso supondría la clausura de más de medio siglo de enfrentamientos entre los tuaregs y árabes de Azawad y Bamako. Las rivalidades intracomunitarias causadas por el reparto territorial y económico, además de las aspiraciones de acumulación de poder, son también fuente de litigios locales y con un Azawad independiente la previsión es la acentuación de las luchas de poder. 

En este sentido, la RSS –que se plantea por vez primera en Mali– busca rescatar al país reconstruyendo unas estructuras caducas de seguridad. Las autoridades entienden que, reformando el Ejército, la Gendarmería y creando una policía de proximidad en los pueblos y ciudades del norte de Mali con todas las etnias representadas se estarían dando pasos hacia la paz y la estabilidad. Una integración de los insurgentes en la reestructuración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad (FDS) junto con las FAMA se ve como el camino correcto para restaurar la confianza en las instituciones. 

Hasta el momento, un efectivo bambara desplegado en zona azawí se percibe como un peligro para la población local tuareg. Para cambiar esta lógica, la RSS contempla la creación de un contingente inclusivo del aparato securitario para el que, de momento, no hay consenso. Un sector del secesionismo ha mostrado su indisposición a disentir de sus convicciones aceptando una reforma integral que implique grupos de trabajo mixtos –bambaras y tuaregs–. 

Fuentes de las élites tuaregs consultadas por MN aseguran que la RSS representa para su comunidad la pasarela para refundar un Ejército a partir del principio étnico, lo que significaría que en Azawad no habría representación de los bambaras, cuya mayoría se sitúa en el sur del país. Mientras que para Bamako la RSS serviría para la reconquista de la zona norte del país haciendo retornar a sus cuerpos a Kidal, Ménaka, Gao, Tombuctú y Taoudenni, los secesionistas ven en la RSS la oportunidad de definir un ejército propio para Azawad en el que predominen las tribus del norte. Esta excepcionalidad en la zona sublevada abriría a los insurgentes una alfombra roja para la obtención de beneficios de los tráficos de drogas, armas o personas, entre otras actividades propias de la economía paralela que transcurre especialmente por Azawad.

Manifestación en Bamako el pasado 21 de agosto contra la MINUSMA y la operación Barkhane
PHOTO/ANNIE RISEMBERG/GETTY – Manifestación en Bamako el pasado 21 de agosto contra la MINUSMA y la operación Barkhane

El nuevo Ejército al que aspiran los independentistas –y que excluye etnias negras del sur– obedece a los intereses de los actores preponderantes en la región norteña de Mali. El nacionalismo azawí es hoy más feroz que el de los 90 y tiene anhelos de venganza contra las Fuerzas estatales por cómo estas represaliaron a los tuaregs sublevados en la insurgencia de entonces. Las nuevas generaciones tuaregs que han vuelto al combate, a la guerra territorial y a la reivindicación de Azawad no sufrieron esa represión, pero se produjo una transmisión progresiva de la memoria nacionalista. 

Por todo ello, no hay visos de éxito para la construcción de la Unidad Nacional, y menos aún si esta es impuesta, porque seguiría fragilizando los pilares estatales y se vaticinarían más años de violencia. La sombra del terrorismo tendría que ser el estímulo para que Estado y secesionistas se pongan de acuerdo en la aplicación de la RSS. Sin embargo, el interés no se sitúa tanto en proteger a la población de las amenazas como en las ventajas que puedan extraer unos u otros, insurgentes y actores estatales, a partir de este instrumento. 

Mientras la discusión política no termina de clarificarse debido a las divergencias, los grupos yihadistas salen altamente beneficiados de la fragilidad del Estado. Ganan en organización y en reclutamiento. Los jóvenes desprovistos de horizontes a corto plazo y sin confianza en las instituciones optan por la lucha armada y la protección de katibas suicidas como la del Frente de Liberación de Macinas, encabezada por Mamadou Koufa. El rol del Estado necesita revisarse urgentemente por su incapacidad de conservar a sus nuevas generaciones, que ven en la violencia un nuevo oficio.   

atalayar.com

Terroristas secuestran a escolares en el noroeste de Nigeria

Mariam Azarkan

Autoridades de Nigeria han anunciado este viernes el secuestro de estudiantes al noroeste del país por parte de un grupo terrorista

PHOTO/AFP  –   Autoridades de Nigeria han anunciado este viernes el secuestro de estudiantes al noroeste del país por parte de un grupo terrorista

Las autoridades locales de Nigeria han anunciado este viernes el secuestro de estudiantes al noroeste del país por parte de un grupo terrorista. Un portavoz del gobernador del estado de Zamfara no dijo de cuántos escolares se trataba, sólo confirmó el secuestro de los estudiantes de una escuela en la región. 

“Hombres armados desconocidos llegaron disparando esporádicamente y se llevaron a las niñas”, dijo a Reuters Sulaiman Tanau Anka. “La información disponible para mí dice que vinieron con vehículos y sacaron a los estudiantes, también movieron algunos a pie” añadió. Dijo además que las fuerzas de seguridad estaban presentes en el área.

Una maestra de la escuela secundaria gubernamental para niñas Jangebe, quien pidió permanecer en el anonimato, dijo que “más de 300 niñas están desaparecidas después de un recuento de estudiantes restantes”. 

El miércoles pasado, el Ejercito nigeriano notificó la reconquista de una ciudad estratégica en el noreste del país que había sido capturada por terroristas la semana anterior. Los soldados, respaldados por aviones de combate, logaron retomar de manos de los terroristas después de crueles batallas la ciudad de Martí y las ciudades vecinas en el lago Chad, según confirmó el Ejército en un comunicado. 

Mapa que localiza los principales secuestros masivos en Nigeria y otras regiones amenazadas por diferentes conflictos, insurgencia o grupos criminales
AFP/AFP – Mapa que localiza los principales secuestros masivos en Nigeria y otras regiones amenazadas por diferentes conflictos, insurgencia o grupos criminales

El comunicado agregó que “los soldados, respaldados por una cobertura aérea, lograron entrar en Martí y destruir bombas caseras y minas terrestres en su camino”.

El Ejército afirmó que las fuerzas gubernamentales tenían el control completo de la zona y que decenas de terroristas murieron durante la batalla.

Terroristas que se cree que estaban afiliados a Daesh en África occidental tomaron el control de la base militar Martí el 15 de febrero en el noreste de Nigeria, matando a ocho soldados. El jefe del Ejército dio a sus soldados un plazo de 48 horas para retomar el pueblo durante una visita a sus fuerzas que luchan contra los terroristas en el noreste.

Fuentes de seguridad informaron que muchos ciudadanos se han quedado atrapados en su interior desde que los terroristas se apoderaron de él.

Fotografía de archivo, conmemoración del 5º año del secuestro de las 276 colegialas de Chibok por parte de los terroristas de Boko Haram el 14 de abril de 2014 en la Escuela Secundaria Gubernamental de Chibok, estado de Borno
PHOTO/AFP – Fotografía de archivo, conmemoración del 5º año del secuestro de las 276 colegialas de Chibok por parte de los terroristas de Boko Haram el 14 de abril de 2014 en la Escuela Secundaria Gubernamental de Chibok, estado de Borno

En noviembre del año pasado, miles de personas regresaron a sus hogares en Martí después de que se viesen obligadas a huir en 2014 debido a la inseguridad.

Las personas desplazadas por el conflicto con los terroristas podrán regresar a sus pueblos y ciudades una vez que los campamentos en los que están albergados alcancen su máxima capacidad, según alientan las autoridades.

Facciones yihadistas son una gran amenaza en África occidental debido a que lanzan ataques contra soldados y bases, además de secuestrar a pasajeros de automóviles en las carreteras principales después de establecer emboscadas y simulacros de barreras.

atalayar.com

Golpe al salafismo en Alemania

Diego Urteaga

Atalayar_redada alemania islam salafismo

PHOTO/AP  –   Un policía durante las redadas contra una red islamista en el barrio de Maerkische Viertel en Berlín, el jueves 25 de febrero de 2021

Las Fuerzas de Seguridad alemanas han llevado a cabo una macro redada contra el salafismo. Las autoridades del país germano anunciaban la prohibición de la organización Jama’atu Berlin, también conocida como Tauhid Berlin, y el desarrollo de una gran redada contra ella, principalmente en Berlín, aunque también han tenido lugar inspecciones en Brandenburgo.

En total, más de 800 efectivos policiales han sido movilizados durante esta actuación, con la que se pretende dar un gran golpe al salafismo en Alemania, un fenómeno creciente. Tauhid Berlin está acusada de vínculos con el Daesh. De hecho, medios alemanes informan de que el grupo habría tenido contacto con Anis Amri, el tunecino que mató a 12 personas en 2016 tras el atropello masivo en un mercado navideño, ya que la organización y el terrorista tunecino frecuentaban la mezquita Fussilet, que fue cerrada en 2017 junto con la asociación que la gestionaba, en una redada similar a la que ha tenido lugar hoy.

Atalayar_redada alemania islam salafismo. 1
PHOTO/AP – La policía registró los apartamentos de varios presuntos partidarios de una organización extremista islámica prohibida en la capital alemana

La inteligencia alemana estimó en 2019 en alrededor de 12.000 las personas vinculadas a esta interpretación radical del Islam, una cifra que se habría triplicado desde 2011, y que evidenciaría una creciente radicalización de una parte de la sociedad musulmana presente en Alemania. Una parte que, teniendo en cuenta la población de origen turco, no es pequeña. Las Fuerzas de Seguridad alemanas consideran el salafismo una amenaza “consolidada” en el país.

Tauhid Berlin, aparte de por sus vínculos con el Daesh y el proselitismo salafista, está acusada de instigar a la violencia contra los no musulmanes y, especialmente, contra los judíos. El Senado berlinés fue el encargado de anunciar la prohibición a través de la red de Twitter aunque, según el diario ‘Bild’, por el momento sólo se ha producido una detención durante los registros de varias propiedades. Se cree que la organización estaba formada por unos 20 miembros.

Atalayar_redada alemania islam salafismo. 2
AFP/GREGOR FISCHER – Fotografía de archivo Agentes de policía frente a la mezquita “Fussilet 33” en Berlín el 28 de febrero de 2017. Las autoridades alemanas han cerrado una mezquita radical en Berlín, que era frecuentada por Anis Amri, el autor del atentado con un camión contra un mercado navideño en diciembre, informó la policía local el 28 de febrero de 2017

Alemania se mantiene a una situación compleja en lo que a terrorismo se refiere. El país no sólo ha de hacer frente al terrorismo islamista, que ha sido el habitual en suelo europeo durante los últimos años, sino también al incremento de la violencia de extrema derecha que, al igual que proclamaba Tauhid Berlin, fija en los judíos su principal enemigo. Hace apenas una semana se cumplía el aniversario del ataque terrorista de estas características más grave desde la Segunda Guerra Mundial. Tuvo lugar en Hanau, donde un hombre armado acabó con la vida de una decena de personas. Pocos meses antes, otro hombre mató a dos personas en la entrada de una sinagoga en Halle, y el político alemán Walter Lübcke era asesinado por un ultraderechista.

Una de las últimas operaciones de este tipo se produjo en noviembre del pasado año, tras el atentado en Viena. Durante la operación, se registraron las propiedades de cuatro personas en varios puntos de Alemania, ya que habían mantenido contacto con el terrorista que mató a varias personas en el centro de la capital austriaca.

atalayar.com

La tensión aumenta entre Turquía y Grecia en el Mediterráneo

Álvaro Escalonilla

Atalayar_Oruc Reis_0

REUTERS/MURAD SEZER  –   El buque de perforación turco Yavuz es escoltado por la fragata de la Armada turca TCG Gemlik (F-492) en el mar Mediterráneo oriental frente a Chipre

Turquía ha informado que sus fuerzas navales llevarán a cabo ejercicios militares “a gran escala” en el mar Egeo entre los días 25 de febrero y 7 de marzo. La maniobra, denominada como ‘Patria Azul 2021’, incluirá hasta un total de 87 buques de guerra, 27 aeronaves y una veintena de helicópteros y drones, según fuentes del Ministerio de Defensa. 

Las unidades de la Fuerza Aérea Turca, el Comando de la Guardia Costera y la Gendarmería General también formarán parte de los ejercicios, ha añadido el Ministerio. El objetivo principal pasa por evaluar la capacidad y preparación de las unidades de la Marina turca. Las actividades incluirán simulacros de ataques y enfrentamientos en un escenario que tratará de simular “condiciones operacionales reales”. 

El anuncio se produce dos días después de la denuncia de Ankara a Atenas por “acosar” a un buque de investigación turco en el mar Egeo. Hasta cuatro cazas F-16 griegos habrían acosado al TCG Cesme al oeste de la isla griega de Lemnos. Uno de ellos habría lanzado, incluso, un tipo de bengala utilizada para engañar a los radares enemigos a una distancia de 3,7 kilómetros del buque, según informaron funcionarios del Ministerio de Defensa turco.

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, afirmó que Turquía respondió con la “represalia necesaria de acuerdo con las reglas”, y agregó que “mientras realizamos un trabajo científico, el acoso no es correcto. No encaja en nuestros lazos de buena vecindad”. La Fuerza Aérea de Grecia estaba realizando un ejercicio en el mar Egeo en ese momento, pero el Ministerio de Defensa heleno indicó que sus aviones no estaban cerca del barco turco y negó haber llevado a cabo ninguna represalia. 

Atalayar_Erdogan
PHOTO/REUTERS – El presidente turco Tayyip Erdogan

Turquía había enviado el buque de investigación en aguas internacionales del Egeo hasta el próximo 2 de marzo con el fin de realizar levantamientos hidrográficos. Las autoridades griegas habían protestado por el despliegue, aduciendo que iba en contra del espíritu de diálogo renovado que habían establecido las naciones vecinas y del esfuerzo de Turquía por mejorar las relaciones con la Unión Europea. 

Esta nueva escalada de las tensiones dificulta la vía de diálogo reabierta el pasado 25 de enero. Tras 5 años sin relaciones diplomáticas, Turquía y Grecia volvieron a reunirse en Estambul para delimitar las zonas marítimas en el Egeo y definir los derechos a los recursos energéticos en el Mediterráneo oriental. Hasta el pasado mes de marzo de 2016 llegaron a reunirse un total de 60 veces, sin éxito. El fallido intento de golpe de Estado en Turquía minó los avances reconocidos entonces por el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

Sin embargo, la constante militarización de la zona por parte de Erdogan ha debilitado las posiciones de diálogo. En la última cumbre, ambas partes decidieron dar continuidad a las conversaciones pese al anuncio previo de Turquía, que notificó el lanzamiento de un nuevo buque de investigación. La Unión Europea amenazó entonces con la imposición de sanciones, sin embargo, el cambio de postura de Ankara rehabilitó las condiciones para un acuerdo. 

La próxima reunión sigue vigente y tendrá lugar en Atenas, tal y como reconocieron los integrantes de la mesa de diálogo. Aún sin fecha concreta, se espera que Turquía reconduzca sus relaciones con Occidente. En primer lugar, para reducir los daños económicos impuestos por las sanciones, en segunda instancia, para conseguir una serie de mejoras en la unión aduanera y facilidades para la liberalización de visados. Por último, para empezar de cero en sus relaciones con la Casa Blanca tras la llegada de Biden. 

Atalayar_Mitsotakis
PHOTO/REUTERS – El primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis

Grecia aumenta sus inversiones en Defensa

Mientras, el Gobierno griego aprobó la subida de un 57% en la partida de gasto para el Ministerio de Defensa. El presupuesto en materia militar griego ha alcanzado los 5.500 millones de euros. “Nunca antes se había llevado a cabo un programa militar tan complejo e importante de manera tan rápida y eficiente”, declaró el primer ministro Mitsotakis, y añadió que los planes del Gobierno también comprendían la adquisición de nuevas fragatas, helicópteros, drones, la mejora de la flota F-16 y el reclutamiento de 15.000 efectivos adicionales.

Esta decisión fue acompañada por el anuncio del primer ministro acerca del acuerdo con Francia para la compra de 18 aviones de combate Rafale por valor de 2.450 millones de euros, así como el gasto de 1.400 millones para establecer una nueva escuela de vuelo gestionada por Israel, entre otros. Estos acuerdos multimillonarios han llevado a Grecia a fortalecer su Ejército y a mejorar las relaciones estratégicas con los países proveedores. Además, Atenas lanza un mensaje de advertencia a Ankara para frenar sus aspiraciones.

atalayar.com

El primer ministro de Armenia denuncia un intento de golpe de Estado

Alberto García

El primer ministro de Armenia ha hablado de un intento de golpe militar tras enfrentarse a la exigencia del Estado Mayor del Ejército de dimitir

Tigran Mehrabyan, Servicio de Prensa del Primer Ministro armenio/PAN Photo vía AP  –   El primer ministro de Armenia ha hablado de un intento de golpe militar tras enfrentarse a la exigencia del Estado Mayor del Ejército de dimitir

El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, ha destituido al jefe del Estado Mayor del Ejército tras un comunicado emitido por cerca de 30 comandantes que pedían la dimisión del Ejecutivo al acusarles de “no ser capaces de adoptar decisiones razonables”. 

“Considero el comunicado del Estado Mayor como un intento de golpe de Estado militar”, acusó Pashinián a través de su cuenta de Facebook, al tiempo que ha pedido a sus seguidores congregarse en la Plaza de la República en Ereván, la capital del país para rechazar la intentona golpista.

Las Fuerzas Armadas aludieron en su comunicado a que han “tolerado con paciencia los ataques por parte del Gobierno destinados a difamar a las Fuerzas Armadas”, pero aseguraron que “todo tiene sus límites”, y acusaron de paso al Gobierno de cometer “graves errores en política exterior”.

Una clara alusión al conflicto en Nagorno-Karabaj que enfrentó a Armenia y Azerbaiyán desde septiembre del año pasado hasta el cese de los combates el 10 de noviembre, tras un acuerdo que supuso la pérdida de parte del territorio armenio en dicha región, que, aunque estaba bajo soberanía azerí, se autoproclamaba independiente. 

El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, se reúne con sus partidarios en la Plaza de la República, en el centro de Ereván, el 25 de febrero de 2021
AFP/KAREN MINASYAN – El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, se reúne con sus partidarios en la Plaza de la República, en el centro de Ereván, el 25 de febrero de 2021

Lo que de facto fue una derrota para Armenia no solo crispó al Ejército sino también a la oposición que lleva exigiendo la renuncia del Gobierno desde hace más de tres meses.

“El Ejército siempre ha estado con el pueblo, igual que el pueblo está con el Ejército”, reza otra parte del comunicado militar.

El primer ministro por su parte asegura que los militares “tienen que responder” a las preguntas de la sociedad para conocer la “verdad sobre la guerra” que costó más de 4.000 vidas al país. “Hay generales a los que no les gusta que la gente pueda hacerles preguntas”, dijo.

Nagorno-Karabaj lleva siendo un territorio en disputa desde 1988. Armenia controlaba parte del territorio desde su victoria en la anterior guerra (1992-1994), tras la que ambos países acordaron un alto al fuego que se ha roto en varias ocasiones, aunque siendo el conflicto de 2016, que tuvo una duración de cuatro días, el único reseñable. La región a pesar de estar inserta en territorio azerbaiyano, está poblado por personas de etnia armenia. 

El conflicto desatado entre septiembre y noviembre de 2020, en total, dejó 5.500 militares muertos de ambos bandos y unos 150 civiles, según fuentes oficiales. El presidente ruso, Vladimir Putin, jugó un papel destacado en el acuerdo de paz, que deja a Azerbaiyán el control de más de dos tercios del territorio, a pesar de que se había declarado independiente en tres ocasiones tras la celebración de referéndums en 1991, 2006 y 2017, que sin embargo no fueron reconocidos por la comunidad internacional. 

El líder armenio Nikol Pashinián acusó a los militares de un intento de golpe de Estado e instó a sus partidarios a salir a la calle el 25 de febrero, tras meses de tensiones por su gestión de la guerra del año pasado con Azerbaiyán
PHOTO/REUTERS – El líder armenio Nikol Pashinián acusó a los militares de un intento de golpe de Estado e instó a sus partidarios a salir a la calle el 25 de febrero, tras meses de tensiones por su gestión de la guerra del año pasado con Azerbaiyán

Una crisis que se viene cociendo desde hace meses

Desde la firma del acuerdo se han sucedido numerosas protestas en las calles del país. Pashinián argumentó que era necesario acabar con un conflicto que estaba dejando miles de fallecidos. Sin embargo, la oposición le reprochó no haber cesado antes las hostilidades, cuando los términos del acuerdo podían haber sido más beneficiosos para Armenia.

Las protestas se reanudaron hace unos días cuando opositores bloquearon las calles de Ereván y paralizaron el tráfico al grito de “Nikol, traidor”. La oposición hacía tiempo que le había dado un ultimátum y llegaron a ofrecer al ex primer ministro Vazgen Manukyan como posible jefe del Ejecutivo interino hasta la celebración de nuevas elecciones. 

La tensión entre partidarios y detractores del primer ministro prometen seguir dividiendo al país. Los pasos que de el Ejército en las próximas horas será crucial para saber si finalmente se produce el golpe denunciado por Pashinián. 

atalayar.com

La Fiscalía turca ordena la detención de 148 militares por supuesto golpismo

EFE

La Policía turca ha iniciado este miércoles una operación, ordenada por la Fiscalía de Esmirna, para detener a 148 militares por supuesta pertenencia a la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen

PHOTO/AP  –   La Policía turca ha iniciado este miércoles una operación, ordenada por la Fiscalía de Esmirna, para detener a 148 militares por supuesta pertenencia a la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen

La Policía turca ha iniciado este miércoles una operación, ordenada por la Fiscalía de Esmirna, para detener a 148 militares por supuesta pertenencia a la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que el Gobierno turco acusa de haber instigado el fallido golpe de Estado de 2016.

La operación se extiende a 47 de las 81 provincias del país, informó la emisora pública TRT. Entre los sospechosos hay ocho capitanes, un coronel y una decena de funcionarios de escuelas militares.

El pasado 2 de febrero, 294 militares y funcionarios turcos fueron detenidos en otra gran operación por sospechas de tener vínculos con los presuntos golpistas.

El clérigo turco afincado en Estados Unidos Fethullah Gulen
PHOTO/REUTERS – El clérigo turco afincado en Estados Unidos Fethullah Gülen

Tras la fallida intentona, cuyos máximos dirigentes militares nunca han confesado públicamente su adhesión a Gülen, el Gobierno turco lanzó amplias purgas en la administración estatal y el sector educativo, donde despidió a más de 130.000 empleados y detuvo a más de 100.000 personas. Alrededor de 50.000 personas, la inmensa mayoría civiles, pasaron a prisión preventiva.

En diciembre pasado, un tribunal de Ankara condenó a cadena perpetua a 333 militares y cuatro civiles por su participación en la asonada, en lo que sigue siendo una campaña de hostigamiento del Gobierno contra sectores opositores. 

atalayar.com

Turquía muestra sus planes para volver a conformar el Imperio Otomano

Andrea Polidura

Atalayar_Tropas turcas y azeríes

PHOTO/REUTERS  –   Tropas turcas y azeríes participan en ejercicios militares conjuntos en la provincia oriental de Kars, Turquía

El ansia expansionista de Recep Tayyip Erdogan no coge a nadie por sorpresa, el presidente de Turquía ha vuelto a recuperar, desde un tiempo atrás, el discurso sobre el gran Imperio Otomano. El país euroasiático ha ido desligándose de las políticas más contenidas, hasta convertirse en uno de los grandes desestabilizadores de la región.

Turquía se encuentra inmersa en prácticamente todos los conflictos que se suceden o se han sucedido en Oriente Medio y gran parte de África, pasando por Libia, Yemen, Siria, Irak… Pero las políticas expansionistas de Erdogan, no sólo han afectado a esta región en concreto, sino que mantiene una disputa abierta con Grecia y Chipre por la exploración de aguas territoriales, así como el papel decisivo que jugó durante el conflicto de Azerbaiyán.

De hecho, el papel de Turquía durante el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán hizo saltar todas las alarmas, ya que enfrentaba de nuevo al país euroasiático y a Rusia. Estas dos antiguas repúblicas soviéticas se disputaban la zona del Nagorno-Karabaj, situada en Azerbaiyán, pero en la que viven mayoritariamente armenios. Desde el inicio Rusia se posicionó con Armenia, mientras que Turquía respaldó a Azerbaiyán.

Atalayar_Erdogan y Ilham Aliyev
AFP PHOTO / Turkish presidential press service / Mustafa KAMACI – El presidente turco Recep Tayyip Erdogan y al presidente azerbaiyano Ilham Aliyev celebrando una rueda de prensa tras su reunión en Bakú

El respaldo de Turquía a esta ex república soviética va más allá de los posibles lazos históricos o culturales que pudieran compartir, esta estrategia va encaminada al control de recursos. En palabras de James Dorsey, experto en Oriente Medio: “La victoria militar convirtió a Azerbaiyán en una ruta alternativa de transporte de gas hacia el oeste que permitiría a los países de Asia central evitar los corredores dominados por Rusia o Irán”. Y no sólo gas, Kazajistán ha comenzado a exportar cobre a Turquía a través de Azerbaiyán, en un primer intento por aprovechar el país como zona de tránsito.

En un nuevo alarde expansionista de Turquía, un canal de televisión turco afín al régimen ha filtrado un mapa donde se señala el área de influencia del país en 2050. En este mapa el alcance del país euroasiático se extiende desde el sureste de Europa hasta la costa norte del Mediterráneo (Grecia y Chipre) y la costa sur incluyendo Libia, los países del Magreb, Egipto y los estados del Golfo, además del Cáucaso hasta Asia Central y la frontera con China.

Atalayar_Mapa influencia de Turquía en 2050
PHOTO/TWITTER – Un canal de televisión turco con estrechos vínculos con el presidente Recep Tayyip Erdogan mostró un mapa de 12 años que mostraba la esfera de influencia de Turquía en 2050

Esta mapa se basa en informaciones provenientes de un libro titulado “Los próximos 100 años”: predicciones para el siglo XXI,  escrito por el investigador político estadounidense George Friedman, fundador del Centro Stratfor para Investigación en Política Internacional. El libro, publicado en 2009, incluye expectativas sobre la situación geopolítica en el mundo durante el siglo XXI, su desarrollo y el cambiante equilibrio de poder en las próximas décadas.

Países como Irán o Rusia han catalogado este hecho como una provocación más por parte de Erdogan, en lugar de considerarlo como una amenaza  real. Sin embargo, han afirmado que este mapa, que incluye los países del Cáucaso Norte y la península de Crimea, amenaza los intereses rusos. Vladimir Jabbarov, miembro del Consejo de la Federación Rusa, señaló que “Esta información se muestra intencionalmente para ver reacciones, pero no le prestaremos atención, tenemos relaciones normales con Turquía y somos socios en muchas áreas”.

Atalayar_Hulusi Akar, y su homólogo azerí, Zakir Hasanov
PHOTO/ARIF AKDOGAN/MINISTERIO DE DEFENSA TURCO – El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, y su homólogo azerí, Zakir Hasanov, inspeccionan las tropas durante unas maniobras militares conjuntas turco-azeríes en la provincia oriental de Kars, Turquía

Asimismo, los iraníes también han expresado que esta esfera de influencia turca sitiaría a su país desde el norte, sur y oeste y amenazaría sus intereses estratégicos nacionales. Aún así, los funcionarios iraníes no han hecho comentarios sobre los planes turcos. Pero consideran a Turquía como una amenaza, y más después de que Erdogan repitiera un discurso nacionalista en el que pedía la anexión de dos provincias iraníes de origen azerí a Azerbaiyán. Es por esto que Teherán busca fortalecer su presencia militar en el Mar Caspio y establecer relaciones navales más estrechas con los países que bordean su cuenca, entre los que se encontrarían: Rusia, Azerbaiyán, Turkmenistán y Kazajistán.

Este acto es sólo una muestra más del delirio expansionista de Erdogan que en un momento donde el país sufre las duras consecuencias económicas provocadas por la pandemia, resalta la ensoñación de ese gran Imperio Otomano, centrando la atención de la sociedad en conflictos externos, para no tener así que hacer frente a las reformas necesarias que exige el país. 

atalayar.com